salsa barbacoa caribeña, sabor a tamarindo y ron

Antes de empezar con la receta os quiero hablar del tamarindo, un fruto bastante olvidado para el viejo mundo y muy muy querido en el resto de continentes. Aunque parec que es originario del África subtropical , el tamarindo es muy popular en India, Latinoamérica y el Caribe. A Europa nos llegó desde Oriente y al continente americano muy posiblemente llegó en los fardos de los conquistadores españoles. Crece en arbustos muy frondosos que protegen muy bien de vendavales por lo que en muchas islas antillanas se plantan cerca de las viviendas. Su fruto es más amargo que dulce aunque de un aroma y sabor intenso. Es el secreto de la salsa worcester (la salsa Perrin’s) y es un ingrediente imprescindible en las recetas de postres y dulces de toda Ibero-América. En el recetario hindú es un ingrediente básico y es muy común encontrarlo en recetas de comida asiáticas. En España es fácil encontrarlo en tiendas asiáticas. Yo me lo traje de España en mi último viaje aunque en Viena hay un mercado muy popular donde no es difícil encontrarlo. Aún así, lo compré en Madrid, en Lavapiés, en una de las muchas tiendas hindúes y marroquíes que hay en el barrio.


En fin, que antes de dejaros esta receta, tengo que comentar sus propiedades medicinales. Por su alto contenido en fibra, el tamarindo es muy usado en remedios intestinales y biliares, es muy preciado como laxante y, cómo no, recientemente se ha publicado un estudio donde se asegura que es bueno para bajar los niveles del colesterol… por lo tanto, os recomiendo esta salsa barbacoa por sus propiedades curativas: el tamarindo para el sanar el cuerpo y el ron para curar el alma…

Ingredientes:
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de jengibre o un trozito si es fresco
  • 3 o 4 frutitos deshuesados de tamarindo
  • El zumo de una lima
  • 1 cucharadita de salsa worcester
  • 1 cucharadita de mostaza
  • Ketchup (mínimo media botella)
  • Un poco de guindilla roja o pimienta de cayena
  • Ron a gusto del cocinero (desde ¼ a ½ vaso de agua)
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Un poquito de sal
Preparación:Pon todos los ingredientes juntos menos el ketchup y tritúralos. Colaca este puré en un cacito, añade ketchup a tu gusto y cuécelo a fuego lento como unos 20 minutos y ¡listo!

0 comentarios. ¿te animas?

Publicar un comentario en la entrada