tarta de queso al estilo alemán a mi manera

Cada abuela alemana tiene su propia receta de este pastel pero como yo no tengo parientes en Alemania he experimentado por mi cuenta con varias recetas y después de alguna que otra variación personal, al final, me ha quedado de esta guisa. He variado la galleta de la base poniéndole un poquito de especias y miel y he suavizado la masa del relleno con un poquito de limón para que no predomine tanto el gusto a vainilla. En cualquier caso, si no te gusta, dímelo y te daré la receta "ortodoxa" de esta tarta.


Ingredientes para la base:
  • 150 gr. harina
  • 100 gr. mantequilla
  • 50 gr. azúcar morena
  • 1 cucharada de miel
  • 1 huevo
  • una pizca de canela y de nuez moscada

Ingredientes para el relleno:

  • 4 huevos
  • 50 a 80 gr. azúcar
  • 500 gr. queso tipo quark
  • 150 ml. nata líquida
  • 100 ml. de leche
  • ralladura de un limón
  • 1 sobre de azúcar avainillada o extracto de vainilla
  • 1 cucharada de maizena
Preparación:
Deja a temperatura ambiente la mantequilla hasta que esté blanda y haz una crema batiéndola con el huevo, el azúcar y la miel. Añade el harina y las especias y trabájala hasta lograr una masa bien compacta. Enharina la encimera o mesa de trabajo y extiende la masa con la ayuda de un rodillo.


Engrasa un molde de unos 26 cm. de diámetro y cúbrelo con la galleta: primero la base y después el borde (más o menos de 3 cm.). Pincha con un tenedor la galleta para que no se hagan bolsas y al horno. 10 minutos a 180º será suficiente (150º si es de aire). Mientras tanto, separa las claras de las yemas y monta a punto de nieve las claras y las reservas. Mezcla el resto de ingredientes todos juntos con la ayuda de una batidora y una vez que la crema ese lisa y sin grumos añade las claras ligándolas con la ayuda de una cuchara. Añade la crema al molde con la galleta y hornea de nuevo una 1/2 hora apróx. a 180º en horno normal y a 150º si es de aire.


Con la masa que te haya sobrado aprovecha para hacer unas galletitas que puedes decorar con un poco de pistachos molidos. A la hora de servir, puedes emplatar esta tarta con alguna salsa de frutas; en la foto va acompañada por una salsa de mango muy sencilla: salteas en la sartén el mango un par de minutos con un poquito de agua y si la fruta es muy madura le añades unas gotitas de limón. Después lo bates bien y lo dejas enfriar...

0 comentarios. ¿te animas?

Publicar un comentario en la entrada