escalivada mediterránea

Mi hermano David me pidió una receta con berenjenas ya que no termina de cogerlas el punto y una escalivada es la mejor recomendación que se me ocurre. Es muy sana, fácil de preparar y se puede conservar muy bien durante bastante tiempo. La escalivada o escalibada es un asado de verduras típico catalán y gran referente de la cocina mediterránea.


Se trata de hacer un asadillo a base de berenjenas, pimientos, tomates y cebollas. La cantidad de cada verdura va un poco en función del gusto del cocinero. A mi me gusta que predomine la berenjena ya que, en mi opinión, si le ponemos mucho pimiento se convierte en un asadillo de pimientos y pierde un poco de identidad el plato. De cualquier manera, y una vez aliñada la escalivada, la puedes guardar en un tarro hermético en el frigorífico e ir sacando a medida que se quiere consumir. Puedes servirla como acompañante a una carne o pescado o sola a modo de entrante. En este caso, puedes hacer tapitas montando la escalivada en una tosta y sirviéndola con "algo más"... pero cada cosa a su tiempo...

Ingredientes:
  • 2 berenjenas grandes
  • 2 pimientos rojos
  • 3 tomates rojos
  • 1 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Preparación:

Lava las las berenjenas, los pimientos y la cebolla y los colocas en una fuente de horno con un chorrito de aceite de oliva por encima. Precalienta el horno a 200 º C y después de unos 10 minutos lo bajas a 180 º C. Así conseguimos que se asen con bien de calor sin que se quemen. Después de 20 minutos introduce también los tomates y aprovecha para dar una vuelta a las verduras para que se asen por todos lados por igual. Repite esta operación siempre que lo estimes oportuno. Más o menos, las verduras necesitarán de entre 30 a 40 minutos para asarse.

Una vez asadas, hay que dejarlas reposar unos 15 minutos. Un truco para pelar bien los pimientos y las berenjenas es dejar que enfríen envueltos en papel de aluminio (cada verdura por separado) aunque yo nunca lo hago y los pelo sin problemas. Cuando si es muy útil, es cuando se asan las verduras en una parrilla o en brasas. Así, al envolverlas, se consigue que guarden mejor el calor y al sudar, se quedarán más blandas.

Una vez peladas y sin semillas, cortaremos en tiras delgadas las berenjenas, los pimientos y los tomates. Las cebollas van mejor en rodajitas finas. Lo colocamos todo en una fuente o ensaladera y añadimos el ajo muy muy picado, la sal, la pimienta y por último un buen chorro de aceite de oliva. A mi me gusta también añadir un poco de perejil picado pero esto va a gustos...



Nota: 
Esta manera de servirla es muy original. Está montada en una rodaja de serviettenknodel, una guarnición muy típica austriaca hecha a partir de pan duro... suave y deliciosa que combina muy bien con todo. Si buscas una manera especial de servir unos aperitivos o una guarnición, pásate por aquí a ver la receta...

6 comentarios. ¿te animas?

  1. Gracias Maite. En cuanto lo haga te cuento...
    Propuesta: ¿Por qué no nos cuentas algo sobre como hacer la carne al horno, así rica-rica como tú la haces, con tus truquis...?
    Besos para tí, para tú pinche y para el papi

    ResponderEliminar
  2. Un poquito más adelante le meteré mano a los asados, pero más de cara al otoño, que por ahora con los calores parece que no apetece "cocerse" junto a un asado... :-P BSSS

    ResponderEliminar
  3. Mai, adoro la escalibada...te ha quedado de miedo!!! Yo siempre le suelo poner un poquito más de pimiento que de berenjena...es que me gusta que predomine un poquito más el pimiento, pero no mucho....lo prometo!! jeje

    ResponderEliminar
  4. Este verano la he preparado un par de veces ya que la tenía completamente olvidada hasta que mi hermano me pidió una receta con berenjenas. Es curioso, cómo se nos pueden olvidar cosas tan fáciles y ricas?

    PD:(uhmm... he de reconocer que yo soy de las que rebusco el pimiento... pero me quiero corregir y comer de todo :-))))) jajajajaja

    ResponderEliminar
  5. Maite, amor, he vuelto a la berenjena... el otro día fui al mercado y compré una bien hermosa. La cuestión es que alguien me las hizo así sencillitas, rebozadas... ¿cómo se hacen ricas así? ¿había que dejarlas en sal y mojarlas en huevo y harina... y a freir? recuérdame, please. Qué bonito tienes el blog.love

    ResponderEliminar
  6. David!
    A saber dónde ha ido a parar mis explicaciones:-(

    Mira, la cortas en rodajas, las salas (pon un poquito de pimienta que siempre hace rico) y le pones unas gotas de limón para evitar que se oxiden. En un plato bate un huevo algo rebajado en leche (1 ó 2 cucharadas). Las rebozas primero en harina. A mi me gusta con harina de garbanzos o de arroz que salen los rebozados muy crujientes. Después, las pasas por el huevo y las fríes en abundante aceite y bien calentito. Si pones poco aceite o sin calentar mucho el rebozado chupará mucho aceite. Una vez fritas, las vas dejando en una fuente con papel de cocina para que absorban el exceso de grasa...

    Ya me contará amore como fue la experiencia... otra forma muy ricas de comerlas es en hummus (igual que haces el de garbanzos pero con berenjenas asadas)

    Muchos besos!

    ResponderEliminar