gnocchi de patata tradicional y con ricotta

Llegó el momento de hacer gnocchi. Puede parecer complicado aunque una vez cogido el puntillo es como coser y cantar. He experimentado con varias recetas y siempre he tenido el mismo problema: mucha patata que me pedía mucha harina y terminaba con una cantidad tremenda de masa. Busqué por blogs italianos y casi siempre encontraba la misma recomendación: ¿Cantidad de harina? toda la que necesites hasta conseguir que la masa coja ese punto de dureza ya que si los dejas demasiado blandos, quedarán algo correosos al paladar...


Por lo tanto, prudencia con la patata, que es la clave que determinará la cantidad de masa final. Ante la duda, pon siempre un poco menos. Respecto al huevo, he comprobado que la receta clásica queda fenomenal con el huevo entero (así se detalla en la mayoría de las recetas) pero si los haces de ricotta o requesón, espinacas, setas, calabaza, etc. los cocinillas más detallistas suelen recomendar que se usen solo las yemas. Desde luego quedan muy sabrosos.

Así que te propongo dos recetas que se elaboran de la misma manera. Para que pruebes la que más te guste. Las cantidades son para 4-6 personas (dependiendo del saque del comensal) pero como ya te he dicho, puede que te encuentres con masa de sobra. Mal menor para lo rico que salen...

Ingredientes para gnocchi con ricotta:
  • 300 gr. de patatas (2 piezas medianas)
  • 125-150 gr. de ricotta o requesón
  • 2 yema de huevo
  • 4 cucharadas colmadas de harina (yo he necesitado más)
  • 2 cucharadas de queso parmesano
  • sal y nuez moscada

Ingredientes para gnocchi clásico:
  • 300 gr. de patatas (2 piezas medianas)
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas colmadas de harina (yo he necesitado más)
  • sal y nuez moscada

Preparación:
Con antelación, tienes que cocer las patatas en agua con sal hasta que queden al dente. Las pelas y las trituras con un pasapuré o con lo que normalmente las aplastes. Una vez frías, mezcla todos los ingredientes en un bol hasta que consigas una masa dura y compacta. El queso ricotta debe ir bien escurrido, sin suero para que no moje demasiado la masa. La consistencia debe de ser lo suficientemente dura como para poder moldearla sin problemas. Añade tanta harina como te haga falta pero no te confíes demasiado, y si tienes que rectificar con más, házlo poco a poco para no pasarte.


Una vez lista la masa, divídela en dos o tres trozos. Haz una bola con cada uno de ellos, y lo amasas (como si fuera plastilina) hasta conseguir un "gusano" largo. Enharina siempre que te haga falta para trabajar mejor la masa. Corta en trocitos cada gusano y listo. Puedes dejarlos tal cual o puedes redondeárlos y después marcarlos un poquito con el tenedor. Aquí tu decides...

Para la cocción, pon agua con sal a calentar y cuando empieza a hervir bajas un poco el fuego para que el agua guarde el calor pero no rompa a hervir. Echa los gnocchi y cuécelos hasta que floten en el agua. Los sacas rápido y emplatas cuanto antes. La cocción de los gnocchi debe de ser el último paso antes de emplatar. Tienes que tener la salsa o los acompañamientos preparados antes de cocerlos.

gnocchi con salsa di pomodoro


Ingredientes para la salsa:
  • 1 kilo de tomates maduros
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de pesto rojo o de pasta de tomate seco
  • un poco de aceite de oliva
  • sal de especias
  • orégano y albahaca frescos

Preparación:

Pon los tomates en una ensaladera y cúbrelos de agua hirviendo. En un par de minutos, los pasas a agua fría. Así los vas a poder pelar de forma fácil y rápida. Una vez pelados, los cortas en trocitos. Si tienen muchas pepitas puedes quitar la pulpa aunque a mi se me van los demonios con eso de desaprovechar los ingredientes pero hay que reconocer que así quedaría la salsa más fina...


Pon una sartén a calentar con un chorrito de aceite de oliva y añade los tomates. Deja que consuma el líquido y reduce el calor a moderado. Añade el ajo machacado, la sal de especias y el peso rojo y deja que se cocine unos 20 minutos. Recuerda que si los tomates son muy ácidos puedes añadir un poquito de azúcar a la salsa. Yo no soy amiga de cocciones largas pero si lo prefieres puedes cocinar la salsa un poco más pero a mi juicio, poca diferencia vas a notar. Mientras, pon a calentar el agua para los gnocchi...

Una vez hecha la salsa, puedes pasarla por el pasapuré o batidora si no te gusta encontrarte trocitos de tomate. A mi gusta en un termino medio: a veces con machar un poco con el tenedor se logra una textura muy natural. Esto va a gustos. Depués, expolvorea un poco de las hierbas frescas cortadas muy finamente. Cocina los gnocchi como te le explicado antes y emplatas rápido. El resultado, un clásico rico y sencillo que nunca falla.

gnocchi en guarnición

Otra forma de prepararlos , rápida y rica, es a la sartén con un poco de mantequilla. Esto es muy práctico cuando los gnocchi son la guarnición de algún plato de carne o de ave. Por ejemplo prueba de este modo: pon una nuez de mantequilla en la satén y añade 1 zanahoria y un calabacín cortados en daditos pequeños. Lo salteas unos 5 minutos y añades los gnocchi. Echa un poco de sal de especias, cebollino picado y algo de pimienta y salteas unos 3-4 minutos más (dependiendo del tamaño de los gnocchi)... puede ser el acompañante de una carne a la plancha, escalope o estofado.

3 comentarios. ¿te animas?

  1. Aquí estoy...y de momento, he visto poquito y todo me encanta!!Luego te visito con calma, ahora voy a ponerme a cocinar...que he tenido una siesta muyyy laaarga...jeje

    Núria

    ResponderEliminar
  2. Jo, que pinta tienen estos gnoquis!! A ver si me animo y los preparo, es que quiero hacer tantas cosas, que no me cunde el tiempo..jeje

    ResponderEliminar
  3. Núria!
    Bienvenida a mi blogito!!!! Me alegro mucho que te guste (y más cuando quién lo dice es alguién con tanta experiencia como tú ;-)))

    Y los gnocchi ... jeje, bien ricos con el puntillo que da el queso parmesano y la nuez moscada. La salsa, la hice con los últimos tomates de esta temporada ya que ahora por la noche hace bastante frio y mis pobres tomateras me han dicho bye bye para siempre...

    ResponderEliminar