pescado en reducción de hierbas finas con patatas horneadas

No tenía pensado publicar esta receta hoy pero hace un ratico que he estado chateando con mi niño Bigfoot y me ha contado que está a régimen y que sufre con mis recetas. Así que he cambiado las galletas de almendra y naranja que os iba a proponer por este pescadito a la plancha con patatas al horno. Las fotos son de anoche que nos dimos un gustazo con este wildlach y como decía mi madre "nos pusimos como el kiko"... y no me preguntes quién es el kiko que no tengo ni la menor idea...


El plato consiste en un pescado a la plancha acompañado de una reducción de hierbas frescas y ajo. El pescado que funciona es un pez espada, atún, o incluso salmón. Que sea de sabor intenso (con un pescado blanco no sabrías que estás comiendo) y jugoso para hacer a la plancha (una palometa, por ejemplo, quedaría seca). Las patatas van horneadas también con hierbas frescas. El resultado es fantástico. Esta reducción funciona con todo tipo de carnes pero es mi favorita para los pescados. Luismi, te aseguro que cuando lo pruebes te va a parecer día de fiesta... ya me contarás!

Ingredientes para el pescado:
  • 1 filete o rodaja de pescado por comensal
  • 1 diente de ajo por cada 2 piezas de pescado
  • 1 ramillete de hierbas frescas (perejil, cebollino...)
  • el zumo de medio limón por cada 2 piezas de pescado
  • 1 cucharadita de salsa perrins
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1/4 de vaso de vino
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
Ingredientes para las patatas:
  • 1 patata grande por comensal
  • un chorrito de aceite de oliva
  • sal de especias
  • una ramita de romero
  • una ramita de orégano fresco
Preparación de las patatas:Precalienta el horno a 200º. Lava las patatas y córtalas en rodajas de 1 a 1 y 1/2 cm. Colócalas en la fuente del horno sobre una lámina de papel para hornear. En un pequeño bol o vasito, pon las hierbas frescas picadas bien fino, un poquito de aceite y la sal de especias. Pinta cada rodaja con la ayuda de un pincel o con una cucharadita pequeña. Cuida que no queden muy grasientas. El plan es asarlas no freírlas. Hornea hasta que estén blanditas. Te recomiendo que no uses orégano seco ya que su sabor es mucho más intenso y no es la idea. Si no tienes fresco, cambia por perejil o por más cantidad de romero...

Preparación del pescado:Lo primero, vamos a preparar la salsa. La salsa debe quedar muy bien triturada para que nos quede bien la reducción, por lo que te recomiendo que uses la batidora eléctrica. Tritura todos los ingredientes juntos menos la sal y la pimienta. El siguiente paso, es preparar el pescado. Calienta una sartén con unas gotas de aceite de oliva. Pon a asar los filetes el tiempo que cada pescado necesite. Me resulta difícil recomendarte un tiempo concreto ya que depende del tipo de pescado y del grosor de la pieza pero en este caso intenta quedarte un poco corto ya que luego cuando lo bañemos en la reducción si está demasiado hecho se quedará muy seco. Salpimienta ligeramente el pescado y retíralo de la sartén. Echa la salsa y a fuego vivo deja que reduzca casi por completo. Empapa cada pieza de pescado en la reducción con una vuelta y vuelta. Emplata primero las patatas ya que guardan mejor el calor. Después, el pescado y rápido a la mesa que no se nos quede frío.

2 comentarios. ¿te animas?