calendario y cosas de austriacos...sopa de chucrut con manzana y Apfelknödel

Sorpresa! Yo soy la chica número 11 del calendario! Yuhuuu! Estoy de lo más emocionada. Tanto, que sepas que llevo días preparando esta entrada, pensando en qué te cuento, qué te escribo, qué te digo!  A estás alturas del calendario se han escrito tantas cosas bonitas y recetas tan lustrosas que el listón está super alto. Ay Noema! esto no me lo esperaba yo. Quién me iba a decir que me sentiría con esta sobredosis de responsabilidad cultural y culinaria! Pero como sarna con gusto no pica y antes de que mi dramatismo te traiga a engaños, quiero dejar constancia escrita de lo pipa que me lo esto pasando. Estoy feliz cual vulgar perdiz y a todos aquellos seres humanos que piensan que el dinero da la felicidad que se monten un blog y luego opinen. Por desgracia, a todos aquellos seres que aún no son humanos tendrán que seguir creyendo en la felicidad financiera... Dicho esto y antes de entrar en harina, tienes que saber que llevo unos días sumergida en un mar de dudas y voy saltando de sopa en sopa, de dulce en dulce sin saber cual será el más acertado para tan importante ocasión... si deseas saber por cual me he decidido, no tienes más remedio que esperar al final de mi historia, porque, como siempre en estos relatos, hay que empezar por el principio...


Érase una vez un país encantado...

Venga, vale. Quizás no tanto, aunque encantador como pocos. Érase una vez Austria, el país de los floridos prados primaverales, las montañas de Heidi, los palacios de Sisi, la música de Mozart y de Haydn, de Von Karajan, los Strudel, la tartar Sacher... un lugar lleno de folclore y de gente de lo más entrañable. Esto es, en pocas líneas, lo que Austria te transmite al llegar aunque a medida que te cuelas en su día a día descubres que es un pueblo de lo más trabajador con profundas raíces rurales. Y muy difíciles, que no todo en el campo es tocar el acordeón. La gran mayoría de sus gentes o son o descienden de granjeros, almas sencillas que trabajan de sol a sol sin saber lo que son unas vacaciones y así será hasta que las vacas no aprendan a ordeñarse unas a otras. La tradición Navideña es, tal vez, mucho más acentuada en las granjas que en las ciudades y con costumbres muy curiosas. O cuando menos, curiosas para una españolita como yo...


Antiguamente, era muy habitual que en el día de Navidad se hiciera ayuno hasta la cena. Como mucho, se tomaban un café por la mañana y una sopita al mediodía para aguantar el tirón aunque hay un dicho popular que viene a decir que en Nochebuena puedes morirte de tres causas: la primera, de hambre. La segunda, por un empacho durante la cena. La tercera, por resbalar en el hielo a la que vas a misa del gallo. Así que la tarde del 24, las amas de casa tenían mucha labor preparando la festiva cena con las mejores reservas con las que contaba la granja. Cuanto más importante la granja, más variedad de platos. En esa noche se servían hasta 12 o 14 platos diferentes llamados Vorrichten y que se servían a modo de tapas, seguido de una sopa y de un principal. Tanta comida se deba a que, además de la familia, cenaban los aparceros y se invitaba a algún pobre del pueblo como gesto caritativo. Con tanta variedad se pretendía lograr que cada comensal pudiera disfrutar sin mesura de su plato preferido...

En cambio, en el Austria minero e industrial, las cosas eran muy distintas. Mi ciudad, Leoben, fue durante el siglo XIX y primera parte del XX el centro referencial de la minería e industria del Imperio Austrohúngaro. Cuenta además con la universidad minera más antigua del país y es, porque todo hay que decirlo, la causa por la que nosotros estamos aquí . Yo vivo en el antiguo barrio minero y mi calle era el comienzo de la subida a las minas de carbón. Las familias que vivían en mi barrio eran tan humildes, que las mujeres subían cada día por mi calle hasta las entradas a la mina arrastrando carritos que cargaban con el carbón que se caía de las vagonetas de camino a la estación ferroviaria. Este carbón lo vendían por lo que podían en el mercado. Esta historia se la escuchamos a un lugareño, algo mayor pero muy bien planta'o que contaba sus recuerdos de cuando era crío... En fin, que como te imaginarás no había muchos Vorrichten en la mesa de los mineros y con, suerte, una sopa con algún tropezón especial...

Ya ves que la cita con una sopa en Nochebuena aquí en Austria es ineludible. Pertenezcas al entorno que pertenezcas y sean cuales sean tus costumbres familiares. La sopa cambia casi de pueblo en pueblo y puede servirse sola, con principal o con Vorrichten ... da igual, pero que la sopa y unas galletas navideñas que no falten...

Sopa de chucrut con manzana

Así que, como es de esperar, en el menú que te presento hay sopa. Una muy especial, contundente (prefiero morir en Nochebuena por la 2ª causa) y con un ingrediente muy mágico en Austria y Alemania: el Sauerkraut (chucrut)... bueno para prevenir resfriados, buen reconstituyente e ideal para hacer dieta. Yo, en cambio, paso de dieta y te lo presento con unas rodajas de serviettenknödel, unas masa hecha a partir de trozos de pan, huevos y leche...


Ingredientes:
  • 1 litro de caldo de carne (o algo más)
  • 500 gr. de chucrut
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gr. de Knoblauchwurst (o fuet o un chorizo blanco o un poco de panceta ahumada)
  • 1 manzana grande
  • 1 chucharadita de pimentón (yo le puse algo más)
  • un poco de comino en grano
  • unas hojas de mejorana (si no tienes perejil o cualquier hierba fresca)
  • Sal, pimienta
  • 1 cucharada de aceite

Preparación:
Corta la cebolla en tiras muy finitas. Pon el aceite en una cazuela y dora la cebolla que quede bien frita. Mientras lavamos en agua el chucrut para reducir un poco su acidez. Una vez escurrido lo añadimos a la cebolla además de los ajos machacados, el pimentón, las hierbas y especias y el fiambre cortado en rodajitas o trocitos. Añade el caldo, baja el fuego y deja que se cocine unos 20 minutos. 5 minutos antes de estar lista la sopa, añade la manzana que previamente habrás rallado.


Apfelknödel

Y, esta sopa no puede quedarse sola. Es como el cine sin palomitas o un jardín sin flores. Y he recurrido a otro clásico austriaco. De las docenas y docenas de opciones que hay entre las ya famosas Knödeln (famosas en mi blog claro, que desde luego me he tomado muy en serio el ser la embajadora pelotíl de estos maravillosos manjares), como te digo, de las muchas opciones ya sea con frutas, con chocolate, con nugat, , con sémola, requesón, patata, etc, etc, me he decidido a tentarte con estas de manzana que en vez de ir cocidas, van bien frititas... anda, anda, que un día es un día y secándolas bien en papel absorbente del aceite ni te enteras...


Ingredientes:
  • 3 manzanas algo ácidas
  • 3 huevos
  • 100 gr. de azúcar glas
  • 150 gr. de pan rallado
  • 150gr. de avellanas o almendras molidas
  • 1 cucharadita de canela
  • unas gotas de limón y algo de la cáscara rallada
  • un poquito de sal
  • aceite para freír

Preparación:
Pela las manzanas y córtalas en trocitos pequeños. En un bol, bate los huevos con el azúcar como para tortilla y añade los trozos de manzana junto con el resto de ingredientes (todos menos el aceite que es para freír). Deja que repose en la nevera un mínimo de 15 minutos. Haz las pelotitas (no muy grandes) y deja de nuevo que reposen en el nevera otros 15 minutos antes de freírlas. Calienta el aceite en una sartén, fríe las bolas y sírvelas templadas acompañadas de helado o de salsa de vainilla o de yogurt...

NOTA MÍA: que quede claro que la foto antigua no la he hecho yo. Quién se atreva a pensar que puedo ser tan vieja se las verá conmigo. La foto está sacada de mi maravilloso libro de 1 € titulado Kuchl und Stubenbuch)


Dos años después:

Hoy es año nuevo del 2012. Hoy hemos comido de nuevo esta sopa. La he hecho muchas fotos porque la pobruca de arriba es horrorosa. Los chicos se han ido a hacer el burro con el trineo. Por fin ha nevado. Me quedé sola, me puse la banda sonora de The Straight Story y me he decido a fotografiar esta sopa. Porque es preciosa y se lo merece...




El día de año nuevo, es costumbre aquí en Austria regalarse figuritas de la suerte: cerditos, mariquitas, herraduras, setas... sí, setas de la suerte. Ni idea del por qué :-) pero a la suerte hay que llamarla. A gritos si hace falta. Y siempre con ilusión y alegría. A los cuentapenas y los ay-pobre-de-mí les aconsejo que cambien el chip y que si quieren que la vida les mime, que manden el mal "fario" al carajo... nuevo año, el corazón alegre, el alma con esperanzas renovadas y la tripilla llena de sopa calentita...

65 comentarios

  1. ¿Vuelvo a ser la primera? Por qué será...
    Hola, chica número 11, muchas gracias por esta historia tan, tan entrañable que nos traes desde Austria. Me encanta esa sopa con Serviettenknödel y esos Knödel fritos y, vamos, que en Nochebuena me tienes en tu granja a la hora de los Vorrichten, aunque tenga que ordeñar las vacas el día de Navidad. Quedas declarada embajadora oficial knödelil del reino, digo de la república.
    Besos y muchísimas gracias por tu historia y tus recetas.
    PD: que cierto lo de la felicidad de los blogs, yo también estoy feliz como una perdiz :-D

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Mai!, gracias por el regalo que nos has hecho el dia 11,eso es lo que ha sido para mi descubrir tu blog, me gusta la vitalidad, el optimismo y la alegria que trasmites en el, da gusto conocer personas tan positivas como tu y si hablamos de las recetas...me quedaria sin comentarios.Hasta pronto y ¡¡¡Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
  3. ¿Verdad que si? Si en el fondo la felicidad no guarda muchos misterios, es solo cogerle el truco ;-P
    Buenos días Noema! Es un placer enorme formar parte de la plantilla canlendariana. Me lo estoy pasando como una enana, de verás. Por cierto, mi granjita queda abierta por vacaciones así que estoy dispuesta a hacer tantos Vorrichten y tantas pelotas como lo permita mi despensa. Mira que le he echado el ojo a unas de topfen la mar de majas... en fin, que un gustazo Noema! bssss

    ResponderEliminar
  4. Hola Lian! Bienvenida al patio y un gustazo conocerte! muchas gracias, de verdad. Ahora que nos conocemos, ya no podemos perdernos... un beso!

    ResponderEliminar
  5. Maite, que linda la historia y me encanta ver lo bien documentada que estas de tu país adoptivo.
    Austria es un país bellísimo y supongo que tanto como Suiza, ese encanto praderil me encanta y su vida campesina es muy linda.
    Que novedosa la idea de la cantidad de platillos para navidad, realemente reconfortante.
    La sopa me encanta absolutamente a no ser por el Knoblauchwurst que no me va, el sauerkraut es una cosa de toda la vida, como me dice W. cuando preparo esos platos....tu pasado te condena, sí...me siento muy influenciada por la cultura alemana.
    Los knödel de manzanas los conozco, mi mamá los hacía cuando eramos chicas y estaban muy ricos, me ha encantado ambos platos.

    Es verdaderamente lindo el participar en el calendario de adviento. Me pasó como a tí, hice y rehice mil veces mi entrada y a última hora me decidí por los Grittibänz.

    Te felicito, todo muy lindo y bien presentado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Buen día Maite! Y qué manera de comenzar el día... pues yo también prefiero la segunda causa, y no hace falta esperar a la cena de Nochebuena. :D De los relatos de un amigo italiano con alguna ascendencia austríaca y de lo que le había escuchado alguna vez a Sarah Wiener, tenía la idea que la vigilia de Navidad en Austria o por lo menos en algunas zonas de lo que fue el imperio austro-húngaro, era casi exclusivamente dulce. Qué noticias me puedes dar al respecto?
    Ahora me voy a informar dónde está tu pueblo, que no lo tengo ubicado en el mapa, confieso mi ignorancia.
    El Knoblauchwurst me está llamando, no lo conocía, habrá que ir en su búsqueda.
    Deliciosas recetas, que maestría peloteril! :D
    Un beso grande,

    Marcela

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Kako! Pero te confieso que no es mérito mio lo que se de Austria. Tengo a Gü martirizado con mis preguntas... y si, ambos países son muy parecidos y sobre todo la parte de Tirol, claro. No conozco suiza pero se me antoja que todo el Tirol es una misma cosa lleve la bandera que lleve... En fin, que muchas gracias de nuevo y un beso muy grande guapa

    ResponderEliminar
  8. Qué bien que el calendario de Adviento nos de a conocer tantos buenos blogs desperdigados por todo el mundo, me ha encantado tu manera de contar esas tradiciones austriacas y espero disfrutar mucho con tu blog.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Hola Marcela! Mira que son golosos! increíblemente golosos, pero no he oído ni leído ninguna vigilia solo a dulces... pero vete a saber. Parece mentira que en un país tan pequeño pueda haber tantos dialectos y tantas costumbres diferentes. En cada casa hay una costumbre distinta pero la sopa ha sido común en todas las historias que he oido: solo sopa y galletas, sopa y principal, sopa y postre, Vorrichten y sopa, etc. etc. Las sopas también de lo más diversas: desde sopa de salchichas, de col, de guisantes, de vino, de patata, de pan, de cebada... tremenda la variedad... Sobre los dulces, se repiten mucho los Krapfen, los Knödel de fruta o de Topfen, los Zimtsterne, Lebkuchen, Vainillekipferl, Rumkugeln o Stollen variados... Vaya, que hay material para escribir en letra pequeña todo un tomo del Larousse!

    y por cierto, la Knoblauchwurst está de vicio. Es como el chorizo en España que en cada pueblo se prepara de una forma diferente y a cual más rico...

    un besote Marcela!

    ResponderEliminar
  10. Hola Lolah! Bienvenida y muchas gracias. Me pasa como a ti que estoy disfrutando de lo lindo con tantas historias bonitas... y nuevas. Por cierto Lola, he tengo echado el ojo a una tarta tuya de naranja con merengue. Mañana celebramos en casa 2 cumpleaños y creo que tu receta cae...
    Muchos bsssssss

    ResponderEliminar
  11. Buenos días Mayte, interesantísimo todo lo que explicas de Austria , un país que culinariamente me queda lejísimos.Una sopa buenísima para los días de frío y un postre aún mejor para cualquier momento.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Si hubiese tenido la gran responsabilidad de formar parte del calendario Noemil, me habría sentido como tú: excitada y un poquito abrumada, pero no hubiera conseguido una entrada tan creativa como la tuya. Gracias por tus recetas (la segunda creo que pronto la probaremos) y tus explicaciones.

    ResponderEliminar
  13. Hola Cris! Si verdad? Yo antes de conocer a Günter no sabía nada más allá de la tarta Sacher, así que ha sido un descubrimiento de lo más sabroso y enriquecedor. Un beso muy grande!

    Nieves: pues si tu hubieras sido la chica número 11 seguro que tu historia habría dado mil vueltas a la mia... y los nervios, iguales;-P
    jajajaja un besazo

    ResponderEliminar
  14. Sería una tortura para Mafalda vivir en Austria... expatriada y a pura sopa!
    Somos muchas las perdices felices por los blogs, pero cómo era lo de vivieron felices? :P
    Otro beso,
    Marcela

    ResponderEliminar
  15. ...y otro blog maravilloso que descubro gracias a la iniciativa de Noema. Precioso tu blog, tu historia y tus recetas, a las que ha he echado un vistazo rápido! Tienes una nueva fan, jaja!

    ResponderEliminar
  16. Ay Mafalda!!!!
    Aquí tienes a una de sus fan desde el día que la hoy decir que los informativos nos tendrían que engañar al menos una vez a la semana y contarnos buenas noticias:-)Supongo que para ella esta sería una vida infernal...
    PD: ¿canivalismo?
    jajajaja un beso Marcela!

    Hola Bea!
    Muchas gracias y me pasa como a ti. Estoy descubriendo un montón de blogs estupendos... no me puedo resistir y me voy a ver el tuyo :-)Besos

    ResponderEliminar
  17. Intrigadísima me has tenido todo el relato, la foto antigua preciosa aunque por tu perfil imposible que la hubieras hecho tu,jaja, a no ser que tengas en tu poder el agua de la vida,jaja, en fin vamos a la receta, que la sopa es genial y con el frío que hay por éstas tierras ( somos vecinas europeas, pues yo vivo en Suiza) es lo que mejor entona el cuerpo. Pero con tu permiso me quedo con los Knödel, mi vecina aunque no es austríaca, los suele preparar y me pierden, me encantan. Un placer leer tu maravillosa entrada, me ha encantado, y me quedo con las dos recetas, mil gracias por tu tiempo tan bien invertido en crear esta preciosa entrada para el calendario de adviento. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué sorpresa verte detrás del número 11! Ya me imagino la ilusión que debe hacer participar en algo así de lindo :)
    ¿Y dices que no fuiste tú la que hiciste la foto? :P Pues la de la derecha me suena de algo ;P
    Bromas aparte, esas sopas tan contundentes no son tan populares por aquí. Aquí en el salvaje oeste ;) las sopas son claritas y con tropezones (Knödeln, Frittaten, Backerbsen...)
    ¡Un abrazote!

    ResponderEliminar
  19. Pero que bien que me lo he pasado leyendo tu maravillosa entrada. Estas super bioen documentada y lo explicas tan bien que estaba viendo a las mujeres recogiendo el carbón, las mujeres en las granjas preparando la cena, todos alrededor de la mesa,.... En fin, que me has hecho pasar un rato muy agradable.

    Yo soy muy, muy sopera y todas estas recetas soperas pasan a formar parte de mi archivo particular para poder probarlas algún día así que un millón de gracias por tus aportaciones soperas. En Navidad siempre hacemos la típica Escudella de Nadal amb galets, un plato consistente donde los haya.

    Besazos enormes!

    ResponderEliminar
  20. Hola Elvira!
    En Suiza! Pero si somos casi vecinas! Bueno, yo vivo mucho más al Este pero según el mapa político (jeje.. aún me acuerdo de estos términos escolares:-) somos vecinas... entonces, sabrás disfrutar de una sopeja en los meses de frio. No hay mejor reconstituyente. Y respecto a las Knödel... en fin, que son un vicio!
    Un besote!

    Marona:
    ainss... no lo digas ni en broma que estoy en esa edad sensible donde los años empiezan a escocer... respecto a las sopas, esta contundencia es más bien nuestra. Tengo unos cuantos libros de comida Austriaca y todas las recetas que nos entran por los ojos son las contundentes. Aquí en Estiria se toma mucha Cremessupe y sopas con Rahm aunque los calditos con Frittaten y demás familia están siempre en el Top10 de los Gasthof...
    Otro achuchón para ti!

    Pilar:
    Hola guapa! pues mira, no hace mucho vi una foto antigua de mi calle. La casa aún no estaba pero reconocí 2 o 3 de mi misma calle y ahora muchas veces se me va la cabeza imaginando todo ese trajín de carros y carretillas, marchando cuesta arriba y con barro hasta las rodillas... En fin, que tiempos tan duros... por cierto guapa, no conozco la Escudella de Nadal amb galets así que me tendrás que instruir que estas cosas no me gusta perdérmelas.

    Más besazos.

    ResponderEliminar
  21. Ja, ja, ja....ya te imagino pensando....-y ahora que pongo? y de donde saco la foto...yyyy...-y al final "voila" aquí esta, genial como siempre.
    La historia preciosa y las recetas...me encanta la manera que tienes de transmitirnos tus sensaciones, relatos.....es fantástico...y es que cuesta tan poco cojerle el truco eh??
    Las recetas ahora mismo me las imprimo porque caen seguro, es un tipo de cocina por lo poquito que he probado que me va....la sopa buffff.....y los knödel acompañados de helado...esto si que es de vicio....
    mil gracias por esta entrada.
    un besote.

    ResponderEliminar
  22. Encantada de descubrir tu blog gracias a la maravillosa idea de Noema!

    Muchas gracias por todos los detalles, la sopa me parece de lujo !

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  23. que rica la sopa( me encantan estas sopas llenas de tropezones sabrosisimos), y los knodel deliciosos, puede ser que en Viena los vi que los vendian en puesto callejeros (creo que eran de quark) muy bonita la historia, y las fotos, en la que esta en blanco y negro has quedado monisima! (jeje) besitos,

    ResponderEliminar
  24. Maravillosa entrada :)

    Esos relatos me han recordado a cosillas que nos contaba mi padre; y es que aunque él es suizo tiene antepasados austriacos, mi abuelo se crió por allí (y si nos remontamos algo más en las ramas familiares, tuve una bisabuela checa) y mi padre tiene buenos recuerdos de Austria, y de su cocina :) La receta estrella en casa de mis abuelos era un buen guiso o sopa con sus Semmelknödel.

    Apuntadísimas las dos recetas! A ver si preparo un buen menú austriaco a mi padre un día de estos y le doy una sorpresa ^^

    Gracias, un abrazo :)

    ResponderEliminar
  25. Hola Núria!
    O soy muy previsible o tú me has calado muy bien ;-P jajajaja, como ya he dicho en la entrada sarna con gusto no pica y todo este tajín me ha chiflado...
    un beso preciosa!

    Hola Palmira!
    Un gusto conocerte y aún no estoy segura de que Noema sea consciente de la labor de relaciones públicas que está haciendo en el vecindario. Al final, nos conoceremos todos gracias al calendario.
    Un abrazo y ven siempre que quieras!

    Hola Pity!
    No me chinches que como le he dicho a Marona estoy en una edad muy sensible a lo "viejo"... ainsss... jajaja, y seguro que eran de Topfen un queso Quark muy típico algo más ácido pero riquísimo.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  26. Hola Akane! Vaya sorpresa que le darás a tu padre! Jope con los Semmelknödel, mira que están ricos! Aquí se acompañan con todo en lugar de patatas fritas, pelotas de pan!
    un besazo!

    ResponderEliminar
  27. Hola!!!!

    aquí otra de las chicas del calendario (jijiji cómo suena eso!!!)

    Me ha encantado tu entrada, leer sobre las tradiciones austriacas, nunca habría imaginado que preparaban esa comida en nochebuena, me los imaginaba más austeros.

    Los apfelknodel se parecen un montón a los "oliebollen" holandeses, que también se comen en diciembre, en las ferias que ponen en los pueblos, supongo que tradición heredada de las fiestas del solsticio de invierno... ¿no?

    Siempre es un placer leerte, tan feliz y optimista. Coincido plenamente en lo de que tener un blog es una fuente de alegrías, yo desde luego estoy enganchada!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Vamos por partes , Mai. Por lo que veo te sacaste las ganas de ser la chica calendario! Todo llega viste?
    Yo también disfruto mucho con el blog, en el ida y vuelta de conocernos y conocer nuevas recetas. Soy una amante de las tradiciones, me gusta mucho que nos cuentes sobre Austria . Me imagino como debe tener Gü sus orejas de tantas preguntas. Aunque la excusa me parece fantástica para aprender un montón de cosas que de otra manera capáz no te hubieras enterado.
    Doña sopa: no pudiste haber caído en mejor lugar,sopas y más sopas, por todos lados. De ahora en más no creo poder acompañarte en la degustación porque acá el calor no perdona, y a no ser que quiera hacer algún tipo de sacrificio masoquista los líquidos deben ser todos frescos.
    Por acá se consigue el Weisswurst y la verdad es que no me gusta ni un poquito , tendría que probar el Knoblauchwurst para ver como sabe.
    Como siempre, disfruto mucho leyendo tus palabras.
    Cariños

    ResponderEliminar
  29. Queridisima mia!!! por fin!!! ya sabia yo que tarde o temprano asomarias por alguna de las ventanitas :)) como siempre he disfrutado muchisimo con tu relato, me he partido de la risa con las tres causas de "fallecimiento" en Nochebuena y me he relamido delante de tus fotos, ummmm si esa sopa parece que humea y todo...un besazo guapa

    ResponderEliminar
  30. Mai,me ha encantando la historia!! Austria suena estupenda en tu relato, dan ganas de coger un avión y hacerle una visitita de..un año! jeje. Todas las recetas de tus sopas están en mis favoritos y esta, como no, 'pa' allí que va, qué rica! los dulces una delicia...Gracias, este calendario cada día me gusta mas.
    Besos
    Nuria

    ResponderEliminar
  31. Que bonito todo! La sopa, para una adicta al Sauerkraut como yo, es un auténtico regalo de Navidad.
    Y creo, que ahora mismo, soy una futura adicta a las Serviettenknödel :-).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Hola Ajonli!
    Si en general son muy austeros, pero contra más al sur más comilones... Mi chico es el Alta Austria y en su casa se come un caldo de carne con salchichas. Y de segundo, más caldo. Y de postre galletas. La primera vez casi me da un ataque de muerte por la primera causa... puf. Y las pelotas, jajaja, pelotas comen toooodo el año y hechas cualquier manera: fritas, cocidas, crudas, a la plancha con aceite, con frutas... da igual. Todo lo que se pueda hacer una bola, en algún lugar de Austria lo encontrarás ;-P.
    Un beso y muchas gracias por las cosas tan bonitas que me dices que me pongo más ancha que larga...

    Erika!
    Si, me saque la espinita;-P A Gü le tengo loco. A veces se agobia conmigo porque cuando no sabe algo, me pongo de lo más pesada. Qué le vamos a hacer! Soy pesada de siempre... y cachis, que pena que no podemos estar en sintonía sopera, caprichos de los emisferios! Y el Knoblauchwurst sabe un poco a chorizo blanco, está en ese estilo. Es una salchicha muy seca y muy curada. Realmente rica! La Weisswurst está en otra onda así que es posible que esta te gustara...
    Un fuerte beso y muchos cariños.

    Mª José:
    Qué tal guapa! Yo también me partía cuando me lo leímos. Si es que a la chita callando estos Austriacos tienen mucha chispa.
    Un besote.

    Núria:
    Pues cuando quieras aquí tienes tu casa. Y es verdad. Este calendario está lleno de historias. Habrá que preguntar a Noema si se esperaba todas estas crónicas... Y la sopa, si te gusta el chucrut lo vas a alucinar, en serio. jajajaja se que parezco (y a veces lo soy) muy exagerada pero es verdad...
    Un besazo.

    Mónica:
    ¿Loca por el Sauerkraut? pues cuando pruebes los Servietten ya no podrás comer uno si el otro. La chicha que los acompaña suele ser lo de menos. Ellos dos son unos protagonistas de lo más resultones.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  33. Que linda historia! siempre que cuentas esas cosas antiguas me trae a la mente mis antepasados del imperio Autrohúngaro :). Ahh! esas bolitas de manzana yo las tengo que probar desde hace rato que quiero!
    saludos
    Gaby

    ResponderEliminar
  34. Vaya que he aprendido mucho en el campo cultural y culinario leyendo estos posts del calendario. Esa sopa se oye perfecta para estos días de frío que estamos teniendo por acá.

    ResponderEliminar
  35. Me encanta tu entrada tan bien trabajada, con su moralina y todo! Esas pelotitas de manzana tienen que estar de muerte y la sopa tipo invernal también.Gracias por compartirlo...

    ResponderEliminar
  36. Hola Mai!
    Ayer descubrí tu blog y me quedé encantada y ahora voy a abrir el nº11 y ahí estás tú! y te aseguro que ya hoy ya me has dejado fascinada por lo magnífico de tu relato y ,como no,por esas recetas tan ricas...
    Besos,

    ResponderEliminar
  37. Hola Gaby,
    Estan muy ricas y se dejan acompañar con cualquier salsa de frutas o vainilla, o canela, les gusta todo.
    Un beso

    Hola Ben,
    ¿Estáis con frío? urghh... pues mira que estos Austriacos son especialistas en frioleras y sus sopas son de lo más fiables...
    Abrazos,

    Cosas de cocina,
    Encantada de conocerte y más aún de compartir mi mundejo. La verdad es que soy muy charlatana y disfruto mucho contando historias.
    Un abrazo y bienvenida,

    Rosi,
    jajajajaja, mira que si, que las casualidades son de lo más simpáticas. Un besote,

    ResponderEliminar
  38. Que gusto, poder leer estas historias tan maravillosas que nos contais de otros sitios; y ver la Navidad con otras costumbres y otras tradiciones.
    Gracias al calendario, estamos descubriendo blogs que no conociamos y es un gustazo verlos.
    Tus platos espectaculares.(gracias)
    Besos y feliz Navidad...

    ResponderEliminar
  39. Jolín!Pero ya van 38 comentarios!Pero siempre llego de las últimas eh??jejeje.Que rapidez!jeje.
    Me encanta la entrada Maite.. como todas!Historia, buen humor, y buenas recetas!
    Un besoooooooo mi niña!!Y ánimo con todo.Muak..

    ResponderEliminar
  40. Hola Pepita,
    Encantada de conocerte. Completamente de acuerdo. He disfrutado un montón preparando la entrada pero creo que más emocionante es cada día abrir la ventanita y pensar: a ver que historia tenemos hoy...y claro, encima con receta de regalo! pues la bomba!
    Un abrazo,

    Ali amore,
    No te dejes impresionar por el número de comentarios; mira que yo soy muy contestona y hago subir el contardor que da gusto;-)
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  41. Qué rico todo y cúantas cosas diferentes aprendemos gracias al Calendario .
    No he probado nunca el Chucrut , abrá que animarse , seguro que me estoy perdiendo algo muy rico !!0

    ResponderEliminar
  42. Hola guapa, muchas gracias por la historia que nos ha contado y por esa sopa por la que yo me iba a tu casa ahora mismo, bueno por la sopa y por tu segura estupenda compañía.
    Cierto en lo de la felicidad, aunque me cuesta encontrar el tiempo que me gustaría, cuando me meto disfruto un montón!
    Besos

    ResponderEliminar
  43. Gracias a éste calendario he descubierto tú blog. Muy bueno! La historia muy interesante y las recetas buenísimas!!
    Bs

    ResponderEliminar
  44. Hola Cociña Poética,
    Pues el chucrut está frnacamente rico y es muy bueno en invierno contra los resfriados. Si te gustan las cosas aliñadas con vinagre te gustará.
    Un beso y bienvenida!

    Marta, guapa!
    Compañía y sopa! qué tandem tan perfecto;-) Cuando quieras aquí tienes tu casa. Y es verdad, lo más difícil es llegar a todo.
    Un besazo,

    Hola Sara,
    Un gusto conocerte. Me alegro mucho que te gusten mis batallas. Un beso,

    ResponderEliminar
  45. ¡Maite!
    ¡Que post mas precioso! Tengo que confesarte que me dais bastante envidia las personas que pasais la navidad en paises del norte de europa... Galletitas, sopitas, nieve...¡Eso si que es una navidad de verdad!
    ¡Besetes!

    ResponderEliminar
  46. Me encanta descubrir cómo se celebra la Navidad en sitios diferentes. ¡Gracias Noema y cia!
    Muy buena la receta de las pelotitas...
    Voy a leerme otras vez las entradas. Esta Nochebuena arraso contando tradiciones de otros paises. ¡Voy a ser la reina gracias a vosotras! Ja, ja...

    ResponderEliminar
  47. Que hermosa historia, para nada lo que uno se imagina (sobre todo viviendo del otro lado del charco). Me ha encantado tu historia y tu blog.

    saludos

    ResponderEliminar
  48. No conocía tu blog y me ha encantado, de verdad.
    Estas historias, las fotos, las recetas.... el listón alto lo pones tú!
    Genial, de verdad. Mil gracias y muchísimos besos sin gluten.

    ResponderEliminar
  49. Austria? para mi aun solo está en el mapa y debo darle la vuelta a la esfera para ubicarte! Pero con la lectura he tenido el placer casi de respirar los gratos sabores de esta sopa, deliciosa! y la redacción me brinda la calidez de sentarme en familia y compartir de la mágica cena.

    Una sonrisa se me dibuja empezando a leerte y otra aun mayor se me forma, más húmeda, al terminar de leer el postre.
    Una perfecta entrada para la "chica 11" ...Wow... desde ya Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  50. Que me ha encantado tu forma de enfocar este post, que te hayas decidido por algo salado y además que fuera una¡sopa!
    Contundente, calentita... ¿quién ha dicho que por aquí no apetecen? Yo hubiera dado lo que fuera por catar un cuenquito la noche pasada.

    En cuanto al paisaje-paisanaje que recreas, no tengo más que decir: que me siento vaca en esos prados que te rodean!!, campesina en la noche de Navidad -no deja de estar muy cercana a aquella en que yo me crié-, y hasta bolita en la mesa. Pero qué bien lo cuentas, y cómo me llega la caricia de aire positivo que revoloteas a tu paso.

    Me voy con la firme idea (no lo dudé tampoco la primera vez) que volveré.

    ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  51. Marilu!
    Qué tal guapa! pues mira. Hasta hace 15 o 20 minutos, teníamos unas navidades de sopa y galletas. Nieve nada. Pero ahora mismo está completa!
    Un besazo.

    Hola María,
    Bienvenida a este patio de cotorras; ya ves que todas tenemos cuerda para rato y cuando una termina de contar una historia, siempre hay otra que arranca:-) y si, gracias a Noema que es quien nos tira de la lengua...
    Un abrazo muy grande,

    Hola chica número 5,
    La verdad es que las navidades centroeuropeas son muy distintas a las latinas y cuanto más Atlántico hay de por medio más se nota... pero en todo lados creo que hacemos lo mismo: hacer resumen de lo vivido durante el año y agradecer a tu pequeño universo el calorcito que te da. Un beso y feliz Navidad,

    Buenos días Zerogluten,
    Muchas gracias a ti y no me digas esas cosas que luego no hay quién me trate:-P Un beso enorme, sin gluten, claro,

    Hola Capricornio,
    Es cierto lo lejos que estamos y lo diferentes que son nuestras culturas pero aquí estamos, ¿verdad? todos a un abrir y cerrar del PC... Encantada de saludarte porque conocerte, hace un par de días que conocí tu blog. Un placer muy grande,

    Adormidera!
    Has venido y yo no estaba... cachis! Sabes, para mi la sopa es algo más que el líquido que alimenta mi tripilla. Es un reconstituyente para el cuerpo y el alma. Quizás por eso, cuando nos ponemos enfermos nos recetan sopa... en fin, qué lástima de teletransporte aún no inventado; te mandaría a buscar para que pasaras este día de nieve entre sopas y risas... eso si, siempre y cuando estés inmunizada contra la varicela; el pequeñajo está en plena incubación con lunarcitos rojos hasta en el ombligo... Un
    cariño muy grande y a mi tampoco me cabe duda que ya estamos enganchadas:-)

    ResponderEliminar
  52. Espero no llegar tarde¡¡¡¡¡madre mia ,con lo liada que ultimamente estoy,casi me pierdo esta marabillas que has puesto en tu blog ultimamnete¡¡¡
    Gracias Mai,por compartir todo tu saber,desde tan lejos.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  53. Wow!!!me encanta.Así de simple!...siempre, absolutamente siempre que una pasa por tu blog se va con algo nuevo, un nuevo pensamiento, una nueva reflexión, y una sonrisa de pensar que existe gente como tú Mai. Desconocía completamente Austria, y tú lo acercas de una manera auténtica, diferente, con una sensibilidad exquisita...haces que una sienta la necesidad de viajar allí y vivir todas esas sensaciones que explicas de forma tan artística y creativa en primera persona... Ojalá sea así... de momento me va bien leyéndote a tí y deleitándome con tus recetas, que ya es un lujazo!!!. Con todo el cariño... GRACIAS POR SER ASÍ!!

    ResponderEliminar
  54. Ah!!vuelvo, que me olvidaba...es que hay tantas razones para felicitarte que... felicidades a ésta chica 11 de tan lindo calendario...tienes toda la razón Mai... tener un blog, hasta yo misma me ha sorprendido te regala momentos de auténtica felicidad... es tremendo el cariño y la buena energía que se llega a sentir... es que la cocina une que no veas!!!!

    ResponderEliminar
  55. En este caso y si que sirva de precedente , me quedo con tus palabras y lo que nos cuentas y dejo a un lado la sopa y el postre.
    ¡ Qué razón tienes en lo de la felicidad...!
    Muchas gracias por compartir con todos nosotros esta entrada tan bonita.
    ¿ De verdad no eres tú la de la foto antigua ? ja,ja,ja
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  56. Hola cooking-love,
    No te preocupes que nunca llegas tarde que ya sabemos lo mucho que pueden liarse las cosas. Así que toma una silla y descansa un poquillo que también estamos esta tarde en muy buena compañía... Besos

    Martuki!
    Me haces sentir muy especial. Tanto, que se me va a subir el pavo y luego a ver quién me lo baja:-) Bueno, de momento puedes viajar a Austria cada vez que vengas a mi blog, pero para cuando te animes a conocerlo insitu, aquí me tienes para lo que haga falta... Un besazo amiga.

    María José,
    Mira que me gusta cocinar, pero muchas veces las recetas acompañan a la entrada. Verdad? la necesidad de compartir hasta el vuelo de una mosca. Un abrazote de los gordos!

    ResponderEliminar
  57. Me ha encantado tu Blog y tu receceta del Äpfelknodel...
    Ya me estaré dando vueltas por aca porque me encantan los Knödel ;-) Mi suegra los hace deliciosos, yo aun no me atrevo pero creo que va siendo hora.
    Saludos y gracias por la historia.
    G.-

    ResponderEliminar
  58. Hola Glenda! Bienvenida y líate la manta a la cabeza y mente mano a las Knödel! jajaja , es verdad que imponen bastante pero es como toso. Una vez vencido el pánico, es coser y cantar.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  59. Otra bonita historia de como se festejan las fiestas en los distintos países !!

    Yo me iría a vivir ahí , me encantan las sopas .

    Un beso , cuidate , !!!FELICES FIESTAS !!
    Nancy

    ResponderEliminar
  60. Muchas gracias Nancy! y bienvenida. Si, es un gusto disfrutar de tanta riqueza cultural. Es un gustazo. Un beso,

    ResponderEliminar
  61. Hola chica nº 11, yo voy la ultima como todos los días,....... pero voy.
    Estupenda entrada, te ha salido redonda, los nervios te han compensado.
    Pienso seguir entrando en tu blog, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  62. Hola Gloria! pasa, corre que se cuela un frío del 8. Estamos en plena nevada mega-importante. La primera de la temporada aunque esto no es novedad ya que creo que en España tenéis nieve para dar un tomar... por cierto, qué fotos más majas tienes! Habrá que mirarlas despacico, con un té en la mano a ser posible... pero ahora casi que te dejo que tengo que publicar rápido un temita de la loteria y atender mis labores...

    Besos guapa y se bienvenida a este patio de cotorras!

    ResponderEliminar
  63. Si algo descubrí en Austria/Alemania es que un sopa no tiene por qué ser líquida :D
    Me encantan las sopas de por allí, son como ponerse una bolsita de agua caliente en la tripa, sientan tan bien... Respecto a los knödel tengo sentimientos encontrados, me encantan, pero tardo días en digerirlos, jaja!
    No conocía tu blog, me voy a dar un paseo, con tu permiso.

    ResponderEliminar
  64. Hola guapa! Qué placer tan grande tener por aquí! jajajaja, mira que tienes razón. Los Knödel hay que acompañarlos de mucha fibra... jajajaja,

    Tú mira todo lo que quieras que la puerta siempre anda abierta!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  65. Muchas, muchas gracias por hacernos jugar!! Un beso enorem.

    ResponderEliminar

Blogging tips