san Nicolás, sopa de puerro y calabacín con Grießnockerl y Frankfurter ... Ah! y un tractor


Hoy es San Nicolás! un día muy especial para los niños. Cuentan las leyendas centroeuropeas que del 5 al 6 de diciembre San Nicolás y sus terribles acompañantes, los maléficos Krampus, visitan a los niňos. Todos los niňos buenos reciben dulces, mandarinas y algún regalo. En cambio, los niňos malos, son maltratados por los kamprus los cuales se los llevan en sus fétidos sacos y zurrones. San Nicolás es el único capaz de proteger a los niňos (solo a los buenos) de estos terribles trolls medio humanos que insaciables, después de azotar a los que han sido malos se los llevaban para siempre... esta parte de la historia me recuerda a nuestro hombre del saco pero estas horribles bestias no tienen nada de "hombre" ...


Así que ayer fuimos a la Hauptplazt a que Lucas conociera a los Krampus. Ha vuelto a estar malito, con mucha fiebre, y teníamos muchas dudas de que estuviera recuperado a tiempo. Pero así son estos enanos. En cuestión de segundos pasó de estar con 39 y medio a pedir "Essen!" y todo resuelto. Así que allá fuimos cruzando los dedos y deseando que no le diera un ataque al ver a aquellas bestias pardas de ojos rojos y cencerros en las posaderas. Hubo suerte. Como los Krampus con los pequeñines son de lo más simpáticos, Luquitas volvió a casa la mar de contento. Lo primero que hizo fue coger un sobremantel de bambú y bajo el grito de "soy un Kraaampuuus" nos calentó el trasero... cachis la que vamos a tener como no los olvide pronto...


En fin, que pese a este pequeño detalle y como Lucas es un niño muy bueno, Nicolás le ha dejado en la puerta un par de regalos: un tractor de lo más resultón y un semáforo con luces y todo... vaya, vaya! no ha parado de gritar "Danke Nikolaus!" todo el día...

Y en estás estamos. Día de velas (ya van dos), de comer galletas y comida ligera. Una sopa, claro, como no podía se de otra manera. Por cierto, te has fijado que el centro de velas tiene galletas nuevas? A ver cuanto duran! Esta vez, tengo fuera de su alcance las de repuesto para que nada falle aunque no descarto que la semana que viene volvamos a estar de estreno. En fin, que hice las galletas acristaladas de Noema y han quedado muy bonitas. Ly también se ha lanzado con ellas, y si te fijas, de una misma receta hemos hecho 3 versiones distintas: me chifla que dejemos nuestra personalidad en cada receta...


Y entre galleta y galleta, un buen plato de sopa. Esta sopa, no es nada del otro jueves, un caldito espeso de verduras. Pero las pelolitas que ves flotando... uhmmm... son deliciosas. De nuevo, te presento una sopa austriaca de lo más contundente. Un plato y vas listo hasta la hora de hartarte a leche y galletas... Estas pelotitas se llaman Grießnockerl y está hechas con sémola. Normalmente, se sirven con un caldo claro de carne pero en casa estamos muy necesitados de vitaminas así que las he bañado en un caldo espeso de verduras y para completar la jugada, unas salchichas de Frankfurt buceando en el plato... rico, sencillo y rápido. Pero si quieres probar la tradicional Grießnockerlsuppe, haz el caldo de las Pressknödelsuppe  y asunto arreglado. Por cierto, no tengo ni idea si vas a animarte a probar estas sopas, pero alemán vas a aprender un montón ;-P


Sopa de puerro y calabacín con Grießnockerl y Frankfurter

Ingredientes:
  • 1 y 1/2 litros de caldo de verdura
  • 1 puerro mediano
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 cucharada de crème fraîse
  • 4 salchichas de Frankfurt
  • 30gr. de mantequilla
  • 1 huevo
  • 80gr. de sémola de trigo
  • sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:
Bate la mantequilla con el huevo hasta que quede bien ligado. Añade la sémola, la sal y las especias y haz una masita con todo ello. Deja que repose al menos 20 minutos en el frigo. Ahora, con ayuda de un par de cucharas, da forma a las pelotitas como si fueran croquetas. Pon agua con sal a cocer y cuando rompa a hervir las sumerges, bajas un poquito el fuego, y las dejas cocinarse 10 minutos. Pasado este tiempo, retira el cazo del fuego y deja que reposen en el agua caliente otros 10 minutos. Se conservan muy bien en el frigo o en el congelador así que las puedes tener hechas de ante mano.

Para el caldo, trocea las verduras y deja que se cuezan en el caldo al menos 20 minutos. Añade una cucharada de crème fraîse a gusto, tritura las verduras en el caldo y pásalo todo por un chino. Salpimienta a tu gusto. Este caldito, si queda demasiado espeso, acláralo con agua. No es una crema de verduras sino un caldo grueso, más contundente que un caldo normal pero mucho más claro que una crema. Vuelve a ponerlo en el fuego, añade las salchichas en trocitos, las Grießnockerl y deja cocer la sopa unos 5 minutos más. A la hora de servir, me gusta ponerle algo de verde, lo que tengas: perejil, cebollino, etc.
¡Buen provecho!

42 comentarios. ¿te animas?

  1. Maite, por qué no me llegan tus actualizaciones?, yo pensaba que todo este tiempo no publicabas ada y mira todo lo que me he perdido. Ya mismo me pongo al dia.

    Me quedo con los Grießnockerl pero puritos sin sopa, de seguro estan iguales que los klösses, que ricos!

    Hermosas fotos, el Krampus no lo conocía, aquí no llega, sólo el Schmutzlig que era mañoso con los niños malos pero ahora es bien amigable y no es para nada tan feo.

    Besines!

    ResponderEliminar
  2. Hola Kako! pues blogger está como una regadera y desde luego a mi no me avisa de todas las actualizaciones de los blog que sigo. Hace muchas "pirulas" ...

    Y sin sopa... uhmm, no lo había pensado pero igual de acompañamiento un plato con salsa funciona genial! habrá que experimentar con estos nockerl...

    Y los krampus! ni te imaginas lo malotes que son. Tienen una mala uva increíble. Y los chiquitillos más que son más jovencitos y alocados y donde clavan el ojo clavan el azote... No me quiero ni imaginar a los krampus de hace 20 ó 30 años cuando la gente era más bruta (vaya, cuando había menos policía controlado que a los krampus no se les va la mando:-)

    besos!

    ResponderEliminar
  3. Jo esa sopita espesa, me recuerda a la crema de patatas que hace mi teutón, con las frankfurt flotando por encima... mhmhmhmh.
    Estáte segura que esta semana cae una sopa así, a ver si me da tiempo a preparar unos Grießnockerl también.
    Las galletas irresistibles ¿verdad? Te han quedado muy bien :-D

    ResponderEliminar
  4. Mira! espectaculares! tengo que confesar que les puse un poquito de ron (bueno, extracto que de estas galletas come el enano)y quedaron riquísimas. Con la aventura del caramelo me lo he pasado como una enana. Ya tengo toda una colección de adornos para el árbol: para dar y tomar! He llegado a la conclusión que me he vuelto adicta a la fabricación más que a la ingestión :-))

    y... si, haces bien en acordarte de la sopita de patata que por ahí van los tiros; con un sabor más verde pero en la onda...

    un beso guapa!

    ResponderEliminar
  5. Las galletitas te quedaron espectaculares! Me diste la idea de hacerlas solo para decorar , porque si sigo comiendo todo lo que preparo voy a terminar grande grande como Santa y le voy a tener que pedir prestada su ropa. Las fotos de los Krampus son terroríficas. Porque será que a los chicos y más a los varones todo lo espeluznante les encanta.
    Por aqui hay un lindo fresquito hace unos días así que voy a leer bien tu receta de la sopa a ver si la preparo hoy. Eso sí, sin salchichas flotando.
    Prendo mi vela temprano así me uno a ustedes
    Cariños

    ResponderEliminar
  6. Mai, que maravilla de entrada...me ha encantado conocer la historia de San Nicolás. También me alegro que el peque esté mejor y haya disfrutado del día, la sopa rica rica...aunque no soy muy de frankfurt...jeje

    Núria

    ResponderEliminar
  7. Pero que sopas mas ricas que preparas!!! Esta también me la apunto!
    Besitos
    Nuria

    ResponderEliminar
  8. Siento y luego pienso.
    Siento una irresistible atracción por tus sopas, curiosidad y ternura con lo que nos cuentas.... entonces pienso que tengo que ponerte una marquita y no perderme tus vivencias.

    De recuerdo me llevo una galleta... de pera, si te parece bien y te quedan.

    Un saludo desde Canarias y, si no te veo antes, Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  9. Erika! Prueba a ver si tus grullitas son capaces de resistirse a los adornos biodegradables, como los llama Noema :-))) Yo lo voy a intentar. Cada año regalo a los vecinos unos adornos de galleta para el árbol y creo que este año lo van a flipar... después de las fotos, las he escondido para que "aguanten" sin mutilaciones ni chuperreteos...

    Cuando encendí mis velas pensé en ti ;-P Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Núria! muchas gracias guapa y también espero que tu ya estés recuperada! A la sopa no hace falta que le pongas salchichas, cualquer submarino vale! +Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Núria (Kiwi:-)!vete tomando nota que acabo de volver de la biblioteca con 2 libros de cocina que tienen unas sopas de lo más resultonas... todas van de lo mismo, caldo sencillos con espectaculares sirenitas:-) ++Besos

    ResponderEliminar
  12. Mi querida adormidera canaria: estoy feliz como una perdiz de que vengas a visitarme y no te preocupes, que si se acaban las galletas de pera enciendo el horno en un pispás! Ven siempre que quieras a contarme cosas tan bonitas que me emocionan mucho y si no nos vemos por aquí, seguro que volveremos a vernos pronto escribiendo en nuestros cuadernos de oriente... +++Besos

    ResponderEliminar
  13. Maite, tesorinnnn!Que entrada más entrañable!Me encanta!
    La receta se vé deliciosa..huummm, y me encantó leer sobre Lucas, y los "amiguitos" de Santa jajaja.
    Es guay leer estas cositas sobre otros paises , me gusta mucho..
    Muakkkkkkkkkkkkkk!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Otro año mas me quedo sin ver San Nicolas.... Un año caera...

    Mama te quiero

    ResponderEliminar
  15. He cocidido hoy tu blog y me he enamorado.Bonita formade celebrar la naviad.Un beso

    ResponderEliminar
  16. Hola Ali! Me alegro que te gusten nuestras historietas. A mi me pasa como a ti, que me encanta leer lo que se cuece en otros lugares ;-P

    Muchos besos guapa!

    ResponderEliminar
  17. Hijooooo! Si amor, otro año sin Krampus... tarde o temprano veré a mis chicos correr a los Krampus plaza arriba, plaza abajo!

    TQ mi chico!

    ResponderEliminar
  18. Bueno, Migue, me chifla tu foto y me sumo a tu slogan! Bienvenido al patio y ven siempre que quieras que esta es tu casa... por cierto, ya me he asomado a tu rellano y es super divertido lo que veo.

    un beso!

    ResponderEliminar
  19. Uy esa sopa uhmmmm que bien se te dan, tienen siempre una pinta, me encantan las sopas pero al final siempre hago lo mismo, cuando acaben las navidades me meto a copiarte las tuyas (es que yo ahora tengo mucho trabajo).
    Las galletas preciosas y tienes razón de una misma receta salen infinidad de formas y colores, pero con todos los platos igual a mi también me encanta eso, que todas le ponemos nuestro granito personal. Gracias por el enlace.
    Mil besos guapa

    ResponderEliminar
  20. Hola Ly! no me des las gracias que no hay por qué darlas. Espero que tu volumen de trabajo sea pasajero y no te coma; recuerdo con horror los "estreses" de las navidades en España... tremendo! Ánimo y ya sabes el dicho: despacio que tengo prisa:-)

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Que entrada tan divertida y me alegra que tu niño esté estupendamente y que San Nicolás le haya hecho tantos regalos.
    La sopa es espectacular! la probaré seguro! a veces, cuando me hago una sopita ligera, le pongo rodajitas de franfurt, me encanta pescarlas por el plato!
    Un beso muy fuerte,
    Maragda

    ResponderEliminar
  22. Hoooola Maite, mira lo primero que he pensado al ver la entrada ha sido "estas galletas son nuevas"...una que esta en todo....ya te digo yo que si estuviera cerca de tu casa te visitaria a menudo.....
    La historia de San Nicolas y los Krampus me ha encantado....y la sopa ya te digo yo que un dia de estos la hago...con verduritas...mmmm..
    besitos

    ResponderEliminar
  23. Hola Maragda! Qué alegria verte! y me das otra alegria al decirme que te apetece la sopeja . Yo la verdad es que disfruto mucho con los subamarinos y aquí en Austria he descubierto (bueno, sigo descubriendo) muchos flotadores de lo más original y sabrosos...
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Hola Maragda! Qué alegria verte! y me das otra alegria al decirme que te apetece la sopeja . Yo la verdad es que disfruto mucho con los subamarinos y aquí en Austria he descubierto (bueno, sigo descubriendo) muchos flotadores de lo más original y sabrosos...
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Núria! Ya estás de regreso? Qué bien!
    jajajajaja, qué calada me tienes! jajajaja... si si, si estuvieras más cerca fijo que más de una tarde la pasabamos haciendo galletas ;-) y la sopita, pues mira, ya hay quien me ha escrito mandándome una fotejo de la sopa y me ha confesado que le habían surgido un par de dudas: la sémola si era de la gruesa o fina como harina (gruesa) y si las pelotejas hay que tenerlas un ratito en el caldo antes de servir (yo suelo hacerlo porque me gusta que se empapen bien del saborcillo de caldo:-)

    En fin, que vaya rollo que tengo! Besos guapa!

    ResponderEliminar
  26. Uyyy como me gustan estas historias de tradiciones!!! desde luego los demonios estos son feotes ehh me hubieran dado muuucho miedo...aunque hubiera sido buena :)) jejeje...me maravillan tus composiciones para eso soy una negada...y viva la sopa, mira que sabes variedades, tengo que modernizarme...un besazo

    ResponderEliminar
  27. Mª José! Qué tal guapa! miedo dices? mira, el primer año me hacia caquita no te digo más... son horrorosos!!! ya me voy acostumbrando pero cuesta, en serio... y mi romance con las sopas la verdad es que viene de lejos. Me arreglan por dentro y por fuera, me dejan como nueva y aquí en Austria ya ha sido la locura. Estoy descubriendo cada cosaaa ... estoy en mi salsa... o en mi sopa que pega más!

    Un beso

    ResponderEliminar
  28. tu nunca te enrollas y si seguro que mas de una tarde la pasariamos en la cocina y hablando.....
    las aclaraciones de la sopa me iran muy bien...

    besos

    ResponderEliminar
  29. El centro precioso. Los muñecos feos porque sí, no me extraña que sean simpáticos con los niños.... pobretes, si les pueden crear un trauma! jajaja. Espero que Lucas este recuperado. La sopa tiene que ser super contundente y la guardo para cuando haga más frío porque aquí hace un tiempo primaveral. El alemán me veo incapacitada para aprenderlo, de momento, jaja.
    Besos gordos!

    ResponderEliminar
  30. Hola Pilar! Si, justo por eso, para evitar traumas, los Krampus son cariñosos con los pequeñines (hay besos y abrazos) lo cual les crea una falsa sensación de seguridad. Mira, aquí un niño se da cuenta que se ha hecho mayor cuando, primero, le dejan de dar una rodajita de jamón en la carnicería y segundo, cuando los krampus les azotan el trasero... eso si que debe de ser traumático...

    Me alegro que tengáis buen tiempo. Por aquí nos estamos poniendo algo nerviosos porque no termina de llegar el frio. Es muy extraño estar por encima de los 0 grados. De hecho, yo aún no he sacado mi plumas, sigo con el abrigo de otoño tan ricamente y con los vaqueros sin leotardos... la mar de raro!

    Besos

    ResponderEliminar
  31. Felicidades Mai, que disfrutes de un estupendo día!!


    Besotes
    Núria

    ResponderEliminar
  32. Hola de nuevo, la crème fraiche aquí es dificil de encontrar. no es lo mismo que la nata de cocinar no??
    sabes tu donde la puedo encontrar o porque la puedo substituir???


    besos :-)_

    ResponderEliminar
  33. Ya esta Maite....he ido a una tienda que se llama Veritas, muchas de las marcas son alemanas, francesas.....he pensado que igual tenian y POR FIN crème fraîxe de la marca SÖBBEKE de Groanu-epe Münsterland.
    A ver que tal queda la sopita.
    besos

    ResponderEliminar
  34. Me encanta TODO...las fotos, que desprenden calor de hogar, las recetas, esa sopa con esas albondiguitas que como bien dices, tienen que estar deliciosas... y me gustan hasta esos regalos envueltos con tanto detalle y ternura... así es , me encanta tu blog y todo lo que se ve en él!!un enorme beso!

    ResponderEliminar
  35. En mi casa también celebrábamos San Nicolás de pequeños, la familia de mi padre nos solía enviar cositas y mi padre nos contaba historias y recuerdos de su infancia. Guardo con especial cariño un cuento con ilustraciones preciosas de San Nicolás que espero compartir algún día con mis futuros hijos (ay, que me pongo ñoña... son estas fechas).

    Qué bonitas quedan esas galletas! Sí que da pena comérselas... aunque deben estar tan buenas que se puede hacer el esfuerzo :P

    Un abrazo, me alegro de que el pequeño se pusiera bueno pronto ;)

    ResponderEliminar
  36. Núria (cocinArte): muchas gracias linda! Besos

    Núria: puedes usar la nata sin problemas. El crème frâise es algo más ácido y le da un gusto algo diferente pero funcionan igual. Suelen venderlo en grades superficies... pero en fin, como eres una chica de lo más aventurera veo que has ido de expedición por las tiendas germanotas... :-) +Besos

    Martuki: muchas gracias de todo corazón! me inspiras mucho con las cosas tan bonitas que me dices. Un abrazo enorme. ++Besos

    Akane: A mi niña! que bonitas son las regresiones, verdad? es cierto que una se pone melancólica pero antes recuerdos tan bonitos no puede ser de otra forma. Un achuchón muy grande. +++Besos

    ResponderEliminar
  37. yo me quedo con las dos recetas, la sopa me parece supersabrosa y recomfortante, y las galletas preciosas y delicadas a la vez, te felicito, y por cierto, que miedo dan los malos!

    ResponderEliminar
  38. Yo también había pensado en hacer las galletas con caramelo pero me parece que hay que tener pulso para esas cosas y la paciencia no se si es lo mío.
    La sopa si que me veo más capaz, además que en casa somos adictos a las sopas y cremas. Contundente pero rica!
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  39. Hola Pity! Si si, estos trolls peludos son de lo más terrorífico. Es curioso, que en todas partes se asusta a los niños para obligarlos a ser buenos... como no seas bueno... besos

    ResponderEliminar
  40. Hola Marta! pues mira, yo pensaba como tú y de hecho, en la primera remesa solo puse 4 galletas con caramelo por si las moscas, ya sabes... y no, resuta que es más fácil de lo que parece... y aquí en casa también somos unos soperos del ocho. Mira, la última guarrada con éxito fue que serví una sopa básica (caldo+sofrito+fideos) con un sandwich de jamón y queso a la plancha reemplazando el pan (mis chicos son como los abuelos, la sopa siempre como pan:-) y fue de lo más aplaudido: cucharada de sopa, mordisco de sandwich. Estaban más felices que dos perdices! Creo que ahí confirmé mi teoría de que mantener contentos a estos zampones era de lo más fácil... Besos

    ResponderEliminar
  41. Hola Maite!
    Acabo de descubrir tu blog por casualidad, como casi todo lo bueno de la vida, y me encanta! Me fascina descubrir tradiciones y conocer las culturas de otros países y más aún cuando estoy tan lejos de ellos... Tus recetas fantásticas y seguro que en nada las voy probando.
    Un beso de una canaria en República Dominicana,

    ResponderEliminar
  42. Rosi, bienvenida! Encantada de conocerte guapa. Me alegro que me hayas descubierto. Me voy pitando a descubrirte a ti :-) un beso

    ResponderEliminar