panecillos de cardamomo con cramberries y confesiones

Soy una zampa-bollos. Así de claro. A mi me das un bollo o un panecito y me haces requetefeliz. Nuestros desayunos son de pan con mantequilla y mermelada  aunque los panes con frutas secas los comemos a palo seco. Desde que Erika publicó sus pebetes, no hemos desayuna otra cosa.  Nos gustaron mucho, así que para que cambiar. Pero el nuevo año se me ha colado con ganas de cambio (¿te suena, ehhhh?) así que me puse manos a la masa y probé con los kokosbrötchen de año nuevo. Ricos y muy energéticos. Tanto, que no hemos  sido capaces de comer a la hora de siempre; aguantamos sin problemas (paseo y temperaturas bajo cero incluido) una horita más. Ahora comemos a la una. Si. Se que te estarás partiendo de la risa pero que sepas que aquí, comer a la una del medio día es de lo más informal...


En fin, que los bollitos duraron un par de desayunos así que cogí otro paquete de harina, busqué en mi cajón de los frutos secos... si, si, como lo oyes. Tengo un cajón con botecitos de dátiles, sultanas, trocitos de coco, albaricoques.... en fin, lo que voy pillando que para hacer pan de desayuno me gusta ir variando los tropezones. A ver! que ya estoy otra vez perdiendo el hilo... puf! se me olvidó lo que te iba a contar...


Pues nada. Que estos panecitos tan guapetes, son unos bollitos de nata con cardamomo que en la receta original vienen con pasas pero no me apetecía repetir así que eché mano al cajón y le tocó a los cramberries que hacia meses que pidieron la vez y aún estaban en lista de espera...

Y antes de entrar a contarte como se hacen estos panecillos, me voy a ir otro rato por las ramas (anda, venga, no pongas esa cara que no va a ser mucho...) Acabo de estar leyendo la entrada de Rosanna donde cuenta su flechazo con este mundejo bloguero y me ha dejado con el gusano charlatan inquieto... yo también te contaré mis encuentros en la tercera fase aunque si te parece bien, voy a esperar un poquito, que dentro de nada empiezo con mis revisiones anuales y suelo pasarlo un poco fatal; soy una cagona de escándalo y la espera desde que llamo a pedir hora, que las pruebas se complementan y que los especialistas me torturan hasta que me dan el visto bueno y el maravilloso "hasta la vista, baby" pasan como tres meses de miedo puro y duro. Y mira que luego todo queda en eso: miedo en estado salvaje hasta que me ponen el sello de "apta para el consumo" y me despiden sin cohetes ni fuegos artificiales. Y dicho sea de paso, que dios (o a quién le corresponda) me libre de traspasar mis malos rollos, porque eso de pasar la bola no me va, pero contar aquello que nos inquieta y nos asusta es una experiencia de lo más sana y si encima, la interlocutora es una charlas como yo, pues el culebrón está servido...


Hala, lo dicho. A por la receta de estos bollitos que están de lujo. Por cierto, como verás los he hecho con moldes de muffins. Ya he confesado mi incapacidad para hacer los panecillos iguales, y si en la entrada anterior te contaba lo de marcar las piezas con la boca de un vaso (es terrible como suena lo que acabo de escribir) pues esta vez con bolitas de masa coladas en pequeños moldes... así, todos igualicos para que no haya riñas!

Ingredientes:
  • 450 gr. de harina de trigo
  • 1 sobre de levadura panadera
  • 50 gr. de azúcar
  • 250 ml de nata líquida templada
  • 50 gr. de mantequilla derretida
  • 1 cuchardita de cardamomo
  • algo de ralladura de limón
  • un par de puñaditos de cramberries (a tu gusto)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 yema de huevo y algo de leche para pincelar


Preparación:
En un bol, mezcla todos los ingredientes secos (sal, azúcar, cardamomo, ralladura, levadura y harina). En un cacito a fuego muy muy bajo, derrite la mantequilla en una parte de la nata líquida. Cuando esté, añade el resto de la nata. Lo que se pretende conseguir es que la nata quede templada y la mantequilla derretida. Nada más. No tiene que cocinarse ni calentarse demasiado. Añadir al bol y  ligar los ingredientes. Añadir los cramberries y amasar unos 5 minutos. Haz una bola y cúbrela con un trapo limpio y deja que leude en un ambiente templado hasta que doble su tamaño (unas 2 horas aunque a mi me llevó algo más de tiempo). Pasado este tiempo, divide la masa en 12 porciones y haz bolitas que colocarás en los moldes para muffins. Si son de silicona, espolvorea un poco de harina nada más. Si no, tendrás que engrasar con un poco de mantequilla. Mezcla una yema de huevo con un poquito de leche y pincela los bolllitos. Deja de nuevo que reposen para dar tiempo a la masa que vuelva a aumentar (de entre 30 minutos a una hora normalmente) y hornea a 180º unos 20 minutos.

28 comentarios. ¿te animas?

  1. Hola Maite.....estos panecillos han de estar de muerte y las fotos preciosas les pegaría un bocado ahora mismo.....
    Yo la verdad es que por la mañana soy de dulce y claro estos bollos que nos enseñas me van como anillo al dedo....

    un besazo

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa! no es por chinchar, pero la verdad es que están muy ricos; la pena de hacer pan y bollitos es que hay que planificarse muy bien el tiempo. En más de una, me he pillado lo dedos y me he tenido que quedar en el sofá cabeceando esperando a que terminaran...

    Otro besazo guapísima!

    ResponderEliminar
  3. Muy ricos Mai¡¡¡Ideales para el desayuno o una merienda.y la idea del cardamomo,y los cramberries,tiene que ser deliciosas...estos no me quedo con las ganas de hacerlos¡
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!!! como estás? La verdad que el puntillo que le da el cardamomo es muy majete. Aunque no te encaje hacer esta receta prueba a usarlo cuando hagas algún bollito y verás que amables quedan!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Tendría que haber puesto en mi publicación de los pebetes que son adictivos ,porque es así! Por acá decís solo la palabra pebetes y a todo les brillan los ojitos.
    Estos pancitos se ven muy ricos, lo de los moldes de muffins es una buena opción para que queden así tan prolijitos.
    Por lo que contás de tus miedos, yo soy totalmente lo contrario. Inconciente al máximo. A los médicos no voy casi nunca, no me preocupan. El día que me sienta mal iré y listo.
    Disfrutá de la vida al máximo que para eso la tenemos. Que envidia me da eso de que salgas a caminar por la nieve!
    Obviamente me llevo la receta, los tengo que probar
    Cariños

    ResponderEliminar
  6. Tienen una pinta riquísima, tengo que hacerlos...

    ResponderEliminar
  7. Hola Erika! Creo que si, que deberías avisar que un pebete produce ansia de ocho! jajajajaja. Y tienes muchísima razón! Hay que disfrutar y exprimir el presente al máximo.
    Un besazo,

    Hola Rosanna, pues si te encaja tienes que probarlos. Tienen un sabor muy especial.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. Qué ricoooos deben estar! me encanta el cardamomo, pero nunca se me había ocurrido usarlo en una masa.
    B*

    ResponderEliminar
  9. Yo tambien soy adicta a los bollitos, aunque a los tuyo les tendría que sacar un par de ingredientes para consumirlos, preferentemente el azúcar. Se ven ricos, los guardaré en futuros pendientes ya que va quedando poco para vacaciones y no quiero dejar nada de sobras.
    Aquí la mayoría come a las 12 del día, en casa no comemos si nó hasta las 20 horas y para el intermedio una ensalada y un bollo libre de grasas vienen bien, que estoy en operación bikino niña! y tu me tientas!!

    Besos amiga, hoy haciendo tu pesto de tomates. Muac!

    ResponderEliminar
  10. Debo confesar que ya no me valen los pantalones del año anterior, es decir, de hace un mes!!!! si es que no me dais mas que cosas ricas.
    Maite hija, no me puedo contentar solo con mirar, los voy a hacer, si es que son una tentacion por Diosss!! Besotes

    ResponderEliminar
  11. Hola mayte , encontre tu blog hace poco , pero he de decirte que me encanta , me gustan tus recetas y como te expresas , en fin .. aqui tienes una seguidora mas

    un beso.

    Esther

    ResponderEliminar
  12. Mai, deliciosos... que buena pinta tienen leches!
    Yo empiezo la dieta mañana jajaja, que el roscón de reyes lo comemos esta noche jaja.

    Nada de sentir temor.. eres una campeona, y estamos contigo siempre para todo.. muaksss.
    Que te traigan muchas cositas los reyes!O allí no lo celebrais ni siquiera con Lucas?
    Muak!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Epa! pues si te gusta tienes que probarlo en la masa para bollitos o en algún bizcocho. Es un punto de lo más majo...
    Besos


    Hola Kako!
    Pues nada, tu quita lo que quieras que la operación bikini prevacacional tiene preferencia. Uy, el pesto!que rico.
    Que te lo pases bomba, guapa!
    +besos

    Hola Eva!
    no me digas que con esas andamos! pues nada, olvídate de ir caminando a los sitios: bailando y ya verás que efectivo ;-)))) y di que si, que esto de leer blogs de cocina es un suplicio detrás de otro.
    ++besos

    Bienvenida Esther,
    Qué gusto saber que estás ahí! me chifla que te hayas animado a entrar al patio. Que sepas que aquí siempre tienes una silla para chaspar un rato tranquila. Aquí me tienes para lo que sea.
    ++besos

    Hola mi querido terremoto! temor? terror! pero mira, que todo sea eso! y los reyes aki se celebran poco, aunque tengo un roscón en el horno para la merienda de mañana.
    +++besos

    ResponderEliminar
  14. Maite, me tengo que reir contigo,de los panecillos ni te hablo,porque tiene una pinta riquisima.....desgraciadamente no me puedo permitir esos desayunos.
    Y una curiosidad, si comes a la 1, a que hora desayunáis? jaja con razón los españoles somos tan "raritos" por ahí.
    besotes.

    ResponderEliminar
  15. Hola Carmen! pues mira, se suele desayunar entre las 6:30-8:30 y se come de 12 a 1 normalmente. Luego la cena entre 6 a 7 de la tarde. Desde la hora de cenar hasta el desayuno no se come nada (ni un vasito de leche antes de dormir)así que el desayuno entra con mucho gusto.

    Además se hace una pequeña merienda a las 4 de café o té con una fruta o un poco de kuchen (de manzana o fruta de temporada)... esto es lo clásico. Cada dos horas más o menos, un té de frutas o de especias que hay que estar muy hidratado cuando hace frío... y así pasamos los días... yo creía que me iba a costar mucho adaptarme a los horarios pero la verdad es que lo he llevado fenomenal. Disfruto más la lúz del día y se agradece mucho en invierno. Me siento con mucha más energía durante el día aunque, luego a las 10 ya estamos cabecenado en el sofá (aquí se duerme más horas que en España).
    Un besazo,

    ResponderEliminar
  16. Bueno, te cuento un secreto yo también: soy tan loca de los panes que las primeras veces que llegaba a Alemania me esperaban con Brezeln! Mucho mejor que un ramo de flores, jeje.
    Con el miedo a las revisiones no te puedo ayudar mucho, yo les vengo escapando hace rato. :(
    Los panecillos de cardamomo y cranberries, para copiártelos!
    Un besote,

    Marcela

    ResponderEliminar
  17. Pues yo soy otra zampa bollos, me temo :P Y más si son caseros y con frutas como estos, qué manera más buenas de empezar bien el día. Tienen pinta de ser deliciosos por sí mismos, aunque igual un pegotito de mermelada casera no les haría mucho daño, ¿no? O nada, mejor solos para poder mojarlos bien en el café/chocolate.

    Yo cajón de frutos secos no tengo (porque no hay cajones libres) pero sí amontono botes y bolsitas con un poco de todo, que también me gusta variar :) Y desde que tengo la deshidratadora, más aún. También uso esta fruta para hacer mis propios mix de muesli :)

    Ains, las revisiones médicas... yo también las llevo fatal, así que ánimo. Hace meses por suerte que no piso ninguna consulta, pero los dos años anteriores cada mes me tocaba una prueba distinta... para que luego me digan que no se ve nada raro... en fin!

    Ah! Yo no no me río con eso de comer a la una, que en Suiza ya era un esfuerzo preparar el almuerzo a las 12.30 :D
    En realidad a mi me gusta levantarme tan temprano y desyunar en cuanto abro el ojo que yo comería a la una perfectamente todos los días; pero no es una costumbre que vaya a triunfar en España, precisamente.

    Uys cómo me enrollo!
    Resumen: panecillos deliciosos!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. jajajajajaja Marcela! solo te digo que en el aeropuerto de München hay una panadería con unos Brezeln la bomba de ricos. Y al chiquitajo ni te cuento lo feliz que es el tio con un Brezel en la mano...
    Un abrazo,

    Akane niña! Mira, a mi me tienes loca! una deshidratadora! pero si que eres la cosa más apañada que me he echado encima! Sabes, tu receta del roscón facilísima y riquísima. Le he hecho fotos para que lo veas antes que se acabara ya que hemos comido roscón todos los vecinos... ya sabes que aquí somos comos las vecinas de antes con los platicos pa'rriba y platicos pa'bajo...

    Un beso y te mando foto por mail!

    ResponderEliminar
  19. que horarios mas envidiables, aqui en el sur eso no resulta posible,creo que es mas sano lo de cenar temprano...pero en mi caso ,imposible.

    ResponderEliminar
  20. Sabes, creo que los horarios de las comidas se ajustan a las necesidades de la gente; aquí hay que aprovechar siempre la luz, así que la vida gira en torno de las horas iluminadas. En el sur no hay ese problema... hay luz y sol de sobra... pero, el calor, uf, el calor!

    la cena se postpone a la fresquita cuando la gente se podía poner en movimiento después de los largos días de calorina y se aprovechaban las horas de "la fresca"...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. Te lo pido por favor Maite, deja de poner recetas tan ricas, que estoy llenando mi carpeta de pendientes con tus ideas....estos panecillos caen seguro. Sólo una duda (qué raro, verdad?): yo tengo el cardamomo en grano, así que...¿cómo se echa a esto, machacando los granitos de dentro hasta conseguir dos cucharaditas? Besos!

    ResponderEliminar
  22. Hola Bea,

    En cardamomo cuanto más molido mejor ya que su sabor es bastante predominante y si machacas en grueso pues puede quedar fuerte si pillas un trocito... molido mejor;-)

    un beso

    ResponderEliminar
  23. Creo que con esta receta yo también me convertiré en una zampabollos! jajajaja
    Muaaaaaaacs ;)

    ResponderEliminar
  24. Y montamos el Club de los zampabollos! jeje, bsssssssss 1de2!

    ResponderEliminar
  25. Hola Mai, adivina qué he desayunado hoy....estos ricos panecillos!!!! Buenos, buenos de verdad. Y todavía me quedan para el desayuno de mañana!!!!!Eso sí, los míos sin cranberries, que aquí son difíciles de encontrar, snif!

    ResponderEliminar
  26. Bea! ricos verdad??? Uy si, si es que el cardamomo le da un no se qué muy rico. Le pusiste otra fruta seca o sin tropezones?

    ResponderEliminar
  27. Sin tropezones, que si no sé de uno que ni los prueba. Aunque ayer va y me dice: no, si a mí me hubieran gustado...buf! hombres. Bueno, pues ya lo sé para la próxima (porque habrá próxima, jejeje)

    ResponderEliminar
  28. jajajajajaja! y si lo hubieras puesto te la habrías cargo fijo!
    jajajaja
    bsssssssssss

    ResponderEliminar