mozartknöderln: unas pelotas pero que muy austriacas

Hace poco, hablando con unas amigas sobre Mozart - y no me acuerdo a santo de qué nos dio por hablar de dónde había muerto el genio de Wolferl - yo aseguraba que había muerto en Salzburgo asunto que rápidamente me zanjaron con el hecho de que Viena conserva una tumba la mar de florida asunto que rápidamente me limité a reprochar: "pero chicas! si esa tumba es de mentira! si al enterrador se le olvidó de dónde le había enterrado y aún nadie la ha encontrado!!!!..." vaya conversación de domingo, eh? claro, estos temas sacados de su contexto pues son como de marcianos o algo peor.. pero así fue, para que te voy a decir otra cosa. Pensarás que somos raras, pero tampoco. Somos unas chicas guapas, divertidas y simpáticas... que a veces hablan de cosas que puede... venga, lo dejo aquí que al final la lío..
El caso es que tuve que buscarlo. Y bingo! la palmó en Viena. Cachis! de dónde he sacado yo esa idea? pues de su autobiografía, porque yo imaginación tengo mucha  -las cosas como son- pero no es pa`tanto. Busqué corriendo el libro, me fuí a la última hoja y me puse a buscar... "algo". Lo encontré. El Sr. Brion cuenta que la misa de funeral se ofició en la iglesia de San Pedro (o por lo menos el traductor así lo afirma) y que al salir de la iglesia era tal la tormenta de nieve que nadie acompañó al cortejo. Se le dio un entierro de pobre, posiblemente en una fosa común, que nunca se pudo localizar... y qué tiene que ver esto con eso y con lo de más allá? tú escucha.. perdón, lee: la iglesia de San Pedro en Salzburgo es una joya como hay pocas. Como viene al caso, diré que es una perita en dulce estilo rococó que a mí me dejó impresionadísima tanto por lo bello que es el recinto como su cementerio, seguramente uno de los más bonitos de toda Europa -perdona si exagero pero a mi me dejó muy impresionada-... en fin, que supongo que aquí es donde asocié el vino con la uva... o el entierro de Mozart con Salzburgo que fue, eso sí que no hay duda, su ciudad natal y el lugar donde pasó los años más felices de su vida... aquellos en los que fue un niño sano, alegre y muy bichejo, de esos que no paran nunca quietos...
En fin, que tanta perra con Mozart, mis papilas gustativas se emperraron a su vez con las albondigas de Mozart (Mozartknöderln) un plato dulce y delicioso que no es ni más ni menos que unos gnocchi gigantes rellenos con una trufa típica salzburguesa que, como no puede ser de otra forma,se llama bola de Mozart (Mozartkugel) ... perdona si puedo darte la impresión de ser una desconsiderada con el luto al pobre Wolferl pero doscientos cincuenta y pico años calman las penas más profundas, secan los ojos más lagrimosos y... caray! dan mucha hambre...
Así que si te parece bien nosotros a la receta, cómo lo ves? raro seguro, pero es normal. Cuando llegué al país y empecé a descubrir la barbaridad de bolas, pelotas y albóndigas que hay en dulce, en salado, como principal, para acompañar... tela marinera! perdón alpina! que olorcito a mar tenemos poco. Estas pelotas se pueden rellenar con cualquier trufa a gusto del cocinero o de la cuadrilla que los devore pero yo te dejo la receta original por si algún día te apetece probar con ella. Lo típico, es que una ración normal (3 pelotas) se coma como plato principal.. si, como lo oyes. Cenar o almorzar con un plato de albóndigas dulces es de lo más normal aquí y muy exótico para una españolita como yo.. pero ya sabes el dicho: donde fueres...
La masa de la albóndiga es de Topfen, ese queso tipo quark con un toque ácido que me recordó mucho al requesón y que le da un gusto fantástico. He elegido, para acompañar, una salsa de frambuesas porque es mi salsa preferida pero lo puedes acompañar por salsa o compota de cualquier otra fruta que mejor te venga o más te guste. El contraste de sabores es fantástico; la soberbia del chocolate, la suavidad del requesón y la frescura de la fruta.. un puntazo!
hemc #43 - nueces
 Y para que el punto sea completo, presento este plato al HEMC  #43 que este mes Cynthia de Aroma de mi cocina  ha propuesto como tema "Nueces" y me viene requetebien el tema ya que el relleno de las trufas de Mozart, son una rica mezcla de mazapán (Marzipan) y pistachos... cada vez te suena mejor, eh?... vamos allá...

Ingredientes para las trufas (Mozartkugeln):
  • 100gr. de mazapán (o figuritas de mazapán) 
  • 50 gr. de pistachos molidos
  • 2-3 cucharadas de nata líquida
  • 250gr. de chocolate al 70% cacao rallado
  • 1-2 cucharadas de licor de naranja


Ingredientes para las pelotas (Knöderln):
  • 400 gr. de Topfen (o requesón o queso quark)
  • 1 huevo
  • 1 yema de huevo
  • una pizca de sal
  • 1 sobre de azúcar avainillada o extracto
  • 20 gr. de azúcar glas
  • 40 ml. de Sauerrahm (sustituir por yogur griego)
  • Más o menos 150gr. de sémola de trigo (dependerá del tipo de queso que usemos) 


Para el rebozado:
  • 60gr. de mantequilla
  • 100gr. de pan rallado
  • 50 gr. de azúcar morena

Preparación de las trufas:
El mazapán que se usa no está horneado y aquí lo compro crudo. Si lo quieres dar casero, te dejo enlace a la receta de Marta de la Manzana roja pero se trata de una masa de almendra y azúcar molidas a partes más o menos iguales con un poquito de agua para que ligue la masa. Hacer las trufas, no tiene misterio: pon todos los ingredientes juntos y amasa hasta que todo esté bien compacta. Deja enfriar un poco la masa en el frigorífico para poder hacer bien las bolas y haz entre 12-16 trufas...
Preparación de la masa del para las pelotas (Knöderln):
Mezcla primero el huevo, la yema, el azúcar y la sal. Una vez que tengas una crema suave, añade el resto de los ingredientes menos la sémola. Mezcla bien la crema y ve añadiendo la sémola poco a poco. Deja reposar unos 30 minutos antes de hacer las pelotas... la masa te va a dar para hacer de entre 12 grandes a 16 pequeñas. Yo he preparado la versión grande, de plato principal, así que hice 12 piezas de tamaño hermoso...
La masa es muy floja así que para formar las bolas puede ser algo engorroso. Yo uso la cuchara del helado. Le pongo un poco de masa, encasqueto la trufa y le pongo otro poco por encima. Con ayuda de otra cuchara termino de dar la forma a la pelota. El resultado es el que ves arriba: una bola extremadamente floja que se puede convertir en un desastre en menos que parpadeas... Yo lo que hago, es que las paso ligeramente por sémola justo antes de ir al agua. Así garantizas una forma medio decente aunque estas bolas nunca las he visto perfectas... Calientas abundante agua y vas metiendo las bolas a medida que las tengas. Operación más o menos rápida para que la masa no chupe toda la sémola y estés como al principio... ojo con pasarles mucha sémola (es una tentación) ya que te arrepentirás... la pelota puede quedarse algo dura y no es la idea... el tiempo de cocción, lo típico: cuando empiezan a flotar en la superficie del agua están listas para sacar. La dejas escurrir un poco sobre una superficie con un paño o sobre una tabla de madera (a mi me va bien).

Preparación del rebozado:
Mi consejo es que lo prepares cuando la masa repose. En una sartén a fuefo medio, derrite la mantequilla y añade el pan rallado y el azúcar moviendo constantemente para que la absorción sea homogénea y se dore la mezcla. Una vez con el color deseado, aparta del fuego y ve removiendo de vez en cuando mientras enfría (con mucho cuidado de no dañar la sartén puedes hacerlo con un tenedor)
Una vez que cueces las pelotas, el proceso hasta la mesa va rápido así que no las cuezas antes de tiempo que se suelen comer templadas. Como te decía, una vez escurridas las rebozas bien por todos lados y emplatas. La salsa es muy fácil de hacer: una parte de fruta y tres de zumo (de naranja o de la misma fruta que uses) como 5 minutos en un cazo y lo trituras. Si queda espeso añade un poco de agua. A mi me gusta retirar una parte de la fruta para mezclarla al final con la salsa dejando unos tropezones de fruta natural... la bomba! pero aquí no hay etiquetas así que ponle la salsa que quieres y como quieras:-)

Nota de la cocinera: reboza solo las bolas que vayas a consumir. El resto una vez cocidas se conservan muy bien en frigo o congelador. Para "revivirlas" se vuelven a cocer un par de minutejos y pelillos a la mar... pero que marinera estoy yo hoy! Besos...

42 comentarios. ¿te animas?

  1. Qué locura de plato, madre mía! En la vida me hubiera imaginado una receta así, qué rico debe estar!
    B*

    ResponderEliminar
  2. Hola Epa!
    Verdad? es me pasó al llegar. Casi me da algo cuando vi estos platos. Es una manera de cocinar diferente a la nuestra, que como dices, nunca me hubiera imaginado. Estos austriacos venden fatal su gastronomía:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Vamos que tu receta es de un par o tres de pelotas!!!
    Me ha encantado la asociación de ideas, de como vas saltando de tema en tema , partiendo de algo tan "funesto" y llegar a algo tan "festivo".
    Ahora y con detenimiento me voy a leer la elaboración de tu receta que apunta maneras.

    besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Dolorss!
    jajajaja! Si es que parece mentira lo que nos cabe en la cabeza; tiramos de un hilo y a saber que sale! la receta es un poco laboriosa pero más fácil de lo que pueda parecer. De todas formas, dentro de poco haré otras más sencillas que son muy veraniegas y ahora para los tiempos que se nos acercan vendrá de maravilla:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo me quiero ir a vivir a ese país y poderme comer un postre de plato único y q nadie me mire mal :((
    Bss guapa esto tiene una pinta que no veas.

    ResponderEliminar
  6. Ai Maite!!!! En vaya lío que te has metido....aunque con un final tan rico seguro que te ha merecido. La receta me ha dejado alucinada, acabas de romperme todas mis ideas culinarias, vaya cosa más rara, y seguro que está de muerte...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me encantó la historia! No sabía nada de como había terminado sus días este pobre hombre. Estas pelotas realmente son un lujo para rendirle homenaje.
    La verdad es que yo no se si con tres me conformo. Para mí un par más , por las dudas, no me quiero quedar con hambre.
    Me imagino que las comieron con música clásica de fondo , no? Que romántico!
    Cariños

    ResponderEliminar
  8. Qué lujazo de panes por ahí abajo y qué perdición de plato estas pelotas, madre mía.
    Un abrazo guapa.
    Ana

    ResponderEliminar
  9. Si Mozart levantara la cabeza seguro que se viene directo a tu casa para zamparse estas bolas tan rrrrrrrrrrrrrrricas..y la salsa mmm.Maite esto tiene una pinta genial..la verdad es que tenía una idea de la cocina Austríaca que nada tiene que ver con todo lo que nos estas enseñando....
    bsos

    ResponderEliminar
  10. Yo como Ly, quiero comer de primero un dulce... si lo hago aquí me mirarían mal y pensando "qué hace esta vacaburra????????" jajajajaja... te imaginas ir a un restaurante y empezar por el postre en la Castilla profunda?????? ay, que poco mundanos somos!!!!

    ResponderEliminar
  11. Mai!Como me gusta Mozart!La receta y tú!No tengo internet, pero me he escapado para leerteee jejeje.Muak!

    ResponderEliminar
  12. Creo que me voy a ir a vivir a Austria si allí me puedo permitir el lujo de tomarme un platazo de las pelotas de Mozart como plato principal...es que mira que son golosos los alemanes y los austriacos!
    un besazo.

    ResponderEliminar
  13. Pues si que son curiosas las bolitas. Me he quedado sin palabras...pero como dicen que mientras se mastica no se habla...!Seran seguro blanditass y cremosasss y al morderlasss se espachurrrra toooodo el chocolate en la boca...mmmmm,y terminas repasando el plato con el dedo...lo que no acabo de entendre es porque son las bolitas de Mozart?No importa...GRACIAAASSS

    ResponderEliminar
  14. Ay, que acabo de leer el comentaro de Nuria, Que risa!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Ly!
    Qué tal guapa! Aquí de lo más normal. Y menús de mediodía con sopa y postre a un precio estupendo:-) mira que cucos como saben... un abrazo de los grandes
    Besos


    Hola Intxaurtsu!
    Me metí en una bola bien tocha! y rica! jajajaja! y si, son cosas que sorprenden de ricas:-)
    +Besos


    Hola Erika!
    Aquí en Austria se le quiere mucho aunque en vida la corte austriaca no le trató nada bien; es como el dicho ese de que nadie es profeta en su tierra.. la trufas son un invento de una bombonería muy famosa y antigua de Salzburgo. Son unos chocolates riquísimos; el resto es la fantasía de los cocineros austriacos que hay unos cuantos con bastante fama internacional... jeje... delicioso momento saborear las pelotitas con la flauta mágica de fondo... abrazos y abrazos
    ++Besos


    Hola Ana,
    Los panes son verdaderos caprichos para comer solos y hasta sin ganas. Entran solos. Las pelotas son de una variedad tremenda y a cual más rica que en casa se hacen de una manera como en España el flan o el arroz con leche...otro achuchón gordo para ti
    +++Besos


    Hola Núria,
    Si Mozart levantara la cabeza se partiría de la risa que parece que era chico de risa facilona... la cocina austriaca es una sorpresa detrás de otra y cuanto más la conozco más me sorprende... hasta luego guapa!
    ++++Besos


    Hola Rosa,
    jajajaj! tu lo has dicho. En España es pecado no solo alimentario sino es como un asunto de honor. Y bueno, que se te ocurra que te echan por desvergonzada... si es que pa' ciertas cosas somos mu'cerraós, maja!
    +++++Besos

    Ali!!!
    Cómo estás? sigues fastidiadísima, no? cuidáte lindura! Uhmmm... su música una delicia que no me extraña que inspire estos dulces:-) ya te mandaba un par de docenas de estas y te ibas a poner buena en un periquete! un par de muacks de los tuyos...
    ++++++Besos


    Hola Lola!
    jajajaj! si es verdad, se ponen morados. Eso si, como tienen mucha energía en el cuerpo no paran de hacer ejercicio y hasta el abuelete más cascado le ves con sus bastones haciendo su rondica... si, si, a mi también me entra en chándal con más ganas. En España del paseito engalanada no me sacabas, sabes? jajaja.. un abrazo guapa!
    +++++++Besos


    Hola Maryam!
    Cómo estás? son de Mozart porque la trufa de dentro es la tradicional que llaman de Mozart. Una bombonería salzburguesa se la inventó hace más de 100 años y le pusieron el nombre del maestro. Estos bombones son casi tan famosos en Austria como él... jajajaja! si es que es verdad: como levantara la cabeza no se iba a perder ni un solo dulce a su nombre que parece que era tragón y goloso (como buen austriaco:-) un abrazo,
    ++++++++Besos

    ResponderEliminar
  16. A mi marido le encanta todo lo que tenga que ver con pelotas,jajajaja, y éstas no iban a ser menos!!!! Es un gran enamorado del mazapán, cosa que yo no mucho,pero tengo que reconocer, que cuando las comí la primera vez me gustaron mucho, pero con media tuve más que suficiente. Una gran receta!!! Mil besitos cosa guapaaaa

    ResponderEliminar
  17. Por fin encuentro un postre totalmente ligh e ideal para la operación bikini (que yo nunca hago, por otra parte) Gracia Mai!

    ResponderEliminar
  18. Pues yo tambien disfrutando de tus pelotitas...que sabrosas se ven! y asumo un gran sabor también.
    Disfruto en grande este tipo de entrada, donde además de cocina, se recrea uno, aprende, se comparte cultura y disfruto del relato.
    Gracias por todo..saludos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Elvira!
    Bueno, bueno, pues te aseguro que la familia Nobis hará muy buenas migas con tu compañero de fatigas que en esta casa el mundo pelotas tiene mucho éxito. Cuando hice mis primeras pelotas (creo que fueron de pan) ni te imaginas la satisfacción del Günter: ; me miraba con orgullo y creo recordar que se le escapó un "Ay mi españolita"... para que veas. En cambio, cada vez que le hablo del Marzipan se le ponen los pelos de punta... eso si, cuando el plato está listo se le olvida que llevaba mazapán:-)
    Besos

    Hola Bea!
    Menos mal que no haces operación bikini porque este postre no es tan ligero como parece: tengo bizcochos que son más ligeros que este plato. Es verdad que si lo tomas como principal este es un plato muy completo rico en proteínas y reforzado con las vitaminas de la salsa de frutas (las proteínas en los países fríos son fundamentales para mantener las defensas altas) pero su ración de carbohidratos y grasa (250gr de chocolate no es moco de pavo) es suficiente como para que te enfundes el chándal un ratito;-P
    +Besos


    Hola Luis,
    Un sabor muy especial que he descubierto en este país con su variedad de "pasta fresca" gigante servida en dulce... algo realmente diferente a lo que yo había probado. Me alegra que disfrutes con las anécdotas y prometo contar más intimidades de Mozart (y más alegres) gracias a ti amigo mio:-)
    ++Besos

    ResponderEliminar
  20. Ais, Mozart! Le tengo mucho cariño al prodigioso compositor. De pequeña me regalaron un libro con la vida de Mozart en formato cómic y me llamó mucho la atención, se me quedó su historia grabada :)
    Tengo tantas ganas de volver a Austria! Revisitar Viena y sobre todo ir por primera vez a Salzburgo; mis padres no dejan de hablar maravillas de esa preciosa ciudad.

    Yo ya conocía las Mozartkugeln comerciales, tan famosas, pero me quedo con las tuyas caseras! Qué riquísimas deben estar, por dios...


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Pues debe estar fantástico, la verdad!!!!! Qué rico!

    ResponderEliminar
  22. Madre mía, qué cosa tan llamativa y apetitosa!! Entra por los ojos, qué pasada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Jolines, hasta la mitad de la entrada no he logrado saber si eran dulces o saladas....
    Tengo que volver a leermelo todo para enterarme bien.
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  24. Hola mi niña!
    Qué tal? yo también le tengo mucho cariño. Leí su biografía cuando llegué a vivir aquí y me dió muy buena onda el tío; casi al tiempo, descubrí la flauta mágica y ya fue pa'morirse la perra Mozariana que sufrí.. si, si. ¿Las has comido? qué bien; así ya sabes a qué sabe el relleno :-P
    Besos


    Hola Locasita,
    Bienvenida. Pues si. Muy rico y especial,
    +Besos


    Hola Marhya,
    Son de esas cosas que uno no puede verlas y no probarlas... imposible. Luego gustarán más o menos pero la curiosidad por descubrir a que saben las pelotas austriacas es tema intenso:-DDD
    ++Besos


    Hola María José,
    jajajaja! ya sabes que me enrollo mucho y la receta siempre la dejo para el final... así dejo la cosa más en suspense...
    +++Besos

    ResponderEliminar
  25. Mai esas pelotas tienen una presencia! me has dejado alucinada! aunque la conversación también me dejo un poco trastocada! jeje

    Nada fuera bromas, te has montado un plato bien rico! y esa salsita... de esta ya no quiero hablar mmm

    Besos princesa!

    ResponderEliminar
  26. Curiosa la historia de la tumba de Mozart, siempre se aprende algo!
    Las pelotas ya me gustan, me da igual como sean jejeje, estas se ven bien ricas con este relleno!
    Tu envío ha salido hace nada rumbo a Austria ;)
    Bicos!

    ResponderEliminar
  27. Ñam, ñam, ñam... me has pegado el hambre, y me ha encantado eso de que se pueden comer 3 de esas en una comida. Con lo golosa que yo soy! Je je.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  28. Hola Cuinera!
    La verdad es que están muy bien puestas:-) hija, es como decía, que hay cosas que sacadas fuera de su contexto como que quedan fatal pero no te pienses que somo raras... no, no, muy normalitas:-)
    Besos


    Hola Pam,
    Para que veas... con este símbolo vacío, ya nadie toca el manchurrón que les queda a los austriacos de hoy en día que quieren con locura a su maestro pero, que en vida, le rechazaron y le despreciaron hasta el punto de dejarle morir en la más profunda de las ruinas y en un completo olvido. Yo, como soy guiri, pues saco estos temas que ellos hablan poco o nada, la verdad... jajaja! si a mi también me gustan de cualquier manera y con cualquier relleno:-) el envio, le espero con impaciencia...
    +BEsos


    Hola Marilu!
    Verdad que si? Dios mio, cómo disfruté de esos menús cuando llegué! recuerdo alguna comida con amigas: ensalda a cual más rica y postre a cual más delirante... y no se mira mal. Al contrario, las ensaladas no pueden faltar (son vitaminas) y el postre, proteinas... arreglado! en cambio, en España te dirían: vaya regimen más raro el que haces tú! porque se da casi por hecho que las ensaldas no son ricas y apetecibles, ni que son muy nutritivas, no... son para adelgazar! ainsss, estas cosas siempre me ponen de chispas!
    ++Besos

    ResponderEliminar
  29. Qué pinta tienen esas pelotas. Jamás me hubiera imaginado que por aquellos lares la comida podía consisitir en un platito con varias de esas. O sea que los austriacos son gente de pelotas. Y por lo visto muy ricas.

    Y así, aderezadas con esa historia tan interesante que nos cuentas, todavía entran mejor. Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  30. Vaya pelotas de lujo!!! a mi no me extraña ya nada en este mundo cocineril, si los austriacos quieren coméerselas de plato principal pues nada, de plato principal, pero a mi me pareceria que se me ha olvidado algo antes, no sé, la sopa o el filete, jaja.
    Muy ricas guapisisima, te han quedado de pelotas, ya sé que eso no se dice asi, pero me apetecia decirlo, qué pasa? otros se las comen dulces en vez de comerse unas lentejas no????

    ResponderEliminar
  31. PASE A CONOCER TU BLOG Y ME ENCONTRE CON UNA INTERESANTE DISCUSION SOBRE LA MUERTE DE MOZART Y ESTAS MARAVILLOSAS PELOTAS CALORICAS.ME IMAGINO DE VISITA EN TU PAIS ESCUCHANDO DON GIOVANNI Y COMIENDO ESTAS DELICIAS.
    SI DESEAS PUEDES PASAR POR MI BLOG www.lacocinademirtita.blogspot.com
    TE ENVIO UN GRAN SALUDO DESDE MONTEVIDEO-URUGUAY

    ResponderEliminar
  32. Qué gracioso te ha quedado lo de "revivirlas" jeje. Qué maestro fue Mozart y qué de composiciones tan buenas nos ha dejado.

    Las pelotas/bolas tienen buenísima pinta y no nos importaría acostumbrarnos a la costumbre de allí y tomarlas de primer plato :-)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  33. Geniales las pelotas y la idea de usar la cuchara para helado.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Vaya forma de relacionar que tiene el cerebro, y que curiosa, potente y buena la gastronomia Austriaca, yo recuerdo ese pais como magico,aun tengo imagenes en mi retina despues de tantos años.
    Esas pelotas se merecen un aplauso!

    ResponderEliminar
  35. jolines, tienen que ser contundentes, no?
    pero tienen buena pinta, sobre todo el relleno, con chocolate...
    un beso.

    ResponderEliminar
  36. Mai, yo quiero un par o tres de esas albóndigas que llevan el nombre de Mozart y unas trufas escondidas dentro!! Que pillines los austríacos... escondiendo el chocolate. ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  37. Buenos días Sacerdotisa,
    Si, en serio; las pelotas les van un montón: hay de pan, de sémola, de requesón como estás, de patata, con verduras, con carne, con jamón, para la sopa, para el asado... tremenda la variedad y a cual más rica... bueno, las de hígado las lleno mal, no es lo mio:-) Bienvenida!
    Besos


    Hola Eva,
    Pues yo debo de estar muy austriaquizada porque me chiflan estos almuerzos. Hay una pasta fresca que se come salteada en la sartén con mantequilla, azúcar y semillas de amapola... delirante! tu cocina, marchando no?.. espero que si y que pronto estés de vuelta al mundo recetil,
    +Besos


    Hola Mirtita,
    Muchas gracias y bienvenida. Este es un país de mucho frío así que sus recetas tradicionales son especialistas en subirte los calores:-) un abrazo y gracias por la visita
    ++Besos


    Hola chicas!
    jajajaja! revivirlas! jajaja, no me había dado cuenta! anda que... ya me vale! y si, yo me acostumbré rápido y ahora con el buen tiempo lo hacemos a menudo... una cena prontito y bajamos un rato al jardín a que Lucas queme el exceso de azúcar carrera arriba carrera abajo:-)
    ++Besos


    Hola Mese!
    A veces lo que tenemos que inventarnos, verdad? yo nunca las he visto hacer a nadie de aquí; mi suegra las compra ya hechas así que, la primera vez que las hice y viendo que no me manejaba con una masa tan blandita... bingo! como hay que improvisar, verdad?
    +++Besos


    Hola CArmen!
    ains la mente humana es un misterio y bueno, la relación mente-estómago ya ni te cuento... pues mira, ya sabes lo que puedes hacer. Cualquier vacaciones de estas pillas maletas y rumbo a mi casa y te prometo que revivirás uno a uno esos recuerdos mágicos:-)
    ++++Besos


    Hola Ajonjoli,
    Si, bastante. Con un plato como el que yo he hecho para la entrada tienes para tirar un día entero sin que las tripillas te pida nada más... el relleno es casi lujurioso:-P
    +++++Besos


    Hola Merce,
    si si, pillines y como decía Lolah, muy golosos. Ni te imaginas lo que les gusta el chocolate. Tú aquí iba a pasártelo pipa... o choco... el chocolate está muy vinculado con la cultura austriaca. Cuando se pudo de moda tomar café en las cortes europeas, la corte vienesa lo mezclaba con chocolate para que estuviera más suavecito:-P mira que cucos!
    ++++++Besos

    ResponderEliminar
  38. Qué cosa mas rica!! además son super originales, cuantas caben en la boca? jeje...
    besos
    Nuria

    ResponderEliminar
  39. Hola Núria,
    Es mejor vencer la tentación y "racionar" el placer de degustarlas. Con esfuerzo, es posible repartir cada pelota en cuatro bocados bien mojados en salsa y con alguna frutita de por medio:-P
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Maite:
    Llegué recién a tu blog a través de Erika...La ventolera.
    voy a seguir visitandote.
    Un abrazo desde Chile
    edith
    La Brujita

    ResponderEliminar
  41. La verdad que ha sido un placer llegar a tu blog, un descubrimiento magnífico como todas tus recetas... ésta es genial, de las que nunca se te pasarían por la cabeza.. y encima con su historia... Te felicito y tienes una seguidora más. Besos.

    ResponderEliminar
  42. Hola Brujita!
    Bienvenida! y vienes de dónde Erika? bueno, entonces me halaga mucho más la visita:-)
    Otro abrazo grande,



    Hola Gema,
    Bienvenida y me alegro mucho de tener aquí; la verdad es que la cocina austriaca me está abriendo a un montón de cosas que, como a ti, jamás se me hubieran ocurrido. Un placer compartir contigo,
    Besos

    ResponderEliminar