panes de fiesta: Brezeln & Salzstangerln

Aprovechando que me quedaba manteca de la operación hornazo, me puse manos a la obra con estos panecillos tan festivos. Siempre los había preparado con mantequilla así que era la oportunidad perfecta de descubrir en casa el autentico sabor folclórico-festivo austriaco...



En toda Austria, Bavaria y alrededores no ver un Brezel un día de fiesta es completamente imposible: la salchicha, el Brezel y la cerveza no puede faltar en una fiesta que se jacte de serlo. Pensar en un Oktoberfest sin Brezel es lo mismo que imaginarlo sin la homenajeada, la rica y espumosa cerveza. Imposible. Impensable. Inimaginable. In-loquesea-able que te puedas imaginar. Es todo eso y más... es, sencillamente, ciencia ficción...


El Brezel  tiene un montón de variantes, ya sea dándole forma de barrita alargada (Laugenbrezel) o de bollito redondo y pueden llevar encima además de sal, sésamo, semillas de comino, queso, etc... o variaciones según sus ingredientes. Por ejemplo, en fiestas importantes es típico reemplazar el agua por cerveza... o en celebraciones "patrias" hacerlos dulces con leche, ralladura de limón y azúcar por encima... reemplazar la manteca por mantequilla o margarina supongo que vino con los tiempos modernos, cuando supimos que la manteca de cerdo es puro veneno. El precio, renunciar a su inconfundible sabor y a un crujido único... que le vamos a hacer, no se puede tener todo... o si! nosotros, que tenemos de todo a mano, pues podemos de vez en cuando darnos el gusto y hacer unos panecillos de fiesta al estilo tradicional, tal y como lo hacían las abuelas de las abuelas austriacas... bueno, y bávaras, que en un desayuno bávaro (los tiempos modernos han adaptado el desayuno al almuerzo) es "in...able"  sin los 3 fantásticos: salchichas blancas, cerveza y el lazo de pan.. mira, no quiero ni pensar lo que pasaría si en Múnich se acabaran los Brezeln... quita, quita...


Aproveché la hornada y la masa para hacer también una tanda de Salzstangerln y Käsestangerln.Son unas barritas muy largas y finitas que curiosamente comparten receta con los Brezeln; la diferencia reside en la técnica de preparación. Al igual que los bagels, los Brezeln se sumergen en agua caliente antes de hornearlos. El color tan peculiar que tienen se debe al Natron (bicarbonato sódico) que lleva disuelto en el agua. De ahí ese color tostadito y esa corteza tan peculiar... ese es el único secreto de los Brezeln... bueno, y la manteca, algo que desde el primer mordisco de esta tanda he sabido valorar...por cierto, la foto de aquí abajo es de mi estupendo libro de 1€ (Kuchl und Stubenbuch) y la comparto contigo para que veas que mucho horno hay que tener para hacer ciertos Brezeln ... me estoy imaginando el pedazo perol que hay que usar para sumergir este pan en el agua con bicarbonato... Meine Güte!


Ingredientes para unas 6 piezas:
  • 500gr. de harina de fuerza
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 250  de agua
  • 15-20gr. de manteca de cerdo
  • una cucharadita de sal
  • 1/2 litro de agua y 50gr. de bicarbonato sódico para el baño
  • una yema de huevo batida con 2 cucharadas de agua para pincelar
  • sal gruesa para adornarlo o queso chedar rallado (la última moda aquí en Leoben)

Preparación de la masa:
Lo primero la levadura. La disuelves en la mitad del agua. Si vas a amasar a mano (sin ayuda de ningún aparato amasador) pon el harina mezclada la sal en la mesa de trabajo como si fuera una montaña. Haz hueco en el centro donde pones la manteca y empiezas a añadir la levadura disuelta. Ve poco a poco para que no se te desmadre el liquido. Una vez que has terminado con la levadura en agua, añade el resto del agua. Haz una masa suave y en ese punto de siempre: un poco húmeda pero que se despega de las manos. Cuando la tengas, reúne la masa en una bola que dejarás en un bol grande (la masa doblará el tamaño) que puedes cubrir o bien con un trapo húmedo o con un poco de film de plástico de cocina. Yo después del plástico lo cubro con un trapo limpio y deja que fermente hasta que doble su tamaño. Ante la duda, deja que leve un poco más...



Preparación de los Brezeln:
Divide la masa en partes iguales. Haz bolitas, humedece un poco cada bola (frotando con la manos mojadas) y cubre con un trapo aquellas con las que no estés trabajando. Coge luna bola, y empieza a trabajarla hasta que tengas un hilo de masa de unos 40-50 cm de largo (depende que si quieres que te queden más finitos o más gorditos. A modo de referencia, los míos los hice gordos). Sea cual sea el largo y el grosor, los extremos os tienes que dejar más finos que la parte central. Haz el lazo y con los extremos los puedes colocar debajo del Brezel (como yo lo he hecho así evitas que se pueda despegar el invento) o de la forma tradicional que es dejándolos en la parte superior del lazo... como quieras estará bien. Calienta medio litro de agua con 50gr. de bicarbonato sódico en una cacerola con tamaño suficiente para sumergir los Brezeln. Cuando rompa a hervir, retira el cazo del fuego y empieza a sumergir los panes pieza a pieza. ¿Cuánto? uf, oficialmente no hay tiempo. Mis recetas de abuelas granjeras (una de una granjera de mi región y la otra del Tirol) hablan de un rato de unos 30 seg. una y 1 minuto la otra... así que lo que tú veas. Yo he probado a hacer "un rato largo" y "otro menos largo" y no he notado mucha diferencia... Los puedes ir colocando directamente en la bandeja del horno. Pincela con un poquito de yema de huevo batida con un poco de agua y pones los copos de sal encima (o de semillas o de queso... tú pilotas...) Deja que reposen unos 20-30 minutos antes de hornearlos a 200º hasta que queden dorados.

Preparación de los Salzstangerl:
Divide la masa en partes iguales. Haz bolitas, humedece un poco cada bola (frotando con la manos mojadas) y cubre con un trapo aquellas con las que no estés trabajando. Coge una bola y extiende un poco la masa con el rodillo. Con más maña que fuerza sujeta la parte de la masa que esté más próxima a ti tira con cuidado del extremo opuesto. El plan es formar un triángulo con una base de unos 30-40 cm. No fuerces la masa y vamos estirando primero con el rodillo toda la masa y luego el extremo opuesto para dar forma triangular. Una vez que tengas la masa fina empieza a doblarla formado un bastón. Empiezas a doblar por la parte ancha del triángulo intentando que no quede muy suelto el canuto para que no se habrá al cocerlo. Una vez doblado, trabaja un poco más los extremos para que te queden finitos (solo si ves que te hace falta). Coloca cada pieza en la placa cuidando que el extremo final quede en la parte inferior de cada pieza. Pincela con un poquito de yema de huevo batida con un poco de agua y pones los copos de sal y semillas de comino por encima o bien los cubres con un poco de queso rallado. Son las dos maneras clásicas de ver estos panecillos por las panaderías. Deja que reposen unos 15 minutos antes de hornearlos a 200º hasta que queden dorados.



NOTA a 26 de febrero del 20014:

Esta de ahora es la maravillosa versión que ha hecho Lola de estos Brezeln... tonta estoy de mirarlos
 :-)



NOTA 10 minutos después:

Ok, acabo de enterarme y estoy loca de emoción. El reto de las Bake  para este mes es el mundo Brezel así que mi receta ha servido de base muchas cosas ricas... aún no he podído verlas todas pero a lo largo del día iré añadiendo las distintas versiones que se han hecho... mil gracias mundejillo panero que me hace muy feliz ver que mis cosicas os han valido para disfrutar de este pan tan rico.. Allá voy!

Esta es la versión de Sugarlove... tuneada con leche y preciosa.


Mi amiga Joaquina, de La cocina de los inventos, también cayó en la tentación de hacer los Stangerln :-D gracias lindura!


Aisha, mi querida Aisha también picó con mi receta.. qué puedo decir! están lindos y hermosos y añade además explicaciones muy interesantes...


María! pero qué os puedo decir de esta mujer! que la quiero mucho por muchas razones. La cocinera, me tiene maravillada. Respeto mayúsculo a tan buen hacer. La mujer! ains esa mujerona maravillosa y espléndida.. sí, ya te dije que la quiero :-) Aquí te dejo con la versión de Cosicas dulces y alguna salada:


Más versiones fantásticas! esta es la de Bego, de Al calor del horno. Ella las ha hecho con cerveza y solo hay que ver la pinta como para saber que versión cervecera está brutal... de gusto, nada de violencias!


Y más amigas. Más Marías en mi corazón. María de Recetines asgaya, con su versión esponjosa y tierna del mundo Brezeln... preciosos!


Más Brezeln y más amigas. Natalia, de Principiando en la cocina, hizo estos tan lindos. Diga lo que diga no la hagáis ni caso, están bonitos a rabiar...



60 comentarios. ¿te animas?

  1. Mai vaya pedazo de pan el de la foto! pero a mí me gusta más los tuyos...mmm... la manteca de cerdo es una bomba! pero cuanta razón llevas al decir lo crujientes que deja las cosas y hojaldradas... pero un día es un día!

    Un beso guapísima!

    ResponderEliminar
  2. Hola Cuinera! cómo estás? esa foto me chifla; la verdad es que el libro tiene unas fotos maravillosas... y la manteca estoy contigo; es especial y muy peligrosa así que hay que usarla con moderación y veces contadas (con una sola mano, eh? no valen los dedos de los pies:-)

    Otro beso grande para ti también!
    Buenas noches..

    ResponderEliminar
  3. Hola tronkita... que buen uso le has dado a esa manteca... como yo también tengo un poco del sobrante de mi doble operación hornazo (el del reto y el del lunes D), creo que en cuanto tenga un rato te hago un copy/paste y me quedo con un breztel de estos, así pensaré un poquito en tí mientras me como uno...
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues mira que con el hornazo será la segunda vez que yo uso la manteca, la casualidad o q he desechado recetas por tenerla, seguro.
    Precioso te ha salido ese lazo, estas hecha una artista!
    Bssss

    ResponderEliminar
  5. Preciosa, como te ha cundido la manteca!! Estas que te sales, vaya gustazo vivir en tu casa y poder catar todas tus creaciones. Un honor visitarte.

    ResponderEliminar
  6. Qué buenos, jo, tienen una pinta de la leche. Qué maravilla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Paso al vuelo y a las corridas, pero ya voy a volver por acá, prometido!
    Ahora aprovecho para decirte que soy fanática de las Laugenbrezel. No quiero repetirme, no me acuerdo si te conté ya que algunas veces en lugar de esperarme con flores me esperaba... con Brezel.
    Besos,

    Marcela

    ResponderEliminar
  8. Ay ay, qué ricos!
    Tengo recuerdos desde pequeña de quedarme asombrada viendo los puestos de panadería por la calle que se ven por Suiza, con sus panes más típicos de allí pero también con Brezeln más o menos tradicionales. Mi favorito, con semillas de amapola.

    En Berlín, cuando estuve hace un par de veranos, me llevé conmigo al avión de vuelta un Brezeln recién horneado que alimentaba sólo con olerlo; era enorme (aunque no tanto como ese de la foto, madre!) y me hizo el viaje de vuelta mucho más ameno :D

    Copiadas tus recetas!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Mecachis con la manteca! Pero que cosas más ricas se pueden hacer!

    ResponderEliminar
  10. Teniendo en cuenta que mi desayuno es a base de galletas integrales cualquier cosa distinta es para mí una fiesta y si me pones delante estas maravillas pues no se que haría.
    Por ahora no tomo nota d ela receta, que la tentación es grande pero vamos, todo se andará...
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  11. Buenos días Rosa!
    Un lazo culinario místico? me gusta la idea... si te metes con ellos no dejes de retransmitirme el episodio que así me sentiré más hermanada con tu cocina charra... por cierto, no pude evitar pensar en lo "básico" que es el mundo culinario: una misma receta que se usa en países lejanos y que cada uno lo adapta a su vida y a sus necesidades de una forma completamente diferente... pero el alma, el centro básico de la masa de pan es común... creemos que somos muy distintos pero va a ser que no,
    Besos


    Hola Ly!
    Qué tal lindura??? cómo estamos? sabes, lo mismo me ha pasado a mi. Nunca la había usado y de forma mecánica la reemplazaba por mantequilla o aceite... prejuicios, supongo... ahora, después de haberla usado, he comprendido su "por qué" de ser... nada es a lo tonto, verdad? un abrazo muy grande a ese pinche tan guapa que tienes en casa:-)
    +Besos


    Hola guapos!
    Qué tal vais? jajaja, verdad que si? y eso que era un vasito de lo chicos que me llego a lleva el tocho y monto una party en el barrio con tanto brezel:-DD y esta casa es vuestra,eh? y lo digo completamente en serio. Cuando tengáis ganas de dar un paseito por estos lares aquí estamos la familia Nobis siempre dispuesto:-)
    ++Besos


    Hola Marhya,
    Son un vicio estos enredados y tostados pequeñajos. Un auténtico placer hincarles el diente:-P
    +++Besos


    Hola Marcela,
    Claro que se tu historia de amor con los Brezeln... de hecho, al hacerlos me acordé de ti y de una amiga mia muy querida que los adora. Ella también cambia flores por Brezeln:-) Lucas también es un loco del lazo y ahora que están de moda con queso pues ya es el delirio. No le des pasteles, no le des chocolate... un Brezel y te ganas a mi hijo para siempre!
    ++++Besos

    ResponderEliminar
  12. Uyyyy.. perdonar guapas! estaba concentrada en escribir y no os he oido entrar... pero pasar...

    Hola mi niña!
    Uhm.... si, que rico. Jajajaja... y si, cuando vuelo desde Múnich a veces he ido también con el Brezel bajo el brazo. Uno vuela con otros aires... es curioso, pero este es el pan de la alegría y si uno anda triste pues las penas con Brezel son menos penas... tienes que sorprender a tu papi con unos cuantos:-)
    Besos


    Hola Marilu!
    Verdad qué si? yo ahora ando intentando vencer las ganas de comprar otro poco y seguir experimimentando el mundo pan y manteca... es de locos, no? jajajaja! qué se yo! un achuchón guapa!
    +BEsos


    Hola María José, qué tal?
    ainsss que vida esta cachis! bueno, no los mires mucho que sonmuy adictivos y ya lo que nos faltaba... y eso que las galletas integrales están la mar de ricas pero....
    ++Besos

    ResponderEliminar
  13. Pues me has dado una idea con la manteca que aún me queda en la nevera, los probaré.
    Te ha quedado estupendos, ya me gustaría vivir cerca de ti, para probar todas esas cosillas tan ricas que preparas, ummmm
    Gracias por todo wapa. Besitos

    ResponderEliminar
  14. Se ven tan deliciosos que estoy por tomar el primer tren para comerme uno contigo y una buena cerveza,jajaja, eso si quedan, que me da que no debe quedar ni el envase de la manteca!!! Ya sabes, yo por aquí los he preparado con mantequilla, pero después de la operación hornazo me ha sobrado, así que te copio y a saborarear los auténticos brezeln, por cierto, todas las fotos me han encantado, pero esa del libro es genial!!!Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola Carmen!
    pero ve con cuidado que es muy peligrosa la tía... la sra. manteca sabe muy bien como llamar nuestra atención... en fin, que ya me gustaría a mi tenerte cerca y chaspa que chaspa... entre ñam-ñam, por supuesto que hay tiempo para todo, verdad?
    Besos


    Mira, Elvira,
    Tu solo dice que coges el tren y la hora a la que llegas que yo los hago de nuevo (los Brezeln y lo que haga falta) y nos plantamos en el jardín con la cervecica y los panecillos (porque te traerás alguna de esa fougasses, no?)... como dos reinas moras, tronkita... y con los chicos, no hay problema: a los pequeñajos que desfoguen corriendo de aquí para allá y los grandes que se entretengan solos que ya va siendo hora que se despeguen un poco de nuestras faldas:-P y tú yo a disfrutar de un poco de solecito y de buena compañía... qué, te animas? mira que este plan suena de maravilla, eh?
    +Besos

    ResponderEliminar
  16. Que buenos se ven, ya mismo te cojía un brezeln y uno de los largos...ay mejor me vengo también la reunión improvisada....no sé no sé si encontraré un avión a esta hora...a ver....Ojalá!
    La manteca pues eso que muy de vez en cuando pues también vale la pena, solo con el sabor que da a las cosas.....
    Las fotos preciosas y la del libro un 10.
    Me apunto la receta para cuando me atreva.
    un besote

    ResponderEliminar
  17. Mai,

    Expectaculares tus panes brezeln & salzstangerln... Sehr Gut!!!!!

    Siempre tengo manteca guardadita en casa y sólo la utilizo para untar el cordero lechal. Tengo miedo utilizarla en otro tipo de alimentos... pero, alguien dijo por ahí que un dia es un día y con lo que me gusta probar con panes, voy a darme un homenaje y ver que tal me queda alguno... Igual hasta pruebo con los salzstangerln.
    Gracias por compartir.
    Besss,
    IDania

    ResponderEliminar
  18. Núria,
    Sino encuentras avión yo te indico; coges el coche y te vas al puerto de Barna. Allí preguntas por el ferri a Génova. De génova autopista a Venecia y allí te desvias al norte dirección Graz... no tienes perdida. Se que es muy dificil lo que te voy a pedir pero no te entretengas por el camino que sino se te hará muy tarde;-P
    Besos


    Hola IDania,
    Los Salzstangerln son un verdadero capricho. Quedan muy bonitos (que todo hay que tenerlo encuenta) y son muy tentadores. Son ideales para una mesa festiva o para unos aperitivos. Los Brezeln ya lo he hecho más veces pero los Stangerln era la primera vez y me los esperaba más laboriosos. Fue un experimento muy enriquecedor... y sabroso;-)
    +Besos

    ResponderEliminar
  19. Me has dejado el comentario justo cuando andaba en tu blog imprimiendo las recetas de estos panes!!!!! Telepatía!!!!
    No quiero ni pensarlo cuando llegue a casa y les diga a mi marido y a mi hijo que tengo la receta de los bretzle y que voy a hacerlos este fin de semana!!!! Les da algo!!!! Mi hijo me los pide muchas veces, cuando estuvimos en munich le gustaron tanto!!!

    ResponderEliminar
  20. Para sumergir el Brezeln enorme seguro que hay que usar un yacuzzi, jeje.
    Te han quedado muy bien los dos tipos, dan unas ganas de ir allí sólo para comer eso...

    Gracias a tí hoy hemos aprendido más sobre la cultura culinaria de allí y que si algún día vamos no nos iremos sin probar esos tres imprescindibles.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. Hola preciosa, como va todo? madre mía como aprendo contigo, me encanta jaja. Para que voy a hacer clase en la uni de gastronomía y turismo si en los blogs aprendo más jaja. Pues sabes que aún no he probado ninguno de estos panes? jum. Besitos

    ResponderEliminar
  22. jajajaja! hola Rosanna!
    no me digas? me parto... osea, que a tu peque también le gustan? jajajaja! si los haces ya me contarás a ver que tal...
    Besos


    Hola chicas,
    jajajaja, si, por lo menos! y una cita con los 3 magníficos es un compromiso ineludible si se viene por estos lares...
    +Besos


    Hola Lydia,
    Muy bien guapa, y tú? qué tal? jajajajaja! desde luego que es la mejor manera de aprender... fliparán contigo y con todas las historias que sabes, no? bueno, el Stangerl es normal, es un especialidad muy austriaca pero el brezel cuando lo pruebes, te darás cuenta de la cosa tan rica que te estás perdiendo, no es por chinchar pero es así:-)
    ++Besos

    ResponderEliminar
  23. A mí me encantan estos panes, aunque no puedo decir que he comido los originales ya que por estos rumbos todo termina siendo "americanizado". Hermosísimas fotos!

    ResponderEliminar
  24. pero mira que eres artista ¿eh?....qué pena que tengan manteca de cerdo si no....

    ResponderEliminar
  25. Mai , si te digo que jamás probé un brezeln!Alucina!
    Si voy a tener que ir a verte para que me enseñes a vivir!jajaja. ;)
    Sigo pochaaa. muaks

    ResponderEliminar
  26. Pero qué bretzels tan maravillosos!
    Tengo que hacerlos!
    Mi nuera es alemana y se muere por ellos y a mis nietos tambien les encantan, así que si me salen como a ti les voy a dar una buena sorpresa.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  27. Ya quisiera tenerte de vecina. Sin ningún pretexto te iria a visitar a cada rato, maxime conlos aromas que deben salir por tus ventanas.
    Excelente propuesta y que bueno que disfrutas haciendo y compartiendo.
    Saludos Mai

    ResponderEliminar
  28. Hola Ben, buenos días!
    A USA llegaron de la mano de los inmigrantes alemanes y con el paso del tiempo se adaptaron al gusto trasatlántico... por allí son más estilo galleta, verdad? yo he cito versiones que son tan finas y tostadas que crujen como galletas...
    Besos

    Hola Intxaurtsu! Qué tal???
    La manteca no es un problema. De hecho, es la primera vez que la uso; normalmente se hacen con mantequilla o margarina...
    +Besos


    Hola pequeñaja!
    Pero no me digas que aún arrastras eso??? pero tienes que cuidarte más peque!!!! lo que tienes que hacer es venirte a que te cuide y te arregle esos huesos que por propia experiencia tengo mucho trucos para calmar los dolores de body... jajaja! tú vente y te voy a mimar hasta que te aburras...
    ++Besos


    Hola "Omi" Lola!
    No me digas que tus nietos también son "peques_fusión"... jajajaja! mira, me tenía que haber dado cuenta por el detalle de que te llaman "Oma"... pero es que ando últimamente corta de reflejos mentales... qué bueno! es fantástico los nenes que se crían en dos o más culturas; están más abiertos al mundo y absorven con una naturalidad tremenda las lenguas y las costumbres. La riqueza cultural es la mejor base para una vida feliz... y si encima Oma les sorprende con unos Brezeln pues ya la felicidad es completa... Viel Spaß!!!
    +++Besos


    Hola Luis, cómo estás?
    si verdad? y en más de una iba a ser yo quién se presentara a tu puerta con el plato aún calientico para no perderme ni un sabor, ni una historia... y compartir un par e cucharaditas de esas recetas regalo que saben a arroz con piña...
    ++++Besos

    ResponderEliminar
  29. "Jo"!, Maite son muy bonitos y seguro que sabrosos...Cuando veo estas cositas pienso: "Jo!"(de nuevo), yo quiero ser vecinita de Maite y que me invite a veces a ayudarla aprepara cosas...Por ahora te tenemos de vecinita virtual, que es consuelo...(lo de la manteca...pues ya sabes...quizas mantequilla?)

    ResponderEliminar
  30. Hola Mai! con lo que me chiflan y todavía no me puesto a ello. Cuando estuve en el museo de Ulm hasta me compre un libro, Laugengebackenes-Brezeln, Brötchen und mehr, pero ahi está, esperando a tener tiempo para experimentar, que como no sea en julio...arggggh
    Besotes

    ResponderEliminar
  31. me encantan este tipo de panes, en austra y alemanis estaba todo el dia mordisqueandolos, aqui en londres hay una delicatessen alemana y los venden a 5 libras por pieza! mejor los hago yo, con tu receta no? que seguro que estan mas buenos, besitos!

    ResponderEliminar
  32. Hola Maryam!
    Claro! con manteca ya no se hacen casi. En las recetas antiguas es donde aparecen con ella y ya que tenía en casa he querido hacer la receta original. Pero las veces anteriores los he hecho con mantequilla y salen deliciosos:-) Ay Maryam, ya me gustaría poder amasar contigo, y que me invites a un té y que me cuentes las cosas que leo de tu mundo que a mi me resulta tan desconocido... me emocionó mucho que te acordaras de mi:-)
    BEsos


    Hola Mònica!
    Pero ese libro suena de maravilla! en julio! bueno, mi paciencia es infinita si hay Brötchen de por medio... me dejas con la curiosidad encendida como una candela:-)
    +Besos


    Hola Pity!
    5 libras????? qué escándalo! creo que si, con el talento que tienes y con 5 libras en harina no quiero ni imaginarme lo que serías capaz de hacer... buen fin de semana guapa!
    ++BEsos

    ResponderEliminar
  33. Una sola vez hice brezel y la verdad es que me quedaron espantosos. Ni punto de comparación con los tuyos. Me encantó el dorado que les quedó . Realmente todo un lujo. Estos los tengo que hacer si o sí me uero de ganas de probarlos!
    Cariños

    ResponderEliminar
  34. Mai, pero que "flamboyantes" te han quedado! De verdad, me encantan! Esto de los brezeln es otra de mis asignaturas pendientes (ais.. tengo tantas que creo que nunca aprobaré, jajaja). Nada, que me anoto la receta a ver si encuentro un dia de inspiración. Y los haré con manteca! que una vez al año no hace daño. Además, me parece que la mantequilla tampoco es que sea lo más sano del mundo...
    Besazos!

    ResponderEliminar
  35. Hola Mai, soy yo otra vez, tu blog es parte de Lo Mejor de Club Comida! http://www.clubcomida.com/recomendados/lo-mejor-de-club-comida-16-de-abril-2010

    Felicidades :)

    Y si, por acá son mas como galletas, pero hay algunos que son más como pan, aunque esos son difíciles de encontrar.

    ResponderEliminar
  36. Mai, que bien aprovechas lo que te ha quedado del hornazo!!!
    Tienen que estar riquísimos estos panes.
    Un beso
    rosa

    ResponderEliminar
  37. Mai, no sabes como se el sabor que tiene, tanto en Prga como en Hungria, mas Praga me puse morà de comerlos. Cerveza ¡¡¡ bendita palabra, sabe diferente a la nuestra, no llena tanto, y puedes tomar bien, jajjjaaa.
    Unos bres..y salzs...como se escriban perfeccts...lastima que no pueda hacerlos, no por falta manteca, hoy me he saltado un escalón y me he partido el 5º dedo del pie y tengo pa rato, hija, con troyanos, romanos, con la pata tiesa, mi viaje a Santiago cancelado......, socorrrooo¡¡¡ menudo finde me espera.jajajaaaa.
    Como mi hija se lleve el Mac, puede que salga en las noticias, mujer desesperada grita sin cesar a su marido, jajajjaaaaa.
    Que pases un buen finde y que tengas buen pie.
    Bsss guapa desde Almeria.
    Que pases un gran finde

    ResponderEliminar
  38. Hola Erika!
    Qué tal todo? mira que me extraña que te quedaran mal, tienes una mano increible para la "arquitectura" culinaria así que no me lo creo mucho;-P El color en gran parte se lo debe al baño en bicarbonato; la capa exterior se queda muy crujiente y dorada... prueba que seguro que te encantan... besos a la panda,
    Besos


    Hola Pilar!
    jajajaja! me alegro que te gusten. Elegir entre la mantequilla y la manteca es como hacderlo entre guatemala y guatepeor... y como dices, por una vez no pasa nada. Además, la cantidad no es grande así que se puede hacer un parentesis:-)
    +Besos

    Hola de nuevo Ben!
    Bueno, que ilusión me ha hecho; cuando te le he leido me he ido pitando a verme... ni te imaginas lo presumida que me siento ahora mismo:-))) muchas gracias,
    ++Besos


    Hola Rosa!
    Me he quedado loca cuando vi tu tarta de fresas; pero que bonita! me da pena no poder comentar pero tengo un problema desde hace bastantes semanas con algunos blogs... antes los de blogger lo arreglaban rápido pero esta vez no corrigen el problema y me da una pena enorme con lo que me gusta chaspar...
    +++Besos


    Hola Lola!
    Pero que me dices! el chiquito es el que te has roto! pero que rabia, cachis! uhmmm... uy, no se que decirte que todo lo que me viene a la cabeza es qué mala pata y para esta ocasión no me parece apropiado, cachis-cachis... bueno, el ordenador se puede arreglar; el viaje lo podrás hacer más adelante; ahora lo importante es ese pobre dedo que te dolerá un horror... deja que te mimen y no te desesperes... eso si, que a tu hija ni se le ocurra, hombre! que tienes que estar entretenida con algo y marcarte un par de sevillanas en este momento, como que no... por cierto guapa! te he visto en la lista de lo mejor del Club Comida esta semana... enhorabuena!
    ++++Besos y mejórate

    ResponderEliminar
  39. Maite, que cojo un avión ahora mismo y me voy a tu casa.
    Esperame.

    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Buenos días Carmen,
    Eso, vente para acá que el día esta precioso. Ahora, de avión nada de nada que los aeropuertos están cerrados porque tenemos nube de polvo del dichoso volcán. Así que, nunca mejor dicho, solo queda carretera y manta:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  41. Me parece que te han salido de 10!
    Están perfectos y la foto del libro es preciosa! Ya me gustaría evr en vivo semejante pan jajaja
    Besos!

    ResponderEliminar
  42. Mai, ya sé qué haré con la manteca que me sobró del hornazo!! ;) Tus brezeln tienen una pinta estupenda!! Qué color, que perfección, qué de todo!! ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  43. Hola Pam! pues yo he tenido de la suerte de ver un Brezel gigante; más grande que el de la foto y relleno de mil cosas ricas... un reto como los que se hacen en España con los bocadillos o empanadas... verdaderos monstruos llenos de cosa rica. Además, en una panadería puedes encargar super Brezel rellenos para fiestas más grandes también que el de la foto; no se, puede que sean de 1/2 o 1 kilo cada pieza, ni idea, pero en esa onda...
    Besos


    Hola Mercè!
    Pues si! la mejor forma de gastar la manteca post-hornazo; te lo digo por experiencia... de hecho, se me antoja que el tandem hornado-brezel es el comienzo de una sabrosa y larga amistad:-)
    +Besos

    ResponderEliminar
  44. Maite, acabo de ver este links en lo de Marcela, estos panes me encantan, quiero hacerlos y conseguir ese resultado,espero :-).
    Podría cambiar la manteca de cerdo por otra cosa?, es que una que en Suiza no se vende y otra es que no la consumo ni por nada. Espero que me puedas dar una mano.
    Ganz Toll Rezept!

    ResponderEliminar
  45. Hola kako,
    Normalmente, las recetas que se hacían con manteca ahora se hacen con mantequilla. Varía un poco el sabor pero aún así están ricos; de hecho, siempre los hice con mantequilla.
    Antes del hornazo, nunca habñia usado manteca:-)
    BEsos

    ResponderEliminar
  46. A ver si te puedo escribir algo ordenado, que me emociono y me vienen las ideas en tropel.
    Hoy hice mi primer experimento. Usé bicarbonato de sodio, que era lo que tenía disponible, como te contaba donde los gorriones.
    Los pancitos que herví, se gelatinizó bien la superficie. Quizás demasiado, porque se formaron burbujitas. Color ok, pero no tan marrón como con el NaHO. Costra blandita.
    Otros los puse en agua caliente nomás, y acá los resultados variaron mucho. Me parece que el factor que más incidió fue la temperatura del horno. De todas formas el color no es excelso. Pero yo no pinté con yema (creo que la idea es no tener que gastar huevos, una cuestión de ahorro).
    Pero lo más sorprendente, es que una costra muy parecida, no solo en color si no también en sabor, se formó en la parte de abajo de las (maltrechas) Brezeln. La placa estaba untada en aceite... Será ese el camino si uno quiere usar sólo bicarbonato?
    Mucho por experimentar todavía. :D
    Besos,

    Marcela

    ResponderEliminar
  47. Cachis, Marcela!
    qué ventanja me llevas! yo no me he puesto aún; me cuentas y me como los dedos de ganas de ver que pasa; haré los experimentos con el natron tal y como te conté: probando a hervir más el natron y a hervir algunos panecillos... también voy a preguntar por estos mundos a ver si alguien me sabe recomendar algún sustitutivo del natron.

    Es curioso lo del aceite. Puede que pintando la superficie funcione la cosa... probaré también... a ver si saco un rato y monto el laboratorio de pruebas:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  48. No, ventaja no, si habías iniciado todo vos con este post... ;)
    Lo del aceite, definitivamente hay que probarlo. Y ya me voy a animar también con la soda cáustica si encuentro en el grado de pureza necesario. Mi chico también está entusiasmado con los experimentos.
    Beso grande!

    ResponderEliminar
  49. Hola Marcela!
    Ayer hice el experimento y el resultado ha sido un éxito; negativo pero un éxito en cuando a saber "qué pasa" con el bicarbonato:

    - Lo primero, una aclaración: aquí uso Natron que es lo que en España llamamos (falsamente desde el punto de vista químico) bicarbonato. No se como será en Argentina...

    - Probé a hervir las piezas a modo de bagels pero con la disolución de bicarbonato. Es decir, pones a hervir agua (usé 1 litro y 80 gr. de bicarbonato por aquello de la evaporación en el hervido) y una vez que rompe a hervir inicié el baño. Tiempo del baño, sin determinar. Unos más y otros menos; no había grandes cambios entre unos y otros. Lo que sí conseguí en todos los casos fué que el color amarillo de la capa exterior quedará muy amarilla y el brezel "engordara" demasiado... el efecto engordado fue igual al efecto bagels...

    - A la hora de hornear, de nuevo el factor importante fue "tiempo y temperatura". La diferencia esta vez, fue que las partes menos doradas quedaban demasiado amarillas. El mejor aspecto lo conseguí con los pintados en yema de huevo aclarada con 2 cucharadas de agua. Los pincelados en aceite hicieron pequeñitas burbujas y no pegó bien la sal de adorno...

    - A la hora de comerlos: estaban excesivamente hidratados por lo que al irse enfriando quedaban demasiado blandos (y pasadas unas horas, húmedos y arrugados). Y lo peor: ESTABAN AMARGOOOOOSSSS, horribles! casi imposible de comer. Hicimos un esfuerzo ya que teníamos Weisswurst apropósito para cenar... pero imposible. Un asco total!

    Mi conclusión:

    1.- evitar hervir el agua con bicarbonato y bañar los brezel en el baño de agua caliente pero retirada del fuego. Tiempo: 1 minuto por cada pieza

    2.- Dejar que reposen, después del baño para que la reacción química se desarrolle plenamente. Dejar entre 30-45 minutos.

    3.- Pincelar con yema de huevo rebajada (aunque tienes toda la razón; es un desperdicio muy tonto) pero mejora el color y ayuda a que se selle la sal de encima

    4.- La clave: el horno. Cada horno es una aventura y no todos funcionan igual. Lo ideal es mucho calor al principio y luego, dependiendo del horno, es posible que requiera bajar la temperatura para que queden bien crujientes (vaya, que se sequen bien)

    PD: Ni te imaginas la pena esta mañana al tirarlos:-(

    ResponderEliminar
  50. Si te interesan estos experimentos con panes con baño cáustico puedes seguir nuestra experiencia en la entrada de Marcela de los gorriones de pan

    ResponderEliminar
  51. OK guapa. Se acaba la operacion "Oktoberfest" aqui y tengo que decir que los brezel salieron muy rico y autentico, pero como me hicieron sudar! La masa me salio tan lisa que era casi impossible rodarla porque friction con la mesa en que trabajo era zero! Asi que diria que en el aspecto todavia tengo que trabajar un poquito. Hay un truco o me compro mesa nueva? Gracias! Claudia

    ResponderEliminar
  52. jajajaja! mundo mesa complicado aunque sobre tabla de madera funciona mejor. El problema es manejar la tabla... yo me humedezco las manos en agua fría (sin hacer charcos :-)y funciona mejor el invento... y por cierto Claudia! estaría feo que una alemana tan bien plantada como tú no consiguiera hacer ricos los Brezeln... sinceramente, sabía que SI iban a estar ricos desde el mismo momento que me dijiste "voy a hacerlos" :-D
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  53. Muy buenos días Mayte.
    Aquí te dejo mi versión de tu receta, que por cierto nos ha encantado!!!!!!
    Un millón de gracias por tus indicaciones............

    Mil besos.

    http://www.alcalordelhorno.com/2014/02/pretzels-masa-cerveza-metodo-directo.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bego guapa! están preciosos. Ya he añadido tu link y foto a la entrada para que queden bien cosidas nuestras versiones:-) un beso

      Eliminar
  54. Maite, hoy has triunfado, estoy viendo brezel basados en tu receta por todas partes... Y desde luego, si me animara a hacerlos, la elegiría yo también!!! :)
    Un besote, maestra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estoy emocionadísima María porque estas cosas me dan un nosequé en el cuerpo brutal. Cómo de una misma receta el alma de quién las cocina se cuela entre los ingredientes.. no hay dos versiones iguales. Es genial! sí, estoy requetefeliz :-D

      Un beso

      Eliminar
  55. De nuevo muchas gracias por tu receta, doy fe de que es buenísima porque quedan de lujo, en casa solo hacen que pedirme que los haga otra vez. Un besote gordo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa y por supuesto gracias a ti por haber cocinado juntas:-) un beso

      Eliminar
  56. Hola Mai!!!Te han quedado genial, muy bonitos!!!
    Y el toque de la manteca seguro que les davun toque delicioso!!
    Besos y hasta el próximo reto;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nines, pues sí, tengo que volver a hacerlos que hace mucho que no los hago. Eso es lo que tiene que los pueda comprar en cualquier momento que una se vuelve vaguilla :-P

      Besos!

      Eliminar