masa genérica para bizcocho, una fiesta y recta del pan de nueces

Día de lluvia. Esto en invierno se traduce en un día de mucho té y mucha calma. Ahora, significa que mis lechugas mañana estarán hermosas y lozanas, que mi bici hoy se queda sin su paseito y que Lucas va a ponerse de agua hasta las orejas. Soy de esas madres que he dejado a mis hijos saltar en los charcos. Mis retoños siempre han ido por la vida con unas botas de agua cerca y un buen chubasquero. No hace falta más ajuar para dejarles saltar y que se partan de la risa a gusto. La llegada esta mañana al Kindergarten ha sido grandiosa, claro. Empapado en agua, muerto de la risa y nada más entrar se le ha escapado un Guten Morgen subidito de tono y empapado de emoción que ha desatado la risa de los padres que rondaban el vestíbulo, hoy día de matrícula, pues hasta la bola de papis...


Tanta risa, ha hecho que los niños se escaparan de las clases a reírse ellos también (¡a ver! que aquí, o nos reímos todos o ninguno) y, ya puestos, a lanzar sus propios Guten Morgen cada cual más simpático. El revuelo ha sido tal, que cada Tante ha tenido que tragarse la risa y poner esa cara de pocas amistades que tan bien saben hacer... yo, hábilmente, he escurrido el bulto lo más rápido posible que algún pequeño rescoldo de trauma infantil me debe de quedar por algún sitio porque cuando veo a una seño ponerse seria, me hecho a temblar. Y apunto he estado de huir de rositas... solo apunto... un cantarín "Frau Nobiiiiiiiis" me ha detenido en seco. Ostras, esa soy yo! me la he cargado....


Uf, nada, no era nada... el molde del pastel de zanahorias que llevé ayer a la fiesta...  ¿a qué fiesta? la fiesta de la familia que se celebra cada año en primavera y que viene a ser pariente de la de fin de curso española. Claro, si no a qué tanto revuelo! no te creas que es la lluvia que nos pone así de excitados. Es la resaca de la fiesta de ayer. Hubo función. Primera vez que veía a mi pequeño disfrazado de pez y cantando... una emoción incomparable! Después de la representación (en la que los padres también terminamos cantando y gesticulando la letra de la canción como ellos, cosa que les produjo una risa como la de pisar charcos) hubo merienda. Cada familia habíamos cocinado un kuchen (pastel o tarta) a cada cual más rico y colorido. Increíble la cantidad de tartas, bizcochos, muffins y galletas que se degustaron y todos, caseros, que esa era la consigna. Se había pedido a los papás que se abstuvieran de presentarse con tartas congeladas o bizcochos industriales. Todo caserito y rico...

Así que de nuevo, cambio de planes. El pollo vuelve a posponerse para dar paso a esta entrada sobre los bizcochos. Mi idea no es dejarte una receta concreta (bueno, ya veremos). Lo importante hoy es trasmitirte un concepto... no te asustes, que no es nada raro. Son consejos son para aquellas personas que no consiguen hacer un bizcocho a su voluntad. Muy al contrario y a veces a su pesar, es el bizcocho el que decide si saldrá esponjoso, húmedo, seco, crudo o carbonizado...


Lo que aquí te cuento no está especialmente documentado por lo que si tienes experiencia en esto de hornear masitas tu opinión vendrá de perlas... aquí te dejo mi experiencia y lo que yo he aprendido en estos años. Lo que quiero es que pierdas el miedo a variar las cantidades o ingredientes para adaptar un bizcocho a tu gusto y de paso, aquí quedan unos cuantos consejos:

El primer bizcocho..


No te compliques la vida y recurre a una receta sencilla. Te aconsejo un bizcocho de yogur que nunca falla. Hay muchas recetas con los mismos ingredientes, pero con diferentes cantidades lo que viene a demostrar que no hay una formula magistral. Salir, sale. Y de muchas maneras dependiendo de si le pones más o menos harina, grasa o azúcar...
  1. Ingrediente de partida:


    Un vaso de yogurt, normalmente son de 150-180gr. El vaso va a servir de referencia para el resto de las medidas. Mi madre me enseñó a hacer este bizcocho siendo yo bastante chica aún y nunca lo olvidé gracias al 1,2,3 (1 vaso de aceite, 2 de azúcar y 3 de harina). Yo he cambiado las proporciones con el tiempo: menos azúcar, menos grasa y menos harina. Las 3 cosas que intentamos minimizar en repostería para poder disfrutar plenamente del dulce sin ponernos morcillones.
  2. Grasa:


    Puede ser mantequilla (en pomada) o algún tipo de aceite. Yo nunca uso aceite ni de oliva ni de girasol ya que me saben muy fuertes de sabor. Me gustan los aceites de semillas (de uva o de lino por ejemplo) y el que más, el de nueces... si no te gusta el sabor a aceite que deja puedes poner mitad aceite mitad mantequilla derretida. Parece una bobada, pero dependiendo del uso de una grasa o de otra el sabor cambia mucho. Los bizcochos húmedos necesitan menos cantidad ya que compensan el efecto poca grasa: a más grasa más jugosos y esponjosos. La grasa además de hidratar, hace que se formen burbujas de aire uniformes que dan esa textura con agujeritos fijos e iguales. La carencia de grasa hay que compensarla con hidratación (más yogur, huevos, con leche, etc.) y con levadura química. Los aceites vegetales hacen bizcochos más esponjosos que la mantequilla. Además, trabajar la mantequilla es más laborioso ya que habría que batirla muy bien con el resto de ingredientes húmedos (huevo, azúcar, leche...) Si no tienes varillas eléctricas mi consejo es que te olvides de la mantequilla y uses aceite. Ten en cuenta que esas masas hechas con mantequilla son más espesas y hacen bizcochos más amarmolados.
  3. Harina:


    Delicado asunto. ¿Cual es la consistencia perfecta de un bizcocho? puf, ¿quién define lo que es perfecto?en mi opinión tus gustos ni más ni menos. La cuestión por tanto, es saber como influye el harina en el cuajado de un bizcocho. Contra más cremosa es la masa más fácil que no falle. Puede que salga más o menos jugoso pero no va a fallar. Demasiado densa, corta de grasa y baja en azúcar quedará un mazacote que como se te caiga en el pie la liamos... Empieza experimentando con masas cremosas y si quieres conseguir un bizcocho más seco (porque lo vayas a bañar en almíbar o porque es para rellenar) mi consejos es que le des consistencia a la masa añadiendo almendra o nueces molidas. Piensa que ya consumimos mucha harina al día y todo lo que se pueda reducir mejor para tu salud. El tipo de harina, normal. No hace falta que tenga mucho gluten y el molido a ser posible fino. Contra más fino y tamizado, miga más suave. Cuando son bizcochos con "algo" (frutas, zanahoria, coco) yo ni me molesto y le añado el harina tal cual, que el toque rústico, tiene su encanto... eso si, en estas ocasiones hay que usar aun poco más de harina (más abajo verás por qué).
  4. Azúcar:


    El mejor alimento de las levaduras. El azúcar cumple más funciones además de endulzar. Por ejemplo, prolonga la frescura del bizcocho evitando que se seque con rapidez y ayuda en el levado. Con menos azúcar, es posible que un poquito más de polvo químico no nos venga mal. Por cierto, la falta de jugosidad que se puede sacrificar reduciendo el azúcar lo puedes compensar usando azúcar moreno o algún jarabe de azúcar o de salvia (arce, remolacha, ágave)
  5. Levadura:


    Lo mejor es usar polvos químicos. He probado a hacerlo con masa madre con muy buenos resultados pero no es lo suyo. También es posible hacer bizcochos emulsionando solo con claras de huevo a punto de nieve pero para un bizcocho clásico, lo ideal es usar menos huevo y una cucharadita de polvos de hornear... más práctico.
  6. Huevos:


    Proporcionan hidratación y ayudan a emulsionar aunque si quieres evitar que se desinfle al sacar el bizcocho del horno pon un poco de polvos químicos. Con un par de huevos o tres tendrás un bizcocho estupendo.

Por lo tanto, mi proporción en los ingredientes suele ser:
  • 1 yogur
  • 2 huevos
  • 1 cáscara de limón rallada o una vaina de vainilla
  • 1 vaso (el envase del yogur) de azúcar
  • 1/2 vaso de aceite
  • 1/2 vaso de leche (de vaca, soja, almendras... para compensar el recorte de grasa y azúcar)
  • 2 vasos de harina
  • 1 cucharadita de levadura química
  • nota: este bizcocho de chocolate de las fotos lleva además 60gr. de cacao y 80gr. mermelada de cerezas

 El horneado..


Aquí tenemos otro tema complicado. Siempre, en nuestras recetas ponemos la temperatura del horno aunque cada horno es un mundo. Mi consejo es que consultes las recomendaciones del fabricante de tu horno (con esto de internet ya no hay secretos) y no te tomes los tiempos y temperaturas que te contamos muy en serio sino solo como referencia.  Lo normal, la temperatura viene a ser de unos 170-180ºC. Para que quede perfecto debe quedar la superficie lisa y dorada. Si está elevado, piensa que tendrás que bajar la temperatura para la próxima. Si se hunde en el centro, es falta de tiempo en el cuajado. Si una vez enfriado, cuando vas a desenmoldar ves que el bizcocho ha "encogido" bastante (siempre encojen algo, tenlo en cuenta) significa que la proporción grasa-harina no está compensada. Si has seguido estos consejos y horneas con grasa a la mitad, es casi seguro que el problema es de falta de harina. Sino, mi consejo es que reduzcas la grasa..

Ingredientes húmedos e ingredientes secos..


Con los húmedos, lo mejor es  tratarlos primero batiendo enérgicamente con unas varillas para conseguir que los ingredientes se mezclen de forma uniforme y que la masa coja aire. Primero se bate el azúcar con la grasa, se añaden los huevos uno a uno y finalmente el resto de ingredientes húmedos. Respecto a los secos, es mejor mezclar a parte todos juntos y después añadirlos a la mezcla final. Si se quiere especial esponjosidad, reservar las claras montadas a punto de nieve  y añadirlas al final sin batir, removiendo con movimientos lentos y regulares de arriba a bajo...


Un par de ejemplos..


En este bizcocho de manzana -arriba- la masa quedó algo líquida lo que hizo que las manzanas se hundieran en exceso y al iniciarse el emulsionado en el horno la masa brotó por encima de la fruta. La próxima vez, la masa deberá  ser más dura; aumentaré la proporción de harina y usaré mantequilla para conseguir una masa más dura. Por lo demás, delicioso; además de los ingredientes básicos de arriba este bizcocho tiene nuez moscada y por encima de las manzanas una mezcla de azúcar moreno, canela y almendra molida...


Este bizcocho, se llama pan de nueces y es típico de mi región. Se hace sin grasa y sin polvos químicos lo que le da un aspecto de pan pesado. Al hacerlo, me dije: "no ha funcionado". Cuando lo probamos, la sorpresa fue mayúscula: incomprensiblemente jugoso, sabroso y muy nutritivo...

Ingredientes para el pan de nueces: 

  • 200gr. de harina (trigo o espelta)
  • 100gr. de avellanas molidas
  • 100gr. de nueces molidas
  • 100gr. de sultanas
  • 150gr. de azúcar
  • 4 huevos
Preparación:
Mezclas todos los ingredientes (primero huevos y azúcar, después el harina y por último las nueces y las pasas sultanas). Hornea a 180ºC en un molde alargado -unta un poco de mantequilla para que no se pegue- hasta que esté dorada la superficie

Más y más...


Este otro es un bizcocho hecho con suero. Se puede hacer con suero de leche o de mantequilla. 200 ml. de suero reemplazarían al yogur y la leche de la receta genérica.


Y añado estas fotos que había olvidado en mi disco duro. Es un truco para cocer bizcochos con frutas que sueltan mucho jugo. Consiste en hacer un falso enrejado. Digo falso, porque la masa se extenderá pero dejará huecos por donde podrán evaporarse parte de los líquidos y evita que el bizcocho quede mojado. Para que sea más fácil, usa una maga pastelera y si no tienes usa una bolsa de plástico -de las de guardar alimentos en el congelador van muy bien- y le hacer un pequeño corte en uno de los picos.


Está hecho con harina de trigo integral aunque también se puede hacer con una mezcla de 1/4 parte de centeno integral y 3/4 de trigo blanco.


50 comentarios. ¿te animas?

  1. Qué delicias, Maite.

    Y que sepas que a mi también me gusta saltar en los charcos, pero sólo si llebo botas altas que no me gusta sacar barro de los pantalones, jeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Mai me he reido mucho tambien con tu post.
    Un bezcocho precioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Genial , genial , genial! Yo también soy de las que deja saltar a los chicos en la lluvia, y salto yo también! ni loca me lo pierdo.
    Ahora eso si, después de una semana de lluvia, como sucede a veces acá nadie quiere ni asomarse al agua. Me imagino a Luki , como "pez" en el agua. Mejor no le podría haber tocado el personaje en el Kinder. Yo me descostillaría de risa también!
    El tutorial de los bizcochuelos , impresionante. Te tomaste un trabajo arduo en detallar todo. Lo leí muy detenidamente, ya sabes que es lo que más me gusta.
    Lo de los horno , el mío es a gas y no tiene termómetro ( es lo más común por aquí), asi que es a ojímetro , pero ya le tenemos la mano y anda lo más bien.
    El Kuchen de nueces lo voy a probar , me dejaste con la intriga.
    Y ahora con ganas voy a leer todo otra vez, que me encantó y me río sola frente a la pantalla.
    Cariños

    ResponderEliminar
  4. Qué estupenda recopilación de consejos y qué desfile de bizcochos tan deliciosa.
    Me ha encantado casi oir reir a Lucas, la risa de un niño es lo más bello del mundo.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  5. Has logrado transmitir una inmensa alegría en tu post de hoy, parece que estaba en el cole oyendo las risas de los niños y gente hablando en un idioma que no entiendo. Te imagino siempre con una sonrisa en los labios y hoy me los has corroborado. Los bizcochos, una de mis recetas preferidas a la hora de meterme en la cocina. Me leeré con calma todas tus indicaciones de nuevo para hacerlas mías. Yo no tengo traumas infantiles, no me malinterpretes pero...ojalá mi madre me hubiera dejado pisar los charcos!!!

    ResponderEliminar
  6. Ay, Mai, como me has hecho sonreir! Yo no tengo niños, pero cuando toque, van a correr por los charcos, mancharse las manos, y reir mucho!! (eso si, no van a llorar tirados en el suelo en medio del super!!!!!!!!!)

    Y muchas gracias por este tutorial... tengo que ponerme con los bizcochos, ya no tengo escusa!

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  7. Ay estos peques... yo siempre protesto por los charcos y al final, le he tenido que comprar unas botas de goma para que disfrute sin que yo sufra por sus pies!!! jajajajaj... ah y te confieso una cosa, me acabo de enamorar de tu pan de nueces, si encima de garantizas frescura y suavidad me la guardo, aunque claro, antes tengo pendientes contigo otras cosas ;))))
    hablamos guapa y te pongo al día que llevo una temporada de locosssss, aunque claro, como ya estoy un poco pa llá no lo noto tanto jejejeje.
    Besos y gracias por los consejitos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Marhya!
    Aquí usamos las katiuskas de toda la vida, las de goma de los granjeros que son las más resistentes:-D
    Besos


    Hola Curra!
    Me alegro mucho que te rías un ratico aquí, con las cosas de la familia Nobis:-)
    +Besos


    Hola Erika!
    Mira que me lo imaginaba; ¿por qué es tan mágico? todo el mundo al pasar por la calle y ver al chiquitajo dando saltos se le ponía la sonrisa en la cara... hasta los coches, que al pasar a su altura reducían el paso y veías los ojillos achinados a través de los cristales:-D ahora, que después de una semana seguida puede que el enano siga dando saltos pero creo que ya nadie nos reiríamos al verle... jajaja! es verdad! no había caído.. jajajaja! Ains mi pececito de colores! la verdad es que la entrada me ha llevado más tiempo de lo esperado y tengo la sensación que me olvido de cosas... pero estoy satisfecha:-P el horno! verdad? cada uno es un mundo y bueno, muchos ponen los grados pero luego no coinciden así que da igual. Lo importante es hacerse con el propio y no con el horno de quién escribe la receta. El kuchen de nueces (aquí lo llaman Nussbrot aunque de pan no tiene nada) son de esas cosas que me han sorprendido; cuando leí la receta me dije: "no puede salir bien"; cuando lo saqué del horno, me dije: "ya lo sabía yo!" y al probarlo: "uhmmmmm, vaya!" :-D
    ++Besos


    Hola Lolah!
    verdad que si? no hay quién se resista a esas risas... esconden todo lo bueno de la vida y contagian al momento... :-D
    +++Besos


    Hola Bea!
    jajaja! la verdad es que me fué un poco difícil seguir la historia... un coro de 40 personitas que se despistaban con una mosca hablando al tiempo:-D la risa intento que no falte y lo bueno es que aquí en casa somos todos de risa fácil... jajajaja! bueno, supongo que eso es lo más parecido a un trauma, y ahora, ¿los pisas? :-)
    ++++Besos

    Hola Anita!
    pues mira, te tocará rabieta en el super como a todos nos ha pasado... no hay quién se libre salvo que no vayas nunca con niños al super... y lo de mancharse, jajajaja! las manos, mis pantalones, el sofá, las paredes... bueno, las paredes no cuenta, que es arte:-D
    +++++Besos

    Hola Rosa!
    jajajaja! si es que no hay nada mejor que las botas de goma, las de toda la vida:-D ains, la frescura y la suavidad garantizada pero es un pan de los marmolizados. Pesa un huevo (perdón) y se cuece como si fuera un pan (por lo menos a 200ºC); luego bajo a 180º para que no se dore por fuera en exceso... es receta de granjeros así que hay que contar que los huevos son bien hermosos:-D y... cachis, también ando con la lengua fuera y no llego a casi nada; parece que ando enfadada con el mundo porque no me comunico nada de nada pero es que no llego:-( Si mañana llueve tendré más tiempo para enchufarme y te pongo al día:-)
    ++++++Besos

    ResponderEliminar
  9. vaya curro Mayte!!! me ha venido que ni pintado, a mi los bizcochos me salen muy bien, pero hasta ahora no sabía el porqué, qué misterio ¿no? Por cierto, me ha encantado lo de la fiesta de la familia con repostería casera, si vieras lo que traen los alumnos aquí a las fiestas!!! sí, sí que yo también soy seño, bueno teacher o andereño, y no veas tú el negocio que tiene matutano con los enanos, pocos son los que traen algo casero, y el que lo trae encima es freaky....el mundo al revés...
    aaaa....y a las seños también nos encanta saltar en los charcos cuando llueve. Un besazo y gracias por tu resumen...

    ResponderEliminar
  10. Joé, me he privado con el magnífico resumen que has hecho de tu experiencia. Estoy de acuerdo con todo, incluso con cosas que dices y que yo hago, pero que no tenía muy claro por qué las hacía. A mí me habían dicho que no se es buena repostera si no se sigue al pie de la letra las medidas y, qué quieres que te diga, no es verdad. Se puede ir jugando, con sentido común, hasta hallar lo que a cada una nos gusta. A mí me chiflan los queques (bizcochos) muy esponjosos, pero poco grasientos, altos, amarillitos, con poca azúcar y si es posible morena o sirope de ágave. Ummmmmm... ya s eme hace agua la boca.
    Chapeau por tus explicaciones.
    Un besoteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  11. Intxaurtsu!

    No me digas! bueno, bueno! pues te encantaría el concepto que hay por aquí. Los miércoles es el día de la fruta. Cada niño lleva un par de piezas de fruta y hacen todos juntos una ensalada de frutas. En algunas ocasiones, hacen una fondeu de chocolate. A los papás se nos avisa que para las fiestas o celebrar cumples nada de prefabricados; o casero o mejor nada... en el jardín del cole hay una huerta que cuidan los propios niños (un poco más mayorcines que Lucas, claro) y en cuanto empiezan a tener granillos en la frente tienen una asignatura sobre alimentos, alimentación y cocina... todos los austriaquitos (menos a Günter que le tengo idiotizado y desde que vivimos juntos ya no se acuerda de nada) saben cocinar "algo" por poco o sencillo que sea... sabes, aquí a las seños se las llama tías...

    un beso Tante Intxaurtsu!

    ResponderEliminar
  12. Hola Laube!
    no te había oído entrar! ves, yo tampoco estoy de acuerdo con eso que te han dicho. De hecho, si un buen cocinero solo funciona siguiendo a pies juntillas las recetas no habría innovación en la cocina y habría que descalificar a la mayoría de los grandes profesionales... sin llegar a este rollo profesional, yo siempre he creído en la importancia de descubrir el comportamiento de los alimentos en la cocina y aprender a manejarlos, incluso corregirlos. Como dices, con sentido común... Y qué caramba! perder el miedo a las cantidades y/o ingredientes y cocinar con ese puntillo personal de cada uno, Besos

    ResponderEliminar
  13. Menudo trabajazo que nos has mostrado, si parece una tesis doctoral. Habrá que ponerlo en favoritos para echar un buen vistazo cuando vayamos a meterle mano a un cake.
    Bss guapa y después de esto a descansar que me parece que ha sido mucho curro.

    ResponderEliminar
  14. Ayy q se me olvidaba me encanta la imagen de tu nene saltando, a mi no había cosa q más me gustara.
    muackk

    ResponderEliminar
  15. Ay Maite...he disfrutado como una enana leyendo esta entrada...me ha entusiasmado la clase magistral sobre bizcochos, ya tengo ganas de hacer uno...me he contagiado de tu alegría en la cocina...y en vivir la vida.
    Me imagino a Lucas, me encanta ver a un niño cuando rie con ganas...es genial...y me he acordado que cuando volvia del colegio con mis hermnas a la que había un charco me encantaba"chapotear" en el...wau que pasada......
    Vaya fiesta del colegio, y ver a Lucas en su pimer festival....un dí que recordaras siempre...y vya psteles....me gusta el de manzanas, el kuchen tiene que estar de muerte y el e chocolate con mermelada de vicio.....vaya buen rato que he pasado!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  16. Vaya tela, me acabo de quedar alucinada con tu entrada, cuanta información y qué interesante. YA lo estoy imprimiendo todo, lo voy a tener muy en cuenta.
    Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  17. Qué bien me lo paso leyéndote! :) Y yo aún me acuerdo de mis botas para saltar a los charcos!! ;)
    Y eso, en vez de una receta parece un tutorial exhaustivo de bizcochos!!! La madre!!
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  18. Hola Ly!
    qué tal, monada? pues la verdad es que anoche cerramos el chiringo muy prontito. Estábamos todos "acabados" a las 9 de la noche pero ahora de nuevo con las pilas a punto:-) y día anda nublado así que mucho no podremos hacer hoy:-( con un poco de suerte para Lucas, vuelve a tener jornada de salto al charco:-D
    Besos


    Hola Núria!
    para que veas lo que son las cosas; se me ocurrió la idea con tus magdalenas. Me di cuenta que damos muchas cosas por hechas y que cuando se empieza a hacer estas cosas hay un montón de consejos que vienen de la mano de la experiencia de cada cual; lo ví con los consejos que todo el mundo te dió. Así que pensé que vendría bien hacer una recopilación de experiencias para entender mejor las masas. El siguiente que quiero hacer es sobre panes... no como experta, que no lo soy... solo los consejos de partida para que la cosa vaya bien:-)
    +Besos


    Hola Rosanna!
    Me alegro que te pueda valer. Es lo que le decía a Núria; hay cosas que se aprenden mejor con experiencia que con recetas y a veces (hablo por mi que me he dado cuenta releyendo mi historial) damos muchas cosas por sabidas y nos olvidamos de los que empiezan... recetas hay muchas pero nuestra experiencia es mucho más valiosa:-)
    ++BEsos


    Hola Mercè!
    Son de esas cosas que me da pena no haberlas guardado. Las botas de goma son tan intemporales y tan bonitas que ahora me gustaría poder poner a Lucas las que llevó su hermano, o su padre... o las mías; cachis, cosas que no se piensan:-)
    +++Besos

    ResponderEliminar
  19. Muy bueno tu relato! Yo tambien he escuchado las risas... y tus bizcochos también, casi he notado el olor...
    Besicos

    ResponderEliminar
  20. Esa fiesta suena demasiado bien! En mi colegio se hacía la típica de fin de curso, con actuaciones de cada clase... Pero no hay tradición de que las madres y sus retoños lleven dulces o platos caseros, y es una pena. Se contrataba una empresa que traía monas y chocolate que a mi nunca me gustaba, sabía "industrial".

    Menuda tesis doctoral de bizochos! Voy a estudiarlo todo bien :)
    En Suiza también se preparan varios "panes" rápidos o "bizcochos" que no llevan ni mantequilla ni aceite, con muchas especias, y quedan riquísimos. Para que luego digan que la repostería centroeuropea rebosa mantequilla :P

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola Maite.

    A mí, como a Intxaurtsu, me ha dado mucha envidia vuestra fiesta. En el cole de mi hija no creo que pudiéramos proponer algo así. ¡Siempre quedan las celebraciones en casa!

    Y gracias por este post tan alegre y bizcochero. Yo también me uno a las que quieren probar el Nussbrot, aunque tendré que esperar una merienda de amigos, porque Gonzalo es alérgico a los frutos secos y, si no, me lo acabaré comiento enterito yo sola.

    Un blog estupendo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  22. que buenos consejos y bizcochos,para las fiestasde fin de curso españolas queda un poco( yo ya pasé esa etapa de disfraces,claro) pero en ninguna ha habido ese despilege de comida tan buena, que sosos somos en relidad,jeje
    un beso

    ResponderEliminar
  23. Una tesis bizcochera divina, creo que en mi vida he leido tanto buen consejo junto sobre un bizcocho, eres una sorpresa continua, y una mama genial. No suelo tener problemas con los bizcochos, son muchos años alimentando las mañanas y las meriendas de mis hijos, y desde que estoy aqui en Francia, también las fiestas de fin de curso o los cumpleaños, porque también se estila al bollerio casero, la consigna es la misma y se sigue a rajatabla y con cosas divinas.
    Y lo de los charcos, mis hijos hace tiempo que no saltan ya en ellos, ahora los atraviesan en moto en los circuitos, ni te cuento como llegan después de una tarde intensa , y lo que mas agradecen precisamente cuando llegan es un vasito de leche con mi bizcocho, cuando no se lo llevan en un tupper para merendar alli.
    Estoy de acuerdo en todo lo que dices, a mi lo que mas guerra me ha dado siempre ha sido el horno, hemos cambiado tantas veces de casa que me he tenido que adaptar a unos cuantos diferentes, pero una vez que le has cogido el truqui todo va bien.
    Voy a leer otra vez tu entrada, a ver si me viene de nuevo el olorcito de tus bizcochos y oigo a tu peque destornillarse.
    Qué gozada!!
    Un besote fuerte

    ResponderEliminar
  24. Hola Maite, que post tan encantador! La verdad que me ha hecho pensar en que seguimos siendo las pequeñas personitas que pensamos que se quedaron en la niñez...Hey que somos los mismos mas grandes!!Donde se habra escondido la imaginación y la sencillez...??
    La idea de lo de los bizcochos está super mega genial...
    Lo voy a imprimir y tenerlo muy a mano. Gracias por el esfuerzo.
    Y....uno sobre galletitas?...

    ResponderEliminar
  25. Genial. Esta tarde lo leo más despacio. Para una incondicional de los bizcochos,como yo, toda informción es poca.
    Mola eso de que las familias hagan cositas caseras.No sé yo si en mi cole lo conseguiría al cien por cien...
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  26. Hola Maite,
    me he encontrado tu blog por la red, y me ha encantado tu manera de escribir y tambien de esplicar las recetas... asì tan facil, simple y divertita...
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Vaya post mas currado... siempre te tengo que leer dos veces y en las dos vueltas saco cosas nuevas...¡¡qué ocurrencias tienes!!

    ResponderEliminar
  28. Mai! que bien menuda recopilación de datos para que salgo bien rico y vistoso un bizcocho, me viene de perlas, a mí se me resisten, muchas veces no quieren hacerme caso! y mira que los cuido bien... pero ellos adoptan la manera que quieren al final me vuelven loca y los doy por buenos... pero no me satisfacen 100% si en sabor, pero no en presentación... así que me viene de perlas, me lo guardo.

    Lucas es muy gracioso! jeje y tu una mama genial! ya me hubiera gustado a mí que me dejasen saltar encima de los charcos... siempre me reñían :(

    Besitos encanto!

    ResponderEliminar
  29. Olé! Nos quitaríamos el sombrero (si tuviéramos uno puesto) ante el análisis que has hecho sobre las masas. Está muy bien, justo has explicado los casos posibles más comunes y nos ha parecido genial la forma de poder ir bajando los ingredientes menos saludables.

    Lo que nos hemos reido con tu historia. Y la verdad es que de nosotras dos Laura ha sido siempre la más bicho, y nuestra madre siempre la ponía las botas de agua porque pasaba lo mismo, charco que veía, charco al que iba, jeje.

    Por cierto, la próxima vez que visites nuestro blog intenta poner un comentario a ver si ya te deja, que modificamos el otro día una cosa.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  30. Hola Mai, me ha encantado el post!
    Yo soy de las que de vez en cuando cosigue algún bizcocho bueno (es verdad que el de yogur no suele fallar) pero aun me cuesta conseguir lo que quiero cuando decido variar. Todo lo que cuentas me ayudará, muchas gracias!
    B*

    ResponderEliminar
  31. Yo era feliz con mis botitas de agua y pisando todos los charcos. Tenían que amortizarse jajaja.

    Estoy babeando con tanto bizcocho, todos tienen una pinta que pa que...

    ResponderEliminar
  32. Hola MaryLou!
    jajajaja! verdad? ¿y no te has contagiado? no hay nada más empático que las carcajadas de un pequeñajo verdad?
    Besos

    Hola Akane!
    Si es verdad. Hay muchos bizcochos y panes con o sin grasa con texturas pesadas pero muy jugosas (como todos los panes negros). El Nussbrot de la entrada viene a estar en esta categoría pero en versión dulce.
    Original pero no es un bizcocho
    convencional,
    +Besos


    Hola Ligoacoma,
    Ains! creo que no va con nuestra mentalidad por eso te podrían comer a ti si se te ocurre proponerlo. Aquí en cualquier
    cumpleaños o fiesta se preparan las tartas caseras. No es la costumbre comprarla. No se, imagina que un amigo italiano te invita a su casa a comer pizza y una vez en la mesa llega el pedido del telepizza... pues igual pasa aquí! las pastelerías son cafés donde te sientas a gustico a degustar un rico pastel pero no se compran para llevar a
    casa:-) gracias,
    ++Besos


    Hola Carmen,
    la de fiestas que tendrás encima y lo que te habrás reído:-D y más que sosos, tenemos otra flema; el chocho que se iba a montar en una fiesta de fin de curso con los tupper,
    +++Besos


    Hola Eva,
    como siempre muchas gracias, guapa. Yo también llevo unos cuantos hornos encima(uno por mudanza y han sido unas cuantas) y es un rollo hasta que se le coge el punto dichoso:-)
    ++++Besos


    Hola Maryam,
    es verdad, seguimos siendo esas personitas aunque las tenemos escondidas. Se han pasado media vida diciéndonos "no sea infantil... madura... eso no es propio de un adulto... tienes que crecer..." que hemos asociado esas conductas con algo negativo. Cuando llegamos a mayores, mandamos al que dirán al cuerno y sacamos de pleno a la personita escondida; creo que por eso los niños y los abuelos congenian tan bien:-)
    +++++Besos


    Hola María José,
    Yo creo que en tu cole, como lo propongas, te montan un número del ocho... bueno, hasta una mani, fijo! pero quizá dándole otro sentido, algo como "jornada de comida casera o lo natural de casa... algo así con mensaje: enseñemos a nuestros hijos que hay cosas más ricas que un pastel plastificado...
    ++++++Besos


    Hola Pao,
    Bienvenida y muchas gracias por la visita:-)
    +++++++Besos


    Hola Pikerita,
    Aún no me he podido pasar a ver esos macarons, a ver si saco un ratico,
    ++++++++Besos


    Hola Cuinera,
    Las que somos cabezonas no nos conformamos con que salga rico y bonito; tiene que salir tal y como lo habíamos planeado:-) y por lo de los charcos: desquítate chica! que es muy divertido:-D
    +++++++++Besos


    Hola guapas,
    en un ratico me paso a probar:-) gracias chicas. A mi como a vosotras, me gusta adaptar las recetas, sobre todo las dulces, para que se puedan consumir casi a diario... y experimentando se consigue. Menos azúcar es cuestión de acostumbrarse (y sustituir azúcar por coco rallado por ejemplo, funciona fenomenal) el harina por frutos secos y las grasas , por otros ingredientes proteínicos que hagan su función (huevos, yogur, leche, queso fresco...) hay muchas maneras y lo mejor; saludable sin sacrificio:-)
    ++++++++++Besos


    Hola Epa,
    si, me ha pasado lo que cuentas; de hecho, el bizcocho de manzana que he publicado es un ejemplo claro; muy rico,tanto que me han pedido que repita pero no es lo que yo quería... el proceso de perfeccionamiento a mi me chifla. Encontrar el por qué hizo esto o lo otro:-)
    +++++++++++Besos


    Hola Mònica,
    jajajaja! y el bizcocho es super fácil de hacer sin gluten, verdad? cuántos consejos podrías darnos!
    ++++++++++++Besos

    ResponderEliminar
  33. Maite, menuda clase magistral sobre los bizcochos! Me ha encantado! Yo ya he quemado, dejado crudo, hundido y en general destrozado unos cuantos así que ahora me dejo llevar más por mi experiéncia que por los ingredientes de la receta. Ah,Y también empecé con el bizcocho de yogurt y lo que es peor, en microondas!!!jajaja...la verdad es que quedaba buenísimo o eso me parecía..(cosas del hambre y la soltería) En fin, ahí quedan tus acertados consejos para cualquier posible duda.
    Mi hija también adora saltar en los charcos!
    Besos!
    Nuria

    ResponderEliminar
  34. Jo, Mai, mira que llevo haciendo ese tipo de bizcocho desde siempre pero nunca me había parado a pensarlo tan bien. Un estupendo recopilatorio que da pie a muchas variedades que probar. Muy buena idea la de hacer una fiesta solo con pasteles caseros, como debe ser para los peques ;-D La de cosas ricas que habría conociendo a estos centroeuropeos cuando se ponen a hornear, ¿verdad? Besos.

    ResponderEliminar
  35. Hola Núria!
    Lo mismo me ha pasado; he aprendido a desconfiar de algunas recetas porque ese sentido común que otorga la experiencia, me dice que no funcionaría... pero hasta entonces he picado como un alma cándida:-) también he sabido, que algunas de mis recetas han fallado a algún lector y eso me ha hecho pensar que damos muchas cosas por sentado y que de una harina a otra no cuaja igual, o mi percepción de espeso, o claro, o cremoso, es muy relativo y cada persona lo entendemos de forma distinta... así que esta entrada, me parecía interesante por eso: porque más allá de las medidas hay que aprender a como esos ingredientes se comportan en tú casa y en tú horno:-) Lo que nos ha llevado años, pues mira, si podemos hacer que algunas personas que empiezan se salten todo esta rutina del "fracaso incomprendido" pues mejor:-)
    Besos


    Hola Noema!
    Pues eso, fijo, es que has tenido pocos fracasos porque curiosa sé que lo eres:-P soy muy cabezona y me apasiona descubrir el por qué y en la cocina es un reto detrás de otro... eso me gusta:-) Y bueno, el desfile de kuchen fue maravilloso y muy intercultural ya que más de la mitad de los niños del Kindergarten tiene un papá o ambos extranjeros así que es maravillo probar varias tartas de fresa y nata que nada tienen que ver unas con otras... y a cual más rica. El año que viene ya me puedo poner las pilas porque el listón está altísimo:-)
    +Besos

    ResponderEliminar
  36. Me he divertido mucho leyendo tu blog, y me ha entrado un hambreeee... asi que me llevo una porcion.

    Saludossssss

    ResponderEliminar
  37. Muchas gracias Pi por la visita y me alegro mucho que te hayas divertido; el hambre, inevitable por estos lares:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  38. He visto que has pasado unos días divertidos, con fiestas, bizcochos, y todo lo demás.
    Aquí en Málaga acabamos de pasar unos días de viento y frío, pero ha vuelto el buen tiempo, y se espera que suban las temperaturas.
    Pero la alergia nos acecha, y llega muy fuerte.
    He llegado a tu página web y me está gustando mucho todo lo que estoy viendo. La forma de relatar que tienes, me encanta, y es un placer leerte antes de ver la receta.
    Es muy interesante todo lo que cuentas para que un bizcocho salga bien, y tomaré nota de algunas cositas. Gracias, porque me gusta mucho hacer bizcochos, y de momento, los que hago, no se me dan mal.
    Besos y hasta pronto.ah, por cierto!
    Mis hijos ya saltan solos, pero también han jugado manchándose las manos de barro, haciendo figuritas; o trotando entre las hierbas del campo, buscando mariposas que nunca llegaban a alcanzar, o buscando bichitos a ver quién le hacía la foto mejor.
    Eso es la mejor educación.

    ¡

    ResponderEliminar
  39. un tutorial completisimo y super delicioso, te felicito! besitos

    ResponderEliminar
  40. Maravillosos, qué vivan los bizcochos y los saltos en los charcos! eres tan divertida!
    Besos

    ResponderEliminar
  41. Hola Mª Ángeles,
    cachis con el mundo alergía al polen! la leche de pesadito ese polvejo primaveral... aquí, cada 4 años más o menos, hay un ataque de polen... si, si, el bosque nos ataca con polen y deja toda la ciudad con una capita de polen pues como el polvo de un mes en un día:-( tremendo el tema... espero que en Málaga al mar solo le de por los ataques ventosos. Ya he visto que ye gustan mucho los bizcochos y las sopas:-) me alegro porque aquí tienes a una sopera gorda (yo, no; mi afición por la sopa:-)

    Y tienes razón; el contacto con la naturaleza es el mejor aprendizaje en la vida; se crían más saludables con salidas al campo regulares y eso es importantísimo,
    Besos


    Hola Pity,
    Muchas gracias guapa:-)
    +Besos


    Hola Marta,
    Así se habla!!!! si señor! que viva y requeteviva:-D
    ++Besos

    ResponderEliminar
  42. A que padre/madre no se le cae la baba viendo a su retoño cantar en la funcion escolar? codazos y pisotones llegaria a dar a quien me impidiera disfrutar de ese espectaculo :D ...eso si...lo de los charlos lo llevo peor...soy una histerica del "no quiero que se constipen" jajaja....Mai que entrada mas currada, asi es imposible perderse para hacer un bizcocho...y ese glaseado ohhhhh....un besazo ;)

    ResponderEliminar
  43. Hola guapa!
    El glaseado es un puré de cerezas (3 minutos salteadas en la sartén con un poco de zumo de frutas y un par de cucharadas de azúcar)... la bomba! Los glaseados le dan una belleza increíble a los bizcochos. El problema es el cargo de conciencia con la de azúcar que llevan así que estos de frutas son "mala-conciencia cero"
    Mira que te imagino persiguiendo a tus enanos amenazando tormenta:-P
    Besos

    ResponderEliminar
  44. Hola Maite, ¡qué deliciosos bizcochos pero sobre todo qué delicioso post! He de decirte que de las cosas que recuerdo de mi infancia con más cariño son los días de lluvia, con mis botas de goma azul clarito, me encantaban estos días porque mi madre no me reñia si me metia en los charcos, recuerdo que decia: "para dos veces al año que te pones las botas.." ¡qué recuerdos!. Estupendos consejos, influyen tantas cosas para conseguir el bizcocho ideal.
    Me ha encantado tu blog asi que desde hoy lo seguire muy pero que muy de seguido.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  45. Madre miaaa que pinta!! me encanta...

    Como siempre un post muy divertido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  46. Bonito post y todo un tratado sobre bizcochos:)

    ResponderEliminar
  47. Mis hijos te adorarían, te lo digo yo!! Aquí que llevamos casi tres semanas lloviendo , el primer día no se quitaron las botas de agua ni para dormir,jajaj, ahora ya ni las quieren, tienen unas ganas de sol terribles!!!! Está genial las explicaciones que has dado para tener éxito seguro!! Por cierto, la pegatina de I love cooking challenge me ha encantado!!!! Mil besos guapetona

    ResponderEliminar
  48. Interesante tutorial bizcochero que me va a ir de perlas. Quien no ha saltado charcos en los dias de lluvia? Recuerdo que de pequeña, las botas de agua tenian que ser altas porque disfrutaba un montón metiendome en los agujeros de los árboles. Y como yo lo pasaba tan bien, a mi hijo se lo dejo hacer, aunque a veces mire para otro lado...que si no me toma el pelo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  49. No sabes como le alegras la vida a una con tus posts y es que lo relatas de tal manera que casi lo vivimos todo igual que tú... Gracias por tus relatos y por esa magistral lección sobre bizcochos...
    Besitos,

    ResponderEliminar
  50. Hola Mari,
    muchas gracias guapa! es verdad! las botas de goma son justo para eso: para disfrutar chapoteando. Un beso guapa!

    Hola Laura!
    muchísimas gracias tronquita:-)
    +Besos


    Hola Raquel!
    Gracias por la visita y tu comentario:-)
    ++Besos


    Hola Elvira!
    Cómo estás amore? buena del todo? al 100%? eso espero:-) jajajajajaja! es verdad, con tanta lluvia vamos terminar arrugados como pasas.. jeje, te gusta la pegatina? me alegro mucho,
    +++Besos


    Hola Pilar,
    muchas gracias guapa. Mira, no me hables de agujeros en los árboles. En nuestra última visita a Madrid lucas se metió en un agujero de esos y el agua estaba podrida... mira, echaba el pobre mío una peste...jajajajaja! y si, con los hijos nos tenemos que hacer mucho las longis, verdad? jajajaja
    ++++Besos


    Hola Rosi!
    qué tal guapa! mira, ni te imaginas la ilusión que me hace que digas esas cosas:-)
    +++++Besos

    ResponderEliminar