panna cotta con salsa de higos y balsámico... y tres razones para disfrutarla

Aquí estoy otra vez. Como ves, he cogido carrerilla y ahora no hay quién me pare. Este desmelene culinario tiene su por qué... mejor dicho, tiene varios por qués y después de dudar un ratico -me ha tentado mucho eso de ir de misteriosa- voy a contarlo así, a las claras. Lo primero, es que se trata de un postre que encaja a la perfección con el HEMC de este mes que va de gelatinas... ir del palo cabalístico a lo " este mes, la anfitriona del H*M* número 40 más el equivalente a la cantidad de enanos de Blancanieves es E. que ha elegido como tema esa sustancia sólida, incolora, inodora, insípida y notable por su mucha coherencia que procede de la transformación del colágeno del tejido conjuntivo y de los huesos y cartílagos por efecto de la cocción..." en fin, no se yo si E. me lo aceptaría por bueno o simplemente me daría con su fogón en la cocorota...


Mi segundo por qué, es una cuestión de fechas. Hoy cumple años uno de mis hermanos. Dicho así, no sería problemático ir de enigmática y dejar caer la cosa a lo tonto... si no fuera porque en mi casa somos un desastre para las fechas de cumpleaños y tenemos tendencia a felicitarnos un mes antes o después, un año sí y otro no, o simplemente felicitar al que no es. Contado de esta guisa suena horrible, a familia desestructurada. Pero no, es un problema de mal aprendizaje. De chicos, celebrábamos los cumpleaños de dos en dos: Luisfer y Juanpe entre el 18-20 de septiembre: David y yo la primera semana de diciembre y Jesus... el festejador más anónimo y solitario, que nació en plena cuesta de enero y casi a final de mes lo que significaba que era la celebración más pobretona e insustancial de todas... Por supuesto, un cumpleaños nunca se celebraba el mismo día, sino el fin de semana más cercano. Detalles todos ellos, que nos impulsaron a crecer sin tener ni pajolera idea de cuando cumplíamos años cada uno... y así hasta hoy, porque hay cosas que o se aprenden de pequeños o ya no hay manera... Por lo tanto, opto por mandar un mensaje alto y claro a los familiares y amigos que me puedan estar leyendo: el Luisfer cumple hoy un montón de años, lo que significa que se merece un viva! muy viva!, de esos que salen a lo grande. Hace más de 20 años tuvo un cáncer raro, de esos que le estaba devorando a la velocidad del rayo y no le daban mucha esperanza de vida... pocos meses y poca cosa que hacer. Un buen día, de buenas a primeras, sin más, lo venció. Lástima que no estuvo atento a la jugada y no ha sido capaz recordar como lo hizo. De haber estado un poquito más concentrado, habría podido patentar el milagro, hoy sería rico y seguro que tendría un premio Nobel en algún lugar del salón -porque ahora con las teles de plasma ya no es tan sencillo encontrar un lugar adecuado para esos detallicos importantes de cada hogar-. Pero en fin, que no se puede tener todo y se ha quedado sin Nobel aunque a cambio, disfruta de una salud maravillosa y mucho talento artístico... como premio de vida no está nada mal :-)

Felicidades Bruder y que sean muchos muchos más!


Y mi tercer por qué, es una cuestión de vainas. Alicia, una amiga de éstas que se hacen por estos lares y que nunca he visto en persona -y como suelo decir: de las que nunca hemos tocado "chicha"- me ha mandado por correo unas vainas de vainilla maravillosas. Es la cosa más dulce y tierna que hayas visto antes... la vainilla,no. Alicia. Bueno, la vainilla también... ainsss qué lío! para que luego digan que hablar claro es sencillo... bueno, a las bravas: Alicia! guapetona. Que eres un encanto! te abandono cada dos por tres, me tiro semanas y semanas sin dar señales de vida y tú siempre ahí tan cariñosa y atenta. Algún día, el mundo conspirará para devolverte en felicidad todo lo que haces por los demás. Todo! que yo se que es mucho. Me alegro que estés de vuelta al blog y ojalá veas muy pronto tus sueños cumplidos.

hemc #47 - gelatinas

Hala, pues ya está dicho y sin grandes misterios. Esta panna cotta es el resultado de mucho pensar buscando una receta que sacara todo el partido a esta vainilla tan especial. Y te aseguro que lo conseguí. Es uno de esos postres que hasta que no se prueban es imposible imaginar la revolución que monta en el paladar... y para que Eva no me fogonee por ser tan impresentable, presento esta receta al HEMC#47 cuya anfitriona es Eva y ese mes va de gelatinas...

Ingredientes:
  • 500gr. de nata líquida
  • 60gr. de azúcar morena avainillada (en mi caso, casera sin mucha maceración. Si es industrial, usa un sobre de azúcar avainillada y 50gr de azúcar morena)
  • 1 vaina de vainilla
  • 3 láminas de gelatina
  • una cucharadita rasa de mantequilla
  • 2-3 higos maduros
  • 1 higos más por comensal para acompañar
  • 1/2 vaso de zumo de naranja
  • 1/2 vaso de vino dulce (Oporto, Moscatel, Jerez...)
  • la ralladura de una naranja
  • un poquito más de piel de naranja
  • 3 cucharadas de goldensirup o jarabe de arce
  • 1-2 cucharadas de azúcar
  • 3-6 cucharadas de balsámico de Módena (dependiendo de gustos y la acidez del vinagre)
Preparando la panna cotta:
Pon en un cazo la nata liquida con el azúcar y la vaina de vainilla (antes la habrás abierto a lo largo y con el cuchillo marcas bien todo el largo de la vaina para que salga la pulpa). Remueve bien para ligar el azúcar y la vainilla y deja que macere a fuego super lento unos 15 minutos. Sube el fuego y cuando rompa a hervir la retiras. Mientras pon a remojo (en agua fría) la gelatina y una vez que esté blandita la disuelves en la nata caliente (cuando haya dejado de hervir. Una vez no me cuajó bien y creo que es porque la gelatina se estropeó) . Remueve la gelatina hasta que no quede ningún grumo o trozo sin disolver. Divide la panna en los moldes y deja que se enfríe en el frigorífico al menos 3 horas (mínimo). La vaina de vainilla, lávala con agua fría hasta quitar los restos de nata y resérvala...

Preparando la salsa:
En una sartén pon la nuez de mantequilla a derretir. Añade los higos (2 a 3 dependiendo del tamaño) cortados en 4 mitades y cuando estén ligeramente dorados añade el vino y deja que se consuma el alcohol. Añade el resto de los ingredientes: el zumo, la ralladura, una cortecita de piel de naranja, el goldensirup, el azúcar y el balsámico. Deja que cueza a fuego lento unos 5-10 minutos hasta que los higos estén blanditos.  Retira la cortecita de naranja (no la tires) y mezcla con la batidora hasta que obtengas una salsa bien suave. Si queda muy espesa (a mi me pasó) aclara con más zumo. Rectifica el sabor a gusto (más azúcar, más balsámico, etc.) hasta que esté a tu gusto. Añade la corteza de naranja y la vaina de vainilla que teníamos guardadas de antes. Pon a enfriar la salsa en en frigorífico.

A la hora de emplatar:
Saca la salsa y comprueba la textura. Estará más espesa después de haberse enfriado así que añade más zumo si te hiciera falta. Corta en láminas un higo por comensal y desenmolda la panna cotta. Riega con la salsa y adorna con unos hilos de cascara de naranja (esa que hemos dejado macerando con la salsa) ...y a zampar!

28 comentarios

  1. Mai... eres una de las mejores personas que he encontrado en este mundo...
    Me vas a poner roja!!!!! jejeje.Y encima soy la primera en poner mensajito jejeje.
    Te mereces eso y más... creéme...
    Pues eso.. que.. aunque no te conozco en cuerpo, si que te conozco un poco en alma... y simplemente por eso Te quiero un montón.. muaks... muakkkkkkkk!!! :)
    Gracias...

    ResponderEliminar
  2. mmmmm, pena que yo de gelatina nada de nada, pero con agar-agar está de muerteee....algún día, algún día...por cierto.......la entrada te ha quedado de lo más emotiva y bonita

    ResponderEliminar
  3. que bonito! todo la foto y las palabras :). tiene una pinta espectacular, un beso

    ResponderEliminar
  4. La panna cotta con esa vainilla debe estar de muerte, pero esa salsa de higos debe ser la leche!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  5. Pues muchas felicidades a tu hermano! La pannacotta estupenda con esa salsita. Bsss guapa

    ResponderEliminar
  6. Pero qué cosa más de profesional has hecho! madre mía, qué bonito te quedó :) besos

    ResponderEliminar
  7. Pues me parece un idea genial usar los higos, el aceto con la panna cotta, realmente,esto debe estar de rechupete, ya estoy tardando en hacerlo. Las gelatinas son un muy buen tema, son tan versátiles.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Maite, como decimos en Chile; te las mandaste cabrita.
    Super pero super postre y magnifica presentación.
    Ahora tu relato me ha encantado, como me diviertes, me pareces una contadora de cuentos siniestros con niños agrupados a tu alrededor, jaja. En buena onda, eh?
    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Te super felicito por este postre! Tiene una presentación genial. Me parece que tu hermano después de haber ganado la batalla bien se puede elegir el día de cumpleaños que más le gusta ya que le gano una a la vida. Supongo que con ganas se comería este postre para festejar con vos su cumple.
    Por acá las vainas de vainilla son bastante caritas así que es casi un lujo cocinar con ellas, pero para festejar bien lo vale.
    Cariños

    ResponderEliminar
  10. ¡Felicidades a tu hermano!
    La panna cotta tiene una pinta grandiosa, te ha quedado divina. ¡Para disfrutarla por esas tres y muchas más razones (una por cucharada)!
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. hola! pero q delicia!una presentacion excepcional! :)
    con tu permiso voy a "robarte" la receta para prepararla en alguna ocasión importante :)

    saludooos!

    Remy G

    ResponderEliminar
  12. para él... pero que va! no dejó nada el tío:-)
    +++Besos

    Hola Lydia!
    De tu parte guapa:-)
    ++++Besos

    Hola Núria!
    Muchas gracias:-)
    +++++Besos

    Hola Cris!
    el aceto di Modena es un puntazo y armoniza a la perfección con los higos y el vino dulce de la salsa. La panna cotta, como siempre, sencilla y delirante:-)
    ++++++Besos

    Hola Kako!
    jajajaja! si, aquí en casa soy la contadora oficial e cuentos de buenas noches, aunque tengo una voz que no pega nada con las historias siniestras... normalmente son cuentos de animalitos desvalidos que necesitan mucho amor:-P
    +++++++Besos

    Hola Visc!
    Muchas gracias:-)
    ++++++++Besos

    Hola Erika!
    verdad que si? bien se lo merece y con lo tragón que es te aseguro que hubiera dado buena cuenta de este postre:-D por aca tampoco andan muy baratas pero se pueden usar de vez en cuando. Para recetas normales, el azúcar avainillada va que chuta,
    +++++++++Besos

    Hola Marhya!
    Muchas gracias:-D
    ++++++++++Besos

    Hola David!
    Puedes robarla siempre que quieras. Ante cualquier duda no dejes de escribirme,
    +++++++++++Besos

    ResponderEliminar
  13. Bufff que pintaza esta receta....de celebración total, y de paso felicidades brother de Maite...y que cumplas muuuuchos mas.
    Maite, la entrada...deliciosa.
    un besazo

    ResponderEliminar
  14. Eso de no saber fechas exactas me suena!
    Felicidades ENORMES a tu hermano por su cumple y por dejar atrás ya hace mucho esa "cosa" fea que no me gusta nombrar!
    La pannacotta muy rica sin duda con tantos adornos y aromas bueno bueno...
    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaacsss

    ResponderEliminar
  15. Mai, qué bonito post, y qué postre tan espectacular! Siempre me propongo preparar postres con higos y al final me los acabo comiendo antes, pero éste tengo que intentarlo!
    B*

    ResponderEliminar
  16. Todo es magia para mi en esta entrada, que lindo tu relato, la calidad de fotos y la deliciosa receta... estupendo!!!

    ResponderEliminar
  17. je note ta panna cotta: elle doit être délicieuse.
    Bon anniversaire au frère.
    A bientôt.

    ResponderEliminar
  18. ¡¿Tres razones dices?! Yo sumaría una razón más por cada foto que has subido. ¡Menuda pinta!

    ResponderEliminar
  19. Mayte, muchas gracias por este pastelito de cumpleaños.

    Besos del Bruder

    ResponderEliminar
  20. Seguro que al probarla se olvidan las razones por las que se hizo ummmm.. sólo se disfruta y punto.
    Pero cuando se acabe que vuelvan a enviarte vainas y vuelva a haber un cumpleaños pronto!!!!!
    Besotes.

    ResponderEliminar
  21. Ay Mai que receta tan apetitosa... mnnnsssss y estoy totalmente de acuerdo con Alicia... eres la mejor! jejeje Un besazo enorme, que ya me has puesto la sonrisa bobalicona :ppp

    ResponderEliminar
  22. Hola Mai,

    pues con esta presentación y esta calidad ¿quién te va a fogonear?

    Un aplauso para tan bella obra.

    Muchísimas gracias por la aportación.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. Ualaaaa te has lucido pero bien!!! vaya presentacion espectacular para esta panna cotta que tiene que estar buenisima...y felicidades a tu hermano...llego tarde pero despues de lo leido no se notara no? :D un besitoooo

    ResponderEliminar
  24. Pues me encanta la panna cotta tan rica que has preparado y ña cataría ahora mismito... pero creo que el ingrediente mejor que le pones a todas tus recetas es la forma de relatarlas y el cariño con que lo haces...
    Besitos,

    ResponderEliminar
  25. Hola Núria!
    Qué tal lindura? muchas gracias:-)
    Besos


    Hola Pam!
    Él ya habla de la cosa al puro estilo batallitas_de_mi_vida_y_de_mi_corazón:-) así, desde la distancia y embadurnado en la victoria, este veterano puede hablar de ello sin miedo y con orgullo... eso es muy importante, conseguir trivializar y vencer los miedos... ánimo y pa'lante que la vida a que comérsela con salga de higos y balsámico:-)
    +Besos

    Hola Epa!
    Me se de memoria esa historia con los higos... sabes, de chica nunca entraban en casa. La casa de mi madre está al lado de una rambla que antes estaba llena de higueras... con unos higos!!! madre mía! nos los comíamos a pleno solazo (!calientes!) y nos daba igual... aunque llevábamos plato pocas veces llegaba a casa lleno:-)
    ++Besos

    Hola Luis!
    Muchas gracias! espero que estés de maravilla disfrutando de esa pura vida! tan rica y colorida que compartes siempre con nosotros:-)
    +++Besos

    Bonjour Nadji!
    merci beaucoup et a bientôt:-)
    ++++Bisous

    Hola Marilu!
    qué tal guapa! como siempre, tienes razón... mira, otra más:-)
    +++++Besos

    Hola Luisfer!
    jeje... zum Geburtstag viel glück, zum Geburtstag viel glück, zum geburtstag viel glück lieber Fifer, zum Geburtstag viel glück!!!! Hala majo, a ser feliz y que esas bonitas plazas que hay por los caminos de dios renazcan de su anonimato con un poco de carboncillo y corazón:-)
    muak-muak-y-requete-muak
    ++++++Besos

    Hola Pikerita!
    Bueno, las razones tienen su parte "tierna" en esta panna cotta así que con un poco de todo, perfecto. Alimentar el alma y la tripilla al tiempo y además, disfrutando del paladar y buena compañía es mi visión más preclara de lo que es el paraíso:-)
    +++++++Besos

    Hola Mi risueña charrita!
    jajajaja, si es que las que somos de risilla bobalicona crónica no podemos remediarlo, verdad tronquita??? jeje... hala, no digo más que luego nos ponemos tontorronas:-)
    ++++++++Besos

    Hola Mª José!
    qué tal guapa! muchas gracias ... y de eso nada, que cada uno llegamos en nuestros momento... el libre que es el más difícil de pillar;-P tú siempre llegas a tiempo,
    +++++++++Besos

    Hola Rosi,
    Mil gracias guapa... jeje, mira, a la que voy leyendo los comentarios cada vez me pongo más tontorrona...jeje... no lo ves, pero tengo el gesto al estilo profiden, con los piños al aire y la sonrisa de oreja a oreja,
    ++++++++++Besos

    ResponderEliminar
  26. Pero qué delicia de plato. Tentador 100 por 100. Muy bonita entrada en todos los sentidos.
    besitos guapa

    ResponderEliminar

Blogging tips