si te dan calabazas, come pastel..

A la que me comía este pastel, me vino a la mente la de veces que, en mis tiempos mozos, me dieron calabazas. Y fueron muchas... a ver, no todas a mi pero ya sabes lo que es la lealtad entre amigas que padecen el pavo al mismo tiempo: lo que le haces a una, se lo haces a todas. Por eso era muy típico dejar de hablar al chico que le plantaba calabazas a la amiga del alma. Algunas de estas amigas del alma, duraban poco. No se como, pero esos amores incondicionales duraban unas cuantas semanas y ya no volvías a saber más. Y tú ahí, sin hablar al tronco aquel -tan guapo- cumpliendo fielmente con el código amistoso de una amiga desaparecida del mapa -tendría nuevo novio, fijo- y lo peor, sin poder ponerle ojos al muchacho... a ver como justificas que has sido borde con él por lealtad a una amiga desleal... era como animar al chico a que te llamara imbécil... y mira, eso no. Antes tonta, borde y boba que subnormal...


A medida que fuimos dejando atrás los diecitantos para vivir la veintena a tope, en aquellos años en los que nos emperrábamos en buscar el no_se_qué de tú vida- el hombre, la panda, el trabajo, los zapatos, el polvazo...- en fin, aquellos años en lo que nos colgábamos el sombrero de explorador y salíamos a descubrir el mundo... cachis con aquellos tiempos... anda que no lloramos. A mares. Un disgusto detrás de otro. Si no era a ti, era a la amiga, sino a la hermana de la amiga, sino a la madre de la amiga... porque para esto de los desamores, estábamos todas en el mismo barco y por supuesto, no hay nada que más confraternice a las mujeres que un canalla... ahhhhh, aquellas tardes maquinando una bonita  vendetta contra un canalla... uhmmm - ya te contaré nuestras maquiavélicas revanchas-. En definitiva, nos daba igual de quién era el canalla porque para éstas cosas las amigas éramos como los mosqueteros: todas a una..

Superar los treinta, solteras y enteras -o casi- significó estar un poco de vuelta en lo concerniente a los tíos. Ya no los llamábamos chicos, sino tipos. Frases como "jo tía, tienes que contarme qué tal te va con ese chico" cambiaron por un "por cierto guapa, y el tipo del otro día, ¿quién era?" a la que te responden "pues mira, no me enteré muy bien..." ¿frivolidad? Uy, no. Problemas de curiosidad. Una va perdiendo las ganas de encontrar y se pone el mundo por montera. El que me quiera encontrar que me busque y si no, él se lo pierde... esa pereza extraña que da el volver a empezar: tener que hacerte la interesante todo el día,  mete tripa, arregla ese pelo, vuelve a contar la historia de tu vida por tropemil vez... quita, quita. Una empieza a disfrutarse a si misma y ahora solo necesitas un espejo para oír eso de "eres la mujer de mi vida". Es curioso, pero no lo descubrí hasta los taitantos... y más feliz que una perdiz. Algún que otro ataque de pánico al ver que se te pasa el arroz pero nada más lejos. Feliz. Tranquila. Disfrutas de los amigos. Te sigues tronchando con las amigas y te burlas de las que colgaron el wonderbra para hacer de mamis devotas.


Y, con el tiempo, te vuelves más descarada... mira, en una de esas, conocí a un tipo genial. Nos reímos toda la noche como posesos y a la que vi escrito en su frente "¿ataco ya?" le dije: "Uy. No. Ni te atrevas. Llevo dos meses sin enchufar la epilady y te aseguro que no tengo ni la menor intención de usarla"... se quedó pensando y me contestó: "Nunca lo había visto así. De hecho, si  tuviera que hacerme la epilady, yo también pasaría..." empatizar. Eso es lo que una quiere: empatizar con la costilla de Adán. Y con este hombre, empaticé tanto que no volvimos a vernos. Ni cruzamos teléfonos, ni mails ni promesas huecas de nos vemos. Un abrazo, una última carcajada y nos despedimos con un pero_que_gusto_haberte_conocido... hala, sin más...


Y así de feliz me las gastaba hasta que conocí a Günter. Tropecé con su pie. No fue ni en el cine, ni en un museo, ni en la fiesta de un amigo. Estaba de parranda por Madrid, a las 3 de la mañana, en el Capote, el único bar abierto a esas horas un miércoles... el último sitio donde una chica decente piensa que conocerá al padre de su pinpollo... lo cierto es que tropecé- sin querer, te lo juro- dos veces con su pie y me dijo, con esa sonrisa suya de simpaticón, que era su noche de suerte - Ayyyyy zalamero- y, a ver que quieres, pues se me subió la coquetería y mi lado presumido tomó el control de mis actos... y así, sin darme cuenta, la lié parda. Mi plan inicial era el de siempre: despedirnos con un pero_que_gusto_haberte_conocido aunque a veces los planes se descontrolan un pelín. Al día siguiente, una cita y luego otra...y hasta hoy. Cuando se lo dije a Álvaro, que salía con un austriaquito diez años menor que yo y que todavía era estudiante - minero para más señas- mi hijo, con mucho tacto me preguntó: "Mamá, estás segura que este tío no te quiere por tu dinero?" y con mayor tacto aún le pregunté yo: "Cariño, pero tú sabes que no somos ricos?"


Ingredientes para la masa:
  • 155 gr. de harina
  • 100gr. de mantequilla en pomada
  • 1 cucharada de azúcar
  • 80 ml. de agua fría
Ingredientes para el relleno:
  • 1/2 kilo de calabaza
  • 2 huevos
  • 100gr. de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de Golden sirup o sirope de arce
  • 125 gr. de crème fraîche
  • 2 cucharada de vino dulce
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de jengibre 
Preparación:
Pela y corta la calabaza en trozos más bien pequeños. Ponla a hervir en una cacerola con muy poquito agua unos 10 minutos. Escúrrela bien y haz un puré con ella. Resérvala. Ahora hacemos la masa: en un bol, pon el harina, la mantequilla y el azúcar y mezcla bien desmenuzando con los dedos. Ve añadiendo el agua poco a poco hasta ligar la masa.  Tiene que quedar lisa y manejable. Haz una bola y con ayuda del rodillo extiende la masa hasta que quede de un grosor más a menos de 2 mm. Enharina la superficie y rodillo para que no se pegue y puedas manejarla bien. En un molde engrasado de unos 23 cm. de diámetro coloca la masa, forra con paciencia el molde y recorta la masa sobrante. Ya compuesta - y aún sin relleno- deja que repose 20 minutos en la nevera. Mientras, calienta el horno a 180º y tras reposar la masa la cueces 10 minutos pinchando bien la base con un tenedor para que no haga bolsas.

Mientras, en otro bol, pon el puré de calabaza con el resto de los ingredientes del relleno y bátelo hasta que quede ligado y cremoso. Yo usé varillas eléctricas y la masa cogió mucho aire. De hecho, si te fijas, me dejó una capita de aire en la parte superior. No afecta al sabor para nada, pero si eres muy perfeccionista te gustará ver que cuaja uniforme. Mi consejo es que lo ligues con una espátula a mano.  Son ingredientes fáciles de ligar así que no será muy trabajoso hacerlo de forma manual. Cubre el molde con esta masa y hornea unos 40 minutos. Si tu horno es de aire, baja la temperatura a unos 160º. Lo más que puede pasar es que tardes un poquito más en hornear pero si coge demasiado calor, los huevos querrán inflarse y puede no cuajar bien el relleno. Temperatura media pero evitando excesivo calor. Si la temperatura es demasido suave la masa de la base se quedara mojada y adiós efecto crujiente. Si te ha sobrado masa de la base, puedes hacer figuras con un corta galletas y bien decorar el centro del pastel con una bonita forma o los bordes, superponiendo las galletitas unas con otras por todo el diámetro. Yo dejé que el pastel se horneara unos 15 minutos antes de decorarlo para evitar hundimientos o que las galletas pudieran dorarse demasiado. Deja que se enfríe y listo. Muy rica sola o acompañada con nata montada a ser posible sin azucarar...

52 comentarios. ¿te animas?

  1. Te ha quedado genial la tarta , tiene una pinta estupenda. Un saludito.

    ResponderEliminar
  2. Ay Maite, me ha encantado leerte, de verdad cómo me he reído! muchas gracias por este ratillo que me has hecho pasar :) besos

    ResponderEliminar
  3. Joder (piiii) Maite, cómo me gusta leerte, qué facilidad tienes de expresar aquello a lo que much@s no sabemos ponerle palabras, espero ansiosa tus entradas, porque siempre me haces reir y me lo paso genial. Por cierto, la tarta te ha quedado de lujo, un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Vale, sí... la tarta es una delicia, pero yo me lo he pasado mejor leyendo tu historia resumida de cómo Maite encontró a Günter. Eres la pera limonera, Maite!. Qué me he reído!.
    La verdad es que una no sabe dónde va a toparse con una persona especial e importante para nuestras vidas. Yo me lo topé en un chat, cuando empezaban los chats, a unos cuantos miles de km y, mira, aún seguimos por la vida de la mano.
    Una historia muy chula... Gracias por compartirla!
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Maite, qué tarta más rica, tremenda, se ve tan jugosa!!!! recetas de felicidad, que se les puede llamar.

    Tu texto sobre los amores... bueno lo de la epilady, francamente nena, me ha matado, jajajajajaja.
    Una nunca sabe cuándo ni dónde se va a encontrar con el definitivo, es bonito recordarlo y más con la guasa con que tú lo haces.

    Un besote nena, y feliz viernes!

    ResponderEliminar
  6. Maite, qué tarta más rica, tremenda, se ve tan jugosa!!!! recetas de felicidad, que se les puede llamar.

    Tu texto sobre los amores... bueno lo de la epilady, francamente nena, me ha matado, jajajajajaja.
    Una nunca sabe cuándo ni dónde se va a encontrar con el definitivo, es bonito recordarlo y más con la guasa con que tú lo haces.

    Un besote nena, y feliz viernes!

    ResponderEliminar
  7. Mai, es GENIAL, lo que me he reído (y me he reconocido, en alguna cosilla)! Me encanta (y sí, yo también estuve alguna vez en el Capote y es el último sitio donde una esperaría eso!). Muy bueno. La tarta, también.
    B*

    ResponderEliminar
  8. wooow! que maravilla! que presentación tan buena

    esa tarta es pura tentación

    enhorabuena!

    ResponderEliminar
  9. Me encantan tus historias!!!
    Más de una vez hemos dado calabazas con la misma excusa, la epilady, "marditos pelos", aunque en honor a la verdad, el aparatejo nos deja estupendas.
    La tarta buenísima, ahora mismo me comía una porción y me quedaba tan ancha.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  10. alam, Maite, leyendote me he emocionado, fusionado, llorado y reido a la vez, estoy en una fase chunga. Me planteo en tirar la toalla en cuanto hombres...Ahi tengo la calabaza preparada para hacer entrega...
    De todas formas aun queda un poco de Ave Fenix en mi, le ire dando pienso del bueno, para que se ponga en forma...
    Beso y abrazo.

    ResponderEliminar
  11. que delicia, la pinta esta genial y me gusta el corte, parece tener un tacto ideal. Felicidades

    ResponderEliminar
  12. Oh¡ Dios mio¡Yo quiero un trocico...me invitas a un café?
    besitos.

    ResponderEliminar
  13. ¡Ah! ¿pero había receta al final? Yo, con la historia, ya me he quedado bien alimentada y de buen humor para días, jajajaja ;-)

    ResponderEliminar
  14. Muy buena historia!, me he reido mucho!
    Tu tarta parece estupenda.
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Me lo he pasado muy bien leyendo tus aventuras y desventuras sentimentales...hay que ver como después de dar o recibir tantas calabazas llega una persona con la que todo está claro desde la primera mirada.
    El pastel me ha encantado, tiene que ser la mar de aromático.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola Luisa!
    Muchas gracias!
    Besos

    Hola Núria!
    Me alegro mucho que te hallas divertido. Las historias de desamor en pasado son de lo más graciosas,
    +Besos

    Hola Intxaurtsu!
    ¿en serio? mola! pues nada. Para la próxima receta de calabaza, vengo con más aventuras y desventuras amorosas,
    ++Besos

    Hola Laube!
    Eso es porque no has probado el pastel...si no, no lo tendrías tan claro :-P jajajaja! es verdad. Las cosas llegan solas y de la forma más extraña. Y bueno, veo que tu historia de amor es también de las curiosas:-) miles de kilometros? cachis,y os encontrásteis en el medio? :-D
    +++Besos

    hola Alcantarisa!
    Muy jugosa y con un gusto muy especial gracias a las especias... este pastel ya se queda en casa:-) verdad que si? recordar estas cosas es la mar de gracioso... bueno, echar la vista atrás, casi siempre es gracioso (gracias Sra. Vida por hacer que así sea:-)
    ++++Besos

    Hola Epa!
    jajajaja! pues entonces ya te puedes imaginar lo extraño de nuestro encuentro :-D
    +++++Besos

    Hola Laura!
    Muchas gracias:-)
    ++++++Besos

    Hola Carmen!
    Eso le explicaba yo a un amigo mio que se estaba comiendo un montón el coco con una conquista: ella le había dado calabacillas y él expeculaba con que ella a lo mejor tenía miedo... le dice. "Miedo????? anda ya! fijo que estaba sin depilar.. Le das un par de días y se lo vuelves a plantear"
    :-D
    +++++++Besos

    Hola Maryam!
    Pero que me dices! yo te hacia feliz disfrutando del verano en tu islita... mira, no te digo más y luego te escribo. Mucho no puedo hacer salvo mandarte mucho cariño, amiga. Ánimo! Un fuerte abrazo,
    ++++++++Besos

    Hola Mar!
    Si, es muy suave y jugosa. Muchas gracias:-)
    +++++++++Besos

    Hola Cookinglove!
    cuando quieras guapa y nos contamos aventurillas:-P
    ++++++++++Besos

    Hola Marona!
    jajajaja! pues hoy, ración doble de alimento. Que el pastel está bien rico:-)
    +++++++++++Besos

    Hola Juana!
    Muchas gracias:-)
    ++++++++++++Besos

    Hola Lola!
    jaja, me alegro mucho... y si, es verdad que todo fue super rápido y ... fácil, eso es: todo fue sencillo:-) el punto de las especias le daba un toque muy rico,
    +++++++++++++Besos

    ResponderEliminar
  17. Maite, ponerme a halbar de la tarta después de leerte pues qué quieres que te diga... que si, que la tarta se ve estupenda, que nunca he probado ninguna parecida y que me guardo el enlace (¡la de enlaces que tengo guardados!) pero nena, lo que me ha gustado más aún es cómo has contado-resumido tantas cosas y tantos años, y cómo las cosas ocurren cuándo (y me atrevería a decir con quién) menos se espera.
    ¡Un besazo, guapa! Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  18. Hola Mai: Me sumo a las que la historia les ha dejado en segundo plano la receta, no se puede ser tan buena escribiendo y contando cosas que la que más y que menos, reconocemos jajaja.
    Seguro que tu Günter no se aburre un ápice contigo. Anda que no fue su noche de suerte ni ná.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Jua jua jua...que bueno Mai; genial las aventuras y desventuras de Maite...cha chan....
    Me identifico con muchas de las cosas que has dicho, lo del clan de amigas...igualito igualito, y sabes a mi también me paso ya con treintaytantos coincidir con mi chico y sin saber porque ya no separarme de el hasta ahora...y que dure mucho mas.....que bonita la entrada, me ha alegrado el día que lo tenía un poco complicadillo...
    la tarta se ve deliciosa, con lo que me gusta la calabaza te aseguro que la haré, al menos lo intentaré...je je je.

    Ahh, las fotos de la cabecera me encantan...me gusta el cambio....mmmmuuuuuxooo

    un besazo

    ResponderEliminar
  20. Tienes un arte escribiendo que paqué.
    sarcástico, mordaz, ironico, divertido y lo magico, es que creo que es tan real lo que cuentas. ajajajajaaj
    Genial este pastel de calabaza.
    Me ha encantado.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Ostras Mai que gustazo leerte, lo cuentas con tanto salero que casi casi me haces añorar mis años de insituto...me hace gracia ver que mas o menos todas pasamos por lo mismo...y desde luego nena ese austraquito como tu dices te vino caido del cielo...para que luego digan que no existe la media naranja...por cierto el reborde de la tarta me rechifla...un besazo

    ResponderEliminar
  22. Hola Marhya!
    ¿Resumido? mira, he borrado como 4 párrafos que, por si las moscas, los he guardado en un .txt ... para la siguiente receta de calabaza:-)
    Besos guapa

    Hola Viena!
    Este pastel es para comer mientras uno escucha la batallas en vivo y directo verdad? jajaja... anda que no sería divertido:-)
    +Besos guapa

    Hola Visc!
    Muchas gracias:-)
    ++Besos guapa

    Hola Núria!
    En fin, ya sabes que somos muy afines en "historietas" jajajaja! y no sabes como me alegro que el día vaya poquito a poquito dando la vuelta... los bioritmos fijo:-)

    jeje... siiii, tenía ganas de ver nuevos colores por allá arriba,
    +++Besos guapa

    Hola Margot!
    Muchas gracias! en el fondo nuestras experiencias en la vida se parecen mucho: cambian las fechas, los lugares y las caras pero el sentir es el mismo... creo que eso es lo que nos hace gracias... y sobre todo, a ver sobrevivido a las desventuras, verdad? :-)
    ++++Besos guapa

    Hola Mª José!
    Verdad? jajajaja! cachis con el insti:-P me alegro mucho de haberte inspirado buenos recuerdos... fijo que tienes alguna historieta de estas la mar de divertida:-D El borde? si verdad? me ha gustado mucho. Me inspiré en un libro que tengo, donde enseña ejemplos de bordes para decorar los pasteles de masa quebrada. Le hago un par de fotillos y te las mando por mail que seguro que con la mano que tienes le sacas mucho más partido que yo:-P
    +++++Besos guapa

    ResponderEliminar
  23. Menos mal que cuando te quieres dar cuenta plasss... tienes 20 y esos afectos y odios pasionales se suavizan jajajaja.... todavía recuerdo yo esos momentos de indignación en el bar de turno poniendo verde a un pobrete que lo único que quería era comprarse un coche y pasar de mozas jajajajaja...
    en fin, que placer leerte y como tengo calabazas de sobra habrá que hacer pastel por los viejos tiempos!
    Un besazo

    PD: sinceramente... seguro que tropezaste sin querer????? esos dos metros se verían desde bien lejos no???????????????

    ResponderEliminar
  24. Holaaaaaa guapaaaa!!!
    Ay como me he reído, si es que cuentas realidades puras, y aunque todavía esté empezando la treintena es como si viviera todo lo que cuentas!!Y ya me "eché" unas risas ahora mismo mientras lo pensaba jejeje.
    La tarta estupenda, cómo iba a ser si no!!!
    Besazos miles!

    ResponderEliminar
  25. Hola Charrita linda!
    si, menos mal que los pavos y pavotes se dejan atrás rápido... que si no , uy, no se:-) jajajaja. Ay yai yai! yo también tengo un para de numerillos en los bares... uno de ellos muy majo. El día menos pensado lo aireo:-P

    Y si. Te juro que tropecé. Sus pies curiosamente, no son grandes para lo alto que es pero... así fue, en serio. Pura casualidad:-) Alguna vez, cuando me enfado con él, le miro a los pies y pienso "mira, os voy a dar ahora aquel pisotón que os dejé a deber":-P
    Besos


    Hola Pam!
    Cómo estás guapa! jajajaja! si es que es verdad, todas las chicas terminando pasando por los mismo disgustos y al final, tropezamos con los "pies" de nuestra vida:-D
    +Besos

    ResponderEliminar
  26. Bastante original, me gustan mucho las calabazas, será una opción a probar.
    las fotos excelentes :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Que relato mas simpático has escrito, me encantan estos relatos cortos.
    La tarta me parece estupenda todos los postres con calabaza me resultan superfinos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Pero que bueno todo lo que has escrito,Mai! Muchas nos reflejamos en tu relato como si fuera un espejo... y yo llego un poquito más lejos aún, porque a mí me llegó el amor del bueno,bien tarde y desde bien lejos... Todo lo que merece la pena,tiene su tiempo para llegar...
    La tarta ya me la apunté,tiene que estar rebuena y con lo que me gusta la calabaza...
    Besitos,

    ResponderEliminar
  29. Buenos días Oscar,
    es un pastel muy al estilo del este europeo. Cambian las especias pero yo he comido dos versiones distintas hechas por una chica polaca y otra macedonia. En ambas versiones, variaban además de las especias, la cantidad de huevos y poco más. Pero te aseguro que eran completamente distintas... que curioso como pequeños cambios pueden variar tanto,
    Besos

    B. dias Maria Dolores,
    Muchas gracias:-)
    +Besos

    B. días Rosi,
    es un tópico decirlo pero es verdad que las cosas importantes llegan a su debido tiempo, cuando el mundo encaja como en un puzzle. Aquí conozco bastantes expatriadas por amor (el motivo más típico por el que las mujeres lo dejamos todo y nos aventuramos a países lejanos donde hablan la mar de raro) y cada una tiene su historia a cual más graciosa:-) te deseo mucha felicidad,
    ++Besos

    ResponderEliminar
  30. esta preciosa la tarta y muy buena la introduccion, la verdad es que a nuestras medias naranjas se las conoce cuando uno menos se lo espera, por eso te cambian la vida no? al menos a mi! besitos!

    ResponderEliminar
  31. Bravo, une tarte absolument magnifique.
    J'aime beaucoup.
    Je te prends un morceau.
    Bon weekend et à bientôt.

    ResponderEliminar
  32. Mi querida Mai.En serio!!Tienes que hacerte escritora o algo!Porque algo tienen tus historias que enganchan y hacen sonreir a la gente.. y eso.. es precioso!!

    Muy bonita la historia.. en serio.Y el pastel ni que decirte jejeje.
    TQM!
    Muak!

    ResponderEliminar
  33. Jajaja, qué reflexión más buena y qué historia de amor tan peculiar.
    El pastel de calabaza te ha quedado perfecto y nos hubiera venido muy bien un trocito hoy para el postre :-)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  34. Tarta de calabaza, ya?! Ains, no me tientes con esas fotos, que me pierden!

    Genial el repaso cronológico de la vida amorosa o de relación con el sexo ajeno. Yo sigo en los veinte y por suerte no me he encontrado con mucho canalla, aunque sí que he conocido canallas con mis amigas. Y las reuniones de amigas poniendo a parir al susodicho, planeando venganza y esas cosas, me las conozco bien :D

    El borde es chulísimo! A mi siempre me quedan los bordes muy tristes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Buenos días Pity,
    Llegan sin aviso y nos montan la revolución:-D
    BEsos


    Bonjour Nadji,
    Merci beaucoup:-)
    +Besos

    Buenos días Alicia,
    Me conformo con que te hayas reído un ratico:-P y que sepas que la vainilla está en la nevera disfrazada de panna cotta;-)
    ++Besos

    Buenos días chicas,
    cachis que pena... la próxima vez que lo haga os mando un par de trozos:-)
    +++Besos

    buenos días Akane,
    cómo estás! ya? claro, de echo, casi ya no hay. Este año el tiempo ha sido muy extremo con muchas tormentas de granizo y prácticamente un mes seco lo que ha hecho que se pierdan muchas cosechas de calabaza... las del jardín son historia... esta tarta se hizo con la última... pocos puestos de calabazas hay este año :-(

    Pues para el borde te digo lo que a Mª José; te envío por mail los ejemplos de mi libro de 5€ de donde me he inspirado,
    ++++Besos

    ResponderEliminar
  36. Hola bonita, estaba yo pensando que tengo que preparar un menú de sopas para estos fríos que empiezan a llegar a Barcelona y donde mejor que en este blog encantador para sacar unas cuantas recetas???!!! pos si, me voy a dar una vuelta a ver que encuentro que aquí ya refresca(por fin!!!),ando corta de ideas y tus sopas siempre tienen una pinta deliciosa.
    Me ha encantado tu mini relato..ay, que recuerdos me ha traido la historia.. no sabía yo que habíamos sido tantas las de los miercoles a las 3 de la mañana...jeje
    Tengo mi blog abandonado que no tengo un minuto libre.
    besoossss!!!

    ResponderEliminar
  37. No conozco Capote , pero con ese nombre ya me imagino que clase de lugares frecuentabas...y a esas horas!
    Me parece que la epilady no es cosa de austríacos ni de suizos creo que eso no cuenta para nada. En buena hora sino donde andaría Luki.
    Yo creo que es así , cuando menos lo buscás , zas ahí está el amor esperandote. Es lo mejor que puede pasar , asi porque sí y sin pensarlo ni buscarlo.
    Tu tarta ummm, me encantó la idea de la calabaza dulce. No es algo que se acostumbre por acá. Pero hace poco probé un pan dulce de calabaza y me encantó, asi que con esta me anímo.
    Cariños

    ResponderEliminar
  38. Buenos días Núria!
    Mira que me paso de vez en cuando por tu blog y me digo "Ainsss... cómo tiene que andar la Núria para no hornear ni un bizcochito..." pero nada, mira que nuestras paciencia es infinita y para cuando regreses a la acción allí estaremos para celebrarlo:-) ... jajajaja, si buscas sopas ya sabes que en el índice vas a encontrar casi de todo. Tengo que actualizarlo que he visto muchos blogs más con ricas sopas:-)

    Y en fin... si es que no se que tenían los miércoles:-P
    Besos


    Buenos días Erika!
    Así es! un bar de copas para golfantes:-) y luego nos quejamos que el Lukis es uno golfillo, a ver! pero ya no somos los que éramos. Mira, hoy Gü marchó a la ofi con una docena de muffins para agradecer los cuidados que le ofrecieron sus compañeros: su jefe organizó una salida al campo con cena y copas incluido y regresó con una "cogorza" del ocho... me lo dejaron en la puerta de casa sin poder dar ni un paso. Estuve a punto de devolverlo a destino como los paquetes postales... para lo que hemos quedado!

    En fin, en España tampoco conocía este tipo de pastel. Lo he comido aquí y como le comentaba a Oscar en respuesta a su comentario había probado una versión de una chica polaca y otra de una macedonia... muy ricas las dos aunque esta es más especiada con un sabor más intenso. Lo bueno de los kuchen especiados es que puedes bajar la cantidad de azúcar y no queda "soso" :-)
    +Besos

    ResponderEliminar
  39. A parte de la buena pinta de la tarta, tu historia me suena mucho,curioso que al final se termine con extranjero más joven, porqué se ha vuelto tan usual esta historia?.
    Un beso

    ResponderEliminar
  40. como siempre genial!!! me ha gustado volver a oir tu historia con Gunter.... aunque yo recordaba que Alvaro habia dicho (de Gunter) Mama nos ha venido a ver un Angel!!!!!!
    Espero que este muy bien y tengas las fuerzas super cargadas para enfrentarnos al otoño.
    Un beso super fuerte, con abrazo claro!!!

    ResponderEliminar
  41. Pero que delicia tu post Maite! :D
    Hay que saber tropezar con gracia dos veces con la misma piedra, digo, con el mismo pie... ;)
    Y ahora es tiempo de pastel. Beso grande,

    Marcela

    ResponderEliminar
  42. JAJAJAJAJAJAJAJA!
    Eres única explicando las cosas y con un salero y gracia que ya la quisiera yo para mí.
    Siempre es un gustazo leerte, y la receta: me la llevo! ;)
    Millones de besos!

    ResponderEliminar
  43. Hola Cris!
    jajajaja! porque supongo que estamos estupendas y no aparentamos la edad que tenemos:-D
    Besos

    Hola Reyes!!!!
    Qué tal guapa! Eso fue después, cuando le conoció pero antes ... uhmmm... tenía sus recelos:-) Si, en serio, estoy muy bien. Creo que este año lo voy a llevar mucho mejor:-D y tú??? y el Sr. Polo? y tu media naranja? supongo que estáis todos estupendos... un abrazo a tus chicos
    +Besos

    Hola Marcela!
    verdad que si? te aseguro que fue la primera y última vez que tropecé dos veces con alguien... con él, la verdad es que sigo tropezando:-)
    ++Besos


    Hola Maragda!
    jajaja! bueno, a ti solo hay que darte un poquito de cuerda pero yo recuerdo hacerme pipi leyendo tus mails:-) un abrazo enorme,
    +++Besos

    ResponderEliminar
  44. Un tropezón no es caída dicen... pero en algunos casos sí, jiji. Que sigas tropezando mucho, con él, claro!
    Tengo que comprar un zapallo en el mercado...
    Besote,

    Marcela

    ResponderEliminar
  45. Del Bauernmarkt vengo yo y sin cabalaza. Cachis, este año ha sido una ruina: durante un mes no llovió y dos veces que lo hizo fue con mucho granizo y mucho destrozo... un desastre. Así que hoy había poca. A ver si el viernes llego antes:-) A cambio, me he venido con las últimas -o penúltimas- grosellas de la temporada,

    ResponderEliminar
  46. ¡qué rico pastel! Tiene una pinta bárbara, casi casi que me como la pantalla, jejeje. ¡Saludos desde Buenos Aires! :o)

    ResponderEliminar
  47. Qué rica tarta, tengo unas ganas locas de probar una tarta de calabaza, a ver si me animo a probarlas.

    ResponderEliminar
  48. He preparado esta tarta,bueno,yo he hecho tartaletas,y nos ha encantado,te puedo decir que no han durado nada,sin duda la repetiré.
    Me encanta leerte y tus recetas son fantásticas,muchísimas gracias por compartirlas!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  49. Mandarina! Elena! mil gracias por vuestro comentario. Un abrazo bien fuerte:-)


    Caravau!
    Cuánto me alegro! la verdad es que es un pastel fácil -las tartaletas un poco más lentas de hacer, pero nada más- y de un sabor muy especial. Me hace una ilusión tremenda:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  50. Jajaja, te he descubieto y me has impactado, por tus recetas y tus comentarios, no sé que me gusta más.
    Si escribes un libro me lo dices, te digo ya que me va a encantar.
    Eres original, sincera y super divertida.
    Un beso desde Alicante, voy a ver cual de tus recetas hago primero.

    ResponderEliminar
  51. Hola María Teresa!
    Vaya tierra tan bonita la que pisas y paseas:-) muchas gracias por reírte conmigo, besos

    ResponderEliminar