gratinado de krapfen con ciruelas y un poco de deseo por lo ajeno

Mira, me acabo de comer un postre la mar de rico. Y de fácil. Lo he apañado en menos de media hora y apenas he necesitado dos minutos para rendirle cuentas. Es un dulce de temporada, con bollo, fruta y crema... completo, de los que no fallan. La idea, en fin, la idea!... más que idea, envidia y buena memoria. Hace pocos días vi en el blog de Marilu un puding de donuts de chocolate que me dejó completamente atontada... cachis! qué rabia! algo tan sencillo y apetitoso y yo sin donuts... y lo que más rabia me dió, fue el conjunto en si... vaya, que yo no tuviera donuts y ella si, así te lo digo, porque desde que pertenezco a esta red ilegal de blogueros (ilegal, digo bien, que no puede ser de ley los atracones que nos damos) sufro de ataques frecuentes de deseo por lo ajeno, codicia y rabia estomacal...


Porque esto es una tortura. Te das un paseo por el vecindario y ves cada cosa que es para caer enfermo de pura envidia. Porque hablemos claro: la envidia es el deseo no cumplido que germina cuando otro parroquiano te pasea por tus narices un delicioso plato con gesto de " uy, mira lo que tengo y tú no"... No hace tanto, escribí un post donde contaba la verdadera historia del bloguero culinario. De como justificábamos nuestra actitud, estudiada y calculada al milímetro para mostrar al mundo entero nuestras hazañas gastronómicas y, para evitar ser tachados de malos y retorcidos, escurrimos el bulto dejando la receta y añadiendo aquello de "quiero compartir con vosotros".... y un comino! Nos ponemos los dientes largos porque si. Y cuantos más comentarios de "jo que envidia" más satisfechos estamos... esa es la pura verdad. Porque esto es como un pasa la bola. Uno pone una cosa rica y otro dos... uno publica un postre delirante y allá vamos todos a ver quién hace delirar más... Marilú hace un puding y yo otro... así, por pura sinergia culo-veo-culo-quiero....


Y en medio de esta batalla por el plato más delirante, estás tú, mi querido lector. Que sufres en silencio las devastadoras consecuencias de nuestra insensatez... navegas 10 minutos por nuestros blogs y estás que desfalleces de ganas, de puro deseo... tus jugos gástricos empiezan a corroerte las tripas; el gusanillo de la hambruna devora a mordiscos tu duodeno yeyunal. Impotente, llenas la pantalla de lametazos, chupas el ratón y  sueñas con ser un megabyte de esos que viven dentro del ordenador a ver si así pillas algo... y optas por cerrar la ventana del navegador diciéndote aquello de "cachis, no puedo ver esto" pero mañana, volverás. A sufrir nada más, que no te llenaremos las tripillas, ni saciaremos tu ansiedad... y un buen día, harto de tanto padecer, montarás tu propio blog donde devolvernos la bola y hacernos pagar con creces todo cuanto te hemos hecho sufrir...


Pero hasta que ese día llegue, yo continuaré alimentando esta bola de codicia culinaria con platos ricos y sabrosos. Este postre se llama, en original, Krapfeauflauf mit Zwetschgen y traducido sería gratinado de krapfen con ciruelas. Al ver el puding de Marilú, recordé haber leído esta receta del Johann Lafer, un televisivo cocinero austriaco -de un pueblín cerca de donde vivo para más señas- con un rollo similar, salvo que en lugar de donuts, se hace con los bollos típicos austriacos -los Krapfen, donuts sin agujero que suelen estar rellenos de mermelada- y en lugar de chocolate, unas ciruelas caramelizadas... en fin, que a la que escribo tengo la sensación que no tiene nada que ver una cosa con la otra pero a mi se me antojó como un postre en la misma cuerda... y dicho y hecho. Pero para salir de rositas a la que alimento la gran bola ansiosa-zampadora, te dejo la receta (original y adaptada) por aquello de compartir ;-p

Ingredientes:
  • 4 Krapfen o donuts
  • 12 ciruelas
  • 3 cucharadas de azúcar (para caramelizar)
  • 3 cucharadas de miel (yo usé 2 de goldensirup)
  • 100ml. de vino tinto (yo moscatel)
  • una pizca de canela molida
  • 2 cucharadas de licor de ciruelas (yo ron, cubano para más señas)
  • 250 ml. de nata
  • 250 ml. de leche (podría ser más)
  • 4 cucharadas de azúcar (para la crema)
  • 4 huevos
  • 1 vaina de vainilla
  • 2 cucharadas de azúcar moreno (para gratinar)
  • un puñado de almendras fileteadas

Preparación:
Pon a calentar el horno a 150-160º. Corta las ciruelas en dos y las deshuesas. En una sartén, pones el azúcar y dejas que se forme un poco de caramelo; añades las ciruelas, el goldensirup o la miel y mezclas bien la fruta. Añade el vino, el ron y la canela y deja que reduzca la salsa hasta convertirse en caramelo líquido (pon una gota en un platito y si ves que se pone sólida rápidamente esta listo. Saca y extiende las ciruelas con el caramelo en una fuente para que se enfríen rápido y así no se deshidrate la fruta (nos podía dejar el caramelo hecho una sopa).

Coge la vaina de vainilla, márcala con el cuchillo todo lo largo y saca la pulpa (la vaina que te sobre úsala para aromatizar el bote de azúcar). Pon la pulpa en un bol con la leche, la nata, el azúcar y los huevos y bátelo. En una fuente de gratinar previamente engrasada con mantequilla, pon el líquido. Coloca los bollos cortados en rodajas e intercala las ciruelas a tu gusto. Espolvorea las almendras y el azúcar moreno por encima. Hornea hasta que veas que está cuajada la crema (yo necesité unos 25 min. con el aire puesto y sin necesidad de hacer el baño maría pero cada cual conoce su horno:-). Sirve templado, casi frío regando cada porción con un poquito del caramelo que ha sobrado de caramelizar las ciruelas. Buen provecho!


Un año después (más o meno, que una ya se pierde):


Esta es la versión abreviada y mega-rápida del gratinado. He batido los huevos en 600 ml. de leche, 4 huevos, 4 cucharadas de azúcar moreno y un sobre de azúcar avainillada. El colocado los kapfen encima y he cubierto con un resto de frutas del bosque que tenía en el congelador. Un poco de almendras laminadas y al horno. A la hora de servir, le pondré un poco de azúcar glas ya que las frutitas son bastante ácidas...

41 comentarios. ¿te animas?

  1. Bueno, bueno... aqui me dijas salivando con los dientes largos con esta maravilla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. jajajja, lo que me he reído leyéndote. Y si, m da envidia, mucha envidia, las dos cosas me dan envidia, ¿satisfecha? jeje
    Es que quién pudiera hincarles el diente, madre...
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Curra!
    Uhmmm... eso suena a música celestial:-)
    Besos

    Hola Marhya!
    Siiii,
    Uy, qué alivio! tu comentario me deja satisfecha y con esa sensación del deber cumplido:-P
    +Besos

    ResponderEliminar
  4. ....esyo Mai tiene que estar muy pero que muy rico no??? pues si me da envidia..sana pero envidia porque "joder" y con perdón de las lectores/as, cuando veo estas obras de arte comestibles e intento ponerme a ello...pues la cosa se complica un poquillo ...pero no por ello desfallezco y te diré una cosa la envidia sana es necesaria porque te da ese impetú, ganas o llámalo como quieras de seguir superándote día a día...repito lsana eh??? que la mala....e mu muy mala.
    Que fotos...para meter la cuchara y ....buffff lo dejo que me cae la babita...ja ja ja.
    un besazo

    ResponderEliminar
  5. jajjajja, Maite, me pasa lo mismo, a veces, cuando suelo rondar por la blogósfera siento ataques de envidia y mi estómago reclama, cual vistazo a lo de Marilú.
    Veo que no has perdido el tiempo y has dado con un postre de los más rico, con esos Kräpfen debe estar esto de lo más que hay.
    Ay, ahora como lo estoy deseando!
    Besos nena!!

    ResponderEliminar
  6. Está claro que estas no son horas para visitar los blogs. Casi prefiero hacerlo a partir de las 4 cuando ya no tengo hambre, pues ahora mismo si pillo la fuente, quizá me la zamparía entera!! qué rico, madre mía.
    un biquiño

    ResponderEliminar
  7. Quién me manda a visitar vuestros blogs a estas horas de crujir de tripas y salivación extrema????

    Grrrrrrr, me voy con hambre, con mucha hambre, que lo sepas!

    ResponderEliminar
  8. Hola Núria!
    sabes ese dicho de "comerse alguien de envidia" cuando una persona te gusta mucho mucho? pues esto igual en versión plato:-D y no, te aseguro que este es facilón facilón... y más fácil aún el pudin de Marilú, que por cierto, tú ya le habías echado el ojo;-P
    Y lo de la envidia sana... no se. La envidia es lo que es: desear lo que uno no tiene y nada más. Luego está la naturaleza de cada cual y de como obra. Yo se de buena tinta que tú eres de las personas buenas y sensatas... mira que no te veo yo chinchando:-)
    Besos

    Hola Kako!
    si es que hay que ser de piedra para no sentir cosas en el estómago viendo tanta belleza en el plato:-D
    +Besos

    Hola Pilar!
    Pues tienes razón... aunque da igual, que más de una vez he visto recetas recién comida y aún así mi mente perversa a imagina las mil y una manera de devorarla... si es que no tenemos remedio,
    ++Besos

    Hola Acantarisa!
    Ahhhh te digo como a Pilar... si da igual a que hora se pasee uno que la tentación siempre habita por estos lugares... solo te queda la dulce venganza.. o salada, que los platos sádicos también entran genial por el ojo:-P
    +++BEsos

    ResponderEliminar
  9. Pues si me has hecho salivar, y estoy muerta de envidia de ver este delicioso postre!!!!
    Ja,ja!!!, me parto de risa con tus post, cada día me alegras más la vida!!!!
    Mil besos!

    ResponderEliminar
  10. Vaya, Maite, después de leerte voy a empezar a vernos como una panda de envidiosos y glotones ansiosos en vez de los chicos llenos de buen rollo y de desinteresados deseos de compartir que pensaba (quería pensar) que éramos...
    Ahora ya sé con qué perversa intención has puesto esto...pues lo has conseguido...te envidio!!!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  11. Por diosssssss, yo si que me muero de envidia!!!!!
    Estoy con la babilla puesta de ver esta maravilla. Tengo un problema, es que a cualquier hora me comería lo que veo en los blogs, para mi es irresistible.
    Me voy a comer a ver si me quito el gusanillo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Y si encima estás a dieta...ni te cuento la envidia que sufro.
    Me he reído mucho, me encanta como lo cuentas.
    No puedo tomar nota de la receta.Mis postres están muy limitados y carezco de fuerza de voluntad para hacerlo y no comerlo.Sólo puedo decir:
    ¡ Qué envidia !
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  13. Pues no sé si es envidia o no, pero desde luego sí sé que cuando algo me gusta me gusta de verdad jaja como este postre de nombre que no sé pronunciar bien, me revuelve totalmente los jugos aún acabando de tomar postre ahora mismo, ya ves...
    Ale a seguir recorriendo el barrio me voy :P
    Muchos amores, abrazos y achucchones que sé que te gustan!
    SmuaasssKs, Pam.

    ResponderEliminar
  14. Bueno te ha quedado genial con el hambre que tengo ahora mismo, Me voy a tomar un trozo. Bss.

    ResponderEliminar
  15. Hola Mai¡
    No se con que me gusta mas si con donuts o con krapfen...con los dos tiene que ser una locura¡
    El toque de ciruelas le tiene que quedar genial...y ahora que lo dices a mi tambien me ha dado un poco de deseo por lo ajeno,al ver esta receta...
    besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Juana!
    Cuanto me alegro! y que no me entere yo que te falta la alegría:-)
    Besos

    hola Lolah!
    Pues esa es mi disyuntiva! ¿de verdad tenemos tan buen rollo o somos unos glotones desoreja'os? ... y si, lo único claro que no es posible esconder son mis ganas de chinchar pero... Ay yai yai! qué donde las dan las toman! que vaya trabalenguas más apetitoso nos traes hoy: calabacín con atún y salmón, en caliente con tartar y en frío a la plancha... o no... tartar a la plancha con calabacín... o no... bueno, con aceite de oliva, si!
    +Besos

    Hola Carmen!
    Bien, bien... veo que va bien la cosa. Mientras tengamos al gusanillo inquieto me doy por satisfecha;-P
    ++BEsos

    Hola María José!
    A dieta!!!! y por aquí!!!! esto más que un régimen parece un entrenamiento de la KGB... a lo agente secreto preparado para sufrir tortura y todo eso, no? Uf, mi más sincera enhorabuena:-)
    +++Besos

    Hola Pam!
    pues que tengas suerte que yo he estado de ronda, y a pesar del platazo de este gratinado de Krapfen (jeje, tela con la palabreja) que me he zampado he sufrido lo mio y más... eso, eso! que me chiflan:-D muchos también para tí
    ++++BEsos

    Hola Luisa!
    Pues venga, corre que es el último:-)
    +++++BEsos

    Hola Cooking!
    Y creo recordar que tú tienes publicada a receta de los krapfen, verdad? y de los donuts también, a que si? jeje, si es que eres un hacha:-)
    ++++++Besos

    ResponderEliminar
  17. jajajaja.... me encantan tus divagaciones. Pero oye, este postre, al final no tiene nada de guarrindongada!!!! no? Está bastante currado.... qué pinta, oye.

    ResponderEliminar
  18. Ay Mai a ver si la vamos a liar....je je...yo creo que no es lo mismo la envidia en el sentido amplio de la palabra que como tu dices es desear lo que otro tiene....y la envidia sana que sería como que nos alegramos por lo que otro tiene y que nosotros pues lo deseamos....yo veo una pequeña pero gran diferencia....pues aquí (con tu permiso) queda abierto el debate...es que niña tus entradas dan pa muuuuuxo....encima de ricas recetas, podemos opinar...alrededor de una mesa (en este caso blog)...y lo bueno sería mientras tomamos un trozo de este gratinado Kraften...con una taza de te o café...o ....al gusto del consumidor....
    mmmmmuuuuaks

    ResponderEliminar
  19. Cuanta razón tienes queridaaaa!jajaja.
    Yo tengo envidia cochina de todo!;)
    Desde ingredientes que no están en mi poderrr, de recetas mágicas y deliciosas, a ,como no, artilúgios maléficos para hacer unos deliciosos... "lo que sea" jajaja

    Un beso reinaaa, pedazo receta!!Muak!

    ResponderEliminar
  20. Jejeje que buena eres! Tienes toda la razón, a mi me suele pasar con los postres... veo cada uno por ahí. El tuyo por ejemplo, tiene que estar espectacular! Muacks

    ResponderEliminar
  21. Que rico, tiene que estar muy bueno... Tortura, envidia, atracones jajaja ¡¡que razón tienes!! Besos

    ResponderEliminar
  22. Por supuesto.... estoy que rabio... yo quería esto para comer hoy y no la manzana (muy sana y todo eso) que me he comido... claro que estoy que rabio de la envidia que me da este platito..... y sobre todo que no sabes lo que daría pro estar un poquito mas cerca y que me mates de la envidia si me lo das a probar con una buena taza de te... jajajaja... Una maravilla tu krap... eso !
    Es genial... por cierto.... quieres decirme que hago mal que no puedo oir tu voz????? anda... que no quiero que pase de hoy o mañana!
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Pues mira, yo vengo a fastidiar (y a llevar un poco la contraria), porque ni envidia ni na, ¡hala! que no me gustan los Krapfen, ni las berlinesas, ni los donuts, ni los Pfannkuchen (como los llamamos por aquí). Y si la tuviera... (la envidia, digo), estate segura que sería de la mala, mala, la que pone verde, que la sana no me la creo :-P
    Me voy a comer un bocata de chocolate, ¡hale! (aunque sé que tú también te los haces). Un besazo.

    ResponderEliminar
  24. Ohhh qué pecado más delicioso! Qué ricos son los buenos Krapfen, a mi padre le vuelven loco, además de recordarle su niñez. La vez que estuve en Viena desayunábamos unos riquísimos recién hechos rellenos de mermelada de albaricoque...
    Gratinados con ciruelas... pa'morirse!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Pues me confieso de esas que cuando ven algo a lo que meterle el diente en un blog, lo unico que la frena es la pantalla, y me quedo con la envidia y el deseo por "lo ajeno", en este caso, tu Krapfen éste(digo yo que como se pronuciará?).
    Encima llevo toda la tarde pensando en hacerme algo dulce y no me ha dado tiempo,y tu dices que en media hora lo tenías listo, más envidia me das!
    besotes

    ResponderEliminar
  26. Hola Ajonjoli!
    guarrindongada? no, no veo yo al Johannes haciendo recetas de 2 ingredientes en 2 minutos... es como una ratuca de laboratorio... todo estudiado, experimentado y probado... menudo es el tío... pero muy rico, si,
    Besos

    Hola de nuevo, guapa!
    jeje... liémosla:-P
    Me he ido a la rae.es y la definición sería Tristeza o pesar del bien ajeno o emulación, deseo de algo que no se posee. En principio, poca alegría contempla la palabreja... ahora, yo creo que al referimos con eso de "envidia sana" es una manera de puntualizar que no nos produce pesar, al contrario, nos alegramos por el que disfruta de "ese algo"... pero eso no es envidia, es ¿empatía? no se, quizá no tenemos palabra para definir ese sentimiento.
    Si te digo la verdad, me considero una buena persona así, en conjunto, pero en más de una, cuando me han dado envidia he arrugado la nariz y he soltado un "pero serás cochin@!" y me quedo tan pancha:-P
    Dentro de un límite ligero, es casi hasta gracioso. En mi casa nos chinchábamos un montón y siempre lo que mejor funcionaba era dando envidia.
    Ahora, el envidioso toca pelotas, ese, solo lo quiero de lejos.. quita, quita y como dice una amiga mía: bastante tienen con vivir siempre amargados y sufriendo por no tenerlo "todo"... fuera bicho!
    Hala! toma discurso! en una mesa con un trozo de este postre y un té calentito... te digo yo que nos dan las tantas:-)
    +Besos

    Hola Alicia!
    jajajaja! di que si! me pasa mucho cuando veo esos pescaditos y mariscos tan ricos que os metéis entre pecho y espalda... aiiiiiinggggh!
    :-P
    ++Besos

    Hola Lydia!
    y yo miro esas cerezas y no te cuento el calambre que me entra:-)
    +++Besos

    Hola Gema!
    está riquísimo! para chuparse los dedos uno a uno y volver a empezar... jeje...
    ++++Besos

    Hola Charrita!
    Ainsss... con una manzana! pero que asquerosa eres! ahora me haces sentirme fatal por tener ideas tan perversas!!!! nooooo... mira, estamos más cerca y a ti hoy no te hubiera faltado de nada ni krap, ni té ni una sopa! nada de nada, que lo sepas... Uhmmm... ni idea... mando mail con instrucciones:-)
    +++++Besos

    Hola Noema!
    No me lo creo! algo tiene que darte... aunque no te gusten los Krapfen -ok! ooook! berlinesas- ni los Pfannkuchen... algo tiene que darte!... y si, la mejor envidia es la verde y la que echa espumarajos -como ves, se de lo que hablo-

    ¿Chocolate? Me cachis! pues yo también tengo... de más cerca pero tengo... y con sabor a.... a.... no me acuerdo pero rico... ea! Günteeeeeerrr!!! saca el chocolateeee! que sean dos tabletaaaasss! qué si! que nos las comemos aunque nos salgan por los ojooooooossss!
    ++++++Besos

    Hola Akane!
    Si, los típicos son con mermelada de albaricoque (Marrilenkrapfen) y en verano se suelen hacer rellenos de frambuesas.. que ricos por dios!
    +++++++Besos

    Hola Carmen!
    Uy, pues se pronuncia con dificultad, la verdad... se dice tal cual pero no te creas que esa p unida a esa f como que no pega... y pongo cada cara de imbécil cada vez que los pronuncio que porque vergüenza ya me queda poca que si no...
    ++++++++Besos

    ResponderEliminar
  27. Qué sana y qué buena es la envidia, cuando sirve para esto!! Qué pinta!
    B*

    ResponderEliminar
  28. Empezando por el principio, me encantan los postres sencillos de hacer esos que se hacen en un abrir y cerrar de ojos. Este en particular es como un primo lejano de lo que nosotros llamamos tarantella, que se parece bastante pero se hace con manzanas y trozos de pan lactal. La verdad me gusta más la idea de las ciruelas, lo ácido le debe quedar espectacular.
    Pasando al tema escabroso me siento a la mesa a discutir (en el buen sentido de la palabra) A mí la sensación que me da ver cosas ricas hechas por otros no me da envidia, pero sí otro montón de sensciones. Para mí esto de los blogs es como si fuera un gran taller de creatividad en donde las recetas van mutando de acuerdo al lugar y a las disponbilidades de los ingredientes. Es más un juego que otra cosa. A mí me resulta divertido y deseo con ansias ver que es lo nuevo que cada uno ofrece. No se si me explico bien. Para mí todos son disparadores para hacer las mismas cosas pero distintas (ya me empecé a enrollar,no?) Bueno, la verdad es que esto del debate me gusta y tu receta también , obviamnete!
    Uf , me extendí un poco..;-p
    Paro de hablar y dejo un poco para otro momento.
    Cariños

    ResponderEliminar
  29. Mai, yo te digo como al ordenador cuando empieza a hacer preguntas y preguntas y preguntas y al final le tienes que decir "Sí a todo", que ya solo le falta hacértelo jurar por el niñico Jesus, bueno, pues eso, Sí a todo, sí a la envidia, a los jugos gástricos, a me muero por un bollo de esos, de tus fotos, vamos que a estas horas y sin cenar, lo juro, daría mi reino por un bocadito de tu pastel. Socorroooo, soy una bloguera que cumple todos esos requisitos y te vas a enterar, que pienso hacer pronto un postre que ahí te quiero ver, sufriendo como yo sufro este tuyo.
    Te admiro princesa, te admiro por como escribes. Me gusta venir a verte.
    Un beso grandoooote.

    ResponderEliminar
  30. Mai, gracias por tu visita, me encantó tu blog, tus recetas, tus fotos, super tentadoras!!!, un placer que estemos en contacto, un cariño desde Argentina.

    ResponderEliminar
  31. Buenos días Epa!
    Verdad que si? en positivo la envidia es graciosa y se convierte en un aliciente de superación... es un "si tú puedes, yo también" esto está en el hilo de lo que cuenta Erika y Núria:-)
    Besos

    Buenos días Erika!
    Pasa y siéntate que tengo reposando otra tetera más... te leo y me da un buen rollo tremendo... me encanta, pero no detecto nada de envidia en lo que cuentas... como le decía a Núria, eso es otra cosa: creatividad, inspiración, aprendizaje, experimentación... a mi, claro que también! se me enciende la lucecita, y me acuerdo de cosas olvidadas... madre mía! la de veces que me he levantado del ordenador a la que leía un post a rebuscar por libros, por la red, preguntando a mis vecinos... he aprendido un montón y me llena de gusto saber que aún hay miles de cosas que me quedan por descubrir... eso me sostiene -sin contar con mis declaraciones de amor- atada a esta "afición" que es casi una forma de vida...
    Pero, también, me pongo verde como dice Noema... veo esos pescaditos que de tan frescos bailan desde un tango hasta una rumba... esas alcachofas, habas, ajos tiernos... en fin, un montón de cosas que no tengo y que me derrito cada vez que los contemplo... o esas decoraciones de tortas que a mi me parecen de ciencia ficción:-P
    Y por último -qué mira lo que yo también me extendí- un montón de veces he visto algo y me he dicho "yo lo quiero" y afortunadamente, no hago todos los "yo quiero" que digo... porque sino seríamos la familia bolagorda:-D
    Besos y que sepas, que ahora me muero de envidia por conocer la tarantella;-D
    +Besos

    Buenos días Viena!
    jajajajaja! cómo??? más? me voy a enterar más aún??? pero hay algo más grande aún que esas tetas de moja!!!!! y que decir tiene lo verde oscuro que me puse al chupar el ratón y comprobar que no me llegaba ni un regustillo al pastelito... en serio que aún puedes ser más perversa???? ainssss, empiezo a sentir miedo:-D
    ++Besos

    Buenos días Mar!
    Muchas gracias! estuve ayer un buen rato curioseando por tus recetas y disfrutando con esa maravilla de fotografías:-D
    +++Besos

    ResponderEliminar
  32. JUA JUA JUA....en casa también la manera de chincharnos era dando envidia...imagináte tu con 6 hermanas/os...
    En el fondo estamos de acuerdo será empatía la palabra correcta....tal vez...lo que me suena es la "envidia sana" que no se quien fué el que inaguró esta composición de palabras...que ya le vale porque mira tu la que estamos liando....
    Eso si a la otra...envídia...ni verla, ni olerla...quita quita....
    y como dice Sabina (cambiando un par de palabrejas) ...y nos dieron las 10 y las 11, las doce y la una y las dos y las tres y "sentados alrededor de la mesa de Mai" nos encontró la luna.......
    reketemuak

    ResponderEliminar
  33. En casa cinco, así que llevaríamos el mismo rollo:-D jajajaja! y sabes lo que creo? que la expresión "envidia sana" la debió de inventar un envidioso retorcido con espíritu marketiniano, para camuflarse de ovejita en el rebaño...

    Mira, cuantas veces has añadido lo de "de la sana" solo para que el aludido no se piense que le deseas nada malo?

    Mi conclusión es justo esta: la expresión "envidia sana" significa o que eres un bicho que va de angelito por la vida o que eres tan bueno que no quieres angustiar o preocupar a nadie...

    Pero, jope, ya lo dejo que vaya rollo, en el fondo, decimos lo de "que envidia" para alagar... cuando queremos transmitir que suerte tienes por tener, por hacer o por disfrutar... y si, reconozco públicamente que me pongo como un budita feliz cada vez que alguien me dice "jo que envidia me das"
    :-)
    +Besos guapa

    ResponderEliminar
  34. Mai, esto es un pudding en toda regla, bomba calórica donde las haya, delicioso para la vista y el paladar, y terrible para las caderas, o sea, repostería centroeuropea en toda regla.
    Tiene una pinta tremenda.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Hola guapa!
    Bomba calórica? bueno, según se mire. Comparado con una ensalada, si. Comparado con otros postres no, la verdad. En conjunto viene a tener unos 120gr. azúcar cantidad equivalente a la mayoría de coberturas o glaseados en repostería.. grasa: cero mantequilla, leche al 0,1% y nata al 18%.. para un postre no está mal... y lleva fruta, es decir, fibra, otra cosa más que me gusta de los postres centroeuropeos... y los huevos! en fin, los pobres mira que cargan con mala fama pero es una fuente de proteínas muy bueno que ayuda a mantener las defensas altas ...

    Así es que no te preocupes por tus caderas. Una ración y un buen paseico y asunto arreglado:-)
    BEsos

    ResponderEliminar
  36. Ay ese gratinado y esas bombas que buena pinnnnnntaaaa!!!! enhorabuena. besos!

    ResponderEliminar
  37. Vaya postre más rico! Me encanta lo que dices de en media hora listo pero es que encima con los donuts así de crema... Ummmm! impresionante!

    besitos guapa

    ResponderEliminar
  38. Menos mal que me he pasado ya merendada que si no arraso con la pantalla! Esto tiene que ser una lujuria para los sentidos. Eres muy valiente al confesar tu codicia, yo no soy capaz, y mira que cada vez que voy a pasear por los blogs me pongo roja de envidia... jajajaja. Me encanta tu buen humor y siempre me haces pasar un buen rato.
    Besos gordos!

    ResponderEliminar
  39. Se ve fantástico!!! Gracias por la receta!

    ResponderEliminar
  40. Hola sonrisas!
    Como me gusta ese nombre y ese blog tan bonito que tienes:-) muchas gracias por la visita,
    Besos

    Hola Gitanilla!
    muchas gracias guapa!
    +Besos

    Hola Pilar!
    un par de confesiones de vez en cuando vienen bien, para que no nos pensemos que todo el campo es orégano;-)
    ++Besos

    Hola diseño web!
    Muchas gracias por el comentario y la visita,
    +++Besos

    ResponderEliminar
  41. guauu! que pintaza!!!
    me ha gustado el tema de la envidia!! ja! ja!
    besitos

    ResponderEliminar