pastelitos de limòn acompañados por un par de frases..

Estoy muda, apática y con las articulaciones de mis dedos como morcillas. Hasta que este body serrano se acostumbre a las menos-temperaturas, mis huesos me traen por la calle de la amargura... por cierto, esta calle ¿existe en tu ciudad? Aquí, ni de cerca pero en Madrid encontré una llamada así cerca de Puerta del Ángel y a la que paseas un poquito más te cuelas en la de San Canuto para que la tragedia sea completa: voy por la calle de la amargura y las estoy pasando canutas... es como para darse a la bebida...


Pensé en el whisky que aunque no me gusta nada me cae simpático -es posible que esta frase se la más estúpida que he dicho hasta la fecha- y esa simpatía ha engordado después de leer hace un par de días otra de Lord Byron que dijo algo así, como que la emancipación de la mujer es imparable desde que las damas beben whisky en público... me hizo mucha gracia y más cuando siempre he visto el whisky como una bebida de vaqueros machotes. Nunca hubiera imaginado a una dama del siglo XIX con una garrafa tripleX del brazo retando al pretendiente de turno a chupitazos -ojo, hablo de las señoras corrientes de carne y hueso y no de las películas-... pero, cachis, qué bonita hubiera sido nuestra historia si las mujeres se hubiera echado más al botellón. Más de una le hubiera devuelto el golpe al marido cualquiera de esas noches que le llegaba el muy animal a casa ciego de aguardientes... pero dejo esto aquí que no tengo el horno para bollos y como dice mi tita Mari Luz, las mujeres de mi familia somos de las que dormimos con la escopeta cargada... ¿te imaginas que encima le diéramos al whisky? ya lo estoy viendo: todo un señor cañón en el recibidor de la tita... me parto!


Pero no estoy yo para garrafón. Y menos para acompañar a este pastel que fue un flechazo al primer clic. Lo ví por primera vez aquí, en Al cibo commestibile, y para que veas lo que son las cosas, revolviendo por el recetario de Mar de todo caserito, me crucé con estos lemon bars que me dejaron loca de remate... el caso, es que en ese preciso instante, la decisión quedó tomada: estos cuadraditos iban a caer ya! eso si, sin ser cuadrados que yo sigo luchando por no picar y comprar el tamaño de molde cuadrado que me falta, el mediano, ese que utilizaría día sí y día también a diferencia de los otros dos que se llenan de telarañas en el armario de cocina... en fin, que mis pastelitos de limón se los dedico a mi tita que creo que la iban a gustar muchísimo y a mi charrita del alma, que cuando le enseñé este pastel sintió el mismo flechazo que yo había sentido... y ni idea de cómo y por qué, pero me acordé de otro flechazo, el de Jules, éste -el flechazo, no te asustes- desaparecido de muerte natural y ahogado en limoncello ... y entonces, lo vi claro. Bueno, lo que le iba a echar a mis pastelitos ex-cuadrados de limón. La receta quedó clara y cristalina en mi consciente más inmediato... tanto, que tuve que ponerme manos a la masa antes de olvidar mis apañicos iluminados...


-“Si hay una loca en diez kilómetros a la redonda, vendrá a mí. Seguro. Es cuestión de tiempo.” El Jules ha levantado mucho la voz. Y el vaso. Un poco de limoncello cae y me salpica el pelo. Y el brazo del sofá.

–“Y tampoco es como si yo fuera por la vida diciendo ¡dejad que las locas se acerquen a mí! Noooo.” Vocifera. Los dos parecen tan furiosamente de acuerdo que mi participación no parece necesaria, así que me dedico a secarme el pelo con una servilleta. Cuando termino, huelo un mechón. Puaf.

-“Claro que no, Jules. No es culpa tuya.” Responde solícita Lady D., levantándose un poco tambaleante, rellenándose el vaso y cambiando de sitio, sentándose (más bien desplomándose) junto a Jules en el sofá. Cuando en un intento de posar la botella en la mesa está a punto de soltarla en el aire, me precipito a cogerla y corro a guardarla en el armario de los licores antes de que el Jules se ampare de ella.
Sirope de alce, el blog que mezcla bien y bate vigorosamente, desde un Quebec siempre a punto de nieve..

¿Te das cuenta que curioso? por estos lares se ve mucho tráfico de recetas pero poco a poco me estoy enviciando al tráfico de la palabra y de las historias ajenas:-) Hala, a los pastelitos:

Ingredientes para la base:
  • 200 gr. de mantequilla (usé unos 160gr. y le puse un chorrito de limoncello para compensar)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 250 gr de harina
  • ralladura de un limón hermoso
Ingredientes para la crema:
  • 2 cucharadas de maicena
  • 4 cucharadas de almendras muy molidas o harina de almendras
  • 5 huevos
  • ralladura de otro limón
  • 200 ml de zumo de limón (sustituí 50ml. por zumo de flores de sauco)
  • un chorro bien generoso de limoncello
  • 1 cucharada de crème fraîse o queso fresco tipo Philadelphia
  • 140gr. de azúcar (el zumo de saúco es bastante dulce así que se reduce la cantidad de azúcar considerablemente)
Preparación:
Calienta el horno a 180º. En un bol, mezcla el harina y la mantequilla y mezcla hasta que formen migas. Añade el azúcar, la ralladura y el chorrito de limoncello. Amasa hasta que la pasta esté lisa y homogénea y rellena la base del molde que previamente habrás engrasado. Hornea unos 15 minutos.


Mientras tanto, en otro bol, mezcla con ayuda de unas barillas los huevos. Añade el azúcar y sigue batiendo. A esta crema, incorporas el zumo, el limoncello, la ralladura, la crema y por último la maicena y las almendras molidas. Lo añades al molde y lo horneas durante 15-20 minutos. La superficie tiene que quedar lisa, sin dorarse y jugosa. Si lo ves necesario puedes bajar la temperatura -nadie mejor que tú controla tu horno-. Para que te hagas una idea, si ves que hace bolsitas en la superficie, habré la puerta, deja que se escape algo de calor y baja la temperatura unos 10-15º. Si tu horno es de los que tiene a tostar rápido, cubre con papel de aluminio el pastel... en fin, que esto es para hornos complicados. No tuve problema alguno a 180ºC sin poner el aire. Necesité 15 minutos y quedo perfecto: la galleta o pasta de la base crujiente,  la crema jugosa, húmeda y compacta... deja que se enfrié y corta las porciones de los pastelitos a tu gusto. Expolvoreados copn azúcar glas quedan preciosos:-)

35 comentarios

  1. Hola compi... joer, que facil me lo has puesto... entre que me enamoré de ellos en cuanto los vi y que los ingredientes son de esos que no faltan en la cocina, creo que esta tarta va a ser degustada muy, muy pronto en mi familia.... no se si en cuadraditos, triangulos o a cucharadas directamente del molde jajajaja... gracias por la dedicatoria :ppp
    Ainsss, como me gustaría decirte que te vinieras a Salamanca a disfrutar del buen tiempo y quitarte esos dolorcillos, pero tendrás que picar más al sur que aquí ya estamos bajo cero, nublado, vientos heladores y este frío que mil demonios... Cuidate corazón!

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, he llegado tan pronto proque estaba buscando alguna de tus maravillosas recetas con manzana... adivina quien tiene en casa de los suegros no se cuantas cajas de manzanas de un arbolito que ha decidido dar muchos frutos y bastante buenos!!! jajaja... voy a plagiarte alguna recetilla para hoy que ni trabajo, ni tengo visita familiar... hoy me toca disfrutar de mis fogones..
    besitos

    ResponderEliminar
  3. Jajaja Mai, te quiero, que lo sepas, me encanta leerte y me divierto contigo una barbaridad, pero ya se, ya, que estás un poco atravesá esta mañana de domingo, pero es que no lo puedo evitar, te leo y me da risa.
    Mira te dice Quo que pa Salamanca no, que hace frío, que más abajo, y yo te digo, vente para acaá, que en Alicante, todavía estamos en mangas cortas, y de paso, me dejas darte un achuchón y que se te pase la calle de la amargura que llevas, que el guisqui está mu malo, vamos, para mi, porque tiene alcohol, que si no, es como beber lejía jajaja.
    El pastel muy bien, me gusta y la idea de los cuadraditos, me mola, pero sobre todo, lo que me mola es leerte y sentirme cerca tuyo, aunque sea por esta ventanita.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  4. Te cambió la ciudad, dale? Yo me voy para allá y vos te venís para el calorcito porteño que se acerca. No tomo whisky pero podría acostumbrarme facilmente si es necesario. Aunque no creo que en estado de ebriedad sea lo mejor andar por ahí. Yo creo que mujeres que bebían alcohol deben haber existido en otros siglos lo que pasa es que a los hombres no les gustaría nada y no escribían sobre eso.
    Los pseudo cuadraditos se ven super tentadores! Jugo de sauco uf como me intriga su sabor.Por acá no creo poder conseguirlo. Me llevo dos o tres porciones para compartir.
    Cariños

    ResponderEliminar
  5. Hola Charrita!
    jeje, pues cuando lo hagas recuerda que yo he reducido mucho el azúcar y puede qe a vosotros os guste algo más dulce. Prueba un poco de la crema antes de volcarla al molde:-)

    No te preocupes que en cuanto el cuerpo de acostmbre al frío la crisis pasa.. manzanas? jeje, prueba esa receta que te he pasado que te aseguro que está para morirse de gustazo,
    Besos

    Hola Viena!
    Yo también! y no te preocupes que yo también me rio, que una puede tener los dedos agarrotados pero no los músculos de la risa... que por cierto, son un montón, no? jajajaja!

    Uy... que tentadora oferta! Ya me gustaría aunque tengo que acostumbrarme. Estas crisis ´son anuales y cuando los huesos se hacen al frío dejan de molestar. Ya me da rabia porque disfruto muchísimo del frío. Me gusta como huele, y los colores y la luz... y los leotardos! que me chiflan!

    Así que me guardo tu oferta para cuando vaya a España y pueda escaparme a conocerte, con botella de limoncello bajo el brazo -del guisqui nos olvidamos-
    +Besos

    Hola Erika!
    Uhm... como te gustaría. La nieve ya nos acecha: todas las montañas de alrededor ya llevan algo de blanco encima y el verde las praderas de las vacas se combina con los ocres y rojos del bosque... no te digo más:-P

    El zumo de saúco me cuesta un poco explicarlo porque no había tomado nada similar hasta llegar aquí que además del Hollundersaft hacen un refresco de hierbas y flores más famoso por aquí que la coca cola...es un sabor que no sé con qué compararlo:-(
    ++Besos

    ResponderEliminar
  6. jo esto tiene una pinta bárbaraaaaa mmm me ha encantado, como me gustan los postres con limón, te felicito!

    ResponderEliminar
  7. aqui esta empezando ya el frio, ese que se te mete en los huesos, aunque ya esta una acostumbrada, y que remedio no? en fin, pero con estos pastelitos al menos se nos endulza la vida verdad? me encanto! besitos desde londres

    ResponderEliminar
  8. Ah sí, yo he visto la calle de la amargura aquí en Madrid! Debe ser algo triste vivir en ella...

    Mmmm, lemon bars... perdón, pastelitos :) Tengan la forma o el nombre que tengan, absolutamente deliciosos. Qué color, madre mía. Deben estar deliciosos junto a una taza humeante...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. bueno, si terminas en la calle de san canuto igual se te pasan las penas.... no? ;)
    A parte de esta apología del consumo de estupefacientes quería decirte que espero que este invierno te trate bien, que tus articulaciones se acostumbren rápido, y que estos pasteles de limón tienen una pinta bestial.

    ResponderEliminar
  10. Pues si Viena te invita a Alicante, yo te invito a Cartagena, que a calor no nos gana nadie...
    Y respecto a los pastelitos, no entiendo como no los he hecho todavía, porque cada vez que veo algunos parecidos se me hace la boca agua!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan las barritas de limón, me parecen una delicia.
    Yo también soy de las que viviría en un lugar cálido todo el año ;-)
    Besitos y feliz semana

    ResponderEliminar
  12. Buenos días Mar!
    conincidimos en gustos entonces:-)muchas gracias,
    BEsos

    B. días Pity!
    Verdad? no hay más remedio que luego llegan los paseos por la nieve, los lagos helados, el vino caliente y la sopas humeantes y entonces una piensa que el periodo de adaptación mereció la pena:-)
    +Besos

    B. días Akane!
    triste o irónico que nunca se sabe; nosotros damos sentido a las cosas y no al revés;-) por eso yo me quedo con lo de pastelitos que lo de lemon bars a mi me suena demasiado chic para una paletita tan campera como yo... y puestos a darle nombre guri me quedo con lo de Zitronenschnitten que, mira lo que son las cosas, el alemán ya me suena muy paletico, me mi onda total... ¿me estaré germanizando?
    ++BEsos

    B. días Ajonjoli!
    las penas siempre pasan con san canuto de testigo o no:-D menos mal! y además estas están bajo control que me las sé de memoria, lo que pasa que mientras una las pasa siempre piensa: con lo a gustico que yo estaba en España:-)
    +++Besos

    B. días Lolah!
    Uy Lola, mira que me hago el tour por todo el levante que con la de tiempo que hace que no voy a España estoy con unas ganas de reencontrarme con mis lugares de alma que no te puedes imaginar:-) pues cuando lo hagas y veas lo rápido y fácil que los despachas aún lo entenderás menos:-P
    ++++Besos

    B. días Carmen!
    La verdad es que todo el año no, pero esos 3 mesecicos de frío duro si que me iba a pasarlos a España, como una reina mora te lo aseguro...pero no se puede tener todo, que le vamos a hacer:-)
    +++++Besos

    ResponderEliminar
  13. Que pastelito más delicioso, esto tiene que estar divino. Así que me lo apunto. saludos

    ResponderEliminar
  14. Ánimo guapa, que todo pasa! Estos pastelitos te han quedado perfectos, se ven tan suaves... que pena no poder probar ni un trocito de los tuyos! Bsss

    ResponderEliminar
  15. Chica qué cosa tan rica!!!! me han tentado muchísimo, entre las fotos y los ingredientes, esto pinta bien.
    Me lo guardo, no ha de pasar mucho tiempo hasta que lo prepare.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. mmm pero que pinta! Dan ganas de coger uno para comérselo ahora mismo. A mi es que los dulces con sabor a limón me encantan, la frescura que les da este cítrico me vuelve loca.
    La forma que más da, jeje, te han quedado estupendos en triangulitos.
    Por cierto, en Barcelona también hay una calle con ese nombre, jeje, es una zona muy conocida por su amplia oferta comercial próxima a plaza catalunya.

    bESOS!

    ResponderEliminar
  17. Buenas Jose Manuel,
    Muy rico, sí señor!
    Besos

    Buenas Lydia,
    muchas gracias guapa! y de pena nada, que con la mano que tú tienes lo sentiré yo si algún los haces y no los pruebo:-)
    +Besos

    Buenas Alcantarisa,
    pues si los haces me cuentas que te han parecido:-)
    ++BEsos

    Buenas nee,
    Me pasa como a tí. todos los postres con limón se ganan mi voluntad como si de un encantamiento se tratase, jajajaja!
    también? me voy a google mapas a verla:-) gracias,
    +++Besos

    ResponderEliminar
  18. ¡Ay, Maite, me ha encantado tu entrada de hoy por partida dobl! la receta se ve estupenda, ¡dan ganas de darle un mordiscazo (con el mordisquito no me conformo) a los pastelitos! Pero tu comentario me ha gustado tanto o más, ¡ains, no voy a hacer paralelismos porque no es momento, jajaja, pero me ha encantado.
    ¡Besote, guapa!

    ResponderEliminar
  19. Se ven deliciosos estos pastelitos de limón. Las fotos son preciosas, dicen ...cómeme!!! Con lo del frío te entiendo perfectamente. Soy de Asturias pero vivo en Barcelona y aunque echo mucho de menos mi tierra, odio el frío y la lluvia así que aquí en Barcelona estoy encantada y ya hasta paso frío y me gustaría vivir siempre en la época de verano.
    Un besito
    rosa

    ResponderEliminar
  20. Ánimo mujer, yo una vez que no conseguía entrar en calor me puse un colacao con un chorrito de ron y todavía siguen riéndose de mi mis amigas... (Eso si, entré en calor...) ¡Besos!

    ResponderEliminar
  21. Yo tanto como el frío que tú tienes ahí,pues no... pero un poquito de brisa fresca la agradecería un montón... A ver cuando te animas y te vienes de vacaciones de invierno al eterno verano en el que yo vivo...
    Y lo del enamoramiento con estos pastelitos es un flechazo en toda regla,eh? Qué cosa más rica... ya que no puedo llevarme uno,me llevo al receta para probarlos...
    Besitos,

    ResponderEliminar
  22. Buenas Marhya!
    Así es, no se puede con un mordisquito que eso no lleva a nada. Si se degusta que sea con plenitud que sino... pa'qué! y haz paralelismos siempre que quieras que en este blog ya sabes que tienes carta blanca!
    Besos

    Buenas Piescu!
    cómo estás? que bonita tierra! la de crianza y la de adopción:-) a mi la verdad es que el frío me gusta pero las paso canutas con los huesos, la verdad... y bueno, cada día una está más vieja... aunque no pelleja, eh? :-D
    +Besos

    Buenas Marilu!
    Qué tal las vacaciones??? jajajaja, ves, el roncito no lo quise mencionar que me pierde...
    ++Besos

    Buenas Rosi!
    para que veas lo que son las cosas: del verano me refugio aquí de mil amores porque el calor no me gusta nada. Por no gustarme no me gusta ni la ropa de verano: me chiflan los leotardos y las chaquetas de lana:-) El fresquete me va muchísimo! más pero sufro lo suyo hasta que mis huesos se acostumbran... y sí, verdad? flechazo de los auténticos y ya verás que no te los podrás quitar de la cabeza,
    +++Besos

    ResponderEliminar
  23. Ayyy...el frío de las narices...ya sabes que a mi también me afecta lo suyo...por aquí el centro de Cataluña no te digo que vengas porque el clima es chungo...mucha humedad y el frío ya aprieta aunque dicen que vendrán 2 o 3 días de solete...pero niña a Los Urru cuando quieras tienes una casa, hemos estado estos días y en manga corta y con el solecito que te cura todos los males....una delicia.
    Estos pastelitos tienen un aspecto que de verdad que cada vez que veo las recetas taaaan ricas que haces pienso..a ver que día alguien inventa una pantalla que puedas cojer lo que hay detrás...me entiendes la idea??? que??? no estaría mal eh???
    un beso grande y cuidate muuuucho.

    ResponderEliminar
  24. ¡Me encanta tu blog!. Soy nueva en este mundo del blog y he llegado al tuyo, navegando de uno a otro. Es otoño... qué le vamos a hacer... unos días fríos y otros templaditos... SOL,SOL,SOL, ¡qué bien se está en verano!.

    ResponderEliminar
  25. Hola cielo!Tas pachuchita?Cuanto lo siento!
    Espero que pronto los huesitos se acostumbren al frío.
    A mí me pasa igual, pero me duele todo, y me pongo con medio fiebre y muy cansada siempre en otoño.

    Animate mucho, tu receta es una delicia, y me encanta leerte, pero sobre todo, se me escapa una sonrisa al pensar en mi querida amiga Mai..Muak.. tqm..

    Animo.

    ResponderEliminar
  26. Ese pastel esta de la muerte¡¡¡¡¡
    con solo verlo me enamore
    tendre que prepararlo
    besos

    ResponderEliminar
  27. Buenas Núria!
    Muchas gracias guapa:-) menudo tour más chulo me iba a montar con todas vosotras... no quiero ni pensarlo que me entra morriña. Ahora, aunque todo mojado que por la noche llovió, ya no hace tanto frío, estamos en positivo y juraría que por encima de los 5º... esto parce de risa pero no lo es, que tengo una chupas super tochas y cuando he ido al super, entre el pedaleo y la chupa me sentía en la sauna, te lo juro... Ojú!

    Los pastelitos... anda que no te iban a gustar. Y, no, lo que tienen que inventar es el autotransporte como hacían en star trek que a la voz de "scotty, teletransporte" se ponían en cualquier planeta en un tris! ... eso es lo que nos hace falta:-D
    Besos

    Buenas Iratxe!
    Bienvenida a la locura zampona! y ves, yo veranito como que no, no me va nada. A mi me gusta este tiempo pero sin dolorcillos a ser posible:-)
    +Besos

    Buenas Alica!
    No te preocupes que pachucha no estoy. EStoy como las abuelas, con achaques... menos glamouroso hija! muchas gracias guapa y deja que se escape a gusto que la risa es un gustazo de lo más grande:-D
    ++Besos

    Buenas Isa,
    Eso me pasó; me enamoré casi tanto como de mi profesor de mates en secundaria...
    +++Besos

    ResponderEliminar
  28. Es que el Jules, es mucho Jules, ya veo que las fantasías eróticas que Arantza consiguió despertarnos las enfrías a golpe de limoncello, jeje, muy buena ;-)

    ResponderEliminar
  29. Es un poco de locos, verdad? veo limoncello y me acuerdo de la cogorza del Jules y Lady D.; veo una langosta -de lejos, ya sabes que aquí poca cosa- y me acuerdo del bogavante autodefensa.. uf, ahí sí que fantasee con el Dan, tremenda historia aquella.. y ahora, cada vez que vea una remolacha me acordaré de cadáveres...

    ¿Qué está haciendo esta Arantza con nosotras?

    ResponderEliminar
  30. Vaya delicia que se ven esos pastelillos. lo pongo en pendientes porque me han encantado. un beso.

    ResponderEliminar
  31. Por favor que maravilla!! Me llevo la receta ahora mismo, me ha encantado.

    Besos y espero que se te pase pronto el bajón.. :)

    ResponderEliminar
  32. Hola chicas!
    Ya veréis como tarde o temprano picáis con estos pastelines porque sé, por propia experiencia, que uno no se los quita de la cabeza,
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Jooo no voy a dar a basto con tus pasteles tan ricos. Este también a favoritos...


    Las recetas de Glutoniana

    ResponderEliminar
  34. Maite preparé tu pastel de limón me quede prendada cuando pusiste esta receta, la comimos hace tiempo pero aún no la había puesto en el blog, la acabo de poner ahora y he puesto tu enlace.
    Nos gusto mucho y el toque de limoncello me pareció ideal.
    Te sigo desde hace años aunque cada vez tengo menos tiempo para comentar pero paso a verte muy amenudo.
    Muchos Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy Mª Dolores! Qué ilusión me hace! Ya me da a mí rabia visitarte tan poco. Últimamente por no visitar no visito ni a mi vecino de la puerta de al lado y es que de nuevo el día se me ha quedado chico... pero me hace una ilusión tremenda porque eso es lo que hace falta, de vez en cuando, solo de pascuas a ramos, nada más: saber que estamos ahí y que el encantamiento dura:-) me encanta! y no veas la ilusión que me hace! me voy corriendo a ver tu versión!
      Besos

      Eliminar

Blogging tips