desde que no nos vemos hago galletas de canela y pepitas de chocolate...

Desde que no nos vemos - o no nos leemos- he hecho miles de cosas. En serio, miles. Visité a Frida Kahlo en Viena, después de dos hora y medias a la intemperie a menos mil grados, la miré y requetemiré entre empujones y puntapiés... y pese a tanta falta de ambientación disfruté con sus colores y su bigotillo. Me dejó profundamente tocada ese amor tortuoso y obsesivo que sintió por Diego y cómo ese dolor de cuerpo y alma que padeció los últimos años de su vida se transparenta tanto en sus ojos y en su pintura...


Además, estoy viviendo una historia de amor intensísima. Lucas ha entrado de lleno en la fase de enamoramiento materno. No me deja a sol ni a sombra. Me come a besos y abrazos. Si me abrazo con su padre, se cuela a codazos en medio. Como novio desde luego, no es muy recomendable: es celoso, controlador, un poco pulpo y pesa'o como solo él sabe serlo... no me quejo, que ya sabía que íbamos a llegar a esto, pero te aseguro que una necesita llenarse de paciencia porque como se sienta rechazado, el ataque de tontitis es de tal calibre que no hay paisano por estas latitudes que no se entere de que el Lucas le está montando el número a su pobre y sufrida madre...



Nieva sin parar. ¿Cuántos días? ni me acuerdo. A lo más que llegamos, es a pequeños descansos de un par de horas y hala, a descargar de nuevo. Esto se traduce a palear nieve unas 3 veces al día -y mira que somos un buen grupillo con la pala-. Hoy ya no teníamos sitio para acumular más nieve y necesitamos que el Hof - ¿el patio? sí, más o menos-  ande despejado para poder aparcar los coches... un co... azo del ocho. Tremendo. Hemos tenido que sacar la nieve a la calle, esa nieve que estos días hemos amontonado con tanto esmero.. cachis! cachis! y la previsión es que nevará y nevará y nevará... ea, toma blanca navidad!


Y entre unas cosas y otras yo acumulando kilos y kilos de galletas. No te voy a decir cuantos he hecho porque quiero ir un poco de misteriosa, que chaspo que chaspo y no dejo nada para la imaginación y eso, cuando uno escribe en primera persona, es un error tremendo... nunca hay que cerrar la puerta a la imaginación del lector... hazlo y no te comerás ni un rosco como literato... aunque si vienes a mi casa te puedes comer todos los que quieras. Y sí, sí, en primera persona del singular, del plural y de lo que haga falta. A los kilos hechos y entregados, se acaban de sumar otros tantos que me temo, me van a tener ocupada otra semana más - con mi cumpleaños de por medio.. que no se te olvide, ok?- el 9 de diciembre una cumple vida, que años ya no. Mira, me niego... qué quieres que te diga! qué no... harta estoy que la administración tenga la última palabra en todos mis asuntos personales. Aquí, en este cuerpo serrano mando yo y si digo que no puede ser, no puede ser... y yo no puedo tener tantos, así de claro...


en estas estoy y en estás estaré que, como en la película del día de la marmota, yo repito semana. Y como voy a tener mucha onda galletera los próximos días -¿semanas?- pues yo te voy a ir contando poco a poco mi surtido navideño de este año que tiene muchos nombres propios -y éxito, que me están lloviendo los cumplidos y eso es fundamental compartirlo-. El primer título de esta saga podría llamarse Agárrate, galletica! una coproducción realizada por Lolica Films de Cartagena... he cogido dos de sus recetas y les he hecho mi propio apañico. El primero, por pura obligación ya que aquí no hay el Mono. Monos, monucos y gorilas, hay como en todas partes pero anís, anisete y compañía ni de casualidad. Así que improvisé y a sus rollicos de anís les puse moscatel dulce y para que no quedaran muy sosos - es que el anís es mucho anís- se me ocurrió darles un rebozado por sésamo molido antes de pasarlos por el azúcar... muy ricos, sí señor. Eso sí Lola, en cuanto vea un anisete, pum, caen como es de ley...


La segunda receta robada, ha sido la de las galletas de canela y pepitas de chocolate... con tu permiso plancho la receta en mi blog porque nos han gustado tanto que van a caer para zampar de a diario... eso sí, les bajé un poco la mantequilla y el azúcar y le puse un poco de ambos aromas -no sabía por cual decidirme-. También opté por poner a la masa un poco de bicarbonato sódico ya que me he dado cuenta que las galletas me aguantan más tiempo crujientes cuando cae un poco de polvos de hornear en la masa.. un poco nada más. Conclusión: galletas muy ricas y muy bonitas...


Ingredientes:

  • 200 gr. de mantequilla blanda
  • 110 gr. de azúcar
  • 1 yema de huevo
  • unas gotas de extracto de naranja unas gotas de extracto de vainilla
  • 280 gr. de harina
  • 120 gr. de pepitas de chocolate
  • una pizca de sal
  • una pizca de bicarbonato sódico o polvos de hornear
Para la cobertura:
  • 1 y 1/2 cucharada de azúcar y la misma cantidad de canela
Preparación:
En un bol, mezcla la mantequilla reblandecida -a temperatura ambiente- y mezcla con el azúcar a ser posible con unas varillas eléctricas para que quede una crema compacta y suave. Añade la yema de huevo y los aromas. En otro bol, pon el harina con la  sal y la pizca de bicarbonato y tamiza sobre la crema. Amasa hasta que los ingredientes secos y húmedos estén bien ligados y en medio de la operación, añade las pepitas de chocolate. La masa resultante -al rebajar los ingredientes húmedos- quedó compacta aunque un poco pegajosa - evita la tentación de echar harina, por favor-. La dejé unos 15 minutos en la nevera, la corté en 4 trozos iguales e hice unos rulos idénticos que envolví en film de plástico. Deja que reposen de nuevo los rulos una media hora mínimo...

Precalienta el horno a 180ºC. Pon en un platito la mezcla de azúcar y canela. Saca un rulo, córtalo en rodajitas iguales y forma pequeñas bolas que pasarás por la mezcla del azúcar y la canela. Ve colocando las bolitas en la placa del horno previamente cubierta con papel de hornear. Deja espacio entre unas y otras para evitar que se peguen unas con otras. Con un tenedor marca un poco cada bolita pero sin presionar demasiado, ya que al hornearse se aplastan un poco ellas solas. Hornea hasta que veas que están doraditas - y por dorado se entiende dorado, no tostado-. Disfruta!

Lola, muchas gracias :-D

    35 comentarios. ¿te animas?

    1. Ya decía yo que hacía mucho que no te veía y aqui vienes, cargada de ricas galletas. ¡Qué bueno es leer lo que escribes!.

      ResponderEliminar
    2. Ay ya yai, Iratxe! horneando como una posesa:-) pero sarna con gusto no pica y es un reto muy divertido. A ver que tal se porta mi horno:-D

      Un beso y buenas noches

      ResponderEliminar
    3. Maite si a mi se me dieran las dos cirscustancias que cuentas, nieve y fiebre galleteril, me pondría como una bola, me encanta una galleta y me freno de hacerlas porque sé que me las como sin control, seguiré pendiente de tus nuevas publicaciones y seguro que alguna te copio.
      Pasalo bien a pesar de la nieve.

      ResponderEliminar
    4. Querida Mai, gracias a ti por hacerle el honor a mi galletas y rollicos y no sabes lo que me alegro de que te hayan gustado.
      Yo también voy a dedicar el larguísimo puente a hacer los dulces navideños: tortas, mantecados, cordiales, polvorones, galletas y una segunda hornada de lebkuchen que la primera se me está acabando...son adictivos!
      Y paciencia con Lucas y con la nieve, las dos cosas son cuestión de tiempo.
      Un besazo.

      ResponderEliminar
    5. Pero mira que se te echa de menos!!! Tú dale, dale a las galletas que así yo te las copio, que ese es mi reto de navidad, hacer ginger bread men y macarons, ya te contaré...por cierto no me das naaaada de envidia con la nieve, pero si vieras qué frío hace en Bilbao y que lleva sin parar de llover toda la semana no creo que esto tampoco te gustase.
      Un besazo

      ResponderEliminar
    6. Qué bueno leerte de nuevo! Unas galletas estupendas,así que me las apunto que deben estar muy ricas...
      Conozco muy bien la "mamitis" que tiene Lucas,imagínate yo con dos que se llevan un año,luchando por ser vencedores únicos del cariño de su mami,ja,ja,ja... Son adorables...
      Besitos,

      ResponderEliminar
    7. Mi querida princesa Rampumsel, que así te imagino atrapada en la torre con la nieve y la pala y el Lucas como un imán, etc, etc.,. Te hemos echado de menos, ya te lo dicen todos, a ver si te das cuen, te echamos de menos, porque nos encanta leer tus crónicas, me río siempre leyéndote, me encanta, ya lo sabes, te disfruto.
      Y claro,cuando no vienes, te echamos en falta y mientras tu haciendo galletas.
      Me fijé justo en los rollicos de Lola y los tengo también para hacer y las otras, con todo lo que has dicho, no te digo que no las pruebe también.
      Cuidate mucho y disfruta lo que puedas de esta etapa, tanto con LUcas como imagino que todo lo demás, en un momento dado lo recordarás con muchísimo cariño.
      Un beso grande.

      ResponderEliminar
    8. Ya decía yo que dónde andabas... haciendo estas delicias, paleando (¡ay, madre, y acaba de empezar 2lo bueno"), etc... es lo que tiene el invierno, unas cosas apetecen (hornear galletas) y otras noq ueda más remedio.
      ¡Descansa un poquiño!
      Besos.

      ResponderEliminar
    9. El mejor remedio contra la nieve, proyectos reposteros en casa, y mejor si son galletas, claro :) Yo suspirando con ver una nevada de verdad, y allí debéis estar hasta el moño (u otras cosas) ya de tanta nieve! Qué le vamos a hacer... Al menos como que queda más bonito para la navidad :)

      Lolah y sus galletas, irresistibles! Y ahora me das envidia tú con sus recetas, no hay derecho! :P Hay tantas galletas que querría probar...

      Y Lucas con mamitis, eh? Qué encanto, será la nieve y el ambiente prenavideño, que al menos a mi me pone nostálgica y mimosa.

      Un abrazo

      ResponderEliminar
    10. Buenos días Carmen,
      jajajaja! bueno, afortunadamente las despacho rápido pero de todas formas después de los primeros quinientos kilos vences la tentación de comerlas:-D
      Besos

      Buenos días Lolah,
      Pues vamos a estar entonces con las manos en las mismas masas:-) Uy, los lebkuchen tienen mucho peligro, sobre todo los de chocolate que son una tentación horrenda. Muchas gracias por los consejos y las galletas:-D
      +Besos

      Buenos días Intxaurtsu,
      Los hombrecitos de jengibre! supongo que ya tendrás receta pero de todas formas, te recomiendo ésta de aquí. Ya nos contaras tus experimentos, verdad?
      ++Besos

      Buenos días Rosi,
      Ostras! si hay algo más tremendo que un enanito enamorado, son dos luchando a ver quién quiere más a mamá.. la hemos liado! que sepas que eres mi heroína:-)
      +++Besos

      Buenos días Viena,
      Ay cachis, si es que además entre kilo y kilo de galletas he tenido que comprarme una nueva cámara que el ratón enamorado tuvo una accidente con ella... entre unas cosas y otras han pasado demasiados días. Prometo no hacerlo más;-) Los rollicos tienes que hacerlos que son deliciosos -con anís, claro, tú que puedes- y sí, le disfruto todo cuanto puedo que con el mayor se me pasó la edad volando y esta vez estoy intentando encontrar la formula que lo retarde :-)
      ++++Besos

      Buenos días Marhya,
      y encima sin trineo; uno, el chico, ya es muy chico. El grande, aún es muy grande y veloz para un enanín inexperto. Hoy tenemos que salir a buscar uno más seguro para su edad que no nos vamos a comer todas las incomodidades y se nos va a olvidar disfrutar de la nieve:-)
      +++++Besos

      ResponderEliminar
    11. Akane! No te escuché entrar!
      Buenos días!
      Es verdad que es muy bonita... ves, ahora, que no nieva, con esa luz tan bonita que se proyecta en la nieve... y con el patio de entrada despejado.. así si que se disfruta.

      Desde ya, cuenta con nuestra invitación a disfrutar de la nieve. Que sepas que te reservamos una pala y todo;-P jajaja! es broma, no necesitas palear. Estás invitada a disfrutar a tope de un fresco y blanco diciembre -que es el mejor mes para visitar Austria con todos los mercadillos navideños-
      Besos

      ResponderEliminar
    12. Pues menudas galletas más ricas has hecho. Yo no empecé todavía y quiero hacer para regalar a mis amigos y familia este año. Aprovecharé este puente larrrrrrgo para ponerme a ello.un biquiño

      ResponderEliminar
    13. Jolín, qué lujo de galletas, me las apunto y te copio!

      ResponderEliminar
    14. Acá también estamos consumiendo harina a la grande. Con la nieve se presta a encender el horno. Aunque lo tendría que encender mejor después de las 11 de la noche, que nos cortan la calefacción. :O
      Besos, nevados claro está,

      Marcela

      ResponderEliminar
    15. miles de galletas? jajaj jolinnn, que bienn pues en cantabria estamos necesitados de galletas jaja, te las cambio por una pala para esa nieve. :) todas las fotos de lujo, y la historia de amor con Lucas tiene que ser preciosa ;), un besuco

      ResponderEliminar
    16. Mai!Ya te echabamos de menos!!Que delicia leerte y saborearte de nuevo.;)
      Muak!!

      ResponderEliminar
    17. Hola Pilar,
      Lo bueno es que en España es típico comer galletas todo el año y eso es una ventaja. Aquí, como le ponga canela a una gelleta en febrero, tengo que escuchar casi fijo el reproche de "pero no estamos en Navidaaaaad" :-D
      Besos


      Hola Miss Cherry,
      ok, pero no te olvides que yo las copié antes:-P
      +Besos


      Hola de nuevo Marcela,
      Cachis! Günter vivió en un piso compartido que a las 11 también la calefacción se iba a dormir así que a las 10:30 los meses de mucho frío, todos como un reloj se iban a la cama antes que les pillara el fresco aún despiertos:-O
      ++Besos

      Hola Mar,
      Miles, y en un par de días o tres serán millones:-D
      +++Besos

      Hola Alicia,
      Muchas gracias guapa y un fuerte achuchón,
      ++++Besos

      ResponderEliminar
    18. Hablando de Frida, hace unos años leí su biografía y me quedé bastante impactada. Me llamó la atención su atracción hacia el dolor y toda su expresión en su arte. No me gustó, pero me atrajo un montón, se entiende?
      Cuando vi las fotos me alegré un montón, cámara nueva!!! Nunca mejor época para pedir un regalo que con cumpleaños en puerta.
      Te imagino como en esos dibujitos de Mafalda asomando la cabeza de una montaña de galletitas y me causa mucha gracia la idea. Demás está decirte que me encantaría ser la ecargada de probar todas y cada una de ellas.
      Que placer esta época de Luki, disfrutá mucho, después se les pasa y no son tan querendones. Aunque el amor profundo no se pasa nunca!
      Cariños

      ResponderEliminar
    19. Cambio de cámara y cambio de look no??? por allí veo esos piececitos que ya me robaron el corazón en su día...y el Frohe Weihnachten...lo cualo???
      Asi que Lucas está amoroso...pues déjale niña que de aquí unos años ira de chulete...je je je y le dará vergüenza que le des un beso delante de sus amigos...hace poco me pasó...que risa.
      Bufff me teneis mareada con tanta galleta, este año que quiero hacer..unas las tengo en mente, pero cada vez que veo unas digo...uy Núria estas también y claro ya tengo como 10 acumuladas.....nada nada tengo que reducirlo a 3 o 4 ....
      Estoy muy muy contenta de la entrada...se te echa de menos cuando no estas por aquí....
      besitos

      ResponderEliminar
    20. Mayte, no puedo pinchar en el enlace que me has puesto sobre los hombrecitos de jengibre, no sé porqué no se abre

      ResponderEliminar
    21. Sabes que siempre me gusta venir a tu cocina, porque disfruto con tus recetas y con tus historias, la de hoy de amor....ja,ja.
      Prometo no quejarme más del frío.Tú tienes frío y además con la pala a cuestas.
      Yo ya he empezado a tostar ahrina apra los polvorones.Las galletas, para el próximo finde.
      Un abrazo grande,
      María José.

      ResponderEliminar
    22. Buenos días Erika!
      Sí, es una sensación extraña. La verdad es que tuvo muy mala suerte con la salud. De niña, la poleo y siempre en cama; a penas empieza a vivir como un adolescente más tiene el accidente, la columna rota y bífida y no se cuantas complicaciones más. Vivió siempre con dolor físico y la muerte muy presente... no sé, los adultos sabemos encajar el dolor mejor -psicológicamente- pero, ¿y un niño? a veces creo que esa "cosa" que atrapa en su pintura es la expresión del dolor encajada desde la niñez... no sé, contemplando el retrato del difuntito Dimas, un nene de 3 añitos amortajado como un obispo y rodeado de flores... sientes sentimientos encontrados: angustia y pena pero libre de miedo. En cambio, al ver la fotografía del difuntito -la antigua costumbre de guardar una foto del fallecido- sentí un escalofrío espeso... aparentemente, aunque este cuadro pudo pintarlo para regalarselo a la madre de Dimas, no lo hizo y lo conservó muchos años antes de decidir venderlo...

      Una exposición con mucho sentimiento escondido en los colores... muy extraña. Eso, mejor nos quedamos con la visión de Mafalda que, esto lo no sabes, tengo unas viñetas suyas en mi tablón de recetas en la cocina:-)

      La cámara, genial! estoy muy contenta. Lucas también que ahora ha heredado la rota y está tan contento porque es solo suya... y la conseguí a un precio estupendo: al 50% porque tenía un arañacito que solo yo sé que tiene -y ahora tú:-)

      Ay Eri, estoy cansadísima y aún tengo que hornear unos 10 kilos más. Como me gustaría tenerte aquí probando y seguro que recortando las masitas:-D
      Besos


      Buenos días Núria!
      Sí, toque navideño:-D El Frohe Weihnachten.. tela! ni te imaginas la de navidades que he necesitado para aprender a escribirlo... con lo fácil que es decir feliz navidad:-)

      Uy sí, asi es. Luego cuando empiezan a ir de malotes pobre de ti como los trates como a nenes... imperdonable!

      Respecto a las galletas, lo hablamos que hay trucos para variar sin cambiar de masita...
      Besos

      Cachis Intxaurtsu! pues es verdad. no quiere funcionar. Repito el link a ver si ahora va! http://www.101cookbooks.com/archives/001536.html
      si no funciona, por lo menos ya puedes copiar el link:-)
      Besos

      Buenos días María José!
      Que centro tan bonito. Si me da tiempo te lo copiaré que me ha encantado. He hecho muchos con frutas, verduras, semillas, cupcakes, galletas... pero pan nunca:-) precioso,

      Y sí, tu quejáte que lo mismo al responsable del tiempo le damos pena y nos trae nieve con mesura y más templadita:-P
      Besos

      ResponderEliminar
    23. Ainsss guapa, como debe oler tu cocina... gloria bendita!!! me encantan tus galletas y tus historias y sobre todo ese amor pasional de cuatro años... así que llegados a este punto solo puedo decir "que hornee usted bien"
      ah... y si necesitas más colorante natural, por favor, dimelo, estaré encantada de contribuir a la causa ;)
      bess

      ResponderEliminar
    24. wow che post super! complimenti!! ciao!

      ResponderEliminar
    25. Que guay!! con las ganas que tengo de que por estos lares haga algo de frío, yo también me entretendría haciendo galletas. Que ricas!!
      bss

      ResponderEliminar
    26. Ay Mai, estoy por ir a verte y me llevo unas galletitas y remuevo un poco de nieve, que con esto de que es mi primer invierno y que aquí en la Haupstadt vienen unos señores y la quitan ellos, tengo una tontitis con la nieve... encantada de la vida estoy! Jajaja...

      Me quedo con esas galletitas, que ricas, y esque nuestra Lolah es mucha Lolah, tuve la suerte de conocerle en Madrid, una persona 10! Y como cocinera... cual es la máxima nota que podemos darle?

      Un beso guapa, cuidadin con esa mamitis que vienen las vacaciones y seguro que la enfermedad se ve intensificada... :D

      Voy a ver si te robo alguna receta navideña, que hasta que me apañe algo más con el idioma los libros me llaman pero les hago oídos sordos.

      Muak!

      ResponderEliminar
    27. Me están mirando esos rollicos, más ahora que son ganadores, tendré que hacerlos.
      Yo también estuve galletera y paleadora de nieve :), pero nada mejor que al volver del frío tengas estas delicias a la espera. Quiero tomarme un café en tu casa.
      Un beso.

      ResponderEliminar
    28. Hola super charra de mi alma y de mi corazón!
      y parece que el olor ya es crónico:-) jeje, a ver! como que tú estás viviendo tu propio idilio filial así que de pasiones cuatroañeras sabes lo tuyo... jajajaja. Mil gracias por ese colorante de mandarina tan rico que me has mandado. Me llegó como agua de mayo:-)
      BEsos


      Ciao Federica!
      Grazie mille per il tuo commento :-)
      Besos

      Hola Ly!
      cómo estás querida mía? es el mejor remedio para los días de frío y bueno, qué difícil lo tenéis por allá abajo... frío poco:-)
      Besos

      Hola Anita!
      cómo estás? Ay ya, yaiii, también pasé por eso. Entonces teníamos un apartamento en el centro y todo era música de violines... pero bueno, luego veo al nene disfrutar con el trineo, y jugando en el lago helado que me digo "cachis! esto es vida!"

      Qué ganas tengo yo de conocer a Lola. Para cuando baje a España rumbo Almería, tengo que mover Roma con Santiago para poder conocerla:-) por cierto, sus rollicos de anís se los han premiado.. me alegro!
      BEsos

      Hola Kako!
      Pues eso está hecho. Tengo un par de cafés maravilloso. Uno de Kenya que me trajo un amigo muy querido... así que, ea, cuando quieras,
      Besos

      ResponderEliminar
    29. Feliz cumple vida Mai!!!
      Ya te saludé por otro medio pero quería dejarte acá también mi abrazo grande grande y desearte lo mejor, no solo hoy, sino cada día de tu vida
      Un beso grande , amiga!

      ResponderEliminar
    30. Feliciades, que pases un feliz día.
      Una delicia de galletas, y la nieve, pues como todo pasará y a Lucas jejej eso ira en aumento, la mamitis es normal.

      Besos.

      ResponderEliminar
    31. Muchas gracias Erika! apenas he podido leer tú mail porque llevo todo el día super liada con Günter. Pasó la noche con mucha fiebre y toda la mañana así que tuvo que venir el doctor a casa que nevaba a placer... es un hombre maravilloso, en serio, pero un enfermo pésimo.. horrible! no me deja ni a sol y sombra:) ves? ya se está impacientando...
      BEsos


      Muchas gracias Ernestina!
      la verdad es que cuando se le pase el enamoramiento, lo voy a pasar fatal :-) qué pena que crezcan tan rápido,
      Besos

      ResponderEliminar
    32. No me digas Maite que lo tenés enfermucho a G...! No, la torta con velitas entonces se pospone para una mejor ocasión. Mejor que tengas ayuda de los dos hombres de la casa para soplarlas. ;)
      Besos,

      Marcela

      ResponderEliminar
    33. Ay Marcela! qué noche me ha dado! porqué los hombres por lo general son tan malos enfermos??? toda la noche la he pasado con un ojo abierto escuchando sus "Ay!" y llevo en pié desde la 5 de la madrugada que decía que no podía dormir pero en cuanto me he levantado se ha puesto a roncar... qué cruz!

      ResponderEliminar
    34. No me digas Maite! Por qué me suenan archiconocidas esas palabras? :))
      En fin, ánimo... y una buena siesta cuando haya pasado todo.
      El festejo obviamente se pospone! Pero no te vas a librar tan fácil de las velitas, no no, ts. :D
      Besos!

      ResponderEliminar
    35. Que lindas galletas has preparado especial para los niños en navidad,hermoso blog me quedo amiga para seguir degustando y al mismo tiempo desearte una Feliz Navidad junto a tu familia ,nos vemos y muchos cariños.

      ResponderEliminar