con todo mi corazón, tu soljanka

Ésta de hoy, es una entrada inusual. De momento, aún no tiene receta. Ni la he cocinado ni sé que será... lo pensaré sobre la marcha. Me gustaría que fuera una sopa, siempre que necesito conjurar a los bálsamos de la vida, hago sopa. Ya sabes cuanto creo en sus bondades. Tanto para el cuerpo como para el alma. Alguien a quién quiero mucho -pero mucho- me ha escrito un mail. Tan solo decía -"Ya no hay dudas. Gano el NO. Fin." Es la primera vez en mi vida que he escuchado de su alma, palabras tan duras. Y ni te imaginas en qué plazas hemos toreado! Claro, me he echado a llorar. De pura pena...
Así que, si me lo permites, le quiero mandar desde el blog una declaración de amor, que el gmail a veces es muy frío y, pese a estas fotos que pueden traer a engaño, quiero que a esta declaración no le falte de nada...

Mi querida niña:

Sé que ahora parece el fin y es posible que lo sea por un tiempecico... el justo que tarda en caer un copo de nieve o en descongelarse al contacto de una hoja seca al sol. Porque esa gota, se hizo agua a menos diez grados bajo cero. Esos otros copos, de tanto frío, florecieron y brillaron al sol como diminutas flores de azúcar... o de sal. O de diamantes, o de... o de magia, que solo con mirarlos a uno se le calienta el alma y hasta los pies... Esos mismos copos, alimentarán el riachuelo en primavera y devolverán la vida al bosque.




Porque debajo de ese manto blanco, está la vida. No se muere. No tiene fin. De la noche a la mañana, cientos de brotes cuajarán el suelo y las ramas. Pero no puede ser ahora, qué le vamos a hacer. De momento, toca esperar y calentarse al sol o cristalizar al frío. Lo que toque, niña. Pero siempre, pase lo que pase, un enano - o mil... o el abominable hombre de las nieves- correrá, reirá y se lo pasará pipa en tu bosque... así que, sin apuros. Siéntate un ratico conmigo y nos ponemos un té o un café... o una sopa! Lo que te apetezca. Así, sin prisa. Que ahora toca tener paciencia hasta que la naturaleza dé el pistoletazo de salida. No me cabe duda que, llegado el momento, harás que todo fluya en armonía:-) TQ.
Y tiene que ser sopa. Sabes que de otra forma no sabría hacerlo. Llegué a la carnicería antes de que cerrara. Un buen trozo de carne, panceta, unos huesos y dos pares de Frankfurter... ya sabía que cocinar.  Una sopa muy muy nutritiva, intensa, con sabor a otros tiempos. Según Noema -la receta es suya- no hay dos soljanka iguales. Por lo tanto hoy es perfecta porque quiero que sea "tú" sopa. Para ti, con todo mi corazón...

Ingredientes:
  • 300 gr de carne
  • 100 gr de panceta
  • un par de huesos de rodilla
  • 2 pares de salchichas de Frankfurt 
  • 1 diente de ajo (yo usé 2)
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento rojo
  • mi ingrediente mágico: una ñora o pimiento choricero seco
  • 4 pepinillos en vinagre medianos (el doble. Luego te explico como proceder)
  • 1 ½ l de caldo de carne
  • 100 gr de pasta de concentrado de tomate (o el doble de salsa de tomate)
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • un poquito de eneldo para espolvorear
  • sal, pimienta
  • crème fraîche o en su defecto un poco de queso crema desnatado

Preparación:
Pica bien fino la cebolla, los ajos, la ñora y el pimiento.  En una olla grande, sofríelo todo en un poco de aceite. Añade la carne y el panceta en trozos menudos. Rehoga brevemente y añade el concentrado de tomate, el pimentón y el caldo. Coge un pepinillo y cómetelo. A la que lo masticas, coge otro y haz trocitos más bien pequeños. Repite esta operación hasta que te quedes a gusto o ya no te queden pepinillos en el bote. Añádelos a la sopa y deja que cueza por lo menos una hora hasta que la carne esté tierna. Añade entonces las salchichas en trocitos -como unos 10 minutos antes de retirar la sopa del fuego-. Espolvorea eneldo picado a tu gusto y rectifica de sal y pimienta. Cuando lo sirvas, pon en cada plato de sopa una pequeña cucharadita de crème fraîche..


Esta sopa te la dedico también a ti y a ti, que sé que no estás en tu mejor momento...
Besos

24 comentarios. ¿te animas?

  1. Ay Mai, nadie mejor qué tu para reconfortar, para calmar... la sopa es tu bálsamo, pero lo mejor de todo es que tu también suavizas las heridas y ayudas a que duelan menos... Mil besos para ti y otros mil para tu amiga.

    ResponderEliminar
  2. Te leo y siempre me quedo con ganas de más. Escribí. Un libro aunque sea pequeño, sería un regalo para los sentidos. Mandámelo cuando lo tengas que lo leeré y releeré con entusiasmo.
    Tu sopa, ni hablar. Ese color intenso lleno de pasión. Y la inocencia y frescura de Luki en su caminata felíz.
    Triste muy triste el mail que recibiste. Yo también hubiera llorado. El tiempo acomoda las cosas y uno comienza a acostumbrarse.
    Tus declaraciones SIEMPRE calientan el alma.
    Cariños

    ResponderEliminar
  3. Charrita!
    Pues mira, nada más y nada menos puedo hacer. Ya que los abrazos desde aquí no me llegan, que lleguen las palabras que tienen el privilegio de actuar como si fueran dos brazotes gigantes...
    Mil besos guapa

    Eri!
    Poco más puedo añadir... un abrazo y cariños

    ResponderEliminar
  4. Maite no dudo que es un momento duro para quien escribes, pero, tras leerte debería pensar que a pesar de todo es tremendamente afortunada por tenerte a su lado.... el tiempo lo curará todo y más aún si va acompañado de una sopa como esa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Estoy absolutamente conmovida... qué palabras tan hermosas. Intxaustsu lleva razón, a quien le escribes es muy afortunad@ por tenerte a su lado. La receta: ¡maravillosa!.

    ResponderEliminar
  6. Intxaurtsu!!!!
    Adivina quién ha venido esta mañana a darme los buenos días y.... sí! y a entregarme un pedazo de bote de rica miel :-D Sabes? este el truco, querida mía. La vida es lo que es con sus alegrías y crudezas -y crueldades- y tarde o temprano, a todos nos tocan baches. Lo importante es no hacer el camino solos. Saber que si tropiezas, te caes, llueve o diluvia muchas manos y muchos brazos te arroparan. No quiero ni imaginar que hubiera sido de mí si en esos momentos hubiera estado sola. Así que hago lo que otros -esta persona entre ellos- me han enseñado a hacer. A caminar juntos... La diferencia está en que cada uno nos expresamos como mejor sabemos o podemos: con palabras, fotos, canciones o botes de miel;-P
    Un besazo tronquita!

    Hola Iratxe!
    Como le decía a Intxaustsu, lo importante es no hacer el camino solos. Estar siempre ahí en lo bueno y en lo malo, en lo que nos toque. Eso hacen conmigo y eso hago,quizá con la fortuna de quién tiene letra fácil y no siente vértigo de expresar los sentimientos tan abiertamente... pero de haber sido más introvertida, ya hubiera encontrado cualquier otra manera de decir lo mismo:-D cada uno a nuestra manera, verdad?
    Otro besazo!

    ResponderEliminar
  7. Hija mia¡¡¡que bien hablas....deberías cambiar d e profesión , en serio.....je je, ¿ como anda la gripe ?? mi bronquitis mejor....esta sopita me gusta, peo va a ser que no, los ingredientes almerienses no son los mismos y eso tu lo sabes bien....me conformo con el cocidito andalú.....chica esas bolitas de abajo impronunciables me encantan ¡¡¡¡¡ bsss desde la cálida, por ahora, Almería.

    ResponderEliminar
  8. Maite, llegué a ti gracias a Quo y con solo dos líneas ya estás en mis preferidos. Que sabias palabras y que rica y reconfortante sopa.
    Un abrazo enorme y te iré visitando.

    ResponderEliminar
  9. En no hacer el camino solos...te aseguro que con eso ya la tristeza es mucho menor...ánimos amiga de Mai que la vida sigue y de verdad que, aunque haya momentos de verdadero abatimiento, vale la pena vivirla y más con amigas como las que tienes....un hombro al lado donde apoyarse...bufff
    esto es fantástico!!!!
    un besote

    ResponderEliminar
  10. Pues no, no hay dos soljankas iguales, pero sea como sea la sopa, sí compatirán esa propiedad curativa para el alma (que el cuerpo ya cogerá lo que mejor necesite en ese momento). Muy "acogedora" tu sopa.

    ResponderEliminar
  11. Con amigas como tú, todos los tragos malos se llevan mejor, con sopa o sin sopa.
    Espero que todo se resuelva bien!
    Muchos achuches ;)
    Bss

    ResponderEliminar
  12. Hola Lola!
    Esta sopa ni se te ocurra! de lo potente que es, mira que os dá un golpe de calor en un periquete... que me han contado que tenéis un tiempo pa'olvidarse del abrigo. ¿Mejor la bronquitis? qué bien! tienes que cuidarla que el cuerpo se queda flojillo y rebrota la itis con cualquier cosa. Deja que te cuiden ;-) y si es con ese cocidico ...ainssss... mira, no me tientes, no me tientes! las bolitas, entre nosotras, croquetas que a todos los efectos son unas croquetas en toda regla -salvo por la mentirijilla del falso frito pero aquí paz y después gloría, verdad?..
    Muchos besos

    Hola Gemma!
    Bienvenida! bueno, cuanto quiero a la charrita y ya habrás visto que es mutuo:-) Otro abrazo y en un ratico me voy a conocerte "por dentro" ;-P
    Besos

    Hola Núria!
    Si es que es así, verdad? Compartiendo y haciendo piña cuando toca temporal... y el resto del tiempo disfrutando sabiéndose uno a salvo porque si cae un rayo, habrá quién te proteja:-)
    Besos

    Hola Noema!
    Si las sopas tienen algo de pócima a lo panoramix, la soljanka tiene además algo cósmico. Recuerdas ese tiempo que la gente regalaba estrellas? podían poner tu nombre a una estrella recóndita en el universo... pues a mi me han dicho que tener una soljanka es casi como tener un planeta con tu nombre:-)
    Besos

    Hola Pam!
    cómo estás! con sopa las penas siempre son menos y así, aunque el trago sea complicado, uno se queda con la pancita llena, que no es poco:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Iuuujuuu....espero que te guste la miel, la verdad es que esa miel es de las de comersela a cucharadas o en tostada o en yogur o en un batido o....pruébala y me cuentas, que me las he visto con correos....un abrazote de osa

    ResponderEliminar
  14. Mai, me has dejado muy triste. Espero que esa persona que tanto quieres no esté pasando por nada tan grave que "el deshielo" no solucione. Espero que sea solucionable.
    La sopita me ha entusioasmado...
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. que entrañable tu entrada.gracias por venir a visitarme

    ResponderEliminar
  16. Intxaurtsu!
    Pues está pa'morirse:-P la verdad es que consumimos mucha miel y ahora en invierno especialmente con el té que nos gusta dulcecico pero he estado buscando una receta especial para darle la bienvenida a casa como se merece... muy pronto en sus pantallas:-D
    Besos

    Hola Laube,
    No te quedes triste que no es la intención. Al contrario, esta entrada es calor en la tristeza:-)
    Un besote

    Hola Espe,
    Muchas gracias y encantadísima:-)
    otro besote

    ResponderEliminar
  17. Con amistades como la tuya, seguro que el camino que le ha tocado recorrer ahora, se hace mucho más liviano :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  18. WOW qué hermosas palabras! Sea lo que sea, la paciencia siempre trae muchos beneficios al final. Sé, de experiencia propia, que el tiempo es el mejor consejero. Muchos abrazos y que tu deliciosa sopa te levante el espíritu :D

    ResponderEliminar
  19. Hola Mai¡Que manera mas linda de de demostrar tu cariño....una rica y reconfortante sopa,que seguro que habra alimentado el corazon y el alma de esa amiga tuya.
    Un abrazo para las dos.

    ResponderEliminar
  20. Hola María!
    Muchas gracias por tu comentario amiga,
    Un beso

    Hola Ben!
    cómo estás! muchas gracias. Cuánta razón tienes:-)
    Un beso

    Hola Cooking!
    Cómo estás guapa? sí, así es. Una sopa para abrazar todo lo abrazable:-)
    Besos y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  21. Leer tus palabras siempre reconforta y emociona. Muchos ánimos para tu amiga y para tí. No cambies nunca!
    Besos!

    ResponderEliminar
  22. Mai ¡Cuánto dices con una sopa!¡Cuánto entregas! ¡Cuánto despiertas en quienes te leemos!
    Esasfotografías sonpreciosas, tus metáforas con ellas más y tu aliento a esa persona, total. Qué suerte tenerte. También desde aquí, desde ese pedacito que me toca.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias Viena!
    Cucharada a cucharada las sopas curan tanto como las palabras:-)
    BEsos

    ResponderEliminar