tarta de queso y caquis chorreando puro pecado

A este pastel no le pega ni con cola este grandioso y hasta obsceno chorro de dulce de leche pero hay cosas en la vida que no se pueden remediar y cuando no se puede, no se puede. En esta categoría de imposibles me he visto en la obligación de añadir un nuevo suceso: abrir un bote de dulce de leche argentino, meter el dedo, succionarlo en la boca realizando esos estridentes lametazos -estridencia que solo se manifiesta cuando la autoría es ajena-  y guardarlo de nuevo en la nevera no funciona... quiso la casualidad que a la que servía un trozo de pastel para sacar las fotos de rigor, de camino a la estantería a por la Cannon, echara un ojo al bote de La Serenisima... no hacía ni 24 horas que había llegado a casa -por obra de los de correos y gracia la que tiene mi amiga- y no hacía ni 23 y 1/2 que había afirmado que lo quería dejar ahí, para mirarlo y requetemirarlo de gusto hasta que la fecha de caducidad nos separara... ni un día he aguantado sin lanzarme como una desquiciada al tarro y hundir mi dedo índice -creo que el primero fue el izquierdo- y chuperretear mi táctil extremidad  como una completa posesa...


No pude detenerme. El lío ya estaba echo y me daba un poco de cosa tener que contar a Günter que me había zampado el dulce de leche a palo seco. Ea, un chorro al pastel y le digo que tuve que hacerlo... "por el blog, cariño -ya sabes, por compartir con los demás-" y a la que le asalto con esta escusa -pensé- puedo poner cara de fatalismo a lo "me debo a mi público"... y así, con esa espontaneidad que proporciona el tener una coartada bien atada y a la que echaba el chorreante y delicioso manjar para la foto, fui completamente incapaz de mantener mis dedos fuera del bote y clic aquí, chupa allá, ay madre! que se me pringa el aparato, chupa de nuevo, otro clic -vaya lío-, chupa de nuevo, el bote que parece que tiene un agujero o algo peor, porque por un momento vi como el bote se hacía más grande y el dulce de leche cada vez más chico... en fin, que aún no sé cómo pero he podido salvar la mitad de La Serenisima -puro milagro- que ahora se repone de la atacada en el frigorífico... miedo me da mirarla, te lo juro...


El caso, es que éste es un pastel de queso y puré de frutas muy rico además de práctico porque funciona fenomenal con esas piezas de fruta que se les ha pasado el punto y rulan por la cocina como veteranos de la guerra de las galaxias buscando un jedi que les libre del lado oscuro... el puntazo está en usar un queso o requesón con un punto ácido -el Topfen tiene ese punto- y si no, mezclar 3/4 parte de queso quark con yogur... si quieres hacer un redoble de tambores, hazlo con queso labne -pones yogur en un lienzo o gasa, lo atas bien por todos los extremos y lo dejas bien ajustado para que vaya perdiendo el suero colgado del fregadero por ejemplo unas 5-6 horas. Listo-. En cuanto a la fruta, la que más prisa corra. Yo he usado caquis y reconozco que aposta porque los compré y los dejé madurar con alevosía para hacer este pastel que, como puedes imaginarte, no es la primera vez que se cuece en casa. Lo novedoso del invento en esta ocasión ha sido que no he terminado de mezclar el puré de la fruta con la crema de queso. Si los Martinis de James Bond son "batidos, no revueltos" esta tarta es justo lo contrario para dejar unas vetas de fruta que le han dado un toque más jugoso y definido...


Ingredientes para la base:

Ingredientes para la crema de queso:
  • 400 gr. de queso tipo requesón (opcional: reemplazar un 100gr. por yogur)
  • 150 ml. de  crème fraîse
  • 80 gr. de azúcar
  • 4 huevos
  • un poco de esencia de vainilla
  • la ralladura de un limón
  • 1 cucharada de maicena
  • el puré de 3 caquis con un buen chorro de limón o naranja
Preparación:
Deja a temperatura ambiente la mantequilla hasta que esté blanda y haz una crema batiéndola con el huevo, el azúcar y la miel. Añade el harina y las especias y trabájala hasta lograr una masa compacta y lisa. Enharina ligeramente la encimera o mesa de trabajo y extiende la masa con la ayuda del rodillo. Engrasa un molde de unos 22-24 cm. de diámetro y cúbrelo con la masa: primero la base y después el borde (más o menos de 3 cm.). Pincha con un tenedor la base para que no se formen bolsas de aire y al horno. 10 minutos a 180ºC será suficiente.


Mientras tanto, separa las claras de las yemas y monta a punto de nieve las claras y las reservas. Mezcla el resto de ingredientes todos juntos -menos el puré de frutas- con la ayuda de unas varillas y una vez que la crema esté lisa y sin grumos añade las claras ligándolas suavemente con una cuchara. Añade la crema al molde y ahora le toca al puré: lo vas vertiendo sobre a superficie y con cuidado lo revuelves brevemente. Hornea de nuevo una 1/2 hora más o menos a 180º C, hasta que el centro del pastel esté cuajado y apruebe con éxito la prueba del pinchado...

Para servir, puedes hacer una espuma ligera, usando una nata baja en grasa (yo uso una al 18%) o puedes usar nata normal (suele ser al 33%) y sustituir parte por yogur. Pon una cucharadita de azúcar avainillada. Bates la nata con unas varillas eléctricas hasta que la crema esté medio cuajada... no tiene que espesar demasiado. Acompañar con espuma en lugar de nata montada hace que el pastel quede más ligero y jugoso. El mundo dulce de leche... no tengo nada más que añadir, salvo, tal vez, no lo pude evitar:-)

25 comentarios. ¿te animas?

  1. Ay, esos pequeños placeres-pecaminosos que nos obligan a meter el dedo, chuperretear y lamer cualquier resto... suele pasar con la nata recién montada, el chocolate fundido, las buttercream, mermeladas, siropes... y claro, el dulce de leche :)
    Me gusta mucho esta tarta, y el veteado es muy bonito. Pudiendo usar yogur sería apta para mi estómago :D
    Por cierto, ¿has probado ese método de hacer un similar al dulce de leche cociendo un bote de leche condensada? Lo he leído en varios blogs pero nunca lo he intentado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que rica tarta de queso, y que sabores tan buenos le has puesto, te ha quedado preciosa.
    besosss guapaaaa

    ResponderEliminar
  3. Pecadora, ¿qué sería de la vida sin esos pecados? Además, ¿porqué todo lo bueno es pecado? Madre mía pedazo tarta que te ha salido, qué buena, queso, fruta y dulce de leche... hasta yo me estoy relamiendo los labios....

    ResponderEliminar
  4. pues yo con esto peco las veces que haga falta y voy y vengo del infierno como sea...madre mia...

    ResponderEliminar
  5. Puro placer....jua jua jua y como una niña pequeña en plan ...ay que no me vean....jua jua jua genial Maite...
    Hoy te has superado en todo porque la tarta tiene una pinta que solo verla ya tengo ganas de hacerla (y esto supongo que es lo bueno de cuando lees una receta)....en casa pasa cada dos por tres, resulta que soy la única que como fruta y claro hay semanas que alfuna pieza se queda out...ahora ya sé donde irán a parar, supongo que valen peras, plátanos, manzanas ...y en cuanto al queso puede ser queso fresco de cabra??? tipo burgos...
    Y el dulce de leche...lo probé de hacer un día y no me salió del todo bien...pero me han entrado unas ganas enormes de volver a intentarlo y como tu meter el dedo y....bufff esto es de vicio....
    un besote

    ResponderEliminar
  6. Si es que nos gusta pecar... no tenemos remedio! Y los aficionados a la cocina, menos que nadie. Viva el pecao!

    ResponderEliminar
  7. Te llevé de la mano al infierno! Pero no me digas que no está bueno de vez en cuando dejarse llevar por la gula y la lujuría. Igual son solo unos instnates en la vida, y quien te quita lo bailado. Por suerte quedó la mitad del tarro que sino Gü no te lo iba a perdonar, por más excusas que inventaras. Mirá que son buenos en tu casa eh? yo con la excusa del blog ya no engaño a nadie, no me hago problema le doy pa´delante nomás.
    Caíste en la tentación del dedo y eso acá es experiencia que se incorpora de niños, y a la noche cuando todos duermen, abrir la heladera... es mucho más rico. Eso sí que es pecado de los grandes!
    Tu tarta la voy a probar , con ricota andará bien?. Es que esos quesos que nombrás acá no existen.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. complimenti che bontà! è sempre un piacere passare nel tuo blog! baci!

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Cómo te entiendo! jajaja. Yo con dulce de leche o sin él me la comíaq pero ya. El dulce de leche con tarta o sin ella, también.
    Un besito, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. ¡Yo quiero pecarrr... con esta torta de queso que tiene una pinta extra-extraordinariaaa!

    ResponderEliminar
  11. Pues llevs toda la razón... tu receta es puro pecado, deliciosa
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Pensé que me habia equivocado de blog, menuda orgia de dulce de leche te has montado guapa, estoy impresionada y se me cae la baba. Y encima no le querias decir la verdad a tu chico!!! ay pecadoraaa que me has tentado muuucho!!!
    un besote

    ResponderEliminar
  13. Bonito veteado !!! en una tarta fantástica!!!
    Me encanta como la presentas, dan ganas de pegarle un mordisquit0oo mMmmmmmMm!!!
    Un saludo0o guapa!!

    ResponderEliminar
  14. Hola Akane!
    Sí, haciendo labne te saldría una tarta de queso maravillosa -la c. fraîse por yogur también-. Y también, mi madre cocía en la olla expres botes de leche condensada que luego nos untaba en pan para las meriendas... además, he encontrado en un supermercado en la sección de comida turca, botes de leche condensada ya cocida. Lo que hago es añadirle vainilla para que el sabor sea más similar. En cuanto al color, el dulce de leche es más intenso y la leche condensada cocida tiene color a toffe... pequeñas diferencias que para los que no comemos dulce de leche regularmente, ni nos damos cuenta:-)
    Besos

    Hola Mª José! Muchas gracias y muchos besos:-)

    Hola Intxaurtsu!
    Pecadora y de las gordas-Uy, que mal suena eso-... rectifico, pecadora de las tremendas que cada día me sorprendo más de vena golosa:-)
    Besos

    Hola Irene!
    Estoy contigo. Esto bien se merece un par de rondas en el infierno.. y tan a gustico:-P
    Besos

    Hola Núria!
    pues mira, una buena manera de que tu panda coma fruta: camuflada de pastel... funciona con todo. Ya probé con mango y con plátano y muy bueno... bueno, la de plátano para campeones que es un bombanzo. Una porción y tienes fuelle para el día entero. El queso tipo Burgos no creo que funcione. Un queso tipo quark o Philadelphia es más adecuado. Puedes hacer Labne con yogur de cabra y fijo que queda riquísimo.
    Dulce de leche he hecho un par de veces y es cuestión de mucha paciencia. La primera vez, tuve que volver a ponerlo al fuego ya que lo retiré antes de tiempo. La segunda vez fui más paciente y lo logré. En Barcelona seguro que das con alguna tienda argentina que lo vendan,
    Besos

    Hola Miriam!
    Así es y por lo menos desde que tengo blog tengo excusa para mi engolosamiento crónico;-P
    Besos

    Hola mi pecadora querida!
    Bueno, yo diría que me llevaste al cielo. Los pecados ya me tocará pagarlos -en kilos, supongo- y completamente de acuerdo. Hay que empacharse de los momentos flamboyantes de la vida y eso, a ver quién nos quita lo baila'o... siempre habrá un tango o un pasodoble que bailar:-P
    Caí! y además, eso del dedo, creo que hacía millones de siglos que no lo hacía así que fue de lo más emocionante. Algo estresante cuando estaba con la cámara en mano pero mira, la aventura es la aventura:-D

    Si la haces con ricotta tienes que sustituir una parte del queso por yogur. Incluso yo le pondría unas gotas de limón. Ese toque agridulce del requesón creo que se consigue perfectamente con el truco del yogur con limón,
    Besos

    Hola Federica!
    Molte grazie e un bacio:-)

    Hola Marhya!
    Puedo asegurarte, que sola, sin nada -la crema fue por el rollo foto que nosotros nos la comemos a palo seco- está riquísima. La Serenisima -al estilo colonial, tal y como reza el bote- a palo seco está pa'morirse del espasmo... y comida así en matrimonio... pues ni te cuento... y eso que es un combinación extraña pero como suele pasar los guarreos son deliciosos:-)
    Besos

    Hola Iratxe!
    En casa puedes hacerla con queso labne casero -quitando el suero tal y como te cuento en la entrada- leche de coco, un poco de mantequilla para que compense la perdida del huevo y más maicena -¿un par de cucharadas más?-. El huevo de la masa quebrada es para que la base quede más dura y no se quebrante con los jugos del pastel... pero un truco es, hacer la masa sin huevo, y cuando la vayas a meter en el horno, pincela la base con un poco de miel. Se formará una capa más dura y opaca que hará que no quede quebradiza. Besos

    Hola Mª!
    jajaja! vaya pecadoras que estamos hechas:-D Besos

    Hola Eva!
    cómo estás guapa! cuando una se ve envuelta en un pecado tocho, pacadillos menores como las mentirijillas domésticas no pesan nada en la conciencia. Él, como es muy bueno y para evitar que yo tenga cargo de conciencia, pues de vez en cuando también me cuelas sus cuentos chinos y así, todos como perdices:-D
    Besos

    Hola Donibaneko!
    Muchas gracias por la visita y nada, tu muerde a placer antes de que se acabe:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Maiiii, eso es lujuria pura y dura!!Y... yo tb quiero!!jajaja.
    Deliciosoo, que tal estais??? Muak!

    ResponderEliminar
  16. Las tartas de queso son mi perdición, y con ese puré de caqui ... ummmmm delicioso.

    http://croqueteandoo.blogspot.com/

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Buenos días Alicia!
    Sí guapa. Esto es pecado de gula, lujuria y de o que haga falta. Viva el dulce pecado:-D Pues hoy estoy con el nene en casa. Ayer estuvimos en la montaña paseando y resbaló varias veces en el hielo... en alguna de esas puede que se haya hecho daño porque dice que le duele la rodilla... a ver si es algo de cuentitis o esta tarde habrá que hacer una visita al trauma... por cierto, el mayor escayolado desde el viernes. Un esguince de 2ª en el tobillo... y el papá con dolor de espalda... esta familia es la leche, le gusta hacer todo unidos, en lo bueno y en lo malo.. yo, de momento, disidente :-)
    Besos

    Buenos días Carmen Elena! muchas gracias por tu comentario. Besos

    ResponderEliminar
  18. Toc, toc....anda que no hacía yo que me pasaba por aquí, qué estrés de vida, por diossss! Menos mal que están esos pequeños placeres de la vida, como el dulce de leche, que comoparto contigo, hummmmm! ¿Y que me dices de esa tarta? todas las de queso me encantan y los caquis me pirran así que...está hecha para mí, gracias!

    ResponderEliminar
  19. Se ve simplemente exquisita esta tarta! Me ha encantado. Me voy a echarle un vistazo a tu blog.
    un abrazo,

    ResponderEliminar
  20. Jaja... así qeu venga a chuperretearte el dedo... se yo de un duende grande que tengo en casa que hace lo mismo que tu, aunque como buen comedor, ese más que el dedo es capaz de comerse un pan entero ahí, bien mojado! jajajajaaj..
    oye la tarta me pone, así te lo digo... lástima que vivas tan lejos nena, porque iba a comerme ese pedazo que has cortado para la foto tan feliz de palique contigo!
    besitossssss

    ResponderEliminar
  21. Hola Bea!
    Cómo estás! con estreses?! quita, quita, pasa pa'dentro y ponte un trozo de tentación con un buen chorro de pa'morirse encima y ya verás como en un ratico estás más suave que una seda, cuídate:-)
    BEsos

    Hola Hilmar!
    Qué tal! ok, pero no te vayas sin un trocico de pastel:-)
    Besos

    Hola Charrita!
    jajajaja! desde luego que como nos tuviéramos de paisanas iba a flipar el vecindario entero con las dos posesas del horno y de la foto sueltas paseando pastel de aquí a allá:-D muchos besos a tus mozos
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Hola!
    Con el saborcito a caqui, seguro que esta bien rica.
    http://elbocadodelahuerta.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  23. Maaaaaaaadre del amor hermoso, pecado dices ??? eso lo que es .... una obra de arte.
    Besinos

    ResponderEliminar
  24. Hola Mijú! muy rica de verdad! gracias por tu visita:-)

    Hola Hilda!
    Qué tal guapa?! la verdad es que para pecar me doy un arte que no veas;-P Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  25. PURO VICIO ESTA DELICIOSA TARTA ,MARAVILLOSAS FOTOS.

    BESOS

    ResponderEliminar