Topfennockerln con frambuesas y un concurso solidario

Lo suyo hubiera sido que hoy publicara la receta del roscón de reyes aunque bien pensado, es un poco a lo tonto ya que la receta llegaría demasiado tarde. Áquel que tenga pensado hacer el roscón y aún no se ha puesto lo lleva crudo. O baja a la pastelería, compra uno hecho y lo hace pasar por propio o se tira toda la noche levando y desgasificando masas como un poseso... no, no es plan. Por lo tanto, desde el punto de vista práctico la receta da igual que te la pase hoy que el mes que viene. Es verdad que también podría haber optado por publicarlo mañana aunque así, a bote pronto, podría parecer que lo hago para darte tirria y -como te desvelé aquella vez con pelos y señales-  podrías pensar que hago fotos a la comida antes de comerla para que mis parroquianos babeen de pura envidia...



Pero el caso, es que no tengo ni idea de cuales son mis pensamientos más ocultos e indescifrables -y casi que los dejamos así que no sabría yo vivir pregonando mis instintos más ocultos públicamente-. Tan solo puedo decir que mi blog nació por la misma razón que otros muchos... una terapia para el alma en momentos difíciles, donde mantengo el hilo siempre abierto con los que quiero y tengo tan lejos, un legado de mi misma y de mi familia donde, a través de la cocina -un deseo hecho realidad, tener tiempo para explorar recetas, recetarios y experimentos- dejo escrito mi amor a la vida, mi felicidad y a veces, mis angustias...en "El internet"  -creo que se ha ganado el derecho a tener su propio artículo- está lleno de blogs terapéuticos y muy especialmente los que son de cocina porque a través de la comida se comparten muchos sentimientos y sensaciones. Comer es la vida y cocinar con mimo es mimar y amar a los tuyos... y cómo dice una amiga mía "somos lo que comemos"...


Recetas para el Mundo, es el blog culinario de Intervida, un espacio donde compartir desde recetas a historias solidarias. Intervida lleva muchos años trabajando por la infancia. Soy socia desde hace muchos años así que le tengo especial cariño a esta organización que tiene muy claro que el futuro está en los niños y, en el tercer mundo, no basta con intentar proporcionarles alimento y medicinas. Podemos ofrecerles una educación sólida que les permita por si mismos disfrutar de un futuro autónomo y sostenible y así, mañana, ser ellos mismos quienes eduquen a sus niños... no pueden depender de donaciones puntuales, así no hay salida... hay que ayudar a construir futuro... y más compromisos, que se me van los demonios con los doble juegos: cuantas veces he leído informes sobre desarrollo económico para el tercer mundo y oigo hablar mucho de agricultura, ganadería, etc. Pero nada de dar a los pueblos participaciones en las minas de oro, diamantes y demás explotaciones minerales... nada de suprimir la mano de obra barata o vetar a las marcas comerciales que hacen uso de la miseria para abaratar costes de fabricación... lo dejo que me enciendo. El caso, es que la agricultura y la ganadería no sacan a un país de la pobreza. Sirven para alimentarse. Autoabastecerse y si algo se exporta, pues mejor. Pero lamentablemente, algo tan básico no existe... me cachis, hasta que no tratemos al tercer mundo de igual a igual, mal vamos... pero hay qué ir y en Intervida  van!  y eso es lo que cuenta...


Con esta receta quiero participar en el concurso solidario de Recetas para el Mundo. Cuando me invitaron a participar, inmediatamente pensé en este plato porque es una receta con mucho amor... ese que tienen las abuelas, el mejor del mundo. Porque las abuelas austriacas -salvo porque hablan en germano- son igual que las nuestras... te ceban con platos super ricos, bien sencillos y muy nutritivos. Los suelen preparar para cuando la visita del nieto y a la que te pones mora'o te cuentan sus batallicas de juventud. Estas croquetas se llaman Topfennockerln -croquetas de requesón- y forman parte de la familia de las Knöderln -pelotas para que nos entendamos- con las que de vez en cuando vengo para darte a conocer la de cosas ricas que se hacen por estos valles.

Llevan un falso rebozado que imita al frito. Se hace un streusel  -literalmente "migas"- con pan rallado, mantequilla y azúcar en una sartén. Con esas migas se rebozan las croquetas y parecen completamente fritas hasta que las comes, claro... y en este punto, una españolita como yo, flipa en colores... aunque ahora que ya soy una experimentada lugareña ni pestañeo pero imagina mi cara la primera vez que me encontré una pelota frita falsa, terminé con los ojos desorbita'os. Aquí te dejo la receta, para que te desorbites un poco con la cocina tradicional austriaca...


Ingredientes:
  • 300gr. de requesón o queso tipo quark (Topfen)
  • 2 huevos
  • 25 gr. de mantequilla en pomada
  • 75gr. de pan blanco sin corteza
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar avainillada
  • 1/2 limón y 1/2 naranja (en zumo y corteza rallada)
  • 1 ó 2 cucharadas de pan rallado si la masa queda blanda
Para el empanado:
  • 50gr. de mantequilla
  • 60gr. de pan rallado
  • 70 gr. de azúcar moreno
  • una pizca de canela
Para acompañar:
  • compota de grosellas
  • frambuesas en salsa


Preparación:
Corta el pan en trocitos pequeños. En un bol mezcla con unas varillas los huevos y la mantequilla hasta que tengas una crema suave. Añade el pan en trocitos, el requesón, el zumo y la cascara de la fruta y el azúcar -normal y avainillado- Con las manos, mezcla bien la masa y deja que repose en el frigorífico una hora mínimo -de un día para otro están mucho más ricas-. Pasado este tiempo, coge un poco de masa con las manos y mira si se deja trabajar bien o está demasiado floja. La masa se parece a la pasta de las croquetas aunque -como con éstas- hay que intentar que no sea demasiado pesada. Contra más dura, menos jugosas las pelotas. Pero muy blandas, se romperán al hervir. Si coges un poquito y se pega por completo a las manos, pon 1 ó 2 cucharadas de pan rallado y vuelve a dejar que repose la masa por lo menos 20 minutos más. Pon una cacerola con agua abundante y deja que rompa a hervir. Con ayuda de dos cucharas -o con las manos aunque te recomiendo que las mojes en agua para que puedas dar mejor la forma- forma las croquetas de tamaño que quieras -muy pequeñas te saldrán unas 16 y más grandes 12-. Deja que cuezan entre 2 a 4 minutos - normalmente cuando están suben a la superficie- retira del fuego y deja que reposen en el mismo agua de cocer unos 5 minutos más. Mientras reposan hacemos el rebozado. En una sartén por la mantequilla a derretir y añade el pan rallado, el azúcar y la pizca de canela. A fuego medio, vas moviendo con ayuda de una espátula para que vaya dorándose por igual.Una vez que ha cogido un poquito de color y las migas están sueltas, retira del fuego y pasa cada croqueta por esta mezcla.


Puedes servirlas con cualquier compota de frutas o con unas frutas rojas salteadas 2 minutos en la sartén con un poco de zumo de naranja -los golosos tendrán que añadir un par de cucharadas de azúcar-. Yo usé ambas cosas: una capa de compota ácida de grosellas bajo las croquetas y para acompañar unas frambuesas congeladas -estamos fuera de temporada- que al ir salteadas y con la salsa de naranja ni se nota:-) que lo disfrutes...

NOTA: para participar en este concurso no hay que tener un blog. Basta con que te guste cocinar y tengas una cámara a mano. Te dejo la dirección de Facebook donde puedes informarte:  http://www.facebook.com/intervida?v=app_4949752878&ref=ts


OTRA NOTA: la receta ha sido seleccionada para ser incluida en el libro Recetas para el Mundo. Un gustazo que puedes descargar gratis en http://www.intervida.org/land/dia-libro/

11 comentarios. ¿te animas?

  1. Bueno, bueno, vuelvo a casita tras unos días fuera y me encuentro con dos de tus entradas, vaya regalazo de reyes!!! Primero, gracias por tu mención en el post anterior, segundo correos no me quiere mucho así que puede que el olentzero llegue para febrero, pero llegará, llegará. Tercero, cuídate esa gripe y hazle caso a ajónjoli con el propóleo, hace magia. Del tema de la educación en el tercer mundo, creo que a estas alturas ya sabes de qué pie cojeo y cómo pienso, y por último, pedazo bolas, croquetas o pelotas con compota de arándanos....qué pintaza...
    Un besazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. ¿Ya está mejor esa gripe? Espero que si.
    El concurso es muy bonito, yo también participé a través de facebook. Daría largo y tendido para comentar, pero ya lo hemos hecho otras veces más extensamente, ¿verdad?
    Y ahora el plato, que no conocía y se ve muy rico. Para tenerlo en cuenta.
    Un beso, guapa, y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  4. Hola Mai! Qué curioso, no sabía nada de estas croquetas-de-pega dulces!
    Estoy de acuerdo con todo lo que dices, si cada uno se diera cuenta de que elegir una marca y no otra es ya en sí un acto de responsabilidad que puede cambiar las cosas, éstas serían de otra manera. En fin, hay que hacer lo que cada uno puede. Muy bonito.
    B*

    ResponderEliminar
  5. Si, no hay duda que el compromiso debe ser de todos, todos tenemos una cuota de responsabilidad. Las comidas de las abuelas son maravillosas, están siempre hechas con mucho amor. ¡Qué receta deliciosas!. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Intxaurtsu!
    Primero, no hay que darlas, guapa. Segundo, o en abril o mayo, que da igual. Lo importante, darme el alegrón, ya está hecho:-) Tercero, ya estoy estupenda -moco más o moco menos- aunque yo soy más amiga de la equinacea cuando hay virus e infecciones corporales de por medio aunque también le damos al propóleo en otras verbenas:-) Y sí, me encanta tu cojera y ojalá todo el mundo cojeara como tú,
    Besos guapa!

    Vicent! eres un pesa'o, cachis!

    Hola Marhya!
    Siiii, muchas gracias:-) +Besos guapa

    Hola Epa!
    Para que veas lo listucos que son estos austriaquitos:-D Es verdad, cada uno hace lo que puede... hubo un tiempo que quise vetar todos esos artículos procedentes de países en los que se permite la mano de obra infantil y/o esclava... con horror comprobé que seguía a rajatabla mi decisión tendríamos que salir con taparrabos y descalzos a la calle:-( así que, el plan es ese: hacer lo que se pueda y hablar mucho de ello para darnos empuje:-) ++Besos

    Hola Iratxe!
    sí, verdad? como dice Epa, pues en lo que se pueda y como se pueda pero algo de responsabilidad hay que asumir. Ainsss, las abuelas son la leche condensada, requete dulces:-D
    +++Besos

    ResponderEliminar
  7. Feliz año guapa.Ya estoy aquí, después de estar con anginas.. ahora con catarrazo mortal... uff..
    Pero leerte me alegra la vida.. gracias..Muak.

    ResponderEliminar
  8. Flipo con las Topfennockerln (toma nombrecito)....he pensado croquetas con frambuesas???? mmmmm que cosa ma rara....pero claro estos austriaquitos se las saben todas...que rico!!!!
    Que niña la empatía sigue y ahora la mocosa soy yo...sin fiebre pero con unos mocos que pa que.....
    Es complicado poder llegar a una solución total en el tercer mundo, tal y como está todo montado ...es un negocio dificil de cambiar pero al menos intervida y otras organizaciones hacen todo lo posible para que pequeños aportes resulten beneficiosos para parte de la población que vive en paises sin recursos para poder sobrevivir dignamente....que pena...ojalá pudieramos hacer algo más...ojalá el mundo fuera más justo...ojalá....
    un besote.

    ResponderEliminar
  9. Hola Alicia!
    Cachis!!! Sabes que Günter también las ha pasado? nunca le he visto tan malico al pobre. Cuídate amore, que es muy importante, ok? me alero mucho darte una alegría con mis entradas:-)
    Besos


    Hola Núria!
    jajajajaja! son raras pero ricas:-D Me cachis Núria, esos mocos! qué latosos son los tíos. Cuídate de esos cambios de tiempo que son muy traicioneros los tíos...
    Es verdad que es muy complicado, tanto, que a las personas de a pié se nos escapa por completo de las manos... no sabemos ni que hacer ni como ayudar. Muchas ONGs nos ayudan a entender los problemas y las soluciones y nos animan a participar con pequeños gestos... Eso ya es mucho, verdad?
    Creo que cada día se hace más y se informa con mucha más responsabilidad y madurez y eso es un paso de gigante:-)
    Bsos

    ResponderEliminar
  10. Esas frambuesas, polamódedios! Que me van a dar en un ojo! Oye, que muchas gracias por tu "sintetizado" comentario, lo que me he reído... Es lo que tú dices, que el personal no tiene los conceptos claritos, que nuestros blogs son nuestra casa y decimos lo que nos apetece, dentro de un orden claro está. Y si tiene un tío japonés (o indio, que no he conseguido entenderlo)... pues lo siento. Un besote!!

    ResponderEliminar
  11. Hola Miriam!
    Cachis, ya ves que la síntesis no es lo mío... pero es que hay gente que se columpia en exceso y siempre... cachis, siempre con anónimos. Me resulta tan sospechoso que... que no sé, no pueden salirse con la suya y cuando menos hay que sacarles los colores por tener tan mala uva:-)
    Otro pa'ti

    ResponderEliminar