gripes y galletas de limoncello rellenas... para seguir al hilo...

Vengo porque tengo que venir, que veo que si no vengo ahora ya no vendré luego... no vengo a hacerte el lío, que ese le tengo yo bien agarra'o. Pero es que entro al blog y me entra esa sensación de "deberes sin hacer" -esta es una diarrea mental que nos traemos los blogueros, tú ni caso- que me atrapa la congoja, despierta mi flojera y me digo "mira, luego, a ver si con más calma"... pero el luego viene con la misma empanada mental así que me invento otro luego más lejano... porque han sido muchos días sin pasearme ni por el rellano de mi puerta... y por supuesto, ni idea de que se cuece en el patio porque por no tener, no tengo ni olfato. Tot. Completamente Tot. Así llevo... ¿cuanto? ¿dos semanas? ¿tres? ... ni idea, aunque da igual. El caso es que las navidades por estos margenes están como mi olfato -de lo más Tot- y nosotros, los Nobis, las hemos pasado en cama...


Aquí la fiesta dura, lo que duran los fuegos artificiales y la caja de galletas. Una vez completados ambos rituales, de pasada, vienen a cantar los reyes magos y si les das el aguinaldo, escriben en tu puerta unos códigos inteligibles para una chica de letras como yo... así de enguarrinada queda la puerta hasta el año que viene que cambian las dos últimas cifras del código mago que -éstas sí que las controlo- corresponden al año en cuestión. Una vez que te han pintado la puerta, ya puedes quitar el árbol y las pegatinas de estrellitas y copos de nieve de las ventanas. No prometo nada, pero para cuando vengan a darnos la serenata voy a intentar tener la cámara en mano, con la batería cargada y las memory en su sitio... pero sin promesas, que luego no las cumplo...


El caso es que las navidades se acaban y nosotros las hemos pasado entre cof-cofs, achuses, ains, ahuuus y demás onomatopeyas típicas de la gripe. El 25, el doctor tuvo que venir a casa. Papá Oso y mini-oso estaban con mucha fiebre. Mamá Osa -presente- a punto de caer, soltando mocos y mocos, miles de mocos que aún arrastraba de nuestro capítulo anterior de mocos y anginas que apenas habíamos dejado atrás hacía una semana... así las cosas, abrimos el sofá y montamos la cama gigante que guarda en sus bajos. Sacamos todas las mantas, almohadones y edredones que encontramos, colocamos estratégicamente los pañuelos de papel, los caramelos de miel y los zumos de frutas con suero de leche.... y hala! a dormitar como oseznos en la cueva!


Hoy ya hemos dejado atrás las docto-medicinas y nos automedicamos con equinacea para no volver a caer. Sigo llena de mocos -¿cómo pueden caber tantos?- siempre con la boca abierta y la nariz roja y reseca -vaya, con cara de idiota profunda- incapaz de oler y saborear nada. Es momento de poner una lavadora tras otra con esa montaña de edredones, sábanas, matas y almohadones... y de publicar este post de galletas que veo que vienen los reyes y me cuelgan el cerrado navideño antes de hablarte de estas galletas tan bonicas...


Son la receta de Marcela, de sus Mailänderli una pasta de galletas que funciona muy bien como genérica; le cambias las formas, coberturas y rellenos y tienes un surtido muy interesante con un par de hornadas. Eso sí, no usé harina leudante para que fuera más universal la masa -mira arriba los bocaditos rellenos, así sin leudar quedan más finitos-. Como la receta de la Majuluta ya está muy bien ajustada en grasa y azúcar, te aconsejo que no hagas galletas muy gruesas -sigue el consejo de Marcela de 5-6 mm. de espesor- aunque si quieres hacerlas más gordotas -1 cm. más o menos- tendrás que ponerle más grasa para que adopten esa textura de mantecado -Marcela hace referencia a la versión de la receta de Robert.  El truco de la decoración, está en las glasas que usé. Son glasas de sabores, hechas con mermelada de frutas y azúcar glas. Lo trituras bien fino -con una proporción más o menos de 1 cucharada mermelada y dos de azúcar glas- y tienes unos glaseados preciosos, muy aromáticos y con colores maravillosos. Usé una confitura de frambuesas para las rojas y las naranjas son de mermelada de mandarinas y vainilla que me regaló Rosa -qué rica, charrita! qué rica!-. Una vez que pruebes este glaseado se te van a quitar las ganas de comprar los artificiales...


Al contemplar las tres versiones, uno se da cuenta de cuánta magia esconde una lista de ingredientes. Cómo pequeños matices crean galletas tan distintas...


Otra parte del surtido, la formó las galletas rellenas de fruta. El año pasado publiqué las rellenas de pera y basándome en la misma receta, hice estas otras flores de limoncello. El relleno también ha sido variado: desde amarenas confitadas -no confundir con guindas escarchadas- a una crema espesa de curd lemon o de manzana y jengibre. Imaginación al poder! las formas son también a gusto del cocinero. Puedes hacer bocaditos de forma cuadrada, redonda o hacer las flores concentrando el relleno en el centro y cerrando la flor presionando en los bordes exteriores dejando abombada la parte central...

Ingredientes:
  • 300gr. de harina
  • 200gr. de mantequilla en pomada
  • 60-80gr. de azúcar
  • 1 huevo entero y una yema
  • una pizca de sal
  • la ralladura de 2 limones
  • 2-3 cucharadas de limoncello
  • unas gotas de extracto de vainilla
Preparación:
Bate la mantequilla lo más reblandecida posible junto con el azúcar, la ralladura, las yemas y el extracto de vainilla. Cuando tengas una masa cremosa y suave, añade el limoncello y dale una ultima batida. Este proceso de batir se hace fenomenal con las varillas eléctricas -o con robot pero este aparato es típico de frikis del amasado-. Si tienes que batirlo con varillas a mano derrite previamente la mantequilla y deja que temple -no la uses en caliente que se cuajarán los huevos- y una vez batidos los ingredientes, deja que enfríe a temperatura ambiente antes de seguir con la receta. Si usas esta crema sin enfriar te va a engañar el harina. Necesitarás echarle más cantidad y cuando las comas te vas a acordar de ese harina de más, fijo. A esta crema, le añadimos el harina con la pizca de sal. Ve poco a poco y amasando hasta que tengas una pasta muy suave y algo húmeda pero que se despega sin problemas de la mesa de amasar... Cubre con un film de cocina y deja en la nevera que repose al menos una hora. Lo suficiente para que coja bien el frío y se endurezca que así es más fácil trabajar después la masa...

Extiende un buen trozo de masa con el rodillo -unos 5 mm. de espesor-. Puedes enharinar la superficie pero con moderación. Se dejan trabajar muy bien. Con uno o varios corta-galletas haz cuantas formas quieras. Si son bocaditos, coloca las galletas en la placa tal cual porque las rellenarás una vez horneadas. Si vas a hacer flores, corta la masa y con ayuda de una cucharita de café coloca un poco de relleno en el centro de la galleta. Coloca encima otra galleta idéntica, y presiona con la yema del dedo los bordes para sellarlos... Hornea de 10 a 15 minutos a 180º.

Los rellenos: 
  • De pera y pimienta: corta en trozos muy menudos un par de peras y ponlos al fuego en un cazo con dos cucharadas de azúcar moreno, un chorro de limón y un poco de pimienta recién molida. Deja que cuezan hasta que reduzca por completo el líquido. Deja enfriar antes de usar el relleno...
  • De manzana y jengibre confitado: corta en trozos muy menudos una manzana grande. La cantidad de jengibre dependerá de los gustos pero yo suelo usar como 1 y 1/2 cucharada bien colmada de jengibre confitado muy muy picado -me ayudo con la trituradora-. Añade una cucharada de azúcar moreno -el jengibre ya está azucarado-, y un buen chorro de limón. Deja que cueza unos 20 minutos hasta que reduzca todo el líquido. No importa si al final cogen un poco de color ya que le da un sabor acaramelado muy rico...
  • Crema espesa de lemon curd: pon al fuego en un cazo unas 4-5 cucharadas de azúcar, el zumo de un limón y dos yemas de huevo. Mueve sin cesar hasta que la crema se monte -cuando empiece a hervir espesará-. Enfría en cazo sumergiéndolo en agua fría - el cazo, no la crema. Cuida que no toque la crema- y añade unos 40gr. de mantequilla que se irán derritiendo a la que sigues batiendo la crema para evitar que haga grumos. Una vez frío, guárdalo en la nevera unos 6 horas antes de usar  para darle tiempo a que espese bien. Esta crema es para rellenar después de horneadas las galletas a modo de bocaditos.

Y antes de marchar, necesito agradecer:

  • A la Majuluta por todo. Son muchas cosas que iré compartiendo a su debido tiempo... y porque se cumplan nuestros planes...
  • A Virgina, que los reyes le traigan esa noticia tan deseada...
  • A Intxaurtsu, por ser tan valerosa y demostrar al mundo que se puede ser vegetariana en Euskadi, misión casi imposible... y por ayudar a Olentzeroa hacerme llegar el paquetito que dejó en su árbol...
  • A mi charrita, por sus mermeladas de mandarina y sus cuajadas. Por ese recetario de lentejas para que me ponga bien fuerte... ella siempre pensando en lo mejor para mí...
  • A Núria, porque me mandó el flan Royal que olvidó la charrita. Y por los turrones y ese libro de pan que recibo como un legado... lo cuidaré como se merece, bien enharinado y con manchas de masa madre por todas sus tapas:-)
  • Y a Erika, que ha unido nuestros pies para siempre...

Un año después

De nuevo he hecho estas galletas en el surtido de navidad de este año. He seguido usando el relleno de pera y la crema de lemon curd además de uno nuevo de kiwi con jengibre confitado. Una cucharada de azúcar moreno por cada kiwi y un trocito de jengibre confitado...


Otro relleno que me ha encantado es el de trufa. Haz bolitas pequeñas de trufa , las pones en el centro y cierras la galleta como con cualquier otro relleno. Y otra variante, es la de coco. He dudado mucho si hacer una nueva entrada con ellas o añadirlas en esta nota porque son tan buenas que puede que se merezca su propio espacio... no lo descarto...


Las rellené de una crema de coco que compro en una tienda de delikatessen pero puede servir también mermelada de albaricoque o dulce de leche, por ejemplo. Para fijar el coco rallado, he usado unos 50gr. de chocolate blanco que derretí en unas 4 a cucharadas de leche. Tiene que quedar lo suficiente líquido como para que no se mojen demasiado del chocolate y no muy líquidas para que no se mojen de leche.. parece un royo pero no lo es. La consistencia es la misma que usarías para una salsa o un yogur batido... o un chocolate a la taza: líquido pero con consistencia. En fín, lo más que pasará es que sepan mucho a chocolate blanco y bien mira, eso no es ninguna desgracia. El caso, es que aún en caliente y con ayuda de una brocha, pincelas un poco las dos caras de la galleta ya rellena y la rebozas en coco rallado... me he puesto morada.

Afortunadamente, este año hemos gozado de una salud maravillosa:-)

18 comentarios. ¿te animas?

  1. ¡Ay, qué mal se está cuando se está mal! Espero que poco a poco la cosa siga mejorando (y si es rápido, pues mejor aún, claro).
    Y de las galletas qué decirte, si dan ganas de meter la mano en la pantalla e ir probando de unas y otras, que se ven todas estupendísimas.
    Un besazo enorme. ¡Y que 2011 sea un gran año para vosotros!!!

    ResponderEliminar
  2. Y para ti también querida mía! que sea un año grande en alegrías y sorpresas de las buenas... lo de rápido como que ya no va a ser. Vamos despacio y con buena letra, eso sí... te juro que este colapso de mocos me trae loca. Ya tuve otro similar pero fue por montar en avión resfriada. El médico me dijo que era un colapso sufrido por la presión... pero aquí por no ser, ni mi olla a exprés que hace siglos que no la enchufo!

    Besos guapa mía!

    ResponderEliminar
  3. Nada, echad los mocos ahora y que ya no queden más para el resto de año.
    Oye, que estoy pensando, que total, si no tienes sabor, pues que repartas las galletas entre tus lectores, mujer (¡anda, que no sabemos nada, ¿eh?).
    Venga, a recuperarse. Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Querida Mai pues vaya navidad pasada por toses habeis tenido...eso significa doble regalos para reyes, que supongo que tambien los celebrais :D ...y las galletas estupendas tanto que como no se que relleno quedarme me quedo con todos (por eso de terminar de empachar, que ya vendra el régimen la semana que viene) un besito estimada mia, y mis mejores deseos para los 363 dias que restan de año!! smuakssss

    ResponderEliminar
  5. Buenas Noema!
    Pues eso hemos pensado, que lo mismo si los echamos todos de golpe ahora cubrimos cuota... no es mal plan. Razón no te falta, para sin-saborearlas mejor post-certificarlas aunque me temo que tendría una pequeña rebelión en mi hogar y recuerda que mis defensas andan bajas. Me gritan Viva la Pepa! antes de poner los sellos:-P
    Besos y a disfrutar de esos aires cantábricos,

    Buenas guapa!
    Pues reyes no vamos a celebrar mucho porque no queremos volver loco al enano. Queremos que se adapte a las costumbres del país en el que vive y celebre lo mismo que sus paisanos... así que para reyes un pequeño detalle práctico -una mochila del Rayo McQueen- y un buen trozo de roscón... con frutas escarchadas de verdad que la charrita me envió unas cuantas:-)

    Disfruta mucho de lo que queda de navidades, juega mucho con tus enanos -ya no tan enanos- y vive el 11 a tope de buen rollo:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué pena que no hayáis podido disfrutar las Navidades en plena forma!
    Aunque no deja de tener su encanto eso de meterse todos en una cama en el salón y encima teniendo esas galleticas tan apetitosas.
    Me ha encantado la idea de los glaseados de mermelada, estoy deseando probarla¡
    Un besazo y cuidaros mucho!!!
    Ah!!! Y muchas gracias por tu comentario en mi nuevo blog, me ha hecho mucha ilusión.

    ResponderEliminar
  7. No solo los pies Mai, los corazones también , pero esos no se pueden fotografiar y creo que no hace falta, no?
    Que impotencia , estar llenos de mocos y que no quede otra que esperar que pase. Me imagino que eso de hacer campamento en el living debe haber tenido su encanto. Al menos fueron unas fiestas diferentes.
    Madre mía! Que de galletitas que tuvieron para estas fiestas! Una más tentadora que otra. En mi país según dicen somos unos de los que más consumimos galletitas del mundo , pero eso corre para todo el año. Puedo poner en la lista de los primeros puestos a los Nobis también.
    No entendí muy bien lo del código en la puerta. Aca sacamos todo sin preguntarle nada a nadie, el día después de Reyes. Y la verdad es que todo junta tanto polvo ahí colgado, que una limpieza profunda no viene para nada mal.
    Tengo en el frasco solo unas pocas Lebkuchen, no sabés como las disfruto!
    Cariños

    ResponderEliminar
  8. Des biscuits très réussis et très beaux.
    Tous mes vœux pour 2011.
    Que cette année soit encore une année de saveurs et de gourmandises.
    A très bientôt

    ResponderEliminar
  9. Buenos días Lola!
    La estampa en el fondo estaba graciosa, sí. Apretaitos unos con otros soltandos pequeños ains a coro:-) Sabes, vi el enlace en Facebk de casualidad porque me pasé solo a leer mails pero lo vi en tu perfil y me llamó mucho la atención... y me ha gustado mucho:-)
    Besos


    Hola Erika!
    pues eso me ha parecido, que esos pies parecían corazones que se entienden a la perfección aunque vivan cosas distintas: un par una ola de calor y el otro una nevada intensa... con un pedazo de océano de por medio pero da igual; ellos se entienden:-)

    Lo del código en la puerta ya le sacaré una foto para que lo veas; para mí es muy raro. Es una inscripción a modo de bendición... ya contaré toda la historia como se merece en el blog para que se vea claro:-)

    Y justo de después, sacamos los árboles a la calle ya que pasan los del ayuntamiento a recogerlos así que todos los vecinos sacamos el plumero y la aspiradora y nos ponemos a darle con mucho salero. Eso sí, las ventanas no se limpian hasta primavera... el primer año aquí lo intenten y tal cual pulse el spray se congeló el limpiacristales (a veces pienso en ponerle un poco del anticongelante del coche). El caso es que el pegote se quedó hasta el mes de marzo, ahí bien sujeto el tío:-)

    Para la primavera, tengo que enviarte hierbas. Esta vez me dio miedo de que nos detectaran el paquete con sustancias de aspecto sospechoso pero la próxima vez le toca el turno a las hierbas... aunque un sobre de Lebkuchen no abulta:-D
    Besos

    Buenos días Nadji y muchas gracias!
    Yo también te deseo un año muy sabroso e intenso,
    Un besos

    ResponderEliminar
  10. Querida, tu cocina parece una manufactura galletil, que buenas recetas y que preciosas a la vista!
    Tema mocos: si quieres te mando unos paquetes de tissues a ver si los echas sin irritarte el labio superior.
    :-)))
    Os deseamos lo mejor, siempre es un placer entrar en tu cocina. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hola Maite, feliz año, espero que se te pase ya esa gripe, ¿has probado con propóleo? mano de santo.
    Lo de la glasa con mermelada me ha encantado, lo voy a probar en las próximas galletas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Hola rojos de mi vida y de mi corazón!
    Pasarlo en grande y mil gracias por los tissues! yo también os deseo mucho mucho de eso que tenéis y que con tanto gusto contagiáis. Qué no me entere yo que os falta algo eh!!!
    Ea, besos guapos

    Hola Ajonjoli!
    en casa somos clientes fijos del propóleo ya sea en crema o en té aunque para recuperar nos viene mejor la equinacea :-) Qué lo pases genial este año que entra y que no tengáis más sustos en casa:-)
    BEsos

    ResponderEliminar
  13. Así que por allá también escriben los dinteles de las puertas con esos símbolos extra~nos? Hace rato que trato de descifrarlos! Si tocan a tu puerta, por favor, no dejes de pedir las explicaciones correspondientes, que me muero de curiosidad... :D
    Espero que la familia Oso ya esté en la vía segura de la recuperación, y que ya hayan dado suficiente por lo menos por esta estación. Unos buenos jugos de naranja y pomelo ayudarán también espero. De esas Blutorangen que estoy deseando una bolsa. ;)
    La glasa con mermelada me pareció fantástica. No tengo que olvidarme para las próximas galletas.
    Saludos a toda la familia Nobis (en fin, nombre de la "nobleza" de las galletas, eh), un besote,

    Marcela

    P.S.: Me han conmovido esos pies de ambos hemisferios, nosotros también queríamos hacer una foto así con los propios. ;)
    Ah, y no tenés nada que agradecer.

    ResponderEliminar
  14. Hola Marcela!
    Mira por donde los reyes se han adelantado. Han venido esta tarde y yo con la cámara sin batería -mira que me lo imaginaba-. Pero el misterio está resulto:
    20+C+M+B+11. Los número corresponden al año que empieza. Entre medias, están representadas las iniciales de Caspar, Melchiosr, Balthasar y al mismo tiempo son las iniciales de Christus Mansionem Benedicat (Cristo bendiga esta casa)...

    Pero esta informalidad real, me ha chafado la entrada que quería haber preparado... cachis! Si mañana los veo de ronda les pediré que vuelvan a por más aguinaldo:-)

    Los Nobis andamos con dieta de mucha proteína y muchas vitaminas. Ya me seducen esas naranjas sanguinarias porque aquí aún no las he visto. Tienen que estar a punto de empezar a venderlas... mientras escribo, bebo un buen zumo de Ribisel, el remedio de la abuela Nobis. Tenía grosellas en el jardín así que hacía su propia compota y zumos. Cuando el sirup se acababa y Günter enfermaba le hacía un té de frutas con una parte de compota y 3 de agua caliente... Gü dice que es el sabor rico del resfriado:-)

    La foto de los pies me ha dejado loca. Imagina que vuelco me dio el alma:-) muy feliz,
    Besos

    ResponderEliminar
  15. ¡cuánta gente hemos compartido estas navidades las gripes..."
    Igual que tú me he encontrado durante casi dos semanas. Los calamares de nochevieja no me sabían a calamares, el pastel de chocolate y turrón parecía de goma-espuma, y para colmo, tenía que dar de comer a mucha gente,s in apetecerme. Y la fiebre, que después de 27 años apareció en mi vidada. ¡ay, que ya no la reconocía! pero se presentó bien, par que no me olvidara de ella en mucho tiempo.
    Ayer disfruté como una niña chica cuando probé mi ensalada, y me sabía a ensalada. ¡qué rica!
    Espero que ya estéis mejor, pero qué galletas más ricas y bonitas.Yo este año, con la gripe no he tenido tiempo ni cuerpo para hacerlas. Y era un clásico en mis navidades.
    Feliz Año 2011

    ResponderEliminar
  16. Para que luego digas que no sois originales, ale, ahí acampando en el salón en Navidad... pues que sepas que a mi me tocó en nochevieja, que no pude probar más que el consomé, por aquello de que es líquido, calentito y no mata el estomago.... brrr... nena, que ya pasó y ahora toca recuperar energía!!
    Por cierto, estoy finalizando mi fase galletil y no ayuda mucho que tu me sigas poniendo fotos tan deliciosas, no es plan! cortate un poco anda jajajajaja...
    En fin guapa, que ya sabes que es un placer.... Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Hola!
    Que varidad más rica de galletitas.
    http://elbocadodelahuerta.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  18. Hola guapetona...lo de las puertas gracias por la aclaración porque como Erika no entendía naa de naa....
    Aquí , si no voy errada ya que en esto la verdad no estoy muy puesta, es el día 2 de febrero "La candelera" cuando oficialmente se quita el pesebre y demás ornamentos y se dá por finalizada la Navidad. Vamos que todavía nos quedan unos días para comer galletas...como estas que niña tienen una pinta que .....las rellenas me las comía ya mismo de dos en dos.
    un besote mu muy grande

    ResponderEliminar