bienenstich y diferencias irreconciliables

Hoy me tienes que perdonar pero no vengo muy parlanchina. Ando floja, de nuevo sin hierro. Bah, dejo los detalles escabrosos que no nos llevan a nada más que hurgar en relatos patológicos de lo más cochinos pero resumiendo, esta es una historia de mala convivencia que ya viene de lejos. Mi útero y yo acabamos de emitir un parte escueto e impersonal que reza "diferencias irreconciliables".  Desde hace un par de años nos llevamos fatal. Hemos intentado convivir en paz, cada uno a lo suyo pero no ha funcionado. Ya no nos aguantamos -así te lo digo- y como suele pasar en estos casos siempre hay algún inocente que se la carga. En mi caso, mi nivel de hierro que entre pelea y pelea, mensualmente ha pagado en metálico nuestros trapos sucios... sí, muy gore la historia, para que mentirte...



Pero no siempre fue así, la verdad. Hubo un tiempo que hasta nos llevamos bien. Yo fui la penúltima de la clase en recibir sus señales. Al principio, me estresaba un poco y hasta me avergonzaba. Salir a la pizarra en aquellos tiempo que aún no existían las extraplanas era una auténtica pesadilla. En una ocasión -ensayábamos una obra de teatro- tuve un desbordamiento. Quién me alertó del chapapote fue un compañero de clase, Antonio Lorente para más señas y, si la vida no le cambió de rumbo, hoy será dentista vocacional y puede que ese ramalazo médico fue lo que le llevó a diagnosticarme el desastre... bueno, que decir, que en ese momento creí que esa se convertiría en la experiencia más horrible de mi vida y que, si la pasta me lo permitía, yo sería a partir de ese momento, carne de psiquiatra...

Y lo que es la vida. Antes de verme cara a cara con un psiquiatra para resolver mi trauma menstrual, ésta se marchó durante 42 semanas, las que duró mi embarazo con tan solo 20 añicos. Ahí comprendí lo importante y listo que era mi útero quién albergó, cuidó y mimó a mi bebote, un varón de casi 4 kilos que se encajó en el canal del parto durante horas. Mi pelvis se quedó completamente loca la pobre... pero tuve a Álvaro, mi primer milagro en la vida y mi batería inagotable de esperanza y amor.



Ésto marcó un antes y un después en nuestra convivencia. Durante más de 20 años nos hemos llevado a las mil maravillas. Él cada mes hacía limpieza de bajos sin darme ni un ruido. Alguna que otra vez un retuerto que otro pero nada del otro jueves. Mira si es majo, que cuando cumplí los 40, a esa edad que todo parece indicar que a las mujeres nos dará un bajonazo de estrógenos de la leche, pues el solito decidió fecundar a mi segundo bebote, una experiencia maravillosa y tremendamente placentera que llegó en ese momento de la vida en que una empieza a estar convencida que se le pasó el arroz... se portó fenomenal! aguantó genial una amniocentesis y una cesárea y mira, cuando podría haberse jubilado con todos los honores y haber llevado una vida de reyes, pues me engaña con un mioma de 6 centímetros que me ha hecho la vida imposible... tanto, que los profesionales del ramo han decidido cortar por lo sano...

Y en esas estoy. Esperando que me digan cómo y cuándo haremos la separación definitiva. Tantos años juntos y ahora todo ha terminado entre nosotros con un volante amarillo para el hospital a la atención del cirujano de turno y, entre garabato y garabato en germano, me ha parecido leer un "se acabó el pastel"...


En fin, que para no estar parlanchina te he contado 30 años de relación extrauterina pero qué te voy a contar que tú ya no sepas. Sabes que no me puedo callar ni debajo de agua y hasta ahora no ha habido flojera que me cierre el pico... o la tecla que para el caso que nos ocupa es lo mismo...

Y yo chaspa que chaspa y tú mirando esta delicia sin saber qué es. Se llama Bienenstich -picadura de abeja- y me picó el antojo apenas abrí el bote de miel que me envió una libélula desde Euskadi. Pero esto ya te suena de aquí, verdad? sí, cuando publiqué los ratones fritos ya te puse los dientes largos con esta crema de abeja pura y sin adulterar, hecha con mucho mimo y buen hacer. Un placer que despertó en mi memoria dos cosas que adoro: los pestiños y este bollo, relleno de crema y cubierto por una capa crujiente de almendras y miel. Y como las sorpresas no vienen solas, andaba yo liada con esta picadura cuando mi querida ventada argentina, publicó su versión de la picadura en una entrada maravillosa donde cuenta con pelos y señales la historia de este brioche relleno. La versión de Erika no lleva miel así que si no eres amante de la resina de abejas te gustará más su receta..


Yo usé la receta de Lunch for one, un blog alemán que me gusta mucho. Reduje algo los ingredientes húmedos porque la primera vez que lo hice la masa me quedo muy floja y tuve hundimiento de almendras caramelizadas. Para el relleno, te dejo dos versiones: la versión con nata te la ofrece Erika en su picadura. La versión alemana es una mezcla de pudding de vainilla y nata. Y mi versión, para hacer un homenaje a Euskadi, la tierra de esta miel, con una mezcla de cuajada y nata... una improvisación de última hora muy acertada. Desde luego, mi cuajada es de el Sr. Royal, porque aquí no hay, pero no me faltan sobres gracias a un par de pajaritos muy majos que me han dejado bien surtida:-) hija, me quedaré sin útero pero ya ves que regalos no me faltan :-D


Ingredientes para la masa:
  • 500 gr. de harina
  • 2 yemas de huevo (yo usé solo una)
  • 1 huevo entero
  • una porción de levadura fresca (viene a ser unos 40-50 gr.)
  • 80 g. de azúcar (yo usé 5 cucharadas)
  • 100 gr. mantequilla (yo usé unos 70 gr.
  • 1/4 l. leche templada (yo usé unos 225ml.)
  • una pizca de sal
  • ralladura de limón a ser posible bio

Ingredientes para el crujiente:
  • 100 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de azúcar (use 60gr.)150 gr de almendras fileteadas
  • 2 cucharadas de miel (yo 3 cucharadas super colmadas)
  • 4 cucharadas de leche

Ingredientes para el relleno:
  • 1 l. de leche
  • 2 paquetes de pudding de vainilla
  • 150 gr de azúcar (no usé. La cuajada ya estaba azucarada)
  • 10 láminas de gelatina (no usé. La cuajada ya tiene la textura)
  • 600 ml. de nata (yo usé 400ml.)
  • 4 cucharadas de azúcar avainillada

Preparación para el brioche:
Deshace la levadura en 4-5 cucharadas de leche templada. Añade una cucharada de azúcar y un poco de harina a ojo (que te quede como una papilla). Deja que fermente por lo menos 30 minutos en un lugar templado. Derrite la mantequilla y deja que temple un poco. En un bol grande pon el resto de la harina, de la leche y del azúcar, además del resto de ingredientes para masa. Añade el prefermento y amasa unos 5 minutos hasta que tengas una masa suave y lisa. Deja que fermente hasta que doble su tamaño (no es harina de fuerza así que no subirá tanto como una masa de pan)...

Preparación de la cubierta crujiente:
Mientras está levando la masa, pon la mantequilla a derretir en una sartén. Añade las almendras y dóralas ligeramente. Añade el azúcar, la miel y la leche y mueve constantemente hasta que el caramelo que se forme tome un poco de cuerpo (no tiene que quedar demasiado duro). Deja que se enfríe a temperatura ambiente...


Preparando el brioche para hornear:
Una vez que la masa ha levado, la extiendes en la mesa con ayuda del rodillo y le dejas un espesor de 2 a 2,5 cm. La colocas en un molde grande o en una bandeja con algo de profundidad. Extiende la masa acercándola a los bordes pero sin llegar a tocarlos. Así, cuando vuelva a levar tendrá sitio para expandirse y quedará más plana. Si no lo haces, es posible que el brioche se abombe. Deja de nuevo que repose unos 45 minutos. Calienta el horno a 180º y antes de meter el brioche a hornear, cubre con la cobertura de almendras intentando que quede bien extendida y uniforme. Hornea alrededor de 30 minutos (puede ser algo más)...

Preparando la crema avainillada:
Pon en remojo la gelatina. Disuelve los polvos para el pudding en un poco de leche. En una cacerola pon el resto de la leche hervir junto con el azúcar y llévalo a ebullición. Cuando rompa a hervir, añade la leche con el pudding disuelto removiendo constantemente hasta que vuelva a hervir. Retíralo del fuego, y sin dejar de remover añade la gelatina escurrida y sigue batiendo hasta que la gelatina esté completamente desleida. Deja que temple cubriendo el pudding con film de cocina haciendo que toque la crema para que o forme capa dura. Por otro lado, monta la nata con el azúcar avainillada. Mezcla con el pudding suavemente hasta que tengas una crema uniforme y bien ligada....

Si optas por la crema con cuajada:
Este relleno es mejor que lo prepares con bastante tiempo de antelación ya que tienes que dejar que la cuajada se forme. Si usas cuajada natural, no será necesario, claro. Lo primero, disuelve los polvos para la cuajada en un poco de leche. En una cacerola pon el resto de la leche hervir y llévalo a ebullición. Cuando rompa a hervir, añade la leche con la cuajada ya disuelta removiendo constantemente hasta que vuelva a hervir. Retíralo del fuego y deja que enfríe en la nevara. Por otro lado, monta la nata con el azúcar avainillada. Mezcla con la cuajada ya fría y montada  y bate suavemente hasta que tengas una crema suave....

Montar el Bienenstich:
Corta el brioche por la mitad con un cuchillo. Para evitar que la crema se desborde por lo lados  puedes usar un aro de montaje con forma cuadrada o bien -fue lo que hice- usar el mismo molde en el que horneé el brioche. Coloca la capa inferior, añade la crema y tapa con la otra mitad dejando el crujiente arriba. Deja que repose un par de horas en un lugar fresco -la nevera sería excesivo- para que la crema se asiente. Y listo, a comer.

47 comentarios. ¿te animas?

  1. wowwwwwwwwwww che golosa!!!!complimenti!

    ResponderEliminar
  2. bueno en primer lugar te felicito por tu manera de explicarte porque hasta hablando de tu útero tienes gracia. Espero que todo te salga bien!! te deseo muchisima suerte y una pronta recuperación. En cuanto al bienenstich que decirte... me has puesto los dientes largos largos!!! que pinta taaaaan rica!!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué don tienes para contar las cosas; yo jamás podría relatar tan bien toda una vida de relación con mi útero! Además uniendo humor con palabras de cariño, eres genial. Yo me temo que tengo al mío descuidado, no le alimento bien y llevo ya un par de años peleando por conseguir que se recupere... pero en fin, mejor no aburrir con estas cosas.

    El Bienenstich... impresionante! Qué masa, qué relleno, qué cobertura! Miel, almendras, vainilla... fantástico.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bueno, eres simpática hasta para contar tus momentos malos. Ànimo, no te preocupes, por fin podrás liberarte de él. Ya ha cumplido su cometido, has tenido los frutos que deseabas y ahora... pues nada, dale la jubilación pero tu sigue aquí con nosotras dándonos platos tan buenos y ricos como este bienenstich, alegrándonos la vida y tu disfrutando de ella.
    Un besito muy fuerte.
    Rosa

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué buena pinta tiene! Tiene un aspecto super apetecible. Buen finde.

    ResponderEliminar
  6. Buenisima esa "picadura de abeja", curioso el nombre.
    Oye que todo salga bien y que la separación sea para terminar con esta guerra que te da el temita, cuidate!

    ResponderEliminar
  7. Es lo que tienen los úteros femeninos, que son muy suyos, igual te hacen favores que te dan por saco... pues nada, cuanto antes te despidas de él, mejor. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Mayte, vaya arte que tienes con las palabras.... yo creo que después de dos joyas como las que te ha dado tu útero, se merece unas vacaciones, eso sí, espero que todo salga bien. Respecto al pastel, bollo, brioche....UUUAAAAUUuuUU....qué pasada, en la pantalla se ve espectacular y supongo que en la boca os supo a gloria divinia, eres toda una artista. Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Buenos días Federica!
    Muchas gracias:-) Besos

    Buenos días Claudia!
    Muchas gracias pero es que hay que tomárselo con humor, verdad? y también te picó la abeja? Uy, pues eso no se cura solo. O te pones con él o te va a picar, picar... :-) Besos

    Buenos días Akane!
    Humor y cariño? qué bien suena, verdad? creo recordar que hace y año ya comentamos que teníamos una anemia en común, no? uf, son muy pesadas. Muy, muy pesadas. Agotan física y mentalmente porque con eso de que el oxígeno no llega bien al cerebro uno vive en una especie de catatonia crónica.. que petardo! Mucho ánimo que es lo que más sufre cuando se está flojo porque hace falta mucha fuerza de voluntad hasta para mover un palillo... por cierto, le sorprendes a tu padre con esta picadura y le vas a emocionar:-) Besos

    Buenos días Piescu!
    Así es! ahora es casi hasta un alivio. Pasar pronto por "carnicería" y dejar atrás los malos rollos. Viva la salud :-D muchas gracias por tu comentario que me sabe a optimismo y como me dice mi hermano "focaliza lo positivo... focaliza!" Y por cierto, sigo sin encontrar profiteroles y no me quito tu relleno de la tarta de nutela de la cabeza... al final, me veo haciéndolos yo misma porque... mira, otro dulce que me picó:-) Besos

    Buenos días Marus! muchas gracias:-) Besos

    Buenos días Carmen!
    la primera vez que lo comí me imaginé a las abejas peleando a lo ninja por esa costra megacrujiente. Ellas aguijoneando y yo mascando a toda prisa para no cederlas ni una miguita... porque con ciertas cosas, sobre todo las golosas, sacamos nuestros instintos más egositas:-) Y la otra guerra, la gora, pues mira, cerrojazo y marchando:-D Besos

    Buenos días Miriam!
    Así es. Llega un momento que ya no pintan nada y dejan de servir, pero ya le digo que no lo pague conmigo que yo ni pincho ni corto en la cada de montaje humana:-)Besos

    Buenos días Zaloa!
    Muchas gracias. Estoy segura que todo va a ir para mejor. El bollo rico de verdad:-) Besos

    ResponderEliminar
  10. Mayte,hasta de bajón nos ofreces unas entradas magníficas y unas recetas deliciosas! Espero que soluciones pronto tus problemas con el útero y continues con estas recetas tan buenas. El bienenstich tiene un aspecto espectacular, tan esponjoso y con la miel... mmmm... Gracias por la receta. Un abrazo

    Marisa (Bon appétit)

    ResponderEliminar
  11. Hola Maite!!!! no te pienses que me he olvidado de ti, noooo. Aunque no tengo tiempo de publicar (y casi ni de cocinar con los horarios que llevo en el trabajo)en cuanto tengo un segundo libre en el ordenador me vengo pa'cà a leerte un rato, que ya me he acostumbrado a seguir tus historias cotidianas y estás la primera de mi lista de favoritos!
    Besos!
    Nuria

    ResponderEliminar
  12. Pues mira, sabes lo qeu te digo?, que a cantarle eso del bye bye y a otra cosa mariposa.... esas enemistades es mejor cortar por lo sano y si te dicen los profesionales que hay que decir adios, pues nada, se le dice adios apretando los dientes sin más. Ya sabes que desde aquí yo estare pensando mucho en ti, aunque me hubiera gustado que tuvierais una relación idilica muchos años.
    Que un besazo, un achuchón fuerte y toda mi energía más zen. Ya sabes qeu te quiero, así que no hace falta que te diga nada mas. ;)

    ResponderEliminar
  13. Todas las mujeres que conozco tienen una relación amor-odio con su útero y cuando comienza a ser causa de desavenencias tan profundas lo mejor es cortar por lo sano. El pastel te quedó de miedo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa!
    Muchas gracias y sí, yo creo que todo irá genial. Confío que no me hagan esperar mucho:-)Besos

    Hola Núria!
    qué alegría!!! mira que me pregunto muchas veces por ti.. y oye, que no se qué decirme! me gusta saber que estás bien:-) y bueno, ya me da pena que no tengas tiempo para publicar pero que le vamos a hacer! me alegra muchísimo saber que estás ahí :-)Besos

    Hola Charrita!
    Dí que sí. Además, sabes que viene de largo y que me las ha estado haciendo pasar canutas así que a otra cosa mariposa. Que pase rápido y para adelante. Ya sabes lo que pienso, que la desgracia no es enfermar sino no recuperar la salud y este paso va a ser muy positivo dentro de nada. Ya lo sé querida mía y no sabes cuánto me arropa saber que estás ahí contra viento y marea:-) yo también te quiero mucho, que lo sepas. Besos

    Hola Pilar!
    Y ahora no recuerdo pero Günter me comentó una estadística y parece que terminar así es de lo más normal. Parece que puestos a tarifar, un útero puede tener muy mala uva. Así que mira, ha comer pastel y que pase pronto la tormenta:-)Besos

    ResponderEliminar
  15. Bueno, Maite, coo en todas las relaciones, más vale separados que a mal traer, adios muy buenas y que te deje hacer tu vida, total, ya ha hecho muy buen trabajo, dos hermosos buenos trabajos, ¿que no?
    Y el ¿bienenstich??? Tiene una pinta que madre mía....
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  16. Eso es! él se va a perder mi compañía y mira, como hogar creo que soy estupenda. Pero a mi me quedan mis dos faros en la vida:-) muchas gracias y la picadura está par ano dejar ni el aguijón,
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Tiene una pinta estupenda, seguro que lo hago, lo voy a guardar en favoritos. Respecto a tu utero, cariño todo se supera y con tu buen humor, seguro que todo te sale estupendo.

    Si no he leido mal te encuentras en Alemania??? Yo estoy residiendo desde hace 3 meses aqui (Alemania). Besos

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Qué escándalo de pastel, me encanta!!.Espero que todo te vaya muy bien y tengas muy buena recuperación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Leila!
    Yo estoy viviendo en Austria. En qué parte de Alemania estas? tres meses? y los tres más duros! y este bollo es un clásico alemán que fijo que verás de más de una. y mira, lo el útero que pase rápido y rodando, verdad? que yo ya estoy harta de tanta anemia y tanta flojera:-) para adelante! Besos

    Hola Nieves!
    Tú lo has dicho: un escándalo total! muchas gracias por tu apoyo:-) Besos

    ResponderEliminar
  20. Un placer leerte, como siempre,y el remate con esta receta pues que a mi también me ha picado.
    Un beso y buena despedida!

    ResponderEliminar
  21. Qué rico pastel!!! oye, y si no quiere estar contigo en armonía, que le den pol saco al útero!!!
    Besicos

    ResponderEliminar
  22. Mai.. guapa.. eres un ángelito.. ya sabes porqué... mucho ánimo con todo. .y la receta humm!Me encanta!Bss

    ResponderEliminar
  23. Un besote gordo gordo gordo gordo guapa. Ánimo y que todo vaya bien, tú puedes con esto y mucho más. Muak!

    ResponderEliminar
  24. Estoy en el norte, cerca de Hannover. Te visitare mas amenudo a ver si me puedo copiar alguna recetilla.

    Si tienes recetas tipicas alemanas, te agradeceria que me las pasaras.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  25. Buenos días Chelo!
    y un placer el mío tenerte a mi vera:-) Besos

    Buenos días MaryLou!
    Ea, aí se habla. Qué le den! por cierto, cuando regrese de llevar al peque al Kindergarten, tengo que volver a tu cocina a ver esos gurullos tan majos:-) +Besicos guapa

    Buenos días Alica!
    sabes cual era mi nickname en mis tiempos de jugadora online (sí hija, jugaba a pegar tiros a diestro y siniestro). Pues la tte. angelito. Empecé como soldado pero mira, con mis heroicidades me gané los galones. DEspués de esta, la capitana angelito por lo menos:-D y de estar más cerca ya te hubiera mando un sms "tronqui, bollo que pica y café en mi casa. Pongo cafetera en 5 minutos" ... pero en 5 minutos no llegas a estos valles ni de coña, verdad? hala, que pases un buen día:-)BEsos

    Buenos días Anita!
    Muchas gracias tronquita. Por cierto, tengo que ir a Viena pronto porque estamos sin consul en Graz y Lucas tiene el pasaporte que caduca ya... te aviso por si tienes tiempo y nos tocamos las chichas por fin:-)Besos

    Buenos días Leila!
    Pues tengo bastantes cosillas. ¿Qué tal el alemán? porque en el vecindario tengo unos cuantos blogs alemanes que están genial. Te dejo link por si quieres verlos
    http://hierbasyespecias-mai.blogspot.com/p/el-vecindario.html
    En cualquier caso, si buscas alguna receta concreta no dejes de preguntarme,
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Madre mía que receta! y que identificada me he sentido hoy contigo.
    Yo llevo unos meses también que no me hablo con mi utero, y me voy cayendo por las esquinas de la peazo anemia que me ha dejado.
    Aunque esta vez creo que la culpa ha sido mía, pero bueno no te voy a contar aquí mis historietas...

    Espero que te recuperes pronto!
    Suerte y un beso.

    ResponderEliminar
  27. Pues eso que fué bonito mientras duro...y en tu caso muy muy bonito con esos dos amores... y estoy segura que despues de esto será otro cantar.
    El pastel una pasada, me gusta todo, la cobertura, el relleno....y la foto de la miel es perfecta, que miel tan rica, tiene una textura de las que me gustan...espesitas.
    Un achuchón mu muy fuerte

    ResponderEliminar
  28. Que rica Kako...yo estoy detrás de una cocotte pero me has liado, pensaba que La Creuset era la marca de la cocotte y por lo que dices són dos tipos de cazuela distintas no???
    Mucha suerte.
    besos

    ResponderEliminar
  29. mai, me alucina la capacidad que tienes para converir todo en una historia tan fascinante... espero que pronto pase todo, seguro que sí. Un beso grande, y como hasta ahora, humor, buena compañía y a cuidarse con postres ricos como éste.

    ResponderEliminar
  30. ..yo no he sido...Maite sale un mensaje que es para Kako...de verdad que no se que hace aquí????
    alucina vecina!!!

    ResponderEliminar
  31. Hola Paxarina!
    no me digas?! pues entonces ya te sabes mi historia. Qué ganas tengo de pasar página y volver a estar fuertota que luchar a diario con la anemia es una completa proeza:-) ánimo y muchas gracias. Besos

    Núria!!!!
    jajajajaja! sí lo del mensaje a Kako me dejó un poco pa'ya pero enseguida me imaginé que ha habido un cruce de cables:-D me parto. Bah, da igual! nosotras a la picadura que te iba a gustar muchísimo:-) Besos

    Hola Epa!
    amén! y el humor que no falte que todo se hace más ligero y, cuando menos, divertido:-) Muchas gracias. Besos

    ResponderEliminar
  32. Bueno, le llegó la hora de mandarse a mudar. La verdad es que después de los años vivídos te dejó un tendal con dos niños preciosos. Y con la energía que tenés te vas a recuperar pronto y el hierro te va a volver como por arte de magia.
    Hablando de tortas la verdad es que siendo tan golosa me quedo con la tuya que tiene miel. Aparte eso de llamarla picadura de abeja y que no lleve miel, es bastante decepcionante. Me gusta el color dorado que le quedó a las almendras, me gusta el contraste.
    Cariños

    ResponderEliminar
  33. Ay ay ay, Maite, mi niña, que no había leído esta entrada tuya y no sabía nada de la ruptura drástica que tu útero y tú van a experimentar. Ya sé que estoy lejos, o tú, a saber, pero ya sabes que aquí tienes una amiga, porque eso de ganar un concurso, une mucho... ¿A que sí?. De verdad que espero que todo vaya bien y, aunque sea una medida drástica, confío en que cuando termine me des un toque y me digas... chacha, estoy fenomenal. ¿Vale...?.
    El dulcito de picadura de abeja... pues me ha encantado, porque me encanta la miel y mientras menos refinada, más me gusta. Así, a cucharadas, sobre un pan o en yogurt... Y en ese dulcito tuyo, pues qué quieres que te diga, que s eme van los ojos...
    Un besote enorme guapetona...

    ResponderEliminar
  34. Hola María! Muchas gracias:-)BEsos

    Hola Erika!
    Mañana voy a que me cuente el cirujano así que te escribiré para contarte. y fijo que cuando todo pase, voy a ponerme como Ironman pero a o woman:-D

    El bollito apetitoso, verdad? la costra es crujiente y se queda completamente seca y caramelizada. Me pierden mucho esos "crunch". La próxima vez yo pruebo tu almendrado y tú el mío :-) Besos

    Hola Laube!
    Chica, estaba tan a gusto charlando contigo que no quería entrar a contar este petardo... un rollo, pero ya has visto que muy "tocada" como que no me tiene este tema. Lo que quiero es quitármelo de encima y volver a la "normalidad" que lo que más siento es que, aún no son las ocho de la tarde, y ya estoy completamente acabada. Se acabó el día para mí y eso me da mucha rabia. Cuando vuelva a estar como una moto voy a hacer temblar a Leoben,ya verás:-D

    Que decirte, Laura, que a partir de ahora nuestras letras serán de amiga a amiga porque este concurso nos ha hecho simpatizar más aún y me quedo loca con lo mucho que nos parecemos, en gustos y en todo, ya sabes:-) Besos

    ResponderEliminar
  35. Ya verás como todo va muy bien y luego te sientes mucho mejor...lo que molesta, mejor quitárselo de encima cuanto antes!
    Y el pastel con esa capa de almendras con miel...qué cosa tan rica!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  36. Lolica!
    sí hija, y parece que hay que darse prisa que está de un intratable del ocho... el bollo delicioso, con esa textura y sabor tan familiar para tu nuera:-)Besos

    ResponderEliminar
  37. Muy bonito este bizcocho Iron Mayte ;)
    y por toda la dulzura extendida, ers un amor!!
    Besazo

    ResponderEliminar
  38. Mai corazón, como vengo leyendo de arriba "pabajo",no me había enterado de tu ruptura con tu útero, bueno, es lo que hay, si no se puede, no se puede, y si esa es la operación, pasará pronto y sin gravedad. Tengo que decirte lo mismo, que te deseo lo mejor y que cuando estés allí, acuérdate de nosotras que estaremos todas contigo, dándote mucha fuerza y muchos ánimos, y que sepas que te queremos, te queremos de verdad, te lo digo yo.
    Un besazo grande.
    Ah, siempre se me olvida comentarte la receta, es que tu historia me es más importante, pero de todas formas, están de muerte, esta y la otra, vamos, que a ver si un día vienes o voy y nos invitamos a una cosita de estas.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  39. jajaja!
    Sí Viena, yo leo igual que tú:-D Y mira, para los 7 días de hospi voy a llevar el portatil así que estaré "operativa" por lo menos después de los tres primeros días que serán los más complicados. DEspués voy a tener mucho tiempo para dedicarle a la máquina porque ya me han advertido que el reposo es absoluto y no es negociable así que voy a hacer mucho tumbing en el sofá -a lo reina mora-. De todas formas, busqué por tu página tu correo electrónico y no lo encontré. Lo busqué porque tengo unas semillas de calabazas y apionabos que quería enviarte. Mándame un mail (maitemsalonso@gamil.com) y además de poner en marcha a los correos así te incluyo en mis comunicados oficiales y partes de bienestar, es más práctico, sabes?

    y eso está hecho!
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Con gente así más vale no hablarse ;)

    Espero que todo vaya rápido y superbien.

    La cocina ayuda a evadirnos ya lo sabes :)

    ResponderEliminar
  41. Ni que lo digas:-D Muchas gracias guapa y mil besos,

    ResponderEliminar
  42. Pues seguro que todo sale bien y de tu útero no te vuelves a acordar más.
    El pastel tiene una pinta tremenda,riquísimo tiene que estar!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  43. Muchas gracias Cavaru!
    Así espero que sea... agua pasada en cuanto quiera darme cuenta :-) Muchas gracias y mil besos

    ResponderEliminar
  44. Mai: Te he enviado un mail pero me lo devuelven, si quieres para poder estar en contacto, escribeme tu. MI correo es vienasabor@gmail.com
    Te mandaré el que te he escrito yo ¿vale?
    Un besito bueno, un beso gordote y grandote.

    ResponderEliminar
  45. aiii los úteros! si yo te contara!
    mi relacion ha sido de amor odio desde siempre pero últimamente se esta pasando, aunque tiene que estar conmigo porque todavía no ha hecho toda su funcion! asi que lo mimaré con tu bienenstich! ¿le gustará no?
    besitos y cuidate!

    ResponderEliminar