scones de queso y los cocos de Lucas

Tengo unas ganas tremendas de hacer monotema sobre mi útero traidor pero a veces las cosas vienen de tal manera que es imposible hacer leña del árbol caído. Günter ha estado de viaje, Lucas con estreptococos en las amígdalas -¿cómo es posible que no se gasten estos cocos con tanta vuelta como dan en el Kindergarten?- y por cierto, de nuevo, el Dr. Gusano en acción. ¿Te acuerdas del episodio de la escarlatina de Lucas?  pues esta amigdalitis ha sido como un pequeño déjà vu de aquella ocasión. Una vez más, el enano aprovecha para enfermar cuando papá se tiene que marchar. ¿La psiquis infantil es tan poderosa que es capaz de hacer enfermar a nuestros retoños con tal de aguar los viajes de sus progenitores? ... mira, calla, calla, que me da como un escalofrío por el espinazo... vamos a ser razonables y lo dejamos en casualidad...


Así que, apurando papi su salida al máximo, salimos echando cohetes dirección a la consulta del Dr. Wurm mientras su fotocopia en miniatura tosía, vomitaba y dormitaba en el regazo materno. A la que íbamos, Lucas quiso estar seguro de que nuestro destino era visitar al Wurm y no al servicio de urgencias así que me preguntó "mami, vamos al doctor bueno, ehhh?" "sí, hijo, al bueno, no te preocupes". Y es que Herr Doktor Gusano se ha ganado el apodo de "el bueno" a pulso. No ha habido ocasión que hayamos salido de su consulta con un puede-que-sea-o-puede-que-no o el típico que tanto gasté con su hermano espera-a-ver-y-si-no-mejora-ve-a-urgencias... es otro rollo, en la onda del Inspector Gadget. Si ha tenido que hacer un análisis de orina sobre la marcha, lo ha hecho -e imagina el número ponerte a espera a que un bebé quiera hacer pis- o un pinchacin en el dedo para saber si una fiebre era de origen vírica o bacteriana -aquí, me quedé a cuadros... mi hijo mayor cuando tenía fiebre era cosa de niños pero este pequeño tiene calenturas con nombre propio, que terminan en itis, ina o en coco- ... y esta vez, para saber si era un coco, un herpes o un vete-tú-a-saber-qué sacó un palito de los que usa el CSI para localizar ADN asesino y le hizo un test tipo embarazo -tal cual te lo cuento. Esto suena a la nueva temporada de Fringe pero no, es la vida misma-. El test dio positivo y descartado un embarazo infantil-sin-útero -ves tú? el muy traidor tenía que salir- pues el diagnóstico fue claro: amigdalitis bacteriana común, es decir, la del coco...


Pero evidentemente, estos son mi propios argumentos para alabar al bueno del doctor y no los de Lucas. A él le gusta su sala de espera. Es enorme, como muchos juguetes y hasta un pequeño tobogán. Siempre está lleno de niños con los que jugar. Cada vez que vamos, Lucas se tumba en esa camilla tan chula y le pregunta a él -mi hijo sabe más alemán que yo- por el motivo de la visita... así, de caballero a caballero, como tiene que ser. Tiene un montón de aparatos requetechulos para explorar las enfermedades y al final de la visita un caramelito, a la vieja usanza... y lo más importante, cada vez que vamos, elimina el mal casi de un plumazo. Fue llegar a casa, darle el jarabe -el mismo que para la escarlatina que parece que son bacterias de usan el mismo número de calzado- durmió un par de horas, echó un último vómito y hala, como nuevo... así que aquí le tengo, en cuarentena, mi única manifestación práctica y punible para lograr que estas bacterias dejen de rodar y rodar...

Pero por rodar que no quede, así que me he animado a publicar estos scones que hice hace siglos. Tanto, que ya es hora de hacerlo de nuevo que acompaña fenomenal una cena fría, una ensalada templada o una sopa calentita ... como ves, estos panecitos son atemporales. Les da igual lo que haga fuera, que bien valen para un roto como para un descosido... ah, y rápidos, que no se tarda nada en hacerlo... y el toque de sésamo que además de rico es muy bueno para la salud. Tiene más lecitina que la soja, mucho hierro y calcio.. vaya, una ricura para nuestros bodies serranos...


En fin, te dejo con la receta que yo ahora debo echar cuentas y calcular para cuándo me vendrá el periodo y en función del día D pedir quirófano por teléfono -bueno, éste detalle como que me ha encantado. Yo aún no las tengo todas conmigo pero parece que podemos fijar el día con una simple llamada. Pero qué buen rollo, no? qué viva la telefonía, madre!-. El problema -siempre tiene que haber algo- es que soy un desastre para el recuento menstrual y me he pasado la vida siendo una parasitaria-cuenta-reglas, siempre con una amiga de referencia cerca y con solo preguntar de vez en cuando "¿nos toca ya?" iba bien la cosa... así que cuando venga el Günter nos ponemos a contar que yo sola no tengo dedos suficientes... y después,  a hacerme pruebas como una posesa que tengo una lista de 6 movidas que me tengo que hacer dentro de las 2 semanas próximas a la operación... cachis que estrés! cómo se me vaya la olla o me caduquen las pruebas o me venga el periodo o qué sé yo... estas hazañas de precisión no van conmigo, desde luego...

Ingredientes:
  • 250 gr. de harina
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear (tipo Royal)
  • 1/2 cucharadita de granos de mostaza en polvo
  • 30 gr. de mantequilla fría
  • 50 gr. de queso parmesano rallado
  • 50 gr. de queso tipo cheddar (o el que te venga bien)
  • opcional: una pizca de sal dependiendo del tipo de queso que se use
  • 200-250 gr. de leche (dependiendo del queso) 
  • semillas de sésamo para decorar

Preparación:
Precalienta el horno a 220ºC. En un bol, mezcla los ingredientes secos. Añade la mantequilla frí cortada en trocitos pequeños y mezcla con los ingredientes secos formando "migas". Añade el queso y después poco a poco la leche. Pasa la masa a la mesa o encimera y amas unos minutos hasta que tengas una masa suave. Forma una bola y con ayuda de un rodillo extiende una capa de unos 2 cm de espesor. Si necesitas enharina ligeramente la  mesa y el rodillo. Con un corta galletas de 5 cm.  -o el borde de una copa- forma los scones que irás colocando en la placa del horno con un papel de hornear encima. Para que las semillas de sésamo se fijen mejor, pincela casa panecillo con un poco de leche y echa encima unas semillas de sésamo. Presiona suavemente las semillas pero sin aplastar. Hornea hasta que estén dorados (unos 15 minutos)...

29 comentarios. ¿te animas?

  1. Hola guapetona....pues parece que va de médicos, mira estoy preparando las hojas para la revisión médica de empresa....vaya rollo....bueno bueno ya veo que estas distraída con el Lucas, y contando (te he enviado e-mail con fecha por si te ayuda)....y de los scones que quieres que te diga, que desde que los descubrí soy fan nº. 1 y por supuesto los probaré....
    beeeesos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, espero que Lucas esté ya mejor, y lo tuyo seguro que se pasa casi tan rápido como con ese jarabe y la siestecita, ya verás que si.
    Los scones se ven buenísimos. ¡apetecen! Otra vez me toca copiar, pegar y guardar.
    Un beso. Ponéos buenos.

    ResponderEliminar
  3. jajaja, pobrecito, Lucas reclama cariño según parece, jeje.
    Hermosos los scons. Y hermosa tu redacción. Me gusta mucho leerte, y eso que no tengo mucho tiempo pero siempre me detengo a hacerlo. :o)

    ResponderEliminar
  4. la psique de los niños es gente poderosa, que diría Dersu....
    Yo me ponía enferma siempre que mis padres se iban a cualquier sitio. Siempre.
    Mucha suerte con tu operación, y espero que el luki se ponga bueno.

    ResponderEliminar
  5. Lo primero, me tengo que reponer del shock que me ha provocado eso de que llames por teléfono para elegir el día de la operación...¿De verdad no tienes que esperar cinco o seis meses?
    Y el dibujito del doctor gusano, qué chulo! No me extraña que al Lucas le guste ir al médico.
    Los scpnes, de lo más apetitoso..con el hambre que tengo a esta hora!

    ResponderEliminar
  6. mmmmmmmmmmmmm....che buoni!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Núria! gracias por las fechas. Nos han encajado en las fechas:-P esta receta es de la que te gusta. Panecitos sin tener que levar:-) si los haces, no dejes de ponerle la mostaza en polvo, que le da un toque muy especial,
    Besos

    Hola Marhya!
    Sí, gracias. Al Lucas en cuarenta pero nada más. Estupendo el tío. Cachis que bien suena eso. Lo voy a proponer en el hospi a ver si cuela:-) Besos

    Hola Sole!
    pues sí, supongo que echaba de menos al Dr. Wurm y decidió pillar todos los cocos del Kindergarten:-D Muchas gracias y besos

    Hola Ajonjoli!
    Mira que algo así debe de ser porque eso de la mala suerte como que no me lo termino de creer... y en serio que es siempre, no perdona. Muchas gracias y seguro que todo marchará bien:-)Besos

    Hola Lola!
    mira, que yo dudaba y al salir le pregunté al Günter.. pero ha dicho que llamemos??? y sí, todo parece que sí aunque mira que me cuesta creérmelo. Es verdad que es un país chico -8 millones de cabezas- con una de la seguridad social mejor de Europa según dicen en la CEE. Sí con una llamada apañamos el bisturí creo yo que bien se merecen estar el TOP1 de la lista, no? Y has vito que majo el Wurm? así pasa, este siempre tiene la consulta a reventar. Un crack el tío:-)Besos

    Hola Federica! muchas gracias:-) Besos

    ResponderEliminar
  8. Jaja me creerías si te cuento que ayer nos comimos unos bollitos ingleses?!
    Luki ...mimos...y más mimos.
    Cuando era chica mis papás trabajaban todo el día y los veíamos solo por la noche. Mi hermana cada vez que salíamos de vacaciones se enfermaba TODOS LOS DÍAS , eso si que es pura psiquis.
    Con queso Mai, puf , que delicia!
    Besos tronquita

    ResponderEliminar
  9. Anda, Maite, qué suerte tener a Her Doktor Gusano o como se llame. Y con esas tiritas del CSI!!!! Me encanta Fringe!!!! Estoy deseando que empiece la 3ª temporada, que me chiflan esas cosas.
    Espero que Lucas se haya recuperado del todo de ese coco que le mordió, aunque con esos scones de queso, es casi una certeza, a que sí?.
    Y ya me contarás para cuándo tienes la operación, para mandarte muchas energías positivas y que todo salga rodado.
    Un beoste guapetona.

    ResponderEliminar
  10. Los scones preciosos!! y lo de los cocos, yo creo que sí lo hacen adrede, digo lo de ponerse malos cuando están los papis fuera, las mías lo hacen, y a pares.Hoy mismo hemos tenido fiesta, pero de las grandes, uffff Que se mejore Lucas

    ResponderEliminar
  11. buenos días Erika!
    jajaja, claro que me lo creo:-D de verdad que es increible el poder de los enanos... mira, es mejor no pensarlo que da miedo:-D Besos

    Buenos días Laura!
    Uf, ya está pletórico total! le tengo en casa por aquello de no arriesgarme a que suelte los cocos por la clase aunque se supone que ya hoy deja de estar en cuarentena pero por un día le dejo en casa...ya te escribo y te mantengo al tanto:-) Besos

    Buenos días CArmen!
    jajajaja! a pares? pues que sepas que eres mi heroína. Y termino rota y agotada solo con un tirano en casa. en estéreo no quiero ni pensarlo:-D Besos

    ResponderEliminar
  12. Mayte, esos pequeños seres, bajitos y de corta edad son genios que saben cómo hacer milagros, la pena es que hacemos que olviden su genialidad con nuestra obsesión de "civilizarlos".....y me dirás tú, si en un pastelón de Hollywood eligieran como argumento la historia de Lukas, que se enferma por amor a su padre.....
    Los scones, ni comentar, me los imagino con una sopa de tomate y albahaca, o de cebolla, o de brécol, o...... da igual, sopa..
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Buenos días Intxaurtsu!
    jajaja, sí muy peliculero el tío :-D pero como dices, genial. Espero que no se le olvide y se esfuerce en conservar este talento:-) Besos

    ResponderEliminar
  14. Joooo tienes que pasar por quirófano??? desde aquí te envío toda mi buena energía (aquí hace calorcito así q hay un poquito más de energía positiva:)).
    guapa mucha suerte y que sea lo más suavecito posible.
    muackkkkkkkk

    ResponderEliminar
  15. Jo tu niño... todos los bichos le adoran! dale besazos aunque ya imagino que se los das hasta que te suelta un "jooo mami... no me achuches...". Oye nena, que gracias por la información, porque ya te veía yo con bata blanca sin haber dicho ni mu.
    Un besazooooooooooo

    ResponderEliminar
  16. Ah Mai, tienes ese arte capaz de convertir una enfermedad infantil en un relato interesante, ocurrente y divertido, eres tremenda y no sé por qué te tienes que operar pero no mola, ya se que sonríes y te lo tomas muy bien, pero te deseo que pase pronto y te sea lo más leve del mundo. Un par de días y olvidarlo.
    Te echaba de menos, voy fatal de tiempo pero quería venir y leerte.
    Un beso muy grande y muchísima fuerza, aunque la tienes de sobra.
    Otro beso.

    ResponderEliminar
  17. Buenos días Ly!
    Sí, guapa. Al final paso por el tajo pero no es sorpresa que llevaba un ao avisada así que no me he llevado susto:-) Muchas gracias y eso espero que vaya rápido y suavecito,

    Buenos días Charrita!
    Ni uno. Y lo peor es que son bacterias de las que mutan así que son cosas que te pueden pegar mil veces. Esta es una de las facturas que dan los inviernos largos. Los lugares públicos no se pueden ventilar bien así que son cocederos de cocos y los chiquitajos son los primeros en pagarlo. Si es que no se puede ser tan generoso e ir por la vida compartiendo mocos y babas. Y no, no te preocupes que voy a emitir una circular informativa con todos los detalles de la Operación tajo de bajos :-D Besos

    Buenos días Viena!
    té me lees de arriba a abajo pero yo antes de escribir mi respuesta me he leído todo, así que sé que ya te has enterado del culebrón bisturí. Sí, no mola nada pero me mola menos andar como ando, siempre con la anemia encima y con las molestias del traidor que ya son a diario... quita quita, yo quiero estar bien y mira, de cara a la primavera y el verano estar como una rosa. Eso me hace estar de muy buen humor:-) BEsos

    ResponderEliminar
  18. Menudos los peques..como les gusta estar redeados de mimos y de juguetes aunque sea en el medico verdad ?...asi culquiera se pone un poco malito ..jaja .espero que este mucho mejor .Los scones nunca los hice , ni probe pero tienen muy buenisima pinta , los anoto en pendientes .BBSSS desde VIGO MARIMI

    ResponderEliminar
  19. Que todo te vaya bien muchos ánimos que no los necesitas y ya verás como en verano estás andando sin ningún mal guapa, lo que tenga que ser será.
    Los scones no los he hecho ni si quiera probado pero me imagino que están muy buenos y saladitos aún más.
    No me pierdo ni fringe, ni Csi ni na de na
    besitoss guapaaaaa
    cuidate

    ResponderEliminar
  20. Me imagino a tu pequeño charlando con el médico jajaja.

    Cuidaros mucho y todo sobre la marcha.

    Nunca he preparado scones, pero se ven para pegarles un bocado.

    Las recetas de Glutoniana

    ResponderEliminar
  21. ¡jajajaja... qué gustazo el mío de venir por aqui y pasarme un buen rato contigo, tus historias y tus recetas son fantásticas!. Esta receta me ha encantado muy pero que muy mucho, le voy a dar la vuelta a ver qué sale...¿Qué tal va todo?. Espero ya estéis bien. Bss.

    ResponderEliminar
  22. Hacia muchisimo que no me pasaba.

    Dile a Lucas que no sea tan avaricioso, y que deje de quedarse con todos los cocos del kinder.
    Anda que menudos nombres tienen estos médicos, hay oto pediatre que es "cabeza de cerdo".

    Tus recetas con una pinta mmmmm

    Lo tuyo ya veras como va todo bien.

    Te sigo leyendo ;)

    ResponderEliminar
  23. Hola Marimi!
    jajaja, son muy bichos y con esa inocencia que es para comérselos. Hoy ha cogido del jardín del Kindergarten una margarita -bueno, la primavera que también nos está llegando- y la guardó en la mochila. Al llegar estaba echa un asquete la pobre y me dice el enano "Mamá, tenemos que llamar al Dr. Wurm".. y es que ahora es el gran héroe claro:-) Besos

    Hola Mª José!
    sabes que aún no me he puesto? entre unas cosas y otras tengo poco tiempo para meterme en la cocina... y mira, esa es mi ilusión. Que para el verano voy a estar genial disfrutando con mis chicos como una enana:-) y los scones, tienes que probarlos. Son muy fáciles y rápidos de hacer y acompañan muy bien con todo. Besos

    Hola Mònica!
    Cómo estás guapa? Los hice una vez sin gluten y quedaron geniales. Creo que mezclé harina repostera sin gluten con harina de arroz y estaban muy crujientes y deliciosos... muchas gracias tronquita:-) Besos

    Hola Iratxe!
    sí, para ti esta receta necesita un buen repaso pero tú eres una gran experta a estas alturas:-P Y sí, ya estamos bien. Acabamos de subir que Lucas ha estado dando patadas al balón con su padre y yo me he ganado una regañina de mi vecina por sentarme en los escalones a la sombra... como ves, todo bajo control:-D Besos

    Hola Rebeca!
    Qué ilusión :-) eso es, ya es hora que mi enano aprenda a compartir :-D Ay qué pobres! :-D jajajaja!
    cabeza de cerdo? me parto ... y había un oculista que se llamaba mosquito... yo de verdad que me parto ... muchas gracias y Besos

    ResponderEliminar
  24. Sono una meraviglia questi tuoi scones, gustosi e belli ciao

    ResponderEliminar
  25. Grazie Stefania!
    Sono una grande fan del tuo cucina blog. Fantastico e bellissimo. Sono molto felice di darvi il benvenuto nella casa mia. Un forte abbraccio :-) Besos

    ResponderEliminar
  26. Ay siento oir hablar de médicos pero lo haces tan ameno que parece mas bien una excursión placentera, en serio espero que todo mejore.
    Besicos sorianos:)

    ResponderEliminar
  27. Hola Raquel!
    Muchas gracias guapa! y mira, todo va a las mil maravillas. y es que no hay mejor cura que al mal tiempo, buena cara:-)
    BEsos

    ResponderEliminar
  28. Cuantas novedades médicas Mai!, espero que Lucas mejore y se olvides de sus persecutas enfermedades y que todo te salga bien, mucha suerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Sí Kako, esto de los médicos es como la moda. Entran con mucho ruido, terminas de ellos hasta el gorro y un buen día, mandas todos sus informes al fondo de un cajón y ea, agua pasada... así espero que sea nuestra "historia clínica" :-) Besos

    ResponderEliminar