pastel de almendras y amarenas con un regalo muy especial

Chachán! aquí me tienes, más o menos rehecha de la operación, con un tajo púbico de costa a costa y acordándome de la gloriosa frase de mi ginecólogo diciendo aquello de que "el tamaño no importa". Y mira, esto me tendría que haber hecho sospechar porque ese tipo de afirmaciones, para ser creíbles, tienen que salir de los labios de una mujer. Cuando un hombre recurre a lo del tamaño es porque hay gato encerrado... en mi caso, un útero enorme que no cabía por mi vaginal salida de emergencia así que mis queridos Herren Doktoren idearon un plan de evacuación abdominal que funcionó maravillosamente pero que me ha tenido viendo estrellitas y en alguna que otra ocasión, constelaciones completas...


Pero no te voy a aburrir con mis ains y auchs que, para qué mentir, no han sido para tanto. Porque, qué geniales son las drogas, madre mía! cada vez que un dolorcillo asomaba, ahí tenía a un Herr o Frau Doktor, botellica en mano, dispuesto a enchufarme tan genial chute de paz y felicidad. Sin poder evitarlo, según abrían el grifillo y notaba ese fresquete en las venas, me quedaba sopa como un fideo... y bueno, qué decirte de la pildorita que me dieron un rato antes de bajar al quirófano... Ahhhh, qué recuerdos! bajé feliz como una perdiz, con una sonrisilla que no conseguía dominar, con toda mi musculatura completamente fofa y desparramada por la camilla, con uno de esos camisones de florecitas con el culete al aire, un gorro antilujuria al que se le escapaba la mitad de mi flequillo y unas medias blancas mega-compresoras que nos ponen para evitar embolias... te imaginas el cuadro a lo Picasso? ... tremendo. Y a la que vienen a por mí y me invitan a la fiesta - allí había todo un regimiento de Doktorten la mar de sonrientes y dicharacheros que no pude distinguir bien quiénes eran pero que a mí me saludaban como de toda la vida-, decía que estos sí que saben montar fiestas y salvo por el detalle que nada más medio tumbarme, colocar las piernas en su sacro lugar y lanzar una fugaz mirada al techo, una vocecita me chivó al oído "Gute Nacht" .. y para mí, se termino el jolgorio...


No supe más de mis aventuras, hasta que me empezaron a hablar todos al tiempo, y ojo, que aquí todos hablan en extranjero. Imagina la impresión, cuando intentas enfocar las pupilas en lo-que-sea, abres un ojo con esfuerzo sobrehumano y aún sin saber dónde te has metido, una marabunta humana te acosa a preguntas en idioma guiri ... qué vértigo, lo juro! tuve suerte y logré reponerme y contesté  a todas y cada una de las preguntas formuladas con un breve pero significativo "super" expresión que, pronunciada en germano suena a supa... y así estaba yo, con un supa aquí y otro allí mientras esas hormigas gigantes vestidas de clínica ambulante me preguntaban que qué tal me sentía, que si me dolía, alguien me vestía, otro decía que qué bien había salido todo... menudo gallinero! y yo supa que supa ... finalmente, como un pollo desplumado, me llevaron de vuelta a la habitación y pude ver un poco al Günter, con cara de mega aburrido, congestionado del calor hospitalario y embotado de tanto esperar. Pero así de ingrata soy, que según llego apenas pude hablar con él -un par de supa más y me quedé roque el resto del día-. De vez en cuando abría el ojo, vomitaba un poco y volvía a dormir.


En uno de estos despertares intermitentes, pude ver una figura extraña en frente de mi cama. Un ladrillo gigante que me sonreía... ¿efecto narcótico? no, enfoqué un poco más y vi que el ladrillo tenía cara de señora y una sonrisa permanente e inamovible. Era nuestra nueva compañera de cuatro que debía estar flipando en colores. Yo echando el hígado cada dos por tres y la tercera en discordia, Frau Venenoskaja, con una sonda en el cuello, diciendo que no comía porque todo era un asco, que los chutes en vena que no le quitaban el dolor, que no podía dormir, que no podía comer y que no, que no y qué no... chimpón. Y ahí estaba ella, la pobre Frau Ladrillo, que venía desde la provincia de Carincia para que la operara nuestro jefe del servicio de gine, el catedrático y doktor Herr George Ralph -Dr. Ralphi y que quede entre nosotros-. Puedo imaginarme la impresión de la buena mujer y me juego los despojos de mi ex-útero a que a punto estuvo de rajarse ella solita con tal de salir pitando de allí. No se lo reprocho, en absoluto. Porque el Ralphi será mucha eminencia en órganos femeninos pero las petardas de la 249 ... muy  pero que muy petardas y para la siguiente receta te lo argumento... porque voy a contar toda la verdad de lo que pasó en esa habitación que fue mucho.. bueno, quizá no tanto pero gracioso un rato... por lo menos ahora, así, a toro pasado...


Ahora lo dejo que tengo una receta que contar y muchos agradecimientos que dar... porque me he desbordado por completo de tanto cariño... "No hace falta tocarnos para sentirnos cerca" ... qué bonito y que cierto porque cuando vi tanta vela, tanto calor y cariño, tanta gente querida haciéndome un regalo tan especial... mira, no sigo que me pongo tierna -más tierna, si se puede-. Y qué decir cuándo vi el regalo en el blog de Erika tres días después del tajo y casi se me derrite el termómetro a la que pasó la enfermera a hacerme el control... me cachis! un momentazo tremendo y feliz!

Erika! eres maravillosa. Hay cosas difíciles de explicar y la amistad no entiende de lógica. Se siente o no, sin más. Qué poco importa que no nos podamos tocar con los dedos cuando nos manoseamos con tanto arte el alma:-) Ver como has movilizado a tantos amigos y a mi familia. Leer tus palabras, tanta dulzura... no digo más, que tu regalo habla por sí mismo y desprende esa luz tan tuya...

Lola, mi Lola! de sorpresa en sorpresa... sabes que desde esas fotos se ve mi casa? mira, aún no me había repuesto del regalo de las velas cuando me encuentro con mis Negras y con mi Cerro Negro.. ains! y que sepas que me lo tomo como una promesa. Para cuando baje, tenemos que hacer juntas una excursión a la Cala de San Pedro. Andando o en barquita, que da igual. Pero ese picnic san pedrero ya está apalabrado:-) mil gracias querida mía!

Rosa, Núria! mi teléfono suena y no siempre llego a tiempo :-) pero vosotras, erre que erre, siempre ahí... os quiero...

Anita! cielo! mil gracias por la sopita. Esa cae, vamos, cae redonda, cuadrada, en plato y hasta en lata.  Mil gracias por tu cariño y en cuanto pueda pillar el zug a Viena me voy a tomarme un café con kuchen contigo:-) mil abrazos y cariños guapa mía!


David, Elena, Luisfer, Paqui -y tu señor consorte y mi hermano mayor-, Reyes, Virginia... qué a estas alturas de la vida ya solo me queda repetirme una y otra vez en lo dicho... os requete-quiero...

Alba, Carlos, Caro, Carmen, Nikk, Esther, Eva, Iratxe, Judith, Kako, Laube, Lolah, LyMajuluta, Marhya, María José, Ma Robledo, Marga, MariLou, Marimi, Marona, Miriam, Noema, Nuria, Pam, Paula, Paxarina, Pilar, Pikerita, Raquel, Sil, Silvia, Sole, Suny, Toñi, Viena que sois la leche!!!! pero os lo diré uno a uno en cuanto me dé un poco más de tregua la cicatriz. Aunque tarde, os contaré uno a uno con cuanta ilusión me habéis llenado y que, las cosas como son. De momento sigo por la vida sin hierro, pero mecha... tela la de mecha que me habéis regalado:-) mil gracias!


Ea, al pastel! muy rico como siempre. Al estar fuera de temporada usé unas amarenas confitadas  aunque estaba delicioso, nada que ver con una fruta fresca, las cosas como son. No te recomiendo que uses frutas congeladas que mojan mucho la masa del relleno. Prueba con una mezcla de frambuesas y moras... para perder la cabeza!


Ingredientes:
  • 1 plancha de masa de hojaldre lista para usar
  • 150gr. de mantequilla reblandecida (yo uso 100gr. de mantequilla y 50 de crème fraîse)
  • 185gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • ralladura de un limón
  • 125gr. de almendras molidas
  • 2 cucharadas de harina
  • 200gr. de frutos rojos (cerezas, frambuesas, arándanos, moras, etc.)

Preparación:

Calienta el horno a 200ºC. En un molde cuadrado o rectangular de unos 23cm coloca la plancha de hojaldre encima de un trozo de papel de hornear que ocupe toda la superficie del molde. Pincha la masa con un tenedor para que no coja aire la masa y prehornea unos 15-20 minutos hasta que esté ligeramente dorado el hojaldre. Baja la temperatura del horno a 180ºC.


Mientras tanto, con ayuda de unas varillas eléctricas, haz una crema con la mantequilla y el azúcar. Cuando esté lisa y sin grumos, añade los huevos y a continuación la ralladura, las almendras y el harina. Encima del molde con el hojaldre prehorneado, coloca la fruta bien repartida, cubre con la masa y hornea unos 45 minutos hasta que esté dorada la superficie. Enfría antes de servir y expolvorea con un poco de azúcar glas.

46 comentarios. ¿te animas?

  1. Paso de la risa a las lágrimas con tanta facilidad que parezco una canilla(grifo) que se abre y se cierra sin control.
    De más está decir que todo el amor que recibís, es el que das. El universo es quien se encarga de que eso sea así. Todos y cada uno de los que participamos te lo devolvemos con placer.
    Muero por saber más de tus vacaciones en el hospi. Me imagino que se deben de haber "descocido" literalmente con tu compañía.
    Y es así mi querida Mai, nuestros corazones están unidos a pesar del océano.
    Todo mi cariño y bienvenda de vuelta al ruedo!

    ResponderEliminar
  2. Hija, qué humor tienes, así llegarás lejos. Y me ha llamado la atención eso de que te endosen una pildorita antes de meterte en el quirófano pá relajar... ya podían aprender por aquí. Me alegro de que estés ya con ganas de hacer pasteles, hasta el infinito y más allá! ;P

    ResponderEliminar
  3. Mi vela no llego a tiempo, pero te aseguro que ha estado encendida.
    Me alegra muchísimo que estes de vuelta y con tan buen humor.
    Un beso muy grande y no tardes en meterte en los fogones

    ResponderEliminar
  4. Maaaai, ¡¡¡bienvenida!!!
    Me alegro de verte por aquí, te echaba de menos. Espero que te recuperes bien y bien pronto. Qué alegría verte tan animada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que foto más buena, te ha quedado fantastico este pastel.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. esperoque te encuentres mucho mejor, que mal se pasa con las operaciones...
    el pastel te ha quedado genial!!se notaban las ganas de meterse en la cocina no??besotess!

    ResponderEliminar
  7. Como me alegra leerte... Y con que humor vuelves, me ha encantado tu historia del quirófano. Te deseo de corazón que te recuperes rapidísimo y que pronto estes perfecta.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Mai!!! como me alegro de que ya estés mejor!!! es una súper noticia!!!! Ahora a recargar pilas y a traernos más receta! me alegro que nuestras humildes velitas te llenaran de fuerza y sobretodo cariño!!!! besitos

    ResponderEliminar
  9. ¡Bienvenida de nuevo al trabajo de bloguear! Acabaré aficionándome al humor de tus posts, ahora que te he conocido, y luego no podré vivir si ellos. Duro con el hierro y ponte fuerte.

    ¡Besotes!
    Nikk

    ResponderEliminar
  10. Que alegría Maite!, me gusta mucho ver como has vuelto, con tu humor y tus ganas iguales o mejores.
    Espero que te recuperes luego y gracias por este pastel.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Hola amore!!! que bien, has vuelto y ya veo que con ganas de marcha y de poner patas arriba al hospital jajajaja... la tarta de diez, y sobre lo demás... que te voy a decir que no te haya dicho ya? ya sabes que siempre insisto y que te quiero un montonazo loquita!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Queridísima Mai: ¡Cómo te esperaba! Todos los días me he acordado de ti, deseando volverte a ver por aquí lo que significaba que ya había quedado atrás el rollo.
    No tengo más palabras que bienvenida, que muchos, muchísimos besos y que qué bien, que ya estés de vuelta. Me alegro tanto, tanto, que voy a saltar y dar dos o tres volteretas para celebrarlo.
    Sabes que te queremos.
    Otro beso enorme más. Qué contenta estoy.

    ResponderEliminar
  13. Te echamos de menos este tiempo, qué bueno que volviste...
    Un fuerte abrazo,
    Chiflu

    ResponderEliminar
  14. me encanta!!!! te deseo todiiiiiiiisima la salud dle mundo

    ResponderEliminar
  15. Bieeeen! Ya está de vuelta mi querida
    Mai,con menos peso pero con la misma alegría y el mismo ingenio de antes.
    No sabes las ganas que tenía de verte aparecer por aquí, esto ha estado de lo más soso sin ti.
    Un besazo enorme!!!

    ResponderEliminar
  16. Pero, qué ilusión poder volver a leerte, qué bien que estés de vuelta, ya sentía tu falta.....me alegro de que te hayas recuperado y estés buena, un besazo

    ResponderEliminar
  17. Erika!
    idem, idem, y requete idem :-D y las Frauen compis de tajadas mira que derrochaban humor, de hecho se descolocaban una barbaridad con mis cosas... cuando vi el mundo vela me eché a llorar de emoción -como está mandado, claro-. Ellas me miraban con cara de "pero que hace está loca". Cuándo les enseñé tanta velita junta se quedaron mudas... no supieron que decir, ni bueno ni malo. Las dos con cara de ladrillo como si fuera lo más normal del mundo... pero yo sé de buena tinta, que no expresan más no porque no quieren, sino porque no les han enseñado. Si fueran de nuestras latitudes, también hubieran echado un par de lagrimillas fijo -Frau Ladrillo de emoción sincera y Frau Veneno de pura envidia:-D

    Sí, sí... iré contando;-P
    Besos


    Miriam!
    Muchas gracias por la velita, me vino fenonemal:-) y el mundo píldora a mi también me dejó loca. Todo un detallazo, hacer de un momento tan tenso un rato de buen rollo farmacológico... sí, sí, un detallazo,
    Besos

    Chelo!
    Lo importante es que lució y funcionó que todo fué fenomenal :-) muchas gracias y un abrazo enorme,
    Besos

    Ajonjoli!
    Gracias y mil gracias más por la llamita reconfortante y sí, el ánimo lo tengo estupendo gracias al cielo. A veces me desespero porque eso de no poder hacer a veces no funciona y no consigo quedarme quieta sin que me entren los mil males:-) pero cada día puedo con un poquito más y eso me anima una barbaridad:-) gracias de nuevo,
    Besos

    J. Manuel!
    Muchas gracias y un fuerte abrazo,
    Besos

    Irene!
    mucho mejor, guapa. Mil gracias. El mundo cocina va lento aunque imparable. Entre otras cosas porque no he dejado de hacer de comer, que aunque no te lo creas, el mismo día que regresé del hospi, ya encendí el fogón... y es que la cara de pena de los chicos era para echarse a llorar:-)
    Besos

    Judith!
    Mil gracias guapa, ni te imaginas la impresión que me llevé. Varios días estuve mirando y requetemirando vuestras fotos. Gracias de corazón:-)
    Besos

    Nik!
    Muchas gracias y sí, al hierro a muerte, hija que esta factura la liquido de una vez por todas:-D 1 fuerte abrazo,
    Besos

    Kako!
    muchas gracias por tu ánimo y tu apoyo. Un pajarito me trajo un mensaje tuyo de ánimo y buenos deseos. Muchas gracias por estar ahí:-)
    Besos

    Quo!
    muak, muak :-D paso al mundo besucón que palabras ya no me quedan que como le decía a Eri, las cosas se sienten y ya está, sin más vueltas ;-P
    Besos

    Viena!
    ainsss, síiiii, lo sé! que me ha hecho un ilusión tremenda sentir tu cariño por aquí y por allí... que una de todo se entera:-) no me voy a hartar de decir cuánto os quiero:-D
    Besos

    Chiflu!
    Muchas gracias y otro abrazo gordo para ti:-)
    Besos

    Mar!
    graciaaaaas! un abrazote:-)
    Besos

    Lolah!
    anda que no os he echado de menos:-) ya tenía ganas de volver al ataque... de risa, que las cosas como son, reírnos nos reímos mucho:-D
    Besos

    Intxaurtsu!
    muchas gracias, guapa! poco a poco y cada día mejor:-D y con tanto cariño da gusto,
    BEsos

    ResponderEliminar
  18. Laura, guapa!
    que no te oí entrar, tronquita! mira que me he quedado rara y a la que releo los mensajes y veo esa cara guapa... me cachis! muchísimas gracias linda. Ahora ya pasó y a recuperarse pronto:-)
    Un abrazo enorme y mil besos

    ResponderEliminar
  19. Ay Maite que alegría abrir el ordenador y ver que ya estás en marcha...mira que hoy tengo el día tonto y ya se me resvalan unas lagrimillas por la mejilla...pero de felicidad...
    Uy ya nos contaras, que tal y como eres, de esta estancia seguro le sacas lo mejor de lo mejor...y encima nos haces pasar un buen rato.
    Que bien niña!!!! como dice Lola con menos peso pero con la energía de siempre y con este buen rollo que transmites y que tanto me gusta.
    Ya ves cuanto te queremos....pero con todo lo que tu das...que quieres niña???
    un achuchón y mil besos

    ....la tarta me comía ya mismo un buen trozo.

    ResponderEliminar
  20. Cuánto me alegra que estés mejor y cocinando ya,pero sobre todo que sigas con el mismo buen humor de siempre!!

    Cuídate!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. ¡¡Maite, guapa!!!!!! Qué gusto leerte ya, hija, aunque sea todavía sin gas del todo, ¡¡no sabes cuánto me he acordado de ti!!!
    Con drogas o con pastel (¡¡nenaaaaa!!) y con todo el cariño de cerca, de lejos, virtual (pero real) o en vivo, seguro que todo va mejorando día a día.

    ¡¡¡¡¡muchísimos besos, guapa!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  22. Hacía días que no pasaba por aquí y me encuentro con esas vacaciones que has hecho, hospitalarias claro, pero por lo que cuentas han ido de maravilla y que te lo has pasado "supa".

    Todo lo que describes con ese gran sentido del humor, me hace recordar mis estancias en el "taller" del hospital, espero no ir durante un tiempo pero creeme que durante 5 años he sido una asídua, tanto como un par de veces por año .

    Lo mejor de todo es esta recuperación magnífica y que todo haya ido bien, así, egoista yo, te digo que podremos disfrutar de tus deliciosas recetas y reir un poquillo con tu eloqüencia sabia.

    Un besazo enorme y cuidate.

    ResponderEliminar
  23. Hola guapa¡¡Que bien que estes de vuelta...y con tantas ganas,como siempre¡¡
    Un gran abrazo y te deseo una pronta recuperacion.

    ResponderEliminar
  24. ¡¡¡AAAAAAHHH, QUÉ ALEGRÍA TAN GRANDE VERTE DE NUEVO REINAAA!!!. Como siempre, con humor que es fundamental en la vida, FUNDAMENTAL. Me he reído un montón y he echado una lagrimilla, hija es que hoy esto' mu sensible... ¡Fantástica receta!, me la llevooo. Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  25. Ayyyyyyyyyyy, Mai, mi niña, no imaginas cuánto hemos echado de menos estas entradas tuyas. Yo es que parece que ande mal del coco, pues ora me río ora se me encharcan los ojos. Gracias a Herr Doktor!!!!! Menos mal que te ha devuelto estupendamente y veo que con ganas de soltar la lengua, ehhhhhh. Me alegro mucho, mucho...
    Esa tartita me gusta mucho... es de las que entran en cualquier momento del día. Un cachito con el café, otro con el té, otro con el yogurt, otro con... lo que sea. Y tiene una textura que promete.
    Un besote preciosa y gracias por estar de nuevo con nosotras

    ResponderEliminar
  26. Núria!
    día tonto? las hormonas, no? a excepción del rollo gore, he pasado una menstruación en toda regla... el cuerpo aún no se ha enterado de que el plan ha cambiado, que le vamos a hacer... ay tronquita, si es que nos ponemos muy tiernas con el mes o sin él, que nos da lo mismo:-) muchos besos linda,

    Cavaru!
    mil gracias y el buen humor que no nos falte:-) besos

    Marhya!
    sí señor, así tirando con este mix de cariño, pastel y, eso sí, ya sin drogas. Tronqui, qué poco han durado! aquí en casa me consuelo con el ibuprofeno pero mira que no es lo mismo, que mucho no hace para estos "retuertos"... qué le vamos a hacer! y es que hy que ver cuanto saben estos Doktoren. Qué resabia'os... y por cierto, que mil gracias por esa candelita que tanto me ha alumbrado:-)
    lo mismo guapi, muchísimos besos!

    Dolorss!
    Ains! no me digas! qué tortura. Yo confió tener el cupo cubierto por una temporadita y no volver a pillar la horizontal en ninguna de las platas del hospi. Yo por mí, me doy por buena:-) Muchas gracias y un besazo,

    Cooking!
    Muchas gracias y un besazo enorme:-)

    Iratxe!
    humor, alegría y mucho cariño que con amigas tan flamboyantes como tú a mi no me falta de nada. La candela, guapa mía, me emocionó lo inimaginable. Mil gracias por estar ahí, tan cerquita :-) Besos

    Laura!
    ya tenía ganas de volver al ruedo pero es que la cicatriz escuece más de lo que me imaginaba y la postura "ordenador" no le va nada de nada.. pero mira, despacico iré publicando e intentaré ponerme al día que creo que me he perdido una barbaridad de cosas ricas. Eso es, la tarta con lo que sea, hasta con unos plátanos isleños. La bomba, fijo:-) gracias a ti por todo, y en especial por esa velica, me tiene "prendida" :-) Besos

    ResponderEliminar
  27. Hola guapaaa!!!!!
    Me dejas anonadada con tu humor y tus energías, debería copiarte un poco más ;)
    Estoy muy orgullosa porque sabes tirar si hace falta de un tren...
    No tiene que dar gracias por nada, tenemos que dártelas a ti por darnos la oportunidad de conocerte un poco más ;)
    Muchos abrazos y miles de muaacs como a ti te gustan!
    PD. Alucinada me quedo también de que sigas pensando en tartas jejeje

    ResponderEliminar
  28. Es increíble la capacidad que tienes para relatar los episodios de tu vida, dando un filtro de optimismo, humor y alegría incluso a los momentos menos agradables para recordar. Y encima vienes con una de tus recetazas, un pastel que se come con los ojos!
    Qué peazo mujer eres. Creo que ya te lo dije, pero eres mi "role model", que dirían los angloparlantes :)

    Me alegro mucho de que todo fuera bien, sin ninguna complicación, que las drogas funcionaran bien y no te enteraras demasiado del asunto.
    No sabes la rabia que me dio no llegar a tiempo para enviarte mis ánimos en forma de velas... Leí los mensajes de la buena de Erika demasiado tarde, ains!
    Pero la verdad que viendo el grandísimo y numeroso apoyo que has tenido, me alegro de que no te hiciera falta más :)

    Un abrazo muy grande, tenía muchas ganas de saber qué tal estabas!!

    ResponderEliminar
  29. Maite, me alegro que todo haya salido y ya estés de vuelta con ánimo para hacernos este fantástico pastel. Ya se te echaba de menos en la blogosfera. Muuchos besos

    Marisa

    ResponderEliminar
  30. Veo que tu recuperación va viento en popa y ya tienes ganas de preparar un rico pastel que estará de miedo desde luego.
    Hay que ver con que humor nos lo has explicado. Besos

    ResponderEliminar
  31. Madre que tía!!! todavía con puntos y ya cocinando, lo tuyo es demasié :))
    Guapa como me alegro de que todo saliera de maravilla y de verte tan contenta como siempre.
    Espero q esa herida cierre pronto y q empieces a saltar a la pata coja. Y ya sabes te merecías eso y mucho más.
    muackkkkkkk

    ResponderEliminar
  32. Primero sonrío cuando veo tu entrada, luego protesto xq voy con un retraso de la leche, luego me río con tus palabras y tus aventuras, y luego se me pone la carne de gallina y lloro xq tengo una amiga pasando por algo parecido y la cosa no pinta tan bien, pero ahora no es momento de lloros, sino de salir pa'lante y de alegría porque ya estás de vuelta y no lo digo x el blog, que también, sino sobre todo por tu hijo que es el que más te necesita.

    Feliz y rápida recuperación. Para mí fue un placer enviarte mi velita, estrenada solo para ti, que aunque te conozco hace poco tus buen humor me ha conquistado.

    La receta genial y deliciosa.
    Un beso enorme, que me voy al baño a sorber el moco tranquilamente que los compañeros de curro me están empezando a mirar raro ;D

    ResponderEliminar
  33. me alegra un montón leerte y leer tus magnificas recetas ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  34. Que alegría ver que te vas recuperando! Ay nena, me ha saltado la lagrimita con esta entrada que te has marcado.... una que es de lágrima fácil. En serio, estoy muy feliz y contenta de volver a tenerte por aquí. Y ya sabes que, aunque no siempre dejo comentario, siempre me paso por aquí para ver como sigue todo. Por cierto tengo una gran curiosidad por conocer la historia de la 249.
    La tarta: "fambloyante"!
    Besos!

    ResponderEliminar
  35. No puedo dejar de reirme y no me parece correcta esta risa irreverente por mucho que sea la propia convaleciente la que me lo cuente ¡hija es que tienes un humor! te mando mucho mucho cariño y te doy las gracias porque en tardes como esta la alegría que has puesto en mi cara es para recordar.
    Mil besicos sorianos y te seguiremos escuchando ¡cualquiera se pierde el relato de la habitación!

    ResponderEliminar
  36. holla amigos su espacio online es muy trabajado,es la tercera vez que hay visitado su pagina, buen espacio!
    abrazo

    ResponderEliminar
  37. Qué bien de verdad que ya esté el tema zanjado. Ahora a recuperarse :)

    ResponderEliminar
  38. Este pastel es lo mas!
    AHora que me he mudado a vivir al alquiler temporario en buenos aires con mi novio, queria cocinarle algo, he encontrado esta receta, la he cocinado HOY, y quedamos fascinados... queria agradecer! MUY DELICIOSO Y ORGINAL

    ResponderEliminar
  39. wow, qué crónica tan honesta pero tan simpatica (aunque en 1a persona no tenga nada de chistoso).

    Ojalá que tu recuperación sea pronta y lo más llevadera posible.

    Pura buena energía positiva y sanadora te envío!

    ResponderEliminar
  40. Eh churri ¿cómo vas? Que me asomo aquí cada dos por tres y no te veo. Vamos mujer que te estamos echando de menos ¿sabes?
    Un beso grandote y mis mejores deseos de que estés, muy, muy, muy, bien.
    Otro beso.

    ResponderEliminar
  41. Mai,
    He estado ausente y ahora que regreso me topo de frente con tu blog y con todo lo que te ha ocurrido. Felizmente leo que estás recuperada físicamente y ese humor que vino contigo al mundo no has perdido ni un ápice!!!
    Un beso enorme, cariño y gracias por el pastel!!!
    IDania

    ResponderEliminar
  42. Guapa, que te echamos de menos, ¿va todo bien?
    besos.

    ResponderEliminar
  43. Hola queridos míos!
    perdón y requete perdón por estar tan perdida pero voy más despacico de lo que quisiera :-(

    Pam, Akane, Marisa, María Dolores, Ly, Paxarina, Paula, Pilar, Raquel, Glutoniana, Carla, Heidi, Viena, IDAnia, Ajonjoli... y a todos los que me habéis escrito y que aún no os he contestado -arde lo que tarde, lo haré- mil gracias por vuestro cariño y atenciones:-D

    Y regreso pronto. Aún no sé cuando pero llevo tres días encendiendo el ordenador y eso es buen síntoma. Poco a poco rompo el hielo e iré dedicando un ratico diario a darle a la tecla...

    Fijo que os ha pasado. Estaba tan agotada, tan cansada desde que me levantaba que hacer cualquier tarea se me hacía un mundo. Entrar al gmail y al blog y leer tantas atenciones y ánimos y cosas bonitas... me cachis! y yo, blandiblú total! incapaz de darle una docena de veces seguidas a la tecla... y la conciencia, la muy asquerosa, que a veces es más mala que un dolor, me decía: "mira que eres borde! vas a cerrar la máquina sin contestar a tus tronquitas? y a tus chicos? y que me dices de xxx... tampoco la vas a escribir a ella?" "ya te vale" "y luego vas de guai y mira lo borde que eres tronca!" y.. así, así y así... tan es la bola de ansiedad que se me montó en el píloro -o en un lugar cercano- que he hecho como las avestruces. Ya sabéis el dicho "ojos que no ven...

    Así que espero que lo perdonéis. No ha sido queriendo sino por obra y gracia de mis escasas defensas pochas y tronchas que me la han estado jugando con un temita detrás de otro...

    Pero lo peor ya pasó. Vuelvo a la trinchera y el proceso de descompresión está casi superado!

    Creo que puedo decir sin mentir -esta vez va en serio- que por fin he vuelto. Despacico que tengo varios frentes y uno de ellos es poner firme a todo este polvazo que se ha ido acumulando en esta leonera -necesita un par o diez de repasos más antes de llamarla "casa"-...

    que dejo el rollo y os dejo. Mil gracias, mil perdones y mil amores guapas!

    ResponderEliminar
  44. Lo más importante es q tú estés bien. Todo lo demás es secundario y puede seguir esperando ;D
    Un beso gigante!

    ResponderEliminar
  45. Maite, como te he dicho en el correo no sabía que estabas de vuelta y como te he dicho me paso por aquí, para ver lo que estás preparando de nuevo.
    Veo por lo que escribes que el humor lo mantienes, señal más que importante para saber que te encuentras de nuevo bien y con fuerzas.
    No sabes cuanto me alegro y cuenta con mi velita para cuando quieras.
    Una receta deliciosa que desde luego me anoto porque me tengo que hacerla.

    Mil besitos guapa,

    ResponderEliminar
  46. Paxarina! un abrazo enorme tronquita:-)
    Besos

    Suny!
    Qué cierto lo que dices. Que no hay que estar tan cerca para apoyarse y contribuir cada uno a su manera... con velitas, con unas palabras, o simplemente con un deseo de pronta recuperación... yo soy de las que creo que no hay enfermedades, sino enfermos y la mejor forma de curar a un enfermo es mimando su ánimo y su fuerza interior. El cariño de los demás, la mejor medicina:-)
    Besos

    ResponderEliminar