pudin de chocolate con frambuesas

Ya lo dijo la Marmota en su día de las fresas: "..después de esto es difícil reconocer como fresas a esas pobres frutillas que han estado en alguna cámara frigorífica.."


El acontecimiento fresero, se celebra entre mayo y junio. No en todos los campos se recoge al tiempo. Tiene mucho que ver en qué parte del valle se encuentra cada campo lo cual nos permite ir haciendo una recolecta escalonada, y cuando en una plantación se acaban peregrinamos en busca de las matas tardías...


En cambio, con los campos de frambuesas es otro cantar. Desde que se acaban las fresas, las esperamos como agua de mayo y a veces la impaciencia nos puede. Cada vez que pasábamos con las bicis por la granja nos desviábamos a ver si ya ... la decepción inicial de aún no quedaba compensada con la creciente esperanza de ya casi y en una de esas visitas nuestras esperanzas se vieron colmadas. El granjero andaba cerca con el tractor y nos avisó de que, aunque aún pocas, por fín ya!


Pero esa historia es agua pasada. Éstas que ves, son la recompensa a varios días de calor y mucho sol, en pleno apogeo de las matas y la emoción se refríe con la ilusión de comprobar que aún faltan muchas por madurar... y el corazón -o los jugos gástricos- se inundan de alegría ante tanto apogeo presente y futuro...


 Pero para alegría, la de los enanos. Correteando a sus anchas sin tener que andar con el "cuida que vienen coches, que vienen bicis, cuida que no te pierdas"... libertad sin tapujos, sin condiciones. Y entre carrera y carrera pican de aquí y de allá porque los niños no pagan...


Una forma distinta de comprar fruta a precio de supermercado aunque este paseo entre los arbustos no tiene ni punto de comparación con los lánguidos pasillos de nuestra sucursal agro-alimentaría -vaya, en mi caso el Spar-. Me viene a la cabeza esos eslóganes antiguos del ramo a lo "tu tienda de confianza"... me cachis, ciega! así díme tú quién no compra fruta a ciegas... bueno, bien mirado casi que no, porque ojo con la competencia por la frambuesa  que tiene muy mala uva y sino, mira tú como estaba el bote de visitantes no deseados...


De vuelta a casa, una comida ligera, una siesta a la fresca y una merienda sabrosa que de sencilla casi daba risa. Un sencillo pudin de chocolate que no se tarda nada en hacer.. y ¿porqué lo solemos comprar ya listo para usar? no tiene sentido, he visto que tardo lo mismo en preparar uno que otro pero el sabor, cachis, ese es otro cantar. Como casi todo lo sencillo que sale de una cocina, un placer magnífico que disfrutamos como enanos...



Ingredientes:
  • 1litro de leche
  • 150 gramos de chocolate (con leche o amargo, al gusto de la prole)
  • 40 gr. de maicena
  • 40 gr. de azúcar morena (para los golosos puede que sea poca)
  • 20 gr. de cacao
  • 1 cucharadita de azúcar avainillada

Preparación:

Pon a calentar la leche a fuego lento. Cuando esté templada, retira un poquito (como un poco más de cuarto de vaso) y añade el chocolate cortado en trozos, el cacao y el azúcar. Ve removiendo a medida que se vaya deshaciendo el chocolate pero no subas el fuego. Siempre a fuego lento. En la leche que hemos separado deshace la maicena y cuida que no queden grumos. Cuando empiece a hervir la leche con chocolate (que no habrás dejado de remover), añade la maicena disuelta y remueve sin parar hasta que vuelva a hervir. Retira del fuego y escalda en agua fría. Lo puedes hacer rellenando el fregadero con agua fría (lo justo para que la olla se sumerja pero no tanta como para que entre agua).
Remueve unos instantes más para evitar que se forme una capa superior que le dará textura grumosa. Pon el pudin lo más rápido posible en unos tarritos o cuencos y tápalos con papel de aluminio o plástico de cocina cuidando que la superficie del pudin toque con el film de cocina. Así no entrará en contacto con el aire y evitarás que forme esa capa dichosa que se queda dura e insípida.

Cuando vayas a servir, retira el film y coloca tantas frambuesas como puedas. No dejes ni un hueco libre:-)


No se si te acuerdas, que en el libro de recetas de Intervida Recetas para el mundo, hay una receta mía. Tengo el grandísimo honor, de tener publicada mi receta de los Topfennockerln con frambuesas (mira tú por donde). Se han puesto en contacto conmigo, para avisarme de que van a regalar 500 ejemplares... no hay concurso ni nada especial, solo con escribir un mail a intervida@intervida.org con tus datos es suficiente:-)
Me vuelvo a poner en contacto contigo para anunciarte antes que nadie que se podrán conseguir 500 ejemplares gratis del libro Recetas para el mundo. Las primeras 500 personas que envíen un email a intervida@intervida.org explicando que quieren recibir el libro (junto con sus datos: nombre, apellido, calle, CP…) lo recibirán gratis en casa.

24 comentarios

  1. Mai, qué lujazode sabores!!! Frambuesas recién recogidas, pudínde chocolate casero... Jo, ¡que se acerca la hora de la merienda! Qué antojo, y yo de estas no tengo. voy a ver qué me puedo apañar.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, qué campo de matos de frambuesas... Ayyyyyy, qué delicia, chiquilla!. Yo haría como los niños... correr y picar, picar y comer. Me pondría mala, pero que me quiten lo bailao!. Y qué pudding... y qué frambuesas Maite, mi niña.
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Ainsss que se me acumula el trabajo, venía a hacerle una gracia a ese queso y a que se me hiciera la boca agua (ese gancho me ha encantado) y me encuentro con esta delicia.... mmmmnnn aquí ahora frambuesas pocas, pero hemos tenido un verano espectacular de ellas con la suerte de que el huerto del abuelo es un tesoro jajajaja... Que ricas son... y que rico con chocolate... esta a mi regreso, que no se lo digas a nadie, pero mañana me voy de vacaciones...
    Un besazo, nos vemos a la vuelta!

    ResponderEliminar
  4. Otra receta impresionante, que ricura poder tener frambuesas frescas...todo un lujo, yo en mi zona no las he visto nunca, ni en las tiendas, como mucho por encargo congeladas. Disfrutalas. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Uffff, el otro día el queso y hoy las frambuesas, que me pirran y aquí es imposible de conseguir frambuesas de verdad y no hablemos del precio!!! yo sólo puedo usar frambueesas congeladas, fíjate tú qué delito!!! De hecho ayer hice un pastel de almendras con mermelada de frambuesas (mi favorita, junto con la de naranja amarga, pero siempre comprada)y con las frambuesas de tu foto hubiera sido el colofón final para una estupenda comida entre amig@s. Ayyyy, me quedo suspirando por tus frambuesas. Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Marhya!
    ainsss, de buena gana te mandaba una tanda porque ni te imaginas que placer... ya lo he dicho más veces pero de verdad que esto compensa y mucho esos inviernos tan fríos y oscuros :-)
    Besos


    Hola Laura!
    uhm... con pudin, con arroz con leche, con yogur recién hecho... han caido de todas formas y tamaños. Esta semana regreso de nuevo que hay que aprovechar que la temporada es corta:-)
    Besos


    Hola Charrita!
    jajaja! el mundo gancho! ya sabes, hay que improvisar y apañarse como se pueda;-P estonces nada puedo contarte que tú no sepas:-) sabes perfectamente la mágia que tiene recoger los regalos del huerto aún tibios. Como dices, el huerto del abuelo, un tesoro! disfruta mucho lindura!
    BEsos


    Hola Joaquina!
    Vaya tomates más majos! sabes que yo también tengo unas maticas? pocas que el jardín es compartido con los vecinos y no tengo mucho espacio, aunque la verdad sea dicho, lo tengo bien apaña'o para tener un poquito de cada:-) Por Lerida tendréis moras silvestres, no? En cualquier caso, yo tiro mucho de frambuesas congeladas fuera de temporada:-)
    Besos

    Hola Intxaurtsu!
    Me cachis! ya ves si hubieran quedado bien. Como le decía a Joaquina yo también tiro mucho de congeladas pero para que veas; el medio kilo congelado me sale a 2€ y medio aproximadamente y el kilo de recién cogidas a 4 € y medio..
    y un kilo da para mucho!

    Este pastel que rendisteis cuenta ayer suena de maravilla... qué pena que los del Enterprise aún no hayan comercializa el teletransporte.. anda que no nos iba a venir bien para traficar con frutas y mermeladas:-D
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Mai, justo este verano me comentaron que por aquí hay un lugar al que se puede ir a comprar cerezas de este modo, te comes las que quieras, los niños no pagan, pero tampoco los adultos, entonces te dan un cubo y tu lo llenas o te pones las que quieras, luego te las pesan y te cobran, pero las que te llevas en el estómago, esas son gratis. Una gozada. He recordado esto al leer tu post.
    Por cierto chiquilla ¿tu no ibas a venir un ratito a verme? ¿Para cuando? Me encantaría conocerte y cruzar contigo un par de miradas.
    Un beso grande princes.

    ResponderEliminar
  8. Menudo lujazo poder ir recolectando tu propia fruta. Por aquí no hay nada de eso. Y las frambuesas, pues espectaculares con ese pudin hecho en casa y que no tiene nada que ver con lo que venden por ahí. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Qué lujazo poder utilizar frambuesas frescas que tu mismo has cogido! Me encantaría poder ir. Así seguro que sabe mucho mejor ese pudin ;) Bss

    ResponderEliminar
  10. wow, riquísimo, e ideal para mi excedente de frambuesas que ya no sé qué hacer con ellas!!!!!!! Me gusta esta receta, me la quedo.

    ResponderEliminar
  11. Vaya pudin más espectacular!! Lo de las frambuesas recien cogidas lo tengo dificil, tendré que apañarme con las del Carrefour...pero este lo hago seguro!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. siempre que te leo me das envidia,que si la leche fresca ,que si las frambuesas recogidas por ti,pero jolin que vives en un pais de cuento??
    bueno vuelvo despues que me voy a pedir el libro a ver si tengo suerte y soy de las 500 primeras.
    Besazos Esther

    ResponderEliminar
  13. Hola Viena!
    Eso mismo. Así funciona por aquí las flores (aunque estás casi que mejor no probar) y la fruta de temporada, sobre todo la delicada que es la que más se encarece en los procesos de conservación y transporte.

    Pues acabamos -ayer mismo- de decidir que bajamos en octubre. Ya te comenté que la idea era la segunda de septiembre pero he tenido la revisión del gine muy tarde y hasta que no me dieran luz verde no hemos podido concretar. El tiempo se nos ha echado encima, así que hemos decidido bajar un poco más tarde y más tranquilos... ya te contaré cuando tengamos fechas que aún tiene Günter que mover un par de palos:-)
    BEsos


    Hola Pilar!
    Es verdad que no tiene nada que ver. Yo soy de las que siempre tengo sobres de pudin instantáneos pero que cada vez uso menos (me terminan caducando) porque realmente no es más rápido de usar. Poco cambia la cosa y ya puestos me da igual 5 minutos más (lo que tarda en deshacerse el chocolate). Y cuando lo pruebas, te das cuenta que los polvos son puro sucedáneo,
    Besos


    Hola Lydia!
    Bueno, te imagino :-) conmigo fliparon los paisanos viendo que antes de coger la fruta le sacaba fotos pero ya he contado muchas veces lo chapucera que soy a la hora de darle al clic: un clic y la cámara al bolsillo... con el arte que tu tienes ibas a pasarte media mañana con el foco a cuestas:-D
    Besos


    Hola Rosanna!
    Cómo estás?! Este ha sido un buen año, no? me lo comentaba Quo que también han tenido superproducción! Vas a tener que hacer hueco en el congelador:-)
    Besos


    Hola Paloma!
    Con congeladas también está delicioso;-P
    Besos


    Hola Esther!
    Me cachis! pues en comparación con los lugares de cuento que hay en Austria yo vivo en uno de los sitios más feucos. Pero vivo en el lado soleado del valle con las montañas y los bosques detrás de casa y con varias granjas muy cerca. Eso hace que nuestro entorno sea muy "rural" o como a mi gusta decir, nos estamos paletizando cada día más con todas las ventajas que supone llevar la vida del paleto:-) estamos encantados...
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Está claro, la próxima vez se las pones del super, verás lo que te dicen, jajajajajaja.
    Tengo que ir a conocer ese sitio, aunque me temo, que no me volverían a dejar entrar..

    Delicioso el pudin...

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  15. qué envidia!!! cómo me gustaría que hubiera cosas de esas aquí... y no será por el clima, porque aquí crece cualquier cosa que siembren.
    Pero bueno, al menos tenemos higueras por todas partes.

    ResponderEliminar
  16. Que lindo ir a recolectar tu fruta al campo, acá ni se me cruza por la cabeza. Aunque no quiero quejarme , que mi cerezo ya nos regaló sus primeras flores. El año pasado nos dió 60 cerezas veremos que pasa este año. Pero de frambuesas, nada de nada por aquí. Tendría que ir a la Patagonia para poder ver algo similar.
    La combinación es ideal ya sabés como me gusta a mí esto ;-) Nosotros a esto lo llamamos simplemente postrecito de chocolate, y casero aunque no puedas creerlo , nunca hice. Espero que no hayan tenido que "interactuar" con las abejas!
    Cariños

    ResponderEliminar
  17. Yo tengo que conformarme con las del super, pero no me quejo, que están bien ricas... Has preparado un postre delicioso y me encanta leer tus historias tan relajantes y acompañadas de tus fotos magníficas...

    ResponderEliminar
  18. Hola, Acabo de descubir tu blog y me ha encantado, así que me quedo como seguidora. ¡Que envidia con esos campos!...........

    Un besito

    ResponderEliminar
  19. ¡que buenas frambuesas, por dios! ya me encantaría poder cosechar algunas...

    ResponderEliminar
  20. Que guapada, aquí eso no se ve....y que ricas han de estar...
    lo del libro lo voy a intentar...muuuuaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  21. Qué maravilla, Mai!!! Yo también soy fan, fan fa de las frambuesas, no me canso de comerlas. Aquí hay también muchos arbustos de frambuesas silvestres, puedes ir paseando por los parques y comer alguna que otra.... una delicia.
    Por otro lado, ese pudín me ha dejado loca, es una combinación que me encanta!!!!
    Un beso desde Estocolmo.

    ResponderEliminar
  22. Qué envidia, Mai! Los frutos del bosque, fresas, frambuesas, moras, arándanos, grosellas... me encantan, pero en España, sobre todo del centro para abajo, es difícil encontrarlas decentes. Cuando voy a Suiza veo esos campos interminables, tan verdes... los años que ha coincidido con las frambuesas y moras en su punto, ha sido siempre una fiesta. Mi abuela tiene plantitas en su jardín y tomar el helado con ellas recolectadas no tiene ni punto de comparación con lo comprado. También me vale un suculento pudin de chocolate, por supuesto :D

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Que envidia! Leche, fresas, frambuesas....todo, todo directo del campo a su casa (parece un solgan publicitario). De verdad, que suerte tener esos campos tan verdes y tan a mano. Y a tí, que preparas esas cosas tan ricas con ellos.
    Petons!

    ResponderEliminar
  24. Hola Begoña!
    Jajajaja! Mira que para comerlas no son mirados. Ahora, con el rato recolectando a lo Juan Valdés se lo pasan pipa:-D
    Besos


    Hola Ajonjoli!
    La verdad es que sí, por el tiempo desde luego no es. Es más cosa de las costumbres, verdad?
    Besos


    Hola Eri!
    60! Y empezasteis con 2 creo recordar, no? :-) este año será la hecatombe, seguro! A mí me pasa como a ti, que de pura costumbre siempre de sobre pero las veces que lo he hecho casero me he dado de cabezazos contra la encimera por burra :-D
    Besos


    Hola MAry!
    Yo tampoco me quejo que durante todo el año caen del super pero cuando hay oportunidad de verlas así de bonicas no hay que dejarlas escapar :-)
    Besos


    Hola Mª José!
    Bienvenida! Y aquí tienes tu casa para lo que quieras:-)
    Besos


    Hola Sole!
    Uhmmm… seguro que te lo ibas a pasar como mi pequeñazo, bomba!
    Besos


    Hola Núria!
    Lo del libro ;-P genial! Y las frambuesas sí, ricas ricas…
    Besos

    Hola Elena!
    Bueno por allá arriba para aburrir, no? Hay una variedad silvestre muy pequeñita , no? O me estoy liando con las fresas? Bueno, en cualquier caso requete ricas. Y con los pasteles que haces, pues más:-P
    Besos


    Hola Akane!
    En mi opinión, las de jardín de abuela las mejores ya que son matas con solera y eso se nota. Son dulces a rabiar, un gustazo:-)
    Besos


    Hola Pilar!
    Jajajaja! Dí que sí, pero en este caso la realidad supera a la publicidad:-D
    BEsos

    ResponderEliminar

Blogging tips