tomates confitados y una confesión

La vamos a liar, lo sé. Me estoy poniendo tan pesadita con mi mundo leche por aquí, frambuesas por allá, las fresas, los huevos y la huerta que me trajo! una pesada, eso es lo que soy.  Debería de ponerme como un tomate pero no, yo los tomate los confito -y échale la culpa a Lolah que es su receta-. Igual que tú, que de un momento a otro me vas a confitar un par de verdades a la cara a lo "monina, que no vengo a leerte para que te pongas con la pedantería horticultural subida"  o más directo aún  "eh, guapi, menos presumir y más repartir con la humanidad que mucho de boquilla y plumilla fácil pero a la hora de zampar no repartes ni medio frasco"...

Pues sí, así es. Para que negarlo. Además de presumida soy ego-gastro-gástrica que todo de lo que presumo va a la pancita sin mediar casi palabra, que para cuando me pongo a escribir estas entradas  interminables ya me he puesto las botas, no te quepa duda. Y ojo, que nunca he mentido en este particular. Que te recuerdo que soy de las pocas blogueras que ha tenido el valor de destapar la verdad del blog culinario -aquí, junto con la tarta de chocolate del Oliver-. Porque sí, en este barrio somos lo peor de lo peor...


Vamos con el mandil y la espumadera proclamando nuestra sacrificada labor de enseñar y compartir el don que la santa vida nos ha dado... el don de zampar, no te quepa duda. Porque lo que cocinamos, zas! pa'dentro y a dos carrillos. Sí, sí, querido lector. Los blogueros culinarios somos lo peor.

Detrás de este aire de abnegada dedicación se esconde un ansia tan feroz que a veces no dejamos ni enfriar el pastel. Montamos el plato, encuadramos, -metemos el dedo, acto reflejo completamente incontrolable- cortamos un trozo que luego lucimos a lo casual con el mordisquito bien enfonca'o para que quede mono y parezca que está hecho aposta para que veas mejor la miga o el corte... ja! me río, te digo yo que sé de lo que hablo, que eso ha sido un puro arrebato glotón enmascarado de acto cultural. Y a la que pasa alguien a nuestro lado y nos ve con todo ese folklore, cortando trocitos de pastel y con la tetera humeando como si estuviéramos de tea party a las 12 de la mañana, con la cocina patas arriba, cámara en mano, un churrete de salsa de fresa en la pechera y los carrillos inundados de pastel... díme tú, con ese cuadro, a quién vamos a convencer que esto es compartir experiencias en la cocina...


A veces nuestra perruna es tan canina, que nisiquiera nos tomamos la molestia de escribir la receta. Ponemos un "la receta la encontré aquí" y santas pascuas que el hambre aprieta y el pastel espera.. bueno, lo que queda de él. Porque esa es otra, no siempre llega a la foto, que en más de una -y de diez- la exquisitez se queda sin ilustrar porque no quedó ni las migas. Éste es, por cierto, uno de los trucos más usado: hacer fotos a las sobras... me parto, pero qué sobras!? díle a los carpantas con los que compartes mesa "cariños míos, os voy a poner raciones pequeñitas que son más saludables y no quiero que os dé un cólico o algo peor" ... juas, lo dejo que me da la risa. Eso sí, a la que repiten y hasta tripiten -no todos, que es de ley aclararlo- tú estás sufre que sufre pensando "ay, madre, adiós foto". Ves, visto así, va a resultar que sí que sufrimos... ¿y cuándo hay visitas? pues otro mal rato. Porque un poco mal visto sí que queda sacar la cámara delante de los invitados y no exactamente para guardar un cálido recuerdo de tan especial reunión... ay qué no! que uno se pone cual poseso del clicli-clicli a retratar el plato de cerca, de lejos, de refilón, con el angular y con lo que haga falta para que en el blog quede bien bonico .... uich, esto como que no es fácil de entender, la verdad sea dicha. Uhm, es algo sutil  pero que deja en el ambiente cierto tufo a "aquí hay friki enlatado" y eso quieras o no, pues cohíbe un poco así que a la que sirves el pastel flaseado hasta la guinda, no tienes más salida que soltar, con un deje de fatalidad a ser posible: "si no te creas, esto lo hago por mis lectores, sabes... es por ellos, que si no..."




Ingredientes para confitar tomates al estilo de Lolah:
  • 1 y 1/2 kg. de tomates tipo cereza
  • un par de ramas de tomillo
  • un par de ramas de romero
  • unas hojas de salvia
  • 2 hoja de laurel
  • 8 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de café de azúcar
  • sal
  • unos granos de pimienta
  • aceite de oliva para rellenar los frascos


Preparación:
Calienta el horno a 150ºC. en una fuente de horno coloca los tomates cuidando que no queden montados unos sobre otros. Reparte las hierbas, las especias, los ajos, sala y espolvorea el azúcar por encima. Riega con el aceite y hornea unas 2 horas.

Mientras, esteriliza un par de botes limpios y sin restos de jabón. Los cueces en agua o la vapor como mínimo 20 minutos. deja que se enfríen antes de usarlos. Reparte los tomates, las hierbas y los ajos dentro de los botes, y rellena de aceite hasta el borde. Si ha quedado líquido en la fuente de hornear doy por sentado que lo repartirás en los botes. Si no lo haces te pierdes algo grande.


Y para que nadie me tache de escurrir el bulto y salir de rositas después de las crueles verdades que he destapado, incluyo este par de fotos con la única y sólida intención de hacerte salivar... el queso, por supuesto, del que hago en casa... y es que es para cogerme manía de lo repelente que me pongo;-P



Y al final, como todo se sabe,  cumplo con lo prometido y publico esta entrada a tiempo para que quién desayuna con hierbas y especias se le atragante el café de la risa que sé yo que el humor no nos falta... gracias a dios.

26 comentarios. ¿te animas?

  1. Menuda confesion, te habras quedado tranquila despues de contar tantos secretos!!! Que pena que no tenga tomates para poder ponerla en practica. Besos y me he reido mucho leyendo tu entrada.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marivi!
    jajaja! me alegro! y sí, de vez en cuando hay que confesar nuestros pecadillos para seguir pecando sin mala conciencia:-P y por cierto, sabes que me encantan esas islas flotantes? el merengue me gusta una barbaridad y cocido en nubecitas más... por cierto, yo de chica viví en Daimiel:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Sin comentarios tu confesión.......

    Deliciosa la receta, me la guardo para cuando tenga tomates de la huera que confitar.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que, hoy estabas vacilona , eh??? haciendonos sentir culpables por todo lo que cocinamos y comemos monina.
    Pues mira tengo tomates cherry para parar un carro y pienso copietearte esta receta, ponerla en mi blog y no trabajar mas, pues los mando para el tuyo directamente, bueno ahora que me doy cuenta ya lo he hecho hoy por la mañana en parte de mi receta, glup!
    Un besazo mi niña!!!
    Esther

    ResponderEliminar
  5. ja, ja.. dí que sí.. que yo hice un bote enorme de tomates confitados y a la foto llegó medio bote.. Por favor... y confieso que a uno le puse una anchoa por cima.. y el otro sólo con sal Maldon... y luego una tosta con otro tomatito y queso del Casar... ummmmm..

    Tengo amiguísimos de Daimiel.. no sabías que habías vivido allí.

    Besotes y a seguir siendo sincera.

    ResponderEliminar
  6. Ni pesada ni nada negativo, al contrario PURA DELICIA lo que compartes con nosotr@s.
    MUCHAS GRACIAS GUAPA!!

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja, gracias por animarme la mañana, cuando aún ni siquiera ha hecho acto de presencia el sol! Yo confieso que me identifico demasiado bien con mucho de lo que has descrito hoy :P Sobre todo en cuanto a las ansias de probar algo recién hecho mientras montamos un lío con el follón de hacerle fotos... Pero es parte del encanto de ser bloguero de cocina :P

    Lolah ya me tentó, ahora tú... al final tendré que confitar tomates, no me dejáis opción.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me has hecho reirme un buen rato reconociéndome a mi misma. Es que las blogueras de cocina creo que todas pecamos de lo mismo.
    Impresionantes estos tomatitos confitados!
    Besitos
    rosa

    ResponderEliminar
  9. Ja,ja,ja,ja me encantan tus confesiones, ahora a descansar, ja,ja,ja
    Los tomates buenísimos
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Shhhhhh... pero esas cosas no se cuentan, mujer, que es como descubrir el hombrecillo que hay detrás del Gran Mago de Oz, jajajaja... (me he sentido demasiado identificada como para no reírme a carcajadas) ¡Muacks!

    ResponderEliminar
  11. no pasa no nada por confesar esas cosillas, jajaja. Tus tomates una delicia.

    ResponderEliminar
  12. "-La risa es un viento diabólico, que deforma las facciones de la cara y hace que los hombres parezcan monos.
    -Los monos no ríen. La risa es propia del hombre.
    -Como el pecado."

    El nombre de la Rosa, Umberto Eco


    Buenos días Begoña!
    Salen deliciosos y además no dejan migas;-P
    Besos y viva el buen humor


    Buenos días Esther!
    X-D un poco... ok, mucho! y es que de vez en cuando sienta genial un poco de sátira sobre lo que uno es y lo que hace. Sienta bien;-P jajajajaja! no me digas! jajajaja.. espera, que voy a ver...
    ... jajajaja! no no, la receta está debidamente cumplimentada.. menos mal que ya no se lleva lo de las tres copias compulsadas y con escribirla una vez basta :-D
    Besos y viva el buen humor


    buenos días Pikerita!
    Anchoaaaaas! del norteeeeee! pero eso es canallesco... con queso del Casar! me matas! veo que tu crueldad no tiene límites y una cosa es salivar y otra estrangular mis papilas gustativas:-P Sí?! allí pasé los años más tiernos de mi vida. Mi madre marchaba a Madrid a da a luz para estar mejor atendida con toda la familia encima pero salvo por estos detalles prácticos toda mi niñez está concentrada allí. Vivíamos enfrente de la cooperativa, en lo que entonces se llamaban "los chalecitos" o mejor dicho "anca los chalets". Así que uno de mis olores más íntimos y que me sabe a la seguridad de la infancia es el olor al mosto y a la uva pisada:-D y mi pasión por beber el vino en vaso y no en copa, que me dicen que eso es manía mía y yo sé que no... lo aprendí de chica:-)
    Besos y viva el buen humor


    Buenos días Te de ternura!
    :-) sentir siempre en positivo y con el corazón en la mano... hasta en la sátira;-P
    Besos y viva el buen humor


    Buenos días Akane!
    Nosotras somos como Guillermo de Baskerville, disfrutamos con la cultura de la risa... por cierto, detalle que seguro que conoces: Umberto eco quedó maravillado cuando visitó la Abadía de Melk y su biblioteca aquí en Austria y en homenaje a este lugar tan maravilloso llamo al protagonista y conductor de la historia Adso de Melk:-) te volverías loca en su biblioteca:-)
    Besos y viva el buen humor


    Buenos días Piescu!
    jajaja! cuanto me alegro porque eso es lo que deseaba que nos pudiéramos desternillar de risa con esas rutinas que para nosotras son tan normales pero que un poquillo exageradas dan tanto juego:-)
    Besos y viva el buen humor


    Buenos días Carmen!
    jajajaja! no, ahora a partirnos de la risa hasta que los abdominales se nos pongan como a Rambo :-)
    Besos y viva el buen humor


    Buenos días Marona!
    X-D ainss... me pudo la risa al misterio!
    Besos y viva el buen humor


    Buenos días Luisa!
    verdad? son pequeños y glotones pecados camuflados en arte culinario.. chispazos de felicidad sin lugar a dudas:-)
    Besos y viva el buen humor

    ResponderEliminar
  13. jua jua jua...me ha encantado y como una tonta mientras te leía estaba con una gran sonrisa petrificada en mi cara...genial como siempre....lo de las visitas que esperan la foto y tu vas a por la foto de la receta en cuestión es...
    Mira precisamente este verano me traje de Los Urrutias dos botes de tomates confitados que me regaló Lola, una amiga de mi suegra, ya no queda ni uno...que ricos estaban...
    Voy a seguir tu receta...
    :) muuuuaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  14. muy bien Mai! me encanta tu confesión. Me parece que todas las bloggers nos estamos jugando nuestro tipo con tantas fotos!!! jijijiji. Y sí, yo soy de as que me muero de envidia con tus tomatitos, fresas, leche fresa.... a ver si repartes! ,))) besitos guapa

    ResponderEliminar
  15. jajajaja, me encanta lo de fotografiar las sobras, me río porque yo al cotnrario pero en la misma línea a veces fotografío el plato a medio hacer porque sé que en cuanto lo saque de la cazuela )o donde se haga) va a desaparecer, jajajajaja.
    Los tomatitos, mejor que estupendos.
    BESOS!!

    ResponderEliminar
  16. Disfruto enormemente leyendo tus entradas. Voy a pasar a macerar tomates cherries frescos y voy a dejar los secos a un lado. donde esté algo fresco que... Besos.

    ResponderEliminar
  17. Qué buena idea la de confitar los tomates. Te la copio!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Buenos días Núria!
    Yo también me reí como una tontuela a la que lo escribía :-) verdad que con las visitas como que no? hay cosas que se entienden mejor en la intimidad del hogar X-D
    Besos


    Buenos días Judith!
    jajajaja! eso es! jajaja nos lo estamos jugando con tanto cli-cli y post-cli-cli (o también llamado ñam-ñam) y toda la razón! más repartir y menos presumir!
    Besos


    Buenos días Marhya!
    Así es, un visto y no visto :-D los tomates bien majos que este año no han parado de producir. Muy majos ellos:-)
    Besos



    Buenos días Pilar!
    A mi me dan mucho más los confiatados. Además, no hay que rehidratarlos y valen tanto para usar tal cual o cocinados:-)
    Besos


    Buenos días Paloma!
    Pues muy bien hecho. Como ves, yo también los he copiado:-P
    Besos

    ResponderEliminar
  19. La receta es estupenda, y las fotos una maravilla.

    ResponderEliminar
  20. Da gusto entrar aquí!!! Y si, querida Mai, se me atragantó el café con la risa según te leía!

    Es domingo muy tempranito y todos duermen, y van a pensar en casa que me estoy volviendo "majara"...

    Suelo confitar tomates y me ha gustado mucho el toque del tomillo en rama... Lo utilizaré la próxima vez, porque se lo solía poner molido.

    Gracias por compartir (y a Lolah también)

    Un besote,
    IDania

    ResponderEliminar
  21. Acabo de descubrir tu blog y tengo que decirte que :me encanta!!!! tus fotografías son estupendas, al igual que tus recetas, un placer haberte encontrado!!!!

    ResponderEliminar
  22. Es imposible no reirse con cada una de tus entradas! Y también es imposible no disfrutar con tus recetas! Yo tambiñen suelo preparar tomates confitados porque me encantan!
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Me parto Mai, me parto y veo que todas nos partimos y es que ahí estamos retratadas todas, nos sentimos identificadas. Ay dios mio, que no tenemos remedio. Me encanta leerte y esta receta, pues ya ves, divina, que pena que no tengo tomatitos cherry, que para conservar me gusta cuando tengo excedente, pero que es rica la receta, eso sin duda.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  24. jajajajajaja sos una loca jajajaja!
    Es que los que tenemos blogs gastronómicos sufrimos de la misma enfermedad, los mismos síntomas, igualitos, y lo peor de todo es que no buscamos el remedio, nos sentimos super bien con nuestra "adicción" pa´que mentir.
    Cuando me siento a escribir , pasa A. me mira y me dice : Como sigue la tesis? Ya estás pronta al doctorado! jajaja y bue por lo menos nos da risa.
    Te cuento una frecuencia normal en un almuerzo de fin de semana. Todos sentados a la mesa prontos a comer. Llego yo con la fuente y chan! desaparezco. Qué fue a hacer mamá? Noooo las fotos otra vez! jaja y no tienen escapatoria porque a cara de perro les digo que NECESITO sacarle fotos a esto para no perder la receta! Y que lo tengo que publicar y que patatín y que patatán. En fin , ya se me hizo endémico.
    Que te puedo decir con los tomatitos, ya se que no podés compartir, la distancia es la mejor excusa. Y es que si estuvieras mas cerca esto sería imposible , puro chomp y chup y mmmmm.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Hola Olga!
    Muchas gracias:-)
    Besos


    Hola IDania!
    :-D me alegro mucho y me parto de la risa contigo que no hay nada más sano en este mundo que reír y reír y reír:-)
    Besos


    Hola Fresa y pimienta!
    Muchas gracias por tu visita y que sepas que aquí tienes tu casa:-)
    Besos


    Hola Margarida!
    jajaja! cuánto me alegro, porque ese es el plan, verdad? disfrutar haciendo lo que más nos gusta,
    Besos


    Hola Viena!
    Qué tal querida?! Remedio? ninguno gracias a dios! porque estamos hechas para esto y nos chifla:-)
    Besos


    Hola Eri!
    jajajaja! sí, me imagino y es que nos metemos mucho en nuestro papel culinario y el mundo de alrededor nos mira con la sospecha de "habrá perdido el norte?" porque las cosas como son, por nuestros blogs perdemos el norte el sur y hasta el sentido:-D Y te aseguro que de estar más cerca ya hubieramos hecho un chop-chup en más de una
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Y yo vaciandolos y sacandoles las piel...si es que donde no hay no se puede sacar. Menos mal que con lo que sobro hice una passata di pomodoro esquisita. Bicos.

    ResponderEliminar