2ª parte, señales y pan marcado

El mundo está lleno de señales. Algunas, son completamente metafísicas, de esas que uno descubre -o se inventa, que para el caso es lo mismo- para dar sentido a lo vivido o a lo que ha de venir. Otras son imágenes de lo obvio, de esas que suelen poner las autoridades o propietarios para dejarnos bien clarito al personal lo que no podemos y/o debemos hacer: prohibido aparcar, prohibido pasar, prohibido acampar...



Porque si algo tenemos en común todas las culturas es el gusto por la prohibición porque, a pesar de tener cada cual su repertorio particular, existe una variedad común de noes, tabúes y demás parientes. Si lo piensas en frío, el mundo es un poco la leche. Entramos en conflicto cuando se trata de establecer libertades pero con las prohibiciones, hala, tan contentos... y que ceda el paso otro, verdad? ... ainsss... así que me resultó la mar de curioso encontrar este stop, una señal invertida en el símbolo más estandarizado del planeta. Para que luego digan que Spain no es diferente...



Otras señales, llaman la atención por lo que tienen de incongruentes. A quién se le ocurre dibujar una señal en un tronco de madera en un desierto, donde encontrar un árbol en el que buscar una sombrica es casi misión imposible?... Las cuatro higueras que quedaban en las ramblas alguien ha debido hacer leña -o señales- con ellas porque tristemente, cada vez hay menos.. cachis en todo!


Y es que cuando uno viaja encuentra señales por todos lados. Normal, de turistas solemos andar despista'os así que es imprescindible ir buscando esas marquitas que nos digan cómo se llega a los monumentos, dónde hay una oficina de turismo, o dónde tienes que coger una desviación. Buscamos como posesos esas marcas explicativas donde el pasado de los lugares que visitamos nos den señales de vida. Un ejemplo, al lado de la playa de los muertos, hay un faro. Se cuenta, que los lugareños -nadie señala a nadie pero o fueron los de Aguamarga o los de Carboneras- tenían por costumbre subirse al faro, romperlo a gorrotazos y mandar señales faltas desde la playa donde los barcos naufragaban sin remedio. Por cierto, Pedro, la película de la que hablamos, en la que una banda de malotes hace esto mismo en las costas de Cornualles, se llama Jamaica Inn, la última película que rodó Hitchcock en Inglaterra antes de irse a Hollywood a hacerse requetefamoso...


Otra señales, son nuevas. En el mirador de la amatista  hay un montón de candados que según parece son cosa de enamorados -un deseo más que un signo, diría yo- puesto que con este acto y a la que tiran la llave al mar buscan sellar sus vidas... ainsss que poca cabeza, dejar estas cuestiones en manos del destino, que a veces, sin que uno se haya parado a analizar despacico las consecuencias, al destino le da por realizar nuestros deseos y para qué queremos más. Te puedes pasar la vida entera atada a un tipo -tipa- pesadísimo al que incluso le has cogido algo de manía y ahora, qué? a buscar las llaves, no?...


Además de candados, encontré un mensaje para la humanidad grabado en una roca. Imagino que representa a un tipo tocando la trompeta un día de luna llena aunque vete tú a saber que pretendía comunicar el marciano que lo talló... y si ahora de contemporáneos tenemos dudas, ni te cuento las interpretaciones que formularán los arqueólogos dentro de 2.000 años... lástima que me lo voy a perder...


Porque quién busca una señal la encuentra. Y sino, se la marca a flor de piel a modo de distintivo, como un mensaje protector o simplemente para dar a conocer un sentido especial e íntimo. Y mientras la espalda cuenta cosas, la mirada busca nuevos prodigios en el horizonte. Porque algunos paisajes son para colgarse de una parra y no desear volver a poner los pies en el suelo..


Otra de las razones por las cuales cuando uno está de vacaciones suele ver más señales que en el código de circulación, es ni más ni menos porque va con una cámara encima a todos lados. Y así, clicando a diestro y siniestro, es fácil asociar e interpretar las tonterías a la que se van haciendo. Ahhh, el tiempo libre es así de caprichoso. Cuando no se tiene, se ansia con la esperanza de hacer miles de cosas útiles. Cuando lo disfrutas por fin, lo que deseas en tontear hasta el aburrimiento...


Y señal de lo mucho que empatizo con las masas de Erika es este pan, la versión no dulce del brioche mil hojas con manzana que publicó hace unos días. Me gustó tanto que me puse manos a la obra y tan rico estaba que me enfrasqué en buscar la versión con pan. La encontré aquí y entre sus explicaciones y mi experiencia anterior, salió este pan tan hermoso. Yo no lo he hecho con masa madre porque no es un pan que merezca la pena tanto esfuerzo (levarlo, según la autora, nos llevaría muchas horas). Además, un pan con masa madre necesita de uno o dos días para coger el punto ideal y este es un pan que no aguanta ya que enseguida coge cierto olor a rancio (las cosas que tiene la mantequilla, parece ser). Yo aconsejo consumirlo dentro de las primeras 24 horas aunque las cosas como son, es difícil no comérselo de una atracada..


Además, lo he hecho con una mezcla de harina de trigo blanco y sémola de trigo duro de la que me he traído de Italia. Cuando hice el brioche, lo hice en un molde un poco más corto y más alto, con rebanadas más grandes, aproximadamente de unos 9x9cm. Esta vez los cuadraditos de masa los corté de 7x7cm. y se desarrolló mejor el levado sin que se deformara al hornearlo. Y por qué 7x7cm? no, no fue ciencia infusa. Medí el ancho de la base y el alto del borde (8x8cm.) así que corté las rebanadas un poco más pequeñas para que tuvieran espacio para levar. Te recomiendo que hagas lo mismo, que midas el molde y en función del tamaño cortes un poco más chicas las capas del pan... ya verás que cosa más rica...

Ingredientes:
  • 300gr. de harina de fuerza
  • 200gr. de sémola de trigo duro
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de miel o azúcar moreno
  • 1 sobre de levadura de cerveza o levadura panadera deshidratada 
  • 300 ml. de leche desnatada (necesité un poco más)
  • una mezcla de mantequilla derretida y aceite al 50%. Más o menos usé 25gr. de cada

Preparación:
Mezclamos en un bol las harinas con la sal. En un vaso disolvemos la miel y la levadura en algo de la leche que vamos a usar. No hace falta que la temples aunque usa leche a temperatura ambiente y no fría. Lo mezclas con la harina junto con el resto de la leche. Cuando esté compacto, pasa la masa a la mesa de trabajo y dale con ganas. Estas masa son como los pulpos, cuanto más los golpeas más suaves quedan... suena fatal pero así es, estas masas necesitan maltrato. Una vez suave y tersa, deja que leve una hora hasta que doble su tamaño cubierta con un paño húmedo. Antes de dejarla reposar, me mojé las manos y humedecí la masa ya que quería asegurarme que iba a estar bien hidratada al terminar el levado.


Para trabajar el pan, derrite la mantequilla y la mezclas con el aceite. Moja ligeramente la mesa donde vas a extender la masa. Moja también tus manos en el aceite y frota con suavidad la masa antes de transferirla a la mesa. No la marees y tal cual procede a extenderla. Intenta darle una forma cuadrada estirando con las manos cogiendo la masa por debajo -despegas un poquito la masa y metes la mano por debajo para darle la forma deseada-. Con ayuda de un metro o regla corta los cuadrados del tamaño deseado en función del molde (el royo que te conté antes). Coge el molde, lo engrasas un poco y vas colocando sobre él las rebanadas engrasadas por ambos lados, así una vez cocido, las rebanadas se desprenderán solas sin necesidad de usar un cuchillo.

Para que las rebanadas no se deformen, intenta poner el molde en posición vertical apoyándolo sobre uno de sus lados y así vas colocando los cuadrados unos sobre otros. Cuando termines deja que la masa vuelva a levar una hora más. Mientras, enciende el horno al máximo que puedas. Cuando vayas a meter el pan lo reduces a 200ºC. Pasados 20 minutos, bájalo a 180ºC ó 170ºC y deja que se hornee unos 20 minutos más.


En la foto de arriba, puedes ver como se despegan las rebanadas. El pan estaba aún caliente pero se me ba la luz así que no esperé más. Esta de abajo, es mi rebanada del desayuno... una forma estupenda de comenzar el día:-)

23 comentarios. ¿te animas?

  1. Desde luego de aspecto es estupendo!!! Creo que va a caer en casa dentro de nada...!!

    un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, lo de las señales, en fin... Mejor no hablamos. Me gusta ese chorbo mirando al horizonte y con la espalda tostadita... Le conoces??? jejejejejeje
    Oye, qué pan más curioso. Me he perdido la versión dulce de Erika. Coñe, dónde estaba yo?. Lo de la mantequilla es lo que me tira para atrás. Qué le vamos a hacer...
    Un besoteeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  3. Esto de las señales es super curioso.
    Me has hecho acordarme de una amiga que siempre contaba que antes de su boda hubo muchas señales que le indicaban que no debía hacerlo pero que ella no les prestó atención. Solo falto que Cristo se bajara de la cruz y la echara a patadas de la iglesia, pobre mía... pero se dio cuenta cuando ya era tarde.

    Así que las señales no significan nada si el que las ve no las sabe interpretar, no crees?

    El pan, me ha encantado, también me gustó mucho el de Erika y mira que los levados y yo nos llevamos muuuuu mal, ains! que pasados.
    Me dan ganas de darles palmitas y salir por fandangos a ver si así suben antes pero nada, son igual de vagos y de lentos que yo :S

    Te cojo un trozo, que para mi mermelada de membrillo me viene que ni pintao!

    Besinos

    ResponderEliminar
  4. Hola Macus,
    Pues si lo haces ya me contarás:-)
    Besos


    Hola Laura,
    Eso tiene fácil arreglo, lo haces solo con aceite y listo. Esa espalta tostadica en pleno mes de octubre corresponde a los ojazos que hay en la esquina derecha de la cabecera.. díme tú si no es pa'comerselo:-P
    Besos


    Hola Paxarina,
    Pues así es. La señales siempre son más fáciles de descifrar a toro pasado aunque normalmente la intuición nos avisa de los desastres pero es muy dificil poder dar un sentido lógico a esas sensaciones. 3 días antes de una boda, si sales con eso de no me caso que me da malas vibraciones, pues te iban a caer más collejas que al Manoloito Gafotas... hay desastres que uno está condenado a vivirlos porque ... díme tú quién es capaz de encontrar la llavecita -la tuya, no otra- en el fondo del mar...

    Así que mira, dile a tu amiga que no se angustie y pa'lante que tampoco es un roto tan grande -solo para el bolsillo que los divorcios cuestan un riñon- y por lo demás... ea, seguir viviendo y disfrutando de la vida... Yo me divorcié muy jovencita y también se me cayó el mundo encima pero salí adelante más fuerte, más segura de mí misma y con las cosas más claras. Solo lo siento, lo sentí y lo sentiré por mi hijo Álvaro, el de la espalda tostadita, que fue quién peor salió parado del desastre!
    Venga, coje y díme, para acompañar café o té?
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me fascina el tema de las señales, signos, marcas... Será mi naturaleza curiosa, mi necesidad de fijarme en todos los detalles de los lugares a los que voy, especialmente si son desconocidos, o deformación profesional por ser historiadora del arte, pero me fascinan. Es una de las cosas que nos definen como seres humanos, tanto por la lógica como por lo irracional de muchas de ellas. Gran selección la que nos enseñas :)
    Me encanta seguir la crónica de vuestro viaje.

    Y el pan parece delicioso! No es el primero de este tipo que veo últimamente por la red, y a cada cual me apetece más meter la mano en la pantalla y llevarme una rebanada... a ver si saco tiempo para hornear pronto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Uy, cuántas señales!! Y las has visto todas... chan, chan, chan chan...

    El pan queda precioso, se ve buenísimo y creo qe casi puedo olerlo desde aquí o será que el deseo y la imaginación me pueden.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa!!! que post más interesante. Había visto lo de los candados, pero me habían dicho que eran por promesas, supongo que en cada lugar es diferente... El pan te ha quedado perfecto! a ver si empiezo a experimentar un poco com las masas que ya toca! jajajaja. Besitos guapa

    ResponderEliminar
  8. Nena, eres la leche, qué bien escribes, te lo habrán dicho muchas veces, pero yo te lo repito.
    Excelente receta, me la apunto.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  9. Pufff Maite, no se por donde empezar, si por el pan o por las señales.... empiezo por el pan, que tiene una pinta impresionante y que te voy a copietear vilmente... ya sabes qeu todavía me pego con las masas (el último pan de molde que intenté así lo demuestra) pero como a cabezona no me gana nadie, ahí sigo jajaja... y con maestras como Erika, tu o Elvi lo tengo un poco más fácil.
    En cuanto a las señales... es que si no fuera por ellas el genero humano borreguil andaría descarriado jajaja... eso sí, las que has encontrado tú molan y yo, no es por nada, pero me guio por las tuyas con frecuencia.
    Un besoteeee

    ResponderEliminar
  10. El pan una pasada ya ví la versión de Erika y me encantó, es que ya solo la forma me gusta...vamos que en cuanto pueda lo hago, se que es un tipo de pan que a Jaume y a los críos les va a encantar....
    Geniales las señales ...aunque las de prohibiciones hay días que me las paso por...con perdón del personal...
    beeeesos

    ResponderEliminar
  11. Me encanta ir leyendo poco a poco tus entradas, bajando el cursor y esperando encontrarme otra foto maravillosa, otro trocito más de tu historia o una receta como la de este pan...eso si que es una señal como la copa de un pino!!! señal de lo bueno que tiene que estar!!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Hola Mai! últimamente no puedo pararme a hacer comentarios, pero es que a este post no me puedo resistir, es auténtico!!! las señales de la vida... jejeje podría contarte mil.... bueno, y ese pan impresionante al que yo ya había echado el ojo también en su versión dulce y que ahora viendo el tuyo, estoy segura de que caerá!
    Felicidades de nuevo, sigue alegrándonos los días. Gracias! besines leoneses!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Akane!
    uy, seguro. Deformación profesional e instinto, verdad? jajaja, pues sí, no es el primero. Como poco el 4: el de Erika, el del blog Il pasto nudo y el blog donde éste último lo encontró:-) este pan, por tanto, es una señal de lo aplicada que soy y lo bien que atiendo a mis maestros;-P
    Besos


    Hola Marhya!
    Todas y más, que como siempre, cuando he visto el pedado de churro que estaba solatando "he recortado" el repertorio:-D y es que no se puede tener tanto carrete! uhmm... yo creo que se pueden oler, a mí me pasa a menudo;-P
    BEsos


    jajaja! Paxarina! cómo me acordé ayer de ti. Estaba haciendo de nuevo los bollitos turcos y la masa no quiso subir. Me tuvo toda la tarde encima y la tía que no colaboraba:-) ves? señales empáticas?
    +Besos


    Hola Judith!
    Para meterse con las masas hay que tener tiempo ya que no son cosas que se apañen en un periquete. Yo me propuse que no comprabamos más pan y que lo horneaba yo cada 2 ó 3 mañanas.. ni de coña! así que os admiro mucho a las que estáis todo el día corriendo como locas y sacáis tiempo para hornear:-) felicidades!
    Besos


    Hola Toñi!
    muuuuchas gracias. Me animan mucho los halagos y los interpreto como una señal de seguir con mis churros. Eso sí, a ver si logro que sean algo más escuetos:-P
    Besos


    Hola Charrita!
    Este pan no es dificil, solo necesita un poco más de paciencia y como no hay que luchar por conseguir que haga agujeros por todos la'os pues mira, un estrés menos;-P el mundo borreguil además, con señales anda desorejado que no tenía ni idea de lo que significaba señal de borrica frontina hasta que me lo ha chivado el diccionario :-D
    Besos


    Hola Núria!
    Verdad que sí? la forma me entró como a ti, directa al estómago imaginandome ese mixtura entre crujiente y esponjoso. No defrauda. Además, es un puntazo eso de coger las rebanadas sin sacar el cuchillo:-P
    Besos


    Hola Mª José!
    Ainssss, qué bien que nos lo hubiéramos pasado, en serio. Disfrutamos mucho y los 3 encuentros con blogeras y familia fueron geniales:-) cómo me hubiera gustado, de verdad! para cuando nos toque tocarnos y reirnos como posesas haré este pan para que veas que rico:-)
    Besos


    Hola Eva!
    jajaja! pues ahora tienes un conflicto ¿dulce o salado? porque te aseguro que ambos están de miedo!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Qué bonitas tus señales! Aunque creo que lo mejor es tu mirada que les da un sentido. Me encantan los recuerdos que me traen esas fotos...Claro! La peli de los contrabandistas era La posada de Jamaica!
    Este pan no se libra de caer el fin de semana...aunque el que has puesto en el feisbúk tampoco está mal...no se por cual decidirme.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Prohibo terminantemente que alguien te prohiba cocinar.

    Un monton de besos Esther

    ResponderEliminar
  16. Mi querida Mai... como ya te dije cuando hablamos muero por una hojita de tu pan!! Te quedó perfecto, super prolijo, ordenado como librito , señal que las cosas andan por sus rieles. EL mío estaba todo "descajetado!" en fín ya encontraré el rumbo..
    Adoro los candados, pero no para cerrar nada, solo porque me gustan mucho como piezas de herrajes. Tengo uno viejísimo, de tren antiguo, y anda a la perfección.
    Me gusta tu curiosidad...
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Ains, que me parece que voy a pasar de mis pseudo-krapfen y me voy a lanzar a darle un bocao a tu brioche... ¡qué pinta! ¿conoces la web de "Grüsse aus Schilda? Es una recopilación de señales de tráfico curiosas, por si le quieres echar un vistazo: http://www.oeamtc.at/at/?id=2500%2C1346132%2C%2C ¡Besos!

    ResponderEliminar
  18. Bueno bueno bueno, mami sublime! como siempre. Y esos panazos que te marcas... ñam ñam ñam... Que bien lo pasamos en estas vacaciones, la verdad que aun no me quito la sensación... Y gracias Laube! me has ruborizado jajajajaja. Aun que os juro por todo lo grandioso que no picaba ni un poquito, me puse moreno mas que quemado.. :P

    ResponderEliminar
  19. Hola Lola!
    Lo bueno que tiene el contestar tan tarde a los comentarios es que una ahora sabe más de lo que tú sabías entonces.. ¿? señal de que me hago un lío? ains qué no, que me tiene que contar que tal salió:-)
    Besos


    Hola Esther!
    jajaja! digo lo mismo. Y prohibido que te prohiban hacer esas fotos tan maravillosas que haces:-)
    Besos


    Hola Erika!
    Noooo, descajetado no. Es solo que convivir con rodajitas de manzana se hace complicado:-) ya verás como todo vuelve a sus rieles, poco a poco:-) pues si te gustan los candados serías feliz en este mirador. Se llama el mirador de la amatista porque parece que hace un tiempo hubo allí una veta de este mineral:-)
    BEsos


    Hola Marona!
    Lo que me he reido con las fotos:-D y la que hay de Leoben ya me he topado en más de una con ella -y digo topar porque está en medio del carril bici así que a la fuerza uno no va a 30 ni de coña:-)
    Besos


    Mi querido niño!
    Acabamos de volver hace un ratico de la fiesta de las farolas de tu hermano. hoy los niños encienden farolas y cantan para consolarse de que todo esté tan oscuro. Así que dan un paseo con sus farolitos, sus canciones y un cucurucho de castañas para calentar las manitas... y sí que lo pasamos bien. Antes he estado escibiendo un trocito de la siguiente entrada. La ensalada de cous cous que tanto te gustó... a ver si mañana la termino y si ñam ñam con este pan mañana lo reflipas mi amor!
    TQ y besos

    ResponderEliminar
  20. Me encanta, Mai... quiero dejar de hacer tantos dulces en casa, pero en esta época del año es maravilloso permitir que la casa huela a horneados!!!
    Yo tengo que hacerla.. Qué rica que tiene que estar!!

    Tu historia, como siempre buenísima!
    Un besote,
    IDania

    ResponderEliminar
  21. Mai, qué post más interesante, de verdad. Las señales son un tema fascinante, pues además, varían tanto de país en país... además, me gustan muchos las señales que te da la vida, pero ése es otro tema....
    Tu pan, qué voy a decirte: MARAVILLOSO! Me ha encantado, es una preciosidad, ya lo creo que estaba exquisito. Tengo que hacerlo, tengo que hacerlo, tengo que hacerlo!!!!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Buenos días IDania!
    Claro que sí, ahora es perfecto. Es verdad que a veces hay que cortarse un poco pero mira, siempre podrás tunear una versión dulce en una normal como hemos hecho estaba vez para que no todo sea golosear:-)
    BEsos


    Hola Elena!
    Si es verdad. Cambian los símbolos y cambian las percepciones. Y en la señales de la vida esas están siempre presentes se entiendan bien o no que ese, desde luego, es otro cantar:-)
    síiii , ya verás que gustazo de receta!
    Besos

    ResponderEliminar