alfajores de chocolate y lo que dicen las paredes

En uno de mis libros favoritos, nada más abrirlo, puedes leer la siguiente dedicatoria:
El abrazo que vivimos no pertenece ni al ayer, ni al mañana. Ni siquiera al ahora. ES. Ahora te abrazaran las palabras por mí.
Y en la página siguiente leerás: Eduardo Galeano. El libro de los abrazos.  La dedicatoria no es del autor, por descontado que no he tenido el gusto. Es una de esas declaraciones de amor que las amigas del alma se van dejando a la que pasan los años. El libro, acabo de caer en la cuenta, ya lleva casi siete años conmigo. Lo he leído muchas veces. No de seguido -solo la primera vez- sino al azar, dejándome seducir por las pequeñas historias de Galeano...


De lo que más me ha hecho sonreír -es un libro de muchas emociones dispares- son sus Dicen las Paredes, un pequeño recopilatorio de pintadas con las que el autor se ha ido encontrando. En Santiago de Cuba, por ejemplo, a la salida de la ciudad se podía leer Como gasto paredes recordándote. En Bogotá, a la vuelta de la Universidad Nacional: Dios vive. Y debajo, con otra letra De puro milagro. En la ciudad uruguaya de Melo: Ayude a la policía: tortúrese...


Y es que, si me paro a pensar, ¿ cuántas pintadas habré leído en mi vida? en paredes, farolas, aseos públicos, árboles, pupitres, libros -sí, en los libros de segunda mano o de la biblioteca-, en el suelo, en techos... oye, pues que nunca se me ocurrió escribirlas por aquello de decir "algún día me hará gracia releerlas"... y ahora tengo la duda si me perdí algún pensamiento grandioso o simplemente eso que me ahorro, porque -no es por ser toca narices- pero muchas de ellas son bastante cutres o faltonas o frasecillas tontas bañadas de filosofía abstracta... vaya, chorradas...


Pero cuando lees una buena, no sé que tendrán las paredes que uno se llena más de emociones que si la misma frase la leyera en un periódico o en un tratado filosófico -si estos últimos alguien los leyera-. Tienen mucho más gancho y glamour las paredes. Hace poco, compartí en Facebook una foto con una de esas paredes que seducen: Lo más revolucionario hoy en día, es conservar la alegría. Nada dice que no sepamos a estas alturas, cachis! con lo fea que se está poniendo la vida -¿o siempre fue feuca?-. Pero el caso es que lo que no cala desde la esperanza o el ánimo, lo puede hacer un tabique, que por una cara luce las fotos de la comunión de la nieta y por el reverso, unas gotas de simpatía popular...



Yo también quiero hacerte sonreír, pero sin paredes. Yo te dejo junto con los alfajores, unas fotos de los chicos. Ni te imaginas que facilones que son para las fotos. Les dices, poneros, y les falta tiempo para posar. Estas son del sábado. Nos marchábamos a por unas gafas nuevas para el Gü que desde que es padre no le duran más de una año. ¿Por qué no fabrican gafas multiresistentes para papás abnegados y juguetones? el caso, es que antes de ponernos las botas, gorras y pieles de oso varias, les dije "¿una foto?" y ahora, además de la receta de los alfajores de chocolate de La Majuluta, tengo una colección de divertidas fotos de mis mozos haciendo de las suyas. Por cierto, Marcela, estos dulces son los preferidos de Lucas. Cunado me ha visto escribiendo el post, me ha recordado que ya no hay y que a él le gustan mucho...


Ingredientes:
  • 400 gr. de harina de trigo
  • 100 gr. de maicena 
  • 10 gr cacao puro en polvo
  • 4 gr. bicarbonato de sodio
  • 7 gr. bicarbonato de amonio (sino tienes, un poco más de polvos de hornear)
  • 7 gr. polvo para hornear
  • una pizca de sal
  • 220 gr. de mantequilla 
  • 110 gr. de azúcar
  • 40 gr miel o melaza
  • 30 gr. de jarabe de malta
  • esencia de vanilla o azúcar avainillada
  • esencia de limón
  • esencia de1 almendra
  • 1 huevo
  • 1 bote de dulce de leche repostero para rellenar
  • 1 tableta de chocolate para la cobertura 

Sobre el bicarbonato de amonio (Hirschhornsalz):

Se trata de un leudante que se usa mucho por estas tierras germanotas. Es el leudante clásico para hacer el Lebkuchen. Las galletas de Lebkuchen son blanditas y esponjosas y esa textura es muy complicada usando polvos de hornear ya que tienden a dejar muy crujientes las masas de galleta. Eso está genial, claro, pero no en estos casos. Si quieres una masa jugosa y esponjosa dentro de que hablamos de una galleta y no de un bizcocho, el bicarbonato de amonio es perfecto. Además, se elimina por completo en el horneado por lo que no altera ni el sabor ni el aroma de las galletas.

Sobre el jarabe o extracto de malta:
Añado esta reseña después de publicada la receta porque creo que esta explicación va a ser bien recibida. El extracto de malta se vende en polvo o en jarabe. Yo solo conozco el jarabe así que es el único al que hago referencia. La cebada malteada -fermentada y tratada- es un concentrado azucarado de este cereal. El aporte que hace en este caso, para galletas y bizcochos, es variado. Mejora la textura de las masas aportando una humedad jugosa evitando que se queden mojadas, es un azúcar de fácil asimilación por el organismo e impide que el resto de los azúcares cristalice evitando que las galletas tengan esa textura a lo "comer cristales". Facilita la fermentación de las levaduras, fija los aromas y los mantiene durante más tiempo, y las masas adquieren después de horneados un bonito color algo tostado. 

Preparación:
En un bol mezcla todos los ingredientes secos (harinas, leudantes, cacao y sal). Aparte, bate la mantequilla reblandecida con el azúcar, la miel y el jarabe de malta. Añade los aromas y el huevo. Una vez que tienes una crema bien lisa y uniforme, añade los ingredientes secos tamizados. Cuando tienes la masa formada, ha una bola, envuélvela con film de plástico y deja que repose en el frigorífico un par de horas.

Para trabajar la masa, puedes enharinar la encimera o mesa de trabajo o usar film de plástico por encima. Esto último es lo que vengo haciendo las últimas veces. Pongo un poco del plástico por encima y estiro la masa con el rodillo. En la superficie de la mesa, un poquito de harina a la que retiro el sobrante con un pincel. Es una masa muy agradecida que no da complicaciones. Una vez extendida, corta círculos de 5 cm. de diámetro y algo más gorditas que las galletas tradicionales. Las colocas sobre la placa de hornear y si tienes espacio, deja que reposen de nuevo en el frigorífico unos 15 minutos mientras calientas el horno. La temperatura del horno entre 170-180 ºC. Empiezo con 180ºC y después de la primera remesa lo bajo a 170ºC. Hornea hasta que el olor a amoniaco desaparezca por completo. Deja que enfríen sobre una rejilla antes de rellenar.

Para montar los alfajores, rellenas con una buena capa de dulce de leche repostero. Cuida que sea repostero -es más espeso- ya que sino se desparramará el dulce de leche por todos lados. Por último, las bañas en chocolate que habrás derretido al baño maría y vigilando que el agua del baño no hierva. No recomiendo derretir en el microondas ya que el chocolate puede corromperse cuando se derrite con mucho calor. Suele dejar las coberturas con muchos defectos e irregularidades. Para un chocolate liso y suave, paciencia y al baño maría suave:-) buen provecho.



Julio del 2013
Esta pared fue pintada por una enana de 4 años dedicada a su mamá. Ella, cada vez que pinta, deja este trocito tal cual :-)


52 comentarios

  1. ooooh.... me encanta ese libro, lo leí varias veces cuando estaba en la Uni. Y acompañado de alfajores de Marcela, pues tanto más fácil conservar la alegría!!!! que, efectivamente, creo que es lo más revolucionario que podemos hacer en este momento!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Mai!
    Qué guapooos!
    Gracias por citar el libro, no lo conocía y me han gustado tanto las citas... yo tengo alguna foto y apuntes de frases que he encontrado en la calle, la verdad es que hay algunas que te alegran el día.
    ¡Como tu blog!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Ay Ajonjoli! un libro y un alfajor y ya está. El día nos da el cambiazo:-) un placer, verdad?
    Besos


    Hola Epa!
    Creo que te gustaría mucho. El libro tiene historias muy lindas. Algunas tiernas y otras tremandas.. pero en todas a un deje de "bálsamo?" . Un poco como estos alfajores:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues yo tampoco lo conocía, pero lo buscaré, tengo que sentarme en el sofá con un alfajor leyendo ese libro.
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Lo siento, Mai, pero cuando aparece Lucas haciendo el payasete, ya no tengo ojos más que para él...Qué ganas me dan de darle un achuchón!
    Desde luego, conservar la alegría en esta época es revolucionario y casi imposible...me suelo despertar todos los días oyendo la radio y te juro que hay días que dan ganas de no levantarse...o de salir con una escopeta y cargarse a unos cuantos, que tampoco estaría mal.
    Menos mal que de vez en cando mi Mai actualiza el blog y me trae un poquico de alegría...qué preciosa palabra!
    Muchas gracias por tus palabras en el blog de ajonjoli...a propósito ¿Qué es la romana, que me he quedado intrigada?
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Carmen!
    sí, tienes que hacerlo. Cada historia de Galeano respira a Latinoamérica por todas partes. Un alfajor marplatense, tan dulce y delicioso, es el mejor acompañamiento para dejarte abrazar por este libro,
    Besos


    Hola Lola!
    De nada que no hay por qué darlas. Mira que el tema que ha sacado Ajonjoli es muy complicado. Admiro mucho su valentía en temas que yo jamás me atrevería. Quizás porque yo no estoy en contra de comercializar el blog. Creo que cada uno sabe el enfoque que quiere darle a su espacio y el mío hoy por hoy no está en esa línea. Lo que me repatea, son los que venden el blog y nos falsifican lo que cuentan por una muestra gratis. Como le decía a Ajonjoli, los blogs sin alma, sin nada más que interés por ganar algo, lo que sea, porque suelen ir a saco. Creo que tu blog es un ejemplo en todos los sentidos y mira por dónde tenía esa anécdota con Núria que demuestra lo útil que puede ser una comercialización sensata. Ah, la romana es la römertopf :-) creo que nos hemos acostumbrado a ella por el nombre alemán y en español como que no nos encaja, verdad? :-D

    Y sí! completamente disculpada. Comprendo a la perfección tu pasión por el chiquitajo:-P
    BEsos

    ResponderEliminar
  7. Una vez, tras leerte varias veces, pensé, qué tía más especial, y enredé en tu perfil donde encontré que éste era tu libro favorito. Sin dudarlo lo compré y.....no me defraudaste, me encantó, me sentí como una niña que descubre algo nuevo. Pues así me sentí yo, gracias a tí. Los alfajores se ven de muerte, pero, tus chicos aún más deliciosos.....qué grande que se ha hecho Lucas en poco tiempo

    ResponderEliminar
  8. Pues habra que buscar el libro, yo también leo todo lo que hay escrito en las paredes y al igual que tu no se me hubiese ocurrido hacer un libro con ello, y mira que hay algunas que se merecen quedar registradas.
    Un dulces me los llevo y te dejo dos besos uno para ti y otro para el peque, para el grande no hay nada, jejeje, a él se los da tu

    ResponderEliminar
  9. Mi querida Intxaurtsu,
    Por un momento he desconectado. He tirado de mi cable interior y me he quedado sintiendo esa sensación tan maravillosa de saber que los abrazos de Galeano nos han atrapado a ambas. Que el destino de las palabras ha querido que estos alfajores llegaran acompañados por este libro y que, al igual que la dedicatoria, que bien podría tratarse de un conjuro, te abrazaran las palabras por mí:-) y aquí no hay pared que pueda expresar esto que nos ha enredado:-D


    Hola Chelo!
    yo desde luego lo recomiendo y mucho. Temo levantar demasiadas expectativas pero yo siempre lo tengo cerca. No te preocupes, yo repartiré besos a todos, hasta al perdido que hoy nos hemos marcado un skype como está mandado y hemos comido juntos, así, a lo teleconferencia:-)
    BEsos

    ResponderEliminar
  10. Las fotos geniales estan muy guapos, y estos alfajores que tiene una pinta deliciosa sin duda los voy a probar besitos

    ResponderEliminar
  11. Jua jua jua...la última foto es genial....muuua y requetemua y las otras también eh??? no vaya a ser que el Vater se me enfade....
    Que pintaza Maite, no te digo que vaya a hacerlos ya pero si que los dejo en pendientes porque se que a Oriol y Gemma les van a encantar...
    Me apunto el libro....por cierto el primero de Manolito lo fuí a buscar el viernes (hay que pedirlos) esta noche si puedo me lo leo.....
    un besote

    ResponderEliminar
  12. Me han gustado las frases (casi tanto como los alfajores, que se ven tremendos), sobre todo la de "Lo más revolucionario hoy en día, es conservar la alegría" que tiene mucha verdad dentro.
    Yo recuerdo mucho una pintada que estuvo años en una pared frente al cole y que decía "no les votes, bótalos". Tanto verla a diario...
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Joooerrr! pero menudo niño reguapo!!
    bss guapa

    ResponderEliminar
  14. Hola Noe!
    Muchas gracias:-) pues si los pruebas te enganchas, yo te aviso:-P
    BEsos


    Hola Núria!
    jajajaja! si que están majos. Estoy segura que les van a encantar. Hacerlos juntos que esta es de esas recetas que son divertidas de preparar en grupo:-)
    Anda que no te vas a reir con el gafotas:-D
    BEsos


    Hola Marhya!
    He tenido que volver a por el libro, porque tu frase me ha recordado a otra que, por cierto, es de una pintada en Buenos Aires, en el puente de La Boca: "Todos prometen y nadie cumple. Vote por nadie" :-)
    Besos


    Hola Ly!
    qué tal lindura?! sí, pa'requetechuperretearlo a besos:-D
    Besos

    ResponderEliminar
  15. La receta me ha encantado! pero la cara del pillo que sale por ahí me ha encantado muchisimo más!! :)
    El libo no lo conozco, pero me ha llamado la atención!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Preciosas las palabras que leo en tu blog e interesantísimas recetas.
    Enhorabuena por ello.

    ResponderEliminar
  17. Hola Jose Manuel!
    Muchas gracias:-)
    Besos


    Hola Bárbara!
    Bienvenida:-) Me alegro mucho que te guste. Ya tenía ganas de traer esta receta al blog porque levo haciendo estos alfajores 3 años y ni te imaginas los que me quedan por hacer:-P
    Besos


    Hola Ángeles!
    Muchísimas gracias y bienvenida:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Qué hombretones más guapos tienes! Y qué gusto, que les dices que posen y corren a hacerlo, encima agradecidos ante la cámara y salen favorecidos, si es que no me extraña que los adores :).
    El mundo de las pintadas es apasionante, en Madrid me he fijado menos pero en Murcia te encuentras cada frase antológico-reflexiva en cualquier esquina...
    Me llaman mucho la atención los alfajores argentinos, en Murcia son un dulce muy diferente pero con el mismo nombre. Riquísimos los dos, seguro!

    Qué alegría me di al encontrar Hirschhornsalz en Madrid, ahora el Lebkuchen me queda muchísimo mejor :).


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. DELICIOSOS!!! Los DULCES y los CHICOS, jaja
    CUIDATE DEL FRÍO QUERIDA:)

    ResponderEliminar
  20. No me digas que lo has comprado en Madrid! díme dónde guapa, que me preguntan y no se que decir. No conozco los alfajores murcianos, pero los andaluces son de origen árabe y la llegada del alfajor a América llegó de la mano de los marineros españoles. Luego, la evolución Latinoamericana fue muy distinta y no es de extrañar teniendo en cuenta la cantidad de alimentos e ingredientes "exóticos" que América tenía y Europa desconocía. En el caso del alfajor argentino, más especial y delicado imposible teniendo en cuenta que Buenos Aires fue llamada durante siglos, el París americano, no solo por su aspecto urbanístico o estilo de vida sino por su gastronomía:-)
    BEsos

    ResponderEliminar
  21. Hola Té! no te había oído entrar:-) un frío para morirse pero ya ves que bien abrigadita estoy, entre mis chicos y los alfajores en mi casa no se nota la corriente:-D
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Este libro me lo habían recomendado y ahora viniendo de vos estas palabras, no hacen más que confirmar que necesito leerlo. El arte en las paredes es otra cosa. Tanto las frases como los dibujos están ahí , esperándonos a que pasemos y capten nuestra atención. Lo mejor de todo es que no hay nada que los interrumpa en su mensaje , son directos y van al grano, y nos dejan pensando , como obligados , sobre lo que vimos.
    Me gusta la inteligencia usada para la simpleza mucho más que las palabras rebuscadas que nos hacen perder el hilo del mensaje. Lo que me resulta difícil es poder llevar a la realidad muchas afirmaciones y anhelos que envuelven ciertas frases. Estoy totalmente convencida en cuanto las leo y después mi pereza o mi distracción hace que no las lleve a cabo.
    Tus alfajores de Majuluta son un vicio. Obvio que Luki te los reclame, sólo verlos en la foto se le debe hacer agua la boca.
    Tus chicos se ven tan naturales y tan felices que da gusto saber que están todos tan bien. Chuik!

    ResponderEliminar
  23. A por ellos, estos alfajores, se ven ricos, ricos. Pero la cara del niño es un poema, muy simpático. Un beso.

    ResponderEliminar
  24. La Ventolera
    Silba el viento dentro de mí.
    Estoy desnudo. Dueño de nada, dueño de nadie, ni siquiera dueño de mis certezas, soy mi cara en el viento, a contratiempo, y soy el viento que me golpea la cara.

    Esta es la última narración de Galeano con la que cierra su libro de los abrazos:-) como puedes imaginarte, esperaba este momento con mucha ansia y mucho cariño. Sabía que esto iba a pasar:-)

    Y no por adivina, sino por amiga, que nuestra amistad tiene ya tantas rutinas que siento que puedo jugar a planear sorpresas que te hagan sonreír...

    Sobre los alfajores te contaré un secreto. Están así de bonitos porque los he maquillado. Ya sabes que se ponen feucos de estar en la lata guardados. Aunque los apilo con papel entre unos y otros, siempre se chocan y se afean. Lo que hago es : con unos guantes de latex -para no dejar huellas- derrito un poco de mantequilla-en el radiador- y me froto las manos con la grasa. DEspués, con paciencia y con ayuda de algún bastoncito de algodón, froto la cobertura con la mantequilla derretida como quién pule una superficie. Cuando la mantequilla se seca, quedan completamente flamboyantes! por supuesto, con muy muy poquita grasa, que se trata de pulir y no de encerar;-)

    A los chicos, como ves, no hace falta frotarlos con mantequilla, están así de deliciosos,
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Hola Irmina! no te oí entrar. Pasa y coge uno que están para eso: para ir a por ellos:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Hola Maite, ante todo gracias por tu comentario y por avisarme lo de la fotografía, acabo de entrar en el link y si es la mía pero yo no sabía nada....
    Los alfajores están increíbles, yo hago una receta muy parecida y salen perfectos, una pregunta en la receta pones "jarabe de malta" te refieres al extracto de malta?? yo hasta ahora no le he puesto nunca, sabes que diferencia hay entre ponerle y no?? yo generalmente lo uso mucho en masas con levadura pero en alfajores no lo he usado.
    Que ricos que son los caseros aunque hoy me han traído de Argentina una caja de Havanna así que menudo homenaje me daré después de tanto tiempo sin comerlos.
    Gracias.
    Un beso guapa!!.
    Claudia

    ResponderEliminar
  27. No sabías nada?! mira, ves? por eso me dije que mejor te avisaba.. cachis, que rabia aunque no me extraña que te la cogieran porque la foto es bien bonita. Estos alfajores , ni te imaginas el éxito que tienen aquí en Austria:-) y sí, me refiero al extracto de malta. El extracto se puede comprar en jarabe o en polvo y el que yo uso -el que hay aquí- es en jarabe o sirope. Lo uso en más galletas, todas las que son gorditas y deseo que se mantengan jugosas sin que queden "mojadas". Esto creo que es una de las ventajas de la malta. El sabor también queda más defino, más a cereal y menos harinoso. Cuando no he tenido, he usado algo más de miel para no perder esa humedad de la que hablo pero el sabor se altera. En estos casos he subido el cacao para compensar pero lo ricos que están con la malta, creo no hay manera de superarlo. Además el extracto de malta no deja de ser cebada fermentada que mejora la textura del alfajor.

    Lo uso en panes en general, especialmente en panes de de cerveza o panes de molde. hago un pan de desayuno con muesli que es un poco complicado porque a veces se queda algo mojado por dentro y juraría que cuando lleva el extracto no:-)

    Jajajajaja, pues buen provecho! he estado curioseando por las marcas porque Erika me advirtió que lo normal es referirse a los alfajores por su marca... y en eso estaba cuando vi la página impostora con tu bonita foto:-( que mala educación y mala sombra tienen algunos,
    BEsos

    ResponderEliminar
  28. Muchas gracias Maite por tu pronta respuesta y si te digo la verdad no se ni que decirle al que usó mi foto, la verdad que me siento peor yo que él o ella...
    La verdad que el extracto de malta me gusta mucho y como te comenté lo uso mucho en masas con levadura, así que le agregaré a mi receta de alfajores y te cuento.
    Tiene razón Erika, generalmente a los alfajores los llamamos por su marca y Havanna en este caso es la más conocida y a mi friterio la más buena.
    Un beso y nuevamente gracias!!
    Claudia

    ResponderEliminar
  29. Sabes, a mí también me pasó. En mi caso, me dolió que la usara para ilustrar una receta que no correspondía. mi strudel era de carne y chucrut y el suyo de carne. Me parece un engaño para el lector. Si me la hubiera pedido, le hubiera pasado algunas en alta resolución y que él las manejara. Te juro que no me hubiera importado. En cualquier caso, una siempre espera que al final del artículo, en letra pequeña ponga, Foto: Maite Martín. Sin link, sin nada. Solo lo que es de ley.. o no? Le escribí contándole esto mismo. Y silencio hasta hoy. La foto, seguía en el mismo sitio y sin mi nombre:-) algunos son así...

    Acabo de añadir una nota en la entrada sobre el extracto de malta. Me he dado cuenta gracias a ti que no quedaba nada claro:-) mil gracias...

    Me quedo con el nombre de la marca y así en mi próximo pedido de dulce de leche me acordaré de añadirlos:-)
    Gracias!
    BEsos

    ResponderEliminar
  30. Lo del bicarbonato ya lo he visto en varias recetas, intentaré a ver si lo encuentro...y lo del jarabe pues tienes razón nos viene muy bien, se podría decir que es un poco como el golden-sirup, el jarabe de remolacha...?
    muaks

    ResponderEliminar
  31. La verdad que si que joroba un poco que la gente sea así.
    Si los pruebas ya me cuentas.
    Jajajja ya nos hemos montado un chat en los comentarios de esta entrada.
    Seguimos en contacto. Un besazo.
    Claudia

    ResponderEliminar
  32. Núria,
    Akane lo compró en España, puedes preguntarla aunque si no se lo pones no cambia mucho el resultado. En los lebkuchen, sí, ahí si es harina de otro costal. Y sí, el aspecto el mismo y el sabor tiene en común ese toque tostado un poco casi a regaliz. El extracto de malta es tal vez más delicado ese rastro en el sabor y una vez horneado predomina más el toque a cereal.. y los aromas, eso es un puntazo. En la web que te pasé de aquellos distribuidores de Gerona creo que tenía el extracto,
    Besos guapa!

    Claudia,
    si, jajajaja! con lo que me gusta chaspar! jajaja. Estos chat me encantan

    Besos para las dos:-)

    ResponderEliminar
  33. Me cojes al vuelo....ya se lo pido...en cuanto a los distribuidores nada de nada...aquí donde vivo no hay nadie que pueda pedírmelo, se ve que tienen que hacer un pedido enorme y no hay nadie que trabaje con ellos.....ayyy mi gozo en un pozo...y mil gracias por la explicación....beeesos

    ResponderEliminar
  34. Que gracia, yo también soy de las que van leyendo lo que escriben en las paredes :)
    Me gusta mucho la nueva cara de tu blog, hay que ver lo manitas que eres para estas cosas, cada vez que cambias pienso que me gusta más que la anterior, como lo haces?
    La receta deliciosa, no me extraña que tu hijo no se canse de comerlos...si los tuviera delante ahora mismo también sabría comerme más de uno de estos ricos alfajores :))
    Besitosssss

    ResponderEliminar
  35. Hola requeteguapa!
    Muchas gracias! la verdad es que estoy muy muy cómoda con el nuevo decorado... y esta vez he aprendido una barbaridad de xml, de css, de vectores... me cachis! cosas que tela lo mal que suenan.. pero esta vez ahí que le dí hasta redecorar mi vida cyber y sin un ikea a mano:-D
    Una amiga diseñadora me regaló las etiquetas esas tan bonitas que tengo a la derecha y a partir de hay salió lo demás.. estoy muy pero que muy feliz:-)

    jajaja! y con alfajores! a ver quién si no, verdad?

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  36. pues has conseguido hacerme sonreir! pero que niño más precioso tienens Mai, tiene una cara de travieso... Y los alfajores, creo que sólo he ocmido uno en mi vida y ni recuerdo si me gusto! tendré que hacer tu receta para poder valorarlos!!! ;) muchos besitos guapísima

    ResponderEliminar
  37. Ojo con lo que haces, Judith porque una vez que los metas en casa, ya no salen...luego uno se queda con el alfajor entre ceja y ceja o papilas gustativas y píloro.. no sé muy bien! pero vaya, que ya no se olvidan:-)
    +Besos para ti!

    ResponderEliminar
  38. El viento es ese abrazo invisible que nos toca a todos donde quiera que estemos.
    A veces es un vendaval y otras veces un susurro. Si nos detenemos que escucharlo, siempre está dispuesto a regalarnos su caricia.
    Una y mil veces mi viento es tu viento.

    ResponderEliminar
  39. Aquí estoy, con el cafecico con el que empiezo el día, escuchando tu viento. Miro por la ventana y el rótulo del negocio de enfrente dice que son las 7:35 y que hace -10ºC. Poco o nada me importa porque yo ya estoy abrigada:-)
    Besos y buenos días!

    ResponderEliminar
  40. Galeano es un crack y es cierto que sus historias... seducen!. Tú también lo haces siempre con tus historietas divertidas al tiempo que profundas en su cotidianeidad. Chifladuras divertidas y maravillosas...
    Los alfajores son una pasada. Nunca me he atrevido a hacerlos, pero me da que con tu receta voy a atreverme, aunque haya ingredientes que tendré que currarme.
    Por cierto... me he enamorado de esa foto con las cucharas de palo y la cacharrería al fondo. No dejes de enmarcarla, Maite, que es realmente preciosa y cuando Lucas sea mayor va a reírse mucho viéndose en ella.
    Un besoteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  41. Yo creo que hay algo ancestral en nosotros que hace que eso de pintarrajear paredes nos llene de alguna manera, ¿no? Bueno, en mí también hay algo que me llama como una sirena... ¡el chocolate! ¡gracias por compartirlo! ;-)

    ResponderEliminar
  42. HOLA MAITE,YO SOY LA DE EL JARABE DE REMOLACHA JEJE,QUE TENIA DUDAS SOBRE EL USO PARA EL PAN QUE HE VISTO EN EL BLOG DE NURIA.ME RECOMENDÓ PASAR POR AQUÍ Y ESTA MUY BUENO TU BLOG SEGUIRÉ VISITÁNDOTE DESDE ARGENTINA.BSOS

    ResponderEliminar
  43. Maite, querida, llevo días queriendo escribirte un comentario, pero con la semanita que llevo, no me ha sido posible (también tengo pendiente contestarte al mail, no se me ha olvidado). Llevo toda la semana con los peques enfermos y estoy de los nervios!!!!!!
    No conocía el libro, me lo apunto. Y si, la verdad que es un tema curioso el de las pintadas.. sé que he visto unas cuantas curiosas, pero me pasa como con los chistes, nunca me acuerdo de ninguno ;-)
    Los alfajores se ven divinos, me encantan!!!! Nunca los he hecho, a ver si un día de estos me animo. Y también divinos se ven tus chicos, muy guapos. Lucas es clavadito a ti, no? Enhorabuena!!!! (Te animas a por la niña?)
    Un besote, guapa, que tengas un feliz finde!!!!

    ResponderEliminar
  44. Buenos días Laura!
    Sí que lo es! es una seducción a veces extraña, pero siempre bañada de ¿ternura? sería esa la palabra?

    Los alfajores, igual... ¿ternura? sí, y de la buena. Los ingredientes comlicados son completamente reemplazables. Usarlos es abusar del perfeccionismo:-)
    BEsos


    B. días Marona!
    Pienso en Altamira y llego a la misma conclusión que tú: esto lo llevamos dentros desde hace muuuuucho muuuucho tiempo. Lo bueno de las rupestres, es que la ortografía no era cantosa -ponerle rabo o no a un Mamut no era drama- pero mira la que nos liaron los romanos con sus declinaciones! que se lo digan a Brian!
    Besos


    B. días Mis Daisy!
    jajaja! síiii, espero que te podamos haber sido de ayuda. Un abrazo muy grande!
    Besos


    B. días Elena!
    Ni te apures, que ya has visto cuanto tardo en contestar y es que mientras las chicos son pequeños nuestros "quiero" están super condicionados por los "puedo" y no siempre terminan en "hechos" ... así que ni te preocupes, que estamos en la misma galera, remando como y cuando se puede:-D

    Para ir a por la nena es tarde. Se me pasó el arroz. No solo por la edad sino por un tema práctico: me quedé sin útero hace unos meses. Me traicionó y dejé que me lo quitaran... mira que final tan triste para una relacción tan buena durante tantos años:-) Y el libro, segurísimo que te gusta...
    Besos

    ResponderEliminar
  45. esos alfajores estan perfectos! de quien no serian los preferidos!? jajaja
    me comeria un par sin dudarlo, te quedaron preciosos!

    ResponderEliminar
  46. Hola Juliana!
    jajajaja! verdad? son un verdadero vicio... y a ver, los enanos no se andan con rodeos: directo al grano! o al alfajor, mejor dicho!

    BEsos

    ResponderEliminar
  47. DISCULPA CUANDO PASE POR TU BLOG,POR LO DE LA REMOLACHA )NO TE DIJE LO ESPECTACULAR QUE SE VEN ESOS ALFAJORES QUE HAS HECHO !!!!!!!.
    PARECEN ARGENTINOS !!!!! jeje.
    BESOS.

    ResponderEliminar
  48. Que ricos alfajores!! Realmente me encantan!!!

    ResponderEliminar
  49. Hola Miss Daisy!
    jajaja! mil gracias! ahhh es que se nota mucho que tengo buenas maestras argentinas de pies a cabeza con una mano para esto del dulce tremenda:-D
    Besos


    Hola Diseño Web!
    Me alegro mucho que te gusten! están increíblemente ricos:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  50. Hola Maite acabo de descubrirte y estoy dando una vuelta por tu blog. Yo también tengo El libro de los abrazos y me encanta. Ha sido todo un placer encontrarte. Un saludo. Esperanza.

    ResponderEliminar
  51. Hola Esperanza!
    Bienvenida! también?! uhmmm... compartimos mucho placeres, verdad? yo también estoy encantada:-)
    Besos

    ResponderEliminar