olla de col (krauttopf) porque soplan fuertes vientos

Sí, otra vez sopa. No te quejes que aún no la has probado y ya verás qué rica que está. Esta olla de hoy es una sopa de entremundos -ups, suena un poco a guerra de marcianos pero no van por ahí los tiros- porque ésta tiene un sabor un poco a frontera de nadie. Günter dice que no le sabe a austriaco y desde luego gusto español no tiene... ni idea dónde situarla en un mapa mundi...


Ahora, los flatus que produce son del todo multiculturales. Los hay en todos los países, idiomas, razas y clases sociales... no hay reina mora que a la que pasea su gracia no se le escape un ruidín que sonroje sus mejillas. Es lo que tienen ciertos asuntos, que por muy escatológicos que suenen flotan hasta en los ambientes más selectos. Sin remedio, pura matemática. Igual que esta sopa que es cosa de dos más dos porque esta olla tiene todo lo que una sopa debe de tener para soportar los fríos invernales y más aún cuando arrecían los vientos siberianos que son, al fin y al cabo, otro tipo más de flatus que viene a sumarse a los ya acumulados en nuestros cuerpos serranos...


Sí, suena fatal pero el pánico ventorrero no puede privarte del placer de comer una sopa de este calibre, acompañada con una cerveza de trigo y una rebanada de Hausbrot, un pan ácido y especiado típico del mundo germano...  este es el menú más diurético y ruidoso que se halla visto -u oído- jamás. Mano de santo para aquellas barriguitas duras de visitar el escusado. El píloro se vuelve loco e inicia por adelantado la limpieza primaveral dejándote las tuberías como una patena... en serio, visto así, al estilo patológico, es una sopa estupendísima para el organismo... sino fuera porque se va a enterar todo el vecindario que le has dado a la col con gusto... tenemos que hacer algo...


Puedes acudir a la farmacia a por unos comprimidos de esos, que te los tomas antes de comer y listo. Puedes darle a las infusiones, es decir, después de comer una infusión de hinojos y mano de santo. Si la infusión de hinojos además la acompañas con unas semillitas de eneldo pues mejor que mejor. Puedes, además, prescindir de la cerveza de trigo y del pan, como que no. Aguanta estoicamente que este pan es lo suyo.  Si decides ir por libre, te recomiendo que hagas esta sopa los días de mucho mucho frío, tanto que el aire concentre mucho más oxígeno de lo normal y una vez que el cuerpo empiece a manifestarse pues te lo tomas a guasa y abres bien las ventanas para dejar que todo ese oxigenazo inunde tu hogar:-D


Y ahora, olvidemos nuestros miedos y pongámonos con la sopa. La he preparado con un tipo de salchicha de origen húngaro, Debrecziner, que es algo picante y protagonista del típico gulasch de salchicha que se hace aquí en Austria. Pero funciona con cualquier tipo de salchicha o de tropezón carnoso -bacon, jamón, panceta-. El caldo lo he hecho de pollo pero igual da el tipo uses. Me gusta que la patata coja un poco de color así que en mis caldos casi siempre suele nadar un poco de cúrcuma. El yogur es un punto casi insustituible ya que le va a dar cuerpo a la sopa además de añadir ese puntico ácido estupendo....


Ingredientes:
  • 1/2 col pequeña
  • 2 puerros medianos
  • 3 patatas
  • 3 zanahorias
  • 1/4 de pollo
  • 2 huesos de rodilla
  • 3 dientes de ajo
  • unas semillas de hinojo molidas (un antiflatus muy efectivo)
  • 2 hojas de laurel y un poco de cúrcuma
  • 3 pares de salchichas o 150gr. de panceta ahumada, jamón, etc. (lo que un tenga cerca)
  • sal y pimienta
  • 100gr. de yogur natural
  • verde fresco (yo he usado mejorana y orégano pero puede ser cualquier verde. El mejor verde antiflatus es el eneldo aunque en mi opinión es la hierba que peor encaja en esta sopa)
Preparación:
Primero el caldo. En una olla pones el pollo y los huesos con las semillas de hinojo, el laurel, una pizca de cúrcuma y los dientes de ajo machacados. Cuécelo largo y tendido para darle tiempo a los huesos a que suelten sabor. Corta la col y el puerro en tiras finas. Las patatas y las zanahorias en trozos menudos pero sin pasarnos de chicos. Cuando tengas el caldo, lo cuelas y de nuevo en una olla añades las verduras y hortalizas. Lo dejas cocer 20 minutos. Añade las salchichas troceadas y pasados 10 minutos apartas la olla del fuego. Añades el yogur y remueves hasta que quede desleído y le pones verde por encima. La hierba la que quieras pero que sea fresca, pierde bastante con hierbas secas.

21 comentarios

  1. Jajajajajajajajajajajajajajajaja. Me parto. Nadie puede hablar de un tema tan escatológico como las ventosidades varias con tanta naturalidad, gracia y buen oficio como tú. Me encanta.
    Decirte que en mi casa siempre se ha hecho esta sopa pero con sus variantes. Utilizamos lacón, tocino y un buen chorizo para darle más gracia (cualquier cosita como tu bien dices) y no echamos yogur ni verde fresco ¡Riquísima!
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Potente sopa para hacer una digestión entretenida. Me ha llamado mucho la atención el toque del yogurt y de la curcuma. Los practicaré, seguro.
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Allí le has dado! Estas cerca de mi Tierra y de la comida típica del Este! Me encanta esta sopa(hay mujeres que dicen,que adelgaza-claro sin las salchichas- y se toman esta sopa como un refresco)!!! Con todos los riesgos que comer col supone,mañana tengo pensado,también un plato así,col salteada.....La tuya se ve riquísima !!!

    ResponderEliminar
  4. Un platito de esta sopa, buena mujer, por lo que valga.
    El otro día me descargue tu recetario de sopas, son riquisimas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. JAjajajaja..jajaja...eres la ostia MAi!!!Me parto nena...esa sopa es para mi jejejejej..vamos que si limpia las tuberías me pongo ya en ella....NO puedes escribir mejor y ser tan fina,lo has hecho genial.
    LA sopa es de las que hace mi mamá,con algunos matices.Me gustaría saber la receta del Goulash de salchichas,este tipo nos gustan mucho y yo consigo unas similares.
    Una sopa que viene divina para estos tiempos de fría crisis.

    Un besote ;-))

    ResponderEliminar
  6. Jua jua jua y para mi...yo tengo una de esas barriguitas duras...jua jua jua ay que risa con los pedos...perdón los flatus....jua jua jua......oye tiene queestar taaaan rica, me sorprende lo del yogurt, que es para espesar?....genial entrada...beeeesos

    ResponderEliminar
  7. hace tiempo que no leo un post tan bueno!

    YO NO soy mucho de sopas, pero con el frio si vienen bien!!un besitoo

    por cierto, en mi blog hago un sorteo de una plaza para un curso de cupcakes en la coruña, no se si te interesa!!

    ResponderEliminar
  8. Buenos días Lía!
    Muchísimas gracias! la sopa que me comentas la he comido bastante pero con berza. La primera vez que la ví en una huertecita en Galicia le pregunté a la propietaria, una señora simpatiquísima que nos enseñó su huerto de mucho agrado. Al ver la berza -nunca la había visto plantada, en Madrid la compraba ya troceada- le pregunté que era y me dijo "verdurita para la sopa" y con eso de la verdurita me quedé muchos años hasta que volví a Galicia y una amiga, al oirme decir "mira que bonita está esa verdurita de ahí" me dijo "hablas como una paisana" :-)
    Besos


    B. días Eva!
    La cúrcuma por pura coquetería. Hace muchos años que ya no uso colorante y si algo me gustaba de él era ese colorcico que dejaba en las patatas y en los caldos. La cúrcuma es su sucesora. El yogur en la sopa es algo que he aprendido de por aquí y en esta ocasión se me antojó que ya que el yogur es muy digestivo pues que echara una mano a nuesta digestión:-)
    Besos


    B. días Claudia!
    Sí, es una sopa muy europea con mucha influencia del este. Austria es un país con muchas fronteras y por lo tanto con muchas influencias culinarias. Reconozco que no es la versión más ortodoxa pero prometo venir con más de una sopa de chucrut típica de cada franja fronteriza... bueno, con alguna que como digo hay mucho cruce de caminos en estas tierras.

    Si he oído hablar de la dieta del chucrut (Sauerkraut) y dicen que es muy efectiva pero nunca me ha dado por probar. De echo, desde hace algunos años ya no sigo dietas de adelgazamiento así que mis sopas de chucrut llevan muchas cosas prohibidas para cuidar el tipín:-)
    Besos


    B. días Chelo!
    Gratis, completamente gratis que he hecho el perolón más grande que tengo para que llegara para todos,
    Besos


    B. días Silvia!
    jajaja, chica, el humor que no nos falte, verdad? :-D Voy a hacer una cosa: la proxima vez que haga el gulasch de salchichas tomo una foto para que lo veas y te mando la receta:-)
    BEsos


    B. días Núria!
    Pues mira, con esta sopa se aligera la mar de bien :-D el yogur no la espesa pero le da cuerpo al caldo. Además le deja ese sabor acidillo tan típico en las cocinas del este europeo. Y bueno, pensé que no estaría mal premiar a la sala de torpedos con un poco de yogur, digestivo y reparador para unas tripas inquietas. Es muy importante que no cueza ya que deja pequeños cuagulitos que afean por completo la sopa además de destruirse todas las propiedades del yogur. Se añade ya hecha la sopa,
    Besos


    B. días Irene!
    Mcuhas gracias:-) ains que pena y que lejos me pilla la Coruña, con lo que me gustó. Günter se quedó enamorado de Galicia. Dijo que era la Austria ideal: con mar:-) por lo demás es muy muy similar. Muchas garcias por avisarme,
    BEsos

    ResponderEliminar
  9. QUE SOPA TAN RICA Y ELABORADA. Hice yo una sopa con COL y SALSICHAS hace unos días y aunque llevaba poquitos ingredientes la verdad es que me gusto, y de esta tuya hoy mismo me comería un buen plato.
    GRACIAS AMIGA:)

    ResponderEliminar
  10. Jajaja me ha encantado lo del pánico ventorrero, la verdad que ha pesar del p´nico la pinta de la sopa es estupenda me resulta muy apetecible, de seguro me gusta besitos

    ResponderEliminar
  11. Una sopa muy, muy rica. En casa solemos hacer una parecida con algunos variantes.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Peazo sopa!!!! de las que a mí me gustan, sabrosa, intensa, colorida, calentita, con sustancia, de esas que levantan a un muerto, perfecta para un día de resaca.....y que sepas que mi aita (santo padre) siempre ha dicho que inquilinos que no pagan a fuera, así que, unos gases de vez en cuándo no vienen mal, que son un bien muy preciado entre aquellas personas que tienen problemas gastrointestinales, y los que no los tenemos deberíamos de enorgullecernos y no avergonzarnos de la madre naturaleza, eso sí, en privado por favor...........eres una cachonda, lo tuyo sí que es arte....Un abrazazooo, que por cierto, igual este verano te lo puedo dar en persona...todo se verá....pero, Austria está en nuestros planes

    ResponderEliminar
  13. jajajajajajaja Maite, eres la monda lironda. Tienes toda la razón. Yo cuando escucho a alguna persona que no come esto o aquello porque le da gases... me parto!. Coñe, pero si el cuerpo lo pide, qué le vamos a hacer. Además, mi abuela decía que más valía perder un amigo que un intestino, ¿o no?.
    Y es que la col es tan rica y en sopa, maravillosa. Calentita, con esas salchichas tan sabrosonas... Viva el flatus y el cuerpo del que ha salido!!!!! jajajajajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
  14. jajajja, me he quedado sin palabras. Literalmente, Y mira que es complicado, ¿eh? Ahora ya no sé si me apetece tanto la sopa como antes de leerte, jajajajaja.
    ¡BESOS!

    ResponderEliminar
  15. Hola Té!
    muchas gracias:-) La verdad es que muchos ingredientes no tiene. En la lista que he puesto parece que sí porque van los ingredientes para hacer el caldo pero si se usa clado ya listo pocas cosas más lleva. Es muy agradecida,
    Besos


    Hola Noe!
    El miedo que es muy malo y hace que nos perdamos cosas espudendísimas, verdad? :-D
    Besos


    Hola Alberto!
    Muchas gracias y bienvenido:-)
    BEsos


    Hola Intxaurtsu!
    jajajaja, no me hagas reir! Por cierto, palabras sabias las de tu aita:-D y tal y como dices: libertad de expresión pero en privado que no es plan de ir provocando por ahí... me he acordado de una película de Luis de funes haciendo del inspector.. ¿? ups no me acuerdo, en una de sus aventuras en las que llegaban unos marcianos y comían sopa de col y se pasaban toda la película lanzando ventosidades a lso cuatro vientos.. creo que de pequeña no me reí nunca tanto de una película. Imagina que no nos podían regañar porque nosostros, por una vez, no erámos:-D

    Mira, no digo nada que luego me pongo pesada pero ya estoy cruzando los dedos para que la elección sea esta tierra tan bonita y tan todo que no os váis a arrepentir. Pero no digo nada.. pero manténme al tanto que me muero de ganas!
    BEsos


    Hola Laura!
    jajajajajaja! pues sí señor, yo quiero mucho a mis amigos pero .. ainss mis tripillas! cuántos apegos nos tenemos:-D
    BEsos


    Hola Marhya!
    Nooooo, no te dejes vencer por un viento de mediola'o lanzado así, sin querer! qué no, que está muy rica tanto y en serio, merece la pena :-D
    BEsos

    ResponderEliminar
  16. Pues la verdad es que me has metido un poco de miedo...ya me imagino la tarde que vamos a pasar Pedro y yo después de comer esto (que seguro que nos comemos un buen plato...)
    Hay que hacerlo un día que ninguno de los dos tengamos clase en la EOI, tampoco un viernes que voy a jugar a las cartas...solamente nos queda el fin de semana...A ver si me atrevo!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, ay, las flatus! A mi me dan gases muchísimas cosas, tengo una digestión delicadita... Me he acostumbrado a condimentar muchos platos con comino, tomillo y anís, y siempre termino las comidas con una infusión de hinojo. No es milagroso, pero ayuda :)

    La cerveza me gusta poquito... pero ay, ese pan! Típico centroeuropeo, me saca la vena suiza sin remedio. Me llevo tu menú :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Jajaja jujuju!!! No tengo recuerdo de haber leído alguna vez a alguien hablar con tanta naturalidad de algo tan natural. Es que a todos nos da vergüenza la palabra misma.
    Pensar que los chicos se divierten tanto con estas cosas cuando son niños y no nos queda otra que censurarlos. No vaya a ser que nos hagan pasar un momento incómodo frente a algún extraño.
    No somos de tener estreñimiento, sera por eso de comer muchas verduras, frutas y panes integrales. Pero como dice Lolah, hay que pensar con anterioridad que día comerla para que todo quede en familia. Que me encantaría probarla pero el olor a repollo por acá no tiene el visto bueno. Primero tengo que ir con el preámbulo de las propiedades que tienen las coles y todo eso , para que capaz digan , ufa, esta bien, pero prendé el extractor y abrí las ventanas , eh?
    Y el Hausbrot mmmm para todos los desayunos, las meriendas y las picaditas también!
    Cariños

    ResponderEliminar
  19. Pues a pesar de los daños colaterales ;) bien vale la pena arriesgar y probar esta sopa porque tiene que ser deliciosa!!! un beso guapa

    ResponderEliminar
  20. no me quejo de la sopa, que me encantan!!! pero no puedo con la col Mai!!! buaaaaaaaaaaaaaaa. muchos besitos

    ResponderEliminar
  21. Hola Lola!
    jajaja! así es, hay que buscar muy bien el momento que luego terminamos como en mucho ruido y pocas nueces:-) en cualquier caso, con la de cosas ricas que hay por tu tierra fijo que no te cuesta nada tunear esta olla:-)
    Besos


    Hola Akane!
    Claro que depende de cada cuerpo pero desde luego el hinojo para mí si que es milagroso. Lucas nació prematuro y necesitó durante sus 6 primeros meses de vida tomar un complejo vitaminado que era bastante indigesto así que se lo daba cada día en una infusión de hinojo. Nunca tuvo ni un cólico ni una indigestión típica de los bebés. Fué ahí cuando empecé a darle al hinojo y mano de santo:-)
    Besos


    Hola Erika!
    jajajaja! la mala fama de la col se la tiene bien merecida por apetosta desde luego. cAda vez que mi vecina de abajo le da por cocerlo yo me cachis en todo. Es un latazo que no termina después de cocinarla:-D Lo de los niños es tremendo. Te diré que Lucas no la quería comer y su padre le dijo: si te comes el Kraut te vas a tirar un montón de pedos... se la comió rápidísimo enre risillas nerviosas solo de imaginarlo... la tarde de risas en plan orangutan que se pasaron padre e hijo es algo digno que se quede en la intimidad de mi hogar y que no transcienda porque sino me vería obligada a encerrarlos en un zoológico:-)

    Y respecto al Hausbrot a mi me chifla en las picaditas, con un poco de queso crema, pepinillo y lo que se deje caer por encima;-P
    Besos


    Hola Mª José!
    jajajajaja! pues la verdad es que está muy rica y por aquí las verduras de invierno no son muchas así que hay que darle a la col sin remedio. Claro, creo que he mejorado la imagen que tenía de ella y me he adaptado a perdonarle sus pecadillos:-D
    Besos


    Hola Judith!
    Pues nada, la tuneas y haces una olla de col sin col, con otra verdura que fijo que no defrauda:-)
    BEsos

    ResponderEliminar

Blogging tips