Bizcocho de maíz con manzanas y vainilla post-gripal

Llevo más de dos semanas sin dar señales de vida y es que por unos siete, en concreto los que el virus de la gripe necesita para nacer, vivir, reproducirse y morir -aleluya- estuvimos Lucas y yo de lo más calladicos, en cama, sudando fiebre como posesos y es que nos encasquetaron una dosis de virusazo bestial que no fuimos capaces de esquivar.

Siete largos días junticos, en la misma cama, compartiendo tiritonas y sudores -cada uno los suyos eso sí- y compartiendo las mismas palabras de aliento... cuando estaba con el subidón febril una manica suave se posaba en mi frente y me decía "tranquila mamá, estoy aquí" y como buena compi gripal, yo hacía lo mismo en sus momentos de protagonismo. Un mal royo que nos unió de una forma diferente. En esos momentos no éramos madre e hijo, éramos como dos soldados que se curan las heridas en una trinchera a la espera de que se firme la paz...



Pues sí, suena muy teatrero pero nosotros somos así. Nos tira mucho la vena dramático-aventurera porque hay rollos domésticos la mar de petardos y o te los tomas por el lado bueno o vas cascado. Y cuando, como en este caso, no encontrábamos ningún ladico medio bueno pues optamos por nuestra propia historia de los hechos... y mira, lo llevamos requetebien. Cuando por fin al séptimo día ondeó la bandera blanca, la fiebre se esfumó en un visto y no visto, los dolores cesaron y apenas unas toses y algún que otro moco nos hacían recordar lo que habíamos pasado... pero me cachis! ay mi compinche, pobre mío, que se quedó en los huesos. ¿Por qué los niños vomitan tanto con la fiebre? no es justo, cachis. Se quedó hecho un saquito de piel y huesos, con el estómago cerrado y comiendo como un pajarín...


Así que en cuanto me fue posible volver a tomar los mandos de la vitrocerámica, lo último que me apetecía era pensar en hacer algo para publicar. Tenía a un pequeñajo que engordar a marchas forzadas así que todas mis sartenes se concentraron en guisar todas las cosas ricas que Lucas no sabe resistirse: filetes marrones -con salsa worcester que le vuelven loco- crepes con mermelada, arroz chino -con salsa de soja, otra que le vuelve loco- pasta, brócoli, muslitos de pollo asados... y una tarta de frambuesas con mucho merengue y muchas franbuesas y ... en fin, que ya, que ya vuelve a ser él, una pequeña lima que devora cuanto se le pone delanta. Hurra!


Y ahora sí. Es momento de pensar en hacer algo para el blog y de paso, que sea del gusto de mami, que no está bien que yo lo diga pero me lo merezco:-) un bizcocho de maíz con manzanas y vainilla delicioso.. y hecho en una cacerola, para que todos los que vivís como mi hijo Álvaro en pisos compartidos, con un ajuar  que más parece los restos de un naufragio con sarternes y perolas regaladas, de esas de "oye, que si lo vas a tirar me lo quedo yo" ... o como me decía ayer, "las sartenes del chino a 10 €" ... pues eso, que no hace falta moldes caros, ni de diseño, ni flautas. Los bizcochos salen en cualquier lado. Si hay riesgo de que se pegue se pone un poco de papel de hornear en la base y se engrasa bien engrasada. Y si encima -como es el caso de mi mozo- el horno es malísimo, de esos de 3 opciones y si te vale bien y si no se quemará de fijo... pues ea, una cacerola y punto. Salir salen, hasta en la olla expres :-P


Otra cosa distinta que lleva este bizcocho es el aceite. No me gustan los bizcochos con aceite de oliva o aceite de girasol. Me saben muy fuerte y algo amargo. Suelo usar aceites más suaves, como el de nueces o de semillas de uva... pero si algo hecho en falta en los bizcochos de yogur es ese sabor tan flamboyante a mantequilla. Así que he usado aceite de canola con sabor a mantequilla, una opción para los veganos europeos que tanto adoran el sabor a mantequilla y sus principios les impiden disfrutarla a placer. Un sustitutivo más sano, sin lactosa y apto para conciencias veganas:-)


Ingredientes:
  • 1 yogur natural (usa el envase para calcular el resto de ingredientes)
  • 1 medida del envase de azúcar
  • 3 huevos
  • 3/4 de la medida del envase de aceite de canola con sabor a mantequilla
  • ralladura de naranja
  • 1/2 cucharadita de vainilla molida
  • 1 medida del envase de zumo de manzana
  • 3 medidas de harina de maíz blanco precocida (ó 2 de harina de maíz y una de maicena)
  • 2 cucharaditas de café de polvos de hornear tipo royal
  • 3 manzanas
  • un poco de azúcar para espolvorear por encima de las manzanas
Preparación:
Calienta el horno a 180ºC. Bate el yogur, el azúcar y los huevos, la ralladura y la vainilla hasta que tengas una crema suave. Añade el aceite y bate de nuevo hasta que la crema esté ligada. Añade la harina, los polvos y mezcla hasta que tengas una masa suave y sin grumos. En una olla, moja ligeramente el interior de aceite y echa la masa del bizcocho. Estará algo dura para que las manzanas no se hundan. Pela y corta las manzanas y a continuación repártelas por toda la superficie. Cuando el horno esté caliente y justo antes de meter la olla echa por encima una medida del envase de zumo de manzana o mosto. Hornea hasta que el bizcocho esté cuajado -como siempre, introduces un palillo en el centro con cuidado y cuando salga límpio estará cuajado-. si ves que las manzanas se doran demasiado cubre con papel de aluminio.



Al día siguiente: sobre el aceite de canola..

Añado esta información que ayer al publicar la entrada evité tocar porque es uno de esos "trapos sucios" que me indigna a rabiar. El aceite de canola también se llama aceite de colza. Es un aceite que hasta los años 70 solo se usaba como biocarburante y en la fabricación de margarinas porque tenía un sabor bastante fuerte. En esta década, Alemania consiguió refinar mejor este aceite y logar un sabor y un aroma excelente. Tanto, que es el aceite más usado en centroeuropa. Es además, el aceite vegetal que menos toxinas desprende al cocinarse convirtiéndose en el aceite más recomendable a la hora de hacer fritos... en fin, muchas cosas buenas que en España se ensombrecieron con el falsamente llamado Sindróme de la colza.

En 1981, los alemanes lideraban la explotación de los primeros invernaderos de cosechas aceleradas en Almería. Estos cultivos requerían de la utilización de pesticidas muy potentes muchos de ellos aún en estudio. Un error en las dosis, hizo que una partida de tomates y pimientos salieran contaminadas -envenenadas- para ser distribuidas en España y Alemania. Se notificó a tiempo lo sucedido y Alemania quemó esas y otras partidas procedentes de España como medida de precaución. Las autoridades españolas, posiblemente por negligencia, no actuaron.

Eran tiempos de la transición política, es decir, tiempos en que la cúpula franquista se jubilaba, no era destituida. El responsable de estos asuntos en el gobierno era un militar de la vieja escuela. Cuando los primeros casos, exigió una solución rápida y sin hacer mucho ruido. No eran buenos tiempos y los medios de comunicación empezaban a confiar en la libertad de prensa. Había que dar carpetazo rápido. Un teniente coronel médico, Luis Sanchez Monje Montero, supo del caso y en seguida lo relacionó con el envenenamiento de las verduras porque en el pasado participó en una comisión de investigación de un caso similar. Informó a las autoridades de sus sospechas. Oídos sordos. Las muertes aumentaban y no se sabía nada. El general de turno -maldita sea su estampa- decidió que era más conveniente una intoxicación por una adulteración - mal menor jurídicamente hablando- del aceite de oliva a granel de venta ambulante ilegal que un envenenamiento alimentario que legalmente debería ser llevado como un caso criminal con su correspondiente depuración de responsabilidades gubernamentales. Se optó por hacer las cosas al estilo dictatorial. Se manipularon pruebas y testimonios. Se empezó a confiscar aceite de oliva refinado con aceite de colza y no se retiraron las verduras envenenadas. Más de 1000 personas murieron sin contar tantos miles más que quedaron con secuelas de por vida... y la de sus hijos.

Nadie ha pagado por estas muertes. Nunca se pudo demostrar la adulteración del aceite. Nunca se pudo demostrar que fueron los tomates y/o pimientos porque no se tomaron muestras. El Doctor Sanchez Monje fue desacreditado, amenazado e ignorado porque no desistió en su creencia de que el sindróme de la colza fue un montaje atroz...

Ea, tenía que decirlo. Hoy en día, todo sigue igual. La gente en España no consume aceite de colza porque piensa que es insalubre. Oficialmente, nunca se ha reconocido que el aceite no fue responsable. Oficialmente, no se ha pedido perdón a las victimas ni se ha contado la verdad. Hoy en día, Wikipedia sigue hablando del envenenamiento masivo por aciete de colza adulterado :-(

35 comentarios

  1. Se ve un bizcocho esponjosito y muy apetecible. ¡Muy rico!
    Buen día

    ResponderEliminar
  2. Maite, qué mal lo habéis pasado, pobres, los dos ahí luchando con la maldita gripe!!!
    Me alegra de que se haya marchado!!! No te preocupes que el chiquillo se recuperará volando con todas esas delicias que le preparas, madre mía!!! este bizcocho es para no perdérselo, se ve estupendo,me lo guardaré para probar, cúidate hermosa!!!

    ResponderEliminar
  3. Vaya siete días que habéis pasado, madre mía, si es que parece que os llevarais toda la gripe vosotros. Tienes razón, a los peques, en cuanto están un poco malillos los huesos les aparecen pronto, menos mal que ahí estabas tu recuperada y con ganas de juerga cocineril ;-)
    Pues mira por donde, voy a dar salida a la harina de maíz precocida que tengo, que además, llevando manzanas, en casa triunfará seguro.
    Besitos y a acabar de recuperar

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que la bandera blanca ondee en tu casa, haces de una gripe toda una aventura, eres una mami genial.
    Me gusta tu bizcocho de manzana y ese mosto que le pones por encima antes de hornearla tiene que darle un toque muy rico.
    Cuidaros.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Si.si,si primero acaba de engordar a Lucas!!!!Lo niños tan como pierden ganan,son unos campeones ante la adversidad.Anda que el virus se habrá puesto las botas entretanto cultivo y reproducción de bichos,no saben nada los tíos...aqui hay una epidemia de Gripe A,o al menos vienen todos a mi sala,vino fuerte este año,joída que es.
    Me tengo que hacer con el aceite de nueces suena sugerente y el de canola,jamás sentí hablar de el y mira que lo vegetarino-vegano me va.
    Una pregunta,no se si me hacen falta horas de sueño o que,pero no entiendo lo de la harina de maiz blanco,porque luego menciones a la maicena y ahí me perdí.
    HAce un mes,estaba en casa de Carmen,Dulces bocados y hablamos de tí....Divinamente bien,eh!
    Comentábamos,lo que nos gusta leerte y que siempre te dejábamos, o bien para la noche o para cuando tuviéramos un rato de relajación,porque tus relatos merecen su tiempo,así me pasa,que te leo como a un libro y luego no te comento.
    Cuidaros mucho,un achuchón a los dos libre de toda contaminación.
    Guaaapos!!!

    ResponderEliminar
  6. JAjaja acabo de ver que Carmen ha pasado....si ya te digo,te dejamos para la noche...una cosita,ya me explicarás que son los filetes marrones,que a mi hijo la carne le encanta,vale?

    Besazos

    ResponderEliminar
  7. Madre mía, este bizcocho es para no dejar ni las migas en el molde.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Pues yo que si que tengo moldes divinos me llevo tu receta, aunque me has creado antojo de ese aceite.......... ya veré donde comprarlo.
    Me alegro de que estáis recuperados y de que el pequeño Lucas deje de ser un saco de huesos

    ResponderEliminar
  9. Pues vaya semanita que habéis pasado, pobrecitos míos! Espero que Günter os haya mimado bien y que Lucas se esté reponiendo rápido con tus comidicas.
    Del pastel no te digo nada, que casi prefiero ni mirarlo!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  10. Me alegro que ya estén más recuperados, con este bizcocho se curan todos lo males porque tiene una pinta riquísima.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Si ya decia yo que donde te habrias metido, que entro y salgo corriendo del reader cuando tengo tiempo y me daba la impresion de que te me habias escurrido entre tanta entrada que se publica en este mundo mundial blogueril. Pero no, tus entradas no se me escapan, es que estabas malitaaa, cachis, si es que hasta los virus tienen buen gusto, jejeje, que se querian quedar contigo y con Luquitas de lo agustico que estaban. El bizcocho de cacerola de escandalo, y el aceite ese habrá que buscarlo, que ya me has abierto el antojo. CUIDATE MUCHO.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado ese momento película madre-hijo febriles :D

    Ver la cámara color azul turquesa en el reflejo de la pala de la última foto me ha encantado :D

    Ah, y ¡¡la tarta también!! siempre me han gustado mucho los dulces con manzana, debe de ser culpa de mi madre, a ella, le pirran.

    ResponderEliminar
  13. Hola Marus!
    Muchas gracias:-)
    Besos


    Hola Mary!
    muy mala suerte sí, porque por aquí no hay muchos casos de gripe. Lo habitual refriados, pero la gripe se ceba con los críos y su manía de comaprtir mocos y toses en la cara unos con otros... las mamis ante esto, somos carne de cañón:-D pero ya se acabó!
    Besos


    Hola Carmen!
    ahhhh que ilusión me hace saber que estuvisteis hablando de mí la Silvia y tú, con lo que os quiero! me sabe rico, rico:-)
    Verdad? mira que lo sé, que soy madre que repite pero aún así tenía en corazón encogido de verle tan delgadico, con la piel aspera y seca, intentando que bebiera y bebiera como si la vida le fuera en ello:-( ainssss, que mal lo pasamos cuando enferman, verdad?
    Besos


    Hola Chelo!
    :-) ay que sí! menos mal que ya tenemos armisticio :-) el zumo por encima es para que no se seque mucho la miga. La harina de maiz tiende a quedarse seca y así queda muy jugosa,
    Besos


    Hola Silvia!

    Ahhhh sí, ya ha estado por aquí la Carmen :-D que alegría más grande porque como le decía a ella mira que os quiero! así que me hace una ilusión enorme... sobre el aceite de canola he publicado una nota en la entrada. No quería entrar mucho en detalles porque es un tema que me duele y me indigna una barbaridad, pero mira, escritó está:-(

    sí, he probado a hacerlo solo con harina de maíz precocida y con 2 partes de harina de maíz y una de maicena. En ambos casos sale muy bien, así que lo he dejado abierto para que cada cual pruebe a su gusto.

    Sabes que eso ya me lo han dicho muchas veces? jajaja, así que intento no darme mucha prisa en publicar de seguido. Intento dejar 3, 4 o hasta 5 días para dar tiempo a leer mis "churros" a gusto :-) me encanta que me leaís con tranquilidad, la misma con la que yo escribo,
    Besos


    Hola Lorelai!
    Muchas garcias:-)
    BEsos


    Hola Begoña!
    jajajaja! pues a usarlos como está mandado. Como le he dicho a Silvia, he abierto una nota al final de la entrada donde hablo del aceite de canola (o aceite de colza)
    Besos


    Hola Lola!
    Tú no mires! quita, quita! Ay Lola como se quedó el chinquitín. Y no te imaginas que bueno y que paciente dando las gracias por todo. Ahora nos adora, dice que somos sus mejores amigos:-D


    Hola Nieves!
    Muchas gracias. Volver a hornear caprichos es la mejor señal de que todo está superado y en orden:-D
    Besos


    Hola Eva!
    el reader??? a mí se me ha salido de madre. Ya no controlo nada:-( pero sí, ha sido mucho tiempo y es raro que desaparezca sin decir donde estoy. Ya sabes lo loro que soy que doy detalles de todo :-D
    Besos


    Hola Ana!
    jajaja :-D sí, un número :-D
    Ahhhhhh! mira, cuando ví la foto me quedé loca de lo bien que se ve:-D porque ya ves que es una Cannon muy de estar por casa de esas que no le puedes pedir mucho. Me encantó :-P y me encanta que te hayas fijado!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. ufff, no se por dónde empezar a comentar. Bueno, en primer lugar me ha encantado el relato dramático con final feliz de vuestra enfermedad. En segundo lugar la receta, me fascinan las tartas de manzana. Y en tercer lugar me ha gustado saber algo más sobre el aceite de colza, pero bueno, tú lo has dicho, aquí en España difícil veo su consumo :P

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
  15. Me alegra leer que la gripa ya ha pasado, dentro de lo malo lo hicisteis un poco mas ameno, el bizcocho se ve la mar de bueno, tiene una pinta estupenda que ganas de darle un buen mordisco besos

    ResponderEliminar
  16. Que alegría que ya esteis al 100%..dale un besito al colega...je je
    El bizcocho se ve riquísimo y con ese toque como rústico que tiene...pues tengo harina de maíz precocida....igual me animo...
    Lo del aceite de colza muy bien escrito...hay tantas injusticias...ala borron y aquí no ha pasado nada, que se lo digan a las familias que lo vivieron en primera persona...es un asco....y tienes razón yo en mi vida lo he probado....será por la psicosis que dejo todo este horrible suceso...yo tampoco uso aceite de oliva ni de girasol...niña desde que me regalaste el de lino...esto es otra cosa...voy a ver si encuentro el de nueces o semillas de uvas.....
    Ycomo Silvia y Carmen también me guardo tus entradas para momentos con tranquilidad para disfrutarlas, digerirlas y al cabo de unos minutos...horas comentarlas....besitos

    ResponderEliminar
  17. Holaaa.... que bueno saber que has sobrevivido el virus, con esa mano traquilizadora en la frente como para no hacerlo!
    El pastel me encanta y sobre todo eso de poder hacerlo en cazuela, que siempre se necesitan soluciones de estas... hasta la vieja Pronto sirve, imaginate tú! jaja ;)
    En lo del aceite, pues si, en España decir colza es como mentar al diablo... y ya sabes que por aquí a veces somos muy pupas y muy desastrosos... y más en aquella epoca, pero en fin, eso es otro cantar!
    Ah, yo también tengo harina de maiz precocida.... ;)))))

    ResponderEliminar
  18. Me alegro que estén mejor!! Esta tarta es ideal para celebrarlo, tomo nota!!
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola Paula!
    Pues te animo a que si lo encuentras -cosa complicada- lo pruebes y verás que bueno está. La verdad es que el aceite de girasol lo compro por inercia, porque siempre lo he usado pero no me convence el sabor. Cada día le arrincono más:-)
    Besos


    Hola Noe!
    Muchas gracias:-) y sí, fue mucho más llevadero de lo que hubiera pensado. Normalmente cuando alguien cae enfermo soy yo quién pilota los cuidados. Huno un momento que el padre sintió algo de pánico con lo que le caía encima pero nos apañamos la mar de bien:-)
    BEsos


    Hola Núria!
    De tu parte:-) A ver si me las apaño y te mando una botellica para que lo pruebes, a ti que te vendría tan bien con sabor a mantequilla pero sin lactosa. Jajajaja, mmira que lo sé que mis entradas son para imprimirlas y leerlas relajadas sino no entran igual:-D Vaya rollo el mío!
    BEsos


    Hola Charrita!
    ahhh qué tendrán esas manitas, verdad? :-)
    No he podido resistirme a linkar el bizcocho hecho en la olla expres de tu abuela. A veces nos liminamos mucho con chorradas pensado que no podemos hacer esto o lo otro sino tenemos lo de más allá. Y la verdad es que nos podemos apañar con cualquier cosa:-)

    Claro, en aquella época no se ponían las cosas en duda. Se acataban y listo. Tardamos un poco más en cuenstionar y aún hoy en día somos muy dóciles para ciertos asuntos... pero como me duele que ningún gobierno de los que hemos tenido en nuestra democaracia, ninguno haya querido poner paz en la vida de los dagnificados... son todos una pandilla de cobardes!

    Pues nada tronquita, ya sabes que uso darle, otra manera más de comernos las manzanas :-D por cierto, vaya pinta tiene el tuyo, eh? que tremendo!
    Besos


    Hola Teresa!
    Muchas gracias y bienvenida:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Con ese bizcocho la gripe se me pasa enseguida!!!!!!!!!!!
    Mi pregunta es, tengo harina de maiz precocida pero no maiz blanco, igual sirve no?
    Besosssss

    ResponderEliminar
  21. ya decía yo donde está Mai???? me caxis, estos virus que te han tenida apartada de este mundo virtual 8(. Bueno suerte que vuelves con una gran tarta! muchos besitos y cuidate

    ResponderEliminar
  22. Pues sí, yo también me preguntaba por qué estarías tan calladita. Ya veo que ha sido por culpa de un dichoso catarro.. Vaya, siento que hayáis estado así los dos, pobres! Pero lo importante es que el peque ya está más repuesto y con un kilitos recuperados :)
    Yo también he estado un par de semanas acatarradas, que luego se ha complicado con sinusitis.. .ahora estoy con antibióticos y ya mucho mejor, menos mal, porque estaba para tirar ;-)
    la tarta se de estupenda, de manzanas, de las que me gustan tanto. Nunca he hecho una tarta en cazuela, pero con todos los moldes que tengo no creo que me haga falta. Estupenda, y esas fotos lo dicen todo, guapa!!!!
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  23. Hola Mai, cuanto me alegro que estés repuesta y de vuelta. Se te echaba de menos.

    Eso de pasar la gripe junto une mucho, verdad???

    El pastel me lo llevo, ya. Tiene que estar estupendo. Con lo que me gusta a mi la harina de maiz y las manzanas en los postres.

    Por cierto no he probado nunca jamas, la utilizacion de la harina blanca precocida en reposteria, asi en un pastel. Si la harina amarilla normal y la polenta, pero esta nunca, pensaba que solo se utilizaba para tortitas y demas.

    Ya te contaré la experiencia.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  24. Me alegro de que os encontreis mejor , nosotros en casa también la hemos pasado y no recuerdo haberlo pasado nunca tan mal. El bizcocho se ve genial!!! que buena pinta tiene!!Que razón tienes con el aceite de colza madre mia!!
    Besitossss!!!

    ResponderEliminar
  25. Me alegra saber de que le habéis dado lo suyo al virus de la gripe y aunque un poco débiles ya estáis en proceso de recuperación. Con unas sopas ricas de las que tú tan bien preparas y unos bizcochos como este (yo quiero un poquito, por favor), pronto estará tu peque dando botes. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Hola Cora!
    Sirve exactamente igual. O con polenta, si te viene mejor. La única gran diferencia es hacerlo con harina de maiz sin cocer. En ese caso, habría que mezclar con harina de trigo ya que es muy muy seca y sería un bizcocho un poco incomestible. Pero con precocidas creo que da igual:-)
    Besos


    Hola Judith!
    ahhhhh, todo tiene su misterio:-D solo un virus podía mantenerme muda sin dar pelos y señales de por qué no publico :-D Muchas gracias tronquita!
    Besos


    Hola Elena!
    Ahhhhh, mundo antibiótico, qué terrible. Deje el cuerpo molido y abatido. Me alegro que estés mejor y te deseo una pronta recuperación porque cuesta mucho. Te recomiendo que tomes unas gotitas de equinacea al día para subir las defensas. Es mano de santo:-)
    BEsos


    Hola Virginia!
    Uf, sí que sí. La camaradería se forja especialmente en los tiempos de crisis:-D

    Pues el resultado es muy similiar a la polenta. De hecho, cuando uso polenta en casa ni se enteran. Queda más jugosas más masas con la precocida (por o menos con las harinas que yo manejo:-)
    Besos


    Hola Paquita!
    Muchísimas gracias! uf, verdad? cuando uno tiene un resfriado fuerte a veces duda de si será gripe. Cuando uno pasa la gripe no tiene dudas. Se pasa mil veces peor :-( pero pasa, menos mal. Ya es agua de borraja,
    Besos


    Hola Pilar!
    Cada día más a tope. Miro comer al enano y se me ponen los ojos desorbitados. Vaya saque! menos mal:-) todoooo lo que quieras que si se acaba te horneo otro en un pis-pas:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Me alegro de que ya os encontreis bien. Qué lástima da ver a los niños malitos, pero luego enseguida se recuperan y como si no hubiera pasado nada. Nosotras tardamos un poco más en coger el hilo. Esta tarta tiene muy buena pinta y respecto a lo del aceite de colza nunca habia oido lo que tú cuentas, pero de este país nuestro me puedo esperar cualquier cosa. Un beso. Esperanza.

    ResponderEliminar
  28. ¡Maite, espero que ya estéis bien.

    El bizcocho se ve divino.

    Del tema de la colza o lo que fuera no recuerdo mas que era pequeña y mi tía no me compraba churros en la feria porque estaban fritos, fíjate qué cosas se nos quedan en la mente. TOdavía hay gente con muchas secuelas, según vi no hace demasiado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Maite con esa tarta , se te quita todo lo malo, los virus se mueren .

    ResponderEliminar
  30. Pues ya te notaba yo desaparecida, porque aunque no escriba me llegan tus entradas al correo. Espero que ya estés al cien por cien y tu peque haya recuperado esos kilitos que los pobres quedan como fideos después de estos lances.
    Y tu bizcocho de hoy me ha dejado impresionada por la olla, pero hija me faltan ingredientes, esa harina precocida.. ese aceite de colza.. no tengo nada de nada y eso que me apetece solo con verlo.
    Un beso muy fuerte para los convalecientes

    ResponderEliminar
  31. Hola Esperanza!
    sí poco a poco. Hoy se ha quedado en casa que ayer a la tarde parece que volvió a las andaas el pobre mío,
    BEsos


    Hola Marhya!
    Muchas gracias. El envenenamiento dejó secuelas de por vida a los afectados y muchos hijos de afectados han nacido con malformaciones o enfermedades conjénitas. Es un tipo de envenenamiento parecido al que sufren los agricultores de las piñas y bananas en Latinoamérica y multinaciones como la Dole, salen constantemente de rositas sin dejar de usar esos pesticidas... pero ya ves que no hay que irese tan lejos. En España lo responsables también han salido de rositas:-(
    Besos


    Hola Oga!
    Muchas gracias:-)
    Besos


    Hola Esther!
    Estamos en ello. Mira que yo tengo reservas de sobra pero el peque es un tirillas como su padre así que da una penica enorme:-) muchas gracias,
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Pues si que te inspira la fiebre! el bizcocho te ha quedado genial. Bienvenida nuevamente
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar
  33. Hola! hemos creado esta página http://www.cazarecetas.com, donde puedes subir tus recetas, promocionar tu blog y ganar dinero con ellas, damos premios al acabar el mes. Nos gustaría que participases. Te invitamos a que le eches un vistazo a ver si te interesa.
    Un saludo!

    Me quedo en tu blog ;)

    ResponderEliminar
  34. Muy bueno el apunte sobre el aceite de colza, realmente la gente quedó aterrorizada y como siempre, la falta de información no ayuda para nada. La receta tiene una pinta espectacular, como siempre, yo no conozco un blog de cocina mejor redactado. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  35. Vaya, bien de información!!!

    Me gusta tu forma de recuperarte!! con una bonita tarta de manzana!!

    Por otro lado, no había escuchado nunca lo del aceite de colza y las verduras envenenadas, si bien, si que había escuchado que nunca se pudo desmostrar esa relación entre el aceite y los afectados. ¿Cómo sabes tanto?


    Un saludín y muchas gracias por la receta!!!

    muak!

    ResponderEliminar