curry jamaicano con tamarindo y menudo curry que tienen

Tengo un libro maravilloso de hace mil siglos que compré por dos duros. Suena perfecto, eh? pues sí, a mi me chifla. La historia de cómo llegó a mí es larga y rebuscada así que no entro en detalles. Este libro se llama " El Caribe, un paseo culinario" editado por Könemann. La receta de hoy es una adaptación suya que llevo mucho tiempo con ganas de publicar y entre otros deleites que el ejemplar esconde, tengo que decir que me lo paso pipa leyéndolo. Primero porque habla de miles de frutas, condimentos, peces... cosas de las que nunca he oído hablar o cosas que nunca probé. Las fotos maravillosas cosa que hoy ya no nos asombra pero cuando el libro entró en mi casa fue algo tremendo. Cuantísimo lo disfruté...


El caso es que el libro hace un breve repaso por la historia y costumbres de las más importantes islas caribeñas porque hablar de las casi 7.000 que hay pues como que no daría para un libro sino para una enciclopedia mastodóntica. El caso es, que voy a hacerte un escueto resumen de lo que son y fueron los jamaicanos. Por lo que se cuenta, Unos cabezotas de mucho cuida'o. Cuándo llegó el Cristobalín sus sospechas se confirmaron: ese viaje era una misión santa. Santísima, pensaría el hombre porque no daba crédito a la belleza y la hermosura de lo que contemplaba. Eso tenía que ser el paraíso...


Pero el paraíso salió respondón y los conquistadores que gastaban muy mala leche se liaron a mamporros. Después llegaron los ingleses, los daneses, los franceses... y todos a mamporros. Pero a Jamaica, como que los franceses y los Daneses no se atrevieron. Quita, quita, que bastantes mamporros tenían ya. Porque en todo este sin vivir de mamporro va y mamporro viene muchos isleños caribeños se cansaron de andar guerreando pero los jamaicanos, no. Bueno, jamaicanos, jamaicanos, no del todo. Indios arahuacos, que mucho antes ya llegaron ellos desde el interior del continente repartiendo mamporros a los isleños primitivos. El caso es que ese mestizaje de isleños más arahuacos creó una raza de cabezotas indomables. Llamaban a la isla Xaymaca y el Don Colón que quiso continuar con su tradición de rebautizar las islas -había decidido llamarla san Jago- pues como si quieres arroz Catalina... Xaymaca, y si quieres me cambias el orden pero las letras ni me las tocas... y mira, hasta hoy...


Pero en medio llegaron los ingleses. También a mamporrazos. Los isleños se fueron a las montañas y allí no había quién los domara. Pasaba el tiempo y a la que llegaban más indomables desde África, camino de la esclavitud, aquellos que conseguían escapar o eran liberados se hacían rebeldes así que las comunidades de isleños rebeldes lejos de mermar, iban creciendo cada día más. En este sin vivir, los isleños fueron mutando. Eran cada vez más cabezotas. Cuando los ingleses los pillaban, los mandaban a Sierra Leona. Pero les daba igual, ellos indomables, erre que erre. Cuando los ingleses se cansaron y los dejaron por imposibles, los jamaicanos emigraron en masa a la Gran Bretaña, convirtiéndose en el primer gran movimiento migratorio de caribeños en la Royal Britis Island... porque donde las dan, ya ves, las toman...


Los ingleses, por supuesto, comercializaron de Jamaica todo lo que pudieron: el primer ron caribeño que se vendió en Inglaterra fue Jamaicano. Café, el Blue Mountain. Licores, especias, conservas... todo menos el charqui, un adobo o marinada para las carnes a la brasa que fue receta ultrasecreta durante siglos. No había manera de hacer que cantaran la lista de ingredientes. Distritos como el de Me No Se You No Come -nombre que viene a decir que uno no debe de meterse donde no le llaman-  habla por sí solo de la postura oficial de los isleños en cuanto a su charqui... así que el adobo se empezó a comercializar relativamente no hace mucho, cuando el hambre apretaba en la isla y muy a su pesar doblaron la rodilla y se dedicaron a la fabricación industrial de tan rico invento...


Este curry jamaicano que ves aquí tan majo y buenorro, originalmente estaría condimentado con curry y charqui. Pero yo el charqui ni olerlo y aunque tengo una receta de cómo hacerlo, sinceramente, no sé valorar si la receta es buena o no.. así que se me ocurrió hacerlo con tamarindo y aunque no sea lo ortodoxo puedo decir que está delicioso. Otro cambio importante que he tenido que apañar es la cabra. La receta original es con carne de cabra y como ya te estarás imaginando aquí ni de casualidad daría con una cabra que se dejara comer. Además, no dicen que de lo que se come se cría? pues acabáramos! ya lo que me faltaba!...


Ingredientes:

  • 1/2 kilo de carne sin grasa
  • 1 cebolla y dos chalotas (o 2 cebollas)
  • 1 pimiento
  • 3 dientes de ajo
  • un ramillete de perejil y tomillo fresco
  • 2 cucharaditas de pulpa de tamarindo
  • un poco de ají
  • 1 hoja de laurel
  • un trocito de jengibre fresco o media en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta de jamaica (o allspice para los ingleses, 4 especias para los franceses o Piment para los germanos)
  • 1 cucharada de curry (si puedes que sea jamaicano)
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • un chorro generoso de ron
  • el zumo de una lima
  • un poco de salsa worcester
  • una lata de leche de coco (400ml)
  • sal
Para acompañar:
  • arroz blanco con frijoles o judias rojas.

Preparación:
Corta la carne en trozos menudos o tiras. Haz una pasta más o menos fina -dependiendo de tu gusto- triturando juntos las cebollas, ajos, el pimiento, las hierbas, la pulpa de tamarindo, las especias -menos el laurel-, el zumo de lima, el ron y el concentrado de tomate. Pon una olla a calentar con un poco de aceite. Saltea la carne con un poco de sal y cuando empiece a dorar añade un chorro de salsa worcester. Añade la pasta que acabamos de hacer, la leche de coco y el laurel. Deja cocer hasta que la carne esté tierna.

Acompáñalo con un poco de arroz blanco o arroz con frijoles.


35 comentarios

  1. Desde luego que tiene una pinta tremenda, nunca había oídohablar del charqui pero seguro que el tamarindo le da un toque genial.
    El libro suena de cine, me has intrigado, porque mira que hay montones de libros de cocina árabe, asiática,de países mediterráneos y como mucho mexicana, pero a la que quieres profundizar porotroslares no hay manera, yop hace tiempo que busco algo interesante de cocina africana y nada, más allá de los países árabes, no encuentro nada en condiciones. Y ahora me he picado con lo de la cocina caribeña... y estos cabezotas jamaicanos, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Solo he cocinado dos cosas con tamarindo, mira que ibne que con este curry ya seran 3. Que resumen más bueno nos has hecho, ojala mi profesor de historia se explicase la mitad de bien que tu.
    Un beso y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  3. Pero niña que bueno!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! de esa editorial tengo yo también varios libros que me encantan así que me llevo tu recetita, los acompañaré con congrí, como vamos a disfrutar en casa!!!!!!!!!!!!
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  4. Madre mía Mai, menuda versión de la historia que nos has hecho, la verdad es que es más entretenida y amena que las habituales, jaja. Tengo obsesión por los libros, y la verdad es que llevo mucho tiempo buscando un libro de cocina caribeña que me guste, pero no hay manera, tendré que seguir buscando, de momento me llevo este curry que es de lo más original que he visto ultimamente...La pulpa de tamarindo...¿la compras? o la haces tu con esos "Maxi-Cacahuetes" que hay para vender??, jaja, es que yo lo veo y me recuerda a eso pero en gigante, siempre he estado tentada a comprarlo porque me parece chulísimo pero nunca me decido por si no se me ocurre que hacer.....Yo comer cabra no como, pero bueno....como si la comiese, jaja
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Una receta muy chula Mai, y la leccion de historia la mar de entretenida. Ya me veia yo dando manporrazos entre tamarindo y tamarindo.. Dos cosas me han llamado mucho la atencion y voy a tener que investigar, el curry jamaicano y el charqui. Y también el chorro ese generoso de ron, jeje. Y otra cosa, que me encantan las fotos, menudo solecito has disfrutado , envidia me das....

    ResponderEliminar
  6. Qué fina que nos has salido, qué manera más sutil de contar las masacres colonizadoras...y vaya curry, qué chulo, huele desde aquí, me encanta cuando te metes una cucharada en la boca y explotan todos esos sabores tan salvajes.....otra vez me dejas salivando.

    ResponderEliminar
  7. Tengo mucha curiosidad por el tamarindo, que pinta tan estupenda.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. jeje, ¡que graciosa sos! me gustó mucho leerte explicando historia :)
    y el curry está tremendo, buena pinta y mejores fotos.

    ResponderEliminar
  9. Me fascina la historia, cultura y tradiciones del Caribe, es una mezcla de tantas cosas "gracias" a las colonizaciones! Y sin renunciar a su esencia original, claro. Me encantaría visitar sobre todo las mini islas, las menos conocidas... Mientras tanto acercarnos a ellas a través de su cocina, aunque sea ligeramente adaptada, es una opción genial :) Qué cosa más rica de plato!! Mejor que no sea con cabra, eso sí, pobreticas mías :P

    La editorial Könemann normalmente edita unos libros con fotos impresionantes, tengo varios de arte que son un orgasmo visual (perdón por la expresión). Tengo que buscar algunos de cocina :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola Marhya!
    Pues a paraiso. Un toque a lugar paradisíaco con todos sus mamporros:-P Tienes razón, a veces se hace muy díficl encontrar algo decente que no esté en el rollo moda. Una pena. A mi me ha pasado varias veces ya intentando seguir pistas casi imposibles. Un petardo. Si veo algo africano te cuento:-)
    BEsos


    Hola Chelo!
    jajajaja! pues ya sabes. Díle que se ponga las pilas y o que empieza a contar la historia a lo Lost o no le va a hacer caso ni el apuntador.
    Besos


    Hola Carmen!
    Tú si que sabes guapa:-)
    Besos


    Hola MAría!
    Sí. Además, la tengo que traer de España que aquí no la encontré. Compro tanto la pulpa en paquetes al vacio o -o que te recomiendo- ya el "puré" o pasta hecho. Esta para usar tal cual, incluso para hacer directamente refrescos. Lo compré en el Alcampo creo recordar en la sección de comida latinoamericana. jajajaja! eso de las cabras no nos va nada, eh? jajajaj!
    BEsos


    Hola Eva!
    jajajaja! eso es. Mira, llevamos un par de días sin abrigo. Sin abrigo!!! increible. Sé que no va a durar pero estamos encantados:-)
    Besos


    Hola intxaurtsu!
    ya ves que sí, no pretendía agriar el guiso así que de puntillas en las bestialidades que las personas somo capaces de cometer. Ehhh! eso, es salvajismo. Borré la última frase del post. Había puesto que desde la primera cucharada era un mamporro detrás de otro de puro sabor.. y lo borré, mira que no decía nada tanto golpe. Pero es eso! salvajismo puro:-)
    Besos


    Hola José Manuel!
    Tienes que probarlo. Hay muchas maneras de comerlo en dulces, salsas o guisos. Es un sabor muy especial. Te encantará seguro,
    BEsos


    Hola Sole!
    cómo estás?! Muchisímas gracias!
    Besos


    Hola Akane!
    Sabes lo que me han intrigado siempre mucho? los olores, veo esas fotos, esos peces, esas parrillas... el olor es lo que más me intriga:-) Nada, nada, con carne de supermercado sale delicosa. Con lo que sea pero que se deje comprar ya hecho filetes, verdad?
    BEsos

    ResponderEliminar
  11. Como me gustan los currys!, creo que puedo comerlos siempre, exquisitos y este lo voy a guardar, se ve delicioso!!
    Mai, tu blog está precioso, me encanta el nuevo diseño!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Qué envidia de libro querida, y todo lo que cuentas me hace añorar tanto los tiempos pasados que nunca he vivido. ¡Cómo sería todo aquello!
    Por el mmento la receta me gusta mucho mucho aunque no sé dónde encontrar el tamarindo tampoco, lo vi cuando trabajé con Singapur en Madrid Fusión pero nada más....
    Besotes

    ResponderEliminar
  13. Buenos días Kako!
    Cómo estás?! a nosotros también nos gustan mucho. Además, son geniales para dejar hechos y calentar en cualquier momento. Gü ya no come del catering en su trabajo -perdió 7 kilos en dos meses sin dieta- y un curry es muy socorrido ya que es muy fácil de llevar, calentar y comer. Este de hoy tiene un sabor muy diferente a los asiáticos, es una explosión deliciosa y algo afrutada. Estupendo:-)
    Besos


    Buenos días Miss Migas!
    Mi frasquito lo compré en Alcampo, de la marca Don Gonzalo. También compré en lavapies, en un comercio indú un paquete de pulpa que mantego en el congelador y voy sacando a la que uso. Dura muchísimo.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Sabes que yo también trengo este LIBRO. Las tapas son de color azul turquesa con la fotografía de una piña cortada delante verdad?. Pues mira, me has hecho recordar que debo darle un vistazo porque lo tengo muy "quietecito" en mi biblioteca.
    es CURRY JAMAICANO te ha quedado de MUERTE LENTA, jaja.
    MI ENHORABUENA por las BONITAS FOTOS y el ASPECTO tan DELICIOSO!!!
    Buen sábado amiga :)

    ResponderEliminar
  15. Hola Ternura!
    el mismo! sí, es ese:-) Puedes buscar la receta por el nombre de cabra al curry. Hay muchísimas ideas originales en ese libro. Es verdad que algunas recetas no termino de creérmelas pero ponen baja lo pista e internet hace el resto. Con este curry no tuve dudas:-)

    Las fotos son el resultado de una tarde preciosa, con luz maravillosa y un sol radiante y ya bastante inclinado a esas horas... me sorprendí yo misma cuando las pasé al ordenador y las vi con detalle.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Qué buena entrada, que buena presentación y qué fotos! me encantan. Pues mira, yo no soy mucho de sabores como el curry, pero solo por cómo lo pones lo voy a preparar.... aquí cabra no, pero cabrito.... mira, a lo mejor hasta me animo y todo jejeje...
    Hay libros que son pequeños tesoros, no sólo por su contenido, sino por el momento en el que lo compras y lo disfrutas... hay muchos que incluso en su momento fueron un ni fu ni va y luego los valoras años despues.
    Un besote guapa

    ResponderEliminar
  17. Me fascina la historia siempre me ha gustado y claro entro en tu blog y me encuentro con esta entrada y como Intxautsu me dejas salivando....por el relato y por el curry...me gusta mucho el curry pero al resto no mucho, pero estos días que estoy soltera creo que voy a probar de hacerlo....mira tengo de todo me falta el tamarindo y el ají...esto donde lo puedo encontrar...que esta tarde voy y para mañana me lo preparo.....
    El blog ya te lo he dicho otras veces pero es que me encanta......te dejo un comentario en los murrias de limón .muaks

    ResponderEliminar
  18. Hola Rosa!
    Prueba que este te va a sorprender. Eso sí, las especias redúcelas a la mitad. Si te gusta y te animas para la próxima vez la dósis adulta:-P Yo lo hice con filetes de cerdo pero con cabrito tiene que estar para morirse:-) muchas gracia por los piropazos!
    Besos


    Hola Núria!
    Del ají pues olvídate, además ha sido una cosa mía que la receta original no tenía. El tamarindo lo compré en el Alcampo en esa parada jsuto antes de vernos en Barna. En la sección de comida Latinoamericana y se llama Don gonzalo:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado tu lección de historia, a cualquier chico le encantaría tenerte en su clase, serías la profe preferida.

    ResponderEliminar
  20. Mai,
    Eres la mejor contando historietas!!!
    Mira tu, yo de otra isla del Caribe también (de la mas grande, de la Perla.. de Cuba... jejee), y ahora me topo con esta anécdota y esta receta.. Me encanta la comida jamaicana, y leyéndote, me encanta aún mas!!!
    Se me hace la boca agua leyéndola!!!
    Un besote,
    IDania

    ResponderEliminar
  21. Hola Olga! Muchsísimas gracias y estoy segura que así se quedarían mejor con las particularidades de la historia:-)
    BEsos


    Hola IDAnia!
    Nunca tan hermosa cosa he visto... la isla posee tal belleza que supera a cualquier otra en prodigios y encantos como el día a la noche por su luz y esplendor. Es tal mi arrobamiento ante tanta lindeza que no encuentro palabras para describirla

    Este es un extracto del diario de abordo de la Santa María :-) más claro imposible!
    Besos

    ResponderEliminar
  22. No soy capaz de hacer este tipo de comidas, no se, no me animo. No les conozco el punto, nunca las probé en ningún lado, osea que no tengo referencia si las hago bien o mal. El tamarindo nunca lo probé y realmente me intriga, es medio ácido , medio dulce ,no?
    Me gustan mucho los pueblos que se han puesto parcos y defendieron su cultura y sus raíces, aunque esto les haya costado la vida. Habla de la fortaleza interior y del respeto por lo de uno , por lo que heredó de sus padres. Todos los colonizadores en general tendrían que aprender e esta templanza y mirar más para adentro.
    Besos nena.

    ResponderEliminar
  23. Hola Erika!
    Así es. La fortaleza que uno no tiene para sí mismo se crece cuando se trata de defender su casa, a su familia y a sus vecinos. Ha sido así siempre y así será. El tamarindo es como dices, medio dulce medio ácido, afrutado... yo he hecho mermelada de albaricoque con tamarindo y vainilla, para rellenar unos dulces y es algo realmente delicioso. Yo tampoco he estado en Asia y aún así hacemos comida asiática. Con la caribeña es igual aunque comida cubana he comido mucha y muy rica así que es posible que me deje llevar un poco por ese patrón. El caso es que cuando queremos salir de los sabores de siempre suelo recurrir a los currys y como ves, de cualquier modo:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Adoro el curry y menuda pinta tiene este que nos presentas hoy, dan ganas de ponerse a ello con solo ver las fotos.

    Besotes

    ResponderEliminar
  25. Me ha encantado toda la historia que cuentas. El curry me apasiona así que voy a hacer tu receta. Un beso Mai de Lola
    http://panaderaimperfecta.wordpress.com

    ResponderEliminar
  26. Como siempre, me encanta leerte y bueno, la receta es valiente, como su origen, como tu. A mi me pasa un poco como a Erika, que cuando veo los ingredientes raritos, que no son fáciles de encontrar y sin referencia de a qué tiene que saber la cosa, me tira para atrás, pero viendo tus fotos, una se anima.
    Un beso grande Mai.

    ResponderEliminar
  27. Hola Trotamundos!
    qué gusto ver ese ojillo por mi rellano:-D y si te gusta el curry es una manera distinta de comerlo pero igual de sabrosa:-)
    BEsos


    Hola Lola!
    Muchas gracias y bienvenida:-)
    Besos


    Hola Viena!
    cuánto tiempo! cómo estás? qué gustazo verte tan guapa como siempre:-) Supongo que será por el hecho de que he degustado mucha comida caribeña y puede que por eso no me imponga en absoluto no solo probar con recetas como ésta sino permitirme inventarmelas, ya que en este caso el tamarindo ha sido mi aportación a falta del charqui, que como decía en la entrada, sin haberlo probado nunca no he querido hacerlo. Así que de valiente, ya ves que poco, porque como cada hijo de vecino, yo cocino con aquellos ingredientes que nos gustan en casa. Un abrazo grande!
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Mai, me encanta tu blog... escribes como los angeles..me divierten mucho tus historias y en muchas me siento reflejada, vivo en Viena ;)
    Soy super forofa a los currys ..y este tiene una pinta divina..
    Aproposito el nuevo diseno del blog te ha quedado fantastico ein bussi yolanda

    ResponderEliminar
  29. Ho0ola guapa!!!
    Me ha encantado0otoitita la visita, desde lo amenas que cuentas las historias, hasta lo bueno de este curry...Y esas sensacionales las fotos!. Además me las dado a conocer que también tenemos curry jamaicano que en mi incultura siempre pienso que es una mezcla asiática...
    Un besazo0o guapisima

    ResponderEliminar
  30. Dios mío!!! Vine el otro día cuando publicaste, estuve a punto de dejarte un comentario, pero no recuerdo qué impedimento sufrí en ese momento y lo tuve que posponer... hasta ahora ;-) En fin...
    Bueno, me encantan los currys, soy fan incondicional, y levo tiempo queriendo probar algun curry de esos caribeño. No suelo comer comida jamaicana, pero me mueve la curiosidad, así que un día de esos me estreno. EL tuyo se ve espectacular, me pediría un platito para la comida de hoy. Qué maravilla encontrar libros así, verdad? Cómo se disfrutan!!!!
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  31. Hola Yolanda!
    Ahhhh claro que sí! Se vive bien por aquí, verdad? el problema son las morriñas y el invierno que se hace largo.. oye, que ya sabes dónde estoy. Que si te apetece venir a dar un paseín por Steiermark me avisas y está hecho:-) Muchas gracias und weitere Bussi für Dich :-)
    Besos


    Hola Donibaneko!
    Cuánto me alegro que te haya gustado. Todo el Caribe ha sido durante siglos un enclave comercial importantísimo y existen comunidades asiáticas muy importante. En Cuba y Trinidad por ejemplo, la comunidad china ha sido muy importante y en todas las Antillas no solo la comunidad hindú está fuertemente establecida sino que los ritos y celebraciones hindues siguen muy arraigados. Toda esta mezcolanza de europeos, asiáticos, africanos, americanos e isleños oriundos hace que los Caribeños sean tan especiales:-)


    Hola Elena!
    jajajaja, me pasa muchísimooo :-D imagino que habrás heredado de tu rama paterna alguna que otra receta de la isla bonita... me fascinan los sabores caribeños, tan de todas partes y tan únicos al tiempo:-) Sí, llegan de casualidad y son geniales,
    BEsos

    ResponderEliminar
  32. Me has puesto los dientes largos!! Adoro todos los ingredientes que le has puesto a esta receta, me la llevo y me quedo en tu cocina, no quiero perderme nada!!
    Besoss

    ResponderEliminar
  33. Hola Teresa!
    Muchas gracias y anímate a hacerlo que no te va a defraudar:-)
    Besos

    ResponderEliminar

Blogging tips