Pan de muesli de domingos y lunes

Domingo por la mañana. Nada del otro jueves ya que es un acontecimiento que sucede una vez a la semana. Quieras o no, por mucho que duermas o por muchos desvelos que te eches a la chepa, el domingo nos visita y nadie echa cohetes por ello. Ahora, también te digo que solo de pascuas a ramos -más o menos- tengo el gusto de desayunar con un pan tan especial, de los hechos el sábado a la tarde sin prisa, dejando que cada invitado a la fiesta se aclimate y se anime a marcarse unos bailes...



Así es este pan de muesli. Necesita su tiempo, bailar a su ritmo. El premio es una hogaza que durará varios días y que mañana Lunes será un desayuno casi milagroso, ya que con una sola rebanada tienes pilas cargadas todo la mañana y a todo trapo. Energético y vital para evitar los bajones típicos cuando uno mira la semana y la ve larga, larga, larguísima y por un momento piensa que, después de todo, el domingo no es algo tan ordinario. Es un milagro...


Y el amor, no es así también? no es como los domingos? que cuando los disfrutas no te parece cosa para echar cohetes y cuando lo añoras no ves el momento de volver a disfrutarlo? No necesita también de su propio proceso, sin prisas, a su aire, levando y aumentando de tamaño -metafóricamente hablando, no hablo de sexo- ¿qué decía? eso! no es así el amor? que se espera mucho de él y cuando llega uno se pasa la tarde dormitando en el sofá o escuchando de fondo el resumen del fútbol?


A mí me gustaban los domingos cuando era pequeña. Porque venían mis abuelos a llevarnos de excursión con una bandeja de pasteles tremenda -el abuelo era muy goloso- y ese día sacaba su Renault 4/4, brillante y esplendido, que cada vez que parábamos a repostar- había que abrir el motor- la gente se acercaba a mirar porque el motor estaba reluciente sin una gota de grasa.. digo! ni polvo que antes de usarlo bien que le daba con la gamuza...


De regreso a casa parábamos en el bar Rubí que había en la glorieta de Cuatro Caminos y allí nos comíamos un bocadillo de calamares con una coca cola. Por aquel entonces, la coca cola no afectaba al sueño de los niños porque recuerdo que al llegar a casa no teníamos tiempo ni para un baño. Con los churretes aún de los calamares, las manos pegajosas de lo que en su momento fue el merengue de los milhojas... así, tal cual, caíamos rendidos en la cama. No había guerra para acostarnos. No había peleas a la que te ponías el pijama... pero bueno, que me estoy enrollando y Lucas me espera para salir a pasear... otro que está loco de vivir aventuras pero sin el 4/4 del abuelo que anda que no lo habría disfrutado...


Ea, voy corriendo al pan. Este es un pan muy cargado y esto implica un problema. Su magia está en el contraste de sabores y en la jugosidad de las frutas pero esto se convierte en su ruina. Es fácil que se nos moje en exceso y también es fácil que lo sequemos demasiado (el mundo muesli es un poco especial).

Así que hay que ser disciplinado y dejar que los ingredientes se asienten a su aire. El muesli y las frutas se mojan en agua  hirviendo para que se rehidraten perfectamente. Si no lo haces, una vez cocido, el pan quedará seco como un papel de lija... Pero aún hidratados -mira la jugosidad de las frutas en el corte- a la que reposa es un pan que "moja" un poco la miga. Para dejarlo jugoso y seco, es muy importante, dejarle secar en el horno una vez horneado. El truco es dejarlo con la puerta semi-abierta y dejar que enfríe así, sin prisa a la que el horno pierde el calor. Si pasados un par de días ves que la miga está algo húmeda, puedes consumirlo tostado. Está delicioso...


También he probado a hacerlo con agua, con leche y mitad a mitad. A mi me gusta mucho con Buttermilch -yogur en su defecto- ya que las bacterias de estos productos fermentados ayudan muchísimo en el levado de un pan que es extremadamente pesado para una miga normal.

Las fotos de este pan, están hechas por un lado, al atardecer, cuando salió del horno. Las del corte, esta mañana a las 8, cuando lo he abierto para el desayuno. Después de más de 12 horas de reposo, la miga está seca pero tremendamente jugosa. Lo conseguí!


Ingredientes:

  • 3 tazas de harina de fuerza
  • 1 taza de muesli
  • 1/2 taza de coco rallado
  • 1/2 taza de nueces picadas
  • 3/4 taza de frutas secas (yo he usado albaricoques, pasas rubias y cerezas agrías)
  • 2 cucharadas de melaza, golden sirup o jarabe de arce
  • 1 cucharada de jarabe de malta
  • 1/2 cucharadita de sal
  • una pizca de canela
  • una pizca de pimienta de Jamaica (allspice)
  • 2 cucharadas de aceite o de mantequilla
  • 1 sobre de levadura seca de panadero
  • 1/2 taza de agua hirviendo
  • 1 taza de suero de mantequilla (Buttermilch) o yogur líquido

Preparación:
Suelo arrancar la levadura antes mezclándola con un poco de agua templada (no necesitas ni medir, como el culo de un vaso o un poco más vale) y un par de cucharadas de la harina. Lo dejas que suba y eche burbujas hasta el borde del vaso. No esperes más que se desbordará...

Empezamos. Coge las frutas secas y las troceas. En un bol pon el muesli, las frutas secas, las nueces, el coco, la melaza -o golden sirup o miel, lo que uses-, la mantequilla y el jarabe de malta (opcional, sino tienes no pasa nada). Sobre esta mezcla echa 1/2 taza de agua hirviendo, lo mueves y deja que enfríe.

En un bol grande pon: el harina mezclado son la sal y las especias. Haz un hueco en le medio, añade la masa del muesli, la levadura ya burbujeando y la taza de Buttermilch o yogur. Lo amasas un poco y casi de fijo se quedará algo pegajosa. La cubres con un trapo humedo 10 minutos. Cuando vuelvas, la pasas a la encimera y ya veras que la puedes manejar mejor. La amasas un poco y la vuelves a cubrir con el trapo 10. Pasado el tiempo, la estiras un poco por los extremos como un rectangulo. Mentalmente la divides en 3: coge un lado y lo pliegas a la parte del centro. Coges el otro y lo pliegas encima. Házlo un par de veces y ahora ya la puedes dejar reposar unos 45 minutos.


Una vez que la masa ha levado, ya lo puedes poner en un molde. Yo he usado uno de 20x26 y mira que pan tan hermoso. Si usas molde de plum cake necesitarás dos moldes. Le pongo papel para que no se pegue, es muy práctico. Saca la masa del bol, en la mesa la pliegas como has hecho antes y esta vez lo pasas al molde dejando los pliegues por abajo. Pincela con un poco de Buttermilch y decora con unos copos de avena. Así, en este punto, es la foto de arriba. Lo he dejado levar otros 45 minutos más antes de meterlo al horno. Hornea a 200ºC más o menos una hora. Deja la puerta del horno entreabierta y deja que el pan vaya enfriando dentro del horno. Yo lo que hago, es retirarle el molde y lo dejo solo con el papel para que no concentre humedad en el recipiente a la que enfría. Disfrútalo.

Un par de semanas después

Lo he vuelto a hacer :-)
Esta vez con harina de espelta blanca -normal, no integral-. He usado yogur natural normal y un muesli con frutos del bosque. Al igual que con las cerezas agrías pasas, le da un sabor ácido maravilloso. la miga quedó mucho más esponjosa con esta harina...


25 comentarios. ¿te animas?

  1. Me encanta, tomo nota porque tiene una pinta exquisita. Además me gustan estos desayunos que te dejan con las pilas puestas toda la mañana, rindes más y comes menos.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nieves!
    Así es, te deja el cuerpo tan saciado que no picas nada hasta la hora de comer. Y como el conejito de duracel, a tope:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Maite
    Que rico tu contundente pan, lo mejor que dura dias.
    Feliz domingo
    Patricia

    ResponderEliminar
  4. Pedazo pan y yo de chachara contigo sin abrir el reader. Te imagino, lunes por la mañana, ellos se han ido, la casa está fresca, tú sentada con un té o café en una mano, en la otra una tostada de este panazo con una mermelada caserita y tú mirando por la ventana, disfrutando del silencio, de la vuelta del lunes. Pero, lo mejor es cómo huele...esas frutas, ese muesli....qué lujazo Maite

    ResponderEliminar
  5. Hola Patricia!
    Muchas gracias, tú también!
    Besos


    Hola Intxaurtsu!
    jajaja! ya ves, con las pilas puestas:-P y mira, la mermelada casera esta vez no era mía. Una deliciosa -pero requetedeliciosa- que hace la hermana de mi vecina. Yo le regalé un bote de mermelada de naranja con vainilla y ella a mí una de albaricoques rosados que son típicos de esta región y ella tiene árboles en su granja -las hay con una suerte tremenda y encima creo que no lo saben-. Es caso es que he disfrutado como una enana:-)
    Besos y seguimos

    ResponderEliminar
  6. Mai, vaya pasada de pan, si sé que me espera en la mesa te juro que me levanto de un salto y sin remolonear ni medio minuto. Tiene una pinta fantástica.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Sin embargo, a mí no me gustan los domingos y menos cuando van llegando las ocho de la tarde y pienso que tengo que preparar todo para la semana.Quizás es que necesito este superpan porque seguro que con una tostada así entre pecho y espalda, el mundo se ve de otra manera. Felicidades por pasar tu revisión perfecta! Besos.

    ResponderEliminar
  8. Se ve fantástico esta pan, es muy completo y como bien dices genisl para empezar un lunes lleno de energia besos

    ResponderEliminar
  9. Hace un par de horas tenía esta conversación con Andrés. Me preguntaba que estaba haciendo. Y yo le decía, que organizaba el almuerzo, cortando verduras, revolviendo la salsa y prendiendo el horno. Me dice, es que no podés dejar descansar nunca el horno! Y mi respuesta fue: es Domingo, el día más especial, como voy a dejar pasar el almuerzo sin hacer algo distinto para todos. Mi almuerzo y tu pan , con la misma intención ;-) De más está decir, que éste, con sus bemoles, lo cual lo hace más interesante, lo tengo que probar. No creo que dure más de un par de días por aquí, así que a la tostada no llegará. Salvo que me robe una tajadita y la deje escondida, solo por el placer de comerlo recién tostado.
    Besos y felíz Domingo.

    ResponderEliminar
  10. Uuuuuy, qué bien me hubiera venido una rebanadita a media caminata por el monte esta mañana :)
    Los domingos (y los sábados) son mejores cuando se hornea o se come pan casero, eso es así. Me acuerdo de cuando los domingos me ponían triste, la cocina ayuda a cambiar eso, ahora es el día que puedes pasar entero frente al horno, es fantástico. Precioso post.
    B*

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado todo el post, que pena que se acabó, muy divertido y muy tierno a la vez!!
    Ese pan está que se sale, me encantan llenos de frutos!!! Me llevo una rebanada para el desayuno!!
    Besoss

    ResponderEliminar
  12. Que guapada...ya sabes como me gustan estos panes y por aquí ni que los quisiera cobrar no los encuentro....pero bueno no es el caso porque me habéis aficionado a hornear y ahora ya casi todo es caserito...Sabes que me gusta la forma cuadrada que les das...tendré que buscar un molde cuadrado....o al menos en la segunda foto lo parece.....y con mantequilla....ay madre que cosa tan rica y si si senadora en tu mesa delante de la ventana admirando este paisaje tan precioso....un planazo ...un abrazo muy muy fuerte.

    El jarabe de Malta me cuesta encontrarlo...se puede substituir por algún otro jarabe o.......

    ResponderEliminar
  13. Wow. Se ve fantástico gracias a todos esos tips que nos has compartido.
    Saludos de Santiago de Chile

    ResponderEliminar
  14. Seguro que aunque trabajoso merece la pena y si además de bailar a su aire consigue airear esos recuerdos que bailan en tu corazón de niña pues ya ni te cuento ¿no?
    Un poco rebuscado el juego de palabras pero es lo que me ha salido;-)
    Mil besicos sorianos, por cierto que una visitica por tu cocina y yo también cargo las pilas así que Gracias:))))

    ResponderEliminar
  15. Mai, cada vez que te leo me entran ganas de cojer la KA y hornear y hornear pan, masas levadas....Y ese pan para el desayuno¡¡¡¡¡.

    Yo desayuno todos los días mi propio pan, tostadito, y cada día uno distinto, un día de centeno y espelta con malta muy negro, otro de Harina granary integral....

    Pero este así humedecito y compacto está de quitar el hipo. Que pena que estés tan lejos, porque ahora mismo me iba para tu casa, que aun es lunes y de seguro que alguna rebanadita pillaba, para untarla con mantequilla y una deliciosa miel de brezo...

    Te dejo que me estoy poniendo yo sola, como me estoy poniendo.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  16. Me repito, como el ajo... Pero no puedo evitarlo. Mira que a veces paso por encima de tus posts, pero, al final, la curiosidad me corroe y lo tengo que leer desde el pirncipio hasta el fin. No puedes hacerme esto!!!!! Que no tengo tanto tiempo!!!!!
    Lo del motor del coche de tu abuelo es total... Ya no cuidamos als cosas así porque simplemente no le damos casi valor a todas las cosas que tenemos, por eso siempre estamos insatisfechos y queremos más...
    El pan... fantástico. Yo no creo que tenga "contras". Todo el pan lo considero un gran acierto. Menudo desayuno de domingo May!!!!! Y menudas tus comparaciones... jajajajajaj
    Un besoteeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  17. un desayuno perfecto, me encanto el pan, besitos desde londres

    ResponderEliminar
  18. Maite al leerte me he acordado que precisamente este domingo comentábamos mi hermana y yo que mi padre tenia un R-12 impoluto sin un ápice de polvo en su motor, vaya, pensaba que era el único que hacía esas cosas pero veo que no.
    El panaco rico, rico, habrá que probar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Y encima eres de "Four Road"? De Cuatro Caminos! Pero si eres madrileña!!! Ay, "madrileños por el mundo"... jejee!!

    Eres toda una filósofa y leerte engancha, querida, como engancha también las ganas de probar este pan que voy a hacer en breve!!! Tiene una pinta estupenda, y me imagino lo rico que va a oler mi cocina cuando se esté horneando!!

    Un besote!!!
    IDania

    ResponderEliminar
  20. Hola Marhya!
    jajaja! podrías remolonear antes pero nunca después de dar cuenta de una rebanada de este pan:-)
    Besos


    Hola Pilar!
    Sí, y necesitas salir de excursión con una bandeja de merengues y terminar llena de churretes después de terminar el día con un buen bocadillo de calamares :-)
    Besos


    Hola Noe!
    Así es! dinamita para tirar millas y millas:-)
    Besos


    Hola Eri!
    :-) desayuno de domingo, almuerzo de domingo y merienda de domingo... algo especial tiene que caer sino la mágia se rompe y entonces ya no tendrá tanta gracia esperar que llegue el siguiente. Este pan es de los que no podrías dejar pasar, aunque solo sea por experimentar con la masa y el muesli:-)
    Besos


    Hola Epa!
    Este pan con caminata es el tandem perfecto:-) muchas gracias!
    Besos


    Hola Teresa!
    muchas gracias. Y por cierto, mi abuela también se llamaba Teresa. Mi madre y yo Mª Teresas por ella:-)
    Besos


    Hola Núria!
    sí, el molde es de 20x26 y lo uso bastante para panes. Hace unas rebanadas más alargadas que son geniales para el desayuno:-)
    Besos


    Hola Fran!
    Muchas gracias y mucho gusto volver a verte por mi cocina:-)
    Besos


    Hola Raquel!
    Buenooo, claro que sí! de rebuscado nada, claro y limpio como estos recuerdos que a la que uno se hace mayor, nos visitan con más frecuencia:-)
    Besos


    Hola Virginia!
    Adoro las masas. No lo puedo evitar y me encanta que esa emoción traspase los cables de nuestras máquinas:-) pues entonces guarda esta receta cerca y pruebalo algún día de estos. Seguro que te gustará:-)
    Besos


    Hola Laura!
    pero sin indigestión así que repite todo cuánto quieras:-P Pero hija, a estas alturas no puedo cambiar. Mis entradas son tremendas lo sé pero el día que venga con tan solo un par de párrafos más de uno me regañará fijo.

    Lo siento guapa mía, estos tochos no tienen remedio,
    Besos


    Hola Pity!
    Cómo estás, guapa! Muchas gracias:-)
    Besos


    Hola Roser!

    en serio? jajajaja, de la misma escuela, verdad? qué recuerdos tan bonicos, verdad? :-)
    Besos


    Hola IDania!

    Síii, a ver si publico un sobre mí en el blog y cuento mi mezcolanza de tierras y de aires... pero en Cuatroca -cómo llamabamos a la glorieta cuando eramos canijos- han sido muchos muchos años:-) el olor a la pimienta de jamaica.. uhmmm... sutil y suave pero permanente.. una delicia:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Tengo que intentar hacerlo porque lo describes con un mimo que tiene que ser un pan muy especial de sabor, texturas.... y ese coche reluciente, ese bocata de calameres y las milojas, hace años que no las como. Que verdad es que a nosotros la coca cola no nos quitaba el sueño, ni tampoco nos dislocaba, que niños más felices hemos sido.
    Un beso y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  22. Ay que bien se ve.
    Sin mantequilla mejor :)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  23. Estas salidas domingueras me suenan....pero y tú no le dabas a la gamuza..?....para mi solo y con mantequilla,que delicia nena!
    Me gustó eso de,que "Baile a su ritmo"...a que se siente y todo..a el ritmo me refiero..jeje,lo de la coca-cola,me mató,es verdad que antes no excitaba,que le habrán puesto ahora MAi...?

    Besos domingueros;-))

    ResponderEliminar
  24. Qué hago yo a estas horas (13.02) leyendo esta receta de pan??? Qué haaaambre!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja! pues porque somos paneras y la hogaza nos tira más que un tonto un lápiz... realmente desconozco el efecto lápiz sobre la tontuna pero el masoquismo reconcentrado ante un pan a la hora de comer, sí. Mucho.. y es que otra cosa soy capaz de cerrar la ventana y decirme.. "luego vengo" pero ante un pan tengo una capacidad de tortura casi ilimitada:-)

      Un besazo moza!

      Eliminar