pastel de ruibarbo con frambuesas para cuando la desgana aprieta

Que el título no te traiga a engaños. No, no estoy desganada. Para que yo pierda el apetito tendría que hacer budú... muy al contrario y sobre todo, muy a mi pesar, soy de ese tipo de personas que los nervios, las penas y las miserias de la vida se le agarran a los michelines. Y no por arte de magia como más de una persona humana ha intentado convencerme "uy, es que cuando me da la depresión engordo" .. y un cuerno! engorda lo que uno se mete entre pecho y espalda mientras tortura a su cerebro en los estados depresivos, deprimentes y desmolarizados.. ups, perdón... quería decir desmoralizados, porque desde luego, engordar sin tener molares eso es de nota. Es más, si un terrícola consigue engordar sin tener muelas con las que demoler tanta barrita energética creo que bien se merece esos michelines. Y digo más. En mi opinión, uno además de la lorza se tiene el cielo requete gana'o...


Y es que a la que escribo me han venido al recuerdo esos abuelicos de antes. Desdenta'os con sus boinicas y esas risas que se les escapaban muy a su pesar porque les daba vergüencilla que se les vieran las encías despobladas.. o no, porque también los había que se la traían al fresco y se reían hasta el punto de rotura abdominal mostrando un único ejemplar sin reparo alguno... y a qué venía esto? ni idea, se me ha olvidado. Se me fue el hilo pero te juro que tenía un plan par unir el ansia por la comida, con las dentaduras de los abuelos y este pastel...


Desde luego, cada día ando peor, así te lo digo. Va! da igual, yo quería hacerte pensar en esos abuelines de antaño, cuando no había tantos dentistas y los que había eran carisísimos y había que viajar para ir a sus consultas.... esos que perdían los dientes pero no el apetito y cuando veían un pastel, rico y dulce y sobre todo, blandito, se tiraban como posesos al majar y a la que te guiñaban un ojo te decían : "ja, y a mí no me van a doler los dientes como a ti"...


Y es que en aquella época cuando los niños comíamos dulces, se nos asustaba con eso de que o te van a doler o se te van a caer. Ahora te dicen eso de "niño, cuidadín que me vas a costar dos coronas, un puente y 5 empastes.. y ya no me quedan riñones que vender" ... ves? esa es otra. Lo de costar un riñón, todo un clásico pero en mi vida he conocido a nadie que se sacara unos cuartos vendiendo riñones propios.  Yo, a los que he conocido sin alguno, es porque la medicina se lo expropió sin más remedio pero ni de lejos he conocido a alguien que me pudiera aclarar el aspecto económico del dicho... desde luego, para mí lo que cuesta un riñón sigue siendo a día de hoy, un misterio sin resolver...


Ya, lo sé: ni nervios que engordan, ni viejetes sin piños ni vendedores de riñones.. Hoy desde luego he bordado el arte de chaspar a lo tonto, de llenar una entrada sin chicha que cortar. Pero para, no corras que si quieres hincar el diente a algo te traigo un pastel de ruibarbo. Y acompaña'o como tiene que ser porque lo suyo es hacerlo con algún fruto rojo y puesto que comparte temporada con las fresas pues con fresas... Ah, que no, que lo he hecho con frambuesas... qué quieres! me costó dios y ayuda hacerme con un kilo de fresas. El sábado no quedaba nada en todo Leoben y el kilo que me agencié cayó en la mermelada... así que para gastar el resto de pecas que tenía las apañé con unas frambuesas congeladas que frescas hasta el verano ni una...


Ea, pues no se hable más. Aquí te dejo este pastel que entra de maravilla -y sale no te digo como- porque el ruibarbo es la bomba de diurético, tiene muchísima fibra y sale como entró, como un bendito. Este tipo de masa costra, la cambié por esta hace no muchos meses. La encontré aquí, la probé y me dejó loca. Eso sí, es con Buttermilch y no te molestes en cortar la leche con limón que no funcionará. El truco de la Buttermilch está en las bacterias y ácidos que tiene tras el proceso de fermentación. Si no la puedes comprar, haz esta masa con yogur que es casi lo mismo, solo que el yogur se fermenta con leche y la Buttermilch con suero de mantequilla. Pero los bichitos sanadores de cuerpos y almas varias, esas bacterias, las comparten casi al igual...

Ingredientes para la masa:
  • 110-115gr. de mantequilla fría cortada en trocitos
  • una pizca de sal
  • 1-2 cucharadas de azúcar
  • 1y 1/4 tazas de harina 
  • 1 cucharadita rasa de polvos de hornear (ha sido por error pero vaya acierto)
  • 1/2 taza de suero de mantequilla (Buttermilch)
  • un poco más de suero y de azúcar para pincelar y espolvorear

Ingredientes para el relleno (sobró, todo hay que decirlo):
  • 4-5 pecas de ruibarbo dependiendo del tamaño
  • 400gr. de frambuesas 
  • 1/2 taza de zumo de naranja
  • 2 cucharadas de fécula de maíz (Maicena)
  • 2 cucharadas de harina de mandioca (yuca)
  • 1 taza de azúcar (los golosos tendrán que echar un poco más)
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • un pellizco de canela molida o un trocito en rama
Preparación:
Corta las pencas y las fresas en trocitos. Las pones en una cazuela junto con el azúcar y las especias y las cueces un cuarto de hora. Disuelve en media taza de zumo la maicena con la harina de mandioca (es para que los jugos de la fruta no nos mojen el pastel.Así tendrás un relleno firme y jugoso). Lo añades a las fruta poco a poco hasta que espese. Baja el fuego al mínimo y deja que cueza un par de minutejos sin dejar de removerlo. Deja que temple.

Enciende el horno a 180ºC. La masa, lo más fácil que hay: he puesto todos los ingredientes juntos en un bol -sin miramientos-, los amasé ligeramente. No lo amases demasiado para que no pierda ese toque rústico. Forra un molde previamente engrasado con la masa. Lo rellenas y cierras el pastel con una capa de masa por encima. Haz un agujero en el centro para que respire el relleno. Pincela la superficie con un poco de Buttermilch y esparce azúcar por encima... y al horno. Deja que temple antes de comerla... si puedes.


Y qué, ¿no lo vas a preguntar? A qué viene el título de hoy? pues no lo ves! este pastel es ideal para cocinillas desgana'os que no tienen ganas de andar trasteando mucho ni teniendo que dejar masas a reposar ni otros niños tuertos... este pastel, sale tan rico y tan a lo tonto que quita la tontuna desde el primer mordisco,


Besos

Un mes después: el mismo pastel relleno de albaricoques con lima y jengibre

Te traigo un nuevo relleno. Lo he hecho con los primeros albaricoques de la temporada. Aún no son de la tierra, vienen del sur, de Italia pero este ha sido un pequeño adelanto para ir haciendo boca. Es un relleno ácido que es posible que así solo no logre convencer a todo el mundo. Los golosos creo que deberían acompañarlo con helado de vainilla... pero si te gustan los postres de fruta a lo salvaje, este es tu pastel...



  • Medio kilo de albaricoques
  • 1 lima
  • 1 ó 2 cucharadas de jengibre recién rallado
  • 6 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de azúcar avainillada



33 comentarios

  1. Algún día de estos llegará el ruibarbo a España, lo espero con verdadera ansia, cada vez que veo delicias como esta tuya de hoy, además con ese color tan precioso. Mira que nos gusta exportar cosas chungas de toda Europa, incluidas las políticas económicas, y con el ruibarbo no hay manera, quién sabe por qué.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Ja,ja,ja,ja,ja pero que bien me lo paso leyéndote, y que habilidad tienes para pasar de un tema a otro siguiendo un finísimo hilo!!!!!!!!!!!
    Y tienes razón, quien engorda es porque se lo mete, nada de echarle la culpa a la depresión u otras historias.
    Que buenísimo está el ruibarbo con frutas rojas, así que este pastel ya te digo que está para chuparse los dedos.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Me parto contigo!! Me da pena que llegue el final, podría estar leyéndote toda la vida!! Como digo yo lo mejor para no engordar es mantener la boca cerrada, jajaa, si no, no hay manera!!
    Este pastel ya me sonaba bien cuando me lo comentaste, pero viéndolo se me hace la boca agua!! Tengo una pena de no haberlo cogido el día que lo vi en el super, pero te aseguro que no me pasa más!! Me encanta el aspecto de esa masa, debe estar de muerte!! Guardo la receta para cuando lo consiga que esto quita cualquier depre!!
    Besoss preciosa!!!

    ResponderEliminar
  4. No me imagino como debe saber el ruibarbo, nunca lo he probado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me matas de risa, tu mente va rápido rápido, me encantaría conocerte y tomar un cafelín contigo, eres la monda!!!
    El pastel que traes me ha parecido delicioso y con ruibarbo o con cualquier fruto rojo debe ser una delicia, ya se ve, magnífico!!!
    Un placer visitar tu cocina!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Marhya!
    por aquí se dice que España es un nuevo territorio de la Colonizamerkel... un chiste pésimo para una realidad asquerosa... y si por lo menos, como dices, llegara el ruibarbo! me cachis!
    Besos


    Hola Carmen!
    :-D
    Así es, quién no zampa bollos no engorda, las cosas como son... yo sé de una -menos mal que no sabe español- que me decía que no quería beber en las comidas porque la engordaba y está requetehermosa de siempre -las fotos mienten poco- y come como una lima pero siempre a escondidas. En los restaurantes se pide ensalada y luego se zampa la mitad de nuestros platos y no se zampa el plato del señor de la mesa de enfrente de puro milagro!

    Hay que ser mas honesto con nuestras propias chichas que ni eso ni engorda ni adelgaza pero nos da otro aire:-P
    Besos


    Hola Teresa!
    Claro que sí, porque en boca cerrada no entran moscas y las moscas, mucho me temo, engordan una barbaridad:-D
    Besos


    Hola Jose Manuel!
    No sabría muy bien como describirlo porque no se parece a nada que hubiera probado antes... solo es más dificil de comer ya que es algo amargo y de sabor un poco aspero pero con las frutas rojas queda estupendísimo,
    Besos


    Hola Mary!
    Y yo disfruto de ese cafetico contigo como una loca:-) me encanta!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Genial escribiendo y cocinando.
    Nunca he provado una delicia así! pero seguro que me encantaria.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Cada vez veo más el ruibarbo en recetas y jamás me he animado a probarlo, y ni siquiera lo he visto en las fruterías (seguro que porque no tenía ni idea de su existencia) pero me pica mucho la curiosidad y el sabor que da, buena receta para empezar a descubrir este ingrediente

    ResponderEliminar
  9. Maitetxu, hoy, en la hora del patio comía mi insípida manzana y pensaba en tí. Pensaba en las manzanas austríacas que me comentaste, yo quiero de esas manzanas, llenas de sabor, vida, agua y alegría y además también quiero de ese ruibarbo que adoro y aquí hay que pedirlo en la frute como artículo de lujo. Nada, cada cosa en su sitio, el ruibarbo aquí no. Lo de las gorduras, pues yo como tú, los nervios me crean ansiedad y la ansiedad unas ganas de comer (que no hambre) voraces, así que, imagíname ahora en medio de esta crisis oposicional, me he puesto como un chón!!! horrorosa, para contribuir a mi crisis y desestabilidad emocional y oposicional, qué le vamos hacer. Pero yo ya sé cómo lo arreglaría, con un pedazo de tu tarta, dios, cómo me gustan tus tartas de frutas, loquita me tienes.....un besazo y me vuelvo a la educación plastica en la etapa de primaria, vaya puerro!!!!

    ResponderEliminar
  10. Y yo me quedo con las ganas de probar el ruibarbo porque ese no aparece ni vivo ni muerto por estos lares. No veas lo largos que se me ponen los dientes viendo tu pastel. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Gemma!
    Mil gracias :-D me llega a lo más profundo del pastel y estoy segura que te chiflaría,
    Besos


    Hola Claris!
    En España es complicado. No lo hay y cuando se encuentra es artículo de lujo y es absurdo porque la cultura del ruibarbo es muy de jardín, apenas se vende. Ya he comentado hace un par de entradas o tres que vivo sin chorizo nipuntas de jamón pero a cambio he descubirto muchos nuevos sabores. El ruibarbo, uno de ellos,
    Besos


    Mi querida libélula!
    Estoy segura que este pastel te habría encantado. Una explosión agridulce entre los ácidos de las frutas y la dulzura del azúcar. Quedó ligeramente ácido ideal para acompañar con un poco de nata o helado de vainilla. Solo los amantes de la fruta, de ese royo ácido que hace salivar antes de comer y se enquista en la memoria durante días pidiendo otro pedazo... como las manzanas:-) pero así es, cada sabor en su sitio, si hubieramos sido más exigentes con nuestras frutas autóctonas no se habría instaurado la fruta de largo alcance, calibres enormes sosos e insípidos. Hay que comer lo que se tiene al lado y cuando toca... en fin, con este rollo nos repetimos mucho, verdad, ya lo hemos hablado muchas veces... que bobos hemos sido:-(

    Uhm.... jajajaja! intento ponerme sería y no puedo y es que lo cuentas con esa chispa a lo crisis oposional que me río de como lo cuentas. Ya me angustían tus oposiones que ando siempre con la cosilla.. ainsss con intxaurtsu! tendrá tiempo de levantar el culete de la silla? ... ya veo que no. Aupa! ya queda menos,
    Besos


    Hola Pilar!
    no estoy segura de si me lo estoy inventando, pero vives en el norte? de ser así podrías plantarlo en el huerto. Si te interesa intento buscar unas semillas aunque lo normal es plantar unos .. ups, ni idea en español... unos esos, que son más complicados sino imposibles de mandar por correo pero si quieres busco las semillas,
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Creo que hay que comer de todo, incluyendo esos caprichitos que tanto nos gustan; pero claro, todo en su medida! Aunque también es cierto que cada cuerpo es un mundo, hay que gente que come como una lima y ni un kg de más y otras no tenemos tanta suerte! :-)
    Nunca he probado el ruibarbo, he oído maravillas de él. A ver si tengo oportunidad de probarlo.

    ResponderEliminar
  13. ¡Madre del amor hermoso... QUÉ COSA MARAVILLOSA VEN MIS OJOS, qué color, qué extraordinarias texturas y sabores... se me hace la boca agua!. A mi me encanta el ruibarbo, hace muchos años en un restaurante vegetariano al que iba de cuando en cuando (del otro lado del charco), comía un postre delicioso hecho a base de ruibarbo y una crema que parecía una natilla hecha con leche condensada que ni era natilla ni llevaba leche condensada pero que era una delicia y nunca pude saber cómo se hacía... en fin, que me ha encantado. ¡Ah!, si a lo que iba, que desmolarizada me quedé yo cuando vi la cuenta la última vez que fui al dentista a restaurar un molar quebrado... Un besote.

    ResponderEliminar
  14. Me has matado¡¡¡ Ruhibarbo y fresa¡¡¡ Dos de mis ingredientes preferidos para los pies y crumbles y ..... Es que yo soy muy "acida", me encanta todo lo acido y este pastel tiene una pinta deliciosa, un colorido que acompaña.....Y eso que el ruhibarbo aquí está tambien dificil de encontrar.

    Aunque me has recordado que tengo unas bolsitas de ruhibarbo congelado que preparé para estas ocasiones....

    Además con tu entrada, ya he aprendido que hacer buttermilk en casa no sirve de nada. Y mira que me lo imaginaba..... Pero es que aquí, ya sabes, no se encuentra. En el fondo a pesar de la dichosa globalizacion, acabamos siendo bastante provincianos.

    En fin que me he reido mucho con tus "aguelicos" y sus dentaduras y con esos michelines y lorzas que aparecen así sin mas ni mas. Me has puesto una sonrisa de oreja a oreja, en un día cargadito de stress y tensiones. Mil gracias, este momento es para mi.

    Mira que me enrollo cuando se trata de tus comentarios, yo solita, como una persiana.

    Te dejo vuelvo a la cruda realidad

    Bss guapisima.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  15. Qué arte tienes para hacerme reír... jejejejeje. Es que leía y me venía a la cabeza la imagen de esos viejillos cachondos con 1 diente y me da una risa que para qué... Pero, es verdad, anda que no le gustan los dulcitos. Si pillan el tuyo no te dejan ni el tarro del buttermilch. Ya te digo!.
    Por cierto... qué rico. Yo jamás (y digo bien, jamás) he visto el ruibarbo de cerca. Y me están poniendo ustedes los dientes largos, largos con tanto ruibarbo.
    Besitosssssssssssss y besotessssssssssss

    ResponderEliminar
  16. Mi querida, por el tema de engordar ya no gasto saliva en ello que bastante la necesito para masticar. No hay caso , las dietas no me gustan , y la fuerza de voluntad la tengo guardada para otros menesteres en esta época.
    Esta tarta me la vas a a tener que regalar en alguna visita que te haga, no tenemos ni ruibarbo ni buttermilk , o sea que solo me queda mirar fijo la pantalla e imaginármela... Contigo al lado ;-p
    Cariños

    ResponderEliminar
  17. Jooo, ruibarbo con frabuesaaaaas! Ains, ojalá pudiera encontrar ruibarbo :'(. Me ha recordado a un pastel que hornean en una pastelería cerca de casa de mi abuelastra en Suiza, me saltan las lágrimas...
    Tiene que estar de muerte. Y encima con frambuesas. Que aquí cuestan dos riñones! Injusticias de la vida...

    Yo de pequeña comía pocos dulces y me lavaba siempre bien los dientes pero tenía caries todo el rato, porque las heredé de mi padre. Tiene narices que las caries se hereden también...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. sabes que nunca he comido ruibarbo? y mira que he visto recetas, pero no consigo animarme. La mezcla con las frambuesas me encantan!!!! muchos besitos guapi

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado el post jejeje, la pinta del pastel es magnifcia y seguro me gusta aunque nunca he probado el ruibarbo besitos

    ResponderEliminar
  20. Que color más intenso y atractivo tiene el ruibarbo, además con el añadido de las franbuesas, una auténtica delicia... Disfrútalo. Besoss.

    ResponderEliminar
  21. Bueniiisima!!!! May, eres de lo que no hay, tienes una mano para escribir que ya la quisiera yo para mi :) incluso yendo y viniendo de las lorzas a los abuelitos desdentados, pasando por las fresas y llegando al ruibarbo eras la mejor!!!!
    me encanta visitarte, lo hago poco...y me da rabia, pierdo el tiempo y me dejo lo que de veras me gusta :(
    La tarta tentadora, sobretodo después de saber que entra tan bien como sale..y es verdad, el butermilch casero no sale, al menos a mi :(
    saludos y muchos besos!!!!

    ResponderEliminar
  22. Como me gusta eso que chorrea, dentro de la tarta esa, que bueno.

    ResponderEliminar
  23. Hola Yolanda!
    sí señor, de todo lo más natural y menos procesado posible. Y ejercicio que por ahí es donde se nos van los michelines:-D
    Besos


    Hola Iratxe!
    Siiiiii, el ruibarbo solo lo hay ahora. Es poco tiempo así que cuando llega lo hace como mucha alegría. Y hay que aprovecharlo:-) la cuenta del dentista!!! ni me hables!!! qué horror! a uno le entran ganas de quedarse desdentado y asunto zanjado:-P
    Besos


    Virginia!
    No sabes lo que disfruto cuando te enrollas. No es la primera vez que lo haces en mi rellano y es algo que me chifla. Replicas y requetereplicas a la que saboreamos la vida:-)
    Besos


    Hola Laura!
    jajajaja! ay los pobres! qué cuando contaban chistes no había quién los entendiera y por supuesto, siempre había que hablar con ellos de lejos o, en su defecto, con paraguas:-D Ay madre!
    BEsos


    Hola Erika!
    Totalmente de acuerdo. Ni me molesto. Me atiborro a todo lo que me apetece, doy un par de pedaleadas y dejo mi conciencia la mar de relajada:-) y tengo la suerte que si no me hago fotos, te juro que yo me veo estupendísima.. Ainsss con as fotos qué asquerosas que son que o cuentan todo!!!

    Ya sabes que este pastel va a la lista de los deseos en espera de una oportunidad para recibirte con él y otros muchos más... crees que cuando llegue el día podremos comer como gorilas y hablar como cotorras?
    Besos


    Hola Akane!
    Sí??? qué rico verdad? oye, pues lo de las caries, que parece que no se hereda -solo es genético la falta de una encima en la saliva que es la que se encarga de combatir esas bacterias-. Me dijo el dentista que se contagia con besos y otros cruces de babas que tenemos por costumbre de intercambiar en las familias, por eso creían que era hereditario porque siempre había antecedentes:-) pero chica, que le vamos a hacer:-P
    Besos


    Hola Judith!
    Yo tampoco lo había probado antes de venir aquí. El primer año tenías que vernos buscando recetas por internet para probarlo porque Günter no tiene ni idea de cocina y el ruibarbo solo se cocina en las casas no es habitual verlo por la calle .. ya me entiendes, muy caserito él! ahora ya tengo un buen repertorio y esta desde luego es mi preferida:-)
    Besos


    Hola Noe!
    Muchas gracias guapísima!
    Besos


    Hola Joaquina!
    Qué gusto! cómo estás?!
    El color es más cosa de la frambuesa pero el aroma.. uhmmm, todo suyo, la bomba!
    Besos


    Hola Juana!
    Eso es! eso es lo que me desanima muchas veces.. me pierdo en picar aquí y allí y me voy olvidando de lo que me nutre, lo qeue me inspira y de lo que me hace reamente disfrutar dando y recibiendo: risas, recetas, historias, bobadas muchas veces pero cuánto nos llenan... eso es lo que tenemos que recordar cuando veamos que el timón va a su bola:-P Bienvenida y requetencantada!
    Besos


    Hola Olga!
    cómo estás?! Uhmmmm... siiiiii! esos churretes de fruta cremosa.. glorioso:-P
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Aquí no hay ruibarbo y mira que no me canso de buscalo en todas partes! yo quiero un trocito de ese pastel tan rico!! besos

    ResponderEliminar
  25. Ahora si que si te digo algo... lo primero, esto del ruibarbo me suena pelín a chino, que no la masa de costra tuya que me encanta. Aquí ya sabes que este tallo rojo nada de nada, ahora, el día que pille un poco que se traspapeló en un camión de reparto lo agarro y no lo suelto, que le tengo ganas aunque solo sea para saber a qué huele. El pastel tiene una pinta bárbara y tu historia, me parto... eres la mejor para saltar de una cosa a otra sin despeinarte!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  26. Bueno bueno ¡¡¡ como esta la flor de Leoben??? ya leo que sin naica que echarte a la boquita, jajaja. ¿ quieres un paquettico de supervivencia ??? acabo de enviar uno a Philipinas, así que habla .....
    Ruibarbo ¿ que quieres que te diga ?? voy a una tienda de tabernas a por un kilo de arroz y ¿ que veo ?? pregunto esto que es?? acelgas rojas que me han salido en el huerto, jaaa, me las llevo, mire se las regalo porque no las quiere nadie. ¡¡ Ruibarbo ¡¡¡que cosas. Este año he ido a por mas y me dice que su marido limpio bien la tierra para que no le vuelvan salir ^^ :(((
    Me hubiera encantado probar tu tarta, con y sin salsa. e todas formas guardare la receta por si a esta señora le vuelve a brotar las acelgas colorás.
    Verdaderamente me descubro ante ti por este pedazo de pastel.
    Mai la satisfacción también engorda, te lo digo yo.
    Bsss almerieneses para 3 vieneses.

    ResponderEliminar
  27. Es que Erika me has quitado las palabras de la boca...ya hace tiempo que me pasaron las manías...al que no le guste que no mire...y eso eso la fuerza de voluntad te aseguro que también me la guardo pa cosas mas importantes...
    Niña que esta tarta yo también la quiero probar...ruibarbo yo aquí ni verlo y buttermilk si pero lo traen de Alemania.....me fascina el color del relleno es brutal...como tu ...besitos

    ResponderEliminar
  28. Ruibarbo?? que atrasados estamos. Yo por aquí no lo he visto nunca. No tengo ni idea de a qué sabe ni si es dulce o salado. De todas maneras solo viendo las fotos ya he disfrutado.
    Besitos
    rosa

    ResponderEliminar
  29. Nos has puesto los dientes largos a todos. Jajaja, he visto unas cuantas recetas con ruibarbo pero, efectivamente, yo también soy de las que nunca lo he visto. El otro día trasteando por tiendas online lo encontré en almíbar. Bien bueno tiene que estar tu pastel. Un abrazo. Esperanza.

    ResponderEliminar
  30. Divertidísima Mai: Estoy de acuerdo contigo en todo, creo que por más que la industria de "los gordos" sea una industria millonaria y por tanto, tenga esa enorme legión de documentación ocupada en dietas, métodos y milagros, al final, no hay nada nuevo, es una cuenta matemática: lo que entra menos lo que quemas, va al cuerpo y no hay más, por suerte o por desgracia.
    Respecto al riñón, me has hecho recordar algo tremendo que me contaba un médico paquistaní y es un fenómeno que se daba con mucha frecuencia en Paquistán, y es que los padres, para poder pagar la dote de la hija, vendían un riñón y esto estaba enfermando a la población gravemente. Este médico, el Dr. Mas, que asi se llama, llevaba a cabo su propia cruzada en contra de la dote, y pedía con vehemencia que se suprimiera tal costumbre, porque la gente es pobre y se veía abocada a vender un riñón para poder casar a las hijas. Una barbaridad ¿verdad? Cuántas atrocidades impone a veces la cultura, la religión o simplemente los intereses creados en torno a ellas.
    Un beso corazón.

    ResponderEliminar
  31. Hola Marisa!
    Difícil está la cosa porque mira lo que dice Lola desde Almería. Se lo regalaron porque nadie lo queria y el buen señor lo arrancó bien arranca'o para que no volviera a salir. Una pena,
    BEsos


    Hola Charrita!
    Normal que te suene a chino, de hecho creo que es originario de por allí. La "costra" nostra nos tiene completamente abducidas compañera y cualquier relleno nos entra sin dificultades la verdad sea dicha pero me temo que ni recurriendo a la mafia ibas a pillar tú unas pencas de ruibarbo... nada, ólvidate pero la masa no, quédate con ella que te encantará. Si no pillas tampoco buttermilch prueba con yogur. Va a funcionar igualmente requetenbien:-)
    Besos


    Hola Lola!
    mira! yo me parto con las cosas que pasan!!!! me parto! aunque la conexión Tabernas-Ruibarbo me la puedo imaginar. Anda que no hay alemanes allí investigando el cultivo biológico. En los 80 cuando el 99,9% de los españoles no teníamos ni idea de lo que era una huerta biológica allá estaban ellos plantando tomates y entre mata y mata ajos y cebollas para alejar a los bichos... así que me temo que más de uno experimiento con el ruibarbo y luego vete tú a saber que vientos llevaron las semillas a la huerta del paisano...

    Pero en un par de años vuelve a pregunarle que fijo que tiene de nuevo:-P

    PD: deja deja, que ya me conozco yo tus paquetes de supervivencia, que para mandarlo hace falta avisar a los marines que los de correos no tienen camionetas para tanta vitualla:-)

    Besos


    Hola Núria!
    Cómo tiene que ser! claro que sí:-) y te digo yo también como a Eri: me lo tomo como una promesa que esa tarta con ese relleno nos la vamos a agenciar en tertulia y charla que charla:-)
    Besos


    Hola Esperanza!
    Y no creo que se lo mismo. Pasa como con los melocotones que cambia mucho el sabor de frescos a en almibar... sí, tema complicado el del ruibarbo. Pero dejo la receta por si algún día a los de importación/exportación les da por traficar con las pencas:-)
    Besos


    Hola Viena!
    Yo la verdad es que soy antidietas, para mí solo hay una y es la que nos han dicho toda la vida: comer de todo, con moderación y ejercicio. Lo demás, nunca más. Terminamos mal de la cabeza con tanta panacea y además, si no nos gustamos da igual lo que hagamos que no nos vamos a gustar más.. pero esta es otra historia, verdad?

    Uf, sí sé de esas tragedias, claro que sí. Y más tremendas aún para conseguir órganos infantiles, etc. Y lo peor es que son organos que se demandan desde clínicas y hospitales de mucha reputación con tarifas millonarias... y no se les impide, trafican con órganos con total impunidad.. pero de nuevo, creo que esta es otra historia. Yo he pretendido ser mucho más ligera y familiar. Solo me he referido a esos dichos tan entrañables que en cada casa se usaban y en la mía, lo de "hijo, me sales por un riñón" era muy usado. Y lo recuerdo con cariño, no pretendía más. Ni loca frivolizaría con este tema,
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Nena vaya pinta con el rellenito de ruibarbo desparramandose y ese color que tiene tan brutal de intenso0o. mmmmMMMM vicio delicioso!!! la verdad solo lo he probado un par de veces, y me gusta bastante a ver si es verdad que empieza a comercializarse aquí... Y encima diuretico0o jo0o!!!
    Bueno por lo que veo tu eres de las mías hija...La comida me relaja y a la mínima que me agobio zas!!!
    Un besazo0o guapisima

    ResponderEliminar
  33. Qué bueno, hmmm...

    Sí, yo también soy de las que se pone a comer pa' calmar la ansiedad... y no me da por comer rabanitos y zanahorias precisamente :(

    ResponderEliminar

Blogging tips