Peach cobbler catatónico de Amerika

catatonia.
(Del al. Katatonie, y este del gr. κατάτονος, descendente).
1. f. Psicol. Síndrome esquizofrénico, con rigidez muscular y estupor mental, algunas veces acompañado de una gran excitación.

Pues así un poco, ando yo, catatónica perdida. En cuanto al mundo culinario, no te me vayas a hacer un lío porque  mal está que yo lo diga pero de esquizo tengo poco... de frenética me paso ocho pueblos, sí que es verdad, pero te aseguro que nada más....

Bien es cierto que mi vitalidad, mi culete inquieto, entra en estado catatónico en el mismo momento en el que piso mi cocina. Y ya es mala cosa porque es donde hacemos la vida, así que imagina que cuadro. Yo, sentada en mi rincón, mirando el gran fajo de recetas nuevas que tengo, mirando las montañas de fruta esperando su compota, el frigorífico a reventar y la huerta pidiendo a gritos "pódame, córtame, arráncame" .. y yo, estupefacta perdi'a, en estado casi de shock, de rigidez muscular de esa que te impide encender el fogón, poner a cocer unas espinacas o cortar unos melocotones... y por qué? ni idea. Esto tiene que ser cosa la esquizo que me colapsa mi psiquis y me impide tomar decisiones profundas, de esas de que cocino para subir al blog...

Porque nada de líos, en esta casa comer, lo que se dice comer, comemos a diario y varias veces. Para preparar cosas de un periquete no me falla el pulso.  Por eso te digo que esto es un poco de psiquis.. esto es lo que vulgarmente se llama "carne de psiquiatra"...

- Doctor, estoy fatal. No puedo acercarme al perol.
- Y esto, ¿le ocurre siempre?
- No, solo cuando tengo que encender la cámara.
- ¿frigorífica?
- No, de fotos.
- Y ¿por qué necesita cocinar con la cámara a cuestas?
- Para poder enseñar lo que como a los otros.
- ¿quiénes son los "otros"?
- Los que miran...

Y hasta aquí hemos llegado. En este punto es el psiquiatra quién se frota las manos y le entra la gran excitación de pensar que tiene carnaza de diván para mucho pero que mucho tiempo... quita quita. Yo ahora con tu permiso, me voy, a cocinar algo de una puñetera vez... sí, llevo dos entradas soltando ordinarieces. Es posible que esté mutando y volviéndome una mal hablada o puede que con las cosas de la confianza me esté soltando la melena... ea, que me voy! a ver que te hago, que aún no lo tengo claro pero por mis naricillas que hoy publico...



Ok, le ha tocado la china a Amerika, de Jamie Oxx, que así es como firma el libro. Tengo en el horno unos Peach cobbler, unos melocotones gratinados con una especie de scones por encima. Huele a gloria! cuando salgan del horno, les hago las foticos y publico la receta...

hasta ahora!



Pues delicioso! el Oli le ha dado un toque bien reguapo con la lima y el jengibre. Rico de verdad... perdona el entusiasmo pero es que aún me estoy relamiendo... me parece increíble que sea capaz de llegar a estos límites: estoy retransmitiendo mi glotonería!!! esto es lo último que me quedaba por hacer... retransmitirlo, por supuesto, porque comerlo... cachis, sobre este particular ni puedo, ni prometo...



Otro puntazo, es en la masa de arriba. Es una masa medio de galleta medio de scones. Él la hace con piñones pero no ha podido ser. Creía que tenía pero no. Le he puesto sésamo molido, lo que le ha dado un color dorado precioso y un sabor de otro mundo... o casi...



Ingredientes:

  • 8 melocotones grandes (los míos chiquitajos, así que le he puesto 12)
  • 1 vaina de vainilla o una cucharadita de vainilla molida
  • el zumo y la ralladura de una lima
  • un trozo de jengibre rallado (a gustos. Oliver recomiendo de unos 2,5cm. de largo)
  • el zumo y la ralladura de una naranja (yo solo la ralladura, lo quería con menos líquido)
  • 40gr. de azúcar moreno si lo acompañas con helado de vainilla. Si va solo o con nata sin endulzar, añade una cucharada más, es decir, unos 15gr. más)
Para la masa:
  • 40gr. de piñones molidos (yo usé la misma cantidad de sésamo molido)
  • 100gr. de harina mezclada con una cucharada de polvos de hornear
  • 50gr. de azúcar
  • una pizca de sal
  • 100gr. de mantequilla fría (uhmm... pon 80gr. que la masa me pidió más harina)
  • opcional: azúcar glas para servir. Acompañar de helado de vainilla, nata montada avainillada o crema doble.

Preparación:
Cortas la fruta en gajos. Añade las ralladuras, los zumos, la vainilla (si usas la vaina, separa la pulpa con ayuda del canto que no corta de un cuchillo), el jengibre y el azúcar. Lo mezclas bien y lo pones al fuego unos 10 minutos para que reduzca un poco el líquido. Si puedes, usa un recipiente o sartén que luego puedas meter en el horno, es más práctico.

Calienta el horno a 190ºC. Mezcla todos los ingredientes para la masa hasta que se hayan hecho como migas gruesas. Añade un par de cucharadas de agua fría para que la masa se quede compacta. Puedes hacer dos cosas:
  1. Extender la masa con un rodillo. Que quede grueso como de 2 ó 2,5cm. Cortas la masa con un cortagalletas.
  2. Hacer bolitas con la masa y aplastarla un poco con la palma de la mano.
Colocas la masa sobre la fruta y horneas unos 20 minutos hasta que veas que empieza a dorarse la masa. Como un par de minutos antes, pincela la masa con un poco del jugo. Así se quedará más dorado y vistoso. Sirve templado y con el acompañamiento que más te guste.


19 comentarios. ¿te animas?

  1. Pero qué salero que tienes....yo me quedo esperando to cobbler, que me encantan!!!! además ¿ya tienes melocotones? Aquí aún no hay, hasta que llegue el veranito ya se sabe...un besazo

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa! ya llegan los italianos, aquí no hay muchos. De todas formas, aún no ha entrado el melocotón de verdad, el de siempre, son nectarinas y estos que he usado hoy que son injertados... y es que estaban de oferta si comprabas dos kilos y cachis! me faltó tiempo:-P

    Ya estoy con las fotos. Ha salido riquísimo!
    Besos y hasta ahora

    ResponderEliminar
  3. Como me gustaría estar ahora en tu cocina, con una cuchara en una mano y un bol con helado de vainilla en la otra, esperando mi porción.
    Tengo que volver a preparar un cobbler, lo hice con moras y quedó rico, rico.
    Espérame que voyyyyyyyyyyy.....................

    ResponderEliminar
  4. Carmen! no tengo helado! pero tengo una nata montada -solo al 10% de grasa, ya sabes, para mantener las conciencias sin mancha- que le he puesto un poco de vainilla.. las cosas de la improvisación que luego vas a echar mano y no hay...

    Venga, corre que aún está calentito y bien rico, te lo aseguro por experiencia:-P me cachis!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Mai pero que tienen tus postres que me vuelven loca cada vez que los veo y me entran unas ganas locas de lanzarme a comprar melocotones y meterme yo sola en la cocina y cocinar hasta poder meter la cuchara en ese postre perfecto...Tiene todo lo que me gusta, fruta en el horno, una masa rica y mantequillosa y una crema o helado de acompañamiento.

    Por cierto hice tu pie de ruibarbo, pero con fresas, una autentica delicia y no se lo digas a nadie pero practicamente lo acabé yo solita.... Ay señor que disgusto para mi operacion bikini. Tu y solo tu fuiste la culpable y creo que me voy a volver a saltar la operacion bikini.

    Te dejo el enlace por si no lo has visto, para que me des tu opinión de experta en pie de ruibarbo, y asi me cuentas que te parece el resultado, porque desgraciadamente no hoy por hoy no podemos aun compartir mas alla de imagen y palabras por la red.

    http://sweetandsour-vir.blogspot.com.es/2012/06/pie-de-ruibarbo-y-fresas.html

    Bss

    Virginia "Sweet and sour"

    ResponderEliminar
  6. Ya estoy aquí de nuevo, espérame no os lo acabéis todooooo !!!!!!!!!!!!!!!! y que colorcito tan dorado te ha quedado en la masa, precioso ;-)
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. jajaja, me he imaginado a mi misma en el psiquiatra y me troncho ;-)
    el cobbler no sabía lo que era pero leyendo la receta y viéndole la pinta, desde ya te digo que me gusta, sin probarlo ni nada me muero por probarlo. Tiene que estar de miedo y además hay que aprovechar temporadas de la fruta, me gusta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Virginia! me lo había perdido del todo! mira, a veces no comento porque últimamente estoy un poco pez sin pecera y aunque no me da tiempo a leer las entradas la tentación de mirarlas me pierde.. luego me digo; ya volveré.. pero que no llego!

    Este me lo perdí del todo.. ni un vistacillo. Me pilló cuando nos fuimos a Alta Austria a casa de mi suegra que le jueves pasado hicimos puente y pillamos carretera y manta... el caso es que desde allí no me conecté nada.. entre tú y yo, mi suegra habla por los codos y las veces que intenté leer el gmail, ya la tenía encima contándome batallicas...

    Qué rabia me da! porque de haber llegado a tiempo me hubiera comido yo sola la mitad del pecado y así ahora podrías hacer hasta top-less...mil gracias por avisarme! me encanta!
    Besos


    Carmen! tengo una buena ración esperándote no temas. Cierto es ya solo queda tu porción y la de los chicos para el almuerzo.. qué rápido se esfuma lo bueno, requetecachis!
    Besos


    Marhya!
    jajajaja! ya te veo intentando explicar porque hacemos fotos a la comida antes de zamparla:-D sabes, yo tampoco lo sabía. Fui a google y entonces vi que es un clásico USA... pero él lo hace con ese toque de lima y jengibre que es pura lujuria:-)
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Ay Mai cuanto te añoro!! Estoy deseando que publiques porque me meo de la risa, mi hija me mira pensando que estoy loca mientras le sonrío a la pantalla, pero para mí es como si te estuviera viendo!! Estoy igual que tu, miro la nevera, la despensa, me digo cuantas cosas que se me van a echar a perder y estoy totalmente negada, hago poco que tenga ganas de fotografiar!! Tu conversación con el doctor pudiera ser la mía, jajaa!!!
    Cuanto me gustaría poder estar sentada a esa mesa y meter la cuchara mientras echamos una larga charla y al carajo la operación bikini, que hasta coraje le estoy cogiendo a la frase!!!
    Besotes mi reina!!

    ResponderEliminar
  10. Antes te he leído pero todavía lo tenias en el horno...y ahora veo el resultado...que puedo decirte? Que tiene que estar de muerte...sabes la imagen que me ha venido a la cabeza al ir leyendo la entrada...a todas sentadas en la mesa hablando y comiendo esta delicia...oye que cuando tenga melocotones lo quiero hacer...se ve de vicio...un besazo

    ResponderEliminar
  11. Bueno, bueno txikita, vaya lujo lo de tu cocina, oye, y ¿no se te ha ocurrido vender tus tartas y pasteles por el vecindario? Seguro que triúnfas con la mano que tienes... yo tengo un libro de crumbles y cobblers y aún no he hecho ninguno, pero esta vez me has picado demasiado....el domingo paso la pu....OPE y por fín, podré pegarme con los trastos de la cocina....porque este año no voy a poder ir a verte, con las ganas que tengo de darte un achuchón y probar to cobbler, bueno, y algunas cositas más. Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Hola Teresa!
    Ves? si es que para tener un blog culinario hay que estar muy cuerdo que sino se nos va la pinza muy mucho. Y es que no es tan fácil como parece. Vamos a rachas, verdad? pero mira, así ha funcionado. Ya había avisado en el blog así que por narices que había que darle al cliki y al flash:-P
    Besos


    Hola Núria!
    Ya ves si no ibamos a pasar una tarde a gusto! así te aseguro que catatonia cero.. al contrario, mucho chaspar, muchas risas y muchos choques de cuchara de fondo.. suena de película:-)
    Besos


    Ay Intxaurtsu! digo! insulta a la puñetera oposición que se lo merece!el domingo? ya estaré al tanto de mandarte muchas buenas vibraciones para allá. Y sí, anímate que son fáciles, rápidos y deliciosos.. y así me apunto la receta que después de este me he quedado con ganas de más:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  13. jajajjajajaja Pues sí, el psiquiatra debe estar frotándose las manos. ¡Una de manual!. ¡Una de manual!. jajajajajajaj
    Y es que a veces eso de la catatonia blogueril nos pasa a todas. Al menos a mí también me pasa y es verdad que te quedas como agarrotada. Ahora mismo estoy en una de esas situaciones... Manda narices.
    Me encanta ese postrecito que te has marcado. Es una estupenda merienda, bien rica, bien sabrosa...
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Pues me siento identificada contigo. Tengo que ir al psiquiatra?? Madre mía no me imaginaba esto cuando comenzaba con el blog.
    Al final tu estado catatónico ha dado paso a un estado sublime por las fotos que publicas. Menuda como debe estar ese plato. Ummmmmmm
    Besitos
    rosa

    ResponderEliminar
  15. Perdone, Sr.a editora de este blog... me puede pasar el tfno de su psiquiatra????

    A mí lo que me vuelve loca es el tiempo que pierdo en descargar, editar, colgar preparar el post... tardo más en ese que en cocinar. Que horror!!!

    Esa cazuela me encanta (contenido y continente) ;)

    Besinos

    ResponderEliminar
  16. Sr.a editora no..., Sra. editora! ;)

    ResponderEliminar
  17. pues vaya, has descrito mi ultimo mes en la cocina! eso, eso igualito... con la diferencia de que yo ultimamente hago vida en la oficina! en fin... que me he reido un rato con tus cosas y me he relamido contigo viendo esta recetuqui... por cierto, era tu pila de recetas o es la mía la que mirabas? porque entre una y otra seguro que podemos hacer una torre Eiffel!
    Un besoteeeeeee

    ResponderEliminar
  18. jajajaja! dí que sí! se iba a forrar montando un consultorio con nosotros, mira, hasta podría montar terapía en grupo:-D veo que tu también, por naricillas, has salido la mar de airosa, el hojaldrado lo he cotilleado de pasada, me falta colver para leer la entrada tranquila:-)
    Besos!

    Hola Paxarina!
    jajaja! mira, no me hables! me tienen frita los de blogger! tengo un montón de problemas y cada dos por tres no me deja o subir fotos, o comentar o la madre que lo trajo!

    La cazuela ha sido uno de mis chochos. Me hice hace unos meses con dos de ellas, de la marca pirex de hierro fundido por cuatro perras. Estoy como loca con ellas que valen para un roto y descosido:-P
    BEsos!jajajaja, sí, la teclilla que se nos va a veces:-D
    +Besos


    Hola Charrita!
    jajaja, me lo creo! y pro supuesto eso lo doy por hecho, que tú encerrada como siempre en la ofi, me cachis! el día que nos pongamos mano a mano con nuestras recetas vamos a reventar el horno! y lo que haga falta! :-D
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Mai, soy el "otro", jaaaaa. ira que estas....fantástica, eres un encanto.¡¡ como te quiero¡¡¡¿ tu catatonica?? ni de coña ¡¡¡¡ anda una de vaqueros de mi barrio, jjaaaaaa.
    Te has marcao una merendola que ya podías haber invitado a tu paisana. Egoísta, que te lo combes to.
    Me gustan estos scones , se ven, rico, ricos...bsss y mas bssss para Luca, un abrazote.
    bsss desde Almeria.

    ResponderEliminar