banana pudding cake con espuma de limón

Un momento dulce para abordar un par de amarguras. Antes de nada, decirte que cuando comencé esta iniciativa me prometí no entrar al detalle morboso y quedarme en una atmósfera más amable, tomar conciencia en positivo pensado en el bien común y no atacando la sensibilidad ajena con detalles trágicos, fotos cruentas o miserias cotidianas. Creí -y sigo creyendo- que centrarnos en pequeños hábitos que podemos y debemos modificar es un buen punto de partida para ir forjando nuestra pequeña revolución, la de una buena vida para todos, ni más ni menos, fomentar el equilibrio -o un atisbo de, que no es poco- tomando conciencia de lo que comemos y siempre en mente el esfuerzo humano y no las cifras...


Yo no creo en el veto al consumo. No creo que los problemas económicos de un sector o un país sean producidos por la competencia de otros. La deslealtad, bajo mi punto de vista, nace de la insolidaridad particular y de la ineptitud de los gobiernos, tema en el que no entro puesto que a buen entendedor sobran párrafos. Creo firmemente en el poder del consumidor. Si nos manipulan tanto, es porque nos hemos relajado al máximo. Estamos tan metidos en nuestros propios problemas que relativizamos el resto y preferimos no saber qué comemos porque si no nos moriríamos de hambre. Eso decimos pero de hambre te aseguro que no, tal vez de un cáncer prematuro causado por la cantidad de productos químicos y venenos que nos dejamos meter en el cuerpo pero ni de hambre ni de pena moriremos. Nosotros estamos a salvo...


Actualmente en el mundo existen más o menos 500 variedades de bananos. Los hay de color amarillo, verdoso, amarillo verdoso, amarillo rojizo y hasta rojo. Por supuesto, amarillo con pintas negras, como el plátano de Canarias que no es en sí una variedad sino una marca gestionada por la Asociación de Productores de Plátano de Canarias, ASPROCAN que es,  y cito textualmente "un ente colegiado de naturaleza privada para coordinar y armonizar las actuaciones de sus miembros con el fin de optimizar el resultado de sus actuaciones para el bien general del sector del Plátano" . Yo no entro en calidades ni categoría, ni si es mejor o peor ni animo a que se consuma o se deje de consumir. Yo no hago campaña al consumo sino de conciencia. Me duele enormemente que se me haya tachado de no pensar en lo mal que lo pasan los agricultores canarios porque el plátano latinoamericano les ha comido mercado. También se me ha llamado "ignorante" por usar el término banana, compleja explicación que no merece la pena contar, tan solo apuntillar que según la RAE, banana y plátano es lo mismo. Es el mismo fruto y no identifica variedades o procedencias. Es una simple cuestión lingüistica, nada más. Uso el término banana porque me parece más global, que aúna más -o eso creía- pero cómo imaginar que iba a levantar yagas...


No quiero parecer insensible a los problemas locales de Canarias o de cualquier otra región española. Entre otras cosas, porque no lo soy. Me he sumado y participado en otras acciones de productos "castigados" injustamente y además, creo que no debo defenderme al respecto, mis actos hablan por mí y quién me quiera criticar que acuda a ellos y no a la ciencia infusa. Simplemente, opino que la problemática del sector en Canarias no es comparable a la lucha que otros países tienen que lidiar con el hambre, la injusticia y la muerte pisando los talones. En Canarias que yo sepa no se obliga a trabajar a críos por una miseria, ni los capataces violan a las trabajadoras con total impunidad. Tampoco se paga un centavo de dolar por caja de banano a militares, paramilitares, guerrilleros o a la triple alianza para que acribillen a los sindicalistas -lideres y afiliados indistintamente- ni se deja salir de rositas a la Dolle, del Monte y Chiquita - esta última condenada a pagar una multa en USA que se han embolsado los norteamericanos y parece que no tienen intención de donarlo al fondo colombiano de reparación y restitución de tierras -. La única vía abierta a día de hoy, después de haber perdido la batalla legal, es una acción casi particular promovida por una serie de organismos privados y el parlamento europeo que exigen a las bananeras a pagar 3 centavos por caja exportada a Europa. Aún así , se teme que finalmente todo termine en papel mojado...


Creo que con lo dicho todos nos hacemos amplia idea de lo que estamos hablando. Así que, con tu permiso, zanjo el tema del plátano de Canarias porque creo que está en otra órbita. Albergué la idea de que se pudiera hablar del sector canario como un ejemplo a seguir, un referente esperanzador los cuales podrían entender mejor que nadie las calamidades de un sector que se ceba con los más desfavorecidos. Porque si la situación es mala en Latinoamércia, en África y Ásia es agónica. Violencia, crueldad, esclavitud... ea, que no, comprende que no es lo mismo. Así que lo siento, pero a partir de ahora no contesto ni un mail más ni un comentario más explicando que yo no ataco al de Canarias ni que promuevo dejar de consumirlo...

 Esta es una iniciativa libre que no compromete a nadie ni levanta el dedo contra nadie, salvo a los canallas de siempre que matan y maltratan a los que las pasan canutas. Yo sueño con un mundo con comodidades para todos, con niños que solo se preocupen por jugar e ir a la escuela. Por enfermos atendidos y que nadie más tenga que morir o parir en la cuneta de un camino. Yo creo que si logramos el cambio en nuestra conciencia y conseguimos aplicarlo a nuestra vida, la luz quedará encendida. Si al encender ésta, otras se me apagan, pues que le vamos a hacer, no voy a dejar de decir lo que pienso por temor a herir susceptibilidades  ajenas que, además, no vienen al caso...


Ingredientes para la base:

  • 200gr. de harina repostera
  • 50gr. de harina integral
  • 110gr. de mantequilla
  • 1 huevo
  • una cucharada de leche
  • 2 cucharadas de azúcar
  • ralladura de limón
  • un poco de vainilla


Ingredientes para la crema de plátano:

  • 500ml. de leche de coco
  • el zumo y la ralladura de un limón
  • 3 plátanos maduros
  • 2 yemas de huevo (si los huevos son pequeños usar 3)
  • 3 cucharadas de fécula de yuca (se puede usar maicena)
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • un poco de vainilla


Ingredientes para la espuma:

  • 2 claras de huevo (si los huevos son pequeños usar 3)
  • 4-5 cucharadas de azúcar glas
  • el zumo y la ralladura de un limón
  • 250ml. de nata montada


Preparación:
En un bol, mezclar el harina, el azúcar y la ralladura. Añadir la mantequilla cortada en dados menudos y desmenuzar con las manos hasta que toda la harina esté hecha "migas". Añadir el huevo, la cucharada de leche y la vainilla. Trabajar la masa hasta que esté completamente lisa y uniforme. Dejar que descanse en el frigorífico unos 30 minutos.

Precalienta el horno a 180ºC. Engrasa un molde de unos 22cm. y fórralo con masa. Hornea unos 20-30 minutos hasta que esté dorada la superficie. Para que no haga bolsas de aire, pon un poco de papel de hornear encima y cubre la base con unos garbanzos que evitaran las burbujas. Una vez horneado, lo retiras y verás que la corteza queda completamente lisa.


Mientras hacemos la base, nos ponemos con el pudding. Pon en un cazo la mitad de la leche de coco, el zumo de limón, la ralladura y el azúcar. Con la ayuda de unas varillas, mezcla la otra mitad de la leche de coco con las yemas y la fécula (de yuca o de maíz como mejor te venga). Añade la vainilla. Cuando lo que tenemos en el cazo rompa a hervir, vas añadiendo esta mezcla poco a poco sin dejar de remover en ningún momento. Cuando espese, deja que cueza un par de minutos para que se desarrolle por completo la crema siempre sin dejar de mover. Una vez separado del fuego, acelera el enfriamiento de la crema poniendo agua helada en el fregadero y sumergiendo el cazo siempre cuidando que no entre agua dentro. Continua removiendo para que la crema no haga grumos ni costra. Pásalo a otro recipiente, cúbrelo con film de plástico -que toque la crema para que no haga costra- y lo dejas enfriar en el frigorífico.

Para la espuma necesitarás de unas varillas eléctricas para conseguir el punto ideal ya que montar las claras es muy costoso a mano. Montas la nata y la reservas. En otro bol, montas las claras a punto de nieve con las varillas y una vez que están firmes, añades el zumo de limón poco a poco y siempre sin dejar de batir. Por último, añades la ralladura y el azúcar cucharada a cucharada. Con una espátula y con movimientos muy suaves, mezclamos esta espuma con la nata montada. Nunca removiendo en círculos, muy suaves siempre de arriba abajo para que no pierda el aire que le dará esa textura esponjosa. Resérvala en el frigorífico.


El montaje es sencillo. Cubres la base con el pudding y por encima la espuma. Si lo deseas puedes hacerlo con una manga pastelera pero soy de la opinión que cuanto menos se manipule la espuma mejor.


  1. consume local...compra más en fruterías y pequeños establecimientos evitando las grandes cadenas que están hundiendo los precios en origen.
  2. cuando tu bolsillo te lo permita, compra productos de precio justo... si no puedes siempre, ayuda de vez en cuando con pequeñas compras. 
  3. piensa que ciertos productos bio no son ni mejores ni peores para tu salud pero sí lo son para quienes los trabajan.
  4. si los gobiernos y organizaciones internacionales no miran por el bienestar de la personas, hazlo tú... no los condenes al olvido.
  5. deseo una vida más justa y más sana, como la mía... ojalá algún día, todo el mundo tenga lo que yo tengo.... ni más ni menos. 

28 comentarios. ¿te animas?

  1. Bueno , la verdad es que lo primero que quiero decirte es que esta tarta de banana (como lo llamamos acá) me parece una genialidad! La combinación con el limón me parece de lo más acertada. Y sí, nosotros le llamamos banana a lo que otros llaman plátano, esa es la riqueza de nuestro idioma que se adapta a cada lugar.
    Mi querida Mai, no pierdas tiempo en explicar las cosas a aquellos que no quieren entender. Desde ya que esta iniciativa está hecha con todo el amor del mundo y estoy segura que aportará su grano de arena en ayudar al pequeño productor olvidado, mucho más que los que critican! Así que ellos están fuera de esta ronda, si tienen tiempo para criticar en vez de construir, que se busquen otros oídos y otros ojos que a mi no me interesan ni un poquito. Te mando un abrazote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eri!

      Lo sé porque me lo chivó el diccionario. La RAE dice que en Argentina, Colombia, Ecuador, Paraguay y Uruguay usáis el termino banana. Como tú pienso que es riqueza del idioma. Además, si tu a un extranjero que no tiene ni papa de lengua castellana le dices "a la rica banana" te va a entender de maravilla. Si le dices "al rico plátano" lo mismo se figura que le estás contando obscenidades... bromas a parte, es cierto que no debería pero lo hago para no volver a perder más tiempo con este tipo de cosas y además, para qué ir concentrando mi mal genio y después pagarlo con quién menos se lo merece. Lo dejo claro y a partir de ahora, tal y como dices, a seguir con esta iniciativa con todo el cariño y el amor que le hemos puesto.

      Solo hay que mirar la lista de recetas donadas y el cariño con el que la gente las ha donado...
      Besos

      Eliminar
  2. Soy Reyes!! ya me he casado me he ido de viaje y he vuelto!! pá que te voy a contar... en privado lo hare :)

    Pero hoy estoy ojoplatica desde cuando tienes que dar tu explicaciones a un gilipollas si, lo pongo con todas las letras, un gilipollas en tu blog de si es platano, banana o lo que sea... es que no doy credito!!! y tu no deberias entrar a contestar a semejante gentuza!!!

    un beso reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reyes!!! en cuanto he visto tu mensaje te he escrito corriendo.. lo primero lo primero pero como dices hablamos que hay mucho que contar...

      Reyes! hija, tú como siempre al grano, sin rodeos. Sí, no debería pero ahora ya me he quitado ese lastre que no quiero que me desvíe del mensaje de esta acción. Tenemos que cambiar hábitos y comprar con los ojos más abiertos y mira, me contaba una bloguera en la receta anterior que desde que me hizo caso y compra la fruta en el mercado en su casa la devoran... pequeños gestos que valen mucho!

      Besos guapa y hablamos!

      Eliminar
  3. Hola, Mai.
    El mundo basa su riqueza en opuestos: lo bueno y lo malo, lo claro y lo oscuro, lo duro y lo blando... lástima que esa riqueza sea, muchas veces, usada mal intencionadamente y ahí coincido con los comentarios anteriores en cuanto a que siempre estará aquel que no puede ver la auténtica esencia de un comentario sino que se queda con una parte de él y lo cambia todo.
    ¡Ánimo! Porque, a decir verdad, es gente como vos la que marca la diferencia y permite avizorar la luz de la esperanza al final del camino.
    La tarta es una locura! No se me hubiera ocurrido nunca una tarta de bananas. Pienso que la distinción banana (palabra de origen incierto, aunque las investigaciones más reciente la vinculan a las lenguas arábigas)/plátano (del griego plattos - ancho, en relación a sus hojas)es la misma que piña/ananá.
    Además cada región lingüística va acomodando los significantes a sus propios significados. Si no fuera así, no tendría misión alguna la RAE y mucho menos podríamos apreciar las diferencias lingüísticas entre hablantes de una misma lengua.
    Si nos fijamos en los comentarios que anteceden al mío, Erika explicita que en estas latitudes tu postre es una tarta y es así: tarta. Y reyes usa ojoplatica y gilipollas dos palabras que no aparecen en nuestro registro del Río de la Plata. Es decir, la lengua es siempre un instrumento vivo que expresa antes que nada la realidad humana. No es al revés, nunca.
    Cuántas discusiones. Seguí con lo tuyo que bien le hacés al mundo.
    Cariños,
    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que tendemos a eso, muchas veces a la ligera y de puro sin querer. Luego un piensa y como siempre termina en el medio, en el equilibrio... pero creo que hay gente que el equilibrio se le rompe cuando le tocan lo cercano. Puede que sea solo susceptibilidad, es posible, y cuando uno habla puede que se le vaya la lengua... me da igual, el caso es que no creo que sean cosas con las que deba de perder más tiempo. Creo que lo suyo es hacer lo que estamos haciendo, una colección maravillosa de buenos deseos y de paso, nos comprometemos más con nosotros mismos y nuestros hábitos...

      Ni te imaginas lo que me gustan las palabras, las adoro así que la diversidad, las muchas maneras de decir, en un lugar o en una casa, es algo grandioso. Las palabras son siempre bonitas y como dice el dicho no hay palabras mal dichas sino mal intencionadas.. lástima que a veces se enturbien con bobadas,

      un beso

      Eliminar
    2. Siamo d'accordi!!!!
      Besos,
      Silvia

      Eliminar
  4. Hola Mai,
    ¿qué me he perdido? Acabo de volver de vacaciones y me encuentro esto... ¿qué pasó?
    Voy a leer las anteriores entradas, a ver si me entero. Pero vamos, que además tu iniciativa dice "consume local" así que ¿cual es el problema? Si una está en Canarias, como yo, pues comerá plátanos canarios. Y tú que estás en el norte, pues harás lo que te venga en gana. Es que hay gente que parece que se aburre, ¿no?
    Lo dicho, voy a ver que me perdí en estos 15 días de ausencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no te vas a enterar así que no busques. Y no, tampoco creo que sea una cuestión de si está clara o no la acción. Cada cual sabrá. Espero que haya disfrutado de tus vacaciones que, por cierto, últimamente andas muy viajera. Que sepas que el domingo a la que subíamos a comer a un Alm perdido nos pusimos morados a frambuesas silvestres,
      Besos

      Eliminar
  5. Impresionante y maravillosa receta. Siento el tema de los e-mails que te están llegando. Desde el principio, desde luego, yo he entendido que no abogas por no consumir los plátanos, más que nada, porque propones que hagamos recetas con ellos y, sin consumirlos, no podemos. No entiendo que se levanten heridas con este tema que nada tiene que ver con Canarias (creo que si ahí ocurriesen los temas de esclavitud y uso de productos tan sumamente tóxicos, mas que un libro para Frutas Justas! querríamos escribir al gobierno...). Lo dicho, que lo siento y que adelante con lo que haces, porque informar es bueno y tu cocina es pura delicia. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Olivia!

      Así es, pero yo no creo que sea falta de comprensión, alguno me sonó a ombligocentrismo y desde luego quién culpa a Latinoamérica del hundimiento del mercado canario me resulta de una falta de sensibilidad y sentimiento asombrosa. Creo que primero las personas y luego la economía. Eso es lo que recriminamos a los poderosos, no? pero parece que cuando alguien se lleva una margarita de nuestro jardín la insolaridad nos corona...

      Un beso y eso Olivia, seguimos que me quedan muchas cosas que contaros sobre este tema. Ahora estoy investigando el por qué hay tan poco plátano bio y parece que el problema es gordo, vaya, que no va a ser tan fácil dar el cambiazo a las plantaciones...
      Besos

      Eliminar
  6. Mai,siempre vamos a encontrarnos personas a las que les guta buscar el quinto pie al gato. En fin, como ya lo has dicho todo tan bien dicho, nada hay que añadir.
    El pudding tiene una pintaza imrpesionante. me está entrando mono de dulce, no te digo más.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, guapa. Este pudding está grandioso y tal cual, haciendo el pudding de piña me juego mis kilos de harina -esa tan estupenda que tengo- de que estaría para chuparse los dedos y no dejar ni los padrastros... por dios! yo también!

      Besos

      Eliminar
  7. Querida Mai:
    Te dejo una frase de Unamuno:¨La opinión de toda una multitud es siempre más creíble que la de una minoría.¨
    Y no me equivoco si estoy dentro de la multitud que piensa que tu propuesta es bonita,justa y remueve el corazón y la conciencia,que hace falta de vez en cuando que nos den un calambrazo de conciencia para no sentirnos con la seguridad en nuestras posaderas.Creo que el que no lo quiera ver así,es su problema mi niña,ni tiempo pierdas en boberías.
    De la receta:rica,apetecible,sabrosa y que me tiene que encantar.
    Besotes gordos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo dice el Maestro es por algo :-) sí Núria, pero me descentran y me roban tiempo entrado a dialecticas que no deseo. Una amiga decía siempre algo así como que más vale una vez colorado que cien amarillo ... y eso es lo que he hecho. Zanjar estos temas para disfrutar como se merece de esta iniciativa y de las recetas, y las donaciones... y todo lo que voy descubriendo y aprendiendo sobre el sector. Como dice Marhya siempre hay quien busca 5 pies al gato pero yo he querido quitármelos de encima para no descentrarme más con esos asuntos que nada tienen que ver con lo que estamos promoviendo...

      La receta de nuevo con mucho limón, porque siempre tengo miedo de que los postres de plátano queden empalagosos y demasiado dulces... un acierto:-)

      Besos

      Eliminar
  8. Pero bueno, me quedo pasmada!! ¿Quién co.. te va a decir a ti lo que escribes en tu blog?? Desde luego es muy impertinente y muy osado corregir a alguien sobre el nombre de las cosas, con el idioma tan rico que tenemos, por ejemplo nosotros llamamos balde al cubo, caldero a la cacerola y que?? ¿Por ello es un ignorante el que le llama cubo o el que le llama balde??
    Yo le llamo plátano, soy canaria, pero la palabra banana o banano me parecen preciosas y desde luego el sector del plátano en Canarias no está padeciendo todos estos problemas, tendrá otros, quizás más relacionados con la U.E., pero no existe explotación!! Tengo yo que decir que se coma más plátano de Canarias por ser de aquí? O tomates? Para mí los mejores calamares son los que se pescan en el banco sahariano y por ello soy pro marroquí??
    Nunca has hecho tales afirmaciones, has puesto un cariño enorme en esta iniciativa así que no te desgastes con estas este tipo de cosas, que el ombligismo nunca ha sido bueno!!
    Tu sigue siendo como eres, que yo te quiero mucho precisamente por ser así!!
    Está pendiente mi receta, todavía me cuesta volver a la normalidad!!
    Con respecto al pudin es impresionante, se ve muy rico, que arte tienes!!
    Besotes mi reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa guapa, lo primero, que yo te quiero mucho y también por ser así de directa y espontánea. Ya sabes como pienso, que hay que comprar cercano, local, en pequeño y si se puede directamente pues también. Hay que promover que no desaparezca lo nuestro. Pero hacer gestos, claro que podemos con todo. En el caso de los plátanos, ya lo comenté hace tiempo, en España no hay fairtrade y en cuanto a las piñas solo se consiguen de lata así que lo más razonable para un español es comprar el propio... pero compremos donde compremos, la conciencia no entiende de etiquetas y ese debería de ser el diálogo... claro que nunca entenderé a un valenciano que compre naranjas de la china, cómo hacerlo! eso está por descontado... pero los problemas en Canarias son otros, eso está claro y no me parece justo culpar a la gente que las pasa canutas. La culpa son de los caciques, y de los directivos de la Dolle, del Monte, Chiquita.. toda esa escoria que son la vergüenza del ser humano... el enemigo, los grande supermercados que nos cuelan basura y encima presumen de tener las mejores ofertas... en fin, lo que ya sabemos. Y eso es lo nos tiene que unir y no separar:-)

      Muchos besos guapa y ya sabes que tiens tiempo, no te apures,
      +Besos

      Eliminar
  9. Tú a la tuya que lo estás haciendo muy bien. Siempre habrá quien quiera sacarte de quicio... Yo compro siempre en frutería y me encanta, soy de carne en la carnicería y pescado de la lonja de mi ciudad! pa que te quiero contar! No siempre se puede sobre todo por falta de tiempo pero se tiene que intentar. Ojalá los precios de productos ecológicos fuesen más competitivos. En Londres disfrutaba con este tema y además en mis primeros meses allí trabajé en un sitio en el cual es todo fair trade y ecológico, desde el café hasta el papel higiénico pasando por el ketchup.
    Eta tarta tiene un pinta estupenda, la verdad que suelo utilizar poco esta deliciosa fruta para cocinar, pero viendo el repertorio de recetas seguro que la incorporaré mucho más a mi cocina.
    Un besete
    Angi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España hay un rollo complicado con los productos bio... y ojo, supuestamente bio, que no hay una reglamentación concreta. Igual que pasa con lo "artesano" que suele ser un look rústico pero industrial 100%. En cualquier caso, no se tiene claro porque no se comercializa de forma "normal". Es comida que se mueve por herbolarios y no por mercados o super. De este tema voy a hablar muy pronto y voy a intentar averiguar por qué en España no se distribuyen ciertos productos bio+Fairtrade a pesar de que contamos con empresas importadoras de estos productos con muy buena reputación en Europa...

      Si trabajaste en un comercio fairtrade entonces sabrás que se puede, quizas no siempre, pero se puede consumir de vez en cuando:-)
      Besos

      Eliminar
  10. Me parece muy coherente lo que has escrito y me ha encantado la receta.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  11. HOLA MAITE, UNA PREGUNTA TECNICA: CUAL ES LA RAZÓN PARA QUE ESTE TIPO DE MASAS(LA DE LA BASE) SE DEBA DEJAR REPOSAR EN LA NEVERA Y NO SE PUEDA USAR DIRECTAMENTE?FIRMADO MARYAM LA IMPACIENTE....JEJE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sra. Impaciente gustosa de verte!

      Pues mira, se hace en primer lugar par que se desarrollen los ingredientes y su química y sus aromas, todito junto. Por otro lado, se pretende que la mantequilla vuelva a enfriarse y a coger su punto. Desconozco la parte técnica del asunto. La práctica -la que yo me aplico a mí misma- es que las masas que dejo reposar, al hornearlas cogen un punto muy crujiente -mira la última foto de la base- después de haber estado reposando en la nevera varias horas con el pudding y la espuma encima estaba crujiente y deliciosa. En cambio, las que no dejo reposar -pastas de té o masas quebradas de buttermilch principalmente- el acabado es una masa más blandita, más jugosa.

      Es posible que esto no tenga nada de científico pero esta regla me funciona -imagino que la fe mueve montaña:-)

      Besos parta ti y para tu maravillosa pandilla!

      Eliminar
  12. Pero la gente lee? mejor dicho la gente cuándo lee, entiende lo que lee?? y si lo entiende, cómo llega a una conclusión a la que no llegamos los demás??...

    Lo siento guapa, me parece una iniciativa genial, me alegro haber colaborado en ella desde mi pequeño aporte, por cierto un aporte al que le salió una "novia" y cuando yo dije que ya estaba comprometido ni me dieron las gracias ni ná de ná...es que no es serio este "cementerio" ;)

    Yo amiga de la banana o del plátano (que me pilla más cerca) no soy, pero en casa mis hombres la/lo adoran, y bueno, si les tengo que hacer esta delicia de pudding lo hago, eso sí...hablaré un rato sola (jajajaja)

    Besos guapa sigue así que me gustas mucho :D

    ResponderEliminar
  13. Quien/o quienes se han molestado con tu campaña creo que no saben distinguir entre un problema económico y comercial como sería el de los cultivadores de Canarias, con uno de derechos humanos, como es el de los trabajadores agrícolas de Latinoamérica, seguramente porque ni se han molestado en leerte, porque hay gente que tiene una sola idea en la cabeza y no deja que entre nada nuevo.
    Estoy de acuerdo en consumir productos locales, sobre todo porque son más frescos y no hace falta gastar tanta energía para transportarlos, aparte de ayudar a los pequeños productores de la zona, pero no me puedo creer que nuestros productos sean siempre los mejores del mundo...es que en otros países el suelo y el agua no son tan buenos como los nuestros? o es que los agricultores de otros países no saben nada? Pues no, a mi me parece que el mundo está lleno de gente que hace bien su trabajo y que produce buenísimos alimentos, y todos tienen derecho a la supervivencia.
    Tu no te preocupes por las críticas, es inevitable que siempre haya quien no se entere de qué va la cosa, creo que somos muchísimos más los que pensamos que tu iniciativa es muy valiosa.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Un pastel increiblemente apetecible, de mis favoritos, con esa espuma cítrica, delicia...Enhorabuena por tus valores,ojalá el mundo fuese un poquito más perfecto y menos injusto!!!

    ResponderEliminar