Tarta frangipane típica belga, receta de Yvonne

Hoy toca de nuevo receta de Yvonne:-)

Ya os he hablado de ella. Creo que no necesita más presentaciones. Tan solo avisarte que Yvonne y yo vamos a seguir cocinando juntas. Esto está surgiendo así, tal cual sin  haber quedado en nada concreto y sin haberlo planeado. Nos estamos dejando llevar y disfrutando juntas de un vicio en común, cocinar...


De momento yo cocino y fotografío para ti de parte de ella. Es un triángulo maravilloso que el blog se encarga de bordar a través de esos hilitos casi cósmicos que hacen que los sueños se servían en bandejas de plata entre vajillas hambrientas de recuerdos y servilletas chorreantes de afectos macerados entre olores y aromas, rescatados y rebozados en añoranzas, incluso en sabores nuevos, esos que acabamos de descubrir y nos hablan de  lugares inalcanzables para nuestros desnutridos bolsillos que flaquean cada vez que miran los catálogos de las agencias de viajes...

Sí, lo sé. Mucha música de violines pero la que se lo devora es la pinpolla que escribe y zampa en Hierbas y especias pero eso solo será si tú quieres... porque aquí no hay formulas secretas ni pócimas mágicas. Aquí nos dedicamos al tráfico de ingredientes y al voyeurismo culinario contando con pelos y señales qué hacer, cómo obrar y qué conjurar para conseguir que la alquimia de los alimentos nos nutra hasta las entrañas...


Toda esta prosa recocida al vapor, solo para decirte que la receta de hoy es de esas que se cuecen con los recuerdos. Es un frangipane típico belga por el que todo expatriado belga suspira, y que en cuanto pisa suelo patrio se lanza a la primera confitería a echar la lágrima a gusto... por alguna razón -bucólica y/o gástrica- los expatriados añoramos especialmente la tierra a través de la cocina.

Yo también tengo mis símbolos por los que lloro y berreo como una posesa. El pescado, algo que durante toda mi vida nunca me planteé que me pudiera faltar. Incluso, hubo un tiempo que me negaba a hacerlo en casa que luego me tiraba una semana oliendo a sardinas en la cocina... y ahora, mataría por una sardina tiesa y fresca y lozana y no los zombies que me quieren colar en el supermercado a precio de lubina...


Pero no quiero aburrirte con mis pescadillas que bastante tendrás tú con las tuyas. Hoy te traigo una tarta de ensueño, de esas que para ti es soñar con las callejuelas floridas que nos muestran los folletos de viajes y para ella es reencontrase con sus raíces, esas que el estómago se ha encargado de guardarlas bien hondo, agarrando con fuerza los placeres de juventud, las glotonerías de la infancia y en definitiva, esa parte de nosotros que nunca se desdibuja...



Ingredientes:
  • 1 plancha de masa de hojaldre
  • 175 gr. mantequilla reblandecida
  • 175 gr. azúcar
  • 175 gr.  almendras molidas
  • 3 huevos
  • unas gotas de extracto de almendras
  • 3 cucharadas de maizena
  • mermelada de albaricoques rebajada en agua
  • 50 gr azúcar glas
  • 1/2 cucharada de agua caliente

Preparación:
Precalienta el horno a 180ºC. Mientras, hacemos el frangipane. Te aconsejo que lo hagas con unas varillas eléctricas por aquello de ser más cómodo aunque a mano también se deja trabajar. Primero, bate la mantequilla hasta que tengas una textura cremosa. Añade y sigue batiendo por este orden: el azúcar,  las almendras molidas, y los huevos ligeramente batidos -guarda un poquito de huevo para pincelar la tarta-, el extracto de almendras y la maizena que deberás de añadir cucharada a cucharada para que no se te pase el punto de la masa. Tiene que quedar cremosa, no muy espesa así que si ves que no te coge toda la maicena, no pasa nada. De esto depende que luego el relleno obtenga ese punto cuajado pero húmedo tan especial.

Forra un molde con la masa de hojaldre. Dependiendo de la forma de la plancha de hojaldre puedes hacerlo en un molde de quiché o en uno rectangular como hice yo. Echa  la masa de frangipane dentro del molde y adórnalo cintas de masa de hojaldre de medio cm. de ancho formando un enrrejado dejando entre tira y tira unos 3 cm.  de separación. Con el huevo que hemos reservado , pincela las cintas y los bordes de hojaldre.

Hornea hasta que la tarta tenga un dorado uniforme. Saca la tarta y la pincelas con un poco de mermelada rebajada en agua. Vuelve a meterla en el horno unos 5-8 minutos para que se asiente la mermelada y no nos quede muy mojada la superficie. Además, cogerá un color maravillo.

Una vez fuera del horno, nos queda decorarla con un poco de glaseado. Tamiza el azúcar glas, añade el agua y renueve hasta que tengas una crema ligera. Para saber si tiene el punto, coge un tenedor y mueve la crema formando círculos. Después de unos segundos los circulos deben desaparecer y el glaseado tiene que quedar uniforme. Si los circulitos desaparecen demasiado rapido, necesita un poco más de azúcar y si se quedan definidos demasiado tiempo, necesita un poquito de agua. Para que quede uniforme y sin pegotes, usa una cucharadita que vas mojando en el glaseado y dejando que chorree por toda la superficie.


Como yo no tuve paciencia para dejarlo reposa te dejo corte de la tarta al día siguiente, con la masa reposada y completamente fría. como ves, el relleno tiene que quedar húmedo y jugoso. Una delicia, te lo a seguro.

Nota:

Marta de Little Noa la ha preparado reemplazando el azúcar por panela. Ha ella le ha resultado un poco densa. Puede que con panela habría que reducir la cantidad ya que tiene un sabor más intenso que el azúcar normal. En cualquier caso, así de bonita le ha quedado...


35 comentarios. ¿te animas?

  1. Pues me gusta el tamden que hacéis las dos, las recetas son deliciosas y bueno ya veo que tú te llevas la mejor parte, jajaja ay!! pero que te quiten lo bailao, no?
    Lo primerísimo que he pensado cuando he visto los ingredientes ha sido, puedo usar la masa de hojaldre casera que tengo congelada, sería genial aunque reconozco que me "pesa" pensar que después seré una "pecadora" como tú y me lo comeré yo, jajajaja
    Divina receta guapas!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te voy a mentir Caty, hacer un frangipane es solo para cuando tengas invitados, muchos, y así evitar la tentación de "pecar" a lo bestia porque sí, "pesa" una barbaridad:-D
      Besos!

      Eliminar
  2. Ay Maite, por qué has dicho que sólo es para cuando tenemos invitados? Es una tarta que tente en mente desde hace tiempo, exquisita tiene que estar, eso lo sé seguro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charo, porque no se puede parar de comer, ese es el problema. Que la tentación es demasiado grande:-)
      Besos

      Eliminar
  3. Hola guapetona,la entrada de hoy te ha quedado más seria,más formal,mal otoñal que veraniega,nostálgica y preciosa.
    La receta es de diez,pero yo creo que la dejaré en pendientes para una reunión porque tienen una pintaza que de hacerla en casa en día normal,me la como,peco y me la vuelvo a comer para después pecar de nuevo.Si es que alimenta sólo con mirarla mi niña.
    Besotes de viernes,Por fin!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Núria!
      Así es, solo para cuando tengas muchas pancitas a merendar porque sino no paras. Pasa buen fin de semana tú también:-)
      Besos

      Eliminar
  4. Aunque haga calor yo me zamparía el trozo de la última foto....jooopeta nena,es que el frangipane es un delicioso pecado,tremendo...Hay que ver cuanta magia hay en este mundo,genial por ti e Ivonne,son momentos que le dan chispa a la vida,no?
    Esta noche te escribo,que quiero consultarte algo...Ahora me voy pitando a mi sitio,la cocina ;))

    Besazo MAi ;.))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente querida mía! o nos llenamos de chispas o el día a día nos mata a chispazos -de los chungos-. La buena onda hay que mascarla despacico, y degustarla para que disfrutar mejor de los buenos momentos:-) qué te voy a contar a ti que tú no sepas hacer, verdad?

      El bocado de la última foto, es el de la paciencia. Cuando uno ha sabido esperar y degusta el pastel con todos sus sabores desarrollados y la textura perfecta:-) y es que el ansia me puede y según termino de cocinar, saco la cámara y me pongo a clicar como una posesa. Eso también te suena, no?

      jajajaja:-D

      Venga, sí, estaré al tanto de tu mail:-)
      Besos!

      Eliminar
  5. ¡Qué cosa tannn buenaaa!, hasta aqui llega el olor a mantequilla ¡aaaaaah, qué ricooo!, ya sabes que la mantequilla me encanta pero hace ya ni sé cuántos años que no la compro por las alergias pero ese olor... Cuando paso por alguna pastelería donde han horneado recientemente algo así como unos croasanes, voy como en los dibujos animados, haciendo ondas en el aire. Veo que esta relación con Yvonne da unos frutos deliciosos con lo que contáis con el beneplácito de tod@s l@s que te seguimos, que dure muchos años y que así sea. Esto de: "aquí nos dedicamos al tráfico de ingredientes y al voyeurismo culinario", me ha partido... jajajaja. Besotes reina,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, así es. Una lástima que esta receta sea imposible de tunear, esto es veneno puro para tus polluelos... ese olor del que hablas es el que más echan de menos los veganos europeos y hay muchos aceites que le añaden el aroma. Yo uno uno de canola con olor a vainilla pero no funciona con todo. Así es, una lástima.. pero ea, que no todo es mantequilla en este mundo -aleluya!- y son muchas las cosas ricas que voy a traer de la mano de Yvonne... por cierto, estoy trajinando otra receta suya con piña.. y en salado:-P

      Besos!

      PD: jajaja... dime si no son verdades como puños! :-D

      Eliminar
  6. Madre mía que tarta más espectacular. La pinta es estupenda, el Frangipane me recuerda mucho a nuestro mazapán,creo que este finde la preparo y la llevo a una reunión familiar, ya te contare los resultados.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosalía!
      Sí, muchísimo. Hay muchas recetas centroeuropeas que llevan masa de mazapán cruda: almendras molidas, azúcar invertido, azúcar normal y aroma de almendras amargas. Es España solo lo comemos en navidad pero por aquí todo el año y yo, que soy forofa de la almendra, imagina cuanto disfruto:-)
      Si lo haces ya verás que éxito,
      Besos

      Eliminar
  7. ¡Buena pareja! La verdad es que tiene una pinta exquisita y debe estar delicioso, jo, me están entrando ganas de horno, nenos mal que no tengo los ingredientes en casa. Y digo menos mal porque si no me iba a zampar un trozo enooorme, y no es plan. o igual si es plan, yo es que me contradigo sola en cuanto veo algo así de bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marhya!
      Te aseguro que no se puede solo un trozo y también te aseguro que la mala conciencia solo llega después, cuando ya no queda ni un pedazo:-P
      Besos!

      Eliminar
  8. Se ve deliciosa y que fotos tan bonitas!!!. Me ha encanado. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna! cuánto tiempo! hace siglos que no me paso a verte! de este fin de semana no pasa queme de una vuelta por tu patio,
      Besos

      Eliminar
  9. Qué buena receta ! Me gusta preparar recetas tradicionales.. es un modo de rendir tributo a cada cocina de hogar. En uno de tus comentarios hablás de "azúcar invertida", ¿de qué se trata?
    Saludos !
    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia!
      Es un azúcar líquido algo más intenso que se usa mucho en confintería. No cristaliza así que en el caso del marzipan -mazapán- evita que formen cristalitos y le da jugosidad. Mira. te dejo link ppor si te interesa saber como se hace:
      http://cocinandoenunrincondelmundo.blogspot.co.at/2012/07/azucar-invertido.html

      Besos!

      Eliminar
    2. ¡¡Muchas gracias !!!
      Desconocía por completo ese tipo de azúcar. Hasta la próxima.
      Silvia

      Eliminar
  10. ¡qué bueno!
    ¡qué bueno!
    ¡qué bueno!


    ¡¡¡¡queeeeeeeeeeee buenooooooooo!

    Aaaaaaaayyyy, voy a dejar de ver blogs de cocina porque me va a dar algooooo.
    Pintaza y me creo lo de que no se puede parar de comer.

    Un muxu guapa :-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Teba! no nos podemos mirar que bastante tenemos con nuestras propias tentaciones... tendríamos que tener un botoncito que nos permitiera dejar a oscuras a nuestros jugos gástricos así no hacerles sufrir tanto...
      Otro muxu! muchos!

      Eliminar
  11. Ay Maite, estoy por pensar que se engorda también de mirar!! Desde que tengo el blog mi perímetro va en aumento, jajaa, pero con delicias como estas cómo va una a resistirse, menos mal que de momento no puedo porque sigo de vacaciones, pero no puedo dejar de visitarte y sé que tarde o temprano la haré!! Que envidia me da la unión que has hecho con Ivonne, ya quisiera cocinar contigo, pero envidia sanísima eh??
    Un abrazote guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Teresa, por mirar gracias a Santa Olla que no, que nuestros michelines están a salvo. Es como eso de que "a mí me engorda el aire"... no, no cuela. Nos engorda ese instinto de poseer recetas propias ajenas y no contentas con ello, las cocinamos, y en versión doble con la escusa de "por si viene una visita inesperada" no, no, querida amiga, nos engorda tanto ansia culinario, que con eso de que nada se tira ya sabes a donde van a parar las raciones de más:-D

      Feliz vacaciones guapísima!

      Eliminar
  12. uau...telita con la Yvonne!!!! Me ha encantado, y este creo que me lo quedo, sé de alguien que va a disfrutar como una niña con este pastel.... Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tela, tela mi querida Libélula! mucha tela hay aquí:-) pues mira, que ruede esta cosa tan rica:-)
      Besos

      Eliminar
  13. Una delicia, Mai. Tus fotos dan unas ganas tremendas de coger un trozo hermoso de este pastel.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Niñaaa!!! que no sabía nada de tí ( estoy superdesconectada de la blogosfera) y veo que hasta haces plantillas y to ( por cierto muy bonitas), pero lo que veo que sigues haciendo de muerte son tus tartas centroeuropeas, impresionante esa frangipane.
    Vaya, coñe, que me has abierto el apetito y ahora tengo que prepararme una leche con galletas

    Mil beso mi niña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther!
      Qué alegría más grande.. sí, has visto por lo que me ha dado? :-D estoy muy contenta porque cada el día les cojo mejor el truco todo lo que voy aprendiendo lo voy colgando para que se aproveche que en mi disco duro no hacen nada.

      Ya sabes que me pierden los bollitos centroeuropeos, hasta el punto de llevarme uno a casa y hacerle padre :-D lo sé, a veces no aparento ser tan burra pero cachis, ya nos vamos conociendo, verdad? :-P

      Besos!

      Eliminar
  15. Que lindo se ve todo por acá! No quiero dar más excusas de que ando con poco tiempo ,y eso no me gusta nada, pero es así. Cuestión que hoy domingo, todos duermen y no tengo ningún pedido, aliviador...Esta tarta se ve realmente de pastelería de lujo. Es increíble que con pocos ingredientes hayas podido lograr algo tan bello. Y me imagino que delicioso también. Un aplauso para las dos!
    Voy a pasearme un poco por todo lo que me perdí.
    Te mando un abrazooooote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Erika!
      que alegría verte por aquí! cómo estás? ya te imaginaba entre tarta y tarta, entre decoración y decoración y vuelta a hornear y.. y hasta arriba:-)

      Por aquí seguimos como casi siempre. Ya ves que con nuevas colaboraciones que se traducen en cosas maravillosas:-)

      Muchos besos

      Eliminar
  16. Mmmm!! Pero qué buena pinta :D
    Me lo apunto, a ver si me acuerdo y lo hago algún día.

    Un abrazote ;)

    ResponderEliminar
  17. Hola Mai! buscando recetas de Bélgica he aterrizado en tu blog y me ha encantado. Voy a hacer esta tarta (espero que me salga bien) para un reto en el que participo y compartiré la info de tu blog, te etiquetaré para que lo veas. Me encantan tus recetas, tus fotos y como escribes, todo un ejemplo para mi propio blog que se está cociendo.
    Muchas felicidades y muchas gracias por todo lo que compartes.
    Me quedo por aquí, un fuerte abrazo
    Marta de Little Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Marta! Muchas gracias por tu visita y por tus palabras. Gracias de todo corazón. Te deseo mucho éxito con tu blog, ya me avisarás cuando lo pongas en marcha :-) espero que te diviertas tanto como lo hago y con el mío,

      Un besazo

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tus ánimos, ya te contaré cuando esté, aún falta ;) Acabo de publicar la receta, creo que me salió bastante bien, espero que te guste.
      De nuevo, gracias!
      Un beso!!
      https://www.facebook.com/392069027568052/photos/a.392146717560283.1073741828.392069027568052/875980665843550/?type=3&theater

      Eliminar