Mujeres que sabían demasiado y un menú sirio

La vida! ay la tía! como nos enseña. Porque los libros -los sabios, claro- siempre se han escrito de experiencias, de saber, de vivencias... la ciencia infusa del vivir es fe pura y dura, que puede imprimir valor en los tiempos difíciles pero no enseña a sobrevivir... Mis reuniones de mujeres son eso, sapiencia en estado duro. Las que huyen de guerras, de persecuciones, del sin vivir cuando nada se tiene y se emigra buscando un futuro a secas. Quizá no para ellas, pero sí para sus hijos. Las que se  enamoraron perdidamente -servidora!- y dejando todo atrás, llegaron a Austria con las maletas llenas de apegos rotos pero ni una blusa de más que la compañía aérea no recitara en su normativa...


Mujeres que saben demasiado pero que se apañan con poco. Con tampoco, que muchas veces son las últimas en la cadena familiar para integrarse en su nuevo mundo. A ellas nunca les llega ni el tiempo ni el dinero para tomar clases de alemán o para hacer vida social con otras mujeres del lugar, con las que a veces surgen barrancos de incomprensión y desconfianza...  así que la cocina nos acerca, nos auna pese a nuestras diferencias y sobre todo, hace que hablemos con libertad. Mira, una chica del grupo contaba que su hermana, ha ido a dar un canalla. El tío se bebió en bares y discotecas todo el oro del ajuar de novia de ella y cuando solo le quedó el anillo de casada, la hizo 4 hijos en media docena de años. Ahora, el muy animal, se bebe en juerga diaria el dinero de las ayudas sociales... mientras, ella, lo más lejos que ha salido de su casa ha sido para ir a parir al hospital...


Quizás por eso, estas sesiones de cocina internacional solo se hacen entre mujeres. Es verdad que algunas no se sienten cómodas con hombres delante o sus maridos no las permitirían ir si algún varón pisara suelo de guisar... tristemente, muchas no vienen porque sus maridos no se lo permiten, no vaya a ser que espabilen, que consigan apoyo o consuelo o quién sabe! lo mismo encuentran trabajo y los mandan a hacer puñetas!

Ea! lo dejo que me caliento y luego, me quemo la lengua. Solo decirte que son chicas duras, recias, de miradas tiernas y francas... otras, en cambio, según cruzamos la puerta entramos chaspando como cotorras, preguntando desde el clásico de dónde eres, a cuántos hijos, qué haces, qué comes, qué simpática eres qué... sí, qué petarda! pero un petardeo que nos encanta, que hace ver que todas estamos igual, algo solas y con unas ganas tremendas de comernos el mundo:-)

Este mes, han cocina 3 mujeres sirias. Os traigo el menú y las recetas, algunas ya conocidas y otras nuvas. En cualquier caso, una sorpresa de lo más gustosa....


Tabbouleh (para 4 personas):
  • Un ramillete bien hermoso de perejil
  • 1/2 kilo de tomates
  • 1/2 pepino
  • 2 cebolletas
  • el zumo de 2 limones
  • sal a gusto
  • 1/2 taza de  de bulgur

Preparación:
 Cuece el bulgur siguiendo los pasos del paquete -no te cuento nada que cada uno es un mundo-. Picas las verduras y el perejil en trozos muy finos. Añade la sal, el zumo de limón y deja que repose unos minutos para que los jugos cojan bien el sabor. Añade el bulgur una vez cocido y después de que haya templado


Burgul (para 4 personas)
  • 2 tazas de bulgur
  • 1/4 de taza de fideos
  • 1 y 1/2 cucharada de aceite
  • 3 tazas de caldo

Preparación:
En una cazuela o cacerola, tuestas los fideos con el aceite. Añades el bulgur y las tazas de agua. Cuece a fuego lento y tapado hasta que consuma el agua. Cuando lo vayas a servir, lo mueves bien con una cuchara de madera para que quede suelto en el plato.


Shish Barak (para 4 personas)
Para la masa de los raviolis:
  • 1/2 kilo de harina universal de trigo
  • 1/2 cucharada de sal
  • 3-4 cucharadas de aceite
  • 1 taza de agua

Para el relleno:
  • 250gr. de carne picada
  • 1 cebolla
  • sal y pimienta
  • un poco de aceite

Para la salsa:
  • 1/2 kilo de yogur entero
  • 1/2 taza de arroz redondo
  • 5 dientes de ajo
  • sal
  • aceite

Preparación:
Mezcla el harina con la sal. Añade el agua poco a poco y vas amasando. Añade el aceite y amasa hasta que tengas una pasta algo dura. Deja que repose una media hora.

En una sartén con un poco de aceite, saltea la cebolla hasta que transparente y añade la carne pica. Salpimienta y deja que enfríe un poco.

Precalienta el horno a 200ºC. Con ayuda de un rodillo, extiende la masa corta círculos de unos 5-6 cm. y rellena como si fueran empanadillas. Dóblalas uniendo ambos extremos y las colocas sobre una fuente de horno. Las horneas un poquito hasta que estén ligeramente doradas. No hay que cocinarlas, de lo que se trata es que se endurezca la masa de los raviolis para que al cocinarlos con la salsa no se queden pastosillos.


En una cacerola profunda, saltea con un poco de aceite el arroz. Añade el yogur y cocina hasta que el arroz esté tierno. Para darle consistencia a la salsa, tritura un poco la salsa con una batidora eléctrica. Añade los raviolis y cuece el conjunto unos 5 minutos sin dejar de mover porque se podría agarrar al fondo. A parte, fríe unos ajos previamente machacados en un poco de aceite. Pasa los raviolis con su salsa a una fuente y reparte por encima los ajos y el aceite de freírlos.



Nammura (4 personas)
  • 1 y 1/2 taza de sémola de trigo
  • 1/2 taza de harina universal
  • 1/2 taza de azúcar
  • 3/4 de taza de leche
  • 1/4 de taza de aceite
  • 1 sobre de polvos de hornear

Para el almíbar:
  • 1 taza de agua
  • 3/4 de taza de azúcar
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • unas almendras para decorar

Preparación:
Precalienta el horno a 180ºC.  En un bol amplio, pon el harina, la sémola, los polvos de hornear y el azúcar. Los mezclas bien y añades el resto de ingredientes (leche y aceite). Lo bates hasta que no quede ningún grumo. Pásalo a un molde cuadrado o rectangular previamente engrasado y decora con unas almendras enteras.

Hornea hasta que esté dorado por encima y cuajado por dentro. Lo retiras del fuego, dejas que temple un poco antes de mojarlo con el almíbar templado que lo habrás hecho en un cazo llevando a ebullición todos los ingredientes juntos y dándole un hervor unos 3-4 minutos antes de retirarlo del fuego.

47 comentarios. ¿te animas?

  1. Maite, la cocina como medio de integración, de conocer gente, de salir de casa, me parece genial porque parece que antaño la cocina era justamente lo que hacía era encerrar, individualizar y no permitir salir. Tiene que ser duro. Y no sé si lo será más con la crisis o no se nota por aqhí de esta manera, pero aquí por desgracia se ve que con la crisis, esos miedos absurdos, crece el racismo, se amplían las distancias, se suben barreras. Cada vez más y más rápido. Como si no fuéramos todos personas. Y como si no fuéramos todos emigrantes en potencia. Como si hubiera categorías y clases. Es más que triste, es vergonzoso, y parece que acaba de empezar solamente.
    Me quedo con tus recetas sirias (sobre todo ese postre hoy que tengo el día goloso), que me hacen viajar con la imaginación.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marhya!
      Con las grandes crisis nos volvemos egoístas y ponemos en la picota al más débil. Hoy por hoy es la inmigración porque es el movimiento de personas más grande de la historia pero mira que e los tiempos malos es cuando los de villarriba y villabajo se dan de bofetadas por cualquier bobada y eso que son todos primos... somos así, egoístas.

      Por aquí ya se quiso retirar las ayudas sociales a las familias extranjeras o mixtas. El tema sigue abierto y soy de la opinión que tarde o temprano lo van a hacer porque el rumor de "vienen a robarnos" se hace cada vez más extenso aunque nadie sabe que los extranjeros en paro pagamos unas cuotas de SSGG bestiales -mi hijo recién llegado 90 €/mes- y los que no son comunitarios o comunitarios que no han cotizado un mínimo de 6 meses al año pagan durante 6 meses sin derecho a asistencia sanitaria y por supuesto ninguna ayuda...

      Pero eso no se tiene en cuenta. Directamente la gente se calienta los cascos con el extranjero en cualquier parte del mundo, da igual. No somos hospitalarios, ningunos:-(

      Así que estas iniciativas de mi ciudad me gustan mucho. Apuestan por una integración real que tiene que empezar por desmontar los argumentos de los garrulos intransigentes y que no tengan más remedio que aceptar..

      un besazo guapa,

      Eliminar
    2. Aquí también están quitando cosas, no sé si te habrás enterado en la distancia, pero la atención sanitaria primaria de los inmigrantes sin papeles ya es un hecho. Y cuando se empieza así, pues a saber qué vendrás después. Nada bueno, porque están por recortar y seguir recortando, ahogándonos. En fin... Quedémonos con lo bueno, que todavía lo hay y esto que nos traes hoy lo es.
      Feliz noche.

      Eliminar
  2. Mai, me ha encantado la entrada de hoy. Cuando mi chico vuelva a Valencia pienso recibirle con todas tus recetas de hoy. La introducción mucho más importante que las recetas. Un beso y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Hoy no me voy a calentar más que bastante caliente estoy ya con estos temas,solo decir que es vergonzoso que a estas alturas haya tanto racismo y discriminación!
    Mi hermana tiene una niña saharaui(para mi es una niña pero tiene 20 años)y durante las vacaciones trabaja algunas veces en ayuda a domicilio para las personas mayores. Pues un día vino contándome que el hijo de una de esas señoras le había dicho que ya en España dejaban entrar a cualquiera y que incluso le registró el bolso. A mi estas cosas me dan mucha tristeza,estamos cada vez más deshumanizados. Ahora está en los campamentos a ver a su familia y la tengo haciendo vídeos de lo que cocinan allí porque me gusta aprender de todas las culturas.

    Tienen que ser maravillosas esas clases,ya me gustaría a mi estar en tu lugar y tomo nota de todas las recetas.
    Tú sigue aprendiendo y enseñándonos a los demás!

    Un beso bien grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Carmen,
      Te echaba mucho de menos y cada día me recordaba que tenía que pasarme por tu rellano, y mira, así estamos:-) menos mal que has venido tú a aliviar mi morriña:-D

      Lo que cuentas me duele sobremanera.. pero como mucha tristeza te diré no me es extraño... no es cuestión de países ni mentalidades, sino de personas. Buenas y con valores hacia el prójimo o personajes de piel empedrada, que solo miran y barren para dentro justificando su pequeña conciencia en "es que sino nos comes, nos quitan, nos pisan" ... el catecismo del mediocre egocéntrico..

      Y mira que el caso saharagui no nos es desconocido. Que todos sabemos la tragedia humanitaria que arrastra desde hace tantos años... así que esto viene a confirmar lo de siempre: que el racismo no es un problema de ignorancia sino de mala entraña, alma fea y rancia de no dejar que pase el aire:-(

      Un besazo Carmen y estoy segura que no te perderías ni una de estas jornadas... son maravillosas! como tú:-)
      Besos

      Eliminar
  4. Preciosa tu entrada de hoy, que pena que este mundo este lleno de tanta injusticia, esperemos que no se cuando, pero que se arregle algun dia, todas lasrecetas maravillosas. Mil besicos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María!
      Creo que las buenas personas hacen poco ruido en el mundo y en cambio las mezquinas se pasan la vida haciendo ruido con sus vilezas... yo confío en que algún día ganará el sentido común,
      Besos

      Eliminar
  5. Es triste tener que estar aún así, en el siglo que vivimos y que hayan cosas que no cambien, es una pena para las mujeres que lo pasan. Muchas de ellas no han vivido nada más y no saben lo que hay fuera, pero las mujeres que se mueven, aunque sea un poquito, ven que hay otra vida y no poder disfrutar de ella mínimamente, me parece un escándalo. Es que cuando veo cosas así se me pone la sangre a mil. La mujer en este mundo sigue sin contar, aún tenemos que ir "adorando" el suelo que pisa el hombre que tenemos delante.
    Mi niña, que me enrollo, que me llevo todas las recetas algunas ya las hago, pero de otra manera así que ahora probaré estas.
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen de mi alma! ese es el problema! se alzan muchas cortinas de humo reprochando que occidente está en contra de los velos, de las tradiciones y de las religiones y con estos revuelos se acalla el problema. Ya se están dando caso de crías nacidas aquí, que se las conciertan matrimonios muy jovencitas allí para que no se "contaminen" de las demás jóvenes. En el curso de alemán de mis hijos han conocido un caso así, de una chica de 18 que la casaron con 16 a la fuerza. Se han venido aquí con la esperanza de poder ahora hacer cada uno su vida pero con el fantasma de la visa que se agota y no les da tiempo de aprender alemán para encontrar un trabajo... uf, Carmen! qué poco hemos avanzado:-(

      Besos

      Eliminar
  6. Bueno Maite primer de todo decirte que las recetas me han encantado...el tabbouleh con el bulgur en cuanto tenga los ingredientes lo preparo, ha de estar riquísimo...una entrada preciosa por esa iniciativa de reunirnos que me parece fantástica y si sí yo también me enciendo cuando veo la existencia asquerosa, a estas alturas, de ese machismo que tanto cuesta que desaparezca de una vez por todas...una injusticia como muchas otras....en fin me quedo con lo positivo...un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El bulgur si no lo has probado te va a encantar. No lo busques en herbolarios, ve directamente a un comercio oriental...

      La lectura positiva es que hay gente que conoce el problema y lo hace oidos sordos. Esta iniciativa la ha podido sacar adelante la oficina de integración de la ciudad gracias al apoyo incondicional de la vizealcaldesa que es el hada madrina de esta iniciativa:-) poco a poco

      Besos

      Eliminar
  7. Me parece una idea muy buena esas reuniones de mujeres, y es que somos diferentes que ellos pero valientes y fuertes...Los platos muy buena pinta todos, hay que ir porbando..
    Besos desde Madrid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, hay que serlo, no queda más remedio. Son familias con muchas trabas y siempre es muy difícil así que estos respiros dan mucho ánimo y renuevan las esperanzas:-)
      Besos

      Eliminar
  8. Me encanta el post, Maite. Creo que la cocina es el mejor vehículo de interacción entre mujeres de culturas distintas y, a menudo, distanciada a propósito. Porque, a diferencia de los hombres, a las mujeres nos importan muy poco esas diferencias y, hablando, hablando, llegamos a la conclusión de que sentimos, pensamos y necesitamos las mismas cosas. ¿Y entonces...? Pues eso, que no hay tantas diferencias y eso da miedo a muchos.
    Conozco la cocina siria y, al igual que la libanesa y la iraní, me vuelven loca. Yo creo que expresa muy bien la manera de ser de estas personas, aunque con palabras digan otras.
    Unos platos fantásticos para amenizar una estupenda tertulia entre mujeres.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la cocina es un buen vínculo para sanar y creo que con hombres también funcionaría. El problema es el machismo, educacional o por convicción, que ahce que las diferencias sigan tan presentes y tan dolientes:-(

      Besos

      Eliminar
  9. Maitetxu, qué afortunada!!! No hay nada más enriquecedor que el contacto con la gente, y aún más, si en ese contacto se aprende tanto. Qué suerte poder oir directamente de la boca de aquellas personas que viven ciertas experiencias. En mi caso, la busqueda de ese contacto es el que me ha movido a viajar tanto...........se aprende tanto!!! Creces como persona, desarrollas tu intelecto, alimentas el alma y te hace comprensivo. Pena que no llegue a todos.... Son ya tres años desde que estuve en Siria, y me enamoró tanto (sobre todo su gente)que sé que algún día volveré, cuando pase la masacre del sin vergüenza ese.
    Genial tu entrada........y que envidia poder asistir a reuniones de mujeres como esas.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mi querida libélula! tú siempre conceptualizando tan bien lo que deseo decir:-) nos desarrollamos mejor como seres humanos y ejercitamos el amor ajeno que el propio ya lo tenemos bien alimentado... y como estas mujeres sirias, o la cría saharagui de la hermana de Carmen o las muchísimas familias de la antigua Yugoslavia que tienen detrás unos dramas personales tremendísimos... el mundo sangra constantemente y la inmigración es única la medida humanitaria posible. Los campos de refugiados ya sabemos lo que son, campos de concentración en toda regla... pero llegados al país, no es un camino de rosas:-(

      Un besazo guapa mía!

      Eliminar
  10. Mai, cariño ayer empece a comentarte y sonó el tlf.. jajjaa ya sabes...que desastre soy jaaa.

    Siempre he pensado que eres una mujer magnifica y maravillosa y esto me lo corrobora con creces. Tengo envidia tus vivencias... si de la sana.
    Ese convivir con mujeres de diferentes nacionalidades, culturas y religión, diferentes en su forma de vivir, pero al final todas a lo mismos, los hijos y la comida y luego el marido, que esos si que hay muchos que son de su padre y de su madre ( sobretodo los fundamentalistas) ....no es por disculparlos, todo lo contrario, pero algunos solo hacen lo que han visto y continúan con la saga y como les va bien a seguir. .. ejem ... por eso es tan importante la educación que las madres damos a nuestros hijos, libertad para ellos y para que ellos puedan trasmitirla a sus hijos incluso por encima de estos discriminadores (glub palabro).....
    Las mujeres nos quejamos pero muchas veces caemos en la trampa o en la blandez y no le damos la educación que necesitan a nuestros hijos, para que no sean represivos ni violentos. Habra que poner remedio a esto tan acuciante. Aunque reconozco que estas mujeres lo tiene mas difícil que nosotras. Mucho mas ¡¡¡. Y no nombremos a los gobiernos represivos ¡¡¡ no que la lío ...Mis hijos en Manila no tiene ninguna ayuda como inmigrantes, nada de nada y encima pagan ... bueno allí pocos tienen ayudas sociales porque pocas o nulas hay, solo los ricos que se la pueden pagar...o las que dan las asociaciones/entidades no gubernamentales a esa gente que tiene abandonado....

    Volviendo a la Gastronomía en mayúsculas, me han encanto todas las recetas que traes, sin ser grandes cheff, preparan unos platos maravillosos. Esa sabiduría popular que tanto nos gusta y que funciona tan bien vayas a donde vayas que con pocos ingrediente y pocos conocimientos hacen grandes platos y alimentan a su familia..
    ¿ como van tus inmigrantes con su alemán, los de tu casa??
    Bsss y feliz soleado domingo en Almeria. Que se te quiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola! tú tardaste un día en contestar y mira, a mí me ha llevado la semana entera! ainss que manía la mía de hacerlo todo exagerado:-S Tocas un tema muy importante y es que para que la integración sea real hace falta la complicidad de las madres y es que muchos de estos esposos no son malos hombres sino que tienen costumbres y valores muy arcaicos. es difícl progresar en un país que en el tuyo de origen, cuando te reencuentres con tus familiares y amigos te tomarán por un blando, por un perdedor... ojo que es complicadísimo el tema... por eso hay que ir avanzando poco a poco, pero todos juntos, satanizando a los maridos no conseguiremos nada aunque algunos animalotes se ensañen con sus esposas escudados en el apoyo machista-social...

      En cualquier caso, son buena gente y los garbanzos negros los hay en todos los cocidos...

      Un besazo y cachis! doré demasiado la tanda de galletas. Estas van al bote de las grullas:-P

      +BEsos

      Eliminar
  11. Que rico todo!!! I molt educatiu, aquest post!!!

    ResponderEliminar
  12. cuanto me gusta entrar a ver tus muestras de cariño por y para los demás. se que todo es muy duro y encima cuando vives lejos de tu país, sin apenas contacto con nadie, bien por las diferencias en el lenguaje o por estar presa en tu propia casa. me alegro mucho de que por lo menos, os podáis juntar para esto, la cocina mueve el mundo. muy buenas recetas. un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pilar! la vida siempre es mejor cuando se puede compartir y los fogones son el mejor medio para conseguirlo:-)
      BEsos

      Eliminar
  13. mmmmm que de recetas deliciosas!!! Me ha encantado tu blog en general, así que me quedo a seguirte!
    Un beso!

    http://www.lamevaprimeracuina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. No se con cual de las recetas quedarme, mejor con todas no?
    Esta iniciativa en la que participas me parece de lo más enriquecedora,ojalá se extendieran más. No se si en mi ciudad se hacen cosas así y si se hacen creo que no se les da la suficiente publicidad porque yo nunca me he enterado. Estaría bien poder participar en algo como esto en lo que las experiencias de los demás te hacen crecer como persona.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con todas! estaba todo delicioso y resultó una jornada preciosa:-)
      BEsos

      Eliminar
  15. Que lindo Mai todo lo que compartiste hoy en tu entrada. Es un gusto ver como se juntan a conocerse y a charlar de cosas en común. Seguramente que este debe ser un espacio en donde se sientan libres de decir todo lo que piensan. Y que mejor que con los cacharros en el medio. Eso hace que todo sea más fluido, como si estuvieras con una amiga en casa.
    Como vas con los pedidos de adviento? Prometo preparar nuestras velas como todos los años! Me hago un huequito y armo algún arreglo bonito y te mando la foto.
    Besooooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Eri, las cocinas hacen que nos relajemos y las lenguas y las simpatías aumentan. Recuerdo en casa, en las reuniones familiares todo el mundo terminaba en la cocina porque era allí donde se contaban los cotilleos y las carcajadas salían por docenas así que nadie se quería perder la fritanga:-D y de algún modo es así ahora, como dices, es un espacio de libertad e intimidad:-)
      BEsos

      Eliminar
  16. Un olé por esas mujeres valientes....y otro para ti por darle de algún modo voz con esta entrada. Te escribo menos, pero sigo aquí, jeje!

    ResponderEliminar
  17. La inmigraciones, las cuestiones de género, la guerra, la falta de comprensión hacia el otro... las respuestas parecieran tan fáciles y sin embargo parecen reñidas con el entendimiento. Creo, también, que la clave es la educación. No obstante, poner a circular estas situaciones ya es abrir la puerta para que el cambio tenga posibilidades de llegar.
    Éxito en tus reuniones, Mai.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Silvia, el éxito ya está asegurado en el mismo momento que el ayuntamiento de esta cuidad le ponen tanto empeño y comprende tan bien que las mujeres son las más perjudicadas en estos procesos. Ya es un triunfo muy grande poder juntarnos:-)
      BEsos

      Eliminar
  18. Mi niña lindaaaa, cuánto te echo de menos, veo una entrada tuya y me siento relajada a leerte!! Cómo me haces disfrutar con tus vivencias y como te envidio (pero guay eh?) a la vez por esos encuentros, por esos intercambios de los que tanto se aprende, que ganas de estar ahí viéndolas cocinar, saborear esos deliciosos platos!! A la vez me entristece ver que sigue sucediendo, que pagan justos por pecadores, que hay muuuchos que llevan años enriqueciéndose y lo primero que hacen para recortar es ir contra los más débiles, no hay derecho joer!! Por lo menos esos momentos que están ahí, sólo importa eso, lo demás queda fuera, lo negativo y por unas horas tienen la felicidad en sus manos y... en la boca claro, jajaaaa!! Mato por degustar esos platos in situ!!
    Besotes preciosa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy Teresa como voy! con tanto retraso que se me va a juntar el adviento con la pascua a este paso:-)

      Eso que dices es importantísimo. En los tiempo de crisis hay que pensar siempre en los más débiles. En casa, de chicos era así. 5 críos y a veces no llegaba para todos así que se priorizaba... no es así como se construye la convivencia? pero lamentablemente entre todo, unos por pasiva y otros por activa incentivamos los separatismos, las expulsiones, miramos hacia otro lado porque ya tenemos bastante... uhmmm... no es el camino. Tenemos que exigir mucha más ética a la clase política y a la cúpula social...

      Qué razón tienes moza!
      Besos:-)

      Eliminar
  19. Me ha encantado, las recetas y también lo que haces, al menos algunas mujeres tienen un respiro en esas reuniones. Un abrazo

    besosdecanelaymenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Las recetas estupendas y tu entrada magnífica.... la cocina une y la cocina tradicionalmente ha sido reino de mujeres, en muchas culturas sigue siendo exclusiva de ellas (no saben los tontos de esos hombres lo que se pierden) así que si la cocina ayuda a abrir caminos, tender manos, crear lazos... estupendo. Desde luego conmigo lo ha hecho así, digo yo que en directo y mirándose a los ojos, con mayor motivo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues así es! y con los bebitos encima que nos los ibamos pasando y ayudando todas con todo, no solo a cortar ingredientes. Es ese clima que cuentas:-)
      Besos

      Eliminar
  21. Qué enriquecedor formar parte de esas reuniones vuestras, me parece una manera magnífica de aprender de los demás, ayudar a los que como tu están lejos de casa y pasar un rato fantástico con lo que más nos gusta... la cocina! Me encantan las recetas! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marisa! es muy enriquecedor y muy gratificante,
      Besos:-)

      Eliminar
  22. uauh, realmente tienes un gran blog, estos diferentes platos tienen todos unas pinta exquisita, a parte de ser de sabores muy originales.
    Un saludo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! esta es tu casa:-D
      un besazo

      Eliminar
  23. Hola Mai solo puedo decirte que !magnifica como siempre! Tiene que ser muy gratificante poder compartir con todas estas mujeres una parte de sus vidas, !que poco conocemos a los que están a nuestro lado y cuantos prejuicios tenemos para hacerlo. Te felicito y felicidades a todas ellas por estas magníficas recetas. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Morenaza! cómo estás?

      Es poner rostro a muchas historias que vemos en las noticias, en los documentales. Es que te cuenten de primera mano, que lo leas entre lineas otras veces, los horrores que los telediarios han retrato solo con cifras... es que el corazón se quede K.O. de tanto golpetazo.. y siguen adelante, y tiran como pueden. Es admirable... cuántas cosas por aprender Morena!

      Un besazo:-)

      Eliminar