Yo, para variar, también reivindico

Qué raro, verdad?
:-D
El caso es que últimamente no leo ni veo ni babeo por otros foros -y menos por facebook que cuando uno pasa un par de semanas lejos de su influjo al volver a entrar da un agobio del ocho-  pero recibí una invitación de mi querida Lolica de Ajoblanco para que hoy diéramos la nota con recetas típicas de todos los santos. Y mira, no me lo he pensado más. Quizá porque jalogüin  se está dejando notar demasiado en una cultura como la nuestra, la española, que hasta hace bien poco no tenía ni pajolera idea de si la calabaza "Jalo" era un personaje de los Hermanos Grimm o sacada de una película de Tim Barton...


Porque en España, de toda la vida, le hemos dado a otros terrores. Eso de que los niños paseen de casa en casa preguntando lo de "susto o truco" como que no. A mí me llevaban de paseo a los cementerios. Y había que cruzar todo Madrid y cercanías  -un horror- para visitar a todo los parientes con la pata estirada. A mí me daba un miedo horrible, que le voy a hacer. Era muy cagona, y temblaba como una gallina con un simple buh! así que mis hermanos me torturaban con historias para no dormir sobre tumbas que al enterrador se le había olvidado cerrar bien y los señores difuntos salían con gusanos por todas partes y echando una peste mortal...


No pretendo quitarte el sueño con mis pesadillas infantiles pero en este día tan señalado en el calendario siempre había follón en mi casa porque entre unos que pinchaban terriblemente y otros que no parábamos de clocar cual gallinas en gallinero ajeno pues nos poníamos insoportables y mi abuelo que era muy suyo para estas cosas se enfadaba con mi madre porque decía que a estos niños -en estas situaciones dejábamos de ser sus nietos queridos- no se les había enseñado a respetar a los difuntos... Pues mira, porque no me dejaban, porque desde que hago lo que me da la gana, es decir, desde que me hice mayor, yo los respeto muchísimo.. de lejos, que es la mejor manera de vivir y dejar vivir.. ¿? ... uf! la estoy liando...


El caso es que con enfado y todo, mis abuelos nos compraban 2 bandejas de buñuelos rellenos y una de huesos de santo. Ya podía tronar, romperse el cielo o ponernos insufribles en las visitas de rigor. Daba igual,  que los buñuelos no faltaban nunca porque no hay mejor cuartada para un abuelo goloso que tener 5 nietos tragaldabas... Es verdad que el ritual clásico de la visitilla al difunto la he eliminado por completo de mis tradiciones -espantos los justos- y ahora me dedico a otras cosas, como a jugar con Lucas y su pandilla, que nos hemos pasado la mañana con sus muñecos del "teatro" -así los llama él- y aunque estos tampoco tienen mucha sangre en las venas es como que no dan tanta.. fatiga:-P


Así que mi tradición se salta la primera parte del día pero se apunta a las bandejitas de buñuelos, esta vez rellenos de crema de chocolate blanco y chocolate negro. Los he hecho con esa harina de molienda artesanal que ya he traído más veces. Es un harina sin blanquear y sin separar la cascara ni el germen del trigo lo que la convierte en un harina que se deja manejar muy bien en repostería sin las asperezas de las integrales...


Las cantidades que pongo, por tanto, son para esta harina que necesita más humedad que una blanqueada y menos que las integrales. No te aconsejo que los hagas 100% integrales. Sería un fracaso pero puedes probar malteando un poco el harina y sustituyendo una cuarta parte de la harina por integral.


Ingredientes para los buñuelos:

  • 500 gr. de harina artesanal con su cascara y germen
  • 200 ml. de leche
  • 300 ml. aproximadamente de agua con gas o gaseosa
  • 50 gr. de mantequilla
  • una pizca de sal
  • 5 huevos
  • abundante aceite para freir

Ingredientes para el relleno:
  • 250 ml. de nata montada
  • 125 gr. de chocolates (blanco, con leche o amargo)


Preparación:
Pon en una cacerola grande la leche, el agua o gaseosa y la mantequilla a calentar. Cuando rompa a hervir echa de una vez la harina mezclada con una pizca de sal y la mueves con una cuchara de madera todo cuanto puedas (se hace difícil ). Si ves que queda muy dura, le añades más agua.Tiene que quedar espesa pero no dura. Separa la cacerola del fuego y vas añadiendo uno a uno los huevos. Si tienes amasadora eléctrica puedes hacer este último paso en ella.

Pon a calentar una sartén con abundante aceite. Una vez caliente, vas añadiendo con ayuda de dos cucharadas montoncitos de masa. Fríe los buñuelos por ambos lados más o menos un minuto por cada lado para evitar que se queden crudos por dentro... de pasar esto -la verdad es que ya tienen poco remedio- de perdidos al río. No los tires. Calienta el horno a 200ºC, los colocas con la rejilla en el medio y bien cubiertos con papel de aluminio para que no cojan calor. los dejas 10-15 minutos... no es ortodoxo pero recuerda que no hay que tirar nada..

Para preparar las cremas, bate la nata hasta montarla. Derrite el chocolate -da igual si es blanco o negro- o al baño maría o en el microondas y lo mezclas con la nata. Deja que repose como una media hora antes de usarlo. Los de chocolate blanco reposaron pero la otra crema no. En esta foto puedes ver que no es lo suyo. Rellena cada buñuelo con ayuda de una manga pastelera.

69 comentarios. ¿te animas?

  1. Joer Maite te han quedado de escándalo, para mi los de choco....oye esta harina suena muy muy bien...por aquí no la he visto....ja a ja yo también era de las miedicas y todavía hoy lo soy...dile a Lucas que esta guapísimo...un achuchon preciosa mía y besos a la family

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Núria!sí, los de choco más a tu gusto, menos dulces:-P estoy sobre la pista porque a Teba le oí hablar de ella y creo que por el foro del pan también se dijo algo. DEjaré un mensaje a ver si alguien sabe.. de tu parte guapa!
      Besos

      Eliminar
  2. Yo este año me he dedicado a los huesos de santo, tenía esa espina clavada desde el año pasado que no me salieron bien y este año hasta que no los he conseguido no he parado, y ya que me sobraba mazapán he hecho unos panellets que han salido buenísimos...ya no me ha quedado tiempo, ni capacidad estomacal para los buñuelos, pero el año que viene no me los pierdo.
    Ni mi madre ni mi abuela fueron de ir al cementerio en estas fechas, más que nada porque mi abuelo yacía en el fondo del mar, así que yo tampoco tengo esa tradición, pero la bandeja de huesos de santo y de buñuelos no faltaban nunca, este año fue genial llevarle a mi madre algunos de mis huesos de santo y ver con qué ganas los paladeaba.
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que los he visto de pasada y aún no he sacado rato para pasarme. Hoy he estado todo la tarde -bueno, media que la otra media comiendo buñuelos- con el libro de recetas que va más lento de lo que me esperaba. Es la primera vez que manejo el editor para maquetar y tela que pesado que es...

      Ay Lola! esa es una de las estampas más emotivas que tengo de niña... a las abuelicas de negro, que cada atardecer se asomaban al mar, porque todas, todas! o tenían a un hijo o a un marido o a un hermano que se quedó en la mar así que no sé si por la rutina de siempre, la de ir a esperarlos, o por ir a rezarlos, siempre al atardecer, sin falta, allá estaban. A mí se me quedó esa cosa dentro y mira que a muchas como a la abuela María que la quería mucho y ella a mí, cuando estaban allí, con sus hombre, yo pasaba muda y sin hacer ruido, ni un saludo ni una distracción que ese era momento sagrado...

      Cuanto me alegro que este año tu madre deguste tus huesicos! puedo imaginarme lo deliciosos que están:-) ya me pasaré que vi que pusiste fotos de la preparación!
      Besos

      Eliminar
  3. Hola mi reinaaaaaa!!!!!!Que alegría leerte.Esta mañana venía mueeerta de sueño y frío de trabajar y pensaba en ti,ya es un logro poder pensar a esas horas..en privado te diré el qué ;))...
    Dejemos a Jalowuin,paso,no va con nosotros....y el respeto a los difuntos,su honra,su recuerdo,el cariño que siempre se les sigue teniendo,todo eso cada día de la vida.No entiendo porque se llenan los cementerios,este día...y los demás....pero va mi respeto.
    Yo también prefiero jugar con mi hijo,que aunque es mayooor que Lucas,aún me sigue dando cabida ;.)))) y hay que aprovechar,ya se sabe luego lo que pasa,no?
    Así que con mi marido,hijo y perrita estamos degustando una merienda de buñuelos y carquinyolis,que quitan el sentido...aunque ya nos gustaría tener uno de esos buñuelos regalimando chocolate....ummmmmmm
    Seguimos jugando,eh!!Lucas está hermoso.

    Un besazo a tu gran familia.

    Muuuaaaccckssss!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Silvia! jajaja! sí, me lo tienes que decir :-D

      Pues así es. Mira que me lo paso en grande jugando con él pero aunque no me apetezca o me permito pasar un día sin jugar con él un rato y un día de fiesta, pues más!

      Besazos guapa!

      Eliminar
  4. Te han quedado muy ricos!!!Aunque no tengo tiempo de ná , te leo siempre que puedo!Es un sol!muka!

    ResponderEliminar
  5. Tu no paras, ¡¡ te gusta un rato pinchar ¡¡ donde sea que hay que reivindicar ahí esta "la Mai" bandera en mano. eres un tesoro, pero de los que hay que cuidar y mucho.
    ¿ como van tus clases de alemán??? y tus nuevos inquilinos ¿ como les va?? muertos, jajjaaa muertos de frío ¡¡¡¡
    (hasta me sorprendo de mis palabras) Se habrán puesto moraos a comer buñuelos.
    Fijate nunca los he hecho...ya va siendo hora que coja prestada tu receta.
    Fijate que cosas, ahora me da mas miedo los campos santos=cementerios que cuando era niña ¡¡ como disfrutaba con mi abuela. Ahora ni voy... hay tantos recuerdos ....que me da mucha tristeza y luego lloro y los míos me dicen llorica.
    Una entrada preciosa, muy de tu estilo maravilloso ¡¡ que bien redactas ¡¡ y que bien se te entiende ¡¡¡
    Espero que me escribas y me cuentes tus andanzas, ahora estoy menos ladilla, je je je.
    Mi nacho se partio el perone en filipinas y en un tris de irme ¡¡¡ porque el billete costaba 2300€, lo mas barato...que sino em largo. He pasdo unas semanillas de mucho trabajo y mucho stres con el otro operandose . Es que están muy lejos. Bueno todo ha pasado ya.
    Que preciosa foto de Lucas ¡¡ que guapo es ¡¡¡ a rabiar ¡¡¡.
    bsss para toda la family.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Lola que no hay que pincharme mucho:-P

      Los inquilinos aprendiendo alemán a pasos gigantes y yo dentro de nada voy a hablar como la Merkel.. Digo! mejor que la Merkel que ella tiene un acentillo raro, como le pasa al nuestro. Y sí, muertos de frío, sobre todo Inma la pobre que es la primera vez que se enfrenta al termómetro en cero.

      Pues mira que yo les tenía mania de hacer. De comer: Nunca! pero de hacer tenía el recuerdo ese de dejarme el brazo cociendo la masa. Son un poco engorro, la verdad, pero solo de ver con que gusto nos los estábamos zampando, lo merecen...

      No me digas! me cachis! si es que son muchos Euros Lola, Euros Mayúsculos! espero que mejore rápido sin complicaciones y que dentro de nada pueda volver a pisar con garbo y eso sí, con más cuidadín que sino a la mama le va a dar un síncope!

      Besazos!

      Eliminar
  6. Pero cuanta cosa bonita veo por aquí!
    os voy a contestar que estoy de maquetar recetas en el libro hasta el gorro! se me salen los bananos de las órbitas!
    :-D allá voy bonicas!

    ResponderEliminar
  7. Hay Maitetxu, de halloween bastante charleta tuvimos anoche con las colegas del cole, así que, lo dejo pasar. Los muertos, también mejor si los dejamos tranquilitos ahí donde están (en el corazón). Pero, si una costumbre tan lúgubre da pie a los dulces que abundan por estas fechas, pues mira, que bienvenidoa sea. Me pirran los buñuelos, me vuelven loca, sobre todo los rellenos de nata, y en mi casa no se han hecho nunca. Cerca de casa de mis padres hay una pastelería de las de antaño que hacen unos buñuelos y unos huesos de santo para quitar el hipo. Así que, nunca los hago, pero claro, si me plantas ante la pantalla esos buñuelitos chorreantes de chocolate blanco...........me pierdo!!! Qué pintaza!!! Imagino que si algún vecino austríaco los prueba no te lo sacas de casa. Qué delicia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, mi querida maestra, mi vecina Edith los ha probado. Necesitaba hacer un kuchen en un molde más grande del que ella tenía y claro, en mi puerta sabía que encontraría lo que buscaba... lo que no imaginó es que se iba a encontrar con esas bandejitas chorreantes y deliciosas... se le salían las orbitas de los ojos o al revés, que del subidón que le ha dado no lo tenía muy claro... son laboriosos de hacer, pero mereció la pena:-) de buena gana te hibiera esperado a merendar:-)
      Un besazo!

      Eliminar
  8. Que contenta estoy, ya que he visto en muchos blogs reivindicando nuestras costumbres ancestrales y no las importadas. Y solo hago que ver buñuelos y mas buñuelos y todos con una pinta increíble y yo..... que envidia, solo mirar, porque no los he hecho....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja! eso me imaginé Manu! me imaginé que nos íbamos a poner todas a buñuelear :-D pero qué quieres! si es que están delicioso y cargados de emociones así que hala! a dejar que el viento corra y nosotras a zampar buñuelos:-D
      BEsos

      Eliminar
  9. Que pinta Mai, Lo hare seguro estos postres me chiflan. Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica!
      a mí también me encantan. Mira que son peligrosos los bollitos fritos pero a mí me dominan el intelecto:-D
      Besos

      Eliminar
  10. Maiiiii!!! eres genial, que gusto me da leerte!! siempre tan reivindicativa y siempre tan graciosa y ocurrente:)
    estoy de acuerdo que nuestros terrores son también muy terroríficos y tan validos como cualquiera que venga de fuera :) yo no soy muy dada a celebraciones halowineras, pero acabo pasando por el tubo con mis hijas que un año les da por ser vampiro y otros novia muerta, y allá que voy yo, a sacar todos mis ropajes de hace siglos, porque dicen que tienen mucha suerte de haber tenido una madre siniestra y tiene todo tipo de complementos góticos y negros :P.
    Pues eso, que yo este año he reivindicado a los muertos de Mexico, pero casi que me apunto a reivindicar con estos buñuelos a mi querida España, tan fastidiada ultimamente :(
    Miles de besos Mai guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja! me parto Juana! mira que eco-recicladores son tus comeplementos:-D jajajaja! pues muy bien hecho porque así es, hay que estar abierto a todo que no hay nada peor que una madre de mente estrecha y recursos limitados. Bueno, si hay cosas peores pero para nuestros churumbeles, no, no existe mayor pecado -hasta la fecha. Pero hay que reivindicar, verdad? todo! apertura, conocimiento, recuerdo, raíces, nuevas miras, nuevos tejemanejes porque tenemos a la España muy muy fastidiadica! ves? eso si que da susto... en fin, que pa'lante y si tu ivindicación ha salido de ese maravilloso libro que tienes... uy... uy... pero qué flamboyante Juana!

      Besos

      Eliminar
  11. ¡Que pasada de buñuelos!!! Nosotros también hicimos, aunque por aquí no es tradición, pero yo me apunto a todo, als tradiciones de aquí, de allí y del más allá!
    Un fuerte abrazo, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Gemma!
      Así es! esa es la mejor manera de mantenerlas a todas vivitas y coleando y no criando malvas en el olvido:-)
      Besos

      Eliminar
  12. Jolín, que pasada, esto tiene que estar tremendo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Manuel!
      pues sí, y te juro que no digo esto para chinchar pero estaban -digo estaban- de muerte! sin truco!
      Besos

      Eliminar
  13. ¡Jajaja... cómo me he reído!. Yo no recuerdo esta fecha como una fecha especialmente señalada, pero es que he estado de Pinto a Valdemoro y en cada sitio han habido celebraciones distintas. A mi me gusta celebrar, si celebrar con la familia, amigos y especialmente con los niños es sinónimo de pasárselo bien. Por eso me gustan todas las tradiciones. Porque luego cuando rascas un poco, te das cuenta que lo "típicamente nuestro" (dicho con la mano en el pecho), viene de más allá de los confines del continente y se pierde en la lontanaza.... Pero no cabe duda que lo que creemos y queremos que sea nuestro hay que practicarlo y sobre todo ¡degustarlo!. No sabes con qué gusto me comería la bandeja entera toda ella de estos buñuelos, ¡que tienen la mejor pinta que haya visto últimamente!. A mi me gusta recordar a mis difuntos con alegría porque no cabe duda que la pasa una mal con el paso al otro barrio de los seres queridos, pero el tiempo pasa y todo lo cura. Un besotote,

    www.cocinaamiga.com

    PD: ¡qué guapo y grande está Lucas con sus 6 añazos!, es que se me pasó decírtelo en el post anterior ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda una suerte Iratxe, porque nosotros somos una familia multicultural y también de culo inquieto y lo que les digo y repito es "donde fueres haz lo que vieres y no olvides de donde eres" Hay que nutrirse de todo, esa es la grandeza del mundo y no olvidar las raíces es la grandeza de las personas. y como dice Juana, también los hijos nos arrastran a nuevas tradiciones que aunque vengan de USA no están mal, al contrario, son muy divertidas pero no hay que olvidar las de nuestras niñez y a la que recordamos, compartimos historietas con los hijos y los amigos... celebramos sin apagar ni el cerebro ni los recuerdos:-)
      Un besazo!

      Eliminar
  14. Si es que al final nos guste más o menos por alguna situación "especial" osea niños, caemos en la tentación, este año hice chorradas de halloween, fíjate galletas pero con formas y los niños tan felices...
    El caso que los buñuelos son deliciosos y eso es lo importante verdad?
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo mundo jaloguín en casa. Este año el enano ha pintado unas calabazas la mar de majas..como le decía a Iratxe yo creo que todo tiene cabida sin renunciar a lo nuestro, a lo que cada uno ha vivido:-) y esa conclusión es la que cada año, sin falta, me decía a mí misma: los buñuelos es lo que cuenta:-D
      Besos

      Eliminar
  15. Cuando leí la entrada, pensé : Ya va a escribir Mai otro libro, otra injusticia que revindicar...habrá que apuntarse jaja Pero no, ya veo que esta es diferente.
    Si te cuento los primeros recuerdos que tengo de estos días, ay madre, qué locura infantil. Nos íbamos al cementerio, mi madre y mis tías, para ver como andaba la lápida de la abuelita y los tíos, la limpiaban y cambiaban las flores y mi hermano y yo nos dedicábamos a recorrer la calle del cementerio observando todas las fechas, porque habíamos aprendido a restar y queríamos sabor con cuantos años habían llegado hasta allí. Morbosos que eran los niños, diría yo.
    Cuando llegábamos a casa, nos esperaban los huesos de santo y por la noche lo que más me gustaba era que encendiesen las " mariposas" que eran una especies de cartones redondos que tenían un cabo de vela y se ponían en un plato con aceite, se dejaban toda la noche encendidas, una por cada difunto de la familia. Eso sí que me parecía magia, aunque me daba un poco de miedillo, pensar que todo era pensando en los muertos.
    Ahora no voy a los cementerios, no me gusta, lleva tanta carga afectiva para mí ir allí que me resisto.
    Tus buñuelos no debian estar buenos, muy mala pinta, aspecto detestable, la textura se nota que quedó correosa, en fín un aggco....estoy convenciendo a mi subconsciente, que se quiere el tío meter en la cocina corriendo, será envidioso jeje
    Te han quedado de lujo mi niña, mejor imposible y la respuesta un poco larga, ay qué hablona soy, como decía mi hijo de pequeño y tu Lucas, para comerselo sin relleno ni nada, a palo seco.
    Muchos besotes preciosa, un placer leerte siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja! hola Núria! Yo también tengo algunas anecdotas morbosas de mis primos que lo cierto es que nos hacían pasar a nosotros por buenos en comparación:-) bueno, lo de las mariposas me has dejado loca. Me parece precioso!

      Núria, estaban asquerosos. Correosos, grasientos, como piedras, sosos, mira, porque aquí no se tira nada y por eso nos hemos esforzado en hacerlos desaparecer de asquerosos que estaban...

      Creo que a tu pequeñajo, como al mío, le hubieran dado un asco bestial:-P
      Besos

      Eliminar
  16. Amén a todo, a mi el jalouwin ni me desagrada ni me agrada pero me molesta tanta "chuchería" porqué el día a día o el día de excepción le compras el capricho al niño controlando la cantidad, pero así todo de golpe no me gusta mucho, menos mal que Sergi no es glotón y después de la "recaudación" los deja de lado pues a él lo que le gusta es eso de ir de casa en casa y hacer bulla con los amigos.
    A mi plin! (como se decía antes)con las festividades religiosas, para mi demasiadas al año, y bueno hay que seguir respetando la tradición y como no también mi "vena" culinaria, a mi lo que me gusta es ver los dulces típicos de la fiesta, así que tus buñuelos para chuparse los dedos y no parar, así sí que me gusta el #diadetodoslossantos
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sip, así, tal cual. Como le decía a Núria a mí todo lo que sea celebrar, me apunto y conocer más tradiciones y compartirlas y lo que haga falta pero también es verdad que me gusta que no se pierdan, que las propias van cargadas de mucha emotividad y el mundo calabaza me deja neutra pero me parece genial ver a los chiquillos divertirse. Pero sí, rompo lanzas para no olvidar:-)
      Besos

      Eliminar
  17. Yo también reivindico !!!!!! con lo que me gusta a mi cocinar las tradicionales recetas de siempre, ración doble panellets y gachas... no sabía que también eran típicos los buñuelos, y con menudo relleno los presentas. El próximo año, me animo!!! Que buena pinta!!!!Besitos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves? las gachas, que no las he probado, eso le decía a Lola. Para cuando me baje a Almería le voy a pedir a Lolica que me las prepare. La vez anterior nos hizo un ajoblando que era para ponerse mora'o uno de puro gusto:-)
      Un besazo

      Eliminar
  18. Eres la leche Mai, allá donde haya una reivindicación estás tu y me encantan todas!! Estoy contigo en que hay que conservar nuestras tradiciones, a mí lo de jalowin no me va nada, es respetable, pero a cada uno lo que le gusta!!
    En casa nunca fuimos de celebrar este día ni con visitas a cementerios, lo único que recuerdo son los buñuelos, pero cuando éramos más mayores!! Mi madre tenía muchos hijos como para estar visitando a los de otro mundo y yo odio los cementerios, pero desde hace 6 años es el único día que voy, se me fue mi padre un día como hoy y aunque lo extraño todos los días y sé que no está allí, sino en mi corazón, por ser su aniversario es el único día que lo visito allí!!
    Me llevo tus buñuelos, los de chocolate que son los que él hubiese elegido!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, guapa! mi padre se marchó un día como el de ayer y el tío tenía mucha chufa, siempre gastando bromas o ideandolas, que con eso ya se partía de la risa. Tanta chufa que mira, no encontrábamos cementerio "libre" y la incineración la tuvimos que hacer fuera de Madrid y aún así, a la que llegábamos nos quedamos atrapados en un atasco tremendo, coche fúnebre y comitiva... una estampa a lo Almodovar total! Ese era el tipo de cosas con las que mi padre se partía de la risa con solo imaginarlo, como el decía "ya veréis como os hago la pascua".

      De todas formas, yo nunca he rendido recuerdo a mis padres y a mi hermano en estas fechas, ni tampoco en los aniversarios de sus muertes. Me gusta recordar sus cumpleaños y recordar los maravillosos días de vida.

      Y con buñuelos! claro que sí! que a mi padre y a Juanpe también les gustaban mucho y a mi madre... Ay qué picara! los huesitos de santo! como la gustaban:-)

      Muchos besos guapa y hoy un abrazo muy especial:-) muy fuerte!

      Eliminar
    2. Y tanto que les hizo la pascua!! Me lo imagino partido de la risa!!
      Yo lo recuerdo todos los días, cada cosa que hago o que sé que a el le gustaba me arranca una sonrisa y con eso es con lo que me quedo!! Este día se ha convertido en una tradición, vamos por allí, pero luego nos reunimos todos los hermanos con mi madre, porque con eso el disfrutaba mucho, viéndonos a todos juntos y que estemos pasándolo bien, pero lo de pasar por el cementerio me deja el cuerpo cortado!!
      Mi madre es la pera, dice que a ella como si la meten en una caja de zapatos, que aquí no la van a dejar... jajaa, es tremenda!!!
      Gracias guapa, siempre me arrancas una sonrisa!!
      Mil besos

      Eliminar
  19. ¡¡ Que buñuelos !! me comeria un par de cada.Con lo buenos que deben de estar se pueden hacer en cualquier época del año, habra que probarlos. Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ricos, verdad? si que se pueden hacer, de hecho tengo una receta de los buñuelos de cuaresma que le tengo unas ganas terribles y no hace mucho hice unos de plátano que estaban para besar al santo... sí chica, no veas como tiran!
      :-)
      Besos

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. Hola Chary!
      Un gusto muy grande conocerte:-)
      Besos

      Eliminar
  21. Hola Maite preciosa. en mi casa también se encendían las velas, una por cada fallecido, toda la noche y con la escusa de ir a ver que no se apagasen con cualquier corriente de aire indeseada, nos metíamos en la cocina a zamparnos los dulces que se habían preparado para el día de los santos, jejejeje malas que eramos y glotonas. yo también soy de las que reivindico lo tradicional, respetando al que lo quiera seguir (hallowen) pero ante todo los dulces españoles. mira, he hecho otra variedad de buñuelos, mucho mas rápidos y fáciles que los de viento y por hacerle un guiño al hallowen, los he hecho de calabaza, seguro que te van a gustar. un beso y me gusta venir a ver que nos pones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar!
      jajaja! vaya historias que nos montamos cuando somos pequeñajos:-D vaya tela! y mira, luego de mayores, asociamos esas historias a la comida:-)
      Besos

      Eliminar
  22. Pues yo soy tradicional de pies ha cabeza, y por eso estos buñuelos me han enamorado te han quedado espectaculares. Mil besicos

    ResponderEliminar
  23. Hmmm... esa foto con la cremita chorreando.... aaaaains!!!

    Me encantan los huesos, y ahora que hasta aquí no llegan se los toman mis progenitores a mi salud: algo es algo!

    Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuántas cosas se echan de menos en la lejanía, verdad? cosas que insitu no haces ni caso -o eso creías- y la distancia le pone mucha morriña:-P
      Besos

      Eliminar
  24. Pues a mi sólo me llevaron al cementerio en Todos los santos una vez, después de pedírselo casi de rodillas (o sin el casi) a mi abuela. Ir al cementerio tenía algo de emocionante, ese cosquilleo que da el miedo...o no sé...el caso es que me arrepentí tremendamente de haber suplicado para que me llevaran tras tres horas de una punta a otra del cementerio buscando a unos y otros (de los que nunca había oido hablar)...Me aburrí si, que se le va a hacer, yo era más de pasas miedo con Batman...En fin, historias para no dormir!
    pd. los buñuelos nunca me aburrieron ni me aburrirán!;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O para dormirse de puro aburrimiento.. uf, dí qué sí, un tostón y cuando no se coincidía con otros parientes y ea, a aguantar el palique mientras las tripillas reclamaban sus deseados buñuelos.. quita, quita, yo me he quitado de encima la parte plasta de la historia:-P
      BEsos

      Eliminar
  25. Que delicia, ya estoy harina en mano, para ver que churro me sale, ja ja ja

    Un besote.

    ResponderEliminar
  26. jujujujujuju... A mí eso de los cementerios como que tampoco... Creo que en mi vida habré ido 3 veces. ¡No exagero...! Y las 3 antes de los 15 años, que luego me ponía muy farruca y no me llevaban ni a rastras. Y desde entonces, toda la gente que he conocido y apreciado que ha muerto, ha sido cremada, así que cementerios... ¡de lejitos! Sin ir más lejos, mi abuela que falleció el día 5 de octubre, también fue incinerada y la esparcimos alrededor de un olivo de la finca de mis padres, olivo entrañable de su tierra sevillana. En fin... que me enrollo yo también.
    A lo que voy... qué razón tienes sobre las golosinas tradicionalmente españolas, nada de los jalogüines... Por Canarias es más tradicional hacer tortillas de calabaza y de batata (boniato) amarilla, con su toque de anís. ¡Más ricas! Los buñuelos no son tan frecuentes, aunque, en casa de mis padres, como mi madre es sevillana, tambien se estilaban, no creas...
    Pues eso... que yo me como 2 de los de choco normal y 2 de los blancos.
    Besitos reinaaaaaaaaa

    (PD.: oyeeeeeeeeee, no participas en mi sorteoooooooo??????)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quita quita, mejor darle a los dulces y si nos morimos que no sea de un susto sino de un atrancón que a mí se me antoja una muerte más dulce:-)
      Un besazo!

      Eliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Hola mi reina... aquí pasaba yo de largo, que he visto el ordenador encendido y no he podido resistirme y me encuentro con esos pedazos buñuelos... mmmnnnnnn... yo este año no he tenido tiempo, pero eso no quita que el domingo o mañana me ponga con ellos... total... que más da el día? Aquí, y sobre todo en los pueblos, lo del cementerio es casi obligado y si, es cierto, hay muchos días no solo este, pero como todas las costumbres, si no estas tampoco quedas a gusto... así que con lluvia y todo, para allá que nos vamos, primero a un pueblo, luego al otro, y luego a compartir con la familia el recuerdo de los que se fueron pero no del todo.
    Ese Lucas está impresionante amiga... como siga así tendrás que encerrarlo o va a sufrir acoso total de las niñas jeje...
    Te dejo, que el peque me reclama...
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja! mira, cuando leí que un tal zurdo me hablaba como si me conociera de toda la vida... por un momento me entró un acojone tremendo. Luego en seguida até cabos menos mal:-D

      Y como está esa lindura? enorme ya, no? tienes que mandarme alguna fotico para ver que gordote y hermosote está.. y el grande, te perdonó la traición de traer a un enano llorón a casa sin pedirle permiso?

      BEsos guapa!

      Eliminar
  29. Por cierto... Zurdo también era yo, pero es que era el nick del maridín que se quedó ahí pillado :D

    ResponderEliminar
  30. aaaaayssss cómo echo de menos los buñuelos de mi hermana !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo a estas altura, ya echo de menos estos de las fotos.. que monazo tengo pero me contendré, que remedio,
      BEsos

      Eliminar
  31. Como me gustan estos dulces tradicionales. Yo, al igual que tú, no soy de celebrar estas fiestas importadas que ni me van ni me vienen (también he de decir que si hubieran niños en casa puede que me tuviera que tragar mis palabras) La tradición de visitar los cementerios tampoco la sigo y doy gracias a mi madre por ahorrarnos este mal trago de pequeñas y darnos sólo la parte dulce de estas fechas (los buñuelos, los huesos de santo, las truchas, las tortillas de batata) Yo, salvo para asistir a un entierro, no paso ni por delante de un cementerio. Creo que hay que visitar a los vivos y recordar a los muertos.
    Un besito desde Las Palmas guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí todo lo que sea celebrar, bienvenido sea. Lo que no me gusta es que las nuevas modas acaben con las tradiciones. Eso es lo que me repatea, ver como perdemos cuando deberíamos crecer en costumbres:-)
      BEsos

      Eliminar
  32. y yo reivindico que estan tremendos estos buñuelos,vamos estaban porque ya no te quedan ja,ja
    beso

    ResponderEliminar
  33. Me dan ganas de comermelos "tós"...ains,lo que han cambiado las cosas de un tiepo acá,con "jalloguin"y con todo,pero bueno,hay que sacar lo mejor de todo,y yo me quedo con tus ricos bueñuelicooooos¡¡¡besos guapetona,ah,tu hijo precioso¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso me esta pasando, guapa!!! que tengo ganas de repetir! cómo estás? me tengo que pasar por mi cocina a ver que cosas ricas nos has hecho:-)
      Besos

      Eliminar
  34. Hola! Me alegra volver a verte y a leerte.... estoy muy desconectada últimamente dedicada a adelgazar y eso (10 kilazos van...) así que este año me quedo sin reivindicar aunque me hubiese encantado, que ya tenemos bastante con Papa Noel y Santa Claus como para tener también la locura esta con esos ojos ensangrentados y arañas peludas.... me quedo sin postre que no pruebo el azúcar así que rechupeteo un poco tus buñuelos y a dormir! Besos querida....

    ResponderEliminar
  35. Mai pues te han quedado de escándalo y que color más bonito tienen, el relleno ya no digo nada jajaaj me gustan todos porque también soy una golosona, moderada eso sí jejejejejjeje
    A mí no me gusta ir a cementerios ni dar sustos porque soy también como tú una cagada jajaajjaaj
    Así que nada en casa con las castañas y los boniatos que con el frío que hace no apetece nada más.
    Que cara más bonita tiene tú peque, tiene a quién parecerse.
    Besoss guapaa
    feliz día

    ResponderEliminar
  36. Los buñuelos tenian algo mágico... ¿desaparecian o salian volando??
    La realidad esque a final de esa tarde solo estaban las bandejas.
    Vistos, no vistos, y exquisitos!
    Tenian un sabor a esa cocina de antaño en casa de la abuela, con toda la familia pululando por la casa. Un placer Maite. Danke!

    ResponderEliminar
  37. He disfrutado muchísimo leyéndote. A mí lo del truco o trato tampoco me va... me va en EEUU, pero como que aquí no lo termino de ver. Menudos buñuelos, así sí que da gusto celebrar! Un beso

    ResponderEliminar