bizcocho de caquis y mandarinas para vencer a la empanada

Vengo con este bizcocho otoñal -literalmente, porque lo hice hace meses-  el cual decido publicar en un día como hoy, primaveral a rabiar, y metafóricamente camuflado entre montañas y montañas de nieve -exageradamente hablando- que aún se apilan en los rincones y bordillos de la calle como resultado imperturbable de las pesadas, frías e invernales nevadas de estos últimos días... más o menos, para qué dar más detalles... Y es que aquí, la que guisa y se lo come, la que viste y calza o para que nos entendamos, la que pincha y corta el bacalao, esa, osea, yo, estoy como el tiempo. Desbarajustada perdida. No sé muy bien si loca de remate, anárquica y veleta transitoria o simplemente me dejo llevar por la ocasión, que dicen que la pintan parda, ve tú a saber por qué... el caso, es que tengo una empanada mental tan grande como el de las isobaras de esta parte del hemisferio norte...


Mi teoría, es que la equinacea nos está camuflando un pasmazo de mucho cuidado. Estamos como si hubiéramos luchado en Lepanto, agotados pero sin dar ni un sablazo al agua. Algún moquillo que otro -el Lucas más- y algo de malestar sin definir... y como línea argumental principal gastamos una ganas de dormir horrendas. El Günter no para de decir que Ay pobre de él. Debe ser mi empanada que no termino de pillar el concepto. Puede que ni él mismo lo sepa. Lucas otro que tal baila. Ahora me dice que está malito y que tiene que tumbarse -su libro del cuerpo humano dice que para que las defensas luchen mejor hay que descansar- y medio minuto después me pelea a mansalva que nos vayamos a la calle a jugar...


Y mientras yo, qué? pues ni idea, por lo menos definida. Bostezo, se me cierran los ojillos y se me vuelven a abrir. Lucho por no rozar el sofá porque como me acerque a menos de 10 metros me lanzo a lo salto del tigre o algo peor que a veces dudo de mis propios límites. De cualquier modo, ni los bomberos me iban a despegar si dejo desplomar mi esqueleto -y algo más- en tan mullido y confortable mobiliario doméstico... ainsss! Mai! no lo pienses, no lo pienses!


Así que para mantenerme lejos de mis dulces, placenteros y dormilones planes he decidido desenterrar todas esas recetas que un día cociné, fotografié pero nunca me digné a publicar. Por falta de tiempo, no pienses mal, que para esto del voyeurismo culinario no tengo ningún pudor en venir al blog y enseñar con todo lujo de detalles los majares que nos zampamos por estas latitudes y que si bien es cierto que me da mucha pena no poder compartir, aquí mis mozos rinden buena y feliz cuenta de lo que un horno es capaz de cocer, y con un cuajo impresionante! te lo digo yo!



Por lo tanto, ésta de hoy es la primera de una larga serie -más o menos, siempre más o menos-. Esta receta viene a ser la formula magistral para cualquier tipo de bizcocho con fruta. Funciona con todas -manzanas, peras, plátano, calabacín, boniatos, calabaza...- y es además una manera muy jugosa de meterle fibra al cuerpo. Insoluble, la que te proporcional el salvado de la harina integral y de la soluble, el premio gordo que puede recibir nuestro organismo, con ese montón de fruta para ayudar a digerir el azúcar y la grasa que el bizcocho lleva consigo a cuestas... y es que no perdamos tiempo en engañarnos. No hay repostería sana, pero dentro del pecado, pequemos manteniendo nuestras conciencias limpias como una patena y a otra cosa, mariposa!

PD: ¿me estaré haciendo mayor? no saltaba la coletilla de la mariposa desde que era niña:-)



Ingredientes:

  • 125gr. de harina repostera *
  • 150gr. de harina integral de trigo *
  • 1 cucharada de azúcar avainillada o de extracto
  • 1/2 cucharadita de polvos de hornear y una pizca de bicarbonato
  • una pizca de sal
  • 2 huevos
  • 125gr. azúcar morena
  • 60ml. de yogur natural o buttermilch
  • entre 60-70ml.* de aceite de canola o maíz 
  • 2 mandarinas peladas
  • 2-3 caquis
  • un poquito de la corteza de mandarina

  • 125ml. de leche agria (crema agria mezclada con yogur en su defecto)
  • 2-3 cucharadas de azúcar glas (yo con dos tengo pero no somos golosos)


    (*) uso una harina que contiene su cascara y germen natural, el suyo resultante de la molienda. Con este harina uso solo 50-60ml. de aceite pero si usas la mezcla de integral y repostera es posible que necesites hidratar con un poco más de aceite el bizcocho.



Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC. Para manchar menos, lo hago en la trituradora pero puedes hacerlo con la batidora. Pelas y cortas las frutas y las trituras. Añade el azúcar y los huevos y haces una crema muy suave. Añades la sal, la ralladura, el yogur o buttermilch, el aceite y la vainilla. Haces una crema. Por otro lado, mezcla las harinas con el bicarbonato y/o los polvos de hornear. Con una espátula, mezcla el harina con la crema hasta que este totalmente lisa y sin grumos. En un molde en forma de corona -o de cake alargado- previamente engrasado, pones la mezcla y horneas hasta que cuando lo pinches con un palillo éste salga sin manchas de masa. Más o menos necesitarás entre 40-50 minutos. Como siempre, esto es cosa de cada horno. Deja que enfríe antes de desmoldar.

Para la salsa, mezcla la leche agría (o una mezcla al 50% de crema agría y yogur. No te recomiendo nata, el sabor no tiene nada que ver) con el azúcar glas. Lo bates con energía ayudándote con unas varillas para que no quede ningún grumo de azúcar. Que cada comensal se sirva a placer...

42 comentarios

  1. wow!!!! menuda combinación!!! me ha encantado!!!
    El bizcocho tiene un aspecto fenomenal: un bocado perfecto para combatir estos días de frío!
    Me llevo tu receta!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fani!
      Me alegro mucho! pruébate y verás que bien resulta,
      Besos

      Eliminar
  2. Me recuerda a un bizcocho que preparo con compota de fruta, normalmente de manzana. Nunca he probado así, con la fruta solamente triturada, pero tengo que hacerlo... es sencillo y mucho más rápido que ponerme a cocer la compota!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si he visto varias recetas hechos con compota -aquí se llama apfelmus- pero es mejor así porque no tiene azúcar añadido. Si lo haces con manzanas, prueba a ponerlas tal cual, sin cocer y verás que delicia,

      Besos

      Eliminar
  3. Que rico!! nunca había probado bizcocho con caqui, pero eso va a cambiar!. Yo también estoy que se me cierran los ojillos, debe ser el tiempo, o a lo mejor necesitamos un poquito de ese sofá ¿por qué no?. Un abrazo

    besosdecanelaymenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. No se como te las apañas con todo y resistiendo la tentación del sofá. Por aquí eso de toneladas de nieve nos falta pero el tiempo está de lo más inapetente. De repente sales por la mañana con un frío que pela (léase 15 grados, que para nosotros es frío siberiano), comienza a salir el sol y llegamos a los 22, ¿qué haces con toda la ropa que llevas encima?, pues eso pasar calor porque si se te ocurre quitártela llega la nube de turno que con el tamaño de nuestra isla la tapa del todo y las temperaturas vuelven a bajar y mi ánimo vuelve a decaer. El cuerpo ya no está para tantos altibajos así que termina sucumbiendo al resfriado y así continuamos pasando nuestro invierno.
    Menos mal que llegas tu con este delicioso bizcocho en el que combinas dos sabores que me encantan aunque la verdad es que nunca he probado el caqui en un bizcocho así que me llevo la receta.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Déborah!

      Eso es porque estoy entrenada. Hace un año pasé 3 con una anemia horrible. No me dejé llevar por la tentación del sofá un ratito porque sabía que estaría perdida así que me torturaba a mí misma y por mucho que me colgara la lengua de cansancio me mantuve bien lejos del susodicho... Eso de los 15 a los 22 me suena pero hasta abril ni de casualidad:-)
      BEsos

      Eliminar
  5. Hola guapa! que razón tienes, no hay dulce que sea sano o mejor dicho que no engorde, si ya lo hacemos nosotras....De todos modos tiene que estar buenisimo, asi que provablemente me atreva a prepararlo. Y tú, animo que aqui en el sur, siempre le hechamos la culpa al tiempo, je je. Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que un pastel engorde o no depende de la cantidad de deporte que le echemos. Además, siempre podemos comerlo light 50% menos azúcar y menos grasa. Tan fácil como comer solo la mitad... el peligro está en la cantidad de azúcar que el cuerpo tiene que metabolizar y en el colesterol así que meterle fruta o acompañarlo con fruta es el mejor favor que nos podemos hacer.. y de verdad, no veas que bueno:-)
      BEsos

      Eliminar
  6. que bueno, y ademas seguro que asi la boca no se te queda como la suela de un zapato si los caquis no estan muy maduros, me lo apunto para el otoño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf! incomestibles. Siempre los tengo que tener una semana al sol antes de consumirlos ya que para los bizcochos cuanto más maduros más sabrosos:-)
      BEsos

      Eliminar
  7. querida amiga Maite (te digo esto por puro peloteo, jjajajajajaja) desde que no entro por estos mundillos del ordenador, estoy viendo algo común en todos los blogs que sigo, estamos tod@s un poco bastante art@s de todo, o sea, que necesitamos y mucho que alguien cocine y nos mime a nosotr@s, queremos descanso y yaaaaaaa, jejeje (quien puede pillar el sillón ya no lo suelta en un par de semanas) te entiendo y creo que es algo que ocurre mundial-mente, ni por el tiempo, ni por la edad, es psicológico, así que nada mujer, cojo un trocito de tu bizcocho que se le ve bien sano y me vuelvo a MI SILLÓN, jejejeje. besitossssssssssss y de verdad, descansa todo lo que puedas, ya ves, hasta en el libro de Lucas lo recomienda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, reguapa, me da igual si es por peloteo o no, me lo dices y me llega al alma... el mundo bio-ritmo desoloca'o es verdad que está muy extendido y es que llevamos una vida demasiado descontrolada.. y mira, ahora en cuanto termine de escribirte, ahora que ya tengo al peque dormido ¿sabes lo que voy a hacer? chaparé la maquina hasta mañana y me voy al sofá con mi mozo:-)

      Buenas noches reina!

      Eliminar
    2. ya veo que todos estamos igual guapa incluso viviendo en países distintos. sera quizás cosa del invierno. te dejo la nueva entrada de mi blog, te nombro en ella guapetona, es del queso tuyo. besitosssssssssssss http://lasdeliciasdepilar.blogspot.com.es/2013/01/queso-casero-facil.html

      Eliminar
  8. Hola Mai, si es que esta tiempo de sillón y mantita, bueno y un trocito de este bizcocho, que me llega hasta aquí el olor... y en la gloria. Hay que pasar el invierno de la mejor forma posible, aunque por ahí rodeados de nieve, frió a tope y a las 3 de la tarde de noche... intentar pasar el invierno que es muy, muy largo, me pasa a mi también por el norte de España, se hace duro. Bueno, descansa y no trabajes demasiado, y lo dicho la combinación de sabores me ha encantado, tendré que ponerme a ello. Un besiño

    ResponderEliminar
  9. Maytetxu, siempre llamas a mi puerta cuando más te necesito!! Justo hoy me he enfadado yo con mi bizcocho y camino al trabajo he pensado que debo de empezar a pensar en otra fórmula. Y.... voilá, la Mayte, que siempe tiene respuesta para todo!!!

    ¿Sabes que no he probado nunca un caquí? pero las mandarinas...........me pirran

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Libélula,
      Ya sabía yo que tenía que empezar por rescatar esta receta. Había empezado a subir otra, unos panecitos de coco y por no sé qué punto -mi empanada me impedía pensar- decidí subir el bizcocho. Ahora todo encaja...

      Estoy segura que esta fórmula te va a encantar. Desde hace un tiempo siempre meto fruta al bizcocho y cuando no lo hago se la añado aparte. Lo práctico es que este bizcocho es un kit fácil de transportar -como la comida de los astronautas- porque lo lleva todo dentro:-)

      Mi relación con los caquis es reciente. Creo que de hace un par de años y es una fruta que va fenomenal con los cítricos. Eso sí, tienen que estar bien maduros que sino es como comer un trozo de madera. El año pasado, de paso por Italia a la que volvíamos de las vacaciones, en la casa donde pernoctamos, Carla, la dueña, nos regaló un montón de caquis de su huerto... qué maravilla! creo qe ahí me enamoré aunque he de decir que nunca he vuelto a saborear otros iguales:-)

      Si decides probarlos, no olvides dejarlos unos días cerca de una ventana al sol para que cojan sabor,

      Besos

      Eliminar
  10. Entre la pintaza que tiene el bizcocho y esa salsita tan rica que le has puesto ya no me queda ninguna duda de que quiero probarlo ya mismo.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que así sea y ya verás que cosa más rica:-)
      BEsos

      Eliminar
  11. Hola Mai, de nuevo. Justamente después de escribirte e irme a ver mi l blog, me encontré con que me había desaparecido la plantilla que me habías insertado, tiene alguna caducidad??? es que me acabo de quedar patitiesa... no se que hacer, puedes tu recuperar-la??? me harías un gran favor, no se por donde empezar...graciñas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mercedes!
      No tienen caducidad porque no dependen de mí. La plantilla la tienes tú en tu blog y no en el mío. Yo no puedo acceder a tu blog. Y eso me preocupa, porqué se borró la plantilla. ¿No has gestionado nada en el administrador de blogger? es realmente raro porque nunca he oído nada similar...

      Dos, importantísimo. TIENES que tener siempre una copia del blog actualizada porque puedes verte de la noche a la mañana -como ahora- sin nada. Eso solo lo pude hacer cada cual con sus blogs, Yo hago copia cada mes, de los contenidos por un lado y de la plantilla cada vez que hago un cambio. Esto es VITAL,

      Yo tengo la copia pero es posible que no esté actualizada con todo los gadget que tenías. Veo en lo que tienes ahora mismo que los gadget han desaparecido...

      Te escribo y te cuento como hacerlo.

      BEsos

      Eliminar
  12. Qué gracia! Conforme te iba leyendo os iba imaginanado a los tres como tres ositos en época de hibernación, durmiendo durante todo el invierno...
    El bizcocho debe estar brutal con tanta frutica dentro.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Lola, como ositos en la cueva:-D aunque cuando he visto esas fotos nocturnas tan preciosas me he dicho que otro gallo cantaría sin estuviéramos en el sur:-P

      Besos!

      Eliminar
  13. Eres un crack, amiga!!! Cómo disfruto tus anécdotas... Las vivo según las leo!!!

    Me llevo esta fórmula magistral para tener a mano cuando quiera hacer algún que otro bizcocho con frutas!!

    Gracias mil por compartir!

    Un besote,
    IDania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días IDania!

      Siempre que veo un mensaje tuyo ya se me revienta la sonrisa en la cara y es que siempre traes un buen rollo tremendo a esta casa! qué gusto compartir contigo:-)
      Besos

      Eliminar
  14. Joer que ganas que tenía de leerte....ay niña los caquis me han recordado a mi iaia...tu sabes como disfrutaba cuando era temporada....era la persona mas feliz, con su cucharita y se los comía poquito a poquito...como los saboreaba...
    Este bizcocho sabes que lo haré...es de los míos, se ve muy tierno y rrrico.
    Maite si te digo como estoy yo...empanada no...atontaa perdida.....como en xoc...por todo de cosas que han sucedido...tu ya sabes....y oye Lucki tiene razón...lo mejor es dormir y dormir y parece que te levantas con mejor cuerpo....
    ahhhh que no se me ha pasado lo delos pancitos de coco....que me lo he apuntado y aquí estaremos esperando que algún día los saques...je je je...
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los panecitos ya te los enseño que te van a gustar y van con leche de coco así que puedes:-) imagino que tu empanada también es para dar y tomar... pues ea, hagamos caso al Luki:-P
      Besos

      Eliminar
  15. Es verdad que eres una bloggera digna de leer, de disfrutar y cocinar (no tú, jeje, tus recetas)
    me asombra el bizcocho, el caqui todavía no le he dado un "uso" repostero y le tengo ganas, una maravilla de miga y supongo que de sabor vale la pena. Me quedo con la receta, a ver si encuentro caquis ahora ;)
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caty, si tu quieres me cocinas que con la mano que tienes seguro que estaré riquísima:-P en cuanto al uso repostero le dí muchas vueltas en su día. todo lo que vea eran adaptaciones de recetas de calabaza o boniato y me producía cierto escepticismo ya que el sabor lo asemejaba más con los cítricos. De hecho, me gustan mucho de postre regados con zumo de naranja... Tengo esta receta publicada http://hierbasyespecias-mai.blogspot.co.at/2011/01/tarta-de-queso-y-caquis-chorreando-puro.html donde los añadí a una tarta de queso, la cual también hago con albaricoques... otra cosa que me parece más apropiada de probar. Si tienes alguna receta repostera con albaricoques prueba a mutarla con caquis y ya verás que bien encaja:-)

      PD: en la tarta de queso, el dulce de leche fue puro arrebato goloso, obra del momento y de las circunstancias:-P

      BEsos

      Eliminar
  16. Maite, me da que se ha apoderado de ti las ganas de hibernar. Y si el cuerpo te lo pide, por qué no darle lo que pide? A mí me gusta consentir al cuerpo, que sólo hay uno y, al pobre, no siempre le damos cancha.Un pizco de sofatin, mujer...
    La fórmula de mi bizcocho de fruta es muy similar, salvo que no le pongo buttermilch; a menudo nada lácteo. Quedan muy jugosos. Pero nunca los he hecho de caquis... qué rico!
    Besitos guapa y cuídate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Laura!

      Uy, a veces hay que luchar contra lo que el cuerpo pide. Esta sensación es la que tenía cada día los años de anemia y cuanto más cansada y más me pedía reposo el cuerpo más me obligaba a salir a caminar o montar el bici. El ejercicio físico, aunque uno piensa que produce cansancio, muy al contrario, da unos chutes de energía importantes y creo que esa fue la clave por la que no sufrí ningún proceso depresivo que suelen ir unidos a las anemias varias... quita quita! en la adversidad a la inactividad ¡ni agua!

      Pues te cuento el truco de la buttermilch o yogur... el milagro lo hacen en la miga. Tengo otro bizcocho que traeré pronto donde este proceso se ve genial. Los ácidos lácticos que contienen (cualquier suero fermentado valdría) hacen magia a la hora de emulsionar haciendo que un bizcocho como éste, bajo en grasa, integral y con fruta, no resulte un budín en vez de un bizcocho de miga aireada, consistente y a la vez jugosa. off the record, alguna amiga y una lectora me enseñaron el resultado de una receta legendaria que rueda por el vecindario que reemplaza la grasa por compota de manzana... eran budín, de sabor muy ricos, pero de aspecto y textura como el budín...

      Los ácidos lácticos son los auténticos reemplaza aceite y/o mantequilla. Siempre que se le meta un tajo a la grasa en masas, la mejor manera de compensarlo sin que nadie lo note es con un poco de cualquier lácteo fermentado (o como he dicho antes, con el suero resultante)

      Ya hablaré de esto la próxima vez,

      Besos

      Eliminar
  17. Mai no me quites la ilusión de pensar que lo bollos y bizcochos caseros que cocinamos no son sanos!!! yo me lo digo y me lo creo tantas y tantas veces... más sanos que los que nos venden por ahí al menos sí!!
    Con lo cerca que tengo los caquis y no los he utilizado con estos fines.
    Un besito
    Angi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Angi, no son sanos, la grasa y el azúcar son lo que son vengan de donde venga. El problema es que los industriales son puro veneno y no hablo metafóricamente. Las grasas que contienen, es decir, los procesos de hidrogenización de esas margarinas, aumenta 5 veces el riesgo de cáncer. Esto significa que si en tu código genético tienes antecedentes de cáncer, en lugar de padecerlo a los 90 lo harás a los 40... y eso solo en cuanto a las grasas! imagina la cantidad de químicos que contienen para conseguir, texturas, sabores, colores...

      El cáncer infantil y en gente joven ha aumentado tremendamente. Ya son muchas los organismos oficiales que nos recomiendan evitar comer repostería industrial y productos precocinados. En cuanto a los aceites vegetales hidrogenados, es decir, margarinas saturadas, la relación cáncer de mama-margarina es un hecho. El aumento del cáncer de mama -y por cierto, en mujeres muy jóvenes- se relacciona directamente con el consumo de estas grasas...

      Ojo que el tema es cgunguísimo. El mejor favor que le puedes hacer a los tuyos -y a ti misma- es comer repostería casera o de obrador de toda la vida, de confianza que por cierto, cada día, lamentablemente quedan menos:-(

      Ea! vaya discurso! pero hay que comer con la conciencia tranquila. Y si engordamos, pues a comer la mitad y hacer más deporte, pero nada de guarradas industriales, por mucho que la publicidad nos diga que son sanísimas...

      Besos

      Eliminar
    2. Me has dejado acongojada... no le doy una galleta industrial a mi peque ni que sea lo único que tenga para comer. De verdad, que no tenía ni idea. Pensaba que esto de las grasas industriales sólo influían en el peso y el colesterol.
      El bizcocho que has hecho es genial. Seguro que lo pruebo :)

      Eliminar
    3. Hola Aisha!

      No podemos vivir asustados por lo que comemos pero sí conscientes de que tienen que comer comida lo más natural y lo menos manufacturada posible. Por salud, por salvaguardarla y comer como comían nuestros abuelos. Con menos grasas, claro, que el peso y el colesterol es importante, pero sobre todo, como hacían ellos. Desyunar un pan con mantequilla y mermelada es de dulce y no habría que recurrir ni a la galletas ni al paquete de magdalenas...

      besos

      Eliminar
  18. ¡Hola reina!, no podía dejar pasar otro día más sin escribirte unas palabras... He pasado por aquí varias veces y entre una cosa y otra... En fin, que me encanta pasar por aquí y encontrarme tus recetas fantásticas y tus chispeantes palabras que me alegran el día. Tengo un trancazo de los buenos, de los de esta época del año, siempre lo mismo... ¡qué vaina! porque me pone de muy mal humor esto de no estar cuando hay que estar y ahora estoy pero a medias... que es más o menos lo mismo que no estar... En fin, nunca había visto una receta de bizcocho con caqui (o,si?... no me acuerdo)... a mi el caqui me gusta, fresquito, me gusta comérmelo a cucharadas, el asunto es que me encanta el bizcocho, tiene una pinta buenísima, me comería un trozo ahora tan contenta. Qué bueno que tenías este tesoro guardado esperando para ser descubierto. Besotes guapa.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Iratxe, eso me pasa a mí. No me gusta llegar a la carrera, soltar un me lo llevo y a otra cosas mariposa (Ahhhh, segunda vez en añosss!!!!) así que siempre me digo que volveré con calma... y el tiempo pasa y nunca encuentro a la Calma que la tía se me resiste:-)

      Pero si no digo nada, me da rabia no dejar constancia de que he estado, que he pensado en tus cosicas, y el ti... ¿te suena el proceso verdad? me pregunto porque no hacen un gadget parecido al antiguo libro de vistas donde con dos clic quede constancia de "ehhh, tronquita" que pasé por aquí pero no puedo pararme, solo quería que supieras que te echaba de menos... sería lindo, eh???

      Besos mi cocinaamiga!

      Eliminar
  19. Maite una estupenda combinación me gusta este bizcocho y nunca lo he probado de caquis y mandarinas que buenas dosis de vitaminas llevan.No hay como la cocina del sentido comun y casera y minima manipulación industrial o ninguna si es posible.
    buena semana
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel, tu lo has dicho, la cocina del sentido común. No hace mucho una amiga a la que adoro la regañé por hacer caso a todas esas bobadas que cuentan de dietas y macrodietas y microdietas... ella me dijo: Mai, es que quiero aprender a comer. Y le dije, a ver ¿qué comía tu abuela? tu madre? pues haz lo mismo, con menos grasa y menos azúcar pero haz lo que hacían ellas... tenemos que retomar el sentido común de la dieta diaria... y ojo, que podemos innovar, variar más, etc. porque hoy en día tenemos muchas cosas a nuestro alcance y está genial que lo disfrutemos... pero tenemos que empezar a dar la espalda a las guarrearías que nos venden,

      un besazo

      Eliminar
  20. Me encantan los bizcochos que llevan buttermilk, son muy jugosos y este me tienta y eso que no me gustan los caquis al natural, pero igual así soy capaz de comerlos!! Se ve tan tiernito que es purita tentación, a mí no me preocupa si engorda o no, si no ni respiraría porque fijo que el aire engorda y hay que darle alegría al cuerpo hija!!
    En cuanto al sueño, yo llevo una temporada que no hago sino dormir, cuanto más duermo más sueño tengo y cuanto más me digo que no voy a dormir siesta porque además me levanto con una mala leche que ni te cuento pues que al final me puede más y me lanzo como una tigresa al sofá!!!
    Besotes reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya verás el próximo que publique. Una delicia y sin grasa, un milagro hija de lo más rico:-P

      Haz una cosa, prepárate uno de éstos y si no te echas la siesta, de premio, te comes un buen pedazo.. fijo que funciona,
      BEsos

      Eliminar

Blogging tips