Erdäpfelgulasch o gulás de patatas para los amigos

Erase una vez Austria... sí, digo bien, porque el capítulo del gulás con denominación húngara por esta vez es historia. Uno de los problemas que tiene esto de hacer crónicas a través de la comida es que el orden de los hechos varia considerablemente y en lugar de aprender los acontecimientos tal cual avanzaron en el tiempo, nosotros  los cocinillas, los contamos a nuestro aire dependiendo de lo que se sirve en nuestra mesa. Por lo tanto, si deseas conocer la verdadera y completa historia del gulás tal cual aconteció no te va a quedar otra que leerte estas entradas tan jugosas y luego tu mismo te las ordenas con paciencia y buena sapiencia...


Pero para aquel que vaya con prisas resumo brevemente ... no, acabo de borrar el resumen, de breve no tenía nada... ea, me sitúo en Viena, en los tiempos del emperador Francisco José, cuando en la corte se implantó la moda del Gulasch. Eso sí, con solomillo. Porque es de todos sabido, que cualquier noble que se preciara de serlo debía de comerse lo más tierno de cada bicho. El problema, era que el solomillo dejaba la salsa requete caldosa al no contener las gelatinas de un buen trozo de morcillo que le daba esa textura tan maja, así que, tal y como relaté en capítulos anteriores, al Wiener Gulasch se le espesaba artificialmente primero con miga de pan negro triturada y luego con harina... para que la salsa fuera más chic se eliminaron los tropezones que dejaban los tomates y los pimientos. Tal y como relata el propio ministerio austriaco de alimentación -más o menos, que el ministerio en cuestión se llama  Lebensministerium, osea, ministerio de vida- decía, que tal y como relata, me aventuro a detallarlo textualmente:
Das klassische Wiener Gulasch wird aus dem vorderen Wadschinken (Rind), weißen Zwiebeln, Paprikapulver, Majoran, Kümmel, Salz, etwas Tomatenmark und einem Spritzer Essig zubereitet. Das Fleisch wird gemeinsam mit den Zwiebeln und den Gewürzen im eigenen Saft fast ohne Flüssigkeitszugabe mehrere Stunden lang geschmort.

Esta parrochada en prusiano podría tomarse por una pedantería profunda, pero nada más lejos. Te lo señalo para que veas que soy una santa, una bendita. Una heroína si me apuras. Porque por amor, solo por amor, aquí, la que guisa y zampa tiene que brear a diario con palabrotas como las citadas anteriormente... por amor!!!! porque créeme si te digo que no tengo yo otro retorcido interés en aprender germano. Así las cosas, comprende que yo el San Valentín me lo paso por el forro porque desde luego cada día le hago al Günter  una declaración de devoción incondicional al pelear semejantes pormenores -mayúsculos a veces-. Y como agradecimiento a mi devota actitud, mi costilla me responde con frases tales como "Ponte las pilas que ya va siendo hora de que le pongas dativos a las frases... o genitivos". Genitales!!! eso le echo yo! muchos genitales! pero casi que lo dejamos aquí, que ésta, como casi siempre, es otra historia...

Hala, al gulás. ¿Dónde estábamos? en el Wiener, ya me centro. Pues que estaba de requetemoda pero cómo no todo el campo es orégano, no podemos olvidar que el vulgo, la gente de a pié, el solomillo ni olerlo algo que por cierto aún hoy en día se estila. Pero si algo grande tiene la gente corriente es que de tonta no tiene ni un pelo y no hizo falta mucha oración para que se apareciera la virgen en cada caldero por todo el imperio invitando a todas las Frau Mayer del país a echarle patatas y/o salchichas proporción dejada al libre albedrío dependiendo de las viandas que entraban en cada casa...


Así que el clásico Wiener Erdäpfelgulasch lleva cebolla, pimentón, mayorana, comino, sal, concentrado de tomate, patatas, salchichas, algo de harina y un poquito de vinagre que se añade casi al final. Yo hago la otra versión, la que se hace como el gulás húngaro, con tomates y pimientos. A mí personalmente me gusta más, y ya que vivo a pocos kilómetros de la frontera con Hungría, lo preparo con pasta de pimientos, una masa concentrada de pimientos muy típica que se parece bastante a la pasta Harissa tan usada por todo el Magreb y Turquía...

En cuanto al tipo de salchichas, lo suyo es hacerlo con Debreziner, un tipo de salchicha procedente de la ciudad húngara de Debrecen. Se trata de una especialidad ligeramente ahumada y picante aunque nadie miraría con malos ojos si se usa cualquier otra variedad, incluso la Frankfurter... al fin y al cabo, este es un gulás nacido con cosas de "estar por casa" :-)


Va dedicado, claro que sí. Este gulás le hice hace siglos -porque yo sigo con mi colección: buscando la receta perdida por mi disco duro- y no lo hice a la ligera sino que se coció pensado en Silvia quien me pidió la receta porque a su hijo le chifla este gulás.. y mira! siglos he tardado en publicarla... ayer andaba rondando las fotos que no me tenían muy contenta y ayer mismo también charlé brevemente con la Argentina. No nos dio tiempo para mucho pero sí lo suficiente para expresar nuestra preocupación... porque creemos que anda triste... ella! la alegría de la huerta, la que siempre tiene palabras lindas para todos, ella que no tiene dos entradas seguidas sin dedicar palabras bonitas para los demás. Ella que tanto ama al mundo y que vive enamorada de sus hijos, de sus amigos... ella que es la leche! la repera! la bomba!... pero, ella es así. De ese tipo de personas que solo comparten los entusiasmos de la vida. Nunca la oyes quejarse ni nombrar un "pobre de mí". Es de esas personas que cuando están tristes o el ánimo no acompaña, callan hasta que todo pasa...


Y eso hace que ciertos silencios o ciertas ausencias nos causen alarma... a veces infundadas porque llevamos una vida de locos que hace que desaparezcamos del mapa simplemente porque no damos a vasto pero otras veces .... uy el alma! nos avisa de cosas indefinidas, ya te digo, muchas veces sin fundamento pero no he querido perder esta ocasión tan especial para decirla que la quiero mucho. Digo, que la queremos a rabiar, que este cariño no es una pajarraca mía, que doy fe que soy una más en la larga lista de los corazones robados por esta mujer que tanta encanto desprende.

Silvia, tú sigues en la cocina , ya lo creo, pero nosotros te seguimos a ti. Con todo el alma, aquí te dejo la receta de mi gulás:

  • 800 gr de patatas
  • 300gr. de salchichas
  • 1 cebolla
  • 3-4 tomates
  • 3 cucharadas de puré de tomate
  • 1 cucharada generosa de pasta de pimientos, de Harissa algo menos y en su defecto, puré de pimientos asados mezclado con una cucharadita de pimentón
  • 2 dientes de ajo 
  • 3/4 l. de caldo
  • un poco de aceite
  • sal, pimienta, mayorana y comino a gusto del cocinero 



Preparación:
Pela y corta las patatas en dados menudos. Corta las salchichas y reservas ambos. Parte los tomates por la mitad y los rallas con un rallador de cocina convencional. Si tienes procesador de alimentos puedes echar los tomates con piel y picarlos en fino. Picamos también la cebolla lo más menuda que nos sea posible. En una cazuela, cacerola o perol, rehoga en un poco de aceite todos los ingredientes que tenemos listos. Añadimos el ajo machacado, la pasta de pimientos, la sal y las especias y por último cubrimos con el caldo. Dejamos cocer a fuego lento una media hora. Listo

41 comentarios

  1. que buena pinta tiene el gulás el nombre original cuesta pillarlo, pero el sabor tiene que estar de un bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, se tarda menos en comerlo que en intertar pronunciarlo, doy fe de ello:-)Besos

      Eliminar
  2. Yo, aparte de que el gulás me parece de toma pan y moja (sí, ya lo he visto y leído), me pareces muy valiente, si yo tuviera que lidiar con esos "palabros" diarios no sé el amor dónde lo llevaría puesto, pero bueno, si a cambio tengo un plato como éste, a pies juntillas lo aprendo, jeje
    Preciosa entrada, guapa, ánimo Silvia!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí? eso me parece a mí aunque por aquí no me quieran hacer un monumento... mira, hay palabras que adosan hasta cinco consonantes juntas antes de dejarse arropar por una pequeña y frágil vocal... ya les he dicho que eso tenía que estar penado, que a esas palabras tendrían que abrirles un expediente regulador y jubilarlas sin opción a replica y que puestos a buscarlas una sustituta que aprendan de los españoles que en el 90% de nuestros vocablos cada consonante se casa con una vocal y va que chuta... y mira si somos rigurosos que los casos de ch y ll para evitar suspicacias las hemos aceptado en nuestro alfabeto como consonantes únicas hecho que desespera a esos prusianos que juran y perjuran que es imposible, que la elle no es elle sino dos eles... a ver! esa cabezonería suya les ha llevado a seguir declinando nominativos, dativos y acusativos.. y genitivos! tela!

      Besos

      Eliminar
  3. Mai: Qué placer es leer tub blog. Entré a ver el gulas y terminé no sé por qué cantidad de galletas... y acá estoy, pese a tus esfuerzos, los de Luis Miguel y los míos sin poder desarmar el pie del monitor. Parece ser el único sobre el planeta Tierra. Gracias por tu blog! es un poema! Besos desde Córdoba, Argentina

    Monica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya siento lo del maldito monitor que no se deja desmontar.. me alegro que lo disfrutes y ven siempre que quieras que alguna que otra risilla nos echaremos:-D
      Besos

      Eliminar
  4. Por aqui decimos y tu lo sabes muy bien, "Sarna con Gusto, no Pica" pues... ráscate ¡¡¡¡ El Amor siempre y hoy también ha movido montañas y que verdad que es. Ademas las mujeres somos muy fieles y muy "tontas" en eso ( de ahí pienso que vienen muchas veces esos maltratos de los hombres, le pegan y retiran la denuncia con la esperanza que cambiara su amorcito y ciegas cuando se la pegan con la vecinita de enfrente ¡¡ somera tontería¡¡¡) no voy a seguir porque esto seria mas grande que tu post.
    LO del Gulahs a mi me encanta, creo que esas salchichas estarán en el famoso Lidl, jijiji.. pintaza tiene, como para lamer el plato.
    Mi querida Mai, que abadonaicas nos tenemos, pero sabemos que estamos aqui. Ya me sacaron la catarata del Niagara del ojo, y ahora tengo la rodilla del baloncesto, total que os años van pesando y encima me han quitao el placer mas grande del mundo, comer lo que em gusta. Me adapto como puedo, jeeeee.Ademas estoy envicia en el tuiter, que viciosilla soy, como me gusta eso tan instantáneo, ahora si es muy cotilla, hay que tener cuidadin con el.
    Muchos bsss para toda esa gran familia que tienes en casa y di a Günter que los dativos no se llevan, con los subjuntivos vamos que chutamos.
    Mil bsss preciosa desde Almeria y voy a ver a la Argentinita.( suena a cantante) Te quiero morena¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja! Lola!!!! pero no arruines mi vena drámatica que así como tu lo dices es tan asquerosamente real que hasta escuece:-P como siempre nadie tiene tanto arte como tú para poner los puntos sobre las ies...

      Es muy posible que sí, que estén en el Lidl y si no son estás pues otras que fijo que las que tienen son germanas 100%.

      Sí lo sé, y sé que ahora te va a costar creerme pero acabo de venir de comentar los calamares de tu tocaya y ahora me disponía a pasarme por tu cocina, a ver con que hermosura me ibas a torturar esta vez... estoy deseando volver a chaspar un ratico contigo -a ver cuando nos sacamos un rato- y no hagas caso que mi skype esté en naranja que algo me tocó Gü -antes estaba siempre en verde- y ahora aunque le cambié la configuración mil veces siempre termino naranja... que mundo!

      El caso es que aunque no te hable yo te siento y te tengo presente a diario... tú te has convertido en unos de mis faros reina mora! esa cosa tuya que fue puro flechazo, hace ya tanto tiempo verdad? o solo me lo parece? no sé...

      Ya te cuento:-)

      Besos

      PD: le recordaré lo de los subjuntivos para la próxima:-P

      Eliminar
  5. Ainsss Mai, se me hace agua la boca... ¡qué sopas, es demasiado!. A mi es que me gustan todos los gulases, los húngaros, los austríacos, los de más aquí y los de más de allá. Pero tengo que contarte que hecho con salchicha no lo había visto antes. Y qué rico queda con el trocico de carne de morcillo con toda su gelatina y todo su sabor, sin despreciar naturalmente el hecho con un buen solomillo ;D.
    Nunca antes había visto tantas consonantes juntas en una palabra como cuando conocí a mi amiga Helga, su apellido me resultaba tan curioso tan complicado de pronunciar que no puedo imaginarme ya entrar en honduras con gerundios y dativos...
    Pero lo que más me ha gustado de esta entrada, ha sido la dedicatoria. Con un buen plato de este gulas que como todas tus sopas tiene el ingrediente secreto ;D, seguro que a Silvia le alegras la vida.
    Un beso hermosa,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaa!
      Dí que sí, el solomillo tiene sus recetas donde queda como un rey pero refinar tanto un plato de gente humilde es casi ridículo... pero oye, así eran las cosas en la corte por aquel entonces... de todas formas. ya nadie le pone solomillo al Wiener Gulasch, esa pedantería forma parte de la historia:-)

      Este es de casa casa, de restaurante sencillo o de comida de "tropa", de trote:-)

      Besos

      Eliminar
  6. La primera vez que probamos Goulash fue en Berlín, pero era la versión húngara. Y la única vez que mi novio ha cocinado para mí, preparó un goulash, muy parecido a aquel, así que supongo que lo podríamos llamar versión húngara también.

    Luego he ido viendo muchos y probando algunos, y ninguno como aquellos. Pero no lo que no había visto era una versión con salchichas y patatas.
    A mi novio este le gutsa fijo, ¡luego se lo enseño!
    El que quiero hacer yo en casa es uno con setas, ¡¡pero él no las come, ni nada que las toque!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula,

      Hasta donde yo conozco el gulasch que normalmente se cocina en Alemania es al estilo Wiener Gulasch aunque en cada casa ya se sabe, tenemos nuestras preferencias. El de patata, el Erdäpfelgulasch es muy muy austriaco y muy de casa. He leído que en alguna zona de Hungría también podría hacerse pero no sabría concretar.
      Y sí, fijo que le chiflaría:-)
      Besos

      Eliminar
  7. Tiene un aspecto espectacular. a mi marido le va a encantar tu gulas. Me llevo todas las recetas de gulás.
    Buen día

    ResponderEliminar
  8. Que rico! Yo conocía la versión alemana de munich y no tiene mucho que ver, pero esa mezcla con patatas esta rica rica en cualquier parte!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Divka!

      Como le decía a Paula, hasta donde yo conozco, en Alemania se hace al estilo Wiener Gulasch. En la capital no sé pero por la Innviertel no es de extrañar encontrar la versión con salchichas... juraría que en Pasau lo pedimos en alguna ocasión... bah, no me hagas caso que tengo memoria de mosquito,
      BEsos!

      Eliminar
  9. Los gulash me encantan. Suelo hacer muchos, con más o menos aspecto de gulash. De papa hago uno que es muy parecido a éste tuyo, aunque sin las salchichas y con chorizos. Ya sé que no es igual, pero está de rico... jejejejejeje
    Muchos besitosssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Laube! cómo Frau Transilvana levantara la cabeza y te viera preparar gulyás con chorizo... puf!!! la liamos parda :-D eso sí, rico ya me lo puedo imaginar.. había un guiso de patatas con chorizo que solían poner de tapas en Jaca, hace miles de años claro, cuando yo vivía por allá.. uhmmm... que recuerdos! cuánta cosa rica!
      Besos

      Eliminar
  10. Mira que me gusta el gulas y cada vez que visito centroeuropa es uno de mis platos más socorridos para contrarrestar las bajas temperaturas (nos encanta viajar en invierno, es lo que tiene vivir en una isla en la que la mínima en invierno son 15º, jajaja) Los he probado en muchos países pero nunca he visto uno como éste. Lo bueno de vivir aquí es que hay tanto turistas alemanes que es posible encontrar muchos de sus típicos productos así que voy a ver si lo consigo todo para preparar este sabroso plato.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Qué pinta más estupenda tiene... y más con el frío!! Este lo pruebo esta semana... a ver con qué salchichas lo monto. Sin solomillo, que no está la economía para dispendios pijos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aisha! con cualquiera te queda rico seguro:-) un beso y.. frío??? sabes que no me da tiempo a pasar frío? con eso de tener que quitar las montoneras de nieve que se acumula a paladas las sudadas son del ocho así que como siga nevando así voy a terminar con un tipín de miedo:-)
      Besos

      Eliminar
    2. aaah, pero eso significa que tienes jardín... yo no tengo, no paleo.. y ahí siguen los kilos, claro... ajajajajaj
      Besos!!

      Eliminar
  12. me has emocionado con tu dedicatoria de la receta, las palabras que le dedicas a nuestra querida Silvia los que tenemos la suerte de conocerla es así ella, espero que remonte pronto esta tristeza.
    una receta muy rica y bien humilde como lo es la Silvia
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miquel!
      Mira que espero equivocarme y que solo sean cosas mías, en cualquier confío que la entrada le haga feliz que como dices es querida a rabiar y bien se merece que se lo digamos:-)
      Besos

      Eliminar
  13. Hola, Mai!!!
    no sé que le pasa a mi lista de blogs, que tus entradas siempre se me actualizan tarde, y se quedan por la mitad de la lista, así que muchas veces ni me entero...
    Bueno, el caso es que me he reído un montón con tus aventuras amoroso-lingüisticas...desde luego que aprender alemán por amor tiene su mérito, y no solo aprenderlo, sino sobre todo vivir rodeada de él todo el día. Cómo tienes que echar de menos nuestras palabricas tan sencillas y tan facilicas!
    Este gulash de patatas y salchicias me lo guardo para hacerselo a la familia que seguro que les va a encantar.
    Y me sumo a todo lo que has dicho sobre Silvia, yo también le tengo un cariño especial y espero que esas horas bajas sean solamente algo pasajero.
    Un besazo para toda la familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola!

      Pues yo creía que era yo, mi mala cabeza pero oí quejarse a alguien que su lista de entradas no se actualizaba... creo que de nuevo los de bloggers están haciendo de las suyas:-(

      Pero que les den, nosotros a lo nuestro. Verdad que sí? que tiene mucho mérito? menos mal que cada día soy de verbo más rápido, Hoy en la charcutería estaban a punto de meterme los últimos 50gr de jamón ahumado de un recorte más seco que una mojama y me no he necesitado muchas preposiciones para decirle a la buena mujer que yo casi que me planto tal cual, que ese ladrillo para el próximo, que yo puedo vivir tan ricamente con 50 gr menos de jamoncico...

      Si lo haces os va a encantar, seguro:-) muchos besos a tu panda!y pa'ti más!

      Eliminar
  14. Pues ya estoy pensando en comprar las salchichas para que caigan en èsta receta! Las pondrè para la tribu, menuda sorpresa se llevaràn, tiene todo lo que les gusta!!! Gracias Maite! Es perfecta para calentar el cuerpo y el espiritu, aqui que tenemos la nieve ( estando delante del mar no es tan normal digamos) de compañia. Un besote. Sil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda que no les va a gustar. Seguro que encuentras esta variedad al estar tan cerquita del epicentro de este gulás:-) me ha encantado tu tribu:-)
      BEsos

      Eliminar
  15. Que placer leerte hija!! Desprendes una vitalidad tremenda y aunque no lo creas me contagias de ella!!
    Soy incapaz de sacar una palabra en claro de ese párrafo, aunque yo soy un desastre para los idiomas, jajaaa!!
    Yo paso del día de San Valentín, el amor hay que demostrarlo día a día y soy feliz con cualquier chorrada un día cualquiera que un detallazo ese día, no se por qué pero me parece que tiene hasta menos valor!!
    El gulasch o como se llame me lo comía yo con una buena barra de pan, no he probado ninguno, pero este tuyo se me antoja más rico aún sabiendo que lo has hecho tu y si está la mitad de bien hecho que como escribes debe ser la bomba!! Soy un peligro con un plato de mojar, jajaaa!!
    Me encanta la dedicatoria, ya te he dicho siempre que eres especial y estoy segura que a Silvia le habrás arrancado una sonrisa!!!
    Te quiero mucho preciosa, gracias por estar ahí!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tronquita, te había contestado pero ahora miro que la contestación ha volado... ya la vale con el cariño que le puse al escribirla... ni me acuerdo que te contesté pero ahora solo te digo que te quiero mucho que a buen entendedor con pocas palabras nos apañamos:-)Besos

      Eliminar
  16. Hola Mai.
    Qué bonitas tus palabras a Silvia. Yo no la conocía pero ya me he pasado por su cocina y es fantástica. Espero que no le ocurra nada.
    Tu guiso tiene una pinta riquísima. Y como siempre me he reído mucho con tus historias.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confío en lo mismo preciosa:-) BEsos y muchas gracias

      Eliminar
  17. Mai, heeeeelp, no tiene nada que ver con el gulash. Es que se me ocurrió experimentar a hacer queso con leche de cabra y no me ha cuajado!! Y tengo 2 litros de leche de cabra con limón que no sé qué hacer con ellos. Y tirarlo me parece una aberración. Alguna sugerencia para que no acabe vertido en el desagüe?
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se me ocurre que hacer. Suele pasar porque en los procesos de pasteurización y uperisación pierden la caseína que es lo que hace que cuajen. Prueba la leche y si está ácida todo va bien. Cuando se corrompen las bacterias la leche sabe amarga. Si es así, la tiras que no hay más.

      Es posible que a estas alturas los ácidos del limón se hayan reproducido tanto que ahora te funcione sin más pero si quieres estar segura añade un par de cucharadas de leche en polvo a la leche y vuelve a iniciar el proceso. Mira los consejos que doy en mis experimientos lácticos por si te es de ayuda,

      Besos y ya me cuentas

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la respuesta Mai!
      Pues buena está porque el marido se acaba de zampar un vaso!! Haré lo que me recomiendas, le pondré la leche en polvo y comenzaré el proceso. Y sino, pues nada, que desayune él leche de cabra "experimental"...jajajajjaa
      Besos!

      Eliminar
  18. A buenas horas aterrizo y encima es que no se que decir...He tenido que leer dos veces todo lo que has dicho de mi...porque es por mí,no?.
    Eres muy bruja...jeje...de las buenas,buenísimas,que se aprovechan de sus poderes solo para hacer el bien,de las que alimentan el alma y la reconfortan....Perdón por mi ausencia,y hasta por mi por mi dejadez,pero si,es verdad,si no tengo nada positivo para aportar,prefiero retirarme a descansar...así que es una...y mira que me riñen por eso y me dan caña,peeeroooo no lo puedo remediar...HAy que ver con lo que llego hablar,como soy capaz de pasarme al otro bando y quedarme muda,pero es parte de mi carácter...Pero tengo la gran suerte de que personas como tú tengan esa sensibilidad e intuición,para saber estar en el lugar perfecto...eso es un don querida amiga...por eso y por muuuuchas cosas más,eres tan especial!!
    Este gulasch cae esta misma semana.
    Me voy a escribirle a la Argentina,que me pobdrá en la lista negra...jejeje...que abandona la tengo.

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aterrizas en buen momento, porque si soy capaz de imaginar una de mis retorcidas historias, hoy publicaré un bizcocho y esta conversación que nos traemos hoy quedará más en segundo plano, a media luz, como tiene que ser... porque cada cual es como es y no hay un manual de instrucciones que diga qué está bien y qué está mal, esos tratados de buena conducta son papel mojado. Y si tú ser te pide silencio, pues se lo das... no he deseado perturbar ese retiro, porque silencio no significa necesariamente "no estoy para nadie" o así se me antoja... hay muchas maneras de mandar un SOS, a modo de "no me preguntes, que no quiero hablar, solo mímame hasta que me escueza" Lo importante es saber que se está y si hay que comprtir silencios, pues se hace, pero siempre despues de recordarte lo mucho que vales, lo mucho que te necesitamos. Como la alegría de la huerta o a lo mudita silenciosa... tú de cualquier forma,

      Un besazo

      Eliminar
  19. Pues no se me había actualizado tu entrada....y ayer pensé que raro que Maite no publique..y entro en tu blog y veo esta maravilla.....cae seguro y ademas con un buen pan para ir mojando en la salsita.....
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, nos gasta malas pasadas últimamente. Te recomiendo que te suscribas y así recibirás la entrada por mail, una forma más segura de enterarnos de lo que se cuece. La salchichas fijo que las encuentras en la tienda donde compras los productos alemanes,

      Un besazo

      Eliminar
  20. Yo como Nuria, esto con un buen pan para mojar bien en salsita y quitar el frio, de cuerpo y alma, que no veas que bien viene largar lastre de vez en cuando. Y ya que lo dices, me apunto tambien a la suscripción, que a veces no te leo porque no puedo dedicarte tiempo y luego se me pasa... así si veo el no leido no me pierdo nada.
    Nada más tronqui, que un besote y que me quedo con tu gulash. que ya tengo ganas de probarlo! muaksss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! cómo vas? este fin se semana estuvieron los de la tele, ya te contaré:-) ahora terminaba de escribir una nueva entrada, que de nuevo toca reivindicación. Muchos besos a tus enanos guapa! y pa'tti claro!

      Eliminar