Pudin de pan y asado para colgarse tan a gusto

Ando colgadísima de liana en liana, a lo Tarzán pero sin cachas ni taparrabos. Tampoco tengo una mona que, a la que le digo ancagua chita y me saca de cualquier apuro en un periquete. No hay grandes aventuras, ni música de violines ni el asesino es el mayordomo. Mi vida es mucho más prosaica. En líneas generales, soy victima del sistema médico social que cuando estás jorobado de verás no te hace ni caso y cuando es cosa de vida o muerte te pone en lista de espera. Cuando no tienes nada concreto pero padeces de algo, te sumergen en un pozo de revisiones y análisis pasando de especialista en especialista como en el juego de oca. Si te descuidas, te mandan a la primera casilla y vuelta a empezar. Anteayer sin ir más lejos, me han sacado sangre por tercera vez en un mes y pico. Parece que ahora les sobran los datos porque al consultar la máquina la Doctora Jane me ha dicho que ya tengo resultados de todo y que la cita en cuestión como que nos sobraba pero oye, ya que me tomé la molestia de ir y de esperar hora y cuarto mi turno pues venga, un par de rondas de tubitos y no se hable más...


Me han hecho rayos varios y tengo fundadas sospechas para pensar que antes de fin de mes aún me hacen posar en los X un rato más. Ecografías, también varias. Peso y medida -pero qué pesa'os- ahora respire, ahora no... dicen que tengo la tensión alta.. y quién no con este trajín! cachis en todo! que de tanto mirarme al final me encontraran algo -y esto lo digo con conocimiento del propio-, me dirán que es grave pero que aún no demasiado -qué tranquilizador-, así que mejor esperamos, que no hay nada como las terapias de choque y de momento con hacer revisiones basta. Eso sí, para cuando sea grave gravísimo no tema Frau Nobis, que en un periquete la ponemos en lista y si es menester la colaremos a los primeros puestos y será torturada -perdón, medicada- con todo el mimo y respecto que usted merece. Pero de momento, los pacientes que no nos hemos ganado a golpe de enfermedad gravisísima el carnet de VIP y que vivimos en la poca cosa del ni fú-ni-fá, del más o menos , del ahora no pero luego lo vas a flipar, es decir, los que paseamos por los pasillos del hospital como pacientes flojos, de esos que ni somos enfermos ni sanotes, de esos que a falta de contar batallas requete chungas en las salas de espera nos conformamos con contestar: pues yo? tirando, ya ve usted. Sí sí, tirando y acumulando volantes y volantes...


Y no hablo de coser trajes de flamenca, que esto es madera de otro tabla'o. Aquí los volantes son de color amarillo y sobra decir que todos escritos en requeteguiri. Son atemporales, sin fecha, por lo que eres tú, el paciente -bendito seas paciente resigna'o que solo tú y nadie más que tú sabe hasta dónde se puede padecer de paciencia aguda- decía, es el sufrido paciente el que se encarga de hacer el excel con su correspondiente matriz: volante para Herr Doktor Aplasta-pechos día T. Volante para Frau Doktor Tócame-los-lunares día P. Volante para Herr Doktor Quebrantahuesos día R. Y así un largo etcétera de docktoren y fechas con los que irremediablemente te harás la trenza un lío -iba a decir picha pero creo que estoy en horario infantil-. En una ocasión me presenté una semana antes a una cita, en otra llevaba el volante amarillo equivocado -cachis con el excel, qué fácil es bailar sus filas- y casi hice fracasar una cita a las 8:00 hora zulú porque pensaba yo en mi buena fé que era a las 9:00 hora calé... y entre ida de pelota, de olla y de todo, anteayer olvidé recoger los 50 € que me disponía a sacar de un cajero. Con todo mi cuajo, cogí la tarjeta y me dejé la pasta a la puerta de un supermercado en un centro comercial. Aunque no te lo creas, puede que los recupere porque por aquí cuadriculados somos todos, hasta los cajeros y parece que esa fue la última operación de la mañana porque el muy automático no supo que hacer cuando el cliente despista'o de puro volantazo médico no recogió la mercancía solicitada...


Y cuando no estoy colgada de un volante amarillo, ni peleo por recuperar un billetico de 50 me cuelgo en los trabajos del nuevo jardín que ha estado el pobre mío 10 años abandonado. Es una parcela hermosa a apenas 50 metros de casa. Es de una anciana que ya no puede ni trabajarlo ni disfrutarlo así que nos los ha dejado a cambio de mantenerlo vivo y sano. A pesar de los mohos, de los imperios de hormigas, de las malas hierbas, de la cabaña a punto de quebrase, a pesar de todo hemos llegado tiempo de talar las ramas que aplastaban el tejado he impedían entrar a la caseta, recuperar el suelo para la huerta, recuperar los rosales, limpiar malezas, barnizar... hemos llegado a tiempo de la explosión de flores en los frutales. Queda mucho por hacer pero por ahora nos colgamos tranquilos de este pedacito de paraíso que respira a abueletes, a jardín de los antes. Árboles viejos que siguen cuajándose de flores que prometen jugosas frutas. Arbustos de grosellas y arándanos por todas partes... Ahhh, y sin luz, las noches veraniegas serán a la luz de las candelas y de una pequeña fogata -sí, aquí se pueden hacer ya que todo es tan fresco y tan húmedo que no prendes ni con un lanzallamas-.


Y aunque soy capaz de seguir enrollándome como una persiana, no lo voy a hacer y te dejo una receta de restos. Es un ejemplo muy sabroso de como gastar el pan viejo y apañar los restos de un asado. Esta receta es poco precisa de medidas porque las sobras es lo que tiene, no se dejan medir casi nunca. Uno tira con lo que tiene o con lo que le sobró. El resto, con un poco de intuición. Se come casi frío, se recalienta fenomenal -haces lonchas gruesas de 1- 1,5cm y los haces vuelta y vuelta en una sartén-. Y el requetepuntazo, si te sobró salsa del asado pues riegas bien cada loncha... Ahh, no fue el caso. No sobró ni gota, así que las hice acompañar por una salsa de yogur, como la salsa tzatziki pero en lugar de pepino con un poco de mostaza y más hierbas frescas (perejil, cebollino, etc.)


Ingredientes para un molde alargado grande:
  • 6 huevos
  • pan viejo (calculo como 2 tazas y media)
  • un chorro de leche para mojar las migas (la que te coja. Es decir, que el pan se moje pero no haga caldo)
  • las sobras de un asado de carne o de pollo (en esta ocasión fue de pollo)
  • 2 cebolletas con el tallo
  • un puñado de champiñones. Si las sobras no son muchas pues las estiras con un poco más de champiñones
  • sal, pimienta y nuez moscada
  • un poco de aceite de oliva
Preparación:
Precalienta el horno a 180ºC. Moja el pan el leche y deja que repose unos 20 minutos. Trocea las cebolletas y los champiñones. Salpimienta. Los salteas brevemente en una sartén con un poco de aceite hasta que se doren ligeramente. Retira del fuego. Bate los huevos en un bol amplio. Añade el pan, un poco de sal y nuez moscada. Mezcla bien. Añade el salteado de champiñones y los restos del asado troceados en fino. Engrasa el molde. Yo usé uno de silicona que no lo necesita pero uno convencional necesita que lo engrases con un poco de aceite de oliva. Si el molde tiende a pegarse, espolvorea también de forma uniforme un poco de pan rallado. Hornea como una hora. si ves que coge demasiado color cubre el molde con un poco de papel de aluminio. Para asegurar que está bien cuajado, apaga el horno y deja que repose el pudin dentro como 15 minutos más. Deja que temple antes de desmoldar, sino se romperá sin remedio.


Un par de años después...

Regreso para que todo el mundo sepa que este pastel se hace en casa cada vez que hay una sobra paseando por mi refrigerador. Este que te enseño, está hecho con una pechuga de pollo que guardé a drede sobrante de un puchero. Le puse el resto de un paquete de espinacas congeladas. Esta vez he sido menos generosa con los huevos -usé solo tres, me venía mal gastarlos todos- y el resultado es esté. Como las carnes cocidas quedan más sosas, salteé la pechuga ya desmenuzada con un chorrito de aceite y especias text-mex. Lo hice de un día para otro. A la hora se servir, tosté ligeramente cada rebanada en una sartén con un poco de mantequilla. El resultado: me reprocharon que hiciera tan poco -y solo somos tres bocas:-)

34 comentarios. ¿te animas?

  1. Mai nena, ¡cuánto tiempo!, llevaba unos días acordándome de ti, pero como ultimamente ando tan dispersa no he atinado a pasarme por el blog o por facebook, miro sin mirar porque la verdad es que ando todo el día entrando y saliendo por internet pero ya ves.....
    Me alegro de leerte, eres increíble, de verdad poco más puedo decir al ver lo que escribes y como lo escribes, eres un ejemplo para muchos, de verdad. Ya sabes que te deseo todo lo mejor, y que tu vales un montón.
    Un besazo y cuídate mucho.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María,
      ahhhh tú también de liana en liana sin tiempo para decir ni un ancagua:-P Besos guapa y muchas gracias!

      Eliminar
  2. Ayyy Maite....hablando en plata esto de estar enferma pero sin estar a las ultimas es una mierda...por que es lo que dices pruebas y mas pruebas y ni ellos saben lo que están haciendo, buscando o....yo te digo una cosa mientras el cuerpo vaya aguantando a vivir la vida, que sino, como muy bien dices nos lo pasaremos en las salas de espera y a eso, yo al menos, me niego al 100%...
    cambiemos de tema que me pongo de mala leche....me encanta el terrenito, genial...y se que lo vais a dejar precioso...ya nos iras contando...y del pudin que quieres que te diga que tiene una pintaza que pa que...lo tuviera hoy para comer...bufff que cosas tan ricas haces....un besazo y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Núria,

      Tú también conoces este limbo que puede que no requiera de diagnósticos severos ni tratamientos a lo Dr. House pero que hacen que uno viva con dolor o molestias a diario. Creo que somos personas que mejoraríamos mucho si se aplicaran más terapias alternativas en los casos de dolencias sin diagnósticos graves. La dolencias crónicas o degenerativas deberían ser tratadas como medicina preventiva... de males mayores, no? en estos meses de rebeldía doctoril me he preguntado varias veces ¿qué es más importante la dolencia del paciente o el diagnóstico del médico?

      En fin, tema que da mucho de que hablar y tenemos cosas mejores en qué gastar el tiempo, verdad :-P el jardín es una lindura. Ayer me disgusté un poco porque el guindo me han dicho que no vale ni para comer tal cual ni siquiera para compota. Aquí las llaman cerezas para pájaros porque son guindas tan chicas que no valen para nada más que para alpiste fresco. Eso sí, los pájaros se dan un festín brutal.. y yo como una tonta les colgué la casita con pipas dentro... mira que listucos como no se las comen, saben que dentro de poco habrá cosa rica :-)

      Besos

      Eliminar
  3. uau! QUina recepta més xula, i quines fotos més guapes!! Bon cap de setmana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina, muchas gracias por venir a verme, me hace mucha ilusión:-)
      BEsos

      Eliminar
  4. Hoy casi te pillo por el Fb,hasta que me salió,error del servidor...ainsss casi,casi.
    Y luego dicen que por el norte todo parece perfecto.Que desmadre por dios,vaya con vuestra sanidad.Yo cuando pasé el mal trago con mi padre,la verdad es que desde la coordinación de pruebas,visitas y el tratamiento tanto médico como humano,fue excepcional,que nos hizo más fácil pasar por este trance y la seguridad que te dan,de que todo va por buen camino,es que esto tan importante!!
    Que lindo te quedó el terrenito,emana paz,bienestar.Tendría que ser obligatorio tener una parcelita así,para salir de las cuatro paredes.
    Con las sobras tu haces delicatessens,este pan es re rico nena,esos corten invitan a sentarse a la mesa.

    Feliz fin de semana,un abrazote ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!

      No sabes como aprecio este mensaje tuyo escrito con una sola mano en estos momentos :-) mil gracias guapa mía! pues mira, de pirineos para arriba no son perfectos, son cuadriculados. Todo muy de método. Cuando planteas algo que se sale del diagrama tela la que se lía. Mira, hay un juicio muy importante en Munich de un grupo ultra derecha que estuvo atentando contra personas turcas. Por no pensar, eligieron una sala de las pequeñas y resulta que no tenían sitio para todos los medios de comunicación. En lugar de cambiar de sala, hicieron un sorteo de qué medios entraban y cuales no. Se olvidaron de meter en el bombo a la prensa turca. Bueno un escándalo del ocho. Era el momento genial para cambiar de sala, pedir perdón por las molestias y celebran el juicio. Pues no, han repetido el sorteo con 2 medios nacionales menos para dejar plazas a los turcos... es increíble la incapacidad que tienes para resolver problemas sobre la marcha...

      También te digo, que cuando he estado grave me han tratado de maravilla. Cuando por fin mi ex-ginecólogo -el enano asqueroso del tamaño no importa- me dio mi volante amarillo para el hospital me quedé loca con tantas atenciones, tantas explicaciones y tanta confianza: me entrevisté con el anestesista antes de la operación, con el cirujano, hasta con una fisioterapeuta que me estuvo dando los consejos de "cómo llevarlo" antes y después de la operación. Y por cierto, ella fue la primera en estar a mi vera cuando me levanté de la cama y me ayudó a resolver los dolores iniciales de "puesta en marcha"... pero el ginecólogo fue como esos jueces de Munich que en 3 años fue incapaz de rectificar y resolver... esto me ha valido un tajo de ingle a ingle, una recuperación dolorosísima y un raspado posterior, sin contar el ente que se sigue formando dentro y que gracias a mi cuerpo serrano soy capaz de reabsorber solita... me pregunto cuánto me hubiera podido ahorrar con una intervención a tiempo... bueno, lo que podría pasar o no pasar ya no lo sabremos nunca. Lo que si sabemos es que esos 3 años de anemia severa si me los podría haber ahorrado...

      De nuevo estaba pasando. Con otro tango pero la misma rutina. Especialistas acostumbrados a hacer revisiones y recetar pastillas contra el dolor que cuando dices: no quiero calmantes quiero terapia para vivir sin dolor, se lía parda porque no saben salir del aprieto. Normalmente esperan a que sea más grave y te dan volante amarillo para el hospital. Estoy muy contenta de haber dado con este nuevo doctor que apuesta por las terapias naturales para estas dolencias. A cambio, tengo que ser buena y pasar por todoooos los especialistas de Leoben porque piensa que en mi caso, con el paso de los años, se han dado muchas cosas por supuestas y hay que descartar primero antes de diagnosticar... ole con el señor, que bien puestos:-)

      Besos linda y muchas garcias de todo corazón!

      Eliminar
  5. Madre mía qué estrés... espero que este calvario sólo sirva para que el tiempo te vaya curando mientras ellos se pelean y al final no tengas nada. O eso o terminarán mandándote a ese sitio comodín que viene después de medicina interna: salud mental. A mí me lo hicieron, fui a un par de sesiones, la psicóloga flipaba, mi familia flipaba y yo flipaba porque mi coco estaba divinamente. A los años y en algo totalmente rutinario y simple dieron con el quid de la cuestión y yo me acordé mucho de aquel que me mandó al cardiólogo, neumólogo, medicina interna y sí, finalmente, salud mental, ese sitio al que te mandan cuando no tienen ni p*** idea de lo que te pasa.

    En fin, ríete del mundo si te quedan fuerzas (y si no, también) y hazte un vestido a lo Lady Gaga con los volantes. Igual pegas un pelotazo y te forras.

    Ahora en serio, mucho ánimo, que no sea nada importante y que te recupes mucho más rápido de lo que ellos están tardando en diagnosticar. Fijo que este pudín es buena terapia :)

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida! me has recordado un caso terrible que viví de cerca. Una amiga de una amiga -mal comienzo para estas historias pero así es, doy fe que lo viví de cerca- enferma en pleno mes de agosto. Va a urgencias, con el personal a la mitad y todos saturados de tantos casos. Miles de gastroenteritis, insolaciones, etc. La diagnostican gastroenteritis. A casa. Los dolores aumentan y la fiebre también. Vuelven, insisten el diagnostico. La mandan de nuevo a casa y recomiendan a su novio que la lleve al psicólogo que lo que tiene es un cuadro depresivo. Estrés pre boda. Posiblemente los preparativos la están pasando factura. En el coche, de regreso a casa pierde el sentido y comienzan los espasmos. Murió dos horas después en el mismo hospital de peritonitis. No habían cogido vacaciones porque se casaban en octubre y las guardaban para un super viaje de recién casados. Tenía 27 años. Y él se castigó una y otra vez por haber sido dócil, por haber aceptado el diagnostico del hospital y no haberla llevado a otro centro para una segunda opinión... esto en mi opinión, no es una negligencia, es un vacío tenebroso en la sanidad -de cualquier país- de dar por supuesto, de judgar y de diagnosticar a la ligera... a veces el sistema se enreda en sus propios hilos y se olvida de por qué y para quién están...

      Tengamos fe, desde luego, pero he aprendido que cuándo las cosas me llevan a un callejón sin salida vuelvo a la linea de salida y lo reando de nuevo. No aceptes ni te rindas. Si crees que algo no va bien en tu cuerpo sigue buscando soluciones y que no te conviertan en enferma por ello. Se puede padecer sin estar enfermo y se puede mejorar sin la medicina convencional :-)

      Besos linda!

      Eliminar
  6. que buena pinta, y asi se aprovecha la comida y el pan duro,un 2x1 mas que las croquetas

    ResponderEliminar
  7. ¡Ay, Mai, qué trajín! Espero que no te hagan dar muchas vueltas más, que le pongan remedio pronto y que no sea nada importante. Todo ello juntito, que por separado no tiene gracias.
    El plato de hoy tiene una pinta estupenda, un aprovechamiento fantástico, que con las pobres sobras de un día se hace una comida de lujo al siguiente.
    El trabajar en el jardín da mucha alegría y mucha paz, seguro que lo disfrutáis un montón, y además ayuda y mucho a entrar en otro ritmo de cosas y percibir los ritmos de la naturaleza, actividad más sana para el cuerpo y el alma, pocas habrá.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marhya! mira qué bien lo sabes :-P llega la primavera y nos ponemos todos como motos. Trabajamos como posesos, cada vecino en su jardín, poda, corta, planta y replanta. Un ritmo maravillo que pone las pilas y enciende la vitalidad. Menos mal! llegó la primavera como agua de mayo para salvarme de ese pozo de achaques y volantazos:-)

      Besos!

      Eliminar
  8. Jolín, Maite, así que sigues de médicos. Pff, y encima lo estoy viendo, algunos (y digo algunos) te hacen sentir como que te hacen un favor al atenderte, "ya que estás aquí".

    En serio, qué rabia da. Te lo digo porque lo he vivido (sufrido se dice, más bien, ¿no?) de cerca, y sí, hasta que la cosa no es chunga, alguno no pasa de los volantes (amarillos, en tu caso...).

    En fin, suerte con las batallas médicas, y ánimo con el jardín, dará mucho trabajo, pero de esos trabajos que acaban con una satisfacción inmensa. Ese: "Lo he hecho yo" que nos hincha como pavos, jajaja

    Y la receta de sobras, ¡¡qué buena!! Mis asados acaban siempre en bocadillo, pero así no suena mal, sobre todo lo de recalentarlas vuelta y vuelta a la sartén, tiene que quedar curioso. O yo al menos me lo imagino un poco tostadito-crujiente, bien rico.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula!

      Muchas gracias! el trabajo del jardín es así como dices, muy recomfortante. Y el de las huertas más que da un chute de autosuficiencia vital. Una gozada:-)
      Muchos besos guapa

      Eliminar
  9. Ufff.......ya estás de vuelta, qué bien!!!

    Bueno, lo de los médicos debe ser un mal generalizado, tú tranki, chequeate toita y listo. Lo del jardín, pues que vaya envidia, y que si es por eso que no te has pasado por aquí, que genial, lo que hay que hacer es disfrutarlo y listo!!!

    En cuanto a tu pudin de pan, que te ha quedado de muerte y que peazo idea!!! nunca se me había ocurrido y me has dejado deslumbrá.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Libélula,

      La idea ha sido un refrito enorme de inspiraciones. Gü y yo hablábamos de hacer las pelotas de pan al horno. Me contaba que la abuela a veces lo hacía y estaba de muerte. También había leido que el tirol hacen las pelotas de pan con trocitos de jamón o de salchicha en la masa... el caso es que tenía sobras de asado (en aquella ocasión de carne) y tiré por la calle de en medio. El caso, es que al probarlo, el sabor me era familiar. Me llevo preguntando desde entonces si mi madre no nos haría algo similiar (de ella tengo la receta de la tortilla de pan dulce, porque era muy dada a las recetas de pan viejo) así que no descarto que este pudin sea un remix de todo. En cualquier caso, es sabor familiar. De esas cosas que solo te saben apreciar en casa, a gustico:-)

      Besos. muchos!

      Eliminar
  10. Jo Mai!!! es cierto que el sistema burocrático puede ser, ES, una tortura!!! y más cuando una está enferma pero todavía no tiene el pie en la tumba..que por otra parte es mejor!! . Supongo que esto no será eterno y si te consuela piensa en tu lindo futuro jardincillo a la luz de las velas, o fogata :) ahí no hay "fraus" que te torturen con rayos e inyecciones :) allí solo estás tú y los tuyos que te dan calorcillo en el corazón!!!!
    me gustan las recetas de aprovechamiento, yo hago de tanto en tanto un budin parecido..aunque claro, lo bueno de esto es que nunca es igual!!!!
    Feliz fin de semana linda!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juana! de hecho lo es. Hitler y Stalin usaron la burocracia para generar miedo y paralizar a la gente. Y mira a los muy canallas si les funcionó. Cuando llamaban a tu puerta, te daban un formulario que debías rellenar y te citaban en un lugar en cierto día, la gente temblaba, sabían que estaban perdidos. Cuando tienes papeleo nadie tiene tiempo para encadenarse a las farolas o para planear revoluciones. Uno agacha las orejas y consiente... pues eso nos hacen Juana! nos hacen sentir miedo, temer el futuro y confiamos que ellos nos resolverán la papeleta...

      ahhh que canalla es la burocracia! menos mal que tengo un jardin en el que quedarme colgada:-)

      Besos

      Eliminar
  11. Llevaba días pensando dónde andarías... se te echaba de menos. Chica, veo que la sanidad ahí está como en Spain más o menos. En Holanda pues hasta que no estás chungo es que no te hace caso ni el médico de familia. Vamos que si llamas para pedir cita diciendo que te duele la hernia discal más vale que digas que llevas 3 meses así o no te dan cita.... en todos lados cuecen habas.
    Lo que te envidio es el pedazo jardín heredado... qué suerte!!! Ya nos pondrás fotitos de tus labores jardineriles para ver cómo avanzan... por pedir que no quede... jajajajaj
    Ese pudin de aprovechamiento está requetechulo!!!
    Un besazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aisha,

      Se cuecen habas en todos los fogones, verdad? me cachis! pues eso el lo que pasa. La semana voy al reumatólogo por los dolores de hace 3 meses, no es de locos? que le cuento? yo tenía una granja en Kenia?? no me mates! que locura!

      Y sí sí, ya iré colgando foticos en fbk de como van las cosas..

      Besos

      Eliminar
  12. El pudin estupendo y lo tuyo ,paciencia, y seguro que no pasa nada.

    ResponderEliminar
  13. Yo también me acordé de ti, estuve buscando una receta en concreto que tienes en tú blog y no sabía sí dejarte una nota, no por la receta, que también pero ya saldrá en su momento, sino para saber que tal lo llevabas.
    Una pena la historia, que es real y da más rabia que otra cosa, tanta burocracia es cansina y petarda con los pacientes, aquí y por mi experiencia no es mejor. Pero bueno me alegra saber de ti.
    Por supuesto la receta es estupenda, pero de verdad que tenía más ganas de saber que estas bien.
    Un beso, guapa que pases un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caty! me dejas entretenida pensando en la receta en cuestión... pues la próxima vez me mandas un eooo que me hará ilusión. Me ha costado una barbaridad volver a internet. He estado pasando de puntillas desde el móvil... no me gusta cuando entro en estas fases, me hacen sentir mucha soledad así que la próxima vez me das un capón o un pellizquín:-)

      Besos

      Eliminar
    2. Claro que sí, guapa, lo haré, la soledad mejor compartirla...ah! y la receta es el pan de calabaza, ese tan rico que lleva "colgado" en tú blog desde hace mucho? pues ese ;) pero lo adapté, ya verás con qué, jeje
      Un besito, preciosa

      Eliminar
  14. Vaya plan... lo de los médicos yo creo que es universal, salvo que la sanidad sea como en Madrid. Aquí, si las pruebas son lo bastante caras para las arcas de la Seguridad Social, es decir, pagadas por todos y privatizadas en su ejecución por empresas veteasaber mejornohablo de donde salen, no tienen reparos.

    pero ay de ti como tengas una de esas operacioncitas tontas que no están privatizadas porque no son rentables, ahora que la seguridad social no tiene ni para dar de beber un poco de agua a sus pacientes... olvídate. pero del todo vamos. que me veo ahorrando para operarme mi tontería por lo privado porque en lo público creo que voy lista... pero mucho... y amén de que no pierda la cobertura si pierdo el empleo, que todo puede ser.

    El pudding estupendo. La semana pasada amasé un pan a medias con mi ayudante permanente, el que vive en casa y a veces me ayuda a poner masas madre y prefermentos y cosas de esas, y el uno por la otra no pusimos sal. Ujs. Acabó en un pudding y unas dignísimas sopas de pan. Al pudding le eché de todo, básicamente, lo que más prisa me corría gastar... estas cosas... son así!

    ResponderEliminar
  15. Hola Mai, he descubierto tu blog buscando plantillas de blogger en internet y me encuentro con recetas riquísimas como esta, qué rico se ve y es una forma estupenda de aprovechar las sobras que tenemos de carne por ejemplo...me llevo tu receta jeejj. Bueno quería comentarte que me gustaría que me diseñaras la plantilla del blog si puede ser, pues la mia no es de blogger y eso me da problemas a veces....bueno si puedes contactas conmigo a ver qué se puede hacer...besitos y felicidades por el blog y la labor que haces ayudándonos...

    ResponderEliminar
  16. Mi niñaaa, que bien que estás de vuelta!! Te mandé un email porque no sabía como estabas!!!
    Vaya lata que te están dando xd, como dices, si no estás grave no te hacen ni caso, por una parte y pensando positivamente, debe ser que no te ven tan mal que te tienen de un lado para otro, mejor quedarnos con eso ya que parece que la prevención no forma parte de ningún sistema sanitario!! Todos los días me pregunto cuanto se ahorraría en hospitalizaciones, operaciones, terapias, etc, si tuviésemos medidas de prevención como dios manda, ya lo dice el refrán "mas vale prevenir que curar". Espero que no te trasteen más y te den de una vez una solución!! Me alegro que estés en manos de un médico mejor!!!
    Ese jardín va a quedar bien chulo, no comerás guindas, eso que te agradecerán los pájaros, pero podrás disfrutar del resto y pasar allí buenos momentos, desahogarte con el trabajo físico lo que puedas, porque luego pasa factura y sobre todo pegar algún grito de vez en cuando, eso sí fuerte y en español, que así no se enteran!!
    Me encanta la comida de restos y este pudin tiene que estar bien bueno, hasta en bocadillo me lo comía!!!
    No sabes lo que te echo de menos!!!
    Un abrazote mi reina!!

    ResponderEliminar
  17. Hola Mai, ya hace un tiempo que no publicas, espero que todo vaya bien....besitos guapa

    ResponderEliminar
  18. Hola Mai.Me alegra mucho leerte.
    Ya verás como todo sale bien al final.Te lo mereces.Y la receta está rica rica!!
    Un besito bonita.Muak!

    ResponderEliminar
  19. hola corazón, te echaba de menos, no sabia nada de tu suplicio de médicos, espero pronto acabes y que la dicha sea buena, me gusta saber que empiezas a animarte con ese terrenito, ya sabes que las malas hierbajos invaden todo en menos que canta un gallo. de esta receta, pues eso, que me recuerda y mucho a los rellenitos que añadía mi madre al caldo para estirar y que diese de si para tantos, me gusta. besitos dulces y que te mejores.

    ResponderEliminar
  20. Hola Mai, ya hacia tiempo que no te leía, ando un poco liada, pero no me olvido, espero que te encuentres bien, y al final quede todo en nada, el andar de medicos la verdad que es un suplicio, me alegra ver tu jardín lo bonito que lo tienes, y esta receta de aprovechamiento me encanta.Espero que estes animada como siempre, es un gusto leerte y de verdad mucho, mucho animo. Un besiño grande

    ResponderEliminar