Bizcocho de maíz y miel, sencillo a rabiar

Buenos días troncos y tronquitas. A estas alturas de agosto, en el hemisferio norte nadie enciende un horno salvo la que guisa y zampa en este valle de lágrimas perdido de la mano de dios en tierras austriaquitas.. ok, fuera dramas. Cierto que no vienen al caso pero mira que frase tan resultona me ha quedado, coqueta y dramática, ideal para comenzar esta historia a lo come y calla. Porque aunque aparentemente mi verborrea no tiene límites, cierto es que a veces me cuesta arrancar un horror. Este es el caso de este párrafo de hoy que llevo desde ayer intentando engendrarlo sin éxito...


Y es que romper el hielo siempre cuesta. Solo hay que ver esos discursos de investiduras, que para dar unas simples y escuetas gracias por la confianza depositada en mi persona, el individuo investido corta trajes de faralaes con una verborrea espesa y condensada en 4 o 20 páginas de un discurso que me juego el pescuezo que estuvo enquistado en ese primer párrafo, en esa primera estupidez que uno debe soltar forzosamente -no quiero filosofar con este asunto pero comprenderás que sin primer párrafo no hay discurso que discursar con raciocinio manifiesto- decía, esa primera frase -para que nos entendamos- que hay que soltarla de forma que parezca ocurrente e inteligente... nooo, no saques conclusiones prematuras. No es mi caso. De hecho yo he optado por lo opuesto, por un comienzo ligero de cascos o algo peor que aunque menos solemne estoy convencida que es más chisposo y entrañable. Por que es de lo que se trata, no? pues ea, que así sea...


Así que, que sepas que soy la alegría de la huerta. De mi propia huerta, que después de haber pasado una primavera gélida, un mes de junio pasado por agua, un julio abrasador y requeteseco, hoy puedo decirte que ya estoy cosechando mis tomates, mis deliciosos tomates, pepinos para dar y tomar, calabacines que nos salen por las orejas, docenas de lechugas que hemos estado repartiendo con mi vecina Edith porque nos salían cogollos por la coronilla... qué mas? zanahorias que ya han caído todas salvo  las que estoy dejando florecer para tener semillas para el año que viene, acelgas que han sufrido lo insufrible -unas heroínas te lo digo yo- fresas, aromáticas, colirrábanos, rabanitos... y los últimos trasplantes que ya están en marcha: coles, escarolas y berros para cuando refresque, el último tirón del año hortelano...


Es genial esa sensación de independencia  del supermercado. Es un ejercicio fantástico para recobrar un poco ese punto de cordura frente a la comida de plástico e impregnada de pesticidas. Este bizcocho está inspirado en este concepto. Una elaboración básica a rabiar, sin camuflajes, algo que antes nuestras abuelas hacían siempre pero que al dejar de tener acceso a materias primas naturales con sus sabores puros y sin adulterar hemos perdido. Para saborear este bizcocho es indispensable usar productos que no hayan pasado por una planta de manipulado: leche cruda y huevos frescos, directos de granja. Harina de trigo de molienda artesanal, mantequilla casera y miel .. la miel! hecha por una amiga de la familia, clara y suave, como un sirope, sin empachar, sin estridencias... y hecha con abejas sanas, que pueden recolectar en flores y cultivos sin pesticidas, que viven sin antibióticos ... un bizcocho arcaico donde el único símbolo del modernismo químico culinario está en los polvos de hornear pero prometo ante estos fueros que algún siglo de estos lo haré con masa madre para que el conjuro quede completo y sin adulterar...


Pero hoy, no. Hoy versión rápida. Aclaraciones obligadas: sobre el harina de maíz. Yo he usado harina de maíz blanco precocida -marca PAN, la de toda la vida-. Tenía una harina de maíz amarillo biológica y ya que hablamos de mundo natural el sentido común apunta que hubiera sido la más apropiada para este bizcocho pero he de confesar que cada día soy más escéptica del mundo BIO. Cada vez tengo más claro que es un montaje snob para cobrarnos el tripe por lo mismo.. y tengo pruebas, pero hoy no entro en harina de otro costal. Respecto a la miel... las cantidades de miel!!! qué difícil, porque cada miel tiene su punto de espesor y dulzor así que lo que me vale para mí puede que sea excesivo -o corto- para ti. Aquí no tenemos más remedio que calcular a ojo y obrar con prudencia. Endulzar demasiado este bizcocho es cargártelo, así te lo digo. Es preferible que lo hagas más neutro y en todo caso lo sirves con azúcar glas por encima o con un poco de glaseado...

Y por último, el bizcocho es gigante. He usado un molde de 40x30cm. No dudes en usar la mitad de las cantidades para un molde más pequeño. Usa formatos de base amplia y poca altura.


Ingredientes:

  • 250gr. de nata entera
  • 400ml. de leche entera
  • 4 huevos
  • 200-250ml. de miel (ya hemos hablado de este punto anteriormente)
  • una pizca de sal
  • 250gr. de harina de trigo repostera
  • 250gr. de harina de maíz precocida
  • 1 sobre de polvos de hornear (mis sobres son para 1/2 kilo de harina)
  • una pizca de bicarbonato


Preparación:
Precalienta el horno a 180ºC. Lo primero que vamos a hacer es convertir la nata en mantequilla. Para ello usa un robot de cocina con las aspas de mariposa o unas varillas eléctricas. A mano se puede pero te dará un papatús antes de terminar. Si no tienes varillas eléctricas, anda, sal al rellano y pregunta a las vecinas que alguna tendrá, fijo pero no renuncies a este paso. Bate la nata hasta que se separe por completo el suero de la mantequilla. Reserva el suero en un vasito. Bate la mantequilla con los huevos y la miel y la pizca de sal. Cuando esté cremoso, añade el suero y la leche. A este batido, agrega las harinas y los polvos químicos previamente mezclados. Prueba la mezcla. Te va a dar una idea muy apropiada de como vas de miel. Si lo notas soso, pues ea, echa algo más pero recuerda en echar el freno, debe conservar ese puntico salado, dulce y salado al tiempo, recuerda que siempre le puedes endulzar más a la hora de servir con un glaseado o borrachito con un poco de almíbar...


Engrasa el molde con un poco de mantequilla. Truco para dejarlo engrasado lo más ligero posible: pone un poquito de mantequilla en el molde y lo introduces al horno que ya lo tendrás listo o casi listo. Unos segundo después lo sacas -ojo al trapo que te quemarás- y con ayuda de un pincel extiendes la mantequilla derretida. Si le pusiste demasiado, ve al fregadero lo vuelcas y deja que gotee todo el exceso de grasa. Corta una tira de papel de hornaear más o menos del tamaño de la base y lo colocas en el molde. Vuelca la masa, la repartes uniformemente y lo horneas unos 45 minutos o hasta que veas que el centro está cocido.

40 comentarios. ¿te animas?

  1. Que pinta tan buenísima tiene, y con el sabor a miel debe estar de 10.
    Jajaja, yo también enciendo el horno, esto ya es vicio. besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos locas Laurilla! locas de remate :-D Besos

      Eliminar
  2. Ayyy que pinta más rica Maite....lo único que me tira pa tras es la leche....coñi por allí no hay sin lactosa que sino no podré probar estas dedicatessen......je je je...pues yo también opino como tu de todo lo Bio...hasta hace poco era bastante asidua a estos productos...hasta qué me informe y vi que engrosaban mucho los precios y que esto de bio es muy relativo....lo mejor es poder obtener productos cercanos, sin poca manipulación.....los de toda la vida.....repito el bizcocho una pinta bestial....muuuaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, tendré en casa productos sin lactosa para ti:-) y comparto al 100% tu concepto. Cercano, sencillo y de toda la vida. Regresar un poco a de antes para encontrar algo de equilibro frente a lo que la alimentación en masa no impone. Hacer que el pequeño producto, el artesanal, sobreviva en medio de esta marabunta y de paso eso que nos llevamos nosotros:-) un beso y ya no falta nada!

      Eliminar
  3. Jo!!! me pondría ahorita mismo con esa delicia, pero en este piso de vacaciones el horno es de gas y no he conseguido encenderlo!! qué inutilidad!!! jajaja bueno, realmente es que también le he dado vacaciones a la Eva cocinera! :P
    Un beso gordísimo Mai :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo mejor que has podido hacer. olvídate del horno tu que puedes. Yo vivo con la tentación encima:-P BEsos!

      Eliminar
  4. Me haces venir al blog,muy mal que estoy de vacaciones blogueriles,pero yo por leerte o escucharte...MaaaaTooo...
    Mira sabes que me pasa lo mismo con lo BIO,tengo mis dudas,de que detrás no hay un macro negocio,que el único objetivo sea engrosas precios y no apostar por la salud...No sé yo,me lo leo tooodo de los paquetes y siempre entro en los mismos sitios de confianza.
    Lo que daría yo por los frutos de tu huerto,que suerte poder tenerlos al alcance,pero lo mejor es poder volver a la tierra y cultivar,ha de ser muy gratificante....quiero un manojos de los futuros berros,es que me chiflan!!
    Bueno y deja de maquinar,aunque sea en lo que resta del mes de agosto por fi,que no quiero pensar demasiado,vale?
    Seguimos en contacto,allá voy...jejejee

    Cientos de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!
      así es y aunque leamos las etiquetas no vale porque no suelen poner los componentes químicos que usan para la manufacturación ni del producto final ni de las trazas de los componentes. Nos comemos unos cocteles que hasta al Mazinger Z le daría diarrea:-( como dices, cercano y a se posible de plaza, que compres por unidades y no por bandejas y que te corten la carne delante tuya. Hay que ser más listo que el hambre:-D
      BEsos

      Eliminar
  5. Hola Maite cuanto tiempo un bizcocho fantastico lo haremos, como va el verano, ya has tenido vacaciones...? besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica!
      Nosotros el verano lo pasamos aquí, disfrutando del jardín, del huerto y de nuestras excursiones así que sí, disfrutando al máximo. Muchas gracias por la visita y un besazo,

      Eliminar
  6. Qué apetecible.... ains... lo natural! qué difícil es encontrar algo natural a no ser que lo cultives tu y qué razón tienes con tanto bio... si yo te contara! yo también estoy encantada, con los primeros tomates de la huerta, que este año ha estado tardía, y como tenemos dos abuelos hortelanos, pues cogemos lo mejor de cada casa... esperando las peras y manzanas de los árboles que este año prometen y recoletando de todo... hasta huevos de perdiz, que tenemos una que se vuelve loca un par de veces al año y pone huevos como una condenada!
    En fin, que me encanta tu propuesta, tengo miel de la buena, de esa de bosque, natural y rica así que en cualquier rato de locura enciendo el horno.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la pena. Que o tienes un terrenito o un jardín amplio o no puedes ni plantearte tener tu huerta de supervivencia. Yo tengo muy poco terreno y poco de cada cosa. Lo justo para nosotros y regalar a un par de vecinos pero tan contentos. Tenemos suficiente como para que las visitas al super hayan decaido una barbaridad y ya sabes... cuando vas picas chorradas así que eso que ganamos en verano: menos guarradas de picoteo a lo tonto...

      Otro de los problemas,es que al no haber cultura del huerto, no hay la posibilidad de comprar plantones para ir replantando a la que consumes. Aquí hay hasta en los supermercados.. y por último, en España, se llevarían por la noche las verduras. Con mucha pena lo he visto y como han dejado frutales pelados:-( somos unos bárbaros de medio pelo!

      Así que, los que podemos, lo disfrutamos a rabiar, verdad:-) Besos guapa!

      Eliminar
  7. oooohhhh.... verde de envidia sana estoy con tu cosecha!!! La verdad que poder cosechar tu propio huerto vale un mundo!! Felicidades!!
    Ese bizcocho ya lo dije esta mañana en el FB... un lujazo de desayuno!!
    Por cierto, ya que lo hiciste tan grande, pues eso... mmmm... merendamos juntas? :)
    Y estoy contigo con lo de los productos BIO... yo creo que es todo márketing.
    besoooooootes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ea, no se hable más, merendemos que aún tengo la mitad bien envuelta pensado que iba a durar la otra media más tiempo pero Lucas está dando buena cuenta de este bizcocho, que por cierto, fue un capricho suyo. Cuando nos regalaron la miel pidió un bizcocho de miel y cada día me lo andaba recordando:-P

      Mi huerta explica muy bien por qué no me creo nada de los bio... iré colgando algunas foticos y comentarios een el FB que explican el por qué no me creo nada de los supuestos productos ecológicos...

      Ya sabes que al final lo largo todo:-P
      Besos

      Eliminar
  8. Buenas tardes, Mai!! ¡¡Y más buenas con este pedazo de bizcocho!!

    Chica, te costará a veces romper el hielo, ¡¡pero lo haces que da gusto!!
    Aunque, si te soy sincera, a mí hay algo que me cuesta más que arrancar... ¡¡despedirme por teléfono!! Soy capaz de tener que hacer algo urgentemente, que no me sale como decir a la otra parte: "Oye, perdona que te tengo que dejar...".

    Me equivoqué de mes para visitar Austria, porque este verano pasamos por Suiza y Austria, esperando olvidarnos de los calores madrileños... ¡y hemos llegado a ver 37º! Al sol, sí, pero 37 bien molestos :P

    Pero bueno, al lío, que yo sí que parece que estoy con el discurso de investidura, y eso que se supone que venimos aquí a ver, leer y decir: "Muy rico, Mai" :P
    El pastel tiene una pinta de morirse, todo lo que sea harina de maíz, en cualquiera de sus formas, me vuelve loca (y qué color le da a la cosa, y encima con miel, y a qué hora me dices que merendamos, Mai!), solo siento que yo no podría hacerlo como mujer independiente del supermercado, jajaja
    Mira que leche cruda y huevos de granja sí que hay siempre en casa de mis padres, que mi padre así compra estas cosas, pero... ¡¡¡Esa leche me da asco!!! Sí, también después de hervirla, y esas natas que le salen, y sí, sé que ahora estás pensando en prohibirme la entrada a tu rinconcito, y en darme un meneo y un par de azotes. ¡Pero es así!
    La miel sí, la miel de "casa" no me da ningún asco... ¡y me chifla!

    Un besito, Mai!!
    PD: Pena que no entres en lo del mundo BIO y sus timos, porque últimamente sí que me da por fijarme más en este tipo de productos, pero muchas veces no me fío nada, sobre todo cuando están en la sección de dietéticos de Cortes y Carrefoures :P
    PPD: 40X30 cm de bandeja, entonces sí que hay hueco para mí en la merienda, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hueco para ti y para un regimiento:-P Buenos días Paula,

      Ya sabes que el "uy que rico, me lo llevo" por estas hierbas y especias hay poco. Aquí tenemos todos un rollo la mar de majo y la mar de inmenso así que no temas en desparramar líneas y líneas que me chifla...

      Respecto al mundo BIO ya hablaré de él pero mira, por aquí se han hecho muchos reportajes siguiendo la pista a los productos biológicos y no hay control ninguno. Granjeros que dicen que se inscribieron para conseguir el etiquetado pero que nunca nadie pasó por su granja a comprobar que cumplía con los requisitos.. y requisitos dudosos ya que la normativa europea siempre habla en condicional "se debería" "habría" etc. En España, nisquiera hay normativa estatal o autonómicos. Cada autonomía gestiona a su manera y la mayoría por asociaciones privadas... como ves, mundo turbio a rabiar...

      Un besazo

      Eliminar
  9. Ahora mismito untaba yo ese bizcocho en mi té!!!! Qué requeterico!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola ... todo se ve tan delicioso aquí, pero como yo no hablo español puede, es difícil hornear durante ...

    cálido saludo de Geli, que ha utilizado el traductor aquí ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hallo,

      Keine sorche Geli, spreche ich ein bisschen Deutsch. Chaotisch aber mehr oder weniger in Ordnung :-) Wenn du ein Rezept auf Deutsche mochtest, sag mich bitte,

      Grüße und Herzlich Willkommen,

      Eliminar
  11. Sano y rico Maite...quién pudiera coger un trocito ahora pá empujar a un cafelito!!!
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel, ya me da pena que no traspase la pantalla del ordenador:-) BEsos

      Eliminar
  12. Pues, Mai, yo sí que enciendo el horno, no quiero dejar de comer pastelitos y bizcochos porque sea verano.
    Sudo a gota gorda pero, viendo un bizcocho tan maravillosos como ésta, ¿acaso no merece la pena?
    De verdad, así tan natural y con productos sencillos, con un sabor a miel, tiene que saber a gloria sí o sí... ;-)
    ¡Una delicia!
    Besines,
    Aurélie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aprovecho a la mañana temprano antes de que entren los calores y le de tiempo a airearse la cocina... estamos como chotas :-D pues la verdad es que es una novedad, comr un bizcocho sin ralladuras, sin frutas, sin aromas y sin especias. Un sabor tal cual:-)
      BEsos

      Eliminar
  13. Sarna con gusto no pica, Mai, y, si pica, no mortifica, como reza el dicho que mi abuela me repetía cuando venía quejándome de algo. En fin... Yo también he estado encendiendo horno y con calores, pero, hoy... Ayyyyyyyyy, qué fresquito hace hoy! Me vendría genial ese bizcocho que has hecho, porque tengo huevos de 2 granjas distintas (qué suerte!!!!!), miel artesanal que me traje de Menorca y una buena harina de maíz que tenemos por aquí. Me da a mí que viendo esa textura del tuyo... Qué rico!
    Por cierto, antes de que me olvide, tengo que comentarte algo... Pero por email en un rato.
    Besitosssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego y siempre que hay gusto de por medio suelo mantener el pico cerrado porque ya sabes el otro dicho: oveja que bala...y tronca! cuenta, cuenta!
      Besos

      Eliminar
  14. que ricos tanto el bizcocho de maiz y miel como las verduras de las huerta, mi abuelo cultiva tomates y tienen un sabor delicioso no como los del super, que pena que solo esten un mes, un dia me dijeron que los cientificos del trasgenico de los tomates que por error se les habia olvidado incorporar el sabor al tomate y que ya lo arreglaran, aunque las cosas caseras siempre seran mejor
    el bizcocho me cogo un cacho del soso y luego le añado azucar glass por encima, no nos gustan las cosas empalagosas en casa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Taim, sobre todo los tomates, es algo grandioso la explosión de sabores que hay dependiendo de una variedad a otra. Ni te imaginas como los estoy disfrutando:-)
      Besos

      Eliminar
  15. Yo en Murcia sigo encendiendo el horno en verano, no te creas! Es que no puedo vivir sin hornear, jajaja. Bueno, y además en agosto mi padre cumple años, así que toca :).
    Me encanta esta receta!! Con maíz y miel, qué rico! Cada vez me gusta más la harina de maíz en repostería y panadería, y no sabía que podía usar de la precocida, así que gracias!
    Lo del mundo ecológico también me tiene un poco mosqueada a mí; no es todo tan bonito como lo pintan. Yo intento apostar al menos por los productos más locales que pueda, de temporada y sostenibles tanto con el medio como con la sociedad, pero a veces es difícil...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, ya sabes que yo pienso como tú. Todo cercano y lo más local posible y si tengo que viajar para comprarlo, lo hago. Todo esto siempre que mi bolsillo me lo permita y sino no puedo siempre, hago mis compricas de vez en cuando.Por eso, esos productos bio que venden en el supermercado, todos bien viajados, como que no me fío y aquí ya hemos tenido varios escándalos con productos Bio de super...

      Un beso

      Eliminar
  16. Menuda pinta ....este es de los bizcochos que más me gusta hacer ,salen riquisimos ,besos

    ResponderEliminar
  17. Nunca he hecho un bizcocho con harina de maíz, pero me has convencido para probarlo :) Eso sí, yo de casa,los huevos y la miel como mucho y solo si espero a hacerlo cuando vaya a Galicia a visitar a mis padres hehe. La leche es verdaderamente difícil conseguirla, como mucho encuentras leche fresca en el súper...
    Me quedo esperando que ahondes más en lo de los productos bio y ecológicos porque es algo que siempre he mirado con recelo, pero no tengo datos concretos para opinar. Mi filosofía es hace tiempo productos cercanos, de pequeños productores y de temporada, evitar todo lo procesado y, si puedes, montarte la huerta. Yo hay cosas que no he vuelto a comer más que cuando vuelvo a casa de mis padres porque no me sabe igual. Es más, dejé de comer carne cuando se dejó de hacer la matanza en mi casa.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me han contado que a muchos vaqueros ya no les dejan vender la leche cruda. Una pena que se opte por prohibir la producción local y de calidad por las grandes marcas que nos venden lo que les da la gana:-( uy!!! en Galicia! que buenos recuerdos tengo de las huerticas gallegas, una en cada casa que aunque no se tuviera tiempo ni ganas algún calabacín y un poco de verdurita siempre había:-) pues mis huertos son un poco así, un rincón en el patio y en el jardín y un poquito de cada cosa... de buena gana te mandaba el ruibarbo que me sobra, que tengo un montón de brotes que arrancar y nadie los quiere. Allí se iba a dar la mar de bien...

      Mi tema con la carne, ayyyy, que dolor! te quieres creer que me pasa lo mismo? cada vez como menos porque me echa para atrás el mundo bandeja. Nosotros compramos directamente en granja un par de veces al año pero no de continuo. Y después de acabar con la de granja, directamente de matanza y ya sabes, los trozos al natural, decía, después volver a la de super nos cuesta un horror:-)

      Un beso

      Eliminar
  18. Mai, hay que ir con pies de plomo en este tema, muchos agricultores ecológicos se han dejado la piel para producir de manera respetuosa con el medio ambiente y últimamente hay una campaña feroz para desacreditarles. No caigas en eso, por favor, por favor.... Para mi es un tema serio para frivolizar, nos jugamos la salud de la tierra. La cantidad de pesticidas y fertilizantes químicos que se le echan a los cultivos no ecológicos están dejando los terrenos completamente infértiles. Y me he dado cuenta que últimamente, especialmente en España, hay toda una campaña mediática, liderada por un valenciano de pocos escrúpulos al servicio de la industria de la biotecnología, que mete en el mismo saco todo, lo ecológico, lo alternativo, la homeopatía y todo. Yo reconozco que soy locávora ante todo, si tengo que elegir entre una papaya no ecológica pero de la huerta de al lado, y una manzana eco de Italia, pues me quedo con la papaya. Pero entre dos productos locales, uno eco y el otro no, primo el eco. Y yo también tengo huerta, 50m2 que me hacen autosuficiente en verdura y legumbre, y precisamente por eso se que sí se puede. Haciendo bien las cosas no hacen falta ni pesticidas ni rollos químicos, lo tengo comprobado. Y sabes que yo soy científica y 100% racional, lo cual me lleva a discutir con unos, por oponerme a los transgénicos, y con otros, por decir que la homeopatía es un engañabobos. Lamentablemente la gente es de estás conmigo o contra mi, la mayor parte no entiende de matices. Así que sabes que no defiendo lo eco porque sea una hippie descerebrada. Hay estudios publicados en revistas referenciadas que demuestran que se puede y que tiene claras ventajas respecto a la agricultura convencional. Es un tema serio, y hay que tener mucho, muuuuucho cuidado con tus fuentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajonjoli, ya sabes de sobra que hablo de lo que creo y de lo que sé. Nada de lo que he hablado en el blog nunca ha sido información sin contrastar y me quedo a cuadros ahora que me aleccionas sobre algo de lo que aún no he hablado. Por favor no me coacciones antes de hablar y por ende, el hecho de que seas experta en horticultura y científica no significa que mi experiencia no sea creíble... por cierto, experiencia que aún no he contado así como tampoco he relatado la que se ha destapado en Austria y Alemania a partir del escándalo de los famosos pepinos asesinos de España que terminó siendo unos brotes de soja transgénicos de sello bio y procedente de una granja biológica alemana... como dices, hay muchos matices, las cosas no son conmigo o contra mí y desde luego, prudencia. No entres a cuchillo antes de tiempo. Te parafraseo al decir: "No caigas en eso, por favor, por favor.... Para mi es un tema serio"

      Me cabrea enormemente que se me entre a saco sin ni siquiera saberse aún qué iba a contar. Y mis fuentes? entre otras la mía propia que aunque no sea cientifícia a dios gracias tengo mi propio punto de vista... pero en fin, tranquila, me has quitado las ganas hasta de comerme el bizcocho,

      Eliminar
    2. ay por diosss Mai, perodoooooooon.... es que me tomo este tema tan, pero taaaaaaan a pecho, me lo tomo como algo personal y estoy tan cabreada y apenada por el descrédito que se le está dando conociendo como conozco desde que vivo en Tenerife a tantos agricultores que se están dejando la vida en esto, que he entrado al trapo de esta manera.... por eso en Holanda mis compis de trabajo me llamaban "torito bravo". Entro al trapo y eso me pierde. No debería ponerme a la defensiva, y menos contigo.
      Perdona. Tienes razón. Ni sé lo que vas a escribir y ya me pongo como una hidra..... lo mío es de traca. Calladita estaría más guapa.

      Eliminar
  19. Por cierto, a los agricultores ecológicos de Tenerife les hacen controles un par de veces al año y sin avisar, y les tienen fritos con toda la documentación que tiene que presentar

    ResponderEliminar