Montgomery Pie de limón y un blog en blanco

Quiso el azar que buscando algo que no viene al caso pero que nada tiene que ver con comida, llegó a mis retinas un slogan que rezaba que enviaban a domicilio los mejores pies caseros elaborados por la comunidad Amish del condado de Lancaster. Esto es lo que tiene que aceptemos tantas cookies cybernéticas. El oracle sabe todo lo que hacemos y decimos en internet y cualquier ocasión es buena para clavarte a golpe de pantallazo publicidad relacionada con tus hábitos y a los blogueros cocinillas se nos huele al paso... es evidente que no resistí la tentación de cotillear y entre otras lindezas anunciaban que hacían el mejor Montgomery pie de toda Pennsylvania. En grandes líneas y sin entrar en la historia del pastel, decir que lleva este nombre porque fue un tal  Hotel Montgomery quien transformó en bizcocho la costra superior del clásico Shoofly pie relleno de crema -de jarabe de maíz o de limón-. Lo busqué, evidentemente. Esa receta tenía que ser mía...


Y así fue como encontré el blog de Kristen. No es de cocina pero había publicado la receta de su abuela para el Montgomery clásico relleno de crema de jarabe de maíz.  De puro sin querer me dejó enganchada su leyenda en el perfil:
{A Little Something for ME blog} "I am a former teacher, turned SAHM. I have 3 children. The twins, Andrew and Addison, turned 3 years old in October. I also have a 1 year old baby who was born with a very rare chromosomal disorder: Wolf Hirschhorn Syndrome. The good, the bad, the ugly... all here because this blog keeps me from drinking."
Y sin quererlo pasé la tarde entera de post a post, leyendo los primeros meses de vida de Alexander, de operación en operación, traslados al hospital en helicóptero que le salvaron la vida en cada ocasión pero que significó que el seguro médico les anulara la póliza. Facturas imposibles de afrontar que se solapaban con nuevas terapias y necesidades por encima de sus posibilidades, como conseguir el dinero suficiente para adiestrar a un perro que cuidara de Alexander por las noches ya que uno de los mayores riesgos que hacían peligrar su vida eran unos espasmos que le podían causar la muerte.  Leí un post detrás de otro a Kristen decir que se sentía muy afortunada, por como la gente se había volcado en donaciones y en alguna subasta que se organizó en internet y que proporcionó los medios suficientes para poder seguir tirando muros... dio gracias a los congresistas que votaron por la sanidad publica esadounidense y dio mil veces gracias a dios por haberla bendecido a ella y a su familia con un entorno tan generoso y solidario que ha contribuido sobre manera a que Alexander haya podido cumplir sus dos primeros años de vida...
No puedo explicar lo que sentí. En serio, no puedo hablar de pena ni angustia... los ojos de Alexander me enamoraron y me inundé del amor de su madre y de su entereza. Y no por lo que le toca vivir, que eso nada tiene que ver con la valentía a pesar de que cada vez que alguien debe afrontar una enfermedad vital se le agasaja con el famoso pero que "valiente eres" o con un estúpido sobrenombre a lo "madre coraje" y demás majaderías... ¿es valentía luchar por tus hijos o es lo que cualquier madre por muy cobardica o egoísta o mezquina que sea hace por ellos?  no, el valor excepcional de Kristen no está en lo que le toca vivir sino en cómo lo hace. Cómo cuida de su familia para que el día a día sea la rutina de cualquier familia feliz. Cómo se cura de sus heridas apreciando y agradeciendo a mansalva. Sus reflexiones a lo ¿hago bien? ¿no le exijo demasiado? etc. cada paso, barrera o muro reflexionado y compartido...
Me pregunto por qué no estuve más atenta. No miré ninguna fecha de publicación, no sé si seguía actualizando o no. No miré nada más que la vida de Alexander a través de sus ojos y su receta del Montgomery pie que por cierto no apunté así que esta que te traigo está hecha a ojo de buen cubero...
El blog de Kristen ya no está. No dice que se haya borrado o movido o que ahora sea privado. Simplemente no está. Aparece la pantalla en blanco. He pasado un par de semanas liadas sin casi tiempo para navegar y ayer, cuando entré a por la receta ya que iba a cumplir mi promesa hecha con la ensalada china para mirarse mejor, con pánico he descubierto que el blog ya no está... solo he encontrado esto, escrito por Kristen en el mes de abril en el blog del WOLF-HIRSCHHORN syndrome... no sé qué pensar ni que decir. Temo por el chiquitín...

Ingredientes y preparación para la base:
  • 100gr. de mantequilla fría cortada en trocitos
  • una pizca de sal
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 y 1/2 tazas de harina 
  • 1 cucharadita rasa de polvos de hornear (ha sido por error pero vaya acierto)
  • un poco menos de 1/2 taza de suero de mantequilla
Ingredientes para la crema de limón:
  • el zumo de dos limones
  • la ralladura de un limón
  • 2 huevos
  • 80ml. de jarabe de ágave (a falta de el de maíz)
  • 3 cucharadas de azúcar (mi jarabe de ágave es bastante líquido y no endulza demasiado. Le añadí a última hora este azúcar)
  • 2 cucharadas rasas de harina o maicena

Ingredientes para el bizcocho:
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche (unos 200ml. como mucho)
  • 3/4 de taza de azúcar 
  • vainilla molida o esencia
  • una pizca de sal
  • 40ml. de aceite de canola o de maíz
  • 2 tazas de harina repostera
  • una cucharadita de polvos de hornear
Preparación:

Sin remilgos, amasa todos los ingredientes de la base juntos y cubre la masa un molde redondo de base ancha y poca altura. Evita que el pastel quede alto ya que podrías tener problemas para que cuaje bien en el centro. Dependiendo del molde, es posible que necesites engrasarlo. Ponemos a calentar el horno a 180ºC

Bate juntos todos los ingredientes de la crema de limón. Queda muy líquida. Es así como debe ser, no te preocupes. Añádelo al molde.

Ahora hacemos la masa del bizcocho. Para ello, batimos los huevos, el azúcar, la leche, la sal, la vainilla molida y el aceite. Una vez que esta cremoso, añadimos el harina con los polvos de hornear mezclados previamente. Añade la mezcla al molde. Hazlo lo más uniforme posible teniendo en cuenta que no lo vas a poder manipular mucho una vez en el molde. La crema de limón es líquida y es posible que si lo mareas mucho se ligue al bizcocho y pierdas la capita que queda abajo... No lo muevas ni lo iguales. Tal cual lo horneas. El tiempo depende de cada horno pero si es necesario, le bajas la temperatura a 170ºC. Pincha con un palillo en el centro para asegurarte que se coció bien aunque no lo pinches muy profundo ya que la crema podría equivocarte. Deja que enfríe antes de servir.

44 comentarios. ¿te animas?

  1. Vaya, Mai, me has dejado sin palabras, ahora no puedo decir mucho del pastel (que se ve magnífico) sólo pensar en lo importante que es estar bien, cuidar a los nuestros, sean hijos o padres, hermanos o pareja, y confiar en que las cosas salgan bien al final, esas cosas en las que no podemos influir, sólo aceptar o no de una manera o de otra.
    He tenido que tirar de traductor google para comprender todo. Espero que el pequeño esté bien. Y que Kristen esté bien esté como esté el pequeño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marhya, yo no sé muy bien que significa salir bien. Cuando mi hermano Juanpe murió con 22 años después de una agonía tan larga uno no sabe muy bien como descifrar sus sentimientos. Por un lado, mi egoísmo quería que él no se fuera pero el mayor acto de amor que hice por él fue aceptar en paz su marcha y encajar con alivio que hubiera dejado de sufrir... no sé, cuando alguien querido, indispensable en nuestro corazón deja poco a poco de vivir bien y su vida se convierte en un sufrimiento constante el bien y el mal se desdibujan por completo... puede que nunca seamos capaces de entender a la vida porque nuestro cometido sea solo vivirla,

      Um besazo

      Eliminar
  2. Ojalá la desaparición del blog no sean malas noticias.....pues la vida es eso luchar por los nuestros....
    Joder que pastelito....te ha quedado genialmente genial......un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sigo cada día probando el link, por si acaso... un beso muy grande y mucho ánimo,

      Eliminar
  3. es una pena lo del blog, esperemos que no pase nada malo, aunque algo asi a veces no augura cosas buenas
    La tarta tiene una pinta estupenda me la apunto.

    ResponderEliminar
  4. Uf que historia más dura.
    Yo soy positiva, creo que dentro de todo lo que ha ocurrido es que se ha visto absorbida por los últimos problemas del pequeño, y no da para más. Pero es verdad que un blog es una liberación, un espacio de expansión, una cosa nuestra, y perderlo es una pérdida más dura de lo que pueda parecer, sobre todo para una persona en esa situación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, claro que hay muchos tiempo de blogs pero muchos de los blogs personales han nacido como una forma de seguir a flote. Algunas veces como medio para no pensar y otras como punto de descarga interior. Ella no hizo de un blog una campaña para dar a conocer la enfermedad de su hijo sino que fue más allá. Abrió la puerta de su casa, de su corazón y como ella misma dice, un blog que la salvó de darse a la bebida, de la locura... y bueno, todos lo hacemos, no? a veces cerramos la puerta de casa para que no entre corriente y otras a cal y canto... un beso muy grande guapa,

      Eliminar
  5. Gracias por compartir la historia de Alexander. Hace pensar...
    El bizcoche se ve magnífico y me encanta el relleno de limón.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Olivia, a mí también me ha hecho pensar mucho. Y sentir. Un beso

      Eliminar
  6. Es curioso cuando descubrimos de casualidad el blog de alguien en otro lugar del mundo y nos atrapa con su forma de ser, con los relatos de su vida y su familia...
    Debe ser durísimo tener que enfrentarte a una situación como la de Kristen y su pequeño. Mi suegra, que es médico de familia, ha conocido varios casos similares, de niños que nada más nacer tienen que enfrentarse a mil operaciones y tratamiendos peligrosos...

    El montgomery pie tiene una pinta buenísima.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Akane, así es, entramos en la vida de las personas facilmente. Antes o bien lo vivias de cerca o comprabas un libro autobiográfico de como alguien se enfrentó a tal y cual situación. Primero los foros y luego los blogs, no cuentan en primera persona, desde el corazón y día a día muchas historias de las que no tendríamos ni idea.

      Un beso

      Eliminar
  7. Qué historia más dura. Supongo que el día a día se ha impuesto a las ganas de escribir, aunque eso la ayudase a ella a no caer. Aún no he leído en qué consiste la enfermedad de este pequeño; luego busco en Google.
    Historias así son las que te hacen pensar lo afortunado que es uno de tener una vida "normal".
    Lo siento Mai, pero la historia ha eclipsado a tu pie; aunque sí he tenido tiempo de pensar que era muy tentador :)
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aisha, pues no lo sé, no quiero especular sobre los motivos, solo me angustia el hecho encontrar la puerta cerrada ya que si ella la abrió fue para no ahogarse... sí muy duro. si quieres saber sobre la enfermedad, en el post tienes un link al blog con testimonios de los padres. muy enriquecedor.

      Y ves, en cambio el pastel para mí especial. Creo que los latinos aún tenemos muy marcado ese sentimiento de flagelarnos ante el dolor. En cambio, buena parte del mundo es justo en los momentos duros de la vida o en los duelos donde se cocinan manjares en abundancia o esos funerales donde todo el mundo llega con un pastel bajo el brazo... no se trata de sentirnos mejor en la adversidad? pues este pastel es eso, bálsamo en la adversidad,

      Un beso

      Eliminar
  8. Tienes toda la razón, Mai, qué madre no haría lo que fuera por aliviar a su hijo cualquier sufrimiento! yo me he quedado con el tema del seguro médico y las altas facturas que tenían que pagar en su lucha por la curación del chiquitín... Y penar que en España estamos a punto de llegar a eso... La asistencia médica universal se va a acabar como dejemos al gobierno privatizar los hospitales, dejar sin tarjeta sanitaria a los emigrantes sin papeles... Hay que luchar por eso, por todos los Alexander del mundo, por todas las madres de los Alexander del mundo...
    El pastel tiene muy buena pinta, bueno, como todo lo que tu haces!!!!

    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida mía! bueno, yo vivo en un país donde todos pagamos a la seguridad social y los extranjeros más. Aquí cotiza todo el mundo trabaje o no. Todos. Mi hijo cuando vino pagaba al mes 90€ (sin tener empleo) y eso gracias a que es comunitario y había cotizado en España un mínimo de 6 mese en ese año, sino la factura hubiera sido de 300 € los primeros 6 meses... aquí se entiende que el que viene sin tener un trabajo es porque se lo puede permitir así que lo paga... y el caso de Austria no es aislado, en casi todos los países centroeuropeos es así... y por supuesto, la atención sanitaria no es 100% gratuita dependiendo qde qué cosas pagamos extras...

      Lo que veo desde aquí, porque es muy difícil encontrar los detalles de esta privatización (lo he intentado sin éxito), lo que apesta a rabiar, es a corrupción. De nuevo suena a robo a mano armada, a privatización casi regalada y luego se volverá a recomprar por parte del estado a precio de oro... corrupción! y ya es tan descarada que no nos lo pueden dejar más claro...

      En fin, que no desesperes, confío que solo quede en que nos tengamos que rascar el bolsillo y no se traduzca en un abandono sanitario:-( un besazo

      Eliminar
  9. Qué malvada soy!! Me perdí tu pastel rústico, con lo que me ha gustado eso de masa rústica. Que no es la idea, pero yo, si leo rústico, digo: "Genial, excusa para que me quede el postre feo y decir: es que en la receta ponía uqe era rústico".

    Además, probé ya una base (no sé si era exctamente igual) con buttermilk, que precisamente creo que me "presentaste" tú, ¡¡y sale bien buena!!

    Y qué lo digas con las dichosas cookies. Cuando mi novio estuvo mirando para comprarse el coche, usaba mi ordenador, y luego a mí no me salían más que cosas relacionadas con coches, coches y más coches. Casi me obsesioné yo.
    O lo peor, cuando has estado mirando hoteles, y nodejan de salirte anuncios de hoteles en esa ciudad, y tú pensando: "Deja de hacerme sufrir, que me quedan tropecientos meses para las vacaciones" o "No me estreses, que ya lo cojo mañana" o peor, "¡¡Deja de torturarme, que al final he tenido que cambiar de destino!!". He evitado poner palabrotas en esta última.

    Qué dura la historia de Kristen, y qué bonito que hayas hecho el pastel pensando en Alexander, aunque hubiese sido mejor que no hicera falta. Pero cosas como esta nos hacen sentir que aún somos personas, no solo gente, que no somos de piedra y sentimos aunque no toquemos.
    Yo tampoco sé qué significa que no esté el dominio, o esa entrada, será cuestión de volver a darle al clic en unos días, a ver qué sucede, Maite.

    Te copio la receta, a ver si me animo a probarla con lo liadilla que ando últimamente, pero es que a mi novio esto le encantaría, y ayer su padre le preguntó que si yo ya no cocino, que ya no les lleva nada, jajaja

    Un beso, Mai!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula, el pastel habría llegado igualmente, pasara lo que pasara, aún en el caso que el milagro se produjera y a Alexander la vida le hubiera devuelto el cromosoma que se le olvidó darle... la vida es así, con lo bueno y lo malo, y el azar a veces nos pone estas cosas delante. No se pueden racionalizar, tan solo aprender a afrontarlas. Así que siempre habrá pasteles que amparen y den fuerzas para seguir luchando,

      Besos

      Eliminar
  10. ayy ahora que veo ese tenedor de madera en tus fotos....no dejes de pasarte por mi blog que tengo unos tenedores de madera decoradas que te pueden venir fenomenal para decorar tus fotos!

    ResponderEliminar
  11. Esperemos que haya desaparecido por falta de tiempo o momentáneamente.
    Delicioso el pastel!!
    Gracias por compartir esta maravillosa historia con nosotros, hace pensar
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  12. Sin palabras... duro, angustioso
    Besicos de esta soriana ausente, muchos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mucho. yo sigo entrando cada mañana, no quiero darlo todo por perdido. Un besazo

      Eliminar
  13. Hola guapa qué triste la historia me has dejado sin habla...pero te diré que al menos tienes esta riquísima receta que has tenido el detalle de compartir con todos nosotros y eso seguro que queda ahí para siempre y no se borra...besitos guapa!

    ResponderEliminar
  14. Una historia conmovedora la de esa madre luchando por su pequeño, es una historia triste pero a la vez feliz, porque no hay nada mejor que ser una persona que da a los demás, que sabe querer. Esperemos que el blog esté en suspenso por buenos motivos.

    Respecto a la tarta, se ve muy rica, muy crujiente por fuera y esponjosa por dentro.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, muchas gracias por tus palabras, otro besazo para ti,

      Eliminar
  15. Qué historia tan dura, me has dejado sin palabras. Me suele pasar cuando leo relatos así. Creo que soy tan afortunada de poder decir que no tengo grandes problemas que cuando veo cómo otras personas padecen sufrimientos tan grandes, me da muchísima pena. Me imagino cómo tiene que ser su vida, quizá empatizo demasiado o no sé. En cualquier caso, siempre saco una enseñanza positiva, y aunque ésta esté más vista que el tebeo, no puedo dejar de repetírmela porque tengo la mala costumbre de olvidarla de vez en cuando: disfrutemos del presente mientras podamos, con todo lo que ello conlleva.

    Te cojo un trozo de pastel, por aquello de aprovechar el presente ;)

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, sí lo somos. Y mucho más de lo que pensamos. Hablando con Günter a cerca de este pequeño, reflexionando sobre esa suerte que tan a menudo se nos pasa desapercibida, le dije: te das cuenta que si en lugar de haber nacido Lucas en este país, si lo hubiera hecho en el tercer mucho, o en un campo de refugiados, o escondidos en una jungla Lucas y yo hubieras muerto ambos en el parto? algo que gracias a la suerte de haber nacido aquí, de disponer de lo que disponemos fue un acontecimiento hermoso con una cesárea de por medio y un par de semanas de incubadora pero hermoso y requetefeliz... somos conscientes de lo afortunados que somos? del milagro de la vida? del don del bienestar? creo que es importante que de vez en cuando tomemos tierra para no perder el norte... sin dramas, pero con los ojos abiertos y agradeciendo hasta en la adversidad,

      Un beso muy grande

      Eliminar
  16. Pues, la verdad, tampoco sé interpretar bien lo que escribió esa mujer. Habla de su hijo en pasado, pero no necesariamente implica que hubiera fallecido. No sé... Es muy ambiguo si no se está en los antecedentes. En fin... espero que esa familia siga siéndolo y esté completa.

    Tu tarta... deliciosa. Me encanta el limón y creo que los dulces que llevan limón son realmente postres deliciosos. Son frescos y más ligeros. Me llevo tu receta, con tu permiso.

    Besitos Maite y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laube,

      Creo que en ese momento es cuando empezaron afrontar los problemas con la ingestión de alimentos, ella estaba desilusionada porque a diferencia de otros críos con el síndrome, Alexander no había tenido especiales problemas.. en cualquier caso, de este testimonio a mí me ha marcado mucho su reflexión ante la fortaleza de Alexander, esa admiración hacía su pequeño luchador y ese reproche velado a sí misma por olvidar quién es el gran guerrero en esta batalla...

      Un beso

      Eliminar
  17. Y qué te puedo decir ahora, me has dejado hecha polvo y sin querer he revivido el nacimiento de mi sobrino. Nació con espina bífida y no le daban ninguna esperanza de vida. Gracias al coraje de sus padres, que no se rindieron en ningún momento, se lo llevaron a Barcelona y hoy, catorce años después sigue con nosotros. Camina con ayuda de una férula y saca casi todo sobresaliente y eso que nos dijeron que prácticamente se iba a quedar como un vegetal. Desde la enfermedad de mi madre y el nacimiento de Luis veo la vida de otro modo y mis prioridades han cambiado de forma drástica.
    la historia de Alexander me hace volver a la realidad, me hace darme cuenta de lo verdaderamente afortunados que somos al tener la vida que tenemos, la salud es lo más importante y no caemos en ello hasta que la perdemos. Espero que l pequeño no haya tenido el desenlace que todos nos tememos.
    Del pastel qué te voy a decir, que me llevo la receta y que al igual que tú lo prepararé en homenaje no sólo al niño sino a esos padres coraje que no se han dado por vencidos.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Deborah,
      Tú ya sabes que la pena no se cura con pena. Y que la impotencia ante la enfermedad no se afronta con pasividad... creo que tú mejor que nadie para entender el por qué de este homenaje y el por qué este pastel para mí va a ser símbolo de vida de amor. Símbolo de lucha,

      Un besazo querida

      Eliminar
  18. Mai ... ahora, después de leer tu entrada, de ver la foto de Alexander, de leer el enlace de lo que escribió su mami en abril, tengo el corazón encogido, tengo una angustia por saber que ha sido de esta familia, de esta mami y de este pequeñín que no te imaginas.

    Cualquiera que tenga "corazón" sufriría con la historia de esta familia, pero si encima eres mami, pues ... como que parece que lo sientes más, no se ... a mí siempre este tipo de historias me han afectado mucho pero desde que tuve a mi hija todo se magnificó y como que sufro mucho más con estos temas.

    Tu montgomery pie de limón se ve precioso, delicioso, riquísimo ... todo lo que tú quieras pero ... las palabras me faltan ahora que un nudo ahoga mi garganta.

    Un besazo preciosa, y si tienes más noticias de esta familia haznoslo saber porfavor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kris, te entiendo. Esa es la sensación. Y cómo dices, si encima somos mamis el miedo nos ataca con dureza ya que no hay nada en el mundo que más nos preocupe que la salud de los críos. Podremos pasar dificultades, no tener para llevarlos por la calle como marquesitos y princesitas... todo eso da igual, salud. Salud, lo más preciado en el mundo...

      Así lo haré guapa,
      Un besazo

      Eliminar
  19. Creo que me uno a todos los sentimientos despues de leer tu post, me he quedado un poco en shock, pense que ibas a finalizar con un bonito y feliz final pero nada de eso, ahora es como una incertidumbre, un no saber que ha pasado. Solo deseo que si ya no esta el blog sea porque esta disfrutando de Alexander y no por otra causa. Estas historias te hacen dar cuenta de lo afortunados que somos mucha veces y lo poco que lo apreciamos aunque a mi hace poco que se me ha trastocado mi vida y me ha cambiado el chip.
    En fin, tu receta se ve fantastica y autenticamente deliciosa pero me he quedado un poco bloqueada y pensativa :(
    Besines guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bea, yo sigo entrando cada día porque la esperanza no la pierdo. Un beso

      Eliminar
  20. Ay, Mai! ahora estoy tragando y deseando que no me salgan las lágrimas, no sé que decirte porqué no me sale en palabras, durante un rato he estado con los brazos caídos en mi regazo y leyendo detenidamente la entrada, que por decirlo dulcemente me sabe a limón y no es el pie, que por otro lado imagino guardarás la receta con cariño después de esta historia, no pierdas la esperanza yo tampoco la quiero perder y espero que ese blog no siga en blanco y sólo sea un fallo de red.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  21. Caray con el azar!! menudo sitio encontraste!!: después de leerte me he quedado con los ojos vidriosos y me has contagiado esa angustia de saber qué será del pequeño. Que desazón pinchar el enlace y ver la pagina en blanco que por otro lado ¿no es raro eso tu que sabes tanto de este mundo virtual?. El pie se ve muy bueno en las fotos y leyendo los ingredientes ya se ve lo rico que estará pero se queda en la mente la historia de esa familia. Toda pensativa me quedo...

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  22. Hola, Mai! venia tan contenta a visitrte de parte de mi blogamiga María, y tu entrada me ha conmovido... el pastel delicioso, ésta entrada és como la vida misma... una de cal y otra de arena...
    He estado dandome una vuelta por tu rinconcito, tienes unas buenísimas recetas! tu historia, tambien me ha gustado, pues has salido triunfadora! contagias vitalidad, y eso me gusta, así que me quedo por aquí.
    Aunque mi blog es muy humilde, hay dos cosas que nos unen, vivo en Madrid y soy Manchega.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Joooo, que historia Mai!!! Que duro que después de haberte empapado de toda la historia te hayas encontrado con el blog en blanco, es un flash tremendo, sin saber qué ha pasado. Espero que puedas tener noticias de alguna manera. Que desazón produce..., me quedo fatal!!!
    Este homenaje dice tanto, pero no me sorprende en absoluto, tu eres tu!!
    El pie me lo llevo, es difícil dejarlo escapar!!
    Besos mi reina!!

    ResponderEliminar