Las tortas de aceite y azafrán de María

Maestro, anda usted por ahí? pues sea tan amable de ponerme un poquito de música de violines que hoy vengo con otra declaración de amor... que sí, que no se me queje hombre... ya ve que no traigo dulces así que no vamos a quedar pastelones y hágame caso, porque ya verá que estas tortas saben a tanto y son tan blanditas y suaves que vamos a dejar al personal tiernecito a rabiar pero sin caer en estridencias. Se lo aseguro. ¿Cómo? que no tenemos violinista? y guitarrista? pues sea que si me apura hoy unos acordes de guitarra española nos quedan que ni pinta'os... ya verá, ya verá...



Y ahora al grano. Bueno, primero un par de vueltas porque a ver cómo me explico hoy ... porque más allá de los flechazos, de esas amistades al primer mordisco, así, sin habernos visto jamás.. sin roce, vaya, dime tú cómo expresar el chispazo que recibí cuando conocí a María... puedo, para que te voy a mentir, ya sabes que tengo labia para eso y mucho más pero hay cosas que no se sueltan a bocajarro... hay que ir sin prisa, metiendo el cariño en su contesto porque sino pierde credibilidad y las palabras se nos quedan en poca cosa y desmerecen el sentimiento. No, no. Voy a contarlo bien y para hacerlo necesito echar la vista atrás y pellizcar en mis recuerdos...


Cuando entré en su blog la primera vez y ví ese cosicas el corazón me dio un vuelco. El ico de mamá que contra más negrera se volvió más le salía ese puntico de sureña, ese ven pa'quí niña y descansa un ratico... ese tipo de frases tan de ella y que tanto disfrutaba cada vez que las dejaba caer. Rebusqué en su perfil y claro, murciana del sur, de Águilas, pueblo que a mi padre le gustaba mucho porque tuvo una panda que conoció en un viaje a Canarias que era de allí y creo que estuvo tirando los tejos a una de la pandilla.. esto no lo puedo confirmar porque soy de las que me he metido poco en las andanzas sentimentales de mis padres pero en fín, que sorda no es una y mi padre era de los que hablaba por teléfono a la antigua, pegando unos gritos bárbaros con aquello de "oyeeee, me oyeees" oooyé-qué-sí! te oigo yo y media Madrid... por lo tanto algo oí y no fue por indiscreción. Fue de puro sin querer que algún piropo y alguna cosica bonita escuché contra mi voluntad...


El caso es que ahí estaba yo, en el blog de María, con la voz suave de mamá susurrándome sus cosas y los gritos de papá con su me oyes resonando por mi teclado como una onda expansiva familiar y cercana que por arte de magia hizo que la orfandad se me disolviera entre sus guisos y sus dulces... no se explicarlo pero es algo que ya me pasó también con mi lola de Almería. Cuando la conocí  me sentí menos huérfana, no sé por qué y creo que ella lo supo ver porque me quiso mucho desde ese primer día. Luego nos conocimos y ese amor tuvo fundamento pero al principio fue como una adopción de cariño y mimos...


El caso es que ahí estábamos. Yo redecorando su blog y al tiempo nosotras haciendo migas porque el ambiente ya estaba abonado para que el cariño creciera como lechugas y aunque las dos no somos dabas a hacer güasaps, aunque nos escribimos de pascuas a ramos y aunque aún no nos hallamos hecho ningún skype, aún con todo, nos queremos muchísimo. Del mismo modo que los chiquillos sellan su amistad compartiendo escupitajos a la que se dan la mano, los blogueros lo hacemos intercambiando recetas. Es un gesto que roza el misticismo... eso de meter los sabores y olores del otro en tu vida imprime una cercanía brutal... curioso, porque este sentimiento no lo tengo cuando hago recetas del J. Oliver. Jamás se me ha ocurrido pensar a que huele su casa o mejor dicho, su plató... y sabes por qué? quieres saber mi teoría? pues porque somos guisanderas. Pucheronas de la vida que te montan un guiso al primer hervor. No somos ni chefs ni cocineras. No somos profesionales del fogón sino de llenar pancitas con mucho amor. Alimentamos cuerpos y almas con un solo cucharón y somos adictas a repartir mimos como quién reparte el bacalao...


Ella ya conoce el sabor de mi casa: Stollen o dulce de Mai y estos Brezeln  se han colado en su casica, ambas recetas muy mías, dos de las cosas que más me gustan de los austriacos... y yo? pues me he pasado meses buscando "la" receta... no, no he estado día y noche recorriendo su blog en busca de la receta perdida pero si he estado docenas de veces mirando y salivando y sufriendo entre tanta cosa rica. Pero yo quería algo especial... ni idea de qué ni cómo pero era algo que tenía que hacer saltar las sirenas para acompañar ese primer sentimiento, el flechazo inicial que convocó los aullidos telefónicos de papá y la dulce voz de mamá... y bingo! fue ver estas tortas y lo supe...

Mi madre adoraba las tortas de aceite: de pan, torticas dulces, con anís con chicharrones, con lo que fuera. Yo heredé esta pasión por el pan plano y mi padre, en fin, era un tragaldabas -eso decía mi madre- que engullía todo y muchas veces sin tiempo a saborearlo...a él todo le sabía rico así que nunca demostró especial aprecio a algo particular porque todo le valía. Se apuntaba a un bombardeo siempre que hubiera viandas que engullir...


Mi versión de estas tortas de aceite y azafrán es levada. Aquí en Austria no funcionan sin levar. Se por experiencia que terminarían siendo colines. Así que las di un levado de hora y media al sol... sí, como lo oyes: en un recipiente cerrado, cubierto con un trapo y al sol lejos de corrientes... es como un conjuro, así te lo digo. Créeme o no. No importa. Es un conjuro. Así saben a Sur, a tierra, mar y brisa... saben a la casa de María...


Ingredientes: 
  • 50 ml. de aceite de oliva virgen extra.
  • un puñaico de hebras de azafrán (del que me regaló Núria)
  • 620 gr. de harina (de la mágica. Sin blanquear, artesanal con su cascara y germen intacto)
  • 350 ml. de leche (de la que me trae Ruddy de sus vacas)
  • 1 sobre de levadura de panadero seca
  • 1 cdta. de sal
  • 2 huevos (también de los que me traen a casa)
  • flor de sal, comino, sésamo, hinojos, nigela...todo lo que se te ocurra para espolvorear (usé además una sal de especias casera que es algo brutal)

    Un poco más de aceite para pintar las tortas.

Preparación:
La víspera, pones el aceite en un vaso junto con las hebras de azafrán. Yo no las desmenucé porque quería jugar con el sabor y el color, pero esto son cosas mías. Si deseas el azafrán más repartido y de color uniforme puedes machacar o moler las hebras. Como siempre, tú pilotas, haz lo que te plazca.

Ya metidos en harina, mezclas por un lado, el harina y la sal en un bol grande. Por otro, templas la leche y le disuelves la levadura. Añades al bol el aceite macerado en azafrán, los huevos y mezclas hasta tener una masa pegajosa. Cierra el bol, tápalo y deja que leve. Yo le dí una hora y media al sol y María 30 minutos... pues entre una y otra decide cuánto las quieres levar. Mira si tienes margen...

Precalienta el hornoa 200ºC.


Reparte la masa y forma entre 9-10 bolitas del mismo tamaño. A mí me salieron 9. Para que puedas trabajar la masa sin problemas, mójate las manos y la encimera en aceite. Estira cada bolita con las manos y colócalas en una placa de horno cubierta con papel de hornear (yo tengo unas láminas de silicona que son muy prácticas). Las pincelas con aceite de oliva y espolvoreas sal, semillas o lo que desees...

Hornea hasta que cojan color. Los panes planos son los más sencillos de hornear y los menos exigentes en cuanto a características del horno. Requetefácil:-)

37 comentarios. ¿te animas?

  1. Nueve y cuarto de la mañana y aquí me tienes emocionada, con tus recuerdos, con el sentimiento de amistad hacia María, y con estas espectaculares tortas.

    Nos hablas de los sentimientos que te produjo conocer el blog de María, sentimientos qué te teletransportaron a tu infancia, a tu niñez, a tu tierra. Sentimientos que florecieron, y que luego tu haces que florezcan en nosotros con lo bello que escribes.

    Te copió esta receta mañana mismo (hoy porque tengo que ir al médico y no podré respetar el levado).

    Seguro que estás tortas están deliciosas, primero por los ingredientes de calidad que usaste y segundo por todo el cariño que en ellas pusiste.

    Un beso grande linda. Yo hace poquito que te "conozco" y ya me has robado un cachito de corazón. Eres un sol.

    María es un cielo y estará feliz cuando vea esta preciosa entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tesoro!
      Pero qué linda que eres Kris! ,muchas gracias y un besazo enorme:-)

      Eliminar
  2. Ay Mai....qué bonito post.....es que hay que conocer a nuestra Marichu para darnos cuenta de como es....yo la adoro, es que es imposible no hacerlo.....y a quien diga que internet es frío y que de ahí no pueden salir buenas amigas que se coma el ordenata y calle para siempre, que internet tiene feeling y que en seguida nos damos cuenta quien vale y quien no.....Gracias a María te he conocido a tí....y ya sabía que sin conocerte iba a resultar......porque de ella me fío. Estas tortas las tengo que hacer....yo también soy cocinilla de llenar panzas con amor...te voy a robar esta frase y te mencionaré...y además también tengo mucha mucha labia....MIL BESOS REINA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Luisa! nosotras sí que lo sabemos verdad? quién dice que Internet es frío es que no sabe usarlo. De hecho la calefacción de mi casa también es muy fría para aquel que no sepa encenderla... nada, nada, que no me lo creo. Como dices el feeling es más fuerte que otros medios porque de alguna forma los blogs son una ventana abierta a nuestro mundo más íntimo y confortable. Crea una atmósfera preciosa y el resto, sale solo:-)

      Otros mil besazos para ti!

      Eliminar
  3. Qué bonito lo cuentas siempre todo... Bueno, siempre que es bueno, lo que no no lo cuentas bonito, sino bien :P

    Fuera peloteos (estaba intentando ganarme una receta secreta, o algo), me ha llegado algo que has dicho, lo de que cuando haces una receta de un blojamigo no es lo mismo que sientes cuando se la coges prestada a Jamie. Y me he paradao a pensar y me ha servido un minuto para ver que, es verdad. Nunca había caído, pero sí, ¡no tiene nada que ver! De hecho, a Jamie no puedes ir a decirle tíatítíaloqueacabodesacardelhorno.

    Mi padre adora esas tortas de anís, a mí me dan cosilla, pero ahora, las tortas de azafrán y aceite suenan más que bien. Ahora mismo echo un vistazo, porque como no lleve mucho rato ni doblestriples levados, lo mismo las pruebo esta semana, que ando con mucho tiempo.

    Un beso, Mai!!!!!
    PD: Sin harina mágica ni vacas, pero cuando me toque el euromillón, puedo prometer y prometo que compraré siempre cosas felices, porque me sobrará tiempo. Qué digo, que lo mismo hasta lo que pongo son las gallinas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El euromillón? mira, no sé cuanto costará en España una harina natural pero esta cuesta 1€ el kilo. La leche con servicio a domicilio incluido 1€. Los huevos que me los traen a casa también 2€.... no es cuestión de costes sino de compromiso por parte de todos. Los granjeros reciben ayudas y aunque les es más cómodo entregar su producción a un mayorista se lo curran para que la tradición perdure... en España ni lo uno ni lo otro. He leído que en algunas comunidades las lecherías tienen prohibido vender a particulares... y los productos supuestamente más ecológicos se venden como artículos de lujo...

      En fin, con lo del Oli no te creas que hay gente para todo. Tü y yo ponemos en nuestro muro tíatítíaloqueacabodesacardelhorno y recibes 5 me gusta en 7 horas. El Oliver cuando pone un Hi guys! recibe 3 mil me gustas en 7 minutos... lo que me lleva a pensar que una peña mínima de 3 mil no tiene ni pajolera idea de lo genial que es compartir:-)

      Un besazo guapísima!

      Eliminar
    2. Jajajaja, no, no, Mai, me has interpretado mal. Bueno, me he explicado mal. Me refiero a que, viviendo aquí, con las distancias para ir a cualquier parte, con los horarios, con todo este rollo, me llego a un supermercado que me lo dé todo junto, y compro lo que hay, si no hay huevos felices, pues cojo los que caen.
      Vamos, que no lo decía por el coste económico (anda que no compramos chorradas que no valen lo que cuestan).

      Vamos, que lo del Euromillón era por tener tiempo libre, no sabes tú la compra que iba a hacer yo si pudiera dedicarle tiempo y que no fuera a veces una obligación.
      En realidad, me valdría con una ciudad más pequeña (pero puestos a elegir, me he pedido lo del premio), porque sin embargo mi padre, ahí le tienes, viven en Santander, y él se va a la granja a por huevos, verduras y a por un pato. Y que se lo lleve el agricultor y no el Cuatrocarros, ¿no?

      Eso sí, es verdad que aquí, o vas directamente a comprarlo allí, o como venga la etiqueta ecológico, o te metas en una tienda eco, el precio es un poco bestial.

      Un beso!!!

      PD: Pero yo sé que tú aprecias más los 5 me gusta sinceros, personales y personalizados, ¿o no? :P
      PPD: La leche, esa también la compra mi padre allí, y hay que hervirla, y sale una natorra, que me vas a mirar fatal, pero me da un asco tremendo. Ahí sí, creo que con euromillón seguiría comprando la del cartón rosa, la que mi padre dice que sabe a agua y mi novio que con eso le entra hambre a los dos minutos, jajajaja

      Eliminar
  4. Mai, me tienes robado el corazón, qué bien te expresas y cuanto sentimieto pones en lo que haces y dices. Me encanta eso de que no somos chefs, somos guisanderas y pucheronas y llenamos las panzas de amor, no se puede describir mejor.A mí me da cierta verguenza expresar mis sentimientos pero cuando te leo, me veo tan identificada, me gusta tanto!!

    Estas tortas las haré y iran toditas dedicadas a tí. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi! tú lo has dicho, soy charlatan sin pudor así que me sale fácil decir lo que a otras os cuenta un mundo así que mira, las palabras aquí quedan para que las sintamos sea quién sea quién las pronuncia o las escucha. Aquí todos las sentimos por eso nos parecen tan preciosas. Imagino que habrá mucha gente que al leerme dirá eso de "pero que pesada la tía! siempre con lo mismo" pues ea, tira pa'lante paisan@ que aquí nos gusta contarnos los secretos a voces y jamás hablamos mal de nadie. Lo nuestro es dejarnos querer :-) no suena más apetecible?

      Un besazo Conchi!

      Eliminar
  5. ¡Que bonito, Mai! Es que este mundo bloguero da muchas satisfacciones y de las más grandes es el congeniar con personas que raramente hubiéramos podido conocer de otro modo y sentirlas tan cercanas como si las pudiéramos estar dando un achuchoncillo de los buenos.
    Me quedo con las tortas, sé de uno que le encantarán.
    Un besazo con achuchoncillo incluido ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y otro besazo para ti guapa mía! es lo que dices. La oportunidad de llegar a gente maravillosa que la geografía o nuestro trajín de vida no nos hubiera puesto delante jamás. Es como burlar al destino haciéndonos los encontradizos con aquellos que el jamás nos hubiera servido ni en bandeja de plata... ¿no es genial?

      :-)

      Eliminar
  6. FANTÁSTICAS....pa desayunar, pa merendar, pa acompañar un buen pescao.....

    lo bueno de los blogs es eso...poder conocer gente que de otra manera no conocerías...y además con tus mismos intereses.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ay, qué bien escribes, jodía :). Jo, es que además yo a María la quiero también un montón, me quedé enamorada de su blog, sus recetas, su familia, sus viajes y su forma de hablar, tan cariñosa que tiene, y además por ser de mi tierra, para qué engañarnos (el ico me tiene ganada!). Tengo sus tortas esperando para que me anime a hacerlas, y ahora tú sacas tu versión... tendré que hacer las dos a ver a quién quiero más :P (todos sabemos que me encantarán las dos, pero bueno xD).

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí! pues mira, ahora las tienes que hacer sí o sí y yo te voy a decir sin lugar a dudas que versión es la que más te va a gustar: la tuya!

      Besos linda

      Eliminar
  8. Qué buena pinta esas tortitas, Mai! Y dices que blanditas... Me las apunto.
    Me da a mí que todos los papis hacen eso del teléfono. El mío, ni te cuento. No puede tener secretos, todo el mundo termina enterándose.
    Besitos reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, requeblanditas. Un gustazo de lo más bestia! BEsos

      Eliminar
  9. Nadie explica la amistad como tú, que dulce que eres!!!
    Me encantan las tortas, creo que me las llevo para un bufetillo que tengo en breve.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nadie como tú para leer más allá de lo que escribo :-) Hola Libélula,

      Eliminar
  10. Tienen una pinta deliciosa! Me apunto la receta ;)

    ResponderEliminar
  11. Emocionada, ilusionada, feliz y con una sonrisa de oreja a oreja. Así es como estoy desde que he leído esta entrada. Nunca me cansaré de decir que el blog ha traido a mi vida cosas maravillosas pero la mejor de todas es que ha permitido que mi familia crezca. Porque sí, amiga mia, tú y yo somos parte de la misma familia: la familia de las guisanderas (como me ha gustado la palabra), de las personas que aman sus raices, que adoran a los suyos, que intentan ser felices aunque a veces la vida ponga pruebas muy duras en el camino...Tal vez para algunos pueda parecer extraño, pero es cierto que dos personas pueden convertirse en hermanas sin haberse visto nunca físicamente, sin haberse escuchado la voz... y la prueba está en nosotras y en como el destino hizo todo su trabajo para que saltase nuestra chispa. La nuestra es una conexión de esas que permiten adentrarse en el alma ¿cómo si no habrías podido decorar un blog de alguien a quien no conoces y que todo el mundo concluya diciendo "este blog es muy tú"? o ¿cómo podría yo hacer que con mis -icos te sintieses en tus Negras, bajo el abrazo reconfortante de tu madre querida? Pues porque hay magia, vaya sí la hay. Nuestra magia está todos los rinconcicos de nuestra cocina, en las esquinicas de nuestro corazón y aunque aún no ha llegado ese momento la veremos chispotear el día que nos demos un abrazo de esos apretaicos (porque sé que ese día llegará y fijaté que hasta me atrevería a decir que podría ser en Las Negras, frente al mar) En cuanto a tus torticas, ¿qué puedo decirte? Pues que te han salido de maravilla gracias a ese levado marinero y que me enorgullece que durante un ratico tu casa haya tenido el sabor de la mia. Mil besicos querida amiga y gracias por ser parte de mi vida. Te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí María, ese día va a llegar y me encantaría que fuera en las Negras, mira que la casa es bien grande y cabemos todos con holgura... y daremos un paseico y veinte :-) Yo también te quiero a rabiar.

      Eliminar
  12. Qué pinta más estupendísima que tiene ehh me gusta un montón como te han quedado, me llevo una para probarla y la receta que me encantaría ponerla en práctica.

    besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa:-) llévate las que quieras, besos

      Eliminar
  13. aaayyyy Mai, esto me ha llegado al alma. Me he acordado de lo mucho que le gustaban las tortas de aceite a mi padre, granaíno por los cuatro costados. Sólo que las de Granada llevan azúcar por encima. Una de sus hermanas traía una caja de dulces y bollos de Granada cada vez que venía de visita, y los bollos o tortas de aceite no faltaban. Nunca lo vi comer nada con tanto deleite como esas tortas y los piononos :)
    Gracias por traerme este recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en Almería también hacen unas con azúcar por encima que están brutales... sabores sureños que a nosotras no se nos olvidaran jamás. Un beso cielo

      Eliminar
  14. Se ven deliciosas!!! Es un placer leerte!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Margarida :-) buenos días y un beso gordo

      Eliminar
  15. Hola Maite!! Acabo de empezar a descubrirte y no podia dejar de decirte que me encanta tu blog, tus printables y plantillas. Me parece todo precioso y me ha impresionado que seas tan desprendida con tu trabjado como para compartirlo con quien quiera tener una parte de tu arte. Simplemente era eso, gracias por compartir lo que eres y lo que haces. Tienes una nueva seguidora y muy fiel. :) Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nessa, Bienvenida a mi casa! muchas gracias por tus palabras, me animan a seguir y no dejar el camino:-) un besazo

      Eliminar
  16. Tienen que estar riquisimas.
    Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
  17. Que buena pinta! Gracias por esta receta! En las fotos se ven esponjosas y se ven buenísimas. Yo he probado unas más finas de la marca Vegajardin y la verdad es que no he probado otra cosa igual. A ver cuando nos haces alguna parecida. Muchas gracias de nuevo y a partir de hoy tu blog va a mi carpeta de favoritos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que tengo ganas de hacer más tipos. Estas son tortas de pan pero me gustaría mucho traer pronto unas más finas y tostaditas... dulces, que las adoro :-D

      Un beso muy grande y encantada de tenerte por aquí

      Eliminar
  18. Ay mi Mai!!!!...que bien se te da hablar bien de las amigas..eres un dulce y que bueno contar con alguien así por esta tremenda blogosfera!!!
    Yo no conozco a Maria más que por su blog..al que por desgracia ya no acudo con la asiduidad de antes..demasiados somos y al final vas separándote de gente maja como ella lo es. Eso si, puedo asegurar que cuando la visitaba me producía sensación de cariño, como de madre mimosa que cuida de sus polluelos..me sentía bien sabiendo de ella :)
    Es lindo, es lo más lindo de estos menesteres a los que nos dedicamos..la gente que encuentras escondida tras un teclado..gente que te transmite un buen rollito y que de repente sientes que has de incorporar a tu vida..de donde ya no quieres que se vayan :)
    Me gustan las tortas de aceite levadas!! ;) sin duda son exquisitas..pues Maria sabe lo que se hace y tú también...pero lo que más me gusta por aquí es la jefa jefísima del lugar!!!
    ya te lo dije..te seguia cuando ni tan siquiera existía Babel..creo que debe ser porque eres muy especial :)
    Besitos, miles de besitos mi Mai!

    ResponderEliminar
  19. Unas tortas bien ricas y bien sencillas de hacer, te han quedado de diez . Mai, como siempre eres única, una espléndida redactora que nos deleitas con historias sencillas y de andar por casa, pero que nos encantan, no cambies. Un besiño grande

    ResponderEliminar