strudel danés de queso y frambuesas para hablar del deseo

deseo
Del lat. desidium.
1. m. Movimiento afectivo hacia algo que se apetece.
2. m. Acción y efecto de desear.
3. m. Objeto de deseo.
4. m. Impulso, excitación venérea. arder en deseos de algo
1. loc. verb. Anhelarlo con vehemencia. 
De nuevo la RAE se queda corta con este vocablo. Hoy ni me molesto en citarte lo que dice, para qué. Decepción. Esto es lo que la academia me inspira cada vez que rebusco en ella sus palabras más bonitas. Así que seré yo, una vulgar mamá a tiempo completo, bloguera a ratos, cocinera de diario - y de a diario también- y sobre todo, intelectualmente sospechosa de paletismos varios y mediocres conocimientos culturales... digo, yo, ésta misma que te escribe, se lía la palabra a la cabeza y te va a decir a las claras el significado de deseo..
Se entiende por deseo al movimiento vital de estar vivo de pleno. De estar vivo por dentro y por fuera vaya. Deseo es querer ser mejor, que los demás lo sean también para que tú, mires por donde mires, toques por donde toques el mundo irradie armonía. Es poner la primera piedra para el milagro elemental de intentar ser cada día mejor persona. Rectifico. Ser hu-ma-no -te parafraseo Cristina-. Ojo, no pongas en mi escrito palabras que no tecleo. Intentar, no lograr. Intentar es la meta y lograr un regalo que no siempre se obtiene porque no es la zanahoria que se coloca delante de un burro para que camine. Que se cumpla un sueño es pura lotería. La vida, imagino, no tiene recursos para todos así que para no deslucir los méritos de nadie recure al azar para repartir sus bonanzas..
El deseo no implica exigencia, ni pedestales ni fuegos artificiales. El deseo casi siempre nace anónimo, se expande en susurros y no busca discursos. El que lo grito y lo exige es un tirano. Igual me dan sus motivos o si es victima de algo o carece de todo. Es un tirano que nos quiere imponer sus deseos y el que no trague marcado queda.  Y no todos los tiranos van vestidos de generales de república bananera. Teme a los corderitos de cuento, tan monos y tan pobres ellos porque la vida no les hace justicia. Huye. La desgracia jamás justifica al necio para imponer sus chismes. El deseo bien usado es de listucos y el  manipulado de canallas... quién quiera hacerse un autoexamen que se recite de pe a pa su lista de deseos y podrá saber de qué pié cojea sin margen de error...
Algunos deseos se hacen públicos y otros jamás. Yo deseo públicamente un mundo mejor, sin muertes violentas ni torturas. Un mundo que defienda la infancia donde jamás un niño vuelva a ser vendido por sus padres por 300€ para que unos desalmados lo descuarticen en una mesa de cirujano y sus órganos sean vendidos a padres adinerados que aún se creen que pueden comprar la salud de sus hijos a golpe de talonario y a cualquier precio... yo deseo un mundo donde todos tengan lo que yo tengo: una sencilla y bonita casa. Un jardín con verduras de los de estar por casa que jamás será portada de una revista de jardinería. Un coche viejo que nos lleva y nos trae sin rechistar. Unos críos con sus pancitas llenas y sus afectos cubiertos... con los pantalones con rodilleras -solo el pequeño, el mayor superó esta fase- pero cómodos por dentro y por fuera... yo deseo que todo el mundo tenga lo que yo tengo. Ni más ni menos... pero mientras el planeta decide si quiere o no intentar cumplir este deseo, me adelanto a desear uno más factible: que los que tenemos bajemos el listón, que nos acostumbremos a vivir con menos aunque podamos pagarlo todo porque así los que lo han perdido o los que jamás lo han logrado no se sentirán tan asquerosamente mal... y con toda la razón para qué mentir.
Sé que este discurso no es nuevo. Me estoy repitiendo. Pero este es otro deseo que me esfuerzo en cumplir: no cansarme de repetir lo que estimo justo...

Tampoco me cansaré de preparar estos strudeln (esa n corresponde al plural de strudel, no dejes que te líe). Ya te conté hace tiempo que algunos strudeln sustituyen su masa por la de hojaldre -sobre todo los que queso que con la tradicional suelen romperse-. Rizar el rizo es usar la masa danesa que es un sucedáneo de hojaldre con menos mantequilla y menos trabajada pero con un resultado espectacular.  Lo preparo con distintos rellenos, incluso solo con mermelada y siempre triunfa. Cae rápido y uno aún no se ha quitado el regustillo en los labios cuando ya desea a rabiar un trozo más... y este deseo es de los que siempre se cumple...

Ingredientes (para dos piezas de 6 raciones cada una)
  • 325gr. de harina repostera (yo uso la mágica, ya sabes, con su cáscara y su germen íntegro)
  • 50gr. de azúcar 
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200gr. de mantequilla
  • 60ml. de agua templada
  • 120ml. de leche entera del tiempo
  • 1 sobre de levadura panadera seca
  • 1 huevo
  • crema de queso (ver aquí)  de sémola (ver aquí) o simplemente pudding de vainilla. Eso sí, en cantidades mucho más reducidas que solo necesitas una fina capa.
  • Un buen puñado de frambuesas (unos 150gr.)
  • Una yema de huevo mezclada con 2 cucharadas de leche para pincelar

Opcional: cubrir con glasé de limón. Mezcla 3 cdas. de azúcar glas con unas gotas de concentrado de limón. Ve añadiendo poco a poco el limón para no excederte. Tiene que quedar espeso como para que cuando le pasas la cucharilla por el fondo del cuenco se quede la huella claramente marcada pero claro, que se pueda verter en un hilo y no en pegotes.

Nota: esta es una masa que tiene que quedar muy pegajosa. De hecho, la primera vez que se forma ni se amasa y se guarda directamente en la nevera. Aún así, a mi me quedó muy desarticulada. Una cosa es pegajosa y otra grumosa (mira la imagen de abajo). Para estas cantidades tuve que añadir un poco más de harina, lo justo para poderla reunir y muy pegajosa aún la envolví en film de plástico...
Preparación:
  1. En una jarrita disuelve la levadura en el agua y la leche. reserva. Mezcla con ayuda de unas varillas eléctricas o un procesador de cocina el harina con el azúcar, la sal y la mantequilla cortada en trozos. Si no tienes aparato mecánico pues método tradicional: con las manos. El plan es hacer unas migas lo más finas posibles. A mi me gusta amasar en la encimera pero si lo prefieres puedes pasa la mezcla a un bol grande. Pones las migas sobre la mesa, haces un agujero en el centro, añades el huevo y la mezcla líquida con la levadura poco a poco...
  2. Vas reuniendo la masa -ya sabes, es muy muy pegajosa- y si es necesario enharinas un poco más. La envuelves en film de plástico y dejas que repose en la nevera como mínimo 1 hora. si tienes tiempo, un poco más mejor. Puedes incluso dejarla la noche entera si te viene mejor. Pasado el reposo, se va a dejar trabajar un poco mejor pero aún así espolvorea sobre la mesa un poco de harina. La extiendes un poco con ayuda del rodillo en forma de cuadrado y la pliegas como si fuera una carta clásica, en tres pliegues. Haz lo mismo en la otra dirección, a lo largo. La masa seguirá bastante pringosa pero ya se dejará trabajar. La vuelves a envolver y otra vez a la nevera. De nuevo dejas que repose 1 hora.
  3. Pasado ese tiempo, repite la operación. Esta vez sin enharinar para evitar que la masa se ponga dura. Para trabajarla mejor, cubre la masa con el film de plástico y así el rodillo no se pegará. Esta vez, la masa reposó 30 minutos. En esta ocasión, repetí la operación una vez más pero no he notado mucha diferencia.
  4. Sacas la masa de la nevera y la divides en dos partes iguales. Deja que reposen un poco a temperatura ambiente para que se dejen estirar mejor (unos 15 minutos). Precalienta el horno a 200ºC.  Mientras prepara el relleno que desees. Yo adoro el relleno de queso pero allá cada cual. Extiende una de las masas en forma  rectangular. Cuida que no sea más larga que tu bandeja del horno. Mentalmente divide la masa en tres. Si tu mente no alcanza, recurre a una regla. en la porción central cubres una fina cada de crema y pones encima las frambuesas. En las porciones laterales, cortas tiras con una distancia de unos 2,5 cm. intenta que queden lo más paralelas posibles. 
  5. El plegado es fácil de hacer y más complicado de contar. Pero coges la primera tira y la llevas a la segunda del otro lado. La primera del otro lado, a la segunda y así sucesivamente. Siempre una tira por delante del lado contrario (mira en la foto).
  6. La pasas a la bandeja del horno, la pincelas con una mezcla de yema de huevo y leche y la horneas a 200º hasta que empiece a dorarse. Baja el horno a 160º hasta que coja su color dorado definitivo. Deja que temple antes de cubrir con el glasé. si va relleno de crema, es bueno que repose un par de horas mínimo para que la masa por dentro se asiente bien.  

51 comentarios. ¿te animas?

  1. Ahora mismo me comería un trozo con el té que me estoy bebiendo.....
    Ya te he dedicado mi primer post.....ya me dirás si te gusta...
    BESOS GUAPA
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  2. Ohhhhhhh,lo que yo deseo es un trozo de tu strudel,que pintaza tiene niña!!
    Sigo sin tiempo para nada,pero me encanta pasar aunque solo sea a decirte hola.
    Un beso muy grande preciosa mía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen guapa mía! ni te apures. Mi deseo es que nos visitemos sin apuros y sin estreses. Cuando se pueda y listo, para disfrutar a gustico:-) Besos

      Eliminar
  3. Madreeee Que pinta Mai!!! Con gusto me saltaba la dieta (otra vez) y perdona, ando tan liadita que no tengo tiempo de saborear tu lectura... y eso que me encanta.... Menos todavía de escribir... tengo abandonadito mi blog... Porque estoy fabricando yo misma con mis manitas y mi pobre cultura 2.0 mi página online para vender los productos de mi tiendita... Loquita me estoy volviendo... Me encanta leerte ya lo sabes...por tus recetas y esas reflexiones entre fogones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, si necesitas ayuda cuenta conmigo, ok? estaría bueno que tiraras de mis hilos pilotado yo estas cosas. Un beso muy grande

      Eliminar
  4. Que riquísimo tiene que estar, me comería un buen trozo con un cola cao bien calentito, me apunto la receta, me parece una combinación de sabores estupendisimas. Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mercedes, qué tal guapa! muchas gracias por tu comentario:-) besos

      Eliminar
  5. Mai, has hecho que casi se me salten las lágrimas leyéndote. Ojalá todo el mundo deseara lo mismo que tu, qué sitio tan maravilloso sería este mundo que a veces es tan triste.
    Tu strudel es una verdadera maravilla y creo que no voy a tener más remedio que probarlo.
    No se si es que me he reblandecido con tu historia, pero yo diría que hablas con cariño hasta de los ingredientes de tus recetas...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso muy grande Lola! eso de entrada que parece que los besos siempre los dejamos para el final :-P

      Pues mira por donde, comentando el "espíritu" de este strudel hablé con una amiga de Tita, salió esta manta que tejió y tejió y el conjuro sentimental que algunas elaboraciones tienen. Esta masa se "tejió" después de una bonita conversación hablando de los abrazos de Galeano, de antiguos amores, de cariños presentes... una conversación que hasta algún llanto dejó escapar... la amasé con el espíritu requetefeliz de sentirse tan hu-ma-no. Tan auténticamente vivo...

      Lola, tú como siempre tan certera en tus pre in y post sentimientos:-) +besos

      Eliminar
  6. Bonita palabra "deseo". La verdad es que cualquier definición se queda corta. Pero a veces, valen más las imágenes que las palabras. Imágenes como la de este rico dulce, que está impresionante, otra palabra que se queda corta ^^
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kim, es verdad que no es una palabra para verborrear sino para practicar. Pero es fantástico poder hablar de esas palabras tan bellas y tan peligrosas al tiempo así poner en orden nuestros cimientos afectivos y humanos... las cosas bellas hay que contarlas:-)
      Besos

      Eliminar
  7. Hola Mai! Mira que el deseo es algo que experimentamos a diario y nos cuesta a todo definir, es cierto...
    Cuantas cosas podemos desear a diario y en toda una vida, y a corto o largo plazo... De momento, yo desearía probar un trocito de esta trenza que más que un dulce es una tentación!! No me extraña que vuelen en tu casa!
    Un beso muy grande y cuidaos todos!
    Aurélie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aurélie, querida mía! eso es, definir no tanto las palabras sino los sentimientos. La paradoja es que muchas veces llevando esos sentimientos a las palabras hace que los reflexionemos mejor:-)

      Un beso muy grande

      Eliminar
  8. Qué reflexión tan intensa y cierta. Coincido en tantas cosas, Mai. Siempre disfruto al leerte. Creo habértelo dicho ya.
    Me llevo la receta. Se ve una trenza deliciosa, además la cocina de Europa del norte me fascina ya por su origen. Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Silvia, ya sabes lo necesario que es hablar de los afectos para poder entenderlos. Con ellos en orden, las inclemencias del día a día se llevan mejor:-) un besazo

      Eliminar
  9. Mai, te dejo para leerte con tranquilidad esta noche, así lo disfruto más, pero quería decirte que no tardaré en hacerlo, menuda pinta, me ha encantado!! Por cierto hace poco publiqué una receta tuya, si te apetece verla... Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tata! allá que fui como una bala pero eso ya lo sabes :-P como mucho gusto dejé enlazados nuestras bolitas de queso labne:-D
      Un beso guapa

      Eliminar
  10. Me uno a tus deseos, Maite, porque no has podido expresarlo mejor, y de camino me guardo tu masa porque me ha parecido muy interesante para muchísimas cosas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Maite deseo que tus deseos se hagan realidad.....ayyyyyyyyy el strudel genial pero la semana pasada me detectaron intolerancia al gluten de trigo, levadura trigo, azúcar, café, arroz, vino negro, margarina, mantequilla.....voy loca en hacer alguna Magdalena que tolere, pan....ayer hice uno de espelta, con levadura de espelta....no esta mal....he de mejorar...ahora que ya tenía por mano alguna receta....zasca a renovar la despensa...un besote muuuuy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Núria, en cualquier receta (en esta no por la mantequilla) puedes reemplazar el harina de trigo por harina de espelta. No sé cómo se vende en España pero aquí hay 3 tipos de harina de espelta: la blanca, integral y sémola por lo tanto se podría sin problemas reemplazar cualquier receta... de hecho, no suelen notar la diferencia cuando uso espelta o trigo...

      Un beso y mucho ánimo,

      Eliminar
  12. oh que bo!! I el pas a pas, molt bé!

    ResponderEliminar
  13. Siempre emocionas, Maite. Es cierto que la RAE a veces es más fría que la paletilla de un muerto y que palabras como "deseo" no deberían ser referenciadas como si fueran un mísero artículo determinante. En fin... Menos mal que nos traes esta cosa... delicia... maravilla... golosina... Yo quiero!!!!!!
    Besitos reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura, sí que cojea, sí. Tanta silla ilustre con un despliegue letruno brutal en sus bibliografias pero luego clazan ese cuajo clasista ante las definiciones.. que se la va hacer! imagino que para eso estamos el vulgo, quién siempre ha terminado haciendo evolucionar la lengua castellana:-) besos

      Eliminar
  14. Impresionante este strudel. Pero impresionante. Queso y frambuesas... He muerto y he llegado al paraíso!!!
    Y muy bonita tu entrada sobre el deseo, muy muy bien escrita....
    Me voy a llevar tu receta pensando que seguramente me podrá la pereza, pero que quizá en algún momento me pueda el DESEO de comer esta delicia...
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso que no lo has probado. Es muy adictiva esta masa. En strudel en bollitos, cómo sea... aquí puedo comprarla la hecha, cosa que agradezco porque lo pesado de esta masa es la cantidad de descansos que hay que darla... eso sí, después de comerla casera, luego cuesta zamparse la del super... lo de siempre, verdad?

      Un besazo

      Eliminar
  15. Ficou lindo e bem diferente dos clássicos, uma verdadeira delicia.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  16. Mi deseo en estos momentos es tomarte un trocito de este maravilloso strudel con un cafecito calentito. Claro, que tus deseos de que las cosas sean mejores son mucho más loables, a pesar de que todo va empeorando por desgracia.

    Te deseo una feliz semana y te mando un besazo muy grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhh Natalia, las tripillas siempre se abren camino y reclaman sus deseos antes que nadie... con las papilas gustativas saciadas el alma se centra mejor en deseos más profundos:-) un beso

      Eliminar
  17. No hay nada mejor para cargarse de vitalidad que venir a leerte. Me gusta tu definición de la palabra deseo, me gusta tu discurso ( aunque lo repitas un millón de veces) y me gustaría que tus deseos y los mios llegaran a buen fin, aunque lo importate es ponerse a ello y no el resultado.

    La receta, me la guardo, ocmo todas.

    Mil besos Mai.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bego, cómo estás preciosa! así es! desear y lanzarlo a los 4 vientos. En cambio, los bollitos de lanzarlos nada. Al buche y que dios reparta suerte!

      Besos

      Eliminar
  18. bonito strudel, y sobretodo, riquísimo strudel!! ardo en deseos de prepararlo prontito, aunque tengo que reconocer que antes tengo que hacer el clásico de manzanas, para mi es toda una exquisitez

    ResponderEliminar
  19. Que strudel mas rico has preparado, y como te has pringado las manos para hacerlo, pero luego te lo agradecen, un trabajo exquisito.
    un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mª josé. Soy de los bichos raros que adora pringarse las manos de masa, desde chica:-P Besos

      Eliminar
  20. Hola Mai me ha encantado venir a conocerte desde el blog de mi querida y admirada Maria con tu permiso me suscribo para recibir tus nuevas recetas en mi correo y no perderte la pista.
    El Strudel espectaculaaaaaaaaar no lo siguiente y seguro que estara de muerte relenta.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Nenalinda! encantada de tenerte en mi patio:-) aquí comer y charlas nunca falta :-) Un beso

      Eliminar
  21. Hola Mai, son tan lindos tus DESEOS que me suscribo a cada uno de ellos !!!

    Ojala todos los DESEOS fueran como el tuyo , tan altruistas, tan bonitos y tan sencillos.

    Quizás si todo el mundo PENSARA y DESEARA cosas tan maravillosas, el mundo sería distinto, quizás si dejáramos de mirarnos el ombligo el mundo fuera más humano.

    Este Strudel se ve tan precioso, que sería capaz de saltarme la dieta por tu culpita !!! Además me encuentro en esos días del mes que tenemos las mujeres, y ANHELO y "DESEO" algo dulce, jajajaja.

    Besos preciosa y sigue regalándonos reflexiones como esta de hoy, que a mí me encanta leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!
      Menos mal que estamos tan lejos. Por una vez y sin que sirva de precedente, tu dieta nos agradece la disctancia:-) Un besazo

      Eliminar
  22. Mi querida amiga, cuanta razón tienes siempre que escribes una de tus entradas de esas que aún entre risas te hacen reflexionar. Y que bonitos tus deseos. Los comparto totalmente porque creo que así todos seríamos un poquico más felices porque que importante es ser feliz, o al menos intentar serlo (pero felicidad de la auténtica de la que hace reir por dentro a carcajadas, felicidad de la inmaterial que es la duradera). Yo además de esos deseos hoy sumo uno más: darle un buen mordico a esta tentador strudel y fijate por donde creo que ese es un deseo que voy a cumplir porque ya tengo anotadica la receta. Por cierto preciosa, te mandé un email a principios de semana y como me da que no te ha llegado te lo voy a reenviar ahora mismo. Mil besicos apretaos mi Mai bonica. Te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cielo! ya ves como ando, como una loca. Hice los deberes y a ver si saco un ratico tranquilo para contarte lindura:-) un besazo

      Eliminar
  23. "...: que los que tenemos bajemos el listón, que nos acostumbremos a vivir con menos aunque podamos pagarlo todo porque así los que lo han perdido o los que jamás lo han logrado no se sentirán tan asquerosamente mal..."

    ¿Eso me lo has robado tú a mí o te lo he robado yo a ti? ;-P

    ¿Y cuándo vas a hacer más strudel - por cierto también en el plural sin "n"? :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esta frase yo ya la he repetido, es verdad. Creo que fue en la receta una receta solidaria por bavidad. Hablaba de la importancia de esto que por cierto, es algo tú y yo ya hemos hablado tantas veces que se ha fusionado la autoria. No me acuerdo quién lo dijo por primera vez. Empezamos a llevar ya muchos años juntos...

      Y tantos años, y ahora me dices que yo lleva "n"??????

      Ok, me has obligado a acudir a mi libro doctado en estos temas y dice lo siguiente a cerca del origen de la palabra:

      Des Wortes erste Bedeutung lebt im Strudelngau weiter, dies ist ein Abschnitt des Donaulauffes in Oberösterreich , der reich an "Strudeln" ist, die die Schiffahrt seinerzeit gefährlich machten

      ¿Remolinos?

      PD: pues si quieres pasadomañana :-)

      Eliminar
  24. 1)"...se ha fusionado la autoria." Me gusta. De acuerdo! :-)

    2) Creo que hablas de "Strudengau" sin "l", verdad?

    Y claro: "..., der reich an Strudeln ist, ..." Strudeln = Dativ pl.
    Pero: "Ich mag 3 verschiedene Strudel." Strudel = Akkusativ pl.

    3) Pasadomañana me parece genial! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy tesoro, yo no hablo, yo he copiado del libro! ya me gustaría a mí ser experta en germano... no no, ahí tu sabes lo que dices, yo no... ya sabes que mi criterio al usar los dativos y los acusativos son por pura lotería... eso sí, ya que estamos, es cierto eso que dice que el nombre le viene por los remolinos del Danubio a su paso por Alta Austria?

      Eliminar
  25. Esa última duda no te la puedo resolver. Pero dudo mucho que sea así...

    ResponderEliminar
  26. Me encantas Mai querida, este coloquio entre el Günter y tu es para morirse, jajaa!!!
    Yo paso literalmente de la RAE, porque después de las palabrejas que han añadido últimamente, es para no tenerles mucho respeto a estos estirados!!!
    En cuanto al postre me lo llevo sin esa crema que has puesto bajo esas frutas maravillosas, pa'mi sobra, jijiii!!
    Aunque venga poco por aquí siempre te tengo muy presente!!
    Un abrazoooote, de los grandes y fuertes!!!

    ResponderEliminar