Crema de aguacates y chocolate porque hoy estoy de dulce

Hoy estoy de dulce. Prometo no hurgar heridas ni destapar escándalos. No voy a hacer crítica social, ni defender los derechos de las mujeres ni reflexionar sobra la influencia de la semana santa en la vida sexual de los mejillones... hoy, así de claro. No te traigas a engaños que mi promesa caduca mañana, monada! no esperes peras del olmo ni trufas en las ostras... y que conste a sus señorías que el esfuerzo es mayúsculo! sobra decir que para variar, estoy de unas chispas brutales...

Y porque te acabo de hacer una promesa y no es cosa de faltar a ella tan deprisa que si no ya te estaría relatando lo pesados que son los de bloggers con sus cambios chorras que cada vez que nos tocan el editor de entradas algo deja de funcionar o el hecho que todas las compañías de telefonía austriacas se hayan puesto de acuerdo en mandarnos a todos los usuarios cartas de aviso calcadas unas de otras a lo "querido cliente, estamos ampliando, mejorando y eso cuesta pasta así que a partir de ahora 3 euros más al mes por la cara" ... la cara os la iba a poner yo de colorines, canallas!

Y aquí tuve que salir pitando al Müller a comprar un regalín ya que Lucas tiene cumpleaños esta tarde y yo soy madre de las de todo a última hora. Regreso con un agujero dentro brutal. A la que volvía me han dado una noticia horrible! me siento en deuda con mi compromiso de no liarla parda hoy así que me voy a esforzar. Tan solo unas pinceladas para que veas que motivos tengo ...
L. es una nena de la clase de Lucas que arrastra unos problemas de falta de atención más que notorios. Es una niña lista -mucho en mi opinión- que ignora bastante al resto de los niños pero en cambio, se esfuerza en exceso intentando llamar la atención de los adultos que tiene a su alrededor. En su afán por conseguir esta atención, se le ocurrió llamar a la policía y denunciar a la profesora por malos tratos. El trago para A. tiene que haber sido terrible, ella que es todo dulzura y cariño y dedicación viendo como su integridad humana -y legal- quedaba en entredicho hasta que todo se aclaró. La pobre pequeña, está ingresada en observación, pasará unos días aislada de su familia imagino que hasta que puedan completar el diagnóstico y dice su madre que desde el ingreso no ha parado de llorar día y noche. Ya han adelantado que la cría va a recibir medicación y tratamiento especial en el cole. Este tratamiento consiste en que niños con discapacidades tiene un acompañante constante desde que entran hasta que salen del colegio... por un lado, el alma encogida al ver una vez más que la incapacidad de unos padres por atender a sus hijos -he sido testigo, no es divagación- conlleva un castigo bestial al niño. Conozco a la nena y os aseguro que no es malvada ni retorcida, quiere que no levantes los ojos de ella y mira si es jodida la vida, su condena es estar en un hospital aislada de todos... por su bien, no dudo que el sistema lo hace por su bien pero a asuntos sociales le falta corazón y entrañas y humanidad... cómo no va a llorar, por dios! los niños, por muy listos que sean no saben medir las consecuencias y se me hace intragable un castigo tan desmedido...
Y para A. pues otro intragable. Quieras o no, es vivir con una señal encima. Supongo que habrá quién quiera sacarle tres pies al gato y especularan si hubo algo o no o si es buena docente o no o si... o si cualquier barbaridad. Y si yo fuera ella, creo que me costaría quitarme ese temor del cuerpo pensando que pasaría si a otro crío -sí, aún queda más de uno difícil en la clase- le da por imitar la jugada... así que, a partir de ahora, qué la queda por hacer? tanto entusiasmo, tantas ganas por hacer actividades educando a los niños más allá de lo obligatorio, enseñando voluntariamente inglés o canto, estando siempre a nuestra disposición, aguantando las tontadas de los padres -que las hacemos- y... ¿y? bonito premio a su vocación y entrega...
Pero no, no me voy a poner amarilla ni voy a encadenarme a una farola ni voy a cantarle al sistema las cuarenta. Hoy voy a pasar de largo, tan de largo como el disgusto que llevo me deje, y voy a ser agradecida con todos los que me habéis apoyado y me habéis animado a seguir berreando por un mundo más justo e igualitario. Quiero que sepáis que os adoro... os quiero mucho, mucho! También quiero darle las gracias a mis células madre que me han dado unos hijos tan lindos. El mayor, por fin, es feliz. Qué gusto. El pequeño es maravilloso aunque en nuestras visitas a casa de E. siempre nos quede esa sensación de que su hijo es perfecto, y los demás unos bichos y que si su retoño no supura más santidad por sus poros es porque los demás son un mal ejemplo y bla bla bla... tanto bla bla bla que muchas veces al llegar a casa tengo que pararme a reflexionar si debería recriminarle algo al pobre mío... pero qué? gracias a dios que por más que busco no veo nada malo en Lukis, es un niño sensato, con sus fragilidades, con esa incapacidad de cachorro humano por comprenderse a sí mismo... no es delicioso?
Pasando a tope de un mundo perfecto, recto e uniformado. Pasando ampliamente de los que no saben perdonar, transigir y cuidar a los que tienen a su cargo con cariño y dedicación. Pasando de los que no tienen corazón, ni entrañas. Vivan los bomberos como Roberto que ha sido juzgado por no cumplir con su deber: tenía que desahuciar a una anciana de 85 de su casa. Dijo que él rescata personas, no bancos.. ole! ole! Lo que daría por localizar a este bombero y avisarle que en Leoben tenemos a una pequeña princesa encerrada en un hospital porque sus padres no han sabido cubrir sus afectos y ella, en su afán de mandar sondas a marte, se pasó de la raya...

Ingredientes:
  • 2 aguacates maduros
  • 3 cucharadas de azúcar moreno
  • un chorrito de agua hirviendo para disolver el azúcar
  • un poco de vainilla molida
  • 1/2 taza de leche fría
  • 3 cucharadas de cacao puro

Nota:  esta receta la vimos en televisión, en Das Perfekte Dinner. Creo recordar que lo preparon con ágave o glucosa y que la leche era un sustitutivo ya que el reto era hacer un postre sin hidratos de carbono. Yo como paso de chorradas, lo he hecho con las cosas que tomamos en casa y en las medidas que a nosotros nos gustan. Imagino que se puede hacer con más azúcar e incluso con menos. Habrá quién prefiera leche de coco o chocolate a la taza en el vez de cacao... en fín, que todo vale. En la red he encontrado esto. En cualquier caso, tal y como lo detallo es como yo te puedo asegurar que está pa'morirse.


Preparación:

Hierve un poco de agua y disuelve el azúcar con la vainilla en una taza. Deja que enfríe. Le leí a Pamela, que ella sabe mucho de aguacates, que jamás se cocinan porque amargan. Así que para no estropearles el sabor asegúrate de que se enfría por completo el azúcar líquido. Pela los aguacates y tritúralos junto con la leche, el cacao y el azúcar líquido. Así de fácil.

20 comentarios. ¿te animas?

  1. Vaya siento lo de la niña espero que todo vaya bien y poco a poco lleve una vida más normal con la atención y dedicación ,desde luego un mal trago para la profesora y miedos en los padres en un primer momento pq sus hij@s están a su cargo, pero una vez todo aclarado y pase un poco de tiempo todo volverá a su sitio, la crema k decir de la crema, k me ha sorprendido un montón con aguateeeee!!! y k pinta madreee si estoy salivandoooo apunto apunto he estado de chupar la pantella jeje besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noe,

      Yo desde luego no dudo de nuestra querida profesora, ni te imaginas la dedicación y el cariño que le tiene a los niños. Y la peque, una chiquillada que tenía que quedarse en eso, pero a veces el sistema quiere ser tan recto que todo lo complica. La crema puedes creerme que está deliciosa,
      BEsos

      Eliminar
  2. ¡Madre mía, vaya panorama! No sé ni qué decirte, la verdad, porque ahora mismo no tengo palabras.
    Yo que venía tan contenta a ver tu cremita tentadora de chocolate...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marhya, no era mi intención pero esta historia se me coló... ni te imaginas la conmoción que tenemos todos. Qué pena, madre mía!
      Un beso

      Eliminar
  3. ¡Qué terrible situación!.......que conste que eso pasa, los niños oyen cosas....aquí y ahí....y lo sueltan sin pensar las consecuencias. Se un caso.....ya te lo contaré por skype que es muy largo..
    Esa crema es un pecao...estoy a una dieta de 15 días terrible.........pero me ha alimentado la vista reina.
    BESOS
    Marialuisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son niños, a veces se nos olvida! como se puede tratar con esta "criminalidad" algo así? entiendo que hay que vigilar y estar atentos.. pero no sé, sí ya te contaré y me cuentas...

      Pues esta para dietas es perfecta. El aguacate se perdona. El cacao es puro por tanto sin riesgo. El azúcar lo reemplazas por stevia, la vainilla tampoco cuenta y la leche por cualquier bebida guarrada sin calorias. Y tienes un saciador para los monos de dulce :-)

      Un beso

      Eliminar
    2. Eso sí! de las tortas de aceite con las que he mojado la crema ya te puede olvidar, esas ni de lejos :-P +besos

      Eliminar
  4. Pero menuda crema que has hecho, me parece rica y súper original!

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es. Parece mentira que el aguacate pueda tener tantos trajes :-P un beso

      Eliminar
  5. Mai, que rica cremita hiciste, me encanta la idea de esa combinación que hasta ahora nunca he probado.
    Que historia mas triste, espero que todo salga bien y se solucione pronto el problemón.
    Me imagino la angustia de todos sobre todo de la maestra y la niña, y del dulce de Lucas.
    Les mando un beso gigante y muchas fuerzas a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vicky preciosa! cómo estás?imagina! de entra cuenta que fue horrible cuando la interrogaron porque no sabía nada, no le habían contando el por qué la interrogaban... mira, una pesadilla horrible! ahora que todo pase y a la espera de ver como afecta todo esto a la nena... esta cría quieras o no va a quedar muy tocada, una lástima que el sistema no sepa llevar las cosas con más discrección para proteger a la niña... y bueno, su madre! que es la que lo está pregonando a cualquiera que le ponga oidos. Terrible esta mujer, no lo entiendo. Nos hemos enterado no por la profesora o el colegio sino por su madre que está dando todo tipo de detalles a cualquiera que quiera poner orejas... no es horrible?

      Un beso guapísima!

      Eliminar
  6. Mdre de dios como esta el panorama, por poco acabo llorando, pobre criatura lo mal que lo estará pasando, se me ponen los pelos de punta de pensarlo, es que, hoy educar un niño es tarea mas bien dificil y encima si tiene ún pequeño problema ya ni te cuento, mi sobrina empezó el lunes en el instituto y cuando llego a casa todos preguntandole que tal le fuera, y nos dijo que una niña de la clase estaba bebiendo vino en clase, yo escandalizale le pregunte que donde estaba la profe, y parece ser que fue en un cambio de hora, tu mira como esta el patio y los docentes lo que tienen por delante, bueno vamos con la crema que esta para tirar cohetes de la pintaza que tiene, aguacates y chocolate, nunca lo probe, y por lo menos es una crema diferente pero no por eso menos rico....Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!
      Es evidente que no los estamos educando bien. No hay que ser especialmente listo, ni estudiar psicología ni hacer un curso de como educar a tu hijo en 5 días. Los niños necesitan atención y tener sus afectos cubiertos. Y la atención no es sentirlos cerca sino preocuparte por dar ejemplo y enseñarles a convivir... es verdad que llegan a unas edades que son indomables, que si quieren ir de rebeldes no hay quién los pare los pies pero cuando son chicos no podemos consentir que las cosas se desmadren tanto...

      Mira a la que volvía de recoger a Lucas y de enterarme de toda esta locuara, veo a uno niño de la clase, que le conozco y sé que es otro de los que siempre cojea, y le veo subido en el techo de unas casetas. Ya no solo es que son frágiles y las puede romper sino que él mismo se puede romper la crisma y le mando que se baje. Ni caso. Allá que sigo y se lo digo más alto. Me acerco y ya de mala uva le digo que se baje inmediatamente, que respete la propiedad privada. Y me contesta tú no eres mi madre. Ganas me dieron de decir "menos mal" pero em contuve. Le dije, sea tu madre o no tú no te subes. Que no te vuelva a ver... y punto. Tiene que ser así, da igual si son nuestros o no. Hay que enseñarles lo que está mal. Cuando yo era chica era así, si hacías algo malo te la cargabas bien fuera porque te regañaba una vecina, el portero o el panadero. Da igual, nos tenían a todos fichados... tenemos que volver a eso porque desde luego, la educación de los peques cada día funciona fatal y cuando las autoridades intervienven convierten chiquilladas en crímenes... tiene que haber algo en medio, no puede ser así...
      Un beso guapa

      Eliminar
  7. Hola Maite. Por un lado, me ha encantado esta crema de chocolate y por otro me has dejado en shock con la historia de esa pobre niña. Sobre todo, no entiendo la actitud de esa madre, que encima se lo va contando a todo el mundo, como si ella no tuviera culpa de nada. Pobre profesora y pobre niña. Y olé por ese bombero. Una medalla le daba yo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cariño,
      Yo tampoco, te juro que tampoco. He tenido la sensación que con esto ella se siente menos culpable. La niña está enferma no es que yo no la eduque bien... me parece asqueroso, fíjate, hasta mezquino! con un propio hijo! a parte, tiene dos nenas más que imagina también como estarán viviendo la situación escuchando a su madre día y noche contar y contar y contar.. mira, hoy he ido a la clase a las 8,30 para acompañarlos al curso de natación. Ellos entran a las 7,45, pues ahí estaba 45 minutos después todavía contando la jugada a otras madres. Ayer, lo mismo. Cada vez que la he visto, chaspando como una posesa. Ayer a la tarde, reunión de padres y más de lo mismo... cómo se puede tener la cabeza tan hueca? o es el corazón? es posible que haya madres que no sientan empatía con sus hijos?

      Qué se yo!
      Un beso guapa mía!

      Eliminar
  8. Ayyy Mai no cambies nunca por favor!! Hace unos días te decía que leyéndote paso de la sonrisa a la pena según el párrafo pero ¿no es así la vida? Hoy me has hecho pensar en un caso que conozco de cerca, un niño adolescente hijo de padres separados que lo único que pide a gritos con sus gamberradas es que le hagan caso y le escuchen, internarlo parece ser la única solución y a mí se me parte el alma sólo de pensarlo!! No sé a quién agradecer los hijos que tengo, qué pena que tengan que producirse situaciones tan injustas...
    Paso a tu dulce crema para calmarme. Con tu permiso me llevo una buena cucharada que seguro que está deliciosa ;)
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo tan fácil y tan complicado de llevar a cabo: hacer caso a nuestros hijos. Eso. El resto se va peleando mejor o peor pero se trabaja. Si esta premisa no funciona, las personas nos rompemos en la niñez y después dificil solución... tienes unos hijos maravilloso pero tu eres requeteespecial así que ellos se van nutriendo de ti... mientras no cambies tus hijos están a salvo y en buenas manos... el resto, la vida que es como es:-) mira, la crema es espectacular. Sacia muchísimo y da mucha energia. Esa mezcla de cacao y aguacate pone las pilas bien puestas:-)

      Un beso!

      Eliminar
  9. May, menos mal que nos has traído algo para endulzarnos!!! Desde luego es difícil no pasar por este mundo sin que algunas situaciones nos afecten, es más, yo no quiero pasar por este mundo sin que las cosas me afecten, mientras sea así quiere decir que todavía vale la pena seguir. Me alegro de que los niños no sean perfectos!! yo tampoco los quiero perfectos, imaginas??? sería aburridísimo y totalmente insano.
    Sabes una cosa, el mio ya lo he puesto con 27 añitos, acaba de emanciparse y a veces yo solita me digo,¡qué orgullosa estoy de el!! ¡Qué bien lo hemos hecho! Sabes por qué?? Sencillamente porque lo veo feliz y eso es lo único que quiero para él, que sea feliz.

    Buff, y qué decirte de tu dulcísimo postre... que a mí también me haría super feliz!! Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco Tata, a veces me siento una agua fiestas, la toca narices pero es que no quiero pasar por el mundo de puntillas. El mundo me afecta y me duele y me da vida con el mismo sentimiento, no puedo cambiar de piel.. ni quiero. Tú lo has dicho, cuando queremos hacer niñitos todos iguales y perfectos sería insano, no, no encaja... tiene que ser eso orgullo y cariño... jajaja! 27! mi mayor hace 28 en octubre.. qué viejas nos hacen estos enanos:-D

      el postre maravilloso, no sabes como me ha sorprendido. Brutal:-)

      Eliminar
  10. Seguro que esta cremita sirve un poco para endulzarte, y endulzarnos la vida...o al menos el fin de semana!
    Ana de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar