Zucchinibrot o pan de calabacín y un estudio chorra sobre la empatía

Es evidente, que nada mejor que un tercero para contarnos nuestras verrugas con exactitud. Nosotros, al hacerlo, fijo que nos dejamos una o mil sin contar y fijo que de puro sin querer... o no, vete tú a saber. En cualquier caso, intentar hacer autocrítica es siempre un ejercicio sesgado, esto es requete obvio. Uno jamás es imparcial consigo mismo, nos falta perspectiva y deberíamos olvidar nuestros afectos, prejuicios, costumbres, creencias... en fin, todo ese compendio de cosas que nos afectan y definen haciéndonos merecedores del sello poco fiable. Y es que se cuenta, que de forma innata, solo empatizamos con lo que conocemos.
Leí hace poco sobre un estudio que se hizo a una persona que carecía del sentido del gusto y por más que le explicaron qué sentimientos y emociones despertaba la comida en sus congéneres más cercanos no fue capaz de entenderlos... el estudio, a todas luces, es más bien tirando a chorra. Adivina la pasta que ha tenido que costar mantener a todos esos doctores tomando notas para constatar lo que las personas que nunca han fumado sienten cuando un fumador les vende eso de que un cigarrillo es placer puro que sabe bien y además relaja... se quedan a cuadros, claro, y desde luego no me parece que sea por falta de empatía sino más bien obedeciendo a la posesión de sus plenas facultades mentales al completo sin las mermas del fumador...
Siguiendo esta teoría se supone que quién no ha matado no puede entender un crimen y lo mismo, si no has sido fiambre no puedes empatizar con el cadáver. Entonces, si mi mente retorcida no me engaña, para ser experto en criminología hay que matar un par de veces antes para poder entender la mente de un criminal y al pobre del médico forense.. me cachis! como tenga que morirse un par de veces se le van a quitar las ganas de hacer autopsias para siempre...

No, no. Esta teoría se cae por sí misma. La empatía o la carencia de ella, en este asunto, creo que pincha en hueso. Sea cual sea el motivo exacto, lo cierto es que la autocrítica no es un juicio de valor muy válido a nivel general sirviendo solo a nuestro yo positivo,  a ese afán de superación más o menos desarrollado que cada cual viste y calza. Intentar ser mejor, corregir defectos, reparar errores, etc. No deja de ser un test de calidad para mejorar los procesos propios de personalidad y o humanidad, que mucho borrico anda suelto. Pero poco más...
Lo curioso, es que cuando un tercero analiza nuestras cosas, cachis como escuece. No gusta. Desde que vivo fuera de España y me desenvuelvo con una lengua más -la alemana para estudios, reportajes y análisis es fantástica. Solo suspenden cuando les toca a ellos reconocer sus fallos- he ido viendo con mayor claridad todos los defectos y vicios de los españoles. El porqué de la bancarrota, porqué nuestra crisis no es como la de ellos, porqué jamás volveremos a tener lo que pensábamos que teníamos, etc. cosas que se ven y se analizan con una claridad brutal pero que intentar hablar de ello con un compatriota resulta imposible. En estos casos, dejo de ser el segundo en la historia para convertirme en un visto y no visto en tercero en discordia. Rápidamente se me dice "tú no sabes, tú no estás, tú no lo sufres"... acabáramos. Ahora soy guiri. Ahora ya no viajo a mi patria, a mi hogar sino que hago turisteo, habrá quién se piense que ahora me calzo las sandalias con calcetines y se me pone la napia como un cangrejo. La morenaza cuarto andaluza, cuarto manchega, cuarto madrileña y cuarto emigrada ya no tiene ni idea de lo que es la vida, ya no ve ni oye ni habla con su hijo ni con su familia, ni con amigos... ahora además de guiri soy antisocial y por ende idiota... manda coila, señor mío!
Y todo este rollo para qué? pues para nada porque te iba a contar sobre un libro y veo que ya me fui por las ramas y apenas me queda entrada para más discursos. Me he propuesto ser escueta -consecuencias del autoanálisis- y estoy dispuesta a medio cumplirlo así que el libro lo dejo para otra ocasión. En la próxima entrada toca seguir contando las andanzas del bueno de Don Bernardo que iré publicando cada dos semanas... en fin, una de cal y otra de arena que no todo sea crítica o auto o la leche en bote... así que te dejo con un pan de calabacín (Zucchinibrot para mis paisanos) que está para morirse del gusto y resucitar mil veces para seguir comiendo y muriendo hasta que el cuerpo aguante que la vida son dos días...


Ingredientes:
  • 3 tazas de harina blanca con 1/2 taza que sea integral (en un vaso medidor)
  • 1 sobre de polvos de hornear
  • 2 huevos
  • 180ml. de buttermilch (o yogur líquido)
  • 1 calabacín mediano
  • 2 cebolletas pequeñas con el tallo verde
  • Sal y pimienta (a gusto)
  • 100gr.  de queso tipo enmental rallado
  • 50gr. de queso parmesano rallado
  • 30gr. de mantequilla a temperatura ambiente (más o menos son 2 cucharadas)
Preparación:
  1. Precalienta el horno a 180ºC. 
  2. En una procesadora corta en menudo o rallado el calabacín y las cebolletas. Si no tienes procesadora pues con rallador grueso y cuchillo como toda la vida. 
  3. En un bol grande pon la verdura con el resto de los ingredientes y mezcla bien con unas varillas o cuchara de palo (con cuchara más faena, prueba con varillas). 
  4. Pon un papel de hornear sobre una bandeja de horno o un molde amplio. El truco de este pan es que no quede alto. Tiene que quedar lo más fino posible para que quede muy crujiente. 
  5. Hornea hasta que esté bien dorado. Apaga el horno, entreabres la puerta para que vaya perdiendo el calor, pero lo dejas como unos 5-10 minutos para que seque bien.
Está fantástico templado:-)

NOTA: (unos cuantos días después)

Hace unos días, vía Fecebook, Eva me comentó que había hecho este pan pero que le había quedado como una quiché. Después de verlo -mandó esta foto- la conclusión es que el pan no se desarrolló por dos motivos principalmente: uno, exceso de verdura. Dos, falta de horno. Si os fijáis en mis fotos, el pan está muy horneado para darle tiempo a hacer esa capa gruesa y crujiente. Muy importante también hacerlo bien fino para que evapore los líquidos de la verdura y pueda desarrollar la masa. Sino, imposible. Las masas húmedas siempre necesitan de horneados más largos. Si tu horno tiende a tostar la superficie, le bajas la temperatura a la que empieza a coger el color. Muy importante, dejarle esos 5-10 minutos de horno apagado pero para dejar que termine de secar...

En cuanto a las verduras. Siempre ante la duda, poner menos verduras. Es difícil manejar cantidades porque nos movemos por unidades, pero siempre es mejor tirar por lo bajo. si le ponemos mucha verdura, terminamos haciendo una tortilla o un quiché.

Otra cosa que debo aclarar. Yo siempre uso los calabacines y otras verduras con cáscara. Imagino que tantos años fuera de mi patria me están haciendo olvidar que en España todo se pela. Es un error gordo y más si se trata de calabacines. No me preguntes por qué -hablo por mi experiencia no por mi sentido común- pero los calabacines apenas se deshidratan cuando se cocinan con cáscara. No los peles y si le retiras piel que no sea más de una cuarta parte... gana en sabor, en color y es más saludable...


OTRA NOTA: (a pocas horas después de la anterior nota)
Mi amiga Carmen, a la que quiero un montón, ha hecho el pan para comer hoy.  Ha acompañado a una crema de calabacín, vitaminas por un tubo y por partida doble pero hay que darle buena salida a las cosas ricas de la huerta... mirar que preciosidad!

32 comentarios. ¿te animas?

  1. Carai!! qué buena pinta tiene este pan! Se tendrá que intentar la receta!! Petons

    ResponderEliminar
  2. Esto lo tengo que probar, menuda pinta! Yo me río mucho con muchos estudios que se publican, los hay de temas tan ridículos que da rabia pensar que se pueda invertir dinero en hacerlos... Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. verdad que sí? que a lo tonto. El pan si lo pruebas te va a encantar. Es una forma fantastica de dar salida a los calabacines que están en la "zona crítica" del frigorífico :-D un besazo!

      Eliminar
  3. A mi me encanta cuando haces estos análisis. Seguramente porque yo siempre ando igual, je,je. Encuentro un ejercicio interior durísimo ser capaz de dejar atras tus creencias y anclajes para ser neutro y mostrar empatía. Y a la inversa también, la perspectiva que tiene uno de si mismo está igual de influenciado por ellas. Y escuece mucho quedarte ahí con cara de pasmarote mientras te dicen que "tu no sabes". Para empezar tienes que ser conciente de cuáles son estas creencias y luego querer cambiar realmente. Este pan de calabacín me parece brutal. Ya estoy esperando con ansiedad a Don Bernando :-) Un beso bonita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia, hace un poquito hemos rozado este tema.. sí, es positivo y nos vuelve más seguros. Muchas veces un tercero nos hace ver las verrugas que nuestra vista no alcanza y otras veces, las veces que nos analizan más, nos reafirmamos en la idea de "pues no me parece nada malo..." todo en sí es positivo si te piensa en positvo y se usa en positivo... entrar en sí tú sabes o no sabes si puedes o no puedes... todo es me aburre. Me agota! mira una anecdota que creo ya haber contado. Unos meses después de quitarme el útero, una conocida pasó por la misma operación. Veía siempre a su marido solo en el super, a la hora de recoger a los crios y siempre me decía: no se levanta de la cama, ha pasado un mes y aún no se levanta porque dice que le duele... me ofreci a visitarla una mañana. La dije que no podía seguir así, no era positivo para ella ni para los niños. Además, por experiecia le dije, en cuanto empieces a hacer ejercicio el dolor se va. Sal a pasear un par de veces las día y verás que te sentirás mejor.. no, no, no... a todo lo que decía yo ella contestaba "no, tú no te imaginas que dolor" y yo: "claro que me lo imagino. Lo he pasado y sé lo que es. Por eso también sé como se quita..." y ella repetía "no, no lo sabes. El mío es peor..." y no hubo manera... siempre en positivo la crítica funciona entre gente de buena fé, buen corazón y sentido común :-)

      Un beso

      Eliminar
    2. perdón, quise decir "nos analizan mal" y puse "más" :-P

      Eliminar
  4. Buenas tardes Maite: ¿Y si dejáramos de juzgar a los demás?, ó ¿si los juzgásemos con la misma benevolencia con la que nos juzgamos?. No conozco la sociedad suiza, creo que tienen un concepto de la responsabilidad cívica bastante superior a la nuestra. De todas la maneras aquí también estamos muchas personas que hace muchos años no nos hemos creído los soflamas de ser los más guapos, ni eso de que "en España se vive mejor". Ah, y sigo opinando que si además de viajar al extranjero aumentase el número de libros que se leen, igual cambiamos un poquito a mejor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa María, realmente la entrada trata de la autocrítica y crítica por terceros que no se debe confundir con juicios de valor porque esa es harina de otro costal. La autocríticia siempre es constructiva, ayuda a mejorar. Y lo que no somos capaces de ver por nosotros mismo es muy de agradecer que nos lo cuente algui´ne. Duele, y normalmente lo negamos en un principio pero nos hace reflexionar... en cuanto a los libros no sé que decirte. Soy engullidora de libros, siempre tengo uno en la mesita desde que tenía 12 años y a lo largo de mi vida he conocido muchos lectores: algunos listos, otros muy listo y otros zotes a rabiar... así mismo, también he conocido gente que por desgracias de la vida dejaron la escuela muy pronto para ponerse a trabajar. No leen libros porque les cuesta. Y aún así tienen un sentido común y una inteligencia que ya querría para sí mucha gente versada..

      En mi opinión cambiaremos el día que pensemos por nosotros mismos y aprendamos a cuestionar todo lo que nos hacen creer...

      :-) un abrazo

      Eliminar
  5. Hola hola mi bonita! Qué alegría recibir tu visita! Gracias por lo que me dices, no deja de asombrarme cómo es que uno se "conecta" a través de este medio con la gente precisa y preciosa.

    Si que te entiendo, habiendo yo también andado esos caminos que llevan lejos del terruño, al volver me encontré con que todos me decían que yo no podía entender lo que aquí sucedía pues no había estado, qué barbaridad, un temazo que has tratado como siempre con altura de miras y dando en el clavo. Por ahora me quedo si, esperando las andanzas de Don Bernardo, que promete ser un personaje de esos.! y en cuanto al pan este, estoy segura que le encuentro la vuelta para tunearlo y podérmelo comer. Un besote y que todo ande muy bien por tu casa ¿cómo te trata ese otoño?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que ilusión me hizo que en la lista de declaraciones y fogonoes salieras tú, me fuí corriendo a ver que había ocurrido... cuanto me alegro que estés de vuelta:-) y desde luego, yo no sé como surge pero lo cierto es que este medio es un acelerador de flechazos y como dices quedamos conectados. Me acordé mucho de ti con la crema de chocolate y aguacates ... por cierto, aguacates podrás comer?

      Por aquí el invierno acaba de comenzar con una puntualidad que asusta. La pena es que apenas tuvimos verano, el tiempo ha sido horrible, en la huerta nos tocó pelear mucho y perdimos parte de la cosecha y eso de días calurosos tumbados a la fresca nada de nada... en casa! pero por lo demás, fantástico. Todos estamos genial:-)

      Un besazo

      Eliminar
  6. Acabo de escribir tope largo.....se me ha ido la pinza y le he dado a la "crucecita de ahí arriba" en vez de a Publicar...seré cenutria...
    Bueno...yo también me quería analizar hace unos años y me compré el libro de "Tus zonas erróneas" del Dr. Dyer...para descubrir ¡QUE LAS TENGO TODAS!, jijiji....¿Y qué hago ahora?...¿AL LOQUERO?......JIJIJIJI
    En fín....¡tu no eres escueta reina!....¿escuetas nosotras?...¡PERO SI TENEMOS UN BLOG!, HABLAMOS HASTA CUANDO ESTAMOS CALLADAS...jijiji......
    Hace poco le pregunté a Iñigo: "¿Hablo mucho?"......y nada...solo se echó a reír.....
    Este pastelito con calabacines y tal...¡ME HA MATAO!...impresionate...me chifla.
    BESOS MI PICHONA 100% ESPAÑOLA Y QUE SE DEJEN TODOS DE CHORRADAS HOMBRE.....
    Marialuisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del dedito tonto que después de un discurso da al botón que no debe... me suena! y es que las que vamos sobradas de verbo se nos va la pinza de vez en cuando y es que no se puede estar a todo. Tienes razón, nosotras ni podemos ni debemos que a estas alturas de la vida nos lo iban a notar raro... pero un poco de mesura no está mal... en cuanto a Tus zonas erróneas no lo conozco pero se de algún que otro libro que más que ser de autoayuda son canallescos porque te descubren muy rápido todos tus rotos y luego qué? tiran la piedra y si te he visto no me acuerdo... no, no, deja al loquero... con qué tengamos la intención y de vez en cuando limemos un par de juntas, apaña'as vamos.. o no?

      Pues eso! que se dejen de chorradas hombre! :-D besos pinchona mía!

      Eliminar
  7. Me ha hecho mucha gracia una cosa en concreto de este post... Ayer vi el piloto de una serie nueva de EEUU en la que el protagonista es inmortal, cada vez que muere vuelve a resucitar, y es médico forense! Jajaja, toma ya, empatía al máximo con su trabajo xD.
    Aparte de eso, cuánta razón tienes, como siempre. La autocrítica es complicada porque siempre entran variables subjetivas que no podemos evitar, para bien o para mal, y cuando es alguien el que nos critica a nosotros... Aunque lo hayamos pedido, siempre nos sienta mal, aunque sea en el fondo.
    Lo de ofenderse cuando alguien "de fuera" opina sobre nuestro país, ciudad o barrio, ya me afecta menos, aunque doy fe de que a la mayoría le pasa. Pero que te critiquen a ti por opinar sólo porque estás viviendo en otro país, en fin... Así nos va.

    Qué buen pan salado para acompañar un guiso o sopa! Aunque el otoño todavía no está en su esplendor por aquí, tengo unas ganas de frío...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. jajajaja! ea, qué suerte tiene el tipo XD

    Así es, cuántas veces mi padre soltaría aquello de no llores, lo digo por tu bien... por muy bien que nos haga, oir nuestros defectos en voz ajena hace pupa, nos dan unas regresiones brutales :-D

    Pues creételo. Mira cuando comenzó el movimiento indignado en la Puerta del Sol mi hermano David estaba allí con su equipo grabando. Había dejado el montaje del documental ¿Generación Perdida? con el montajista y la sala reservada para salir a grabar insitu lo que estaba pasando. Mi hijo andaba por aquí y según regreso se fue directo a la plaza a participar de las asambleas... en fín, fueron días que amigos hicieron videos en streaming, de muchos mensajes, muchas fotos, muchos mails, mucho viber, mucho skype... pues alguién que viven en isla y no pisa Madrid desde hace tromil años porque dice que no le gusta me dijo a un comentario mío en Facebook "cómo no estás aquí no te estás enterando de lo que siente la gente de aquí" ... ¿de aquí? ¿aquí? ¿dónde es aquí? si yo perdí el derecho del aquí, no lo habría perdido también ella? somos así y a veces ni nos damos cuenta pero este es uno de los principios por los que no evolucionamos socialmente, nos detienden las susceptibilidades...

    O ensalada! no te imaginas que importante se hace una ensalada con tan buena pareja de baile:-) Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Hola preciosa mía!!! Pedazo de pan que nos traes,todavía tengo algún calabacín de la huerta así que mañana bien tempranito me tienes en la cocina preparándolo,me encantaaaa.
    No te digo nada más,me voy a ver otras entradas,que veo que me he perdido unas cuentas!!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen!

      Pues mira, ahora mismo voy a añadir unas anotaciones a la entrada. No olvides leerla antes de hacer este pan,

      Un besazo

      Eliminar
  10. Ay mi Maite como te he echado de menos... a mi me encanta leerte y en este tema tienes toda la razón... a veces ya sabes de los tuyos hablarás pero no oiras nos volvemos un poco irracionales.
    Te he añorado así que me quedo poniéndome al día.
    Besicos sorianos muchos muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cariño! qué alegría más grande! me voy pitando a verte.. pitandoooo que también tengo ganas de saber de ti:-) un besazo!

      Eliminar
  11. Ay que del pan no he dicho... me gusta♡

    ResponderEliminar
  12. Muy buenas!! Ya he leído todo y ando liada con el pan,cuando esté listo te mandaré foto.
    Un besazo y mil gracias cielo!!

    ResponderEliminar
  13. Muy bueno ese pan,pero no me entero con las tazas,un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roski, como estas? es la cup americana. Cup traducido es taza. Es esa medida que viene en todos los vasos medidores. Muchos vienen con la batidora eléctrica o se pueden comprar en cualquier supermercado o comercio.
      Un beso

      Eliminar
  14. Mi querida amiga, ya estoy de vuelta y puesta al día de todas las delicias que has preparado estos días. Delicioso la crema de cacao y aguacate para intentar endulzar esa historia tan tristona que la acompaña. Al leerla me he acordado de Rebeca que siempre insiste en que los niños sólo son niños, unos más traviesos, otros menos pero al fin y al cabo niños a los que es importante atender y celebrar sus éxitos y hacerles comprender las consecuencias de sus actos pero, eso es lo que dice mi hija, siempre desde el diálogo y nunca desde la criminalización de sis actos.
    Por cierto, mi preciosura, me han encantado descubrir esa faceta literario tuya (que ya sabía que tenias porque nadie como tú a la hora de escribir las entradas). Deseandico estoy de conocer como sigue el bueno de don Bernardo, como deseandico estoy también de preparar este guiri pan que nos has traido hoy. Debe ser celestial (pero de un cielo sin portero jajaja) y ten por seguro que lo prepararé en casa....por cierto, coincido contigo en lo del calabacín yo nunca nunca nunca le quito su piel. Mil besicos preciosa mia.
    PDT: Estamos de celebración, por fin nos levantaron el castigo jajajajaja. Esta semana intentaré mandante un mail para decirte unas cosicas. Cuidate amiga mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola linda! qué razón tiene Rebeca y es que es así. Se trata de enseñar, no de reprender. Se trata de enseñarles a pensar o asumir cuando es el caso, las consecuencias pero no de castigar. Son niños y no hay que olvidarlo... sí una pena enorme :-(

      jajajaja! eso sin porteros que ya ves que no pasan ni una con lo buenecillo que es Bernardo. Que pobre!

      Siii, bien! eso, espero tu mail y ya te cuento yo también:-) un besazo

      Eliminar
  15. Yo cuando leo estas entradas tan bien escritas me quedo pasmada ya me gustaría a mi.
    De el pan te dire que me parece superoriginal estará buenísimo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola mi querida. Aquí estamos dando tropezones y volviendo a levantarnos una y otra vez. Eso de la autocrítica viene muy bien para modificar nuestros errores. Aunque hay que reconocer como bien decís que podemos no ser objetivos. De todas maneras no hay que dejar de intentarlo. Es sano escuchar a los demás cuando tienen algo que decirnos para que eso nos ayude a crecer un poco. De todas maneras somos humanos y estamos llenos de falencias. Tenemos que aprender a vivir con ellas y mejorar nuestro camino en lo que respecta a nuestras relaciones. Aprender a ser más autocríticos y no mirar tanto la paja en el ojo ajeno.
    Estoy a dieta estricta, nada de harina , ni azúcar. Fatal para mí. Pero de vez en cuando una purga hace bien. Tu pan de zapallitos tiene un color flamboyante. Me lo imagino con unas berenjenas al escabeche y se me hace agua la boca.
    Mil besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y otra y otra y otra... todas cuanto hagan falta porque la vida no se detiene por nadie y vivir sin vida no tiene sentido alguno. Hay que seguir su estela, vivir tras ella y lo mejor posible... siempre en positivo. Errores y rotos las personas tenemos para dar y tomar, en eso somos todas iguales. Pero lo que nos hace únicos y distintos unos de otros es en la manera de aprender a la que nos pegamos porrazos, en la forma en que nos levantamos una y otra vez, nos sacudimos el polvo y ea! pa´lante, seguimos caminando con la certeza que este no será el último traspié, que habrá más... y el que se sienta a esperar en el anden, ese desde luego, no se caerá jamás pero estará dejando pasar su existencia a lo tonto... no, como dices, hay que intentarlo, hay que mirar más las piedras de nuetro propio camino y pese a todo, disfrutar del viaje...

      Un besazo Eri. Te añoro mucho, ya lo sabes,

      Eliminar
  17. Hola! Es la primera vez que me ánimo a escribirte aunque hace mucho que te sigo. Enhorabuena!!!!!
    Una pregunta, q son los polvos para hornear ?

    Gracias, un besito ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué Alegría Ana que te hayas animado:-) mil gracias! Ahhh, los polvos! los vas a ver muchas veces en las recetas de internet. Son los polvos de levadura tipo royal (si me escribes desde España esa es la marca más popular).

      Si pongo solo levadura se puede confundir con la de panadero y aunque alguna vez también puedes ver que se citan polvos químicos, a mí no me gusta llamarlos así porque hay si que se pueden confundir con el bicarbonato, el cremor tártaro y aquí en Austria conocí uno más que es el leudante de amonio... en fin, que son tantos los leudantes químicos que para saber que hablamos de la tipo royal, la llamamos normalmente polvos de hornear en plan genérico...

      Espero haber resuelto tu duda. Un abrazo gordo y anímate a comentar de vez en cuando para saber de ti:-) Hasta pronto Ana,

      Eliminar