Rocky Crunch cakes y un Big Bang de estar por casa

Cuando yo fui canija -juro que lo fui- me dijeron en el cole que el universo era infinito. No sé si me mintieron adrede o de puro sin querer pero ahora todos los científicos sacan punta a esa afirmación. El Uni, en verso o en prosa, es finito pero ilimitado. Sobra decir que para una paletita como yo de cerebro limitado -aunque de infinita imaginación- se le recuecen las neuronas intentando localizar la diferencia entre ambos conceptos. He leído en algún lugar que es como si una hormiga caminara sobre una bola esférica que por mucho que corra jamás llegará a la meta y mucho menos se dará de napias con una pared. De nuevo mi papilla gris se recuaja intentando entender qué carajo hace una hormiga caminando sobre una bola como si no tuviera mejor cosa que hacer. Y lo más importante, ¿quién puso la hormiga? Sí, agárrate fuerte que el tema se va complicando...
Dejando la biblia a un lado -de momento- todo comenzó con un big bang o con el Big Bang. Sobre si fue único y todopoderoso o resultó ser uno de tantos de esos a lo "yo pasaba por aquí" nada se sabe. La ciencia -como de todo tiene que saber la muy listuca- introduce la lógica humana al algoritmo para determinar que si antes del Big solo había nebulosa, sería sensato suponer que en la fase pre del tinglado nada había. Aunque del todo cierto parece que tampoco porque se rumorea por ahí que cuando el requetebang hizo lo que hizo, el universo era del tamaño de la cabeza de un alfiler y quemaba a rabiar porque el muy canalla tenía un montón de energía reconcentrada a la espera de explotar en cuanto se le pusieran a tiro. Y así lo hizo.

Eso sí que se sabe. Desde el segundo cero a cómo han llegado las tomateras a mi jardín se sabe todo al dedillo. Se dice que el universo tiene 13.700 millones de años y que por tanto, es observable hasta esa misma distancia, es decir, a 13.700 redundantes y sonantes millones de años luz y que aún se expande a razón de un año-luz por año-juliano, es decir, 9.460.730.472.580,8 km. Dicho así, a uno le entra como fatiga solo de pensarlo y la mente se precipita a preguntarse estupideces a lo ¿pero cómo se expande, a lo largo a lo ancho? ¿engorda o se estira? ¿queda hueco fuera del universo para expansiones? ¿Quedan muchas vacantes? ¿qué pasará cuando el universo tenga overbooking? pero para resumir y no plantear más absurdos yo me pregunto, así, precipitadamente: sí aún está creciendo la criatura, ¿qué master del universo se atreve a afirmar que el susodicho es limitado ilimitado? o limitado infinitamente? o ilimitado hasta el finito? sinceramente, yo soy de letras -bueno, un año hice mixtas- así que muy de confianza no soy pero de leer e interpretar las letras sí, créeme que un poquito sí que se me da bien y te prometo que contra más leo, más me lío y eso no es justo. En absoluto. Se supone que uno lee para aprender y hallar respuestas y no para terminar con un entripado insustancial y existencialista a lo El mundo de Sofía, y lo que son las cosas, querer encontrar respuestas concretas en la astronomía es lo mismo que buscarlas en la filosofía o la teología. Terminas con una diarrea mental que no hay infusión que te la calme...
Y en este sin vivir es como nos tiene la ciencia. Con un lío bárbaro y sin saber qué pensar. Antiguamente, la cosa fue fácil. Miraron al cielo, lo dibujaron y lo agruparon formando figuritas de animalitos. Intentaron darle una explicación coherente al reparto para que las atracciones cósmicas tuvieran su puntico mágico y aunque no todos los dibujines terminaron en animalotes, la mayoría sí. "Oiga, no me pongan cola a virgo que luego la liamos parda y a leo más melena por favor"... y ¿para qué tanto lío, tanto dolor de cuello mirando para arriba y haciendo galimatías con los punticos estelares? pues para lo de siempre, alma cándida. Como de momento no había vendedores de biblias - éstos llegaron un puñado de años más tarde- y la teoría del Big Bang -seamos sinceros- de haberla contado algún insensato le habrían retorcido las tripillas en un calvario o algo peor... pues ea, hagamos que la gente crea en las estrellas y en los buenos -malos- augurios según nos convenga... y así se hizo.
Y cómo suele ser normal en mí, este post no ha sido escrito de una lobada. Anoche estaba rota y hoy lo retomo a ver si llego al fueron felices y comieron galletas. Así que, como tenía esta cantinela en la cabeza, a la que Lucas salía del cole y aprovechando que caminábamos con Kira, quise hablarles de este descarajal llamado universo. Kira me preguntó en qué parte del universo estamos, si en la parte de arriba o en la de abajo y que por qué no nos caemos. Le conté por encima el experimento de la manzana y bueno, nos dio para un par de risas pero ahí quedó esa duda vitalicia que desde luego cambiaría muchas cosas de ser investigada. Imagina que descubrimos que los australianos no viven bocabajo y que el norte es sur y el sur vete tú a saber. A mí me entró un poco de vértigo, para qué mentir.

Lucas por su parte quiso saber quién creó ese mini universo del tamaño de un alfiler y quién disparó el Big Bang... Ay estos niños! sé que va a sonar más a abuela que a madre pero Ay que ver qué listos que son. Yo, que creía que les iba a dejar con la boca abierta contándoles maravillas astronómicas y los tipos de planetas y de estrellas y de... de nada, nebulosa pura, porque la que se quedó con la boca abierta fui yo...
Y si la ciencia está tan pez, por qué rechaza tan de pleno la teoría bíblica - la de los 7 días incluida jornada de descanso- cuando suena igual de descabellado lo de la cabeza de alfiler energética confabulada con una explosión cósmica salida de la nada... y cómo me preguntaban los chicos ¿quién está detrás de todo esto y por qué no lo cuenta? Yo, si continuara aplicando mi lógica autóctona -la humana- tendría que hacer una acusación muy severa de consecuencias irreparables para la humanidad, algo a lo "Estudios recientes -y tanto, porque apenas hace un par de días que me empollé el tema- apuntan a creer que la formación del universo obedece al capricho de un ente superior que no habla porque no le da la gana y casi seguro que no lo hace porque tiene algo malo que ocultarnos. La comunidad científica posee datos fehacientes que demuestran que la ambición de este ente es infinitamente insaciable y continúa aumentando su poder con total impunidad conquistando territorios nebulosos e inexplorados calculados en 9.460.730.472.581 km. anuales. Se espera que en los próximos días la ONU redacte un informe con sus demandas previas al reconocimiento oficial del susodicho ente, exigiendo que sea explicado a la mayor brevedad y a todos los países miembros y sus organismos vinculados de cuantas cabezas de alfiler cuenta en la actualidad y lo más importante, de cuantos Big Bang dispone. Demandas, que de no ser cumplidas en todos sus términos, implicaran la negación de facto y automática de dicha entidad. Cualquier acción futura promovida por este ser será considerada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas como un acto de terrorismo."
Así que yo me quedo con mis meteoritos engalletados, que me alimentan el cuerpo y el alma a partes iguales. A estos es muy fácil entenderlos y su existencia queda explicada en 4 sencillos pasos. Es un invento de los de kelloggs pero a mí plín. Yo los he hecho con mis corn flakes favoritos que son de marca blanca, más baratos y mil veces más deliciosos -o casi-. En la receta original, los hacen con crunchy nut, pero créeme que no hace falta. Con unos corn flakes normales, están geniales y ya sabes que casi siempre, en la cocina, la genialidad se esconde en lo sencillo así que no te compliques mucho. Lo que si he hecho, ha sido hacer dos hornadas, una mezclando los corn flakes con pasas y otra con muesli de chocolate (por aquello de los que no soportan las pasas). En ambos casos, sensacionales.

18-20 galletas (receta encontrada aquí)

Ingredientes:
  • 110gr. de mantequilla blanda 
  • 120gr. azúcar
  • vainilla
  • 1/4 cup de leche 
  • 250gr. de harina
  • 1cdta. de polvos de hornear
  • 2-3 cdas. de sultanas (a tu gusto)
  • 50-80gr. corn flakes 

Variante:
  • sustituir las sultanas por 40-50gr. de muesli de chocolate

Preparación:
  1. Precalentar el horno a 180°C. 
  2. Hacer una crema con la mantequilla reblandecida, el azúcar y la vainilla (es mejor con procesadora o varillas eléctricas). Añadir la leche, la harina y los polvos de hornear.
  3. En una bandeja de horno protegida con papel de hornear, ve colocando las "rocas". Para ello, usa una cuchara, la rellenas y la depositas tal cual en la bandeja.
  4. Hornea hasta que estén ligeramente doradas (más o menos 15minutos pero puede llegar a necesitar 20).

18 comentarios. ¿te animas?

  1. Mai desconcertada me hallo después de tu entrada, jajajaja, tienes razón ahora mismo estoy con una diarrea mental que lo flipas. Descontrol puro y duro.

    Así que ... sin más dilación yo me tiro de cabeza a la receta, que es lo que nos ocupa (sin desmerecer tu intro, pero ... la intro no me sacia el hambre y las galletas si) jajaja jajaja.

    Me parece muy original hacer galletas los cereales , no lo había oído ni visto nunca. Me guardo la receta para hacerlas con mi niña que seguro que le encantan.

    Muchos besos tesoro, llevaba mucho tiempo sin venir a verte (lo siento) espero retomar las buenas costumbres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes Kris que venir a este blog es venir a leer. Lo mismo guardabas la esperanza de que en este tiempo sin visitarme podría haber corregido mis defectos pero ya ves que no, yo sigo con mis charlas y encantada. En cualquier caso, a mis corn flakes pongo por testigo que no pretendía que la lectura de mi entrada produjera diarrea mental, en el post me refería a otra cosa. No me doy por aludida si mi intro merece o desmerece -son las cosas que tienen los gustos, a mi me encanta- lo que si te puedo asegurar es que las fotos de las galletas tampoco sacían el hambre así que te recomiendo que enciendas el horno cuanto antes y asunto resuelto :-P

      Un besazo

      Eliminar
    2. Mai espero no haberte ofendido pues no era mi intención.
      Tampoco venía con la cosa de que hubieras cambiado pues entonces no serías tú

      Besos

      Eliminar
    3. No Kris, no me has ofendido. Ya sabes que soy muy directa y peleona pero sin acritud ninguna. Y sí, así es. El día que alguien consiga cerrarme el pico o bloquearme las teclas ese día estaré herida de muerte. Un besazo

      Eliminar
  2. Tus entradas me encantan, me haces que lea súper atenta a cada una de las palabras que compartes con nosotros, estas galletas me encantan! Sin duda las probaré

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Diana! si las haces ya verás que sorpresa. Crujen a rabiar y con un par de ellas tienes las tripillas saciadas hasta la hora de comer,

      Un besazo

      Eliminar
  3. Mai, ya no se si estoy arriba o abajo después de leerme toda tu entrada, lo que si se es que estas galletas las llamaría universales, no hay nadie en el universo que se resista a probarla jejeje.
    Menuda pinta y con uvas pasas que me encantan.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mercedes y quién las hace una vez repite, te lo aseguro. Por fáciles, rápidas y gustosas. Receta redonda y sin salirse de órbita :-P

      Un besazo,

      Eliminar
  4. Que buenass me apetecen mucho ahora mismo, a mi las pasas me gustan pero claro si me pones unas con chocolateeee....mmm pues nada yo hago dos hornadas tambien para zamparme de las dos formas jeje ,besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noe, si te gustan las pasas, hazlas mejor con ellas, de las rubias o las sultanas que son más pequeñitas. Le da un toque jugoso fantástico... y sí, te aseguro que si haces una versión -la que sea- te lanzas a por la otra casi de seguido. Eso, asegurado,
      Un besazo

      Eliminar
  5. Hola Mai !! me tienes liada con tanto planeta, universo y yo que se cuantas cosas más, el caso es que si me lo pienso bien acabo con un cacao mental, que cuantos millones de años dices que hace que existe el universo ?? bueno la volvi a liar, y vas y por encima te enfrentas a dos jovenzuelos preguntones que por poco te dejan sin que decir jajaja, me voy con un puñado de galletas maravillosas para tomar con el café de mañana por la mañana que me sabran a gloria y que haré gustosa sin tener que pensar tanto, porque lo tuyo es mucho, escribes de maravilla, cocinas como los angeles, y diseñas como una artista que lo eres,me dejas impresionada, y te queda tiempo para más??? increible esta mujer...Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé Esther, es un lío pero que no es mi culpa. A mí me han liado antes :-P en cuanto a la cantidad, lo he podido escribir copiando y pegando pero te confieso que no tengo ni idea de como se lee ¿cuantos miles de millones? ni idea, para mí tantas cifras es pura ciencia ficción :-D

      Las galletas te van a gustar, son muy fáciles y rápidas
      Un besazo

      Eliminar
  6. Jode!...pensaba que me estaba leyendo el "MUY INTERESANTE"....madre mía.....jajaja....¿cuándo hablamos?
    Besos guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando gustes pichona! yo estoy deseando :-) y mira, el muy interesante no se atreve a decir que la ciencia está pez porque se queda sin lectores. Eso solo lo puede decir una guisandera con un plato de humeantes galletas por delante :-D
      BEsos

      Eliminar
  7. Hubo un tiempo en que la sola palabra "Big Bang" me hacía temblar! Me quedo con las galletas , que están de muerte. Besotes mi linda amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Pamela que yo aún tiemblo. Y haciendo tertulia con niños más. Mareada solo de pensar que estemos en el lado de abajo del universo. Así tengo yo los mareos que tengo :-D
      BEsos

      Eliminar
  8. El tema del universo, su origen, su final, agujeros de gusano, agujeros negros, estrellas que nacen y mueren, la relatividad del tiempo, la teoría de las cuerdas, el infinito y más allá... Me interesa mucho pero me vuelve loca. Hace tiempo que intenté dejar de entenderlo, porque mi cerebro no dá más de sí, y prefiero centrarme en nuestro planeta, que todavía nos quedan cosas por descubrir. Las teorías locas las dejo para películas y series, aunque luego me entere de la mitad xD.

    El tío de mi novio es doctor en física (fue rector de la Autónoma cuando el Príncipe -digo Rey- estudiaba allí, estuvo en la coronación y todo... nota súper interesante xD) y a veces tenemos conversaciones sobre estos temas y... uf, qué complejo todo. Eso sí, cuando intenta explicar cosas a los peques, a sus nietos de 8 años, es divertidísimo y aprendo mucho más!

    Mmmm, galletas con cosas! Mis favoritas :D. Lo de añadir cornflakes es algo que me gusta hacer de vez en cuando, aunque coincido contigo en que los crunchy nut son demasiado empalagosos para agregarlos a unas galletas. Yo con pasas!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Liliana! eso es! tú lo has dicho. La bicha de la curiosidad que pica muchas veces y una quiere saber más porque no puede con tanto picor pero que a la que más lee, menos luz llega (y de años luz ya ni hablamos :-) Y tu tío postizo Ahhhh! eso es lo que hacían nuestros profes con nosotros: nos contaban la parte que se parece a la Star Trek y las explicaciones capciosas se obvian, cosas que yo no supe hacer con los chicos y me aplastaron al primer asalto :-P

    jajajaja! y sí! de pasas! lo sabía. ;-)
    Besos

    ResponderEliminar