Crema de calabaza, hinojo con curry y coco

Creo que pocas cosas me hacen tan feliz como ver a Lucas caminar dando saltitos. Ese trotecillo, cuando evoco mi infancia, siempre va unido a sentimientos de alegría. Cuando un niño camina así, es feliz, no me cabe duda. Y si ese niño además es tu hijo el orgullo ya es brutal: cachis, lo estoy haciendo bien. Eso pienso. Eso me dice el corazón. El pasado 22, Lucas cumplió 9 años así que hemos tenido un fin de semana con mucha celebración. Siempre atamos unos globos a la puerta exterior y así damos oportunidad a nuestros vecinos para llamar al timbre y felicitar al cumpleañero. Sobra decir que entre Alles gute y zum geburtstag a veces se cuela algún eurillo de regalo...

Ayer, cuando nuestro Milchman nos trajo la leche, felicitó al peque con retraso. El viernes había mucho lío en casa y no hubo ocasión. Echamos la hebra un rato, hablando de lo rápido que crecen y de la pena por no haber podido disponer de más tiempo para disfrutarlos. Le conté que eso me pasó con mi mayor, en España, que mi vida entonces era un sinvivir y un no parar pero que esta vez, con Lucas no he querido despegar los ojos de su nuca. Que por eso con él, me quedé en casa criándole a jornada completa y que aun así, a pesar de haber estado tan atenta, el tiempo pasó volando. Él tiene 9 hijos y me emocionó la cara de lástima que puso mientras decía que los suyos ya se han hecho mayores y que le queda la cosa dentro de no haber pasado más tiempo con ellos. Pero el trabajo de una granja no deja mucho margen... con 9! y todavía le quedaron ganas de disfrutar del niñerio.
Su felicidad solo se ve turbada por lo que oye y ve en las noticias. Aquí nadie vive inconsciente a lo que está pasando. Es la crisis humanitaria más grave desde los tiempos de los nazis. Hace unas semanas, en facebook compartí en mi muro una reflexión donde contaba como Günter había explicado a Lucas la situación:
Imagina que mamá y yo te decimos. Lucas, tenemos que irnos de casa. Ya no estamos seguros y tenemos que irnos rápidamente, no podemos esperar más. Coge tu mochila -la pequeña para que no te pese en el camino- echa dentro una muda y elige un juguete. Ya sabes, pequeño que no te estorbe. Mamá llevará otra con algo de ropa y comida. Yo también, además del dinero y documentos que hemos podido recoger... mira a tu alrededor hijo. Todo lo que ves, se va a quedar aquí. No sabemos si volveremos y si lo hacemos, lo más seguro es que ya no estén nuestras cosas. Míralas por última vez... Cerraremos la puerta y echaremos a andar. No sabemos cuánto tiempo, ni hacia dónde, ni podemos prometerte que todo irá bien...
Y mientras Günter le contaba, miré a mi alrededor. Mi cocina, mis cacharros, el cuadro de Luis, mis tapices, la camita de Lucas, el cuadro de Vicky... mi vida, dejarlo todo para no volver a verlo jamás. Dejarlo todo intacto, y no saber si vivirás lo suficiente para poder echarlo en falta.
Leí un artículo en médicos sin fronteras, donde una mujer de 30 años, a la que la curaban, decía que se alegraba de no tener hijos, que la situación de los críos durante el viaje es insostenible. La travesía en barco hasta Turquía, lo recuerda de pesadilla. Un crío no paró de llorar. Estaba oscuro, hacía frío y estaba mojado. Solo paraba para rezar, porque decía que si se moría quería ir al cielo. Cuando retomaron la marcha a pie, los más pequeños muchas veces no conseguían afrontar la dureza del terreno. Se camina campo a través entre granjas y cuando cae la noche, las criaturas ya no rinden más y rompen en llanto de frío, de miedo y de hambre... esta mujer cuenta, que ha oído a niños decirles a sus padres que quieren regresar a casa. Es curioso, que la mente de un crío sienta más confortable la guerra y la muerte rápida que la tortura del camino...
Yo estoy perdiendo la esperanza. Aquí todo se desploma. Los insolidarios y asociales -la ultraderecha llevando la voz cantante- no dejan de protestar y de inventar historias para no dormir. Los voluntarios están agotados y desanimados. Austria y Alemania han acogido su cuota con muchos problemas internos. La crispación interna hacia ambos gobiernos es bestial. Todo está que se rompe porque los protestones y desestabilizadores no cesan de malmeter. Critican y mienten sin pudor. Juegan a la crispación y eso siempre funciona. En cualquier momento, las fronteras se cerraran y ya no habrá esperanza. Ya no habrá camino alguno. Y si tienes hijos, hazte esta pregunta ¿Los dejarás morir sin vender caro tu pellejo? Llegarán los saqueos, llegará la violencia y el odio. Odio a la indecencia humana y si unos no se compadecen de sus vidas, ¿por qué lo han de hacer  ellos por los otros?

Durante un par de meses lo creí posible. Creí que sí, que la presión de la gente, la presión mediática y las redes sociales obrarían el milagro. Que la gente de a pie, la gente normal, obligaría a los gobiernos a rectificar y se abrirían las fronteras. No todas, eso era de cajón, pero joder, alguna. Como siempre, el egoísmo y la avaricia está muy por encima de nuestras expectativas. Sociedad desmemoriada porque le da la gana. Egoísta porque lo quiere todo. Y ambiciosa hasta la crueldad. Y mientras sentenciamos a miles a una muerte segura, la preocupación está en si comer carne da cáncer y que para el 17 ya no habrá llamadas internacionales en la UE... siento unas ganas brutales de borrar facebook, salir de ese imbecilismo estúpido y canalla donde todo el mundo está convencido de que es muy bueno y caritativo y que los sinvergüenzas son otros.. sí, es verdad, yo misma... tal vez soy como ellos. Pero yo vivo con los ojos abiertos y no los quiero cerrar. Ni los ojos, ni mi corazón.
Si has llegado hasta aquí sin haberte ido, te regalo un plato de sopita. Más no puedo hacer. Si me callo, reviento. Llevo días queriendo parar poco por la red. Creo que cada día, me alejaré un poco más. Me asfixio, no lo puedo evitar. Hoy me han dicho que estoy muy sensible al tema. Pues sí. Y más cuando copian y pegan en su muro mis propias palabras sacadas de contexto para llamar sinvergüenzas no sé bien a quién... el caso es criticar. Nadie reflexiona.. ea, lo dejo que vuelvo a coger carrete. Pero dejo este post, con la esperanza de que el día de mañana, cuando Lucas sea adulto, lo lea y comprenda que hay cosas en la vida por las que hay que comprometerse y que la vida humana no se puede declinar como un verbo. Igual da si es la tuya, la mía, la nuestra o la de ellos.
Preparación:

  1. Pon todos los ingredientes en una olla. Házlo como te apetezca porque de cualquier modo queda bien. A mí me gusta añadirle la leche de coco al final (5 minutos antes) para que no pierda el sabor. A los picosos, pues más pasta de curry y dependiendo del tipo de calabaza puede que se necesite un poco menos de caldo. La cocción siempre de 20 minutos máximo. El perejil o el cilantro (dependiendo del gusto) al final directamente en el plato. Y nada más que añadir salvo que está deliciosa y reconforta mucho. 

12 comentarios. ¿te animas?

  1. Qué ganas de llorar sin parar,qué impotencia tan grande!!! Todos los días cuando veo las noticias no me puedo creer lo que está pasando,estamos deshumanizados del todo,y de los gobiernos mejor ni hablar.
    Reconfortante tu sopita,me quedo con ella!!

    Un abrazo mi niña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen querida mía, ayer cuando escribía esto, tenía la moral por los suelos. Ese amor tan inmenso hacia los míos, mis chicos, mis cosicas y destrozada por la reacción de todos los países europeos que prefieren pagar las penalizaciones por no acoger. Somos crueles. Creía que nos íbamos a hacer oír más fuerte pero lo cierto es que los deshumanizados nos ganan. A veces escribo reflexiones - tú lo sabes que siempre estás ahí- con la esperanza de calar en la conciencia de algunos de estos. No sé, como cazar conciencias y despertar corazones pero no, lo normal es que pasan sin más al ostracismo...

      Como te decía, al escribir esto, tan abatida, me dije: para qué pierdes el tiempo? a nadie le interesa.. y rápidamente pensé en un grupo de gente estupenda que sabía que estaría ahí. Así que sabía que hoy vendrías a comer sopa conmigo.

      Mil gracias por venir cuando más lo necesito. Orgullosa de ser tu amiga.

      PD: me sumo a las felicitaciones que has recibido por tu labor ayudando y difundiendo la crisis que se está viviendo en los campos de refugiados saharauis después de las fuertes lluvias que han padecido. Insisto querida mía, orgullosa estoy de ser tu amiga.

      Eliminar
  2. Está el panorama que hunde, no entiendo como ya algunos días ni una mención en las noticias, es como si ya se hubiese olvidado y aún está sucediendo, peor porque hay más y hace más frío y nada mejora, y todo parece ir a peor. Hay días o temporadas en que es difícil confiar en el ser humano, así en general. Menos mal que siempre hay personas en las que confiar.
    Mejor me quedo con tu crema y un beso para Lucas por su cumpleaños.
    Muacks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Marhya! de lo que no se habla no existe.. ¿es así? en cualquier caso, es una manera de dejar que la gente lo olvide. En España hay elecciones y además, nuestro gobierno no es de los que luce como ejemplo solidario a seguir. En cualquier caso, ningún otro país se ha sumado. Austria y Alemania lo han hecho porque tienen memoria. No van a consentir que vuelva a pasar pero ya no se sostiene esta situación. Nadie menos los los escandinavos está ayudando a socorrer. Al contrario, están haciendo horas extras devolviendo a Grecia a todos lo que pillan por el camino. La convención de Dublín, la de devolver a los extranjeros al país europeo por donde entraron, esa si la cumplen. Y con gusto. Acoger y poner a salvo, por lo menos a las familias, no.

      El frío que hace por la noche es tremendo. Ya son temperaturas por debajo de cero. En las alambradas de Grecia, Hungría, Croacia y Eslovenia no hay mantas que repartir. Duermen con lo que pillan. La atención médica es escasa. Nosotros no hemos querido acercarnos a las fronteras. Estamos seguros que no seríamos capaces de asimilar la realidad. La vemos en la televisión y en la prensa y nos impacta como si fueran puñetazos en el corazón. Seguimos donando enseres, dinero y ahora esperamos a los 400 que van a llegar. A ver que podemos hacer para hacerles en invierno más fácil. Mientras, nos toca seguir peleando con la ultraderecha que ha aumentado sus votantes. Aunque no hayan robado nada, muchos creen eso de que son delincuentes y salvajes... con coger fuerzas para sobrellevar lo que queda por venir me basta. Pero ante el cierre inminente de todas las fronteras. De la construcción de muros de la vergüenza, de los países que miran para otro lado.. ains Marhya! cómo!

      Muchas gracias cielo por estar aquí. Siéntate con Carmen y conmigo a ver si en buena compañía logramos olvidarnos un poquito de estas nubes negras que se nos echan encima.

      Un besazo

      Eliminar
  3. Maitetxu, tan auténtica como siempre. La situación es desoladora. Yo prefiero ni hablar de ello porque las lágrimas brotan sin control. Han pasado algunos años desde que estuve en Siria y desde que empezó esta maldita guerra ha sido un sin vivir. Si la gente que dice todas esas atrocidades sobre ellos los conociera, pensarían de otro modo. Qué gente más estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Libélula, eso es. Los pintan como a monstruos para justificar su mala sombra. El domingo, el redactor jefe de un periódico austriaco en mi región, escupió sapos y culebras contra los exiliados. Contó supuestos saqueos en Viena, en los trenes, violaciones. La policía y los portavoces de la RENFE de aquí lo negaron categóricamente. Ya tiene 30 causas abiertas no solo por injurias sino por faltar a la ley porque un periodista no puede inventar hechos ni asegurar delitos sin contrastar. Dice que se documentó en las redes sociales... sobra decir más. Confío que le caiga todo el peso legal y que pierda el derecho a ejercer el periodismo. Ya solo podrá escribir propaganda nazi en los espacios publicitarios de su partido. Este artículo, lo escribió para echar leña a un incidente ocurrido hace unos días. En este fluir de personas, no solo hay exiliados sino también buscavidas huyendo de la miseria de sus países. Algunas de estas personas, no tienen escrúpulos y sí, algunos se comportan como salvajes. Se está legalizando a todos los exiliados. Es decir, se sabe los que están en tránsito y los que se van a quedar en el país. Se les toma huellas y se les da de alta en un registro a espera de la concesión de asilo. Este asilo extraordinario se le concede a sirios y creo que también a afganos (no estoy muy segura pero eso he oído). Para el resto, la petición de asilo es por vía ordinaria (primero necesitan solicitar permiso de residencia, etc. etc. y a los 6 meses se gestiona la solicitud de asilo que puede ser admita o rechazada.. lo que ya sabemos). Así que, a la hora de registrar a los grupos según van llegando, en las colas se rechaza a mucha gente por no entrar en el plan de asilo. A estas personas se les aplica lo acordado en la convención de Dublín y son devueltos al país por donde han llegado a Europa. Pues bien, uno de estos grupos de rechazados -suelen ser varones que viajan solos- prendieron fuego a uno de los centros de primera acogida que suelen ser provisionales hechos con tiendas del ejercito. En fin, fáciles de quemar. Pero todo ardió rápidamente y muchas personas, entre ellos un montón de críos, sufrieron quemaduras y lesiones... bárbaros, claro que sí. La frustración a ser devueltos debe ser tremenda pero jamás se justifica la violencia. Escenas parecidas se han estado repitiendo en Alemania y Escandinavia. Estos hechos, están alimentado y afilando los cuchillos de los canallas. Y es algo ante lo que se debería de guardar la calma y llevarlo con aplomo.

      Confío que una vez instalados, todo volverá a la calma y como se recuerda constantemente, este axilio no es diferente al que ya se ofreció a los bosnios. Es problema hoy, es que el número de personas necesitadas de asilo es de proporciones gigantescas. Tendríamos que ayudar todos, sino es imposible :-(

      Un besazo y gracias por venir a contarme. Un besazo amiga del alma!

      Eliminar
  4. Tengo gente muy cercana que acaban de ser papás y les he dicho, como si yo fuera madre experimentada (juas) que disfruten al máximo de cada segundo con sus pequeños, que sin darse cuenta crecerán rapidísimo, y hay que aprovechar de cada instante con ellos. Ay, 9 añitos tiene ya el tuyo, cómo vuela el tiempo! Felicidades virtuales atrasadas :).

    El tema de los refugiados es descorazonador. Sólo de pensar en tener que abandonar tu casa, tu tierra, para emprender un viaje terrible a países desconocidos donde encima cada vez te reciben peor, y con un frío creciente y sin esperanzas de futuro... Nadie abandona su casa por gusto, parece que pocos entienden eso. En las noticias escuché la historia de una mujer de casi 100 años que había huído con su familia. ¡Un siglo de vida y abandona su hogar! ¿Es que esa mujer tiene intención de "aprovecharse" de Europa? La situación es desesperada y yo también tengo cada vez menos esperanzas... Ay.

    Menos mal que tus sopas y cremas nos reconfortan un poco. Además sabes que me chifla la calabaza, y combinada con hinojo es una delicia. A ver si uso tu receta la próxima vez para variar las mías :).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días mi querida Akane, tienes una sensibilidad y una sensatez extraordinaria y este es un tándem que muchas veces no requiere de experiencia. Así que tu consejo ha sido bien acertado y no dudes en volver a recordádselo de vez en cuando. Habrá un momento en la vida que se acordarán de tus palabras :-) gracias y se las daré de tu parte...

      Eso es lo que la gente no da comprender. Están huidos. Todos han perdido seres queridos en la guerra. Padres, hijos ejecutados y mujeres, niños y ancianos alcanzados por bombas... marchan porque estaban en peligro. Muchos sabían que estaban marcados y si caían en manos de unos o de otros serían torturados y ejecutados. La mayoría de ellos es la primera vez que se enfrentan a dormir en la calle o en un campo de cereal, en un bosque o en una valla fronteriza. Ayer vi a ambulancias de la Cruz Roja, atendiendo en una autovía a un grupo de familias repartiendo esas mantas térmicas que parecen papel de aluminio... completamente agarrotados por el frío sin poder ni pestañear. Los niños, en este punto, dejan de llorar. el cuerpo ya no reacciona. He visto también, a una mujer de veintipocos, embarazada de 8 meses, en shock hipotérmico parir a su bebe en una playa. Ambos fueron traslados a un hospital entre tareas de reanimación. Un periodista que les acompañaba, avisó en facebook : están vivos. Verdad que es gente que se ha ganado el derecho a "aprovecharse" de Europa?

      Un besazo querida mía y muchas gracias por sumarte a esta vigilia pro vida y pro humanidad. Que nuestra H de humano no sea nunca muda :-) un besazo y te quiero mucho mi querida niña.

      Eliminar
  5. Es desgarrador lo que está pasando y lo peor de todo es que no hacemos nada, muchas veces me pregunto en qué mundo vivimos. Estupenda receta, se ve deliciosa y reconfortante. Me la llevo conmigo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Diana, un besazo y muchas gracias por tus palabra:-)

      Eliminar
  6. Hola guapa...yo también vengo a por tu sopa, tu postre...la felicitación a Lucas y decirte que ayer me acordé de tí....que cuando ví las noticias y esa manifestación tan horrible de la derecha más espantosa (no entiendo como se les permite manifestarse...aquí a los pro-etarras hubo un momento que se les tenía prohibida la entrada en la calle...pues los extremos es lo mismo, deberían hacer lo mismo)....con esa gente que me vino lo mismo que a tí....dejándolo todo....todas nuestras cosas.....es horrible...confieso que muchas veces dejo de pensar para no sufrir....puro egoísmo supongo, en fín....ya lo dices tu todo, todo lo que pensamos muchos y que no tenemos las fuerzas que tu tienes para protestar mas.
    Te quiero mucho
    Mil besos
    Marialuisa.
    La receta impresionante...me la apunto, me vuelve loca el hinojo y el curry.....a lucas a ver si le veo un día de estos y le felicito....no paro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días cariño mío, la diferencia es que vuestros extremistas hacen apología del terrorismo y muchos de ellos ni siquiera condenan las muertes y las bombas y estos nos trasgreden las leyes. Moralmente son despreciables pero no pertenecen o respaldan a ningún grupo armado. Aquí es delito negar el holocausto pero no es delito ser neo-nazi. Bueno, en España tampoco. Los falangistas ya se han manifestado hace poco y cada año, hacen peregrinación al valle de los caídos sin problemas... las democracias son así, se respetan a todos mientras no incumplan la ley a pesar de que sus argumentos sean asquerosos.

      :-( la única arma contra éstos, se la palabra. Cuando ellos gritan, el resto también. Y como el cura de una ciudad vecina, cuando se manifestaron se puso a tocar las campanas como un loco para acallar a los bárbaros. Siempre se puede hacer algo...

      Un besazo

      Eliminar