Pastel de calbacín y albóndigas por escribir algo

Esta mañana, Karina me ha recordado la campaña que hizo la marca Dove hace un par de años donde pidió a 7 mujeres que se dejaran autorretratar por un conocido dibujante forense colaborador del FBI. Un primer dibujo, se hizo siguiendo la descripción que cada mujer realizó sobre sí misma. Anteriormente, se habían reunido con un grupo de gente y a nadie se le explicó por qué. El dibujante hizo un segundo retrato pero esta vez siguiendo la descripción de las personas que habían estado en contacto con cada protagonista. El contraste, brutal. Recuerdo que lloré. Alguna de las chicas también. Dios mío! que horribles se veían a sí mismas.

Y es que por alguna perversidad de la vida, nuestra mente no es capaz de analizar el cascarón. Por dentro, tenemos claro de qué color es la yema y la clara. El arrogante pensará que la suya es de calidad superior y el acomplejado dirá que tiene la que puede, que la vida no le dio para más. El pasota dirá que le importa un huevo y el cínico que para lo que nos vale que mejor haber sido gallina. Yemas para todos los gustos, eso no me lo negarás. Ahora, es curioso como nuestra psiquis no es capaz de hacer lo que parece más sencillo, y es mirarnos tal y como lo hacen los demás. Ya sabes que acudir a la RAE es uno de mis defectillos crónicos y esta vez no podía dejar pasar la oportunidad. Según la academia, la mente es la potencia intelectual del alma. Ahí queda para que tomes conciencia de lo tontos que somos, que ni con los motores a máxima potencia alcanzamos a vernos tal y como somos. O tal y como nos ven. Y si además el que llega está fresco, neutral, de esos que aún no te han conocido lo suficiente como para fijarse al dedillo de cuantas verruguitas tienes o de si el bigotillo echó a crecer o... nada de nada, a pelo. ¿Ojo clínico? puede ser, pero el caso es que un tip@ cualquiera, de esos a lo yo pasaba por aquí y me paré a saludar, es capaz de describirte con una belleza infinita... o casi.
Es evidente, que la campaña pretendía hacernos ver lo frágil que es nuestra autoestima pero como a retorcida y toca narices no hay quien me gane, me aventuro a preguntar al agente del FBI : Oiga Sr. Agente, que pasaría si usted se fiara de cómo me ve mi vecina , la Frau Spolenak, que me tiene una manía del ocho... o de mi suegra, que tampoco me tiene en alta estima... o de una amistad desleal.... o de mi marido.. Oh dios mío! cómo me verá este hombre! Lo mismo me sorprende pero si él tuviera que describirme estoy segura que habría muchas lágrimas de por medio. De sorpresa o de decepción y en cualquier caso, mientras le diera a usted las pautas a dibujar, yo estaría hecha un manojo de nervios porque no solo las escopetas las carga el diablo. Las buenas intenciones a veces tiran a dar de puro sin querer... o no... a saber.
En cualquier caso, me aventuro a darte el mejor consejo de la historia de este blog. ¿O no? cachis que cada vez mi autodeterminación se tambalea cual flan recién emplatado camino de la mesa. Aun así, créeme si te digo que la mejor cura para una autoestima en horas bajas es, alejarte de los que te quieren a medias. Esto es como en la guerra. O se te quiere o se está con el enemigo. Amistades rancias que aprovechan cualquier ocasión -por tu bien, únicamente por tu bien- para darte consejos de cómo eliminar el culete lavadora que has echado, o esas arruguitas de la frente -qué lástima con lo mona que eras- o cómo renovar tu vestuario porque hay que ver que poco partido te sacas querida mía... a esas, fuera! elimínalas de tu vida de un solo plumazo. Arrímate a los que te quieren bien y te admiran a rabiar aunque no está de más recordar a tu mundejillo que si de vez en cuando te dicen cosas bonitas como que no pasa nada, que no se asusten, que el pavo no se te va a subir apenas, tan solo es cuestión de darle un puntapié a la dichosa autoestima que le encanta estar jugando con los felpudos... qué más! Ahhh, el ingrediente principal. Tú. Mírate al espejo solo cuando estés flamboyante, no saques nunca conclusiones precipitadas a primera o última hora del día, con el pijama puesto, las ojeras en hora punta y los pelos desbaratados. Júzgate solo en los buenos momentos. Total, tienes elección, no? pues elije bien.

Hoy recibí un mail muy lindo. Decía: "(...) Di contigo por casualidad: Encontré el reenvío de tu mensaje pidiendo un abrazo para tu hijo en alguno de mis contactos de FB. Me encantó que una madre hiciera algo así (...) Sólo quería decirte que me encanta lo que transmites y que creo que hacéis una familia muy muy especial (...) Y eso es todo, sólo quería saludare y decirte que tienes un blog precioso, que derrocha cariño y que nutre como lector y como comensal (...) Un beso fuerte y no cambies esa alegría y bondad que transmites." Y lloré. Llamé a mi amiga y le dije: Karina, no me reconozco. Y lloré otra vez. Dejo este post a mano para no olvidar quién soy.


Nota (Son las 14:00 en punto y sereno) 
María, nos conocemos desde hace, cuánto ¿4 años? o son 5? pero recuerdo que me encandiló tu sonrisa. Ni tus recetas ni tus fotos de los postres. Tu sonrisa, porque siempre que te leo, te veo y te recuerdo, te pongo cara de anuncio profident. Ojos vivos, despiertos y amables. Abierta y cordial. Fácil de llegar al alma y deseosa de compartir lo que piensas y lo que sientes. Mamá requeteguapa -menudo tipazo- dispuesta a vender el alma al diablo con tal de proteger a los chicos. Como aún no has dado con la tienda de empeños, te desvives para que ellos vayan superando las etapas y los tropezones que se les pone por delante... Si alguien me llegara ahora mismo y me preguntara ¿conoces a María? ¿cómo es? contestaría sin pestañear: es maja a rabiar.

La receta de hoy no salió favorecida. Amenazaba lluvia, hacía mucho viento y las nubes no paraban de pasar cambiando la luz a cada instante. Tenía que darle al clic rápido porque no quería que se enfriara. Los chicos esperaban impacientes así que saqué estas fotos en un visto y no visto mientras ponían la mesa. Dudé si publicarlas pero sería indecente dejar un plato tan rico sin receta solo por mi vanidad bloguera. Delicioso y ya lo he servido un par de veces. Volverá a mi mesa seguro. Está inspirado en un tipo de pastel que se hace mucho por Rusia. Son todo tipo de quiches o incluso panes planos adornados con albóndigas y queso. En lugar de calabacín se le puede echar patata y todo tipo de verduras. Ideal para hacer limpieza de frigo.
Ingredientes:
  • 300-400gr. de calabacín rallado o picado y sin pelar
  • 1/2 cebolla
  • 1 huevo
  • de 2 a 4 quesitos (dependiendo del tamaño)
  • de 180 a 200gr. de harina (la que te admita. Mira la foto de abajo de la masa)
  • 1 cdta. rasa de polvos de hornear
  • 2 cdas. de aceite
  • sal y pimienta
  • queso y pan rallado para cubrir (a gusto)

Para la carne:
  • 1/2 kilo de carne picada
  • 1 huevo
  • 1cda. de sauerrham o yogur natural
  • un poco de mostaza
  • unas gotas de salsa worcester
  • 1cda. de harina
  • sal y especias a tu gusto 

Notas:
  • Mi consejo es que no peles los calabacines. Ni siquiera parcialmente. No sé por qué pero pierden más líquidos pelados y le da un aspecto mucho más acuoso y similar a una quiché. 
  • La proporción harina calabacín es bastante relativa. Mira la textura en la foto que está debajo. Esa es la consistencia y no dudes en rectificar si hiciera falta. 
  • Si no sabes cómo especiar la carne te recomiendo que uses algún preparado ya hecho tipo tex-mex o similar. Yo he usado una mezcla de ajo en polvo, pimentón, orégano, tomillo y un poco de comino. También te recomiendo una mezcla de ajo y cebolla en polvo, pimentón, pimienta de Jamaica, mejorana y cayena. Evito usar ajo y cebolla fresca porque se repiten mucho y te pasas la tarde comiendo albóndigas. 
  • A la carne le he puesto harina en vez de pan a propósito. He tenido la sensación que la vez que lo hice con pan la carne quedó algo seca. También te sobrarán pelotitas que yo suelo aprovechar para añadírselas a la sopa que es uno de sus submarinos preferidos:-P

Preparación:
  1. Precalienta el horno a 200ºC.
  2. Ralla o pica el calabacín en trozos muy finos. Haz lo mismo con la cebolla.
  3. En un bol y con la ayuda de unas varillas eléctricas, mezcla las verduras con el resto de ingredientes: el huevo, la harina, los polvos de hornear, el aceite y los quesitos.
  4. Salpimienta y transfiere la masa a una bandeja de horno o molde rectangular grande (30x40cm. más o menos) enmantecada o cubierta con papel de hornear. Reserva.
  5. En otro bol, mezcla todos los ingredientes para las albóndigas y forma las pelotitas. Colócalas repartidas encima de la masa.
  6. Hornea hasta que coge color dorado y uniforme por la superficie. Si es necesario, baja el horno a 160º para evitar que sobrecoja tostado por unas parte y otra no.

30 comentarios. ¿te animas?

  1. Pues reconócete Mai, y deja a mano este post, eres una persona muy especial, a mi personalmente me conmueves cada dos por tres, con tu manera de ser y de expresarte, lo del abrazo a Alvaro me dejó mueeerta, es/eres increíble. Yo llevo una temporada regular tirando a mal, en un sitio que no debería estar, y esperando ya casi no se ni lo que espero.... Lo que sí he empezado a hacer es liberarme de esas amistades que comentas....por desgracia...al hacer eso, en mi caso y mi situación actual...me he quedado un poquito....sola, pero bueno, prefiero esto a tener que fingir/actuar...es superior a mi. De todos modos, me viene bien recordar el anuncio, me vienen bien tus palabras...porque muchas veces la vida es un reflejo de como se ve uno y de como se trata.... En fin, que gracias una vez mas Mai, es necesario pararse a pensar de verdad en las cosas, no repetir la cantinela quejica de siempre, porque en nuestra mano está disfrutar de lo mucho que tenemos y de lo bien que estamos, no hace falta alejarse mucho para verlo, en Siria vemos como una vida como la nuestra se puede desmoronar y todo cambia, una compañerita de 11 años de mi sobrina que pensando que se iba a hacer mujer...ha empezado una lucha por su vida para poder llegar a ser adulta...son tantas cosas que a veces no paro de pensar que no valoramos lo que realmente tenemos hasta que es demasiado tarde..... Gracias, porque por lo menos a mi, hoy me has hecho ver las cosas de otra manera.
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María, algo me imaginaba. Yo me siento vecina tuya, esto de los blogs y FB me da esa sensación de cercanía y algo me decía "Uy, la meri no está bien". Y es que cuando estamos lejos, cuando vamos detrás de nuestros chicos, las amistades se nos trastocan mucho. A veces son cosas sutiles y eso deja más huella porque es más dificil de encarar. Una mala amistad es fácil de mandar al cuerno. Las medio medio son las puñeteras. Y el cúmulo de cosas nos hacen sentirnos muy solas -el simple hecho de tener a tu familia carnal en la otra punta de España- así que lo mejor es cerrar carpetas y limpiar la atmósfera. Bien hecho. Cuando todo esté en orden estoy segura que estarás receptiva a nuevas potencias intelectuales del alma que te ablandarán el corazón... o será al revés? quién sabe! lo importante es saber que tenemos suerte, que los bajonazos están del mismo modo que los dolores de cabeza vienen y van y que son males rutinarios...

      Así que, para el dolor de cabeza, ibuprofeno. Para el dolor de autestima voy a guardar este post en Pinterest, en el tablero de historias para no olvidar y así cada vez que tengamos que hacernos el autoretrato, nos vengamos a mirar aquí... digo bien, nos. Me voy a reabrir la entrada, y voy a añadir una nota de como te veo...

      Un besazo

      Eliminar
    2. Sin palabras Mai....queria poner lloros y corazones....pero no me deja :( Gracias.....un besazo

      Eliminar
    3. :-) en el mail sí me han llegado así que me los guardo para mí solita :-D bssss

      Eliminar
  2. Me gustó mucho este vídeo y me hizo dar cuenta de lo mal que nos vemos. Desde entonces hago lo que tu, escojo el momento en que quiero verme y el momento en que quiero creerme. Aquellos momentos en los que me veo estupenda y me creo maravillosa, y no cuando me siento como una rata de cloaca (o algo peor). No hace falta autoflagelarnos tanto, la vida ya nos procura quien lo haga. Nosotras somos fantásticas y, como decía aquél, LO SABES!

    Me gusta tu rincón :-) y me gusta tu receta, una idea genial para la cena de esta noche. Nos pondremos las botas y lo haremos a la salud de tu alma!
    Un petó

    Blanca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja! dí que sí de ánimo enratucado no hay que sacar conclusiones que luego se lía parda :-D Un gusto Blanca, y como dices somos fantásticas y la autocrítica es buena pero echando el freno:-) un besazo!

      Eliminar
  3. Hola guapísima, Mai yo no se escribir como tu y lo sabes, pero lo que si te digo que yo soy de las pastas, me importa un cuerno lo que piensen de mi, amigos a mios muy pocos y de esos me fio poco, soy muy desconfiada jaja, le escuche a un juez decir que los amigos en la plaza pero nunca los metas en casa, yo me fio poco a la hora de hablar y te cuento porque, confío en ti, te cuento un secreto gordo y me entero que lo largas, esto último me hace muchísimo daño, pero muchisimo, y no porque lo hayas largado si no por esa confianza que tenia en esa persona, por lo tanto miro michisimo a quien quiero a mi lado y a esa persona la pongo a prueba muchísimas veces y aun así te llevas sorpresas..mi autoestima, me encanta, yo soy como soy, tengo de momento salud un trabajo y la opinión de los demás me importa nada de nada, jeje porque yo lo valgo, y el que no quiera que no me vea, me da igual.. no se si te habré en tentado, creo que me fui por las ramas..el pastel increíble, eres un ángel escribiendo y cocinado, te lo digo siempre y es pura verdad...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sabes mucho mi querida Esther! eres una perfeccionista, no solo con tus platos y tu blog sino contigo misma y lo que te rodea. Y eso es bueno, porque sabes mantener esa burbujita de satisfacciones intacta. A mí me queda mucho por aprender porque dejo que las críticas de los demás me mermen sin pararme a analizar quién es quién me critica. Si a esto sumo mi autocrítica, creo que sin darme cuenta mi autoestima entra en un limbo estraño que me mantiene entre grises... pero tengo suerte. Hay quién me dibuja tan linda que caigo en la cuenta que me miré en el retrato equivocado :-)

      Un besazo y te debo un mail. No lo he olvidado, es culpa de la vida que llevo :-P

      Eliminar
  4. Fijate que no recordaba yo ese anuncio, la verdad que si que tenemos muchas veces una autoestima frágil y solemos ser muy críticos con nosotros mismos,el pastel de calabacín tiene que pasar por mi cocina se que encasa va a gustar y mucho y con las albondigas ya un rico y completo plato besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Noe, no es una anunción. Es una campaña que hace Dove desde hace unos cuantos años defendiendo la belleza real de las mujeres y la necesidad de reforzar la autoestima femenina. Este del que hablamos, es un video precioso que te recomiendo que veas. te dejo link al video: https://www.youtube.com/watch?v=m7yWf_XKtUY

      Te va a encantar. Un beso

      Eliminar
  5. Pues si que hay que huir de los que no nos quieren bien o nos quieren a medias, seguiré tu consejo. Y me haré este budín, que está tan original, me ha encantado, no conocía algo así querida Mai! Te mando muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días querida mía! En casa sorprendió y gustó mucho. Ahora en otoño (a nosotros ya no nos florece nada :-) creo que haré una versión con patata.

      Un besazo

      Eliminar
  6. Siempre que entro a tu blog me haces pensar y analizar las verdades de la sociedad que nos rodea. Yo soy de las que dicen que es lo que la vida me ha dado, a veces soyel huevo con autoestima un pelin baja, si que es verdad que a veces hay situaciones que me hacen subir arriba y otros días en las que soy el huevo pasota. Ya me dejas pensando pa to el día jajajaj, me encanta. Muchas gracias por estas divertidas reflexiones y consejos. La receta me parece una maravilla que original y que rica! La haré seguro

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana!
      Así somos, verdad? es bueno pararse a pensar, a veces -muchas- nos desviamos de lo verdaderamente importante. No es que perdamos el norte pero el rumbo si que se nos despista de vez en cuando :-) un besazo

      Eliminar
  7. Mai, yo no te conozco en persona pero no me hace falta, ya te he captado lo suficiente por aquí, y soy muy observadora que lo sepas, y puedo afirmar que eres una tía de esas que te encantaría conocer y con la que tomarte, ya que estamos, un buen trozo de tarta de manzana (si la quieres de otra cosa también te invito eh jjj). Me pareces cercana, con un ingenio brutal a la hora de escribir, súper rápida, capaz de hacer unos textos de esos que te enganchan y que te da pena que se acaben, de los que quieres más y más capítulos hasta que sea un libro. Eres sencilla y cariñosa, y me encanta lo que trasmite tu sonrisa, me da como ganas de sonreir a mi también y paz a la vez. Tus ojos son como los de una niña, llenos de vida y pizpiretos, me encantan también,Me gustas Mai! !!!Sé siempre así y espero que no cambies ni aunque te sometan jjaajaja. La receta me ha parecido súper original, me ha gustado muchísimo. (Que sepas que no desayuno casi otra cosa que los muffins de avena con compota de manzana, fueron para mí todo un hallazgo) un beso enorme :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar, me dejas sin palabras. Creo que llevaba un tiempo mirando solo mis defectos y me olvidé de alimentar mi lado bonito. A veces creemos que nos hemos convertido en monstruos, en brujas y aunque sabemos que no nos podemos dejar juzgar por aquellos que no han congeniado con nosotros y desde luego todos somos conscientes que no le gustamos a todo el mundo... aun así, esas cosas nos pinchan y nos desvían. Somos muy severos con nosotros mismos. Y mira, de puro sin querer el universo (será una consecuencia del big bang de mi post anterior? puede ser) conspira en hacerme ver que lo que tengo que hacer es seguir el camino más sencillo. Cultivar lo mejor de mí y dejar que la vida haga compost de mis defectos :-) por cierto, siiii manzana a tope querida mía! mientras tengamos manzanas todo va bien:-P

      Un besazo y mil gracias por tus palabras que me alimentan y me endulzan la vida.

      Eliminar
  8. felicidades por tan excelente blog, me encantan sus recetas espero tener su perseverancia y dedicación en la construcción de su blog. estoy empezando espero te agrade el mio, este es mi link http://cocinandoconhilmardesantos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :-) mis mejores deseos para tu andadura bloguera. Espero que disfrutes tanto como yo lo he hecho a lo largo de estos años. El blog ya es parte de mi misma :-) un abrazo enhorabuena!

      Eliminar
  9. Mi amiga! Hermosa por dentro y por fuera. No hace falta que te lo diga , lo sabés. La belleza es algo integral, son los actos, las palabras ,las miradas, el alma! Y eso es lo más lindo que tenés!
    Los defectos que tenemos son las pruebas que nos demuestran que podemos seguir adelante y superarnos cada día. Bienvenidos sean.
    Convivimos todo el tiempo con gente que no se quiere así como es. Cirugías , ropa par esconder rollitos de más, photoshop, pero no hay cirugías para el alma! Esa es la belleza que más importa porque es la que emanamos. es la que los otros (aquellos que realmente nos importan) ven.
    Amiga! Hermosa por dentro y por fuera! TQM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón querida Eri, los defectos son el mejor incentivo para superarnos. Karina y yo nos reimos de nuestra mala cabeza y hemos llegado a la conclusión que no es un defecto sino una seña de identidad :-P es verdad que cuando uno se detiene a pensar siempre se piensa en positivo. A veces el entorno me ha hecho dudar, imagino que conoces la sensación: una se va enredando en la basurilla diaria y en el peor momento alguien aprovecha para señalar con el dedo. Las personas que nos quieren a medias, que a veces sí a veces no, que siempre guardan reproches que cuentan a terceros pero nunca de frente... es evidente que estos solo saben pintar brujas, tuertas y cojas... pero así es, somos muy autocríticos y alimentar al bicho destruye estima es fácil.

      Pero hay que encadenarse a farolas por un mundo emocial limpio y amable. Te queiro mucho. Eres mi heroína y mi ejemplo a seguir :-) miles de besos

      Eliminar
  10. Qué cierto es todo lo que nos cuentas en esta entrada. Yo tengo problemas de autoestima, probablemente potenciado por el desajuste de hormonas con el que vivo y relacionado con los trastornos alimentarios que tuve en la adolescencia, contra los que sigo luchando a día de hoy. Eso sí, hace tiempo que tengo la suerte de que no tengo medias amistades de esas, nadie me ha "aconsejado" quitarme "defectos", más bien al contrario. Mi novio y mi familia me recuerdan que valgo más de lo que yo misma valoro, y menos mal que tenemos a gente que nos devuelve a la realidad de vez en cuando :).
    Yo te digo como Mar, quizá sería un desastre para describirte físicamente porque soy penosa en ello, pero podría soltar un rollo larguísimo describiendo tu maravillosa personalidad, o al menos todo lo bueno que transmites. Si es que cuando publicas una entrada nueva me la guardo para un momento reservado y poder saborearla, incluso cuando tratas temas difíciles y duros es un placer leerte.

    La receta me parece súper original, creo que me la apunto para que mi chico coma más calabacín, que no le gusta mucho precisamente, jajaja. Pero seguro que no se resiste con este plato ;).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida mía, las hormonas son muy traicioneras. No nos afectan a la cabeza, ya lo he repetido en alguna vez, no nos vuelven locas ni nos hacen perder la razón, al contrario, somos muy conscientes de lo que nos pasa. Donde nos bombardean es en las percepciones y sentimientos. A veces de forma tan sutil que es imposible de describir. Pero merman, sí. En tu caso, de nota. Ya sabrás que el fantasmilla del desarreglo alimentario te va a perseguir de por vida, son de esas cicatrices de la vida que duelen cuando va a llover. Pero es increíble ver con qué amor y gusto y delicadeza haces tus platos y tus entradas. Es un milagro lo que haces en cada plato que devuelve la esperanza a las chicas que estén luchando contra el monstruo. Eres un ejemplo a seguir de lucha y superación. Eres una superviviente y eso no es obra de la casualidad sino de lucha pura y dura. Guerrera y pelona. Pero imagino que es parte de las secuelas que la autoestima se tambalee. Cuando eso pasa, lo mejor que puedes hacer es dejar que el mundo hable. Y si te dicen que tú vales un montonazo y que eres especial por partida doble, primero por ser tú y luego por haberte superado... mira, hay gente que todavía la vida no les ha puesto en la encrucijada de decidir, si tirar para adelante o rendirse. A ti, sí. Y tu has decidido vencer. Y has vencido. Solo falta que te lo creas pero la fortaleza, la tienes, ya nadie te la quita. Es tu gran trofeo :-)

      Mil gracias guapa mía! y hazle este plato al elfo, ni se va a enterar que comió calabacín :-P mil besos

      Eliminar
  11. Me he perdido....pero eres maravillosa y lo que piensen los demás ¡PUES ME LA TRAE AL PAIRO!...es más, me trae el pairo lo que piense tu suegra...la frau esa...o incluso tu marido...porque a mí me gustas y mucho así que ya sabes...y como hablamos mucho viviremos mucho, que hoy me ha dicho alguien que las mujeres que hablamos viviremos mucho...pues hala....¡HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ! que decía aquel.....(creo que era Buzz Lightyear....habrá que preguntarselo a Lucas)....en fín...empiezo mi rutina....el lunes empiezo mis clases...¡TENEMOS QUE SKYPEAR!.....Te quiero desde aquí reina mora....eres más majaaaa.
    Besos
    Marialuisaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué te has perdido Pichona! La verdad es que mi vecina y mi suegra son inofensivas porque no pueden hacerme daño. Las amistades a medias son las más peligrosas, esas si que dejan heriditas o brechas o huesos rotos... pero supongo que es la vida. Como soy una inconsciente de mucho cuidado, al escribir la entrada no me di cuenta que iba a tener tanas declaraciones de amor que llegan al alma y me revolucionan el corazón. Yo también te quiero mucho Mª Luisa y sí, ya es hora de retomar las buenas costumbres skypenianas para darle al pico a gusto y así vivir largo y tendido hasta desgastar las cuerdas vocales :-D un besazo

      Eliminar
  12. Andaaaaaaaaaaa y se me ha ido la olla otra vez....
    PEDAZO DE RECETÓN.........me ha encantado....los calabacines me vuelven loca y las albóndigas (me las como crudas), jijiji....¡lo tendría que hacer para probar!.....GRACIAS, GRACIAS POR ESTA RECETA TAN BONITA..
    Adiós maja......besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, como habrías disfrutado este año que he tenido calabacines para dar y tomar sin parar :-) +besos

      Eliminar
  13. Hola Mai, puedes estar muy orgullosa de como eres. Solo viendo lo que transmites a los demás, se nota que eres una gran persona, sensible y buena a rabiar. Un besazo y sigue siendo como eres, tus palabras me hacen mucho bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosa, me alegro mucho que algo tan bonito como las palabras nos reconforten de igual manera a quién las escribe y a quién las lee. Un besazo

      Eliminar
  14. Mi bella, ¿quien no te va a querer? Si eres un sol, abrir tu blog y leerte es como si entrara la luz en mi casa, me haces reflexionar al punto de querer cambiar tantas cosas, te adoro, leerte es un placer por lo que me gusta buscar un ratito tranquilo, cuando nadie me pueda requerir para nada, sólo admito tener a mis dos perritas al lado, que no piden nada y son tan agradecidas, ainss cómo las quiero. Te adoro por lo luchadora que eres ante causas perdidas, por tu amor de madre, por tu gran corazón. Cierto es que una sola mano en la espalda a veces hacen un mucho y necesitamos que nos quieran, pero lo más importante es querernos a nosotras mismas y no sé por qué esa es la tarea más difícil. Ya lo hemos hablado otras veces, no soy de las que le gustan que las elogien todo el rato, pero reconforta cuando piensan en ti y esos detalles mínimos te llegan al alma.
    Los seres humanos llegan a ser tan retorcidos que sí, lastiman nuestro corazón, nuestra autoestima, porque son miserables y porque estoy segura que sus propias vidas son una mierda y les encanta maltratar a los demás y cuando veo esas actitudes, tanto si me lo hacen a mí o a alguien a quien aprecio o quiero ya ni me molesto en preguntar, dejan automáticamente de importarme si me importaban y sigo adelante como una jabata, con mis defectos y mis virtudes y con menos equipaje también más ligera y hasta es de agradecer!!!
    No me cambies, asomarme a esta ventana es siempre una satisfacción enorme!!
    Nos tenemos que ver, mirarnos, que sólo con palabras no me conformo!!!
    Un millón de besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Teresa,

      Muchísimas gracias por tus palabras tan cargadas de afecto y de cariño. Como dices, la gran cuenta pendiente es querernos a nosotras. Se puede vivir con mucho amor a tu alrededor pero si el ego no se lo cree no vale para nada y las personas de alrededor también se desaniman. El amor es de dos direcciones y puede que sea de tres, que sin navegar reflexivamente el otro no cala...

      Lo importante es eso, viajar más ligera, más auténtica y disfrutando hasta de los detalles más pequeños. Un besazo

      Eliminar