Roti Canai hecho en Austria por una españolita

¿Es ético que una guisandera paletita y poco viajada como yo publique tantas recetas exóticas? ¿tengo que haber hecho turisteo en el lugar originario de ciertas manducas para que sean creíbles? ¿las cosa del comer tienen sellos de autenticidad? ¿y bajo qué reglas? y esto, ¿qué le importan a mis papilas gustativas? 
Existe -o existió, no sé si aún se mueve este tema- una leyenda de real food orientada a dar credibilidad a la cocina foránea y en en particular sobre la cocina asiática. Curiosamente, me he topado con alguno de estos real food que habían publicado un gazpacho hecho con chiles, tabasco y hasta con pesto de albahaca... también recuerdo cómo hace 4-5 años que se puso de moda en USA el ajoblanco porque una parejita muy mona de San Francisco habían hecho un tour por los pueblos blancos andaluces. Sopa de almendras que se sirve con uvas. Hasta aquí el concepto claro pero que eso de comerlas enteras no les debió de seducir del todo y oye! a la licuadora con las uvas. El caso, es que salieron un montón de replicantes contando que en el sur de España se come una sopa fría de almendras y uvas. Me entró el furor patrio y a la parejita del tour que yo dí por los originarios de la moda, les dejé un mensaje en la entrada diciendo que no, que es sopa de almendras -o pasta tipo dip para untar, que va a gustos- y que las uvas son un acompañamiento y que hay quién las come y quién las deja. Confesé que yo, las dejo. Siempre. Y hasta hoy. No me contestaron. No he llegado a saber si lo de las uvas en la licuadora fue un arrebato de creatividad o un cortocircuito cultural. Vaya usted a saber, amigo mío!
Otras veces, para reforzar -o forzar- la credibilidad de un plato, recurrimos a parientes lejanos, parientes de vecinos, vecinos sin emparentar y si no hay más remedio dejamos el parentesco en amistad y contamos eso de mi amiga tal... tengo pruebas y puedo demostrarlo porque en este blog encontrarás más de una referencia a mis amigas internacionales y tengo en mente pillar por banda a las que aún se me resisten porque donde vivo somos como la ONU, solo nos hace falta que nos pongan un casco azul. Pues en esta categoría de recetas también he encontrado más de un fiasco. La mayoría de las recetas que los americanos de las barras y estrellas llaman lo que sea al estilo alemán nada tienen que ver con la realidad germana. Algún blog latino, en su inocencia, se han sacado a una tía de una vecina o la prima de una amiga que era de Bavaria y le pasó la receta. Yo me parto claro, que puedo hacer si no.
Es evidente que en cualquier momento nos las pueden dar con queso con intención de la buena o con picardias. Cada cual sabe, yo leo blogs pero no las mentes de los autores. Pero yo me pregunto. Y si está bueno, por qué no. A mí me da igual quién se cree con más derecho o credibilidad a la hora de publicar comida internacional. Me da igual si es adaptada al gusto local o de cada casa. A Jamie Oliver le he visto hacer unas tapas españolas nada ortodoxas pero con una pinta brutal. Por qué no? porque es guiri? solo pueden innovar los nativos? Si está rico, que más da?
Y aquí es donde hago la gran crítica de siempre. A mí me fastidia la falta de honestidad y me da igual si la receta es mentirosa o quien me la cuela es la entradilla que acompaña a la susodicha. Una anécdota: ves una receta que te entra por los ojos directa al píloro, las fotos jugosas y grandiosas. Cuando la haces y en privado comentas "cachis, pues mira que me salió un poco insípido" quien en su blog había repetido ochocientos por dios que rico me dice "pues sí, a nosotros también nos pareció insípido". Me cachis, me cachis y recachis! y me lo dices ahora!!!! sobra decir que desde ese momento vivo en un sin vivir, porque me gustaría poder avisar que la receta no es buena, que podría mejorarse o habría que añadirla a la lista de engrudos. Una reflexión: el éxito de los blogs sobrevino porque la gente no se fiaba de la calidad de muchos libros de cocina. Alguno conservo de esos que de cada 3 intentos dabas con una cosa buena. El resto terminaba echando raíces en mi nevera.
El caso es que si una receta funciona, si está rico un plato, a mí me vale sin que nadie me acredite bandera, sellos de aduanas o facturas de hotel. Lo que busco es lo mismo que en mi blog intento transmitir. Doy fe que todo lo que ves en mi recetario, está aquí porque me gusta. Algunas cosas las tuve que hacer dos veces. A veces para mejorar la receta de origen y a veces porque yo me equivoqué y rectifiqué lo que no debía. En cada receta, cuento mi experiencia que no será infalible pero es sincera.

Dicho esto, puedo tirarme el pisto de ser una experta comedora de tortas de pan. Es algo que nos chifla en casa y que no pierdo ocasión de probar algo nuevo. En este amasa y prueba sin salir de casa -y sin guía turístico- he aprendido mucho. Y cuanto más aprendo, más me doy cuenta que muchas tortas de pan son requeteviajeras y que los m'semen que se cuecen en Marruecos son casi idénticos a las parathas y a estos roti canai malayos. Son tortas tradicionales de las comunidades musulmanas así que la intuición explica porqué han pateado -y chapoteado- tantos miles de kilómetros. Creo que puedo decir que son mis favoritas aunque también te digo que siempre las últimas, son las que parecen más sabrosas...
Ingredientes:
  • 300gr harina común
  • 1 cdta. de sal
  • 1 cda. de azúcar
  • 1/3 de vaso de aceite o ghee
  • 1 huevo
  • 3/4 de vaso de leche

Notas:
  1. de las muchas recetas que he visto y probado de los roti canai, la que más me gusta es ésta de aquí. La receta fue publicada en una revista malaya y tienes la particularidad que se hace con leche condensada. Yo no la uso así que la he reemplazado por mi leche de granjero.
  2. Es posible que no necesites usar los 3/4 del vaso de leche. Yo sí he preferido empezar por una masa muy muy hidratada y luego ir rectificando con harina. Siempre que empiezo al revés, es decir, hidratando una masa dura, no me queda tan elástica la masa y en estos panes planos es fundamental.
  3. Respetar los reposos es también muy importante. No pasa nada si dejas preparadas las porciones por la mañana aunque no las necesites hasta la cena. Cuanto más reposa, más blanda es la masa.
  4. Hacer la masa en procesadora de alimentos ( o amasadora o varillas eléctricas )es mucho más rápida. Yo últimamente he dejado de amasarla al 100% a mano porque me quita mucho tiempo. Hago un 50% a 50%. 

Preparación:
  1. En la procesadora, pon todos los ingredientes (menos el aceite) y amasa unos 3 minutos. Deja que repose 5 minutos para que la harina se desarrolle. Transfiere la masa a la encimera enharinada y vas amasando a mano e incorporando algo de harina a medida que te haga falta. Cuando esté blanda y compacta dejas que descanse 15 minutos para que el harina del amasado se desarrolle.
  2. Mójate las manos en aceite y haz bolas de unos 75gr. Las cubres con film de plástico y las reservas otros 5 minutos. Coge una bola y la impregnas bien en aceite o mantequilla clarificada (ghee) o si lo deseas una mezcla de ambas para que cojan el sabor al ghee. La vas extendiendo con las manos, primero el centro hasta que tienes el cilindro inicial, y luego tirando de los bordes con los dedos de las manos. Para que quede muy muy fina la vas ahuecando y estirando tal y como te muestro en las fotos de abajo.
  3. Una vez estirada, mojas levemente la superficie en la mezcla de aceite, y pliegas hasta tener un cuadrado (mira las fotos). Las cubres de nuevo con el film y las reservas hasta que las vayas a freír, siempre en le último momento para que lleguen calientes a la mesa. 
  4. Antes de freír, las tienes que volver a estirar con las manos o si lo prefieres con ayuda de un rodillo (a mano quedan más hojaldradas). Tienes que quedar muy finas y no te importe si algo se rompen. Sobre todo, cuida que los bordes queden muy finos. Pro último, las fríes en una sartén. Primero calientas la sartén a fuego alto, lo reduces a medio y las cocinas como un minuto por cada lado.

12 comentarios. ¿te animas?

  1. Pues si querida, hay tantas recetas maravillosas por estos mundos virtuales que cuando las haces te dices, pero si esto lo hago yo con mejor sabor..., pero una es fiel a la receta que elige y así me doy taponazos, jajaaa!! Me da mucha rabia que fallen las recetas, puede haber algún olvido, pero otras salta a la vista que es imposible que funcione, por eso las recetas que yo subo al blog han sido mi almuerzo, están probadas y más que catadas y con el visto bueno, si no, no suben. Más de una vez, como dices las he hecho como indican y las he repetido con mi toque y me gustan más. Si hubiese estado en todos los países como recetas internacionales que publico, sobre todo la hindú, que me chifla y nunca he estado en India, pero intento leer mucho sobre la receta, busco información en libros que tengo y en internet y al final la hago mía porque es imposible tener todos los ingredientes (y tengo pa'aburrir) de la auténtica.
    A mi Jamie me encanta, pero cuando le veo hacer recetas españolas tiemblo, jajaa, pero como dices, por qué no va a estar buena, como Lorraine Pascal que le encanta el chorizo español y se lo pone a todo, hasta a la paella. Para mi lo importante es que esté rica, que no es igual, que destroza la tradición, qué le vamos a hacer, también pasa aquí, de una casa a otra la misma receta cambia por completo, porque nuestras madres las hacían adaptándolas al paladar de su casa y en mi casa no se toma el caldo de pescado como dicen que es la manera tradicional canaria y no por eso está malo.
    Yo no tengo amistades extranjeras en quien apoyarme para todos los platos, algún viaje sí que hecho y mis recetas las adapto a la influencia que ese país ha dejado en mi o por las veces que como en restaurantes extranjeros, y, como te dije, luego las adapto a mi gusto, es más divertido!!!
    Este pan tengo que probar a hacerlo, cuando voy a comer a un restaurante malayo que tenemos aquí siempre pedimos de más, porque nos quedamos cortos. Me encantan los panes planos, siempre tengo en casa chapatis que compro y que por cierto las hacen para la comunidad hindostánica de Las Palmas, están muy buenas para ser compradas.
    Me llevo tu receta, con leche condensada es impensable para mi.
    Besotes reina mía!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tambien para mí Teresa! la leche condensada no entra en casa y menos teniendo la leche de granja tan rica que nos trae Rudy. Ya sabes que estamos de acuerdo en todo esto :-)

      Un besazo

      Eliminar
  2. ¡Pues si que me han entrado por las papilas gustativas de los ojos!..jeje....si está insípido tranquila, que ya le echaremos algo....un poco de queso untado, u otra cosa que tengamos a mano...que la pinta es impresionante...por no decir "c."...
    Cuídate reina....yo voy a mimar a mi niña.
    Besos
    Marialuisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déjate de queso pichona! estás tortas de insípidas nada pero para que no entren solas ya publicaré la receta de esos garbanzos que son los únicos que come Lucas que los tiene atrancados. Disfruta con tu enana :-) besos

      Eliminar
  3. Como siempre, un placer leerte, y decirte que estamos "deacuerdísimo" contigo. Eso de pedir el pedigrí de una receta no siempre hace falta. La verdad es que lo que sí sirve esto de identificar real food es para echar una sonrisa que algunos le echan muchísima imaginación. Pero es cierto que si está rico, pues eso, que está rico. Y esto roti canai hechos es austria tienen una pinta... vamos que nosotros no le vamos a pedir el dni!!
    Un abrazo de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es verdad. El culto a la comida nunca puede estar por encima de su propia naturaleza que no es ni más ni menos, que alimente cuerpo, alegre tripillas y desate corazones... y luego, ya hablaremos del menudeo :-)

      Besos!

      Eliminar
  4. Pues la verdad es que seguro que hay mucho listillo...pero vaya, que como bien dices, si está rico, que mas da!!. Yo soy de las que se lanza a preparar recetas exoticas sin, en muchos casos, haber probado ninguna de ellas... Pero oye, en casa nos las comemos tan agusto. Ese pan va a caer en breve, que aqui somos muy aficionados los dips y lo veo ideal para ello!! Besos

    ResponderEliminar
  5. Holaaaa! Que pan tan lindo!!! Realmente es muy tentador así tostado y finito, me encanta! Hasta me lo imagino cocido a la parrrlla con saborcito ahumado mmm. A la hora de comerlo que más da su origen, podemos adoptarlo sin problemas. Seguramente que el sabor no es ni parecido a los que se hacen en su lugar original. El agua, la harina y demás ingredientes saben distinto en cada país. Pero basta que a nosotros nos guste para darle el visto bueno.
    Ya tenemos bastante experiencia encima en esto de probar recetas de otros.Conclusiones que sacamos, que no debemos fiarnos de los libros ni de las revistas. Hay que probar y siempre tener en cuanta la experiencia vivida en tanto revolver y amasar. Sin ir más lejos, la semana pasada me puse a hacer un pan con un recorte de una revista.Se veía taaaan lindo que dije, lo tengo que probar. Mise en place lista , miro la explicación y busco el ingrediente líquido y no lo encuentro. Ni en los ingredientes ni el procedimiento. Miro las fotos y veo como la "modelo de cocinera" vuelca sobre la harina algo que parece ser leche Chan! que lo tiró!! Ahí nomas hice el invento de receta, pero ya no era lo mismo. Y me dije , ay Eri con tantos blogs divinos y super confiables y vos mirando en lugares así. Para muestra basta un botón . De esa revista , nunca más. Besos mi reina

    ResponderEliminar
  6. Hace tiempo hice en Murcia una receta de roti que encontré de casualidad en un blog de cocina india y salió riquísimo, no sé si era realmente auténtico o no, pero cómo me gustan los panes planos! Tengo que probar tu receta, es más elaborada que la que hice.

    Con las recetas de otros países, regiones o culturas yo lo tengo claro... Soy consciente de mi ignorancia y no pretendo dármelas de lista nunca, aunque use una fuente que se supone que es muy fiable (y menos teniendo las redes como base, que vete tú a saber). Porque además sé que incluso ente la gente nativa hay discrepancias, solo tengo que poner a mi padre como ejemplo para recetas suizas; él conoce SUS recetas, las que aprendió en su casa, que luego pueden ser diferentes a las de otros suizos, y pasa lo mismo con las murcianas de mi madre.... En fin, que como dices, lo importante es que esté bueno.
    Si yo uso una receta de otro país como base y la tuneo, ya procuro dejarlo claro en el blog y jamás diré que es la receta auténtica, nada más lejos de mi intención. Aunque me gusta conocer los orígenes y la historia de los platos, con su elaboración lo más fiel posible, al final meto cambios para que estén a mi gusto. Mientras no se engañe a nadie, no creo que pase nada, es lo bonito de la cocina :).

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Se ve crujiente! :-) y fácil de hacer.
    Es parecido al pan Arabe. ¿No?. Aunque el pan Arabe es muy flexible.
    Me imagino haciendo tu receta y comerlo con muchos vegetales y pollo al estilo Arabe. Gracias por compartirla

    ResponderEliminar
  8. una eceta estupenda y muy bien explicada que es como a mi me gusta , la probaremos.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  9. No se por donde empezar, es tanto por comentarte, ufffff ni con tres días seguidos de skype tendríamos tiempo jaaaaaaaaa
    Vamos al lio¡¡¡, probar recetas de otros blogs que van de "soy la repera cocinera" y que no salga ni a tiros, no que salga insípido, es que el bicocho no sube, la salsa clarea, asquerosa y rarisima, , bueno que te voy a decir que no me hayas oido ya.
    Yo lo que tampoco llevo es la gente que copian, que va de listas y palomitas cuando es un ave rapaz, ávida de chuparte la sangre ¡¡ me puede ¡¡¡¡¡¡¡ no puedo con esa clase de gente suavona, que van de honestas y no son ni lo uno ni lo otro, que si pueden te chupan la sangre y luego te dice que no se había dado cuenta y se sube a tu carro ...... no sigo que hoy no hago sangre y vengo relaja de la piscina ;-)))) ( que sí relajada de la piscina y con un tinto de verano en el cuerpo a estas horas).
    De Jaime Oliver ni te hablo ... Los pases planos me encantan, no soy tan experta catadora, como tu, pero los que he comido me han gustado mucho, este con ghee seguro que esta mas rico que con aceite de oliva, mas sabroso, probaré que tengo una tienda india cerca de casa. Es verdad que no se puede ir de resabiada por la vida cuando no es tuya la receta y mas si es de otro país, porque ni siquiera en España nos ponemos de acuerdo con el saleroso, como vamos a decir que somos expertos en cocina internacional ¡¡¡¡¡ no había oído hablar nunca de los roti cantina, vamos que me lo dicen y pienso en roti de carne jaaaaaaa, soy así de bruta ¡¡¡¡
    me encanta venir a leerte porque siempre logras sacar de mi lo mejor aunque luego no sepa expresarlo en palabra jjaaaaaaaaaa Tia ¡¡ dale buenos garbanzos al Lucas, que se ponga mas alto que su padre ¡¡¡¡
    ahhh cuando hago masas de pan me pasa como a ti mejor poner toda el agua antes y si se queda liquida añadir harina, al revés es un trabajo de fuerza enorme. Por cierto estoy haciendo, otra vez, MM, veremos que me sale.
    Mai me tienes muy abandonada y y sabes que me pongo triste ..... no digo mas.
    Un besazo muy muy muy grande para Gü, Lucas y para ti desde tu querida Almeria. No dejes los relatos porfi.
    Muaccccckk ¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar